Alberdi sobre el financiamiento del gasto con deuda y su preocupación por que un gobierno dejara de pagarla

Con los alumnos de la UBA Derecho, vemos a Alberdi en Sistema Económico y Rentístico, tratar el tema del “crédito público”, o sea, de la deuda.

Dice:

“Siendo el crédito del Estado el recurso más positivo de que pueda disponer en esta época anormal y extraordinaria por ser de creación y formación, será preciso que los gobiernos argentinos sean muy ciegos para que desconozcan, que faltar a sus deberes en el pago de los intereses de la deuda, es lo mismo que envenenar el único pan de su alimento, y suicidarse; es algo más desastroso que faltar al honor, es condenarse a la bancarrota y al hambre. El gobierno argentino acaba de dar una prueba de que comprende esta verdad en toda su latitud, cambiando la organización que había ensayado por error para su crédito público, por otra que le restablece a sus bases más normales y más firmes.

La estabilidad y subsistencia de los compromisos de crédito contraído por el gobierno es garantía que acompaña a los del gobierno actual de la Confederación Argentina, por ser constitucional y enteramente legítima su existencia, lo cual hace que sea la Nación misma, más bien que el gobierno, que la sirve de intermedio, quien se obliga por los actos legislativos del Congreso que la representa, y a cuya autoridad ha dejado la facultad de contraer empréstitos de dinero sobre el crédito de la Confederación, por el art. 64,. inciso 3 de su Constitución federal. Y como ese mismo Congreso vota anualmente por ley la forma en que ha de invertir los valores obtenidos a préstamo como todos los que sirven al gasto público, la Constitución, que esto determina, da en ello una nueva garantía a los prestamistas, de que la inversión útil, moderada y tal vez reproductiva de los fondos prestados, se hará de un modo que asegure el pago de su renta y sostenga el valor de sus capitales escritos. De este modo el gobierno constitucional y responsable contribuye, por el hecho mismo de existir, a ensanchar las riquezas del Estado.

En cuanto a la estabilidad del gobierno, es decir, a la paz y al mantenimiento del orden, en que reposa el edificio del crédito y de toda la industria, jamás la Confederación ha tenido garantías comparables a las que hoy aseguran su tranquilidad.

La paz es firme y estable hoy día, porque hay un gobierno nacional que cuide de mantenerla. Ese gobierno ha faltado enteramente por espacio de treinta años, en que las provincias vivieron aisladas unas de otras y destituidas de gobierno interior común. En la ausencia total del gobierno interior, la paz no podía existir por sí sola en las provincias del Plata, como no existiría en los condados de Inglaterra, si faltase el gobierno general del Reino Unido, cuyo principal atributo es sostenerla.

El gobierno será estable porque tiene elementos reales de poder, lo cual no sucedía en el tiempo en que las provincias privadas del comercio directo por la clausura de sus ríos, en vano tenían el derecho abstracto de gobernarse a sí mismas como Nación independiente y soberana; las rentas, en que consiste el poder de hecho, quedaban en manos de la provincia que tenía el privilegio exclusivo de la aduana exterior.

El comercio directo a que deben las provincias el goce de sus medios materiales de gobierno es estable para siempre, porque descansa en la libre navegación de los ríos, en cuyas márgenes están los puertos de las provincias, abiertos a ese comercio directo de la Europa, por tratados internacionales de duración indefinida.”

33 pensamientos en “Alberdi sobre el financiamiento del gasto con deuda y su preocupación por que un gobierno dejara de pagarla

  1. 1) Dedicando estas páginas a la deuda pública, Alberdi afirma que, en cuanto a la deuda de Bs. As., se ha empleado la verdadera amortización y la falsa amortización. La primera de ellas, efectuada por Rivadavia, disminuyó la deuda. La segunda, llevada a cabo por Rosas y sus continuadores, la agrandaron. Esto último se debe a que, en lugar de amortizar con el producto efectivo de las rentas públicas, se amortizaba con papel moneda emitido a tal fin.
    El autor destaca la sensatez de la CN al incluir entre los recursos del Tesoro nacional al crédito, por ser el más practicable y fecundo de cuantos posee la Confederación a su alcance. En cuanto a la aptitud de la Confederación para contraer empréstitos, considera que el gobierno no necesita tener fondos disponibles para reembolsar más tarde la totalidad de su deuda: le bastará tener el necesario para pagar los intereses o renta. Y, para que haya compradores de estos títulos, basta que el interés o renta se pague puntualmente. Sostiene que éstas son condiciones presentes en la Confederación.
    Seguidamente, analiza las diversas especies de fondos públicos que pueden componer la deuda de la Confederación: deuda perpetua, deuda consolidada, deuda no consolidada, emisión de papel moneda…, para concluir en que la cuestión de la posibilidad del crédito público se reduce a saber si la Confederación es capaz de pagar los intereses o rentas de sus fondos públicos, y de gastar sumas menores que esas rentas en la amortización de los capitales de su deuda. Tiene los medios suficientes para ello: la firmeza y estabilidad que otorgan la CN y los tratados de libre navegación fluvial con Inglaterra, Francia y EEUU.

    2) Me resulta interesante que lo que Alberdi repudia a Rosas, en lo relacionado con la amortización de la deuda, es moneda corriente en la actualidad. En efecto, es común hoy en día que la deuda se amortice a través de la emisión monetaria, y sus perjudiciales consecuencias se sienten en el bolsillo de toda la población.
    Por otra parte, al afirmar Alberdi que todas las provincias han hecho uso del crédito público, dice que Bs. As. en particular no sólo hizo eso sino que además lo empleó “en escala colosal al favor de la garantía de las rentas nacionales que quedaban en sus arcas de provincia, y privándole de su carácter esencial de recurso extraordinario hasta volver el recurso más ordinario de sus finanzas permanentes…”. Se visualiza aquí el pensamiento liberal de Alberdi con suma claridad (más allá de que es palpable a lo largo de toda la obra). Así, es propio de la economía clásica que el crédito público se utilice para situaciones extraordinarias (y para solventar gastos extraordinarios). Se ha efectuado un manifiesto viraje en este aspecto: hoy en día, el endeudamiento es cada vez más común, constituyendo una fuente de financiamiento ordinario.
    No obstante, el endeudamiento no suele ser bien visto por parte de la población. Es por ello que me interesa destacar un argumento positivo que veía Alberdi en ello, y pocas veces esgrimido en la posteridad: “La deuda pública (…) constituye una de las garantías más poderosas en favor de la paz: cada acreedor, cada poseedor de un fondo público es un centinela del orden”.

    3) a) Al analizar el endeudamiento de Bs. As., repudia que Rosas se haya valido del aumento de la emisión monetaria para la amortización de la deuda. Teniendo en cuenta que la historia de la economía argentina, salvo en un período de la década de 1990, se ve signada por la inflación, ¿podrían considerarse las políticas de Rosas el origen de la misma?
    b) Teniendo en cuenta el contexto nacional e internacional, ¿considera que hoy en día las condiciones son propicias para que nuestro país contraiga deuda externa? ¿Qué observaciones puede efectuar respecto del endeudamiento actual de la Argentina?
    c) En relación al análisis que dedica al tema de la emisión monetaria, ¿qué medidas recomendaría hoy en día para disminuir la inflación? ¿Propondría, como hacen ciertos países, una dolarización de la economía?

  2. 1)Resumen
    En este capítulo del libro de Alberdi se analiza los distintos medios que tiene la Confederación para ejercer el crédito público a través de la Constitución Nacional, mencionando que el Art 4 otorga al Estado la facultad de poder admitir créditos entre los recursos del Tesoro Nacional en caso de urgencias; también comienza a analizar la figura del Empréstito y menciona los diferentes tipos de empréstito: el empréstito propiamente dicho, fondos públicos con interés y sin interés, deuda consolidada y no consolidada, deuda flotante, o billetes de oficinas del tesoro por contribuciones anticipadas y papel moneda. Luego de enunciarlos los conceptualiza brevemente y explica que actitudes tiene la Nación para contraer empréstitos como también explica como es el proceso entre el Estado y el prestamista. Por ultimo al principio del capítulo 4 el autor analiza el sistema Aduanero que plantea la constitución teniendo en cuenta los principios consolidados en la primera parte de la misma.

    2)Novedoso
    Una de las cuestiones que más énfasis hace en esta parte es como debería la Confederación fortalecer su mecanismo de otorgamiento de empréstitos como el manejo de la deuda publica en cuestión; es interesante ver cómo analiza esta figura y como sigue haciendo un gran hincapié de que lo más importante es la creación de riquezas y este es uno de esos medios para conseguirlo. Alberdi menciona en una parte que cuanto mayor sea la deuda, mayor será el número de prestamistas que otorgaran su dinero y es algo que me llama la atención. Hoy en día la deuda no tiene el buen visto de la gente, la confianza que la población tiene sobre el endeudamiento del Estado solo genera incertidumbre mientras que en la época de Alberdi era uno de los mecanismos que tenía la Nación para generar riquezas para el Tesoro Nacional e incentivar el crecimiento económico.

    3)Preguntas al autor
    a- ¿Por qué razón diría usted que la dirigencia política a sido tan inoperante y egoísta a la hora de administrar la hacienda publica?
    b- ¿Consideraría viendo la experiencia argentina en relación a la deuda pública que la misma ha sido fructífera en relación a los fines buscados?
    c- ¿Qué controles o que ordenamiento tendríamos que establecer en función a la experiencia para que la deuda publica sea realmente un indicador de desarrollo/oportunidad y no de empobrecimiento y restricciones futuras ?

  3. i) El autor realiza un análisis de la deuda pública, aludiendo primero a la los artificios rentísticos de Rosas en Buenos Aires, para aumentar su deuda aparentando amortizarla. En vez de amortizar con el producto efectivo de las rentas públicas, se hacía con emisión de papel moneda. Se compraba una deuda con otra. Plantea que sólo la unión a la República puede salvar a Buenos Aires de la bancarrota, porque el crédito sigue a la renta efectiva, la renta nacional. La Constitución ha admitido el crédito como recurso del Tesoro, en servicio de su organización y prosperidad; y explica que el empréstito es el género, pero tiene varias especies/modos. Ante la duda que se generaba al no tener precedentes, explica cómo se obtienen los empréstitos: de modo colectivo; por entregas graduales; la emisión de títulos y la confianza depositada en ellos. Para ello el Gobierno debe reunir ciertas condiciones: ser puntual y fiel en sus promesas, tener seguridad de ser estable y que sus obligaciones serán respetadas por sus sucesores, y sostiene que estas asisten al gobierno de la Confederación, y le hacen capaz del ejercicio de este recurso, en una época anormal y extraordinaria de creación y formación. Desarrolla luego las distintas maneras de emplear el crédito público para obtener fondos prestados: fondos públicos con interés, sin interés, deuda flotante y la emisión de moneda. Advierte que el ejercicio del crédito es posible bajo el nuevo régimen de garantías y estabilidad de la reciente Constitución, y que para ello debe llevarse adelante una política económica que sepa hacer llegar los recursos al tesoro hasta cubrir todos los gastos, es decir, con buen juicio, gastar poco.

    ii) Al desarrollar sus argumentos, Alberdi sostiene enfáticamente que la manera de emplear el crédito público por la emisión de papel moneda está vedada a la Confederación, lo considera un medio ruinoso de la hacienda del Estado, como un círculo vicioso que jamás alcanzará para amortizar una deuda que se agranda por su misma facilidad de dilatación. Manifiesta que en vez de disminuir la deuda pública con rentas acrecentadas por la libertad, la industria y la paz en la política, la han aumentado por nuevas y colosales emisiones de papel moneda, cuestión que muchos hoy consideran sucedió en los últimos años desmesuradamente.
    También me interesa destacar su observación en cuanto a que la deuda pública, empeñando a todo el mundo en la estabilidad del deudor común que es el gobierno, constituye una de las garantías más poderosas en favor de la paz, y ello es así porque cada acreedor, cada poseedor de un fondo público es un centinela del orden.
    Por último, despierta mi atención, como en anteriores oportunidades, que el autor afirme con vehemencia que “toda renta pública o privada viene con la constancia en la labor”, premisa que comparto, porque creo que es sensato considerar que nada viene de arriba ni de un día para otro, sino como corolario del esfuerzo y del trabajo continuos.

    iii) • ¿Bajo qué condiciones es admisible la emisión de papel moneda?
    • ¿A qué se refiere cuando dice “Cuanto mayor sea la deuda, mayor será el número de los prestamistas que ofrezcan su dinero”?
    • ¿Poseemos o perdimos en la actualidad esas condiciones necesarias que describe usted en su texto para infundir confianza en el valor de los títulos de obligación?

  4. 1. Alberdi comienza su análisis haciendo una distinción entre amortización mentida y amortización verdadera. Sostiene que para que un pago extinga la deuda es preciso que se haga con dinero o con el producto de una renta, pagar un documento con otro no es pagar sino es renovar, es liberarse de un acreedor para hacerse de otro. Es por eso que, de no alcanzarle con sus rentas ordinarias, se tendrá que acudir a una contribución (“la contribución de hoy disminuye la contribucion de mañana”). De esta manera hace referencia a nuestra historia estableciendo que Rivadavia logro durante algunos años disminuir la deuda a través de una amortización verdadera, situación que cambio completamente con el ascenso de Rosas el cual utilizo la renta publica para el sostenimiento de su gobierno violento. Fue asi que utilizo una amortización fingida a través de la emisión febril de papeles de crédito del gobierno logrando como resultado que el papel moneda de Buenos Aires valga en un futuro la mitad de lo que valia entonces porque su base efectiva quedara disminuida a la mitad.
    Luego Alberdi decide analizar los diversos medios de ejercer el crédito publico de la Confederacion. Las formas mas conocidas y ordinarias del empréstito de fondos hechos a la Nacion son: el empréstito propiamente dicho, fondos públicos con o sin interés, deuda consolidada o no consolidada, deuda flotante y papel moneda.

    2. Lo que mas llamo mi atención de esta serie de apartados tiene que ver con la critica y con el análisis económico que realiza Alberdi respecto del gobierno de Rosas en relación a la amortización mentida y como esto termino por aumentar la deuda. Esto me lleva a cuestionarme el rol absolutamente inoperante de la ciudadanía ante maniobras económicas que los afectan directamente y sobre las cuales no solo opinan sino que ignoran “las apariencias de amortización a alguna operación artificiosa dirigida a agrandar la deuda haciendo creer al publico ignorante que disminuia”. Creo que esto no solamente es aplicable al régimen de Rosas sino a todos los gobiernos. La información parcial que recibe el pueblo por parte de los medios, la falta de conocimientos económicos y la manipulación de los gobiernos para dejar entrever solo una porción de su gestión hace que los ciudadanos ignoren completamente las medidas económicas que se toman (o no las lleguen a comprender). Sin embargo, deberán soportar el costo producido a raíz de los efectos de las mismas.

    3.Que lugar ocupa la calidad institucional de un país en el analisis que hace un prestamista a la hora de evaluar un crédito a favor de determinado Estado?
    Considerando todas las formas de empréstito de fondos nombradas en el apartado, si tuviera que elegir la mas adecuada para la Argentina actual cual seria y porque?
    Cree que seria valioso otorgar mayores herramientas para hacer valer la opinión de los ciudadanos frente a la intención de contraer deuda publica? Considerando que condiciona a generaciones futuras.

  5. En esta oportunidad Alberdi nos habla de los artificios rentísticos (de Rosas) para aumentar la deuda de Buenos Aires aparentando disminuirla. Empieza cuestionando si se emplearon valores para amortizar la deuda de Buenos Aires o si todo fue una ficción que llevó a aumentarla.
    La amortización es un medio de extinguir gradualmente la deuda pública pagando con dinero efectivo o con el producto de una renta verdadera. Dice Alberdi que no se disminuye la renta cambiando un documento por otro, cambiando de acreedor. Bernardino Rivadavia fundó en esa doctrina su sistema de amortización lo que aligeró cualquier obligación que existiera en las provincias a favor de Buenos Aires; y Juan Manuel de Rosas, por muchos años aplicó este sistema hasta que fue nombrado dictador por la provincia de su mando. Luego, cambió el sistema de amortización produciendo el aumento de la deuda de las provincias hacia Buenos Aires, la renta de la Nación no se aplicó a la amortización sino al sostén de su gobierno. En vez de amortizar con el producto efectivo de las rentas públicas, se amortizó con la emisión de papel moneda sin interés alguno para pagar deudas al 4 y el 6%. Ese sistema de aparente amortización, en lugar de disminuir la deuda, la agranda. La emisión de papel moneda es un falso crédito enemigo del verdadero crédito.
    La Constitución argentina comprende en el recurso del crédito nacional los empréstitos y las operaciones de crédito para obtener fondos ajenos. No es necesario que el gobierno tenga fondos disponibles para pagar la totalidad de la deuda contraída por medio de empréstitos, puesto que al ser un deudor inmortal le bastará tener lo necesario para pagar los intereses; además, al disponer de tierras públicas, puede amortizar gradualmente el capital adeudado. También, entre otros métodos, el gobierno tiene la posibilidad de obtener fondos por medio de deuda pública donde únicamente se compromete al pago de una renta periódica -sin obligarse a reembolsar el capital- a favor de todo aquel que quiera aportar fondos al Estado, convirtiéndose en su acreedor con garantía hipotecaria sobre los bienes y rentas ordinarias de la Nación.
    El ejercicio del crédito por medio de esos métodos, sirve a la vez para consolidarlo: cuanto mayor sea la deuda, mayor será el número de prestamistas que ofrezcan su dinero; cada acreedor será un centinela del orden y del buen juicio. Los tratados internacionales, la paz nacional, la libertad para el desarrollo de la industria, el trabajo y el capital, sirven para agrandar el Tesoro nacional.

    Lo sorprendente es que aún en nuestros tiempos como política económica llevada a cabo por los gobernantes se emplearon métodos de empobrecimiento del pueblo al estilo de Rosas al emitir papel moneda para pagar los gastos del Estado. Y a pequeña escala, los ciudadanos con nuestros hábitos consumistas más allá de nuestras posibilidades hemos adoptado ese sistema como forma de vida: vivimos constantemente pagando a crédito, con dinero que hoy no tenemos y que no es real ni efectivo, a sabiendas que generamos un déficit en nuestra economía doméstica.

    Según Alberdi, los sistemas para obtener fondos para el Tesoro nacional según la Constitución de 1853 eran eficientes, ¿hoy en día los métodos de recaudación para la financiación del gasto público según dispone el art 4 de la CN, lo siguen siendo o resultan obsoletos en la práctica?
    Alberdi dice en relación a los títulos de deuda pública que el gobierno necesita “a más de ser puntual y fiel en sus promesas, tener seguridad de ser estable y de que sus obligaciones serán respetadas por sus sucesores”, ¿de qué otra forma puede un gobierno, supongamos con la inseguridad jurídica actual, ofrecer garantía a sus acreedores de que sus obligaciones serán respetadas por su sucesor?
    Si algo deja bien en claro Alberdi a lo largo de esta obra, es lo que no debe hacer la Nación si desea ser rica y próspera. Claramente Argentina no se encuentra hoy en esta situación, pero ¿realmente en algún momento desde entonces se ha logrado este objetivo o ha sido un artificio?

  6. Al comienzo de este nuevo título Alberdi nos habla acerca de importancia de identificar el uso real que fue dado a la renta nacional percibida en Buenos Aires durante el gobierno de Rosas, con el fin de medir el tamaño presente y real de su deuda.
    Para entender esto diferencia entre dos tipos de amortización: la verdadera y la falsa.
    La primera nos dice que se sostuvo varios años, durante el período de Rivadavia en el cual se redujo el nivel de deuda pública realizando el pago efectivo de las obligaciones del Estado. Esta situación se mantuvo hasta la llegada de Rosas y su restauración, momento en el cual la amortización dejó de ser verdadera dado que la renta nacional en vez de ser destinada a la reducción de la deuda fue utilizada en otros gastos de administración de la provincia lo que llevó al aumento de la deuda y la explotación del crédito por parte de Buenos Aires. En la era de Rosas se amortizaba la deuda con el papel moneda emitido a ese fin. Se compraba una deuda con otra. Se empobrecía al pueblo.
    Alberdi analiza los medios que la Confederación tiene a su alcance para ejercer las ventajas del crédito público y concluye que es un acierto de la Constitución haber agregado al crédito entre los recursos del Tesoro Nacional, ya que este conforma el recurso más fecundo que tiene ésta a su alcance.
    Nos dice el autor que varias son las formas de tomar deuda pública: empréstito propiamente dicho, fondos públicos con interés, fondos públicos sin interés, deuda consolidada, deuda no consolidada, deuda flotante o billetes de oficinas del Tesoro por contribuciones anticipadas y papel moneda; sin embargo todas son derivadas del empréstito o préstamo, que es el medio genérico. Lo importante a la hora de infundir confianza resulta ser no la capacidad del Estado que toma la deuda para cancelarla en su totalidad, sino simplemente para abonar sus intereses o renta a tiempo.
    Para finalizar el capítulo Alberdi opina que no hay dudas de que la Confederación tiene en su presente los suficientes medios para sustentar su deuda pública, tiene firmeza y estabilidad gracias a la Constitución y a los tratados de libre navegación fluvial celebrados con Inglaterra, Francia y los Estados Unidos.

    Me resulto sorpresiva la afirmación de Alberdi de que cuanto mayor sea la deuda, mayor sería el número de prestamistas que otorgarían su dinero. Hoy en día parecen haber cambiado los niveles de confianza con los que contaba nuestra Nación en ese entonces y resulta notable como juega la subjetividad de los individuos y sus expectativas o pronósticos a futuro en la realización de los negocios, ya sea entre ellos o con el mismo Estado.

    Preguntas:
    – Teniendo en cuenta que hoy en día los incentivos de los políticos para actuar en pos del bien común son de corto plazo, ¿de qué forma puede lograrse que éstos no recurran a la toma de deuda externa para el sostenimiento de los gastos de su gestión?
    – ¿Es posible retornar al sistema de la verdadera amortización aplicado en la época de Rivadavia?
    – ¿Mantendría hoy en día su postura de que a mayor deuda mayor número de prestamistas listos para otorgar su crédito al Estado?

  7. En esta parte del texto Alberdi analiza el crédito público. Comienza analizando el manejo de la amortización del crédito durante el gobierno de Rosas, criticando que realmente lo que hacía era agrandarla a través de la emisión de papel moneda. En contraposición Rivadavia consideraba solo la verdadera amortización a través del pago efectivo. Continúa hablando del lugar que ocupa el crédito en nuestra Constitución como unos de los recursos del tesoro y además honrando las deudas de las provincias honrando los pactos preexistentes. Luego habla de la aptitud para contraer empréstitos resaltando la importancia de que el Estado respete el pago de los intereses de la deuda más que la amortización total. Resalta la puntualidad en el pago y la estabilidad y seguridad del Estado. Por último, finaliza con las formas de emplear el crédito ya sea propiamente dicho, a través fondos públicos con o sin intereses, deuda flotante o emisión de moneda.
    Creo que este es un tema demasiado vigente a lo largo de la historia de la Argentina. Desde el mal empleo del crédito ´publico al estilo de Rosas que se ha repetido cada tanto en nuestra historia. Además la importancia a la calidad institucional que resalta Alberdi como el factor más preponderante a la hora de contraer crédito por parte del Estado y la confianza que tenia a la Constitución de que a partir de esta ya se generaba la confianza suficiente al mundo para que nos prestaran dinero.
    1- Teniendo en cuenta el estado actual de la deuda Argentina, ¿podría continuarse considerando como un recurso principal del Tesoro Nacional? ¿Qué tan real es su función como recurso?
    2- ¿Cómo consideraría Alberdi hoy en día la calidad institucional del país y su relación con aptitud crediticia, comparada con la situación de la Confederación?
    3- ¿Cuál es la razón de que en la historia Argentina se haya caído varias veces en el incumplimiento de su deuda sin generar mecanismo para evitarlo?

  8. Alberdi se importa en investigar cuanta parte de la renta argentina ha sido empleada para la amortización de la deuda que tiene con la provincia de Buenos Aires.
    Se plantan dos tipos de amortización: la verdadera y la falsa. ¿Qué significan cada una? primero a saber: extinguir una deuda es pagarla con dinero, con renta verdadera, sino le alcanza debe aumentarse la contribución para atender ese gasto. Llevar adelante una amortización verdadera fue lo que inspiro a Rivadavia, por lo cual la estableció por ley.
    Lamentablemente cuando llego Rosas, esta amortización dejo de ser verdadera, ya que debía contraer todo el producto de la renta publica para sostener su gobierno carísimo y violento. En vez de amortizar con el producto real de las rentas públicas, como quería la ley de Rivadavia, se amortizaba con papel moneda emitido a este fin, por lo cual no estaba extinguiendo ninguna deuda sino creando mas deuda.
    Luego Alberdi enumera las formas del empréstito de fondos:
    1° Empréstito propiamente dicho.
    2° Fondos públicos con interés.
    3° Fondos públicos sin interés.
    4° Deuda consolidada.
    5° Deuda no consolidada.
    6° Deuda flotante, o billetes de oficinas del Tesoro por contribuciones anticipadas.
    7° Papel moneda.
    El crédito es el recurso más practicado y fecundo, cuando se ejercen sus ventajas en servicio del progreso industrial. Es por esto que esta admitido por la propia Constitución
    Todas las provincias han hecho uso de este para atender sus gastos.
    Hay quienes dudaban de esta posibilidad de que el gobierno pueda obtener millones de pesos, que exista algún banquero que disponga de este dinero para prestárselo al gobierno, porque además dudaban que el gobierno pueda luego reembolsarlo. Alberdi les contesta diciendo que piensan así porque ignoran de cómo se realizan estos préstamos al Estado. No se entrega al contado toda la suma prestada, se estipulan por plazos, cuantos más plazos haya menor va a ser la suma que deba entregar el prestamista. El gobierno le entrega títulos de obligación, y dicho prestamista vende en el mercado a cambio de dinero, el cual utilizara para hacer las entregas posteriores, haciendo una diferencia para su beneficio. El gobierno tampoco deberá contar con todo el dinero al contado para reembolsarlo sino que ira pagando los intereses de manera puntual, de esta puntualidad que tenga el gobierno se desprende la idea de que es un gobierno seguro y estable, y lo más importante que todos los sucesores también lo serán. No cumplir con las promesas significa perder credibilidad y de seguro que caerá en la bancarrota.
    Es muy importante también que el dinero obtenido a través de estos préstamos sea invertidos de manera útil, moderada y productiva, esto también es garantía de confianza y estabilidad del país (tarea delegada al Congreso).
    ….”El Estado abre un libro en que se reconoce deudor de un fondo de cinco, diez o más millones de pesos, por el cual promete el pago de una renta periódica perpetua sin obligarse a reembolsar el capital. La renta de esa deuda es a favor de todo el que consiente en ser asentado en el libro de la deuda pública como acreedor del Estado, por el valor de los billetes o cédulas emitidas a la circulación, de que quiera constituirse tenedor pagando su precio al Estado o al vendedor particular”. Estos títulos son garantizados con la hipoteca sobre bienes y rentas ordinarias de la Nación. De esta garantía se vuelve a desprender la importancia de que el gobierno cumpla con lo acordado con los acreedores del Estado.
    Alberdi hace incapie que lo más importante es que el gobierno sea capaz de pagar los interés o rentas de sus fondos públicos y que debe gastar sumas menores a esas rentas en la amortización de los capitales de su deuda. Por lo cual no debería tener inconveniente ya que la Argentina en ese momento poseía recursos abundantes y se vislumbraba un futuro prospero.
    … “Así, el nuevo orden económico de cosas, la Constitución que lo consagra y los tratados internacionales que lo garantizan indirecta pero eficazmente, hacen posible la renta pública y practicables los recursos para su formación, porque dan garantías de desarrollo a las rentas particulares del trabajo, del capital y de la tierra, en todos los ramos de la industria, de las cuales es derivación la renta fiscal”.

    LO MÁS IMPORTANTE DEL TEXTO ES EL SIGUIENTE PÁRRAFO: ES UN FIEL REFLEJO DE QUE NOS CONVERTIMOS EN LO QUE ALBERDI NOS DIJO QUE NO DEBERÍAMOS SER NUNCA.
    …”La Constitución que se han dado los pueblos argentinos es un criadero de oro y plata. Cada libertad es una boca mina, cada garantía es un venero. Estas son figuras de retórica para el vulgo, pero es geometría práctica para hombres como Adam Smith. Llevad con orgullo, argentinos, vuestra pobreza de un día; llevadla con esa satisfacción del minero que se para andrajoso y altivo sobre sus palacios de plata sepultados en la montaña, porque sabe que sus harapos de hoy serán reemplazados mañana por las telas de Cachemira y de Sedán. – La Constitución es un título de propiedad que os llama al goce de una opulencia de mañana. El que no sabe ser pobre a su tiempo, no sabe ser libre, porque no sabe ser rico.
    Y en tanto que esa riqueza viene, hay una política económica de transición que sabe hacer llegar los recursos del tesoro, por menguado que sea, hasta cubrir todos los gastos. Consiste lisa y llanamente en gastar poco. La Confederación tiene en su capacidad notoria de ahorrar una nueva probabilidad de tener renta suficiente para llenar su gasto, sobrio como la condición de su vida de orden y buen juicio. Firmar tratados, postergar guerras, prevenir disturbios, es agrandar el Tesoro nacional. Los presupuestos de gastos públicos de la provincia de Buenos Aires no deben servir de regla para la Confederación, porque esa provincia, disponiendo de rentas ajenas en gran parte y gobernada veinte años por tiranos, ha gastado como cuatro Repúblicas juntas y ha contraído el hábito de la dilapidación, no en obras de utilidad pública. Sino en guerras buscadas para tener pretexto de ejercer la dictadura perpetua, y en soldados y cómplices para sostenerla”.

    PREGUNTAS
    1- ¿Qué políticas combinaría Alberdi para comenzar a ser un país más rentable?
    2- ¿Cómo se logro en la época de Alberdi, conseguir crédito cuando aun las instituciones no estaban muy arraigadas en el pais, no tenia las instituciones que si ya había en Europa? ¿Qué era lo que hacía confiable a un país en esos tiempos?
    3- ¿Seria imprescindible que para comenzar a ser un país nuevamente confiable y lograr tener crédito en el mundo, habría primero que establecer políticas de Estado que garanticen que los prestamos tomados por el gobierno de turno va a ser cumplidos por este y por sus sucesores?

  9. Resumen: En esta oportunidad, Alberdi se refiere a la deuda pública, que a pesar de haber sido contraída por la Provincia de Buenos Aires y utilizada para sostener al gobierno dictatorial de Rosas, fue nacionalizada y honrada por la Confederación. Enumera sus componentes; fondos públicos al 4 y al 6% , empréstito inglés y papel moneda, entre otros.
    Hace una grave crítica a Rosas, por no aplicar las rentas nacionales y provinciales al pago de capital e intereses, como sí lo hizo Rivadavia, a través del Sistema de Amortización de deuda pública, en la que los fondos provenían de las rentas y contribuciones. En cambio, Rosas utilizó una amortización fingida, a través de la colosal emisión de papel moneda, que provocó inflación y la consiguiente devaluación del peso fuerte, que en lugar de disminuir la deuda, la aumentó, perjudicando a todas las provincias, empobreciéndolas con su despotismo y corrupción.
    No obstante ello, Alberdi, explica los beneficios del crédito público, en pos de la organización y la prosperidad de la Confederación. El art.4 de la Constitución Federal comprende el producto de los empréstitos y de las operaciones de crédito, que decrete el Congreso, para urgencias de la Nación, o para empresas de utilidad nacional, entre los fondos integrantes del Tesoro Nacional. El crédito es un recurso extraordinario y moderno, de progreso industrial, que se basa en la confianza al Estado que lo toma. La condición será pagar los intereses o rentas puntualmente. La garantía de la deuda será su vasto territorio, y la lealtad y respeto hacia su promesa de pago.
    ” La estabilidad y subsistencia de los compromisos de crédito contraído por el gobierno es garantía que acompaña a los del gobierno actual de la Confederación Argentina, por ser constitucional y enteramente legítima su existencia, lo cual hace que sea la Nación misma, más bien que el gobierno, que la sirve de intermedio, quien se obliga por los actos legislativos del Congreso que la representa, y a cuya autoridad ha dejado la facultad de contraer empréstitos de dinero sobre el crédito de la Confederación por el art. 64, inciso 3 de su Constitución federal”.
    Lo sorprendente: El reconocimiento de una deuda perpetua, por parte del Estado, por el que promete el pago de una renta periódica perpetua sin obligarse a reembolsar el capital. “Cuanto mayor sea la deuda, mayor será el número de los prestamistas que ofrezcan su dinero”.
    ” La deuda pública, empeñando a todo el mundo en la estabilidad del deudor común, que es el gobierno, constituye una de las garantías mas poderosas en favor de la paz, cada acreedor, cada poseedor de un fondo público es un centinela del orden”.
    Preguntas: Qué pensaría Alberdi, de los llamados fondos buitres, que adquieren títulos defolteados para especular? No contradice la premisa anterior?
    Cree que en la Argentina actual, se respetan los poderes del Congreso, quienes deberían acordar los préstamos, y en qué invertirlos, según la Constitución?
    Qué pensaría Alberdi, de la emisión monetaria, utilizada, no ya para invertir, ni pagar deuda, sino para solventar gastos corrientes y ordinarios, donde a pesar de la alta presión tributaria, no logra cubrir el gasto público?

  10. Resumen
    Siguiendo adelante con el análisis que hace Alberdi sobre la constitución, en esta ocasión hace referencia a los artificios rentísticos de Rosas para aumentar la deuda de Buenos Aires aparentando disminuirla, del fraude en la amortización y de que sólo puede la uniónde Buenos Aires a la República, salvarlade la bancarrota. El autor hace referencia a la amortización como medio par extinguir gradualmente la deuda pública a través de la compra de obligaciones del Estado al precio con que circulan en el mercado. La amortización dejó de ser una verdad desde que Rosas, nombrado dictador por la provincia de su mando, tuvo que contraer todo el producto de la renta pública al sostén de su gobierno carísimo y violentoAdemas, desarrolla el tema de los diversos medios de ejercer el crédito público de la Confederación. Por ultmo lleva adelante una explicación acerca de la aptitud de la Confederación para contraer empréstitos y de las diferentes especies de fondos públicos que pueden componer la deuda de la Confederación. Sobre este tema, el autor menciona que, en cuanto a la estabilidad del gobierno, es decir, a la paz y al mantenimiento del orden, en que reposa el crédito y de toda la industria, jamás la Confederación ha tenido garantías comparables a las que en ese momento que aseguran su tranquilidad.

    Novedoso o Importante:
    Lo que realmente me sorprendió es el hecho de que mencione al crédito como recurso mas positivo del que se puede disponer en esa época, considerada extraordinaria y anormal, al estar en un proceso de creación y formación. Además, es importante destacar la gravedad con la que trata a la falta de cumplimiento en los pagos de las deudas. Menciona que es algo más desastroso que faltar al honor, expresando que es condenarse a la bancarrota y al hambre. Este tema puede relacionarse con lo visto en clase, donde mencionamos la desconfianza al pago de las deudas por parte de Argentina, lo que se ve reflejado en el costo de los intereses de los prestamistas o en el rechazo al otorgamiento del crédito. Esto es consecuencia de la baja calidad institucional y de la falta de seguridad jurídica que muestra el Estado Argentino frente al extranjero. Esto es distinto a la época del autor, donde el gobierno argentino da pruebas suficientes de que comprende la importancia de cumplir con los pagos de la deuda, cambiando la organización que había ensayado por error para su crédito público, por otra que le restablece a sus bases más normales y más firmes.

    Preguntas:
    1.¿Como se podría restablecer la situación Argentina de la época, en cuanto a estabilidad que garantiza el pago de los créditos tomados, de manera rápida y efectiva, teniendo tan próximo en el tiempo el default del año 2001?
    2. ¿Seguiria considerando a la deuda como una opción para financiar al Estado en la actualidad o utilizaría otros medios?
    3. ¿Que medidas urgentes tomaría, en la actualidad, para reducir el gasto publico?

  11. Alberdi trata del tema del endeudamiento público. El peso de la deuda debe amortizarse en una perspectiva realista, es decir reducir su monto hoy para hacerlo menos pésimo mañana. Esta reducción de la deuda se hace en función de los productos de las rentas públicas. Ese método, empleado por Rivadavia es el único método para reducir la deuda/la solución de la deuda por emisión monetaria no es viable. En cuanto al crédito público, Alberdi precisa que para que sea solvente, el Estado debe aplicar y hacer aplicar, mediante la ley, la estabilidad y subsistencia de los compromisos de crédito, es decir pagar la renta y los intereses adecuados. En este sentido, se necesita una cierta estabilidad política e institucional, es decir, paz y orden público, la cual acabo de realizar la Confederación. Con esos elementos, la economía Confederación es solvente para realizar prestamos en fin de desarrollarse.
    Lo interesante que sale del análisis de Alberdi sobre este tema es su concepción en cuanto a la gestión del endeudamiento público, que debe ser condicionado a los principios de amortización relatada a las rentas y de estabilidad institucional. Eso llama la atención, del hecho de que muchos gobiernos utilizaron y siguen utilizando devaluaciones para financiarse. En realidad, esas operaciones agrandan la deuda. En efecto, ese método tiende a generar insatisfacción a los acreedores. Eso, vinculado con el tema de la estabilidad institucional, genera incertidumbres para ellos y podría ser la razón de los altos tipos de interés que se pagan sobre la deuda pública. Entonces, Alberdi casi vio el escenario económico que se desarrolla hoy en día en su análisis.
    1) ¿Cree que la existencia de una moneda supranacional entre los países europeos limita los riesgos de endeudamiento excesivo dentro de esos países?
    2) ¿El criterio de los 3% max de déficit/PIB fijado por la UE a sus miembros tiene sentido? ¿Tiene sentido imponer políticas restrictivas y a veces ultra restrictivas (Grecia) o es una absurdez considerando el objetivo de recuperación económica?
    3) ¿Porque Japón tiene un nivel de endeudamiento alto (250%) y no genera tanta inquietud?
    4) ¿Que vale el indicador Deuda / PBI = Medir deuda (stocks) sobre ingresos (flujos)? ¿ Se debería considerar los plazos de devolución en la medida?

  12. – En el apartado IX y siguientes del Capítulo 3 Alberdi trata la deuda pública, y aquellos artificios que Rosas utilizo para aumentar la de Buenos Aires, dejando de aplicar la renta de la Nación a la amortización de la deuda. Define a la amortización como un medio de extinguir gradualmente la deuda publica comprando las obligaciones del Estado al precio con que circulan en el mercado. El pago debe ser real y verdadero, es decir, que se haga con dinero o con el producto de una renta, para que extinga la deuda. En la época de Rosas se amortizaba con papel moneda, lo que significaba comprar una deuda con otra. Si bien había una ganancia para el Estado esta era estéril por la defraudación obtenida a expensas de la moral pública y de la riqueza del país.
    – En el apartado X abarca los diversos medios para ejercer las ventajas del crédito público en servicio de su organización y prosperidad. El crédito como recurso es la principal fuente del Tesoro nacional, medio extraordinario e elemento moderno de gobierno y progreso industrial. Este comprende tanto los empréstitos como las operaciones de crédito.
    – En el apartado XI se menciona la aptitud para contraer empréstitos. Partiendo de la base de que las sumas ofrecidas en préstamos se entregan en plazos, nunca al contado, se establece que uno de los puntos fundamentales a cumplir, para encontrar compradores, es infundir confianza en los medios y en la estabilidad del gobierno deudor para llevar a cabo el cumplimiento de las condiciones de su préstamo, y que sus obligaciones serán respetadas por sus sucesores. El gobierno será estable siempre que tenga elementos reales de poder.
    – El apartado XIII versa sobre las otras especies de fondos públicos que pueden componer la deuda, como puede ser la de fondos públicos con interés, que consiste en la emisión de títulos que contienen el reconocimiento de una deuda perpetua por parte del Estado, en el cual se obligan a pagar un interés periódicamente al tenedor del título de crédito. Puede darse también sin interés. A su vez, la deuda puede ser consolidada o no consolidada. La deuda flotante es otra especie que se caracteriza por emitir billetes en las oficinas del Tesoro Nacional por contribuciones pagadas con anticipación. En sus últimas consideraciones Alberdi destaca que la clave para que los recursos del Tesoro cubran todos los gastos es simplemente gastar poco. Y este Tesoro nacional se agranda firmando tratados, postergando deudas y previniendo disturbios.
    -Preguntas
    1. ¿Es posible evitar la deuda externa en la actualidad? ¿De qué manera?
    2. ¿Cómo podría el país recobrar la confianza de los prestamistas para obtener créditos?
    3. En la actualidad, ¿Se sigue amortizando parte de las deudas de Buenos Aires?

  13. Alberdi dedica esta parte de su libro a la deuda pública y su contra cara, el crédito, al cual considera un elemento moderno de gobierno y de progreso industrial. Comienza hablando sobre la deuda de Buenos Aires. En cuanto a la misma, establece que se han empleado dos medios: la verdadera amortización y la amortización mentira o falsa. Amortizar es un medio de extinguir gradualmente la deuda pública comprando las obligaciones del Estado al precio con que circulan en el mercado. La falsa amortización fue utilizada por Rosas. En vez de amortizar con el producto efectivo de las rentas públicas, se amortizaba con papel moneda, es decir, se compraba una deuda con otra. Por lo tanto, la deuda fue cada vez más grande en vez de disminuirse.
    Luego, Alberdi se dedica a estudiar los distintos medios que la Confederación tiene a su alcance para ejercer las ventajas del crédito público en servicio de su organización y prosperidad, sin los peligros del camino recorrido por Buenos Aires. El art. 4 de la Constitución, al igual que todos sus proyectos anteriores, comprende, entre los fondos integrantes del Tesoro Nacional, los empréstitos y las operaciones de crédito. Dichos recursos se basan en poner en ejercicio la confianza que inspira el Estado para obtener fondos ajenos. Para Alberdi, la Confederación Argentina cuenta con todas las condiciones necesarias para ser capaz de ejercer este recurso de un modo efectivo: tiene fuentes abundantes y positivas de renta pública, tiene lo suficiente para el pago de los intereses de su deuda, posee inmensas tierras públicas y es capaz de amortizar gradualmente el capital de su deuda.
    Por último, Alberdi se dedica a analizar las diversas especies de fondos públicos que pueden componer la deuda de la Confederación. Desarrolla cómo funciona cada uno de ellos.

    “Respecto a la manera de emplear el crédito público por la emisión de papel moneda al estilo de Buenos Aires, la Confederación tiene la ventaja inapreciable de no poder ejercer, aunque quiera, ese terrible medio de arruinar la libertad política, la moralidad de la industria y la hacienda del Estado.” Me parece interesante destacar la opinión de Alberdi respecto de la deuda por emisión de papel moneda. Hoy en día, sigue siendo muy común que los gobiernes echen mano a esta forma de financiarse. Creo que debería establecerse límites más claro en cuanto a la misma, ya que cabe recordar que la emisión de papel moneda no se encuentra enumerada entre los recursos que menciona el art. 4 de nuestra Constitución. Ha sido un invento de los gobiernos para aumentar sus ingresos, una forma más de obtener dinero.

    Me gustaría saber, ¿cómo se ha limitado en otros países la emisión de papel moneda por parte de los gobiernos?

    Usted establece que todas las provincias han hecho uso del crédito para financiarse, ¿hoy en día, cuál es la provincia argentina con el nivel más alto de endeudamiento?

    ¿Qué pasa si una provincia no paga su deuda? ¿Pueden los acreedores recurrir al Estado Nacional? ¿Debe el Estado Nacional ayudar a la provincia ante su default?

  14. Si la renta nacional fue o no aplicada al pago de interés y capitales de la deuda de buenos aires, no es cuestión que haga cambiar el derecho que asiste a la Confederación de compensar su crédito contra Bs As con su debito conjetural.
    Lo que hay que determinar es cuanta cantidad se aplicó y en cuanta parte no, ya que frente esto existen dos cuestiones importantes: la verdadera y la falsa amortización. Se han utilizado los dos medios, Rivadavia con la primera disminuyo la deuda y Rosas con la segunda la agrando.
    El fin de la amortización es extinguir gradualmente la deuda publica comprando las obligaciones del estado al precio con que circulan en el mercado, para destruirlas si se obtuvieron caras o revenderlas con utilidad del Erario si se consiguen a bajo precio.
    La amortización dejo de ser una verdad desde que Rosas asume el poder, ya que como la misma es el aliento de la deuda pública, como observo que sin la ayuda del crédito no le quedaba medio rentístico de gobierno, puso en alto la amortización y la hizo desempeñar en el sistema de finanzas y rentas.
    Si se amortizaba con verdad, se distraía rentas que no bastaban a los usos del despotismo. Era más conveniente una amortización sin rentas que solo debía servir para infundir confianza en los papeles de crédito del gobierno, que se emitían como una actividad voraz. Con Rosas, en vez de amortizar con el producto efectivo de las rentas públicas, se amortizaba con papel moneda emitido a ese fin.
    -Los diversos medios de ejercer el crédito publico en la confederación:
    La constitución admitió el crédito entre los recursos del Tesoro Nacional porque es un recurso fecundo de los que poseen la Confederación a su alcance y además comprende en este recurso los empréstitos y las operaciones de crédito. El crédito fue impuesto en nuestros impuestos por las urgencias de la revolución contra España.
    Las formas más conocidas del empréstito de los fondos hechos a la Nación son: 1- empréstitos propiamente dicho 2- fondos públicos con interés 3- fondo público sin interés 4- deuda consolidada 5- deuda no consolidada 6- deuda flotante 7- papel moneda.
    -De las varias especies de fondos públicos que pueden componer la deuda de la Confederación:
    Existe la posibilidad de obtener fondos públicos por el uso de otros empleos del crédito del estado. Uno de ellos consiste en la emisión de títulos que llevan consigo el reconocimiento de una deuda subsistente por parte del estado, en la que se obliga a pagar un interés periódicamente al tenedor del título de crédito. Es el sistema que en buenos aires se conoce como fondos públicos. Otra de las formas, es la deuda flotante, para obtener fondos prestados.
    Novedoso:
    Lo que me pareció más relevante del texto es la forma de emplear el crédito publico mediante la creación de la moneda, que era manera utilizada por buenos aires, la confederación tiene la ventaja inapreciable de no poder utilizar ese medio de arruinar la libertad política, la moralidad de la industria y la hacienda del estado. La falta de este medio para la Confederación, da la posibilidad de ejercer los anteriores con mayor excelencia. El poco éxito que tuvo la Confederación para fundar el papel moneda, no determina que tenga menos garantías de crédito público que Buenos Aires.
    El mal éxito se debió a que la Confederación no le dio a su papel moneda una base real y positiva para que se asiente el papel de crédito, cuyo fin era circular como moneda corriente.
    Preguntas:
    1- ¿Qué diferencia hay entre empréstito, deuda consolidada y deuda flotante?
    2- ¿Qué tipo de amortización se lleva a cabo hoy en día? ¿Por qué?
    3- Actualmente, ¿Sigue existiendo la posibilidad obtener fondo públicos a través del uso del crédito del estado?

  15. * En el punto IX, Alberdi trata sobre el tamaño de la deuda de Buenos Aires, ya que conocerla es medir el poder de la resistencia con que lucha la organización regular del Tesoro y de las rentas nacionales. Amortizar, explica el autor, es el medio de extinguir de forma gradual la deuda pública comprando las obligaciones del Estado al precio con que circulan en el mercado, para destruirlas si se obtuvieron caras, o revenderlas con utilidad del Erario si se consiguieron a bajo precio. Para que el pago extinga, es preciso que sea real y verdadero, que sea efectuado con el dinero o el producto de una renta. Si sus rentas no le alcanzan para dicho destino, debe acudir a la contribución, y pedir un aumento para atender a ese gasto, porque sustenta el crédito del Estado, y si se disminuye la deuda de hoy, se disminuye la futura. En la Confederación, Rivadavia amortizó la deuda de forma real, y Rosas, en cambio, la amortizó de forma falsa, ya que tuvo que contraer todo el producto de la renta pública para solventar su gobierno costoso y violento. Rosas explotó el crédito de la provincia hasta dejar una deuda más pesada.
    En lugar de amortizar con el producto efectivo de las rentas públicas, se lo hacía con papel moneda emitido a ese fin, y así se compraba una deuda con otra. Si bien esto generaba una ganancia para el Estado, esa ganancia estéril de la defraudación era obtenida a expensas de la moral pública y de la riqueza del país.

    ** Lo que destaco en esta oportunidad es la crítica severa que hace Alberdi sobre el gobierno de Rosas, a quien considera un dictador y cuyo gobierno perjudicó gravemente la renta pública. En nuestra historia puede evidenciarse cómo las malas decisiones de los gobiernos de turno, que el pueblo muchas veces desconoce o no comprende, terminan perjudicando a la Nación, y siempre es el pueblo el que debe pagar éstas consecuencias.

    ***
    1) Qué medidas podrían implementarse para la emisión de moneda? Ya que en el texto se critica que Rosas haya empleado este medio para amortizar la renta pública.
    2) Cree que la Argentina se encuentra en un buen momento económico como para fomentar las inversiones y los préstamos extranjeros, ofreciendo seguridad jurídica a los acreedores?
    3) Hay formas de que el pueblo conozca certeramente la deuda del país y que pueda emitir su opinión al respecto, antes de que los gobernantes decidan sobre ésta?

  16. Continuando con el análisis que hace Alberdi, con respecto a la Constitución y su relación con la economía dentro del territorio argentino. Ahora veremos el tema de las deudas públicas, tanto a nivel nacional, como provincial.
    Alberdi nos explica cómo fue la situación durante el gobierno de Rosas y las políticas que se utilizaron para poder apaciguar la deuda que contraía la provincia de Buenos Aires. Diciéndonos que en un principio Rivadavia invento una manera de amortizar esta deuda, pero que con el pasar de los años, lo que era una amortización verdadera pasó a ser una ficticia.
    Siguiendo con el tema de la deuda publica, el autor dice que para poder combatirla el Estado debe contar con recursos, también conocido como tesoro nacional. El cual la misma Constitución lo reconoce en su articulado. Y continua con una explicación de en qué consiste la deuda y como es que esta se va construyendo.
    Desde mi punto de vista, creo sorprendente el hecho de como la mayoría, por no decir todos los políticos tienen el afán y la facilidad para poder contraer deudas millonarias, que generan eternas consecuencias en la sociedad, y salgan impolutos de estos actos. Tal es el caso de Rosas, que además de contraer deuda a nivel nacional, este simulo haberla disminuido.
    Yo creo que debería existir un posterior juzgamiento, por parte de alguna autoridad. También creo que esta seguramente existe, pero me sorprende que no se haga nada al respecto. Como se suele decir, seguro es por conveniencia económica y no solo por desinterés.
    Muchas veces me genera repugnancia el hecho de que los políticos se llenen la boca diciendo que tomaran ciertas medidas y luego, al ver que el control es deficiente, actúan contrariándose a ellos mismos.
    ¿No crees que debería haber más que una sanción social para aquellos que endeudan al país de manera indiscriminada?
    ¿No crees que hoy en día el votante ha dejado un poco de lado su posición racionalmente apática a la política?
    ¿Por qué hay países con alta calidad institucional y otros con muy baja?

  17. 1
    La Constitución Nacional admite al crédito como un recurso del tesoro nacional, entendiendo a este como un elemento moderno de gobierno y de progreso industrial. La Constitución argentina comprende en el recurso del crédito nacional los empréstitos y las operaciones de crédito, con lo cual admite el ejercicio de todos los medios conocidos de levantar fondos por medio del crédito del Estado.

    Para obtener estos empréstitos o préstamos, el Estado debe infundir confianza, ser puntual y fiel en sus promesas; y demostrar que es un país estable en el que sus obligaciones serán respetadas por sus sucesores. Además, el gobierno no necesita tener fondos disponibles para reembolsar más tarde la totalidad de la deuda, sino que le bastará tener el necesario para pagar los intereses.

    Por otro lado, también Alberdi entiende como viables los empréstitos directos, con la emisión de títulos por el Estado. En estos, el Estado se reconoce deudor por una suma determinada; y promete el pago de una renta periódica instrumentada por billetes o vales que se libran a la circulación. Entiende este sistema como uno ingenioso, practicable y eficaz.

    Otra opción son las deudas flotantes o emisión de billetes de las oficinas del Tesoro Nacional por contribuciones pagadas con anticipación. Esta es una de las variantes más seguras con las que contamos.

    En beneficio de la Nación, no existe la posibilidad de emitir papel moneda como crédito estatal. Este falso crédito desestabilizaría el orden. Para la emisión se necesita siempre un respaldo de base metálica, real y positiva (actualmente también se admiten monedas extranjeras fuertes).

    2
    Me sorprendió la claridad con la que Alberdi esboza los peligros de perder o manchar el honor argentino con el incumplimiento del pago de una deuda. Creo que sus palabras, aunque tienen sus años, siguen siendo aplicables hoy en día. Él entendía que el Estado Argentino necesitaba de la conjunción de varios factores para poder progresar y paradójicamente, muchos de estos se encontraban fuera de nuestro territorio (inmigrantes, inversores, capitales, etc.). Concretamente expresa que los gobiernos argentinos debían ser muy ciegos para desconocer, que faltar a sus deberes en el pago de los intereses de la deuda, es lo mismo que envenenar el único pan de su alimento, y suicidarse. Algo más desastroso que faltar al honor, es condenarse a la bancarrota y al hambre.

    3
    ¿Cómo podría un gobierno asegurar que las deudas contraídas durante un mandato sean respetadas por el siguiente? ¿Considera que legislar sobre este asunto sería de ayuda?

    ¿Qué países considera usted que actualmente infunden la confianza necesaria para contraer deuda?

    ¿Cuánto tiempo le llevaría a la Argentina posicionarse como un país estable que cumplirá con sus deudas contraídas?

  18. 1) En esta oportunidad Alberdi hace referencia a los artificios rentísticos de Rosas durante su gobierno para aumentar la deuda en vez de disminuirla, esto a través de la emisión del papel moneda. Por lo cual, lo que se hacía no era extinguir la deuda sino acrecentarla. Establece que en lugar de amortizarla con el producto efectivo de las rentas públicas (método empleado por Rivadavia), se hacía a través de la emisión monetaria, lo que significaba comprar una deuda con otra. Luego Alberdi explica que el crédito y los empréstitos forman parte de los fondos integrantes del Tesoro Nacional y son una fuente más que necesaria y de práctica habitual aceptada para el financiamiento del gasto público, avalada por la Constitución. Es un medio indispensable para promover el desarrollo, basado en la confianza y credibilidad del Estado. Esto se logra básicamente con el pago íntegro y puntual de los intereses devengados y dando una imagen de estabilidad sostenida en el tiempo garantizando sus obligaciones sin importar los cambios de gobierno. Esta estabilidad del crédito, sumado a una conducta de austeridad en el gasto público priorizando el ahorro, son las que dotarán al Tesoro de vastos recursos para solventar su gasto y contribuir al desarrollo de la riqueza.
    2) Me interesa destacar lo referido a la puntualidad de las promesas, la confianza es la base para aquellos que quieran invertir y permitir así, la circulación de capitales para llegar a lograr el desarrollo y crecimiento del país. Lo que sucedió en nuestro país claramente nos dio una imagen negativa a partir de la cual se generó desconfianza en la república. Por otra parte, me llama la atención lo acertado que estaba Alberdi, lo parecido con la realidad, con respecto a la manera de emplear el crédito público por la emisión del papel moneda. Esto porque se estaría garantizando el crédito con el producto de contribuciones inciertas, dándole al gobierno un hábito de dilapidación para la que no bastarán luego todas las rentas del mundo.
    3)
    • ¿Cree que debería haber un límite al endeudamiento del Estado para evitar que emita moneda?
    • ¿Cuál de los modos de contraer deuda pública es el más aconsejable?
    • Dado su análisis, ¿cómo ve la Argentina de hoy, teniendo en cuenta las deudas contraídas?

  19. En esta ocasión Alberdi analiza la cuestión del crédito y de la deuda pública. Nuestra Constitución admite el crédito como uno de los recursos del Tesoro Nacional, siendo un medio extraordinario , un elemento moderno de gobierno y del progreso industrial, para poder consolidad el gobierno e instituciones republicanas.
    Durante el aislamiento vivido en aquella época, las provincias han hecho usos en pequeña escala del recurso de su crédito público para atender gastos de urgencia, pero la provincia de Buenos Aires en vez de utilizarlo como un recurso extraordinario, abuso del crédito público llegando a deficits anuales por emisión de papel moneda.
    Alberdi sostiene que cuando un gobierno toma prestado no necesita tener fondos disponibles para reembolsar más tarde la totalidad de la deuda, sino que bastará con tener lo necesario para pagar los intereses puntualmente; es así como se va formando la deuda de un Estado, que puede llegar a ser perpetua, siempre y cuando el deudor posea un extenso territorio, rentas públicas que crezcan año a año. Lo más importante es tener seguridad, ser estables, puntuales y fieles, y que las decisiones sean respetadas por los sucesores.
    Siendo esto tan importante para la creación y formación de nuestro Estado, los gobernantes argentinos no pueden desconocerlo, ni faltar a sus deberes en el pago de los intereses de la deuda porque nos llevaría a condenarnos a la bancarrota y al hambre. Hay que tener presente que toda renta sea pública o privada viene con la constancia en la labor, el tiempo entra en ello como una condición de vida, la constancia exige fe. “La Constitución es un título de propiedad que os llama al goce de una opulencia de mañana. El que no sabe ser pobre en su tiempo, no sabe ser libre porque no sabe ser rico.” Para poder lograrlo se debe tener una renta suficiente para cubrir el gasto, firmar tratados, postergar guerras, prevenir disturbios, así se va a agrandar el Tesoro Nacional.
    Me pareció llamativo cuando comenta que el hecho de contraer cada vez más deuda, atenta contra nuestra paz y la de nuestro país, porque estamos empeñando nuestra Nación. Eso es algo que siempre deberían tener presente nuestros gobernantes y nosotros como sociedad democrática estar más involucrados.
    Otra de las cuestiones se refiere a la hora de pagar y extinguir las deudas, es necesario que sea real y verdadera, pagando con el producto de la renta y no hacer creer a la sociedad que se esta pagando cuando se entrega un documento a cambio de otro, porque eso no es pagar sino renovar o traspasar la misma.
    Si es Estado desea verdaderamente cancelar las deudas, lo debe hacer con las rentas verdaderas, y si no son suficientes con las rentas ordinarias, o incluso acudir a la contribución de los ciudadanos para disminuir la deuda, porque la contribución de hoy disminuye la contribución de mañana.
    Preguntas:
    1.- ¿Cómo fomentaría la contribución de nuestros ciudadanos para poder saldar deudas contraídas y ser un país más libre y republicano?
    2.- El hecho que los ciudadanos argentinos le den mucha importancia a la moneda extranjera como el dólar, y especulen constantemente con su valor, ¿influye en nuestro mercado y en el valor de nuestra moneda?
    3.- El motivo de adquirir nuevas deudas ¿se debe a malas políticas económicas adquiridas por gobiernos anteriores, son malas decisiones de los actuales o hay factores económicos que influyen en los mismos, sin los cuales no se puede lograr el progreso del país?

  20. 1) En esta oportunidad, Alberdi analiza la deuda pública; en cuanto a la deuda de la provincia de Buenos Aires, realiza una distinción entre amortización verdadera, llevada a cabo por Rivadavia, la cual disminuyó la deuda, mientras que la amortización mentida, llevada a cabo por Rosas, fue agrandada. A su vez, el autor propone estudiar brevemente los distintos medios que la Confederación tiene a su alcance para ejercer las ventajas del crédito público en servicio de su organización y prosperidad, y destaca que la Constitución ha sido sensata al admitir el empréstito y las operaciones de crédito entre los recursos del Tesoro nacional. Destaca que las formas más conocidas del empréstito son: el empréstito propiamente dicho; fondos públicos con interés y sin interés; deuda consolidada y no consolidada; deuda flotante, o billetes de oficinas del tesoro por contribuciones anticipadas; y papel moneda. Expone el mecanismo de cada uno de estos modos de contraer la deuda pública y demuestra la posibilidad de empleo de los mismos en la Confederación. Que los opositores a contraer empréstitos justifican su accionar en que el gobierno de la Confederación no tendría como reembolsar los mismos; a lo que el autor refiere que esa forma de razonar procede de la ignorancia en la manera de estipular y realizar los prestamos hechos al Estado, dado que el gobierno que toma prestado no necesita tener fondos disponibles para reembolsar más tarde la totalidad de su deuda, le bastará solo tener los fondos necesarios para pagar los intereses o renta puntualmente, tener seguridad de ser estable y de que sus obligaciones serán respetadas por sus sucesores. Si el gobierno faltara a sus deberes en el pago de los intereses de la deuda se estaría condenando a la bancarrota y al hambre. Que los recursos admitidos por la Constitución Argentina para dar abundantes resultados al tesoro nacional, deben ser reglados por la ley orgánica sin perjudicar el progreso y asegurando el derecho de propiedad, la libertad, la igualdad y la seguridad en sus relaciones con la producción de riqueza. Que la contribución de aduana incrementara el tesoro nacional en la medida que rebaje el valor de la contribución y disminuya el impuesto en cuanto sea posible.
    2) Me resulta interesante que la constitución otorgue en el recurso del crédito nacional los empréstitos y las operaciones de crédito, de manera que acepte todos los medios de aumentar fondos por medios del crédito del Estado. Además, el gobierno que toma prestado, no necesita tener fondos disponibles para reembolsar luego la totalidad, ya que es suficiente que tenga para pagar los intereses. Alberdi sostiene que para que haya interés en los títulos es necesario que los intereses estipulados se paguen en tiempo y forma, lo que depende del gobierno deudor que no solo deberá ser puntual y fiel, además mostrar seguridad de ser estable y de que sus obligaciones serán respetadas por quien lo suceda. Luego enfatiza al respecto que aquel gobierno que no cumpla con el deber de pagar los intereses de la deuda se condenara a la bancarrota y al hambre. Y por Ultimo, me resulta interesante, con respecto a la aduana argentina que la CN establezca como un derecho, la contribución pero de ninguna forma será un medio de protección o exclusión.
    3) 1- ¿Sigue siendo la aduana un derecho de contribución como decía Alberdi o se ha transformado en un medio de protección y de prohibición?
    2- ¿En qué medida la emisión monetaria no genera inflación?
    3- ¿Diría usted que hoy el contraer empréstitos para promover el desarrollo nacional y sostener al Estado sigue siendo la mejor formula?

  21. En este apartado, Alberdi habla acerca de los artificios rentísticos de Rosas para aumentar la deuda de Buenos Aires aparentando disminuirla. Alberdi hace hincapié en indagar dos asuntos importantes como: cuánta parte de la renta argentina ha sido empleada en la amortización de las deudas de BsAS y si realmente se han empleado valores verdaderos en amortizar las deudas de BsAs. El autor señala que la amortización es un medio de extinguir gradualmente la deuda pública comprando las obligaciones del Estado al precio con que circulan en el mercado. Para que el pago extinga la deuda, es preciso que se haga con dinero o con el producto de una renta. Alberdi señala que en la época de Rosas las deudas públicas no se amortizaban efectivamente sino que se pagaba la deuda emitiendo mayor deuda es por ello que dice que se aparentaba la disminución de la misma. Luego Alberdi menciona que los empréstitos y las operaciones de crédito están comprendidos dentro de los recursos del Tesoro Nacional y enumera y explica las distintas formas que puede tomar la deuda pública.

    Resulta interesante observar el inevitable contraste que se puede hacer entre el texto de Alberdi y las deudas contraídas por el país tanto en el presente como en los años anteriores. Durante el texto, Alberdi señala los errores y el daño que generó Rosas al amortizar incorrectamente las deudas y podríamos decir que varios gobiernos que vinieron después de Rosas han cometido el mismo error, ocasionándole al país daños económicos de gran profundidad a través de devaluaciones para poder afrontarlo. Esto genera una gran indignación en la sociedad ya que los gobiernos de turno prefieren tomar deuda para tener mejores resultados a corto plazo y luego, más adelante otro gobierno será el que resuelva como se pagará la deuda. Esto demuestra entre otras cosas la falta de control institucional que hay. Resulta interesante también cuando Alberdi señala que la deuda pública empeña a todo el mundo en la estabilidad del deudor común, que es el gobierno, constituye una de las garantías más poderosas a favor de la paz.

    ¿Creería Alberdi que hoy en día el país estaría en condiciones de tomar deuda?
    ¿Es posible desarrollarse como país sin utilizar la deuda como un recurso?
    ¿En los últimos 40 años, el país ha contraído deudas y las ha amortizado como dice que hay que hacer Alberdi?

  22. En esta lectura, Alberdi trata el tema de la disparidad fiscal entre la Confederación y Buenos Aires para el pago de sus deudas contraídas por créditos. Comenta que Rosas aumentó la deuda de la provincia mediante una amortización mentida. Mentida porque cancelar una deuda para contraer otra, era continuar en la misma situación. Pero por el otro lado, también trata los diversos medios constitucionales para contraer crédito público, y evitar la situación de Buenos Aires. Todas las constituciones argentinas lo admitieron como elemento para el naciente Tesoro Nacional, y por eso analiza la aptitud de la Confederación para contraer empréstitos, y ello, básicamente se resume a la puntualidad y fidelidad en sus promesas, la seguridad de ser estable y de que sus obligaciones sean respetadas por sus sucesores. Por último, analiza la variedad de fondos públicos que componen la deuda de la Confederación, como la emisión de títulos, la deuda consolidada y la no consolidada, la emisión de billetes. Y como reflexión final, Alberdi confiaba en que los políticos los llevaran a buen puerto, decía “el que no sabe ser pobre a su tiempo, no sabe ser libre, porque no sabe ser rico”.
    En este capítulo lo que me ha interesado es el análisis que hace Alberdi de la deuda contraída en perjuicio de Buenos Aires por Rosas, que a su vez, se mostraba demagogo ya que sus periódicos describían la situación contraria. Este crédito público tampoco quedaba en Buenos Aires, sino que era para la Confederación. Este manejo discrecional que no tiene en miras el interés y el crecimiento nacional, es uno de los fines que se la ha dado al crédito público en los últimos años, donde en lugar de federalismo se ha tomado como forma de distribución el egoísmo y los intereses personales.
    ¿Hay algún parámetro para establecer el límite del endeudamiento, o alguna manera de evitar la discrecionalidad?
    ¿Por qué el endeudamiento ha sido demonizado?
    ¿Cuál es la mejor estrategia para enriquecerse a costa del buen uso del crédito?

  23. Según Alberdi, se debe tener en cuenta en que se ha aplicado, donde y cuanto de la renta nacional se ha empleado en la amortización de la deuda de Buenos Aires para así poder saber cuanto ha disminuido su obligación; y por otro lado, si esa amortización es real o es una operación dirigida a agrandar la deuda haciendo creer lo contrario como fue el caso de Rosas y los que le siguieron,que agrandaron la deuda fingiendo disminuirla. Al amortizar se extingue gradualmente la deuda pública comprando las obligaciones del Estado al precio que circulan en el mercado para destruirlas. La amortización dejo de ser verdadera desde que Rosas utilizó todo el producto de la renta pública para el sostén de su gobierno carísimo y violento, lo que dejo a su gobierno sin finanzas o rentas y lo llevo a explotar el crédito de la provincia dejándola endeudada; debido a ello se amortizaba con papel moneda emitido para este fin (se compraba una deuda con otra) y así no se amortizaba la deuda del Estado sino que se aumentaba la deuda pública produciendo un atraso general del país.
    La Constitución Nacional admite el crédito entre los recursos del Tesoro Nacional, comprende los empréstitos y las operaciones de crédito con lo cual admite el ejercicio de todos los medios conocidos de levantar fondos por medio del crédito del Estado, los cuales se asientan en el libro de la deuda pública que contiene la asignación que se hace por ley del producto de una entrada fiscal determinada para pago de la renta o interés del fondo público adeudado el cual admite una subdivisión en: deuda consolidada, no consolidada y deuda flotante o de emisión de billetes de las oficinas del Tesoro nacional por contribuciones pagadas con anticipación. Se debe tener en cuenta que en todas partes el falso crédito es el enemigo del verdadero crédito y que cuanto mayor sea la deuda, mayor será el número de los prestamistas que ofrezcan su dinero.

    Me parece interesante el pensamiento que expresa Alberdi al decir : El que no cree en la libertad como fuente de riqueza, ni merece ser libre, ni sabe ser rico. La Constitución que se han dado los pueblos argentinos es un criadero de oro y plata. Cada libertad es una boca mina, cada garantía es un venero. Estas son figuras de retórica para el vulgo, pero es geometría práctica para hombres como Adam Smith. Llevad con orgullo, argentinos, vuestra pobreza de un día; llevadla con esa satisfacción del minero que se para andrajoso y altivo sobre sus palacios de plata sepultados en la montaña, porque sabe que sus harapos de hoy serán reemplazados mañana por las telas de Cachemira y de Sedán. – La Constitución es un título de propiedad que os llama al goce de una opulencia de mañana. El que no sabe ser pobre a su tiempo, no sabe ser libre, porque no sabe ser rico.

    ¿Se amortiza en forma real la renta nacional actualmente o se sigue simulando como en la época de Rosas?

    ¿Qué cree usted que debería hacerse para que exista la posibilidad de que el crédito público pueda ser capaz de pagar los intereses o rentas de sus fondos públicos, y de gastar sumas menores que esas rentas en la amortización de los capitales de su deuda?

    ¿Cree usted que la Argentina ofrece a los inversores del mundo la suficiente estabilidad y garantías para que ellos inviertan su dinero?

  24. El autor dedica esta sección de su obra a realizar una investigación acerca de cuanta parte de la renta argentina ha sido empleada en la amortización de las deudas de Buenos Aires y si realmente se han empleado valores verdaderos para amortizarla.
    Se han empleado dos medios, la verdadera y la falsa amortización. Rivadavia por medio de la primera disminuyo la deuda, Rosas y sus sucesores por medio de la segunda la agrandaron, fingiendo disminuirla.
    Amortizar es un medio de extinguir gradualmente la deuda publica comprando las deudas del Estado al precio que circulan en el mercado, para destruirlas si se obtuvieron caras, o revenderlas si se consiguieron a bajo precio. Pero para que el pago extinga la deuda, es preciso que sea real y verdadero, es decir, que se haga con dinero o con el producto de las rentas. Pagar un documento con otro, no es pagar sino renovar o trasladar la deuda, es liberarse de un acreedor para hacerse acreedor de otro. No siendo así, todas las operaciones de amortización son ficticias y por lo tanto sus resultados ilusorios.
    Rivadavia fundo un sistema para la amortización de la deuda pública de Buenos Aires, sancionado por medio de una ley, a través de ella, por muchos años la amortización fue real y verdadera. Las rentas públicas, incluso la parte que en ellas tenían las provincias, fueron aplicadas para amortizar la deuda de Buenos Aires. Luego esta ley, fue restaurada por Rosas a la más completa inobservancia. La amortización dejo de ser una verdad con Rosas, desde que este tuvo que contraer todo el producto de la renta publica al sostén de su gobierno, explotando el crédito de la provincia hasta dejarle una deuda más pesada que su dictadura.
    Los sucesores en el poder de Rosas, tampoco han disminuido la deuda, sino por el contrario la han ido aumentando por nuevas y colosales emisiones de papel moneda.
    Luego el autor hace referencia a los diversos medios de ejercer el crédito publico, la Constitución comprende en el recurso del crédito nacional los empréstitos y las operaciones de crédito, con lo cual admite el ejercicio de todos los medios conocidos de levantar fondos por medio del crédito del Estado. El empréstito o préstamo, es el medio común de poner en ejercicio la confianza que inspira el Estado para obtener fondos ajenos, que el público nacional o extranjero pone a su disposición bajo diversas condiciones.
    El gobierno que toma prestado no necesita tener fondos disponibles para reembolsar la totalidad de su deuda, basta con que tenga los necesarios para pagar los intereses y rentas puntualmente y de ello depende también que haya compradores de los títulos que entrega el Estado al prestamista en el mercado. Pero necesita además de ser puntual y fiel en sus promesas, tener seguridad de ser estable y que sus obligaciones serán respetadas por sus sucesores.
    Entre las especies de fondos públicos que pueden componer la deuda se mencionan: la emisión de títulos que contienen el reconocimiento de una deuda perpetua por parte del Estado, en la cual se obliga a pagar un interés de manera periódica al tenedor del título de crédito. Además, puede emplear su crédito para reconocer una deuda sin interés alguno, con la sola promesa de pagar el capital en un plazo dilatado, o para cuando se halle con medios para solventarla.
    La deuda flotante o emisión de billetes de las oficinas del Tesoro nacional por contribuciones pagadas con anticipación, es otra manera de emplear el crédito publico para obtener fondos prestados.

    Me parece importante destacar el hincapié que hace el autor en cuanto a que los presupuestos de gastos públicos de la provincia de Buenos Aires, no debían ser tomados como ejemplo por la Confederación, dado que Buenos Aires, disponiendo de rentas ajenas en gran parte y gobernado por tiranos ha gastado como cuatro Republicas juntas y ha contraído el hábito de la dilapidación. Había en esta amortización ficticia una ganancia para el Estado, ello es cierto, pero es una ganancia estéril de la defraudación obtenida a expensas de la moral pública y de la riqueza del país.

    i) ¿Considera que en la mayoría de los casos los mecanismos que ha utilizado la Argentina para amortizar la deuda contraída han sido ficticios?
    ii) ¿Qué cree que debería hacer el gobierno para frenar la escalada de la deuda pública?
    iii)En la actualidad ¿ Que herramienta a corto plazo tiene la Argentina para poder formar credibilidad a la hora del cumplimiento de sus obligaciones al contraer deuda pública?

  25. Guía de discusión:
    Alberdi habla en este capítulo del crédito publico, como fondo del tesoro público. El art 4 dice que la constitución federal comprende el producto de los empréstitos y de las operaciones de crédito que decreto el congreso para urgencias de la nación o para empresas de utilidad nacional. Este articulo consagra el crédito. Ahora bien, requiere de ciertos límites y precauciones. Alberdi establece que la amortización, es decir la forma de extinguir la deuda, puede darse de dos maneras en forma ficticia o en forma verdadera. La verdadera es aquella en la cual la deuda se extingue con dinero o producto real de una renta. En cambio, la ficticia implica pagar un documento con otro, lo que no es pagar, si no renovar, trasplantar la deuda. Este artilugio doloso e inmoral dice Alberdi tiene que ser evitado por los gobernantes, ya que implica engañar al pueblo. Implica utilizar la emisión de dinero, vacío de valor, en vez de utilizar el producto de la industria de la libertad y el esfuerzo con rentas reales. Rosas en miradas del autor creo un hábito de deuda ficticia, haciendo que su deuda sea más alta que el peso de su dictadura, Rivadavia en cambio creo una ley que dio a la amortización real de la deuda. Ahora bien, Alberdi va a decir que los requisitos necesarios para que se pueda contraer deuda pública, el gobierno que toma prestado no necesita tener fondos disponibles para rembolsar más tarde la totalidad de la deuda, la basta con tener lo necesario para pagar intereses o renta puntualmente. Además, es importante la puntualidad del pago de intereses y respeto a sus promesas, la seguridad y estabilidad también son garantías necesarias. Alberdi va decir algo muy interesante, claramente no respetado por los gobiernos argentinos :” siendo el crédito del estado el recurso más positivo que pueda disponer en esta época anormal y extraordinaria por ser de creación y formación será preciso que los gobiernos argentinos sean muy ciegos para que desconozcan, que faltar a sus deberes en el pago de los intereses de la deuda, es lo mismo que envenenar el único pan de su alimento y suicidarse es algo más desastroso que faltar al honor , es condenarse a la bancarrota y el hambre”, es esto lo que puede ser considerado con el mal de la Argentina actual y en el mal funcionamiento del crédito púbico , que termina siendo una pesada carga en las sociedades antes que un medio de progreso y crecimiento. Alberdi termina estableciendo los modos de contraer empréstito y sus ventajas. Además va a establecer la necesidad de paz e integridad territorial, es necesario un sistema jurídico que de la seguridad es decir, que asegure a los acreedores que van a recibir lo que presten. Esto puede también afectar a las tasas y las condiciones que se den los créditos, mientras más inseguro más altas y prejuiciosas van a ser las condiciones del crédito.

    1. ¿Cómo se puede revertir la situación actual de desconfianza hacia la Argentina en el crédito publico?
    2. ¿El mecanismo utilizado por Rosas con respecto a la deuda es un mal hábito seguido por sus sucesores en la actualidad?
    3.El crédito publico ¿Debe ser utilizado como un recurso ordinario de financiamiento o debe tener estipulado objetivos claros?

  26. En esta sección ion del capitulo tres Alberdi comienza explicando los artificios usados por Rosas para disminuir la deuda de Buenos Aires. Este explica que hay dos maneras de disminuir la deuda,una es mediante la verdadera amortización, y la otra es la falsa amortización. Explica que amortizar es el medio de extinguir la deuda publica comprando las obligaciones del Estado al precio que circula en el mercado. Para que el pago extinga la deuda debe ser verdadero es decir con dinero o producto de una renta. Rivadavia utilizo este método de componer el pago de la deuda con rentas y contribuciones. Rosas en cambio no aplico las rentas a la amortización sino a gastos para la administración, el cambio del sistema implico el aumento de la deuda de Buenos Aires. La confederación tiene diversos medios de ejercer el crédito publico, es sensato admitir a este como uno de los recursos del tesoro nacional lo que es más la constitución comprende en este recurso los empréstitos y las operaciones de crédito. Explica que la deuda publica puede tomar muchas formas. Para que la confederación tenga posibilidad de contraer empréstitos esta debe ser puntual con sus pagos y fiel a sus promesas. Es un recurso positivo por eso ser impuntual en sus pagos es un error. Se precisa de la estabilidad que dan las garantías para tener la posibilidad de contraer empréstitos.

    Resulta realmente llamativo el análisis que Alberdi hace sobre como la estabilidad de la Republica a través de las garantías constitucionales favorece la posibilidad de contraer empréstitos y de esta manera agrandar el tesoro nacional. También es importante rescatar como este enfatiza la importancia del cumplimento con las obligaciones contraídas, de otra manera la confianza se pierde y se estancan los negocios y, el flujo de dinero, esto importa que los prestamistas tengan confianza en los títulos de valor que el gobierno emite. En cuanto al análisis que hace sobre el gobierno de Rosas, es interesante como este demuestra algo que esta latente en la realidad actual, como si se destinan recursos del tesoro solo al funcionamiento y crecimiento de la administración esto solo conlleva un endeudamiento mayor.

    ¿Cree usted que se puede hacer un paralelo entre el gobierno de Rosas y los gobiernos populistas actuales en cuanto al análisis que hace usted sobre política de amortización de este?

    ¿Porqué la deuda externa a aumentado de manera progresiva a través del siglo XX?

    ¿Cual es papel que los tratados internacionales tienen a la hora de infundir confianza en los prestamistas y como herramientas de control sobre el endeudamiento publico de una potencia?

  27. En esta parte, Alberdi habla de la deuda, y en cuanto a ésta el autor hace una diferencia entre la amortización verdadera y la falsa. La primera, la cual fue ejecutada por Rivadavia, disminuyó la deuda; la segunda, fue ejecutada por Rosas -al cual el autor critica mucho- y ésta agrandó por la emisión monetaria.
    Luego Alberdi continua hablando del crédito público, el cual está establecido en el articulo 4 de la constiticon nacional y que le otorga al estado la facultad de adquirir créditos en caso de urgencias. El gobierno para adquieror empréstitos debe cumplir con sus promesas y ser puntual.
    El autor sostiene que se debe llevar adelante una política económica que administre los recursos del tesoro y así se puedan cubrir todos los gastos.

    Es interesante como Alberdi critica al gobierno de Rosas y analiza la amortización falsa que desencadena en el aumento de la deuda. No solo eso, si no si afirmación de que a mayor deuda, mas prestamistas estarán dispuestos a prestar su dinero, lo cual me lleva a pensar que en ese momento el nivel de confianza que de tenia para con el estado era notable.

    ¿ se podría mantener, hoy en día, la afirmación de Alberdi, que a más deuda mas prestamistas?
    ¿ porqué era tan confiable el estado en ese momento? ¿ dejo de serlo? ¿ porqué?
    ¿ que amortización se aplica hoy en día?

  28. 1) Rivadavia ha hecho una verdadera amortización de la deuda en tanto Rosas y sus continuadores hicieron una falsa amortización , la agrandaron fingiendo disminuirla. Amortizar, es un medio de extinguir gradualmente la deuda pública comprando las obligaciones del Estado al precio con que circulan en el mercado para destruirlas si se obtuvieron caras o revenderlas con utilidad del Erario si se consiguieron a bajo precio. La CN ha admitido al crédito entre los recursos del Tesoro nacional por ser el recurso mas practicable y fecundo que posee la Confederación a su alcance. La CN comprende en el recurso del crédito nacional los empréstitos y las operaciones de crédito, con lo cual admite el ejercicio de todos los medios conocidos de levantar fondos por medios del crédito. Las formas mas conocidas y ordinarias del empréstito de fondos hechos a la Nación son: empréstitos propiamente dichos, fondos públicos con interés, fondos públicos sin interés, deuda consolidada, deuda no consolidada, deuda flotante o billetes de oficinas del tesoro por contribuciones anticipadas,papel moneda. El gobierno que toma prestado no necesita tener fondos disponibles para reembolsar mas tarde la totalidad de la deuda. Le bastara tener el necesario para pagar los intereses o renta puntualmente. Este interés o renta forma todo el precio de la deuda .Para que haya compradores de esos títulos basta que el interés o renta estipulados en ellos se pague puntualmente, lo cual depende, que el gobierno deudor tenga con que pagar los intereses y respeto a la puntualidad de sus promesas. Todo la cuestión de la posibilidad del crédito publico para la confederación, se reduce a saber si ella es capaz de pagar los intereses o rentas de sus fondos públicos y de gastar sumas menores que esas rentas en la amortización de los capitales de su deuda.

    2) Lo que más llamo mi atención fue que para que un país pueda contraer deuda, solo debe tener capacidad para pagar intereses; con lo cual entiendo que esto podría ser peligroso ya que los países podrían adquirir deuda que nunca puedan cancelar.

    3) a) Si un país paga solo los intereses de la deuda y nunca puede pagar el capital ¿cuál podría ser la consecuencia para ese país?
    b) ¿Puede un país vivir endeudado de por vida?
    c)¿ Qué efecto tiene eso en su economía interna?

  29. El autor a lo largo de su texto habla de la deuda publia a lo largo del tiempo, a traves de la historia y los diferentes modos por los que se puede sfrontar la mismoa, como asi tambien la manera de amortizarla.
    La confederacion explica varias formas de credito publico, una de esas formas es la que contiene el Tesoro, como medion o mecanismo para tratar la deuda publica, la misma puede afrontarse de diferentes maneras y eso es lo que esvoza Alberdi.

    En mi criterio, y habiendo interpretado la explicacion del autor me parece relevante que tengamos en cuenta que cada uno de
    esos mecanismos se implementan en relacion con el contexto y momento historica en el que se desarrolla, tambien cabe destacar que el endeudamiento surge en la mayoria de los casos en momentos de crisis. Por lo tanto, es necesario inferir que no siempre los mecanismos adoptados son los correctos porque buscan soluciones a corto plazo, sin un analisis de campo exaustivo y muchas veces olvidando la historia y las experiencias vividas.
    La deuda publica es un salvavidas temporal?
    Son correctos los metodos que la confederacion muestra o cree que alguno no es el apropiado? Hay alguno mas?
    Comsidera que la politica es un factor monetario crediticio tambien

  30. 1) En ésta parte del libro Alberdi habla del tamaño verdadero de la deuda de Buenos Aires, y sostiene que se han empleado dos medios: la verdadera amortización y la falsa amortización. Rivadavia por la primera disminuyó la deuda; mientras que Rosas y sus continuadores por la segunda la agrandaron, fingiendo disminuirla.
    Por otro lado establece que el artículo 4 de la Constitución Federal comprende el producto de los empréstitos y de las operaciones de crédito que decrete el Congreso para urgencias de la Nación o para empresas de utilidad nacional, entre los fondos integrantes del Tesoro Nacional. Continúa diciendo que la Constitución ha sido sensata en admitir el crédito entre los recursos del Tesoro, precisamente por ser el recurso más practicable y fecundo de cuántos posee la Confederación a su alcance. Es el único recurso sin precedente en el sistema colonial. A su vez el crédito es un recurso introducido en nuestras rentas argentinas desde la época y por las urgencias de la revolución contra España, como medio extraordinario y como elemento moderno de gobierno y de progreso industrial.

    2) En cuánto a lo novedoso me parece relevante la forma en la que Alberdi considera al Gobierno de Rosas, tachándolo de carísimo, violento y hasta lo llamó una dictadura. Así afirma que las finanzas de engaño que Rosas hizo prevalecer por el terror, y de las cuales hizo su más poderoso resorte de despotismo, de corrupción y de empobrecimiento del pueblo de su mando, han pasado inapercibidas.
    Por otro lado me llamó la atención como Alberdi fue un visionario al considerar que el papel moneda de Buenos Aires, que nada promete ni asegura, tenía sin embargo una garantía tácita y virtual, aunque reducido a un simple reconocimiento de deuda.
    También me pareció relevante como marca la diferencia entre Europa y Buenos Aires, en dónde la primera realiza los grandes empréstitos de un modo colectivo, por asociaciones anónimas de infinitos accionistas, y destaca su eficaz funcionamiento.
    Por último me interesó la manera en la que el autor destaca que un Estada al faltar a sus deberes en el pago de los intereses de su deuda, es lo mismo que envenenar el único pan de su alimento, y suicidarse; es algo más desastroso que faltar al honor, es condenarse a la bancarrota y al hambre. Algo tan simple y sencillo que en la actualidad parece no haberse comprendido.

    3) a- ¿Cree que de no haberse producido durante el Gobierno de Rosas el cambio de sistema de amortización eso habría tenido algún tipo de repercusión favorable económicamente para nosotros en la actualidad?
    b- ¿Cuál cree que es el modo de endeudamiento más perjudicial que pueda adoptar la Argentina? ¿Porqué?
    c- ¿Cuál sería el modo más propicio de inspirar confianza Estatal para obtener mayores fondos extranjeros? ¿Se lo podría aplicar en nuestro país?

  31. En este capitulo, el autor Alberdi, se centra en el crédito público,designado por el artículo 4 de la Constitución como uno de los recursos del Tesoro nacional, puede ser un recurso practicable y posible en la condición con que se han constituido las provincias de la Confederación. Luego, analiza el empréstito segun sus diferentes clasificaciones son: el empréstito propiamente dicho, fondos públicos con o sin interés, deuda consolidada o no consolidada, deuda flotante y papel moneda.
    El autor hace mención de la deuda pública y sus dos clasificaciones que tiene, la verdadera y falsa amortización. La falsa amortización fue utilizada por rosas y esto llevo a que en vez de disminuir la deuda fuera cada vez mas grande. La verdadera amortización fue empleada por Rivadavia.

    Lo que me resulto novedoso del capitulo es como Alberdi hace referencia al incumplimiento de una deuda , diciendo “Siendo el crédito del Estado el recurso más positivo de que pueda disponer en esta época anormal y extraordinaria por ser de creación y formación, será preciso que los gobiernos argentinos sean muy ciegos para que desconozcan, que faltar a sus deberes en el pago de los intereses de la deuda, es lo mismo que envenenar el único pan de su alimento, y suicidarse; es algo más desastroso que faltar al honor, es condenarse a la bancarrota y al hambre”.
    Me resulta llamativo, como hace mención a la falta de compromiso para el pago de la deuda y como lo define.

    Preguntas:
    1-¿ Que medidas implementaría en la Argentina , teniendo en cuenta nuestros endeudamientos?
    2- Debería la Argentina basarse en una amortización verdadera, para salir adelante?
    3- ¿ Que haría frente a los terribles endeudamiento que tiene el país , que sanción llevaría acabo?

  32. – En esta ocasión Alberdi realiza un análisis de la deuda pública.
    Comienza el texto haciendo una distinción entre lo que sería liberarse de una deuda de manera correcta y disimulando hacerlo. Dice que Rosas realizaba artificios rentísticos para aumentar la deuda aparentando amortizarla, para financiar su gobierno. Afirma que para que un pago libere de deuda, éste debe realizarse con dinero o con el producto de una renta, por el contrario lo que se hacía era acudir a la emisión de papel moneda, o bien cambiar una deuda por otra, emitiendo papeles de crédito. Esto llevo a una disminución del valor real de la moneda Argentina.
    Luego desarrolla las diferentes maneras de realizar el gasto público, para obtener fondos prestados, fondos públicos con interés, sin interés, deuda flotante y la emisión de moneda. Afirma que se necesita administrar los fondos de manera sensata gastando poco, para adquirir estabilidad.
    – Me resulta llamativo ver como los artificios realizados por Rosas en ese entonces, se pueden observar en los gobernantes actuales, inclusive sin el más mínimo resquemor de lo que están haciendo, y creo que esto se debe a la falta de información que tienen los ciudadanos respecto a este tipo de políticas, no ven lo perjudicial que resulta tratar de solventarse de esta manera. En la actualidad esto resulta más grave aún ya que debido al bajo nivel institucional que tiene nuestro país, resulta ser un país poco confiable, por lo que las tasas de interés son más altas, y los gobernantes siguen endeudándose porque de esta manera tapan baches actuales dejando un problema a largo plazo.
    – ¿Cree que actualmente es primordial pagar la deuda o primero debe destinarse el dinero para fomentar el crecimiento de la economía?
    ¿Considera que Argentina puede o debe seguir asumiendo deuda para financiarse sin tener como amortizarla realmente?
    ¿Cuál cree que debe ser el primer sector en el que el gobierno debe disminuir el gasto público?

  33. En este capítulo Alberdi hace una reflexión sobre las medidas llevadas a cabo para la amortización de las deudas de Buenos Aires, y sobre como las organizaciones políticas del momento llevaron a cabo esta tarea.
    Por un lado se presenta la amortización verdaderamente hecha, y por otra tenemos la amortización falsa. Según estos dos medios, Rivadavia con la primera disminuyo la deuda y Rosas con la segunda la agrando.
    Lo que se logra con la amortización es hacer desaparecer gradualmente la deuda publica comprando las deudas del Estado al precio que circulan en el mercado, para destruirlas si se obtuvieron caras, o revenderlas si se consiguieron a bajo precio.
    Pero todo esto se tergiverso desde la asunción de Rosas como dictador de la provincia, debido a que contrajo todo el producto de la renta publica para sostener su gobierno con elevados niveles de gastos y desempeñándola en el sistema de finanzas y rentas; todas las operaciones de amortización llevadas a cabo eran ficticias y por lo tanto sus resultados ilusorios.
    A diferencia de Rivadavia quien fundo un sistema para la amortización de la deuda pública de Buenos Aires sancionado una ley que logro que por muchos años la amortización fuera real y verdadera.
    Luego se explica las diversas formas en que se ejercían los créditos públicos, la constitución incluía aquí a los empréstitos y las operaciones de crédito, con los cuales buscaba levantar fondos mediante créditos del Estado.
    Entre las especies de fondos públicos que pueden componer la deuda se mencionan: la emisión de títulos que contienen el reconocimiento de una deuda perpetua por parte del Estado, en la cual se obliga a pagar un interés de manera periódica al tenedor del título de crédito. Además, puede emplear su crédito para reconocer una deuda sin interés alguno, con la sola promesa de pagar el capital en un plazo dilatado, o para cuando se halle con medios para solventarla.
    La deuda flotante o emisión de billetes de las oficinas del Tesoro nacional por contribuciones pagadas con anticipación, es otra manera de emplear el crédito público para obtener fondos prestados.
    Por ultimo lleva adelante una explicación acerca de la aptitud de la Confederación para contraer empréstitos y de las diferentes especies de fondos públicos que pueden componer la deuda de la Confederación. Sobre este tema, el autor menciona que, en cuanto a la estabilidad del gobierno, es decir, a la paz y al mantenimiento del orden, en que reposa el crédito y de toda la industria, jamás la Confederación ha tenido garantías comparables a las que en ese momento que aseguran su tranquilidad.
    Me resulta llamativo e impactante la forma en que Alberdi ve la Confederación de Buenos Aires diciendo que disponía de rentas ajenas en gran parte y que era gobernado por tiranos que han gastado como cuatro Republicas juntas y que han contraído el hábito de la dilapidación. Que en esa amortización ficticia en que se encontraba había una ganancia para el Estado pero que esa ganancia era estéril de la defraudación obtenida a expensas de la moral pública y de la riqueza del país.

    • Considera usted que las acciones llevadas a cabo por Argentina han sido útiles y reales en cuanto tenían como objetivo amortizar la deuda, o considera que también han sido mentira?
    • ¿Cuáles cree que serían las mejores maniobras que debería efectuar el Estado para controlar el gasto público? Considera que las acciones que se toman por parte del Estado son correctas?
    • ¿Cómo cree que se encuentra actualmente la credibilidad de la Argentina a la hora de los cumplimientos de sus obligaciones contraídas como la deuda pública?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *