Alberdi y las libertades políticas que tienen consecuencias económicas

Para Alberdi las libertades políticas tienen claros contenidos económicos.

Alberdi 3

Por ejemplo:

La libertad o derecho de petición, es una salvaguardia de la producción económica, pues ella ofrece el camino de obtener la ejecución de la ley, que protege el capital, la tierra y el trabajo, sin cuya seguridad la riqueza carece de estímulo y la producción de objeto.

La libertad o derecho de locomoción es un auxilio de tal modo indispensable al ejercicio de toda industria y a la producción de toda riqueza, que sin ella o con las trabas puestas a su ejercicio, es imposible concebir la práctica del comercio, v. g., que es la producción o aumento del valor de las cosas por su traslación del punto de su producción al de su consumo; y no es menos difícil concebir producción agrícola o fabril, donde falta el derecho de darle la circulación, que le sirve de pábulo y de estímulo.

La libertad de publicar por la prensa importa esencialmente a la producción económica, ya se considere como medio de ejercer la industria literaria o intelectual, o bien como garantía tutelar de todas las garantías y libertades tanto económicas como políticas. La experiencia acredita que nunca es abundante la producción de la riqueza, en donde no hay libertad de delatar y de combatir por la prensa los errores y abusos que embarazan la industria; y, sobre todo, de dar a luz todas las verdades con que las ciencias físicas y exactas contribuyen a extender y perfeccionar los medios de producción.

La libertad de usar y disponer de su propiedad es un complemento de la libertad del trabajo y del derecho de propiedad; garantía adicional de grande utilidad contra la tendencia de la economía socialista de esta época, que, con pretexto de organizar esos derechos, pretende restringir el uso y disponibilidad de la propiedad (cuando no niega el derecho que ésta tiene de existir), y nivelar el trabajo del imbécil con el trabajo del genio.

La libertad de asociación aplicada a la industria, es uno de los resortes más poderosos que reconozca la producción económica moderna; y en la República Argentina es garantía del único medio de satisfacer la necesidad que ese país tiene de emprender la construcción de ferrocarriles, de promover la inmigración europea, de poner establecimientos de crédito privado, mediante la acción de capitales asociados o unidos, para obrar en el interés de esos fines y objetos.

La libertad de asociación supone el ejercicio de las otras libertades económicas; pues si el crédito, si el trabajo, si el uso de la propiedad, si la locomoción no son del todo libres, ¿para qué ha de servir la libertad de asociación en materia industrial?

El derecho de profesar libremente su culto, es una garantía que importa a la producción de la riqueza argentina, tanto como a su progreso moral y religioso. La República Argentina no tendrá inmigración, población ni brazos, siempre que exija de los inmigrantes disidentes, que son los más aptos para la industria, el sacrificio inmoral del altar en que han sido educados, como si la religión aprendida en la edad madura tuviese poder alguno y fuese capaz de reemplazar la que se ha mamado con la leche.

La libertad de enseñar y aprender se relaciona fuertemente con la producción de la riqueza, ya se considere la primera como industria productiva, ya se miren ambas como medio de perfeccionar y de extender la educación industrial, o como derogación de las rancias leyes sobre maestrías y contratos de aprendizaje. En este sentido las leyes restrictivas de la libertad de enseñar y aprender, a la par que ofensivas a la Constitución que las consagra, serían opuestas al interés de la riqueza argentina.

Vemos, por todo lo que antecede, que la libertad, considerada por la Constitución en sus efectos y relaciones con la producción económica, es principio y manantial de riqueza pública y privada, tanto como condición de bienestar moral. Toda ley, según esto, todo decreto, todo acto, que de algún modo restringe o compromete el principio de libertad es un ataque más o menos serio a la riqueza del ciudadano al Tesoro del Estado y al progreso material del país. – El despotismo y la tiranía, sean del poder, de las leyes o de los reglamentos, aniquilan en su origen el manantial de la riqueza -que es el trabajo libre-, son causas de miseria y de escasez para el país, y origen de todas las degradaciones que trae consigo la pobreza.

6 pensamientos en “Alberdi y las libertades políticas que tienen consecuencias económicas

  1. Respecto al articulo, coincido con el hecho de que todas las libertades/derechos que emanan de las leyes son un mecanismo al progreso de todos los sectores de un pais y como lo meciona el articulo , esto incluye el sector economico. Tambien creo que esas libertades deben ser utilizadas de manera correcta, es decir, respondiendo al fin por el cual fueron consedidas por la norma. Para evitar que se pase de una libertad a un libertinaje, en donde, el sector economico aproveche estas facultades para beneficiarse unos y perjudicar a otros.
    Por ultimo , creo que un pais en donde no haya tanta intervencion estataal, sino la necesaria, y permita a los productores/comerciantes el libre ejercicio de su actividad es uno de los incentivos que ayudan al progreso economico.

  2. Como bien señala el artículo el derecho de libertad se encuentra asociado a consecuencias políticas económicas, es decir vemos como el no vulnerar el derecho de libertad lleva a poder desenvolvernos de distintas formas, asociándonos como nos parezca mejor lo cual lleva al desarrollo. Un país que puede garantizar la libertad de sus habitantes es un país que apuesta al desarrollo, si está bien que ejerza ciertos controles pero en la medida de lo necesario y de lo justo. Así como dice el artículo, la libertad es riqueza pública como privada. Por ende requiere de la atención y del cuidado de todos de nosotros mismos exigiendo que se respete nuestra libertad y también del Estado tomando las medidas que considere que no nos lleve a terminar en una tragedia de los comunes.

  3. De acuerdo con lo planteado en el articulo, estoy de acuerdo en que el derecho a la libertad conlleva a consecuencias económicas, es muy importante estas libertades que se tienen, porque permiten el desarrollo de un país, por lo que se debe tratarlo de la mejor manera, regularlo de la mejor forma para que no solo favorezcan a pocos y perjudiquen a la mayoría, además esta libertad lleva consigo un bienestar moral a los ciudadanos, con lo cual si se restringe el derecho a la libertad se estaría generando un bloqueo para que el país progrese, los ciudadanos no podrían organizarse para realizar emprendimientos, es decir que esta restricción lleva a la pobreza a los problemas tanto sociales, políticos y económicos del país, pero se debe tener en cuenta que estas libertades deben ser controladas, reguladas per de forma adecuada, porque sino se estaría perjudicando a los ciudadanos, limitando el progreso del país y que la riqueza se concentre en pocos, ya que habría un abuso de poder, que beneficia a ciertas personas nada mas.

  4. La tutela de los derechos supone costos tanto sobre los particulares, como también sobre el presupuesto público. Es por esto que tendrán distintas valoraciones según de quién se trate (valdrán más para algunas personas que para otras). Juan Vicente Solá cita en su libro Constitución y Economía las palabras del texto “The Cost of tights. Why liberty depends on taxes” de Stephen Holmes y Cass Sunstein, quienes establecen a modo ejemplificativo: “La libertad de expresión vale necesariamente más para los propietarios de periódicos que para quienes duermen sobre ellos”.
    Entendemos, entonces, que los derechos tienen costos sociales y presupuestarios (no es autónoma la libertad individual a las contribuciones que hace la sociedad colectivamente a través de los impuestos que luego serán administrados por funcionarios).
    No obstante algunos derechos, más allá de su costo elevado, aumentan la riqueza social de tal manera que resultan autofinanciables. Un ejemplo claro es la educación, o bien la propiedad privada.

  5. Garantizar la Libertad como derecho implica una necesidad social, es decir, como lo dice el artículo es “manantial de riqueza pública y privada”, es el origen del desarrollo individual y colectivo. Claramente el desarrollo de actividades traen aparejado un factor económico, las restricciones que sufre dicho Derecho, sólo se ve justificado en pos de las libertades de los demás intervinientes. Es decir, para garantizar un derecho se deben sentar los límites del mismo, que no es más que el derecho del prójimo. La regulación de estas libertades no hacen más que posibilitar la satisfacción general de los derechos.

  6. Es que la libertad tiene un contenido economico,porque viene a salvaguardar derechos que son valuables economicamente,y esto se traduce en el derecho de daños,en que cada vez que una persona sufre un menoscabo,la reparacion es una reparacion pecuniaria,estimativa del valor que tiene no poder haber ejercido ese derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *