Bruno Frey: La relación entre eficiencia y la organización política. El fracaso del estado es mayor que el del mercado

Con los alumnos de Public Choice vemos a Bruno Frey en “La relación entre eficiencia y la organización política”, donde compara el fracaso del estado y el del mercado. En verdad, en el caso de este último, se trata más bien de su ausencia, por la ausencia de derechos de propiedad. También, por la comparación con una situación ideal que no existe ni podría existir :

“A. El fracaso del mercado

Los mercados privados competitivos no logran un óptimo de Pareto o un resultado eficiente cuando existen externalidades o bienes públicos o cuando las economías de escala llevan a los proveedores a una posición monopolista. Éste fue el mensaje de la teoría económica de posguerra, que gozó de general aceptación. En consecuencia, el gobierno (que, según se da por sentado, tiene que elevar al máximo el bienestar social) debe intervenir para obtener un resultado más eficiente. Después de haber llegado a esta conclusión, considerándola satisfactoria, los políticos obran en consecuencia, tanto en el nivel microestructural (e. g., nacionalizando empresas o llevando a cabo políticas estructurales) como en el macroestructural (adoptando una política fiscal y monetaria de neto corte keynesiano).

Esta concepción, que dominó la escena económica hasta fines de la década del sesenta y parte de la del setenta, todavía existe en la actualidad. Si bien no es sorprendente que muchos políticos continúen aprovechando esta invitación a aumentar las actividades gubernamentales, también comparten este punto de vista destacados representantes de la teoría económica. Por ejemplo, en el enfoque neoclásico de la economía pública, los impuestos y los precios públicos se determinan sobre la base del supuesto de que el gobierno eleva al máximo el bienestar social.

  1. El fracaso del gobierno

El advenimiento de la moderna economía política (que incluye la elección pública, el nuevo institucionalismo y el análisis de los derechos de propiedad y de los costos de transacción), en la que se da por sentado en todos los aspectos que el gobierno es un actor endógeno dentro del sistema político-económico, afectó notablemente la ortodoxia respecto del fracaso del mercado (por ejemplo, véanse los trabajos de Mueller, 1989; Eggertsson, 1990, y Frey, 1983). En este enfoque se analizan cuidadosamente las propiedades de los sistemas de toma de decisiones políticas.

El “Teorema de imposibilidad general” (Arrow, 1951, cuyo antecedente es Condorcet, 1795), que establece la conclusión fundamental de que bajo supuestos “razonables” no existe un equilibrio político entre opciones siempre que se tomen en cuenta las preferencias individuales, despertó gran interés entre los eruditos. Los resultados electorales revelan una inestabilidad cíclica; en el caso de los asuntos multidimensionales, pueden abarcar todo el espacio político, incluyendo los resultados ineficientes (McKelvey, 1976).

Otros fracasos políticos también han sido objeto de un profundo análisis: debido al problema de los bienes públicos involucrado, los votantes no tienen demasiados incentivos para informarse acerca de la política y para participar en los procesos electorales; el resultado medio de una elección resultante de una competencia perfecta entre dos partidos en general no es eficiente; no todos los intereses en juego tienen la misma capacidad de establecer grupos de presión política (Olson, 1965); y las burocracias y la búsqueda de rentas constituyen un elemento adicional para desnaturalizar las asignaciones destinadas a lograr eficiencia.

Sobre la base de estos y otros fracasos políticos se ha llegado a la conclusión de que el gobierno no puede superar las deficiencias del mercado. Lo que ocurre en la realidad es más bien que la intervención política impide aun más la eficiencia. Un ejemplo de esto es el incentivo gubernamental en favor de la creación de un ciclo de negocios (Nordhaus, 1989) que incremente sus posibilidades de reelección.

  1. El fracaso del gobierno es más significativo que el fracaso del mercado

La moderna economía política ha alcanzado resultados tan convincentes que en este momento los eruditos ortodoxos piensan que los fracasos del mercado tienen menos importancia que los fracasos políticos. Esta creencia se afianza aun más por el redescubrimiento de la proposición de Coase (1960) de que si los derechos de propiedad están bien definidos y los costos de transacción son bajos, las externalidades no impiden el funcionamiento de un mercado eficiente. Además, se considera cada vez más que las ganancias de las empresas monopolistas son un indicador de eficiencia en la producción. De estos resultados se desprende que los mercados funcionan bien y la política funciona mal (véase un análisis de este tema en Wintrobe, 1987, pp. 435-6, o en Wittman, 1989, pp. 1.395-6), y en consecuencia habría que reducir generalmente la intervención gubernamental o eliminarla por completo, reservando la asignación de recursos a los mercados privados.”

5 pensamientos en “Bruno Frey: La relación entre eficiencia y la organización política. El fracaso del estado es mayor que el del mercado

  1. RESUMEN

    La economía ha dado bruscos giros en su evaluación de la eficiencia de los diversos sistemas de toma de decisiones y, con ello, de la eficiencia de éstos. Fracasos políticos han sido objeto de un profundo análisis, debido al problema de los bienes públicos, por ejemplo, los votantes no tienen demasiados incentivos para informarse acerca de la política y para participar en los procesos electorales; el resultado medio de una elección resultante de una competencia perfecta entre dos partidos en general no es eficiente; no todos los intereses en juego tienen la misma capacidad de establecer grupos de presión política (Olson, 1965); a más de que las burocracias y la búsqueda de rentas constituyen un elemento adicional para desnaturalizar las asignaciones destinadas a lograr eficiencia. Sobre la base de estos fracasos políticos se concluye que el gobierno no puede superar las deficiencias del mercado. Lo que ocurre en la realidad es más bien que la intervención política impide aún más la eficiencia. Un ejemplo de esto es el incentivo gubernamental en favor de la creación de un ciclo de negocios (Nordhaus, 1989) que incremente sus posibilidades de reelección. Hay un redescubrimiento de la proposición de Coase (1960) de que si los derechos de propiedad están bien definidos y los costos de transacción son bajos, las externalidades no impiden el funcionamiento de un mercado eficiente. Además, se considera cada vez más que las ganancias de las empresas monopolistas son un indicador de eficiencia en la producción. De estos resultados se desprende que los mercados funcionan bien y la política funciona mal, y en consecuencia habría que reducir generalmente la intervención gubernamental o eliminarla por completo, reservando la asignación de recursos a los mercados privados.

    NOVEDOSO:

    La concepción Keynesiana y neo intervencionista, que dominó la escena económica hasta fines de la década del 60 y parte del 70, todavía existe en la actualidad. Si bien no es sorprendente que muchos políticos continúen aprovechando esta invitación a aumentar las actividades gubernamentales, también comparten este punto de vista destacados representantes de la teoría económica. Por ejemplo, en el enfoque neoclásico de la economía pública, los impuestos y los precios públicos se determinan sobre la base del supuesto de que el gobierno eleva al máximo el bienestar social. Resulta novedoso, considerando que los economistas serios y profesionales, debieran conocer que esa política generó en el mundo desarrollado un nuevo fenómeno desconocido hasta ese entonces, denominado ESTANFLACIÓN (estancamiento económico combinado con inflación). De allí que personalmente considero, que quienes somos economistas liberales, tenemos la responsabilidad de ser como los médicos sociales, es decir, hablar verdades científicas, aunque estas incomoden al establishment político. El Socialismo involuciona países, el Keynesianismo los estanca (aunque hayan períodos de fugaz crecimiento, que se presentan a modo de “espejismo”, por cortos períodos de tiempo) y sólo el Liberalismo los desarrolla de manera sostenible.

    PREGUNTAS PARA EL AUTOR

    1. La sociedad debe ser ordenada desde arriba por parte de un gobierno fuerte, es una creencia arraigada en América Latina, ¿Pasa lo mismo en sociedades más evolucionadas, como Europa, por ejemplo?
    2. ¿En qué consiste la eficiencia paretiana?
    3. Los ciclos provocados por gobiernos autoritarios o dictatoriales son más pronunciados que los que se presentan con gobiernos democráticos, ¿Cuál es la causa principal de esta situación?

  2. RESUMEN DEL TEXTO
    Los mercados competitivos no obtienen resultados eficientes toda vez que las externalidades o los monoopolios aparecen. Y por los bienes publicos es que justamente los votantes carecen de incentivos para informarse y participar en procesos electorales con lo que fracasa la politica. Sin embargo, en el caso de las ganancias provenientes de un monopolio, son indicadores de eficiencia en la producción en cambio el fracaso de los gobiernos se debe a las imperfecciones de la democracia.
    Si los mercados funcionan mejor que la democracia se debe en gran parte al supuesto de que los individuos, como votantes, no son lo integligentes que son cuando se desenvuelven en el mercado, aunque con mayor grado de racionalidad este fracaso se atenua.
    LO MAS DESTACADO
    Si las instituciones quisieran contribuir a establecer la competitividad entre organizaciones politicas, buscarian claramente el federalismo. Sin embargo esta institucion ha sido muy dejada de lado, incluso en paises que aun instaurandolo, no permiten esa llegada a las provincias. Es decir no hay paises democraticos desarrollados con competencias federales. No planifican sobre la base del potencial que ofrece el federalismo para establecer competencia entre unidades gubernamentales.
    En las democracias, los politicos pueden establecer coaliciones contra los votantes y los contribuyentes. La coalición de politicos tiene el poder para establecer un orden de prioridades en el tratamiento de los asuntos. Quien pueda determinar el orden en que se votaran las propuestas alcanza una gran ventaja.
    4 tipos formales de participacion directa: Amablea popular, Referendum popular obligatorio, Referendum popular optativo e Iniciativas populares.
    PREGUNTAS
    – ¿Porque aun en los paises desarrollados donde se quiere potenciar la competencia entre las provincias, al mismo tiempo se las limita fiscalmente a fin de que mediante la prudencia fiscal y las ventajas competitivas locales, estas atraigan inversiones privadas?
    – ¿A que se debe que la coalición de los politicos no solo busque incluir a aquellos que detentan el poder logicamente, pero tambien a quienes estan fuera?
    – ¿Porque considera de que el fracasao del gobierno es lo mismo que decir que lo fracasó es la democracia?

  3. PUBLIC CHOICE – PROF. MARTIN KRAUSE

    GUÍA DE DISCUSIÓN, POR LOURIVAL SOUZA

    La relación entre la eficiencia y la organización política– Bruno Frey

    RESUMEN

    El autor analiza las consideraciones usuales sobre la eficiencia en la política y en el mercado y apunta que es un error utilizar referencias ideales (Pareto) para esta tarea. Como alternativa, recomienda la comparación entre los tipos existentes (no ideales). Otro argumento analizado es que la eficiencia en la política es muy inferior al del mercado, propuesta que niega al afirmar que la política también puede alcanzar buenos resultados, aunque tenga sus fallas. Para el autor, el hombre actúa en la política y en el mercado con la misma inteligencia, y que el sistema político puede madurar y ser perfeccionado. Para ello recomienda que él -como los mercados eficientes- tenga competencia a través del aumento de la oferta de candidatos y de unidades políticas. ¿Y cómo debe hacerse? Federalismo. Para el autor, este modelo permite el surgimiento de muchas comunidades políticas, lo que implica en unidades pequeñas, que a su vez fortalecen la democracia directa. Es en ella que autor, a citar el caso de Suiza, ve la posibilidad de decisiones más acertadas o armonizadas con las preferencias del público. Dicho de otra manera, un conjunto menor de participantes disminuye o excluye la necesidad intermediarios y con ello menos ruidos y costos en el proceso político.

    NOVEDAD O IMPORTANTE

    El proceso político puede ser optimizado.

    En las menores comunidades los costos de información son menores y las decisiones tienden a ser más eficientes.

    PREGUNTAS AL AUTOR

    Si el tamaño de la comunidad influye en la eficiencia del proceso político, un gobierno autoritario de una pequeña comunidad puede ser eficiente tal cual un democrático del mismo tamaño?

    En una sociedad con muchos referendos los “democratismos” o dictadura de la mayoría no podrían ser un problema?

    ¿Qué sería mejor, federalismo o municipalismo?

  4. Los mercados privados competitivos no logran un óptimo de Pareto o un resultado eficiente. De esto se desprende que el gobierno debe intervenir para obtener un resultado más eficiente, esto trae como consecuencia que la clase política busque nacionalizar empresas o avalan una política fiscal y monetaria de neto corte keynesiano.
    Esta concepción, es la que dominó la escena económica hasta fines de la década del 60 y parte de la del 70 aun existe. El enfoque neoclásico supone que el gobierno eleva al máximo el bienestar social.
    El fracaso del gobierno. Análisis de las características de toma de decisiones políticas. Como los votantes no están incentivados a informarse sobre política y las elecciones, el resultado de esto es una competencia entre partidos no eficiente. La intervención política impide aun más la eficiencia.
    El fracaso del gobierno es más significativo que el fracaso del mercado.Los eruditos ortodoxos piensan que los fracasos del mercado tienen menos importancia que los fracasos políticos. Se cree que si los derechos de propiedad están bien definidos y los costos de transacción son bajos, las externalidades no impiden el funcionamiento de un mercado eficiente. ven las ganancias de las empresas monopolistas son un indicador de eficiencia en la producción. De estos resultados se desprende que los mercados funcionan bien y la política funciona mal. Consecuencia habría que reducir generalmente la intervención gubernamental o eliminarla por completo, reservando la asignación de recursos a los mercados privados.

    Importante
    Los gobiernos no democráticos dependen del apoyo de diversos grupos; no pueden confiar en uno solo porque si lo hicieran los miembros de éste podrían apoderarse de una parte sustancial de las rentas del gobierno o, sencillamente, tomar el poder. Por lo tanto, el líder autoritario actúa racionalmente al cambiar de vez en cuando su base de apoyo principal, por ejemplo, de los militares a las masas urbanas, después, de la burocracia al partido y, más adelante, nuevamente a los militares. Es probable que estas inconsistencias sean mayores que en una democracia, especialmente porque un gobierno autoritario no está limitado por una constitución.

    La competitividad de las organizaciones políticas
    Los mercados competitivos, económicos o políticos, deben ser de libre acceso (y salida) y carecer de regulaciones que impidan la oferta exitosa de los mejores productos y la libre elección en la demanda. Requerimientos a menudo no se cumplen en la práctica Un ejemplo de esto es la Comunidad Europea

    El federalismo
    Entre las instituciones que contribuyen a establecer la competencia entre las organizaciones políticas reviste particular interés el federalismo. Hasta ahora, ningún país ha hecho una planificación racional sobre la base del potencial que ofrece el federalismo para establecer una vigorosa competencia entre unidades gubernamentales.
    Cuatro tipos formales de participación directa de los ciudadanos en las decisiones políticas: 1) Una asamblea popular, como las de Nueva Inglaterra o los Landsgemeinden de algunos cantones suizos; 2) un referéndum popular obligatorio; 3) un referéndum popular optativo que requiere cierto número de firmas; 4) las iniciativas populares que imponen la realización de un referéndum acerca de un asunto de gran importancia. Estas instituciones relacionadas con la toma de decisiones políticas permiten a los votantes hacer conocer efectivamente sus preferencias a los políticos y, lo que es tal vez más importante, romper la coalición de los políticos contra los votantes.

    Preguntas

    El Mercosur parece estar inspirado en el proceso de la Union Europea, es un modelo exitoso para ser emulado en Latinoamérica?

    Porque ningún grupo político en la actualidad, de los que están afuera del poder parecen comprender el poderoso argumento de la participación política como limitante del poder. Porque no nadie los toma como propuesta?

    El autor sostiene que los gobiernos no democráticos dependen del apoyo de diversos grupos, pensando en el caso Venezuela como se explica que su régimen aun permanezca? Quedaran grupos a los que Maduro aun puede recurrir?

  5. Resumen

    Bruno S. Frey, en su interesante artículo, titulado, “la relación entre la eficiencia y la organización política”, trata del fracaso existente en el mercado, la política, y la democracia, posteriormente trata algunas opciones de solución a esta problemática.

    El fracaso del mercado. Los mercados privados competitivos no logren cero eficientes cuando existen bienes públicos, o hay monopolios. Esta fue la conclusión a la que se llegó en la posguerra, por lo cual el estado debería intervenir para mejorar la eficiencia económica. Esta es una concepción que domina la escena económica aún en la actualidad.

    El fracaso del gobierno. La moderna economía política da por sentado que el gobierno es un actor endógeno del sistema político económico, lo cual, afectó la ortodoxia respecto del mercado, pero en realidad la intervención política afecta al mercado. Eso sí hay que aclarar que existe competencia entre el mercado político y el mercado económico. constitucionalmente, lo político y económico están abiertas a una entrada de factores productivos e ideas.

    En lo político, las instituciones creadas por el federalismo y la democracia directa permiten a los ciudadanos expresarle sus preferencias y romper la coalición de los políticos contra los votantes.

    Novedad
    La ciudadanía no ha logrado comprender la eficiencia del mercado y la ineficiencia de la política, por lo que la comparación es prácticamente inexistente.

    Preguntas.
    1. ¿Por qué la ciudadanía elige a los políticos para que intervengan en contra del mercado?
    2. ¿En qué ocasiones podemos considerar que el referendo es efectivo para mejorar la competencia política?.
    3. Si las instituciones políticas no son efectivas para que los ciudadanos expresen sus preferencias, ¿Qué instituciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *