Andrés Calamaro contra “la izquierda de los papanatas”. Termina con la frase: “Libertad, divino tesoro”!

Andrés Calamaro ha publicado un artículo bien interesante en el diario ABC de España…., si es que lo he llegado a entender. El título ya es desafiante: “La izquierda de los papanatas”. El copete lo es más: «El acoso y derribo de las libertades individuales parece ir a más en el desdichado concierto de prohibicionismos de tonalidad populista». Y el final no puede ser mejor, “Libertad, divino tesoro”: http://www.abc.es/opinion/abci-izquierda-papanatas-201602150429_noticia.html.

Pero luego, en fin, será por su escritura de inspiración artística o lo que sea, el texto no es fácil de seguir. Por suerte, mi amiga Raquel Merino, me ayuda a interpretarlo, sobre todo con una lectura vinculada con lo que sucede en España, aunque muchos comentarios son de carácter general. Comienza así:

“No soy optimista con la izquierda de los papanatas, los resentidos, los antisistema, los antisemitas, animalistas y marginales culturales. No soy optimista con la izquierda de los narcisistas, charlatanes, inquisidores, puritanos y moralistas. No soy optimista con la izquierda de la prepotencia, con los pactos que no responden ni reflejan a las mayores voluntades, ni con las prohibiciones seriales o la promesa de una brecha en donde con suerte quedamos algunos de un lado y enfrente amigos, familia y conocidos separados por esa falla (eso si no caemos en el abismo de la brecha misma).”

Comenta Raquel: “Prohibiciones, elecciones y mayorías que no gobiernan (aquí implícitamente me parece que hasta da su apoyo al pp). En el primer párrafo es bueno lo de la “falla”, la brecha, la confrontación o el abismo. Esta gente es experta en copar cada vez más ámbitos privados y generar “escasez” artificialmente en ellos, impidiendo el libre acceso y la libre elección y, por tanto, el conflicto está servido. Aquí lo ve bien el hombre éste. Es un tema éste que siempre me ronda la cabeza con la izquierda: la restricción de opciones y posibilidades que genera y el conflicto garantizado.”

Luego dice Calamaro, muy duro con la izquierda:

“Hay una minoría que tiene beneficios hinchados por campañas sostenidas en cadenas de televisión cautivas o cautivadas por el negocio redondo. Una minoría con derecho a llevarse los derechos por delante, empoderados por la inexperiencia de la aldea digital: una ciudad sin esquinas donde curtirse el cuero, el terreno de los bobalicones llenos de razones, la cancha de las contradicciones en una entrecomillada superioridad moral que llega desde la orilla izquierda de un río que huele a podrido.”

Comenta Raquel: “- En el tercer párrafo habla de una minoría (Podemos, se entiende), apoyada por una cadena de tv, la Sexta, en un “negocio redondo”. Hay que decir que son la mar de “capitalistas” los de la sexta, siempre valiéndose de sus amistades con el poder. A la sexta la encumbró y favoreció Zapatero. Y la sexta ha “criado” a Iglesias. Bueno, también le tiene poca simpatía a las redes sociales, que le han machacado con su defensa de los toros.

– El cuarto párrafo de las tradiciones, .., aunque acaba metiéndose con la “cultura”, lo cual siempre está bien. En el siguiente párrafo sigue con la cultura y el IVA (impuesto valor añadido) cultural en España, reivindicación activa de los actores y de la gente del cine en los Premios Goya  recientes (los “Oscar” de España…). Les llama aburguesados, poco más o menos.

 

– Se centra en “prohibicionismos”: desde gordos a las calles de Madrid. Carmena, la alcaldesa de Ahora podemos, por la “ley de memoria histórica” (andamos con esas a estas alturas), anda cambiando nombres de calles de supuestos generales golpistas de la guerra civil que durante la misma eran cabos…; así de documentados están los de su equipo. También quitaron unas placas a unos monjes carmelitas por el único pecado de ser ejecutados durante la guerra (tuvo que rectificar al día siguiente la señora “por un error” y reinstalar la placa). Habla de corrupción en el mismo párrafo (de esto habrás oído hablar bastante con relación al PP en los últimos tiempos, aunque se refiera a la familia real también). Al final del párrafo, en fin, se lamenta de su suerte (o de su profesión…

 – Está bien que en el siguiente párrafo hable de individualidad y variedad cultural. Su punto, al final, es que una minoría se está alzando contra los deseos de una mayoría para imponer su visión sectaria, revanchista y populista minoritaria y acabar con las libertades de las minorías. En fin, algo así, aunque parezca contradictorio. Si la mayoría (que no lo es) se dejara llevar por un “vivir y dejar vivir”, habría muchas minorías integradas dentro de esa mayoría y podría tener alguna lógica este galimatías. Pero en fin, por ahí van los tiros, creo yo.

 – En el siguiente párrafo, lo mezcla todo… Creo que se mete al principio con la gente tan pegada al día a día por el mundo digital. Y que, imagino, es reprochable que sean quienes crean opinión pública hoy (o votan o no sé bien). Eso sí, menciona a los “tres mosqueteros complutenses” (PAblo, Errejón y Monedero) que hacen bajarse los pantalones a otros en la izquierda (psoe…) haciendo que esas minorías intolerantes acaben imponiéndose a base de prohibiciones (de verdad, que no paran con las prohibiciones y las ideas felices, para que se vea que gobiernan mucho) con las costumbres arraigadas del pueblo (más o menos). Este hombre es más español que yo, desde luego.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *