Ciclos y fluctuaciones económicas: la teoría austriaca en el modelo gráfico de Roger Garrison

Con los alumnos de Historia del Pensamiento Económico II, Económicas, UBA, vemos la Teoría Austriaca del Ciclo Económico (ABCT en inglés), a través de la modelización moderna de Roger Garrison, quien comenta los fenómenos de sobre-consumo y ahorro forzoso. Algunos párrafos:

Garrison

Sobre-consumo y ahorro forzoso, aunque aparentes antónimos, son en verdad conceptos análogos que describen diferentes fases del ciclo económico, como ha sido explicado por distintos economistas austríacos. Reconocer el sentido en el cual los dos términos son compatibles ayuda a resolver las diferencias terminológicas y sustantivas dentro de la escuela austríaca y a mostrar por qué el término “ahorro forzoso” ha sido un obstáculo para comprenderla – tanto dentro como fuera de la escuela. La explicación del sobre-consumo (como también de la sobre-inversión) permite una cierta reconciliación entre las visiones austríaca y neoclásica, mejorando al mismo tiempo la lógica interna de la Teoría Austríaca. Como un resultado lateral importante, ciertos defectos no percibidos o solo levemente en la teorización de F. A. Hayek pueden ayudarnos a explicar por qué Hayek resultó inefectivo en responder a sus críticos y por qué no produjo una crítica efectiva y a tiempo de la Teoría General de Keynes.

La teoría del ciclo económico desarrollada por Ludwig von Mises y Friedrich A. Hayek en el período de entre guerras, es la teoría del auge insostenible. Respondiendo a las políticas de crédito barato del Banco Central, la economía puede encontrarse a sí misma en un camino de crecimiento que resulta inconsistente con las realidades económicas subyacentes.1 Las tensiones internas en las fuerzas de mercado que guían las decisiones de consumo y de inversión eventualmente precipitan una recesión.

Esta comprensión del proceso de mercado que lleva a la economía a través de auges y recesiones apareció poco a poco y en una progresión sucesiva en los escritos de Mises y Hayek. Mises primero le dio a la teoría su identidad austríaca en su trabajo Teoría del Dinero y del Crédito (1912. pp. 357-366). Claramente, la teoría emerge como una combinación de la dinámica de la tasa de interés introducida por el economista sueco Knut Wicksell y la Teoría Austríaca del capital delineada por Carl Menger y desarrollada por Eugen von Böhm-Bawerk. (La divergencia entre la tasa de interés de mercado y la tasa natural causa una malasignación de recursos en la secuencia temporal de etapas de producción.) Las “tensiones internas”, que se hacen más pronunciadas en el momento más elevado del ciclo, se manifiestan en el relato original de Mises como “contra-movimientos” en los precios de los bienes de consumo relativos a los precios de los bienes de producción. Estos precios relativos caen durante el auge pero eventualmente suben, provocando los correspondientes contra-movimientos de recursos y marcando la transición de la economía del auge a la recesión.

A mediados de los años 1920, Hayek aplicó la teoría misiana al auge fomentado por la política en los Estados Unidos. Pero habiendo sido persuadido por Gottfried Haberler de que la formulación inicial de Mises de la teoría era demasiado esquemática para servir a este propósito, Hayek (1984, pp. 27-28) agregó una nota al pie de mas de 500 palabras que dio inicio a su propia versión de la teoría de Mises.2 Los contra-movimientos en el relato de Hayek toman la forma de movimientos en la demanda de materias primas en las etapas iniciales de la producción. Cuando la tasa de interés es artificialmente baja, esta demanda se fortalece, pero debido a limitaciones finales de recursos y demandas en otros lados, debe eventualmente declinar.

10 pensamientos en “Ciclos y fluctuaciones económicas: la teoría austriaca en el modelo gráfico de Roger Garrison

  1. Resumen
    La teoría austríaca del ciclo económico explica cómo el Banco Central, a través de la expansión crediticia, provoca una disminución de la tasa de interés de mercado en relación a la natural, aquella correspondiente a las preferencias intertemporales de los consumidores. Estas condiciones artificialmente favorables de crédito barato dan lugar a un auge, como si realmente se constatara un incremento del ahorro voluntario que ampliara la capacidad prestable, que resulta insostenible puesto que en verdad no existen esos fondos adicionales para completar los nuevos proyectos de inversión. Este paper se extiende sobre las diferencias en los conceptos de sobre-consumo y ahorro forzoso que presentaran los dos más importantes ideólogos de esta teoría, Mises y Hayek; Garrison, su autor, concilia ambas posturas buscando la cohesión dentro de la escuela austríaca y su compatibilización con la economía mainstream.

    Lo novedoso e importante
    Mises entiende el auge como la etapa en que concurren la malinversión –asignación excesiva de recursos a las etapas más tempranas del proceso productivo- sin sobreinversión, pero intensificada por el sobre-consumo, o sea todo aquel consumo por encima del indicado por las preferencias intertemporales previas a la expansión crediticia. Hayek, en cambio, interpreta el ciclo auge-recesión como un ahorro forzoso (concepto idéntico a la malinversión de Mises) con sobre-inversión que ha de ser eventualmente contrarrestado por un más intenso sobre-consumo. El punto central de este paper es la propuesta superadora de Garrison sobre la teoría austríaca del ciclo económico, sintetizando lo mejor de las visiones de Mises y Hayek; ésta se caracteriza por malinversión, sobre-inversión y sobre-consumo, de modo que las malas asignaciones intertemporales se extienden a lo largo del tiempo hasta que son corregidas por las fuerzas del mercado.

    Preguntas al autor
    ¿Es empíricamente contrastable la teoría austríaca del ciclo económico? Si así no fuera, ¿cómo preferir un interpretación sobre otra (la de Mises por sobre la de Hayek o la suya, la suya sobre las otras dos, o cualquier otra combinación)?
    Pese a las diferencias en la secuencia lógica de la cual obtienen sus conclusiones, la tesis de Mises es idéntica a la de Hayek: es la expansión crediticia llevada a cabo por el Banco Central la que ocasiona los ciclos económicos -los auges y las depresiones-; dicha conclusión es también compartida por Ud., aun cuando toma distintas partes de la interpretación de estos dos autores para reformular la teoría. ¿No cree Ud. que una disciplina científica debe preocuparse por obtener relaciones causales individuales con las cuales construir una teoría más que por preferir una interpretación de la realidad a la que deban ajustarse los fenómenos particulares que se estudian?
    ¿No le parece que las discusiones sobre nomenclatura -como la confusión entre Mises y Hayek sobre el concepto de ahorro forzoso o interpretaciones suyas sobre los términos empleados por estos economistas tales como <> (en el apartado ahorro forzoso o sobre-consumo) o <> (nuevamente Mises vs. Hayek)- son propias de teorías interpretativas más que de científicas?

  2. El autor toma los conceptos de sobre-consumo y ahorro forzoso que plantean Mises y Hayek para desarrollar la teoría de los ciclos económicos y de porque es insostenible el auge.
    Mises desarrolla la idea de contra-movimientos los precios de los bienes de consumo relativos a los precios de los bienes de producción, caen en el auge pero después suben.
    Hayek agrega que estos contra-movimientos son movimientos en la demanda de materias primas a la producción inicial. Cundo tasa de interés es baja esta demanda aumenta pero debido a las limitaciones reales caen luego.
    Para explicar las propuestas antes descriptas se utiliza el ejemplo de un Robinson Crusoe que para producir una caña de pescar o una red que le permita aumentar la pesca en el futuro debe consumir menos pescados en el presente para utilizarlos cuando trabaje en la producción de la red. Con más capital intensivo la producción crecerá con respecto a la inicial. Esto puede explicar al mercado, cuando los individuos ahorran más la tasa de interés baja y la inversión en etapa iniciales de producción crece y se traslada temporalmente a producción de consumo futuro, es decir, los cambios en la tasa de interés se dan por cambios en las preferencias intertemporales de los individuos. Si el BC interviene reduciendo la tasa de interés, fuerza a que esté por debajo de la tasa natural entonces induce a un ahorro forzoso (al no ser voluntario produce una distorsión entre consumidores y productores produciendo una mala inversión y una mala asignación de recursos). Se genera expansión crediticia pero no por el ahorro, en realidad este cae y el consumo crece (sobre-consumo). Siguiendo la línea de pensamiento hayekiana ahorro forzoso hace referencia a la acumulación de capital artificialmente inducida, sobreinversión en un primer momento aparece como antónimo de sobreconsumo sin embargo el autor lo refuta diciendo que corresponden a diferentes lapsos temporales del proceso generado por la expansión crediticia.
    Lo más novedoso del paper es que el autor logra unir ambos conceptos: sobre-consumo y ahorro forzoso inicialmente contrapuestos en esta idea del funcionamiento de la expansión crediticia. Malinversión, sobre-consumo y sobre-inversión se dan de manera conjunta en los ciclos depresivos. Concluye que no existiría mal asignación de los recursos intertemporalente sólo con sobreinversión sino que es necesario el sobre-consumo en una etapa inicial. Pareciera que estuviera realizando una crítica implícita a Hayek ya que rechaza que sólo produzca la depresión la mala inversión y parece abocarse más a la postura de Mises al considerar que tenía en cuenta los aspectos más dinámicos del proceso. Lo más interesante es que el conflicto radica en la lógica conceptual más que en un espacio post-explicativo de los hechos y el autor parece conciliar ambos argumentos bajo la utilización interpretativa de los respectivos autores.
    Tres preguntas:
    1- No logro comprender la crítica que le realiza Sraffa a Hayek y la posterior solución que propone el autor?
    2- El problema con los críticos hacia la postura hayekiana radican en la no comprensión del concepto de ahorro o por disyuntivas en los lapsos temporales?
    3- Cuáles serían las soluciones que propondría el autor para salir de los períodos depresivos? Es decir, se piensa que los desequilibrios se ajustan solos?

  3. Atendiendo al tema de la tierra como una de las fuentes de producción de las riquezas la Constitución establece las bases del derecho agrario teniendo en cuenta un fin clave para desarrollarla que es poblar nuestro suelo.
    En la distribución de la renta o beneficio de la tierra, la Constitución ha sentado, como bases de legislación, los mismos principios reguladores del provecho del trabajo y del capital.
    El art. 14 da a todos los habitantes del país, entre otros derechos civiles, el de usar y disponer de su propiedad, en cuyo dominio entra la tierra como uno de tantos bienes. El art. 17 declara inviolable la propiedad, cuya garantía favorece naturalmente a la tierra, por ser la propiedad más expuesta a violaciones. Todos los extranjeros disfrutan en el territorio argentino del derecho de poseer bienes raíces, comprarlos y enajenarlos, según el art. 20 de su Constitución. En apoyo de estas garantías privadas, la Constitución protege el principio de propiedad territorial por las siguientes limitaciones impuestas al poder de legislar sobre su ejercicio. Ninguna legislatura nacional o de provincia podrá conceder al Ejecutivo facultades extraordinarias, sumisiones o supremacías que pongan las fortunas privadas a merced del gobierno.
    Ahora bien aunque la Constitución da una marco de protección hacia la propiedad privada el mismo articulo 17 de ella establece la expropiación figura que permite al estado tomar la propiedad de cualquier ciudadano sin que este tenga ningún respaldo para evitar esta situación, aunque a modo de compensación se establezca una indemnización. Puede suceder que esta indemnización no sea suficiente por que si bien tiende a subsanar el valor del bien expropiado esta valorización es siempre objetiva y para el dueño de la propiedad su derecho sin importar la cantidad de dinero sufre un daño, ya sea por perder un bien de una importancia muy alta para su vida o que la explotación que él hacia sobre la tierra generaba mucha mas riqueza que en manos del estado.
    Entonces Dr.Alberdi ¿considera que el derecho a la propiedad privada esta 100% protegido por ella o es necesario el complemento de una ley especial? ¿En el caso de la propiedad intelectual seria factible algún tipo de expropiación?

  4. El artículo de Garrison, concilia las teorías de Hayek y Mises, de ahorro forzoso, mal inversión y sobre-consumo. Estos conceptos describen diferentes fases del ciclo económico complementándose. El ciclo de auge y recesión es una instancia en la cual la tasa de interés es reducida por una expansión crediticia dirigida centralmente. El incremento en la inversión en las etapas tempranas de la producción es definido “ahorro forzoso” (los recursos son asignados de acuerdo con un mayor ahorro que es inducido). Esto provoca mal inversión (demasiados recursos asignados a las etapas tempranas de la producción) y sobre-consumo. En la etapa de auge los bienes de consumo sufren una demanda alta pero tienen oferta restringida, debido a que muchos recursos han sido comprometidos a procesos de producción que todavía no rinden ningún producto de consumo. Los precios de los bienes de consumo aumentan, lo cual produce la tendencia hacia el ahorro forzoso. A medida que el auge comienza, los ingresos obtenidos por los trabajadores y otros factores en las etapas tempranas de la producción son gastados en bienes de consumo. En la medida de que esta mayor demanda de consumo es satisfecha con crecientes asignaciones hacia las etapas últimas de la producción, entonces los recursos están siendo doblemente mal asignados. Se están enviando los recursos en direcciones opuestas, lo que finalmente terminará en una crisis.

    Son interesantes las teorías de sobre consumo y ahorro forzoso causadas por una expansión crediticia artificail y su consecuente crisis. Por otra parte la representación hecha por el triángulo hayekiano. Este rastrea la relación entre la producción para consumo en la economía y la dimensión temporal del proceso de producción del cual esta producción emerge. Esta relación puede variar por cambios en las preferencias intertemporales y también puede ser inducida por el Banco Central. Con este instrumento, Hayek demostró que la asignación de recursos entre las etapas de producción secuenciadas temporalmente, se corresponde con un patrón temporal particular de producción consumible. Si esta asignación de recursos es consistente con el patrón de consumo preferido, entonces la consiguiente actividad económica es sostenible. Si el tipo de interés se mantiene por debajo de su tipo de mercado, o “natural”, por la expansión del crédito, las decisiones de los productores serán inconsistentes con las preferencias de los consumidores. La expansión económica será insostenible y el auge acabará con un declive.

    1. Las metas de inflación determinadas por el BCRA y la no intervención en tasas de interés, ¿no podrían ayudar a mitigar los ciclos económicos?
    2. ¿La política fiscal contractiva, en un contexto de expansión de crédito, ayudaría a evitar el sobre consumo?
    3. Si las políticas contracíclicas no son efectivas para evitar la crisis, por qué cree que se siguen implementando?

  5. SINOPSIS:
    En este paper R. Garrison trata los conceptos de sobre-consumo de Mises y ahorro forzoso de Hayek como análogos, más allá de su aparente antinomia, en el marco de la expansión crediticia decretada por el Banco Central que provoca una divergencia entre el interés natural y el interés natural, distorsionando así las etapas de producción. Al alterarse los precios relativos durante el auge existen movimientos y contra-movimientos de recursos que dan paso primero a dicho auge y luego a la recesión.
    Para Mises el problema del auge son la malinversión y el sobre-consumo, dado que no proviene de una mayor oferta de fondos prestables, así pues la expansión del crédito ocasiona la reducción del ahorro, análogamente el consumo crece, tanto en los trabajadores como en los dueños de factores. Hayek plantea el ahorro forzoso como una “acumulación de capital artificialmente inducida”, Mises sugiere que el ahorro forzoso proviene de una oferta restringida luego del auge debido a que muchos recursos han sido utilizados equívocamente, así el ahorro forzoso vienen luego de un sobre-consumo. Aun así el sobre-consumo de Mises no niega el ahorro forzoso de Hayek, en palabras de Garrison “…Hayek ve el ciclo de auge-recesión como ahorro forzoso, que eventualmente es contrarrestado por una más intensa demanda de consumo; Mises ve el auge como malainversión, que es intensificada por el sobre-consumo.
    Garrison intenta conciliar estas dos visiones estableciendo cierta similitud entre ellas, dado que la suba de tasas que por la alta demandan suben luego, ocasiona la reducción del consumo y el aumento del ahorro.

    NOVEDOSO:
    Mi atención, más allá de lo que el autor trata de explicarnos en cuanto a la relación conceptual que pueda surgir entre Mises y Hayek, es que dicho paper refuerza utilizando los argumentos de los intelectuales de las escuela austriaca, los problemas ocasionados en la producción, propiamente en sus etapas medias, algo que en el pasaje de Mises se entiende como las malinversiones que no se hacen para la producción de factores complementarios y otros bienes de consumo más urgente.
    En el fondo creo este articulo nos muestra hasta donde el conflicto del auge se profundiza y altera las decisiones de todos los agentes de la economía, afectando las etapas tempranas y tardías a costa de las etapas medias, pero que finalmente se alzan a base de rendimientos de bienes de consumo que son deficientes, siempre alterando las preferencias del consumidor que en términos económicos es el que resulta perjudicado.
    El grafico resulta esclarecedor, dado que podría visualizarse sesgadamente que el consumo aumenta, lo cual podría ser una buena señal, pero en el proceso de ajuste el sobre-consumo es reemplazado por el ahorro forzoso que generaría sobre-inversión, conciliando ambas visiones, siempre en el contexto de una mala asignación de recursos, que finaliza con una oferta paupérrima de bienes de consumo necesarios.

    PREGUNTAS:
    1) ¿Cómo explicaría más en profundidad la situación grafica fuera de la línea de FPP? ¿Cómo es que surgen estos movimientos más allá de dicha frontera?
    2) ¿Cuál es la situación de una empresa que fabrica bienes complementarios o de capital pero que no participa de este auge artificial?
    3) ¿Podemos decir que al realizar sus teorías Mises y Hayek están observando el mismo fenómeno pero distantes en el tiempo, u otro lugar? ¿A qué podrían deberse estas sutiles diferencias, si bien el autor nos plantea similitud? ¿De dónde proviene esa aparente antinomia entre Mises y Hayek en este tema?

  6. En el texto de Roger W. Garrison, “Sobre-consumo y ahorro forzoso en la teoría del ciclo económico de Mises-Hayek” , el autor analiza los conceptos de sobre-consumo y ahorro forzoso para entender la teoría del ciclo económico desarrollada por Ludwig von Mises y Friedrich A. Hayek y determinar que esta economía del auge resulta insostenible. Una comprencion de este proceso de mercado que lleva a la economía a través de auges y recesiones, que se inicia según Garrison con la primer teoría de mises en su trabajo de Teoria del Dinero y del Credito. Mises introduce el concepto de contramovimiento en los precios de los bienes de consumo relativos caen durante el auge pero eventualmente sube, provocando los contramovimientos de recursos y marcando la transición de la economía del auge a la recesión. Otro punto importante para el desarrollo de la teoría fue el instrumento grafico que desarrollo Hayek para describir los efectos de un cambio en la tasa de interés en la asignación intertemporal de recursos, “el triangulo hayekano”. Este rastrea la relación entre la producción para consumo en la ocnomia y la dimensión temporal del proceso de producción del cual esta producción emerge. Esta relación puede variar por cambios en las preferencias intertemporales. El ciclo de auge y recesión, en la visión austriaca, es una instancia en la cual la tasa de interés es reducida por una expansión crediticia dirigida centralmente mas que por un cambio en las preferencias intertemporales.
    El incremento en la inversión en las etapas tempranas de la producción es definido opuestamente al ahorro forzoso donde los recursos son asignados de acuerdo con un mayor ahorro.

    Lo novedoso resulta de lo que el autor denomina reconciliaciones entre las formulaciones constrastantes de Mises y Hayek y creo que es uno de los propósitos principales del paper. Resulta que el termino “ahorro forzoso” de Hayek mas que ser el antonimo del “sobre consumo” de Mises tienen en realidad un punto en común, denominado “malinversion”. Hay una contradicción reconocida por ambos autores en las fuerzas de mercado asociadas con un auge impulsado por el crédito.

    Preguntas.
    1. Cual es modelo que determina los procesos de mercado a través de auge y de recesiones?
    2. Cuales son las políticas monetarias optimas para evitar estas distorsiones?
    3. Que deben hacer los bancos en las etapas recesivas de los ciclos?

  7. Resumen:
    El autor aborda la teoría de los ciclos económicos encaminada por Mises y continuada por Hayek. Si bien ambos autores pertenecen a la misma escuela de pensamiento, parecen diferenciarse en un aspecto, a saber: la perspectiva sobre el ahorro forzoso y el consumo y la incidencia que tienen estos en los periodos de auge y recesión. El ahorro forzoso es el aumento de la inversión de manera involuntaria, es decir, como resultado de las políticas monetarias del banco central que distorsionan artificialmente la preferencia temporal de los ciudadanos. También analiza el concepto de sobre-consumo y sobre-inversión, resultado de una reducción artificial de la tasa de interés que modifica la preferencia de los empresarios para invertir en proyectos que antes no eran redituables. Garrison, logra identificar la conexión de algunos conceptos entre Mises y Hayek, que, en principio, parecían esencialmente diferentes. Adicionalmente, logra unificar algunos conceptos sobre la teoría de los ciclos económicos Austriaca y la de la economía mainstream, la cual, en palabras del autor, permite fortalecer la lógica teórica de la teoría austriaca.
    Novedoso:
    La presentación del triángulo hayekiano que plantea la relación entre la producción para consumo en la economía y la dimensión temporal del proceso de producción. Por otro lado, es importante la conexión que desarrolla entre los conceptos del ahorro forzado y sobre consumo y como integra la teoría austriaca de los ciclos económicos con algunos aspectos de la economía mainstrean.

    Preguntas:
    ¿cómo diferencian los austriacos los ciclos económicos de las fluctuaciones económicas?
    Aparte de los factores monetarios ¿pueden considerarse otros factores que incidan en los ciclos económicos? ¿la tulipomania puede considerarse un ejemplo de crisis sin injerencia monetaria?
    La reducción artificial de la tasa de interés ¿incide del mismo modo en economías primarias que en aquellas economías que utilizan capital intensivo?

  8. Guía de Discusión: Garrison, “Sobre-consumo y Ahorro Forzoso en la Teoría del Ciclo Económico de Mises-Hayek”
    Resumen: Garrison revisa en este ensayo la Teoría Austríaca del Ciclo, haciendo eje especialmente en los escritos de Hayek y Mises.
    Al respecto, concluye que dos términos asociados a ésta (“ahorro forzoso” y “sobre-consumo”) no sólo no son contradictorios sino que son complementarios entre sí.
    Garrison identifica las crisis económicas como períodos recesivos cuyo origen debe buscarse en el auge previo, a partir de las políticas económicas orientadas a bajar la tasa de interés. Éstas aumentan “artificialmente” el crédito, sin que haya un mayor ahorro real por un cambio en las preferencias temporales que lo sustente, enviando a la comunidad empresarial una falsa señal que viabiliza muchos malos proyectos. En otras palabras, cuando el banco central de un país realiza una política de crédito barato, la tasa de interés de mercado caerá por debajo de la tasa natural dada por el ahorro de la población. Es decir que los productores tomarán crédito más barato destinado a bienes de capital para las etapas más tempranas de la producción (es decir, una mala asignación de los recursos) debido a la política del banco central, pero no debido a un ahorro real de la población. Por el contrario, si representamos el ahorro por una curva de oferta que no ha aumentado, no ha crecido, la menor tasa de interés significa que la cantidad realmente ahorrada declina. Esto ocasiona por lo tanto, que el consumo aumente. Por lo tanto, el término “ahorro-forzoso” en términos de Hayek es sinónimo de “malinversión” de acuerdo a Mises y no una contradicción de “sobre consumo”.
    Novedoso: Lo más interesante de este artículo es la explicación que realiza sobre el papel que tiene el mercado de fondos prestables en la determinación de la tasa de interés y, por lo tanto, en el ciclo de auge y depresión, junto con el triángulo hayekiano del proceso productivo. Una reducción de la tasa de interés producto de mayor ahorro favorece las inversiones en las etapas relativamente tempranas de la producción. Más aún, el incentivo para trasladar recursos de las actividades en etapas tardías a aquellas en etapas tempranas es reforzado por un pronunciado efecto derivado de la demanda que opera en las etapas tardías: la menor demanda de bienes de consumo, esto es, de productos en la etapa final de producción, se traslada a una reducida demanda de recursos utilizados en las etapas que son cercanas temporalmente a esta etapa final. El ciclo de auge y recesión, en la visión austríaca, es una instancia en la cual la tasa de interés es reducida por una expansión crediticia dirigida centralmente más que por un cambio en las preferencias intertemporales. La noción de que el auge se caracteriza por sobre-consumo también se deduce directamente de la teoría de los fondos prestables. El mercado para fondos prestables se equilibra con movimientos en la tasa de interés, en términos generales. Un incremento en el ahorro sería descripto como un movimiento hacia la derecha en la oferta de fondos prestables. El mercado llevaría a la economía descendiendo por la curva de demanda de fondos prestables a un nuevo equilibrio al cual la tasa de interés es menor y tanto el ahorro como la inversión son mayores. No hay contradicción aquí entre Mises y Hayek sino más bien una contradicción reconocida por ambos en las fuerzas de mercado asociadas con un auge impulsado por el crédito. Es esta contradicción, de hecho, la que se encuentra en la raíz de la insostenibilidad del auge.
    Preguntas para el autor:
    1) ¿Qué opciones de política fiscal (entre otras) puede emplear el gobierno para en el auge evitar el sobre-consumo y ahorro forzoso?
    2) ¿Diría entonces que un Banco Central NUNCA debería promover una tasa de interés baja?
    3) ¿Cómo debe actuar el banco central en un contexto recesivo?

  9. 1) El tema desarrollado por Garrison en su ensayo es el sobre-consumo y el ahorro forzoso en la teoría desarrollada por Mises y Hayek, en referencia al crecimiento sostenido. Las tensiones internas en las fuerzas de mercado que rigen las decisiones de consumo y de inversión eventualmente precipitan la recesión. En el caso de Mises existen “tensiones internas” que se manifiestan en el auge como “contra-movimientos” en los precios relativos de los bienes de producción, que causan la recesión al subir. Hayek aplicó la teoría pero fomentado por la política en Estados Unidos: para el autor los contra-movimientos son movimientos en la demanda de materias primas en las etapas iniciales de la producción. Cuando la tasa de interés es artificialmente baja, esta demanda se fortalece, pero debido a limitaciones finales de recursos y demandas en otros lados, termina por declinar. Otra de las novedades que introduce es el “triángulo hayekiano”, que muestra la relación entre la producción para consumo en la economía y la dimensión temporal del proceso de producción del cual esta producción emerge. En una situación de equilibrio se está sobre la frontera de posibilidades de producción, siendo la pendiente la tasa de interés. La presión de los recursos en las etapas finales e iniciales del triángulo con recursos que no están, la crisis se produce en el medio.
    El sobre-consumo, que Mises considera ser una característica del auge, implícitamente garantiza de que el cambio neto en el ahorro, si va a ser positivo, es mucho menos que suficiente. Según el autor, “es muy cuestionable si el ahorro forzoso puede alcanzar algo más que balancear una parte del consumo de capital generado durante el auge”. Hayek por su parte era consciente ya de que el término era entendido como una solución al problema, una fuente de ahorro, más que al problema mismo (esto es, una configuración insostenible de inversión). Considera más al “ahorro forzoso” como la causa de las crisis económicas que un restaurador de la estructura de producción balanceada.
    La diferencia más importante, dice el autor, entre la comprensión de Mises y de Hayek de estos temas está en que Hayek considera que un incremento del consumo es una “reversión del proceso de mercado puesto en movimiento por la expansión crediticia”. Esto se traduce fácilmente en que el “ahorro forzoso” es realmente es una reducción forzosa del consumo.

    2) En su ensayo Garrison ofrece un análisis e intenta conciliar las teorías de sobre-consumo y ahorro forzoso de Mises y Hayek. Pone en uno de sus ejes el ciclo de auge y recesión, en la visión austríaca, que es lo que también se ve hoy en la corriente de pensamiento económico actual (el “mainstream”). A lo largo del texto se ve como el autor busca los puntos en común de los dos autores. Busca reconocer el sentido en el cual los dos términos son compatibles, para así intentar resolver las diferencias terminológicas y sustantivas dentro de la escuela austríaca y a mostrar que el término “ahorro forzoso” de los autores puede resultar un obstáculo para entender la teoría. La introducción del concepto por Mises, por ejemplo, resulta un interesante aporte. Utiliza “ahorro forzoso” en una forma que no tiene mucho que ver con redistribución de riqueza, como uno podría llegar a intuir, sino que se refiere solamente a un incremento en el ahorro cerca del final del auge: aumenta la demanda de los bienes de consumo en el auge pero la oferta esta acotada, ya que los recursos han sido comprometidos a procesos de producción que todavía no rinden ningún producto de consumo (y todo esto sumado al movimiento en la tasa de interés). Bajo este criterio el concepto de “ahorro forzoso” parece compatible con el concepto de “sobre-consumo”. Coincido en que los dos términos juntos hablan de una conformación del consumo y ahorro que caracteriza al ciclo de auge y recesión.

    3) ¿Qué soluciones de política monetaria puede hacer un Banco central para evitar el ahorro forzoso?
    ¿Quiénes pagan las consecuencias de una crisis de esta índole, los oferentes de bienes y servicios?
    ¿Qué opciones de política fiscal (entre otras) puede emplear el gobierno para en el auge evitar el sobre-consumo y ahorro forzoso?

  10. Resumen
    El autor hace una recopilación de las teorías de los ciclos auge- recesión postulada por los autores austriacos, más específicamente Mises y Hayek. Explica que la aparición de estos ciclos se da debido a la manipulación de la tasa de interés. Al generarse una expansión crediticia en ausencia de un incremento del ahorro, la tasa de interés de mercado cae por debajo de la tasa natural, lo que a su vez otorga a los empresarios/inversores señales erróneas. La conclusión que podemos extraer del texto es que los aumentos de las inversiones impulsadas por una caída de la tasa de interés deben a su vez tener origen en un cambio en las preferencias intertemporales de los consumidores, de otra forma los periodos expansivos terminarán tarde o temprano en una recesión, con todo lo que la misma conlleva.

    Conceptos innovadores
    Garrison reconcilia las teorías de los ciclos postuladas por Hayek y Mises, sostiene que las mismas no son contradictorias. Encuentra en la errónea interpretación del término “ahorro forzoso”, utilizado por Hayek para describir el conflicto entre consumidores y productores , el origen de esta supuesta contradicción. Dice que el término “ahorro forzoso” acuñado por Hayek se encuentra íntimamente relacionado con la noción de “malinversión” de la que habla Mises. El autor corre el foco de esta supuesta contradicción hacia el punto en el que ambos autores coinciden: La insostenibilidad del auge originado en la manipulación de la tasa de interés de mercado.

    Preguntas
    1. ¿Es la manipulación de la tasa de interés la única causa de los ciclos auge-recesión?
    2. ¿Es la expansión crediticia artificial una política dañina en cualquier circunstancia? Por ejemplo si partimos de un escenario recesivo ¿no es posible que nos lleve a un crecimiento seguido por un nuevo equilibrio sin necesidad de caer en una recesión en el futuro?
    3. ¿No hay política económica alguna recomendable? ¿ Es el equilibrio al que lleva una economía de mercado un escenario realmente deseable?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *