Discutimos sobre la “deslocalización de la producción”. ¿Cómo evita eso un país desarrollado? (VI)

Los alumnos de OMMA en Madrid, discuten sobre la deslocalización en base a este comentario (van sin los nombres completos):

El proceso de “deslocalización de la producción” (por ejemplo, producir en China), reduce los costos. ¿Cómo impacta en los precios? ¿No es que son los precios los que determinan los costos?

Otra cosa, ¿cómo hace un país desarrollado para evitar la sangría de la deslocalización?

Sus opiniones:

  • En cuanto a cómo evitar la sangría de la deslocalización en los países desarrollados, diría que para un país desarrollado competir en costes con un país en vías de desarrollo es muy difícil.

Una de las soluciones más lógicas sería producir bienes de alto valor añadido, pudiendo satisfacer una demanda de productos de mayor calidad que los países desarrollados no pudiesen satisfacer.

  • Según hemos aprendido en esta asignatura, los empresarios invierten hoy para producir los bienes que creen que serán más valorados mañana estimando un precio futuro, para ello compiten entre sí por apropiarse de los factores de producción que les interesan. Incurriendo hoy en unos costes que siguen a los precios que han estimado para mañana.

Por tanto si estiman para los bienes futuros unos precios más competitivos que los actuales, ello les lleva a reducir los costes deslocalizando la producción. Como en el ejemplo del enunciado de producir en China.

En mi opinión las medidas que actualmente toman los Estados Desarrollados para evitar esta deslocalización, tienen que ver con políticas de intervencionismo, como dar algún tipo de subvención, aprobar leyes restrictivas, nuevos tipos impositivos, etc. Según voy ampliando mis conocimientos cursando este máster dudo más acerca de la efectividad de estas medidas en el largo plazo.

  • Partiendo de la premisa siguiendo a Mises de que “es el empresario quien impide la pervivencia de toda actividad productiva que no atienda, en cada momento las mas urgentes necesidades de los consumidores del modo mas barato posible. Los precios del pasado constituyen su punto de partida, intentando prever cuales serán los futuros”.

La deslocalizacion de empresas de Europa ocidental hacia Asia y Europa oriental se debe fundamentalmente a reducir costes de mano de obra. No creo que esa reducción de costes se refleje en los precios inmediatamente sino que serviran para prepararse para los precios del futuro.

De los paises desarrollados, voy a hablar del que mas conozco que es España, es incapaz de implantar politicas que reduzcan la carga social a las empresas porque hay que financiar el estado del bienestar. Parte de esa labor la ha hecho la “crisis” abaratando salarios y cambiando contratos fijos por eventuales. Para evitar la deslocalización se recurre a subvenciones, suelo gratuito, creditos blandos, menores tipos impositivos etc.. Se da el caso dentro de España de que alguna Comunidad Autónoma le facilita el cambio de Comunidad a las empresas regalandole el suelo para ampliaciones de plantas fabriles que no conseguian en su Comunidad de implantación.

  • En EEUU, los costes laborales representan casi el 70% del coste de producción, de media. En países como España, mucho más debido a, como han comentado mis compañeros con anterioridad, a las cargas sociales que exportan empleo e importan desempleo.

Con la incorporación a la OMC de países ex-soviets y China, se estima que el mercado laboral se ha incrementado en 1.000 millones de individuos. Ya sabemos qué sucede en cualquier mercado cuando se multiplica brutalmente la oferta, verdad?

En un mercado flexible, esta fuerte tendencia hacia la reducción de salarios y cargas sociales habría tenido una traducción en acompañamiento a la baja del factor coste trabajo en la empresa. Eso hubiera sucedido en un mercado flexible, el laboral no lo es, por lo que en muchas ocasiones la traducción se hizo en forma de deslocalización.

  • El proceso de deslocalización de la producción se hace fundamentalmente por el menor coste de la mano de obra, lo que convierte a las empresas que deslocalizan en más competitivas. Los precios bajan gracias a que los costos de producción se reducen y esto redunda en beneficio de los países más ricos de los que se ha ido la producción, ya que son los que más productos consumen. Este ahorro en el precio de estos productos permite a estos países crear puestos de trabajo en otros sectores como el comercio y turismo, es decir no se destruye empleo si no que se sustituye empleo industrial por empleo del sector servicios. Para los países a los que se lleva la producción supone un descenso de la desocupación y aunque los sueldos son más bajos que en los países desarrollados tienden a ser más altos a los que cobraban anteriormente. Esto supone un aumento en el nivel de vida de estos países y un desarrollo económico muy superior al de otros países en los que no se deslocaliza la producción.

Los países desarrollados por tanto para evitar los daños de la deslocalización además de lo comentado anteriormente tienden a especializarse en la fabricación de artículos caros y de mayor calidad lo que les permite seguir manteniendo su posición. La industria que se mantiene en los países desarrollados es mucho más especializada y aporta un valor añadido.

En conclusión entiendo que la deslocalización favorece tanto a los países desarrollados que deslocalizan como a los países menos desarrollados que reciben la producción. Sólo perjudica a las empresas que no son capaces de adaptarse a esta nueva realidad. Las desigualdades entre países se van reduciendo paulatinamente con la globalización.

  • En el análisis austriaco, es el PRECIO el que esta fijado, y es el COSTE lo que ajustamos.

Es decir, el empresario no monopolista (sin poder de fijación de precios sobre el mercado) se encuentra con que el mercado paga 100$ (es un ejemplo) por su producto, y no mas. Y a partir de ahi, el empresario se”busca la vida” para encontrar unos “costes y medios de producción” que le permitan vender a 100$ y ganar dinero. Y los buscara en España, en Guatemala o en China. La localización es irrelevante. Llamar “sangría” a la deslocalizacion es un prejuicio ideológico. Nadie es dueño de un derecho exclusivo a producir con una determinada tecnología en un determinado sector.

Los costes de los factores de producción “abandonados” en España por el empresario que se fue a producir a China (que deslocalizo”, en la jerga quejumbrosa izquierdista) se ajustaran a la baja con gran rapidez si no tienen un uso alternativo, y mas lentamente si si que lo tienen. Es en este sentido que es el precio el que determina los costes: si los factores de producción sirven solo para producir un bien, el precio (coste) de dichos factores va unido irremisiblemente al de bien. Pero si sirven para producir varios bienes finales, su movimiento a la baja será mas lento.

Los países (entendiendo por tales los gobiernos de los países) luchan contra “fantasmas ideológicos” que se ponen de moda con medidas que arruinan aun mas al país. La deslocalizacion es uno de esos fantasmas. Los productores de calzado de Elche deslocalizan porque el Estado, el Gobierno, con tantas normas, les ha arrebatado el control de su empresa y les impide ser flexibles y adecuar sus costes en España a la evolución (a la baja) del precio que el mercado paga por su producto (calzado). Las leyes le impiden ajustar el tamaño y coste de su plantilla a lo que seria viable, el oligopolio de la energía le sangra en la factura de la luz y el del petróleo en la distribución. Sindicatos y oligopolios son los “dueños” de su empresa y le impiden ajustarse. Y al final les da las laves de la empresa y se marcha con la música a otra parte.

Y el gobierno, en vez de derogar leyes que permitan que nuestro empresario ajuste y sea flexible, aprueba normas que hacen todo aun mas rígido. Con lo cual los gobiernos, con sus nuevas normas, FAVORECEN E INCREMENTAN la deslocalizacion que dicen combatir.

  • El proceso de “deslocalización de la producción” (por ejemplo, producir en China), reduce los costos. ¿Cómo impacta en los precios? ¿No es que son los precios los que determinan los costos?

La “deslocalización” reduce los precios en los mercados que compran; a la vez que genera oportunidades de trabajo en los mercados que producen, quizás por un mejor mix de factores de producción. En el largo plazo, los precios de los factores de producción, al competir, tienden a subir en el mercado de producción.

2) Otra cosa, ¿cómo hace un país desarrollado para evitar la sangría de la deslocalización?

No debe hacer nada, es algo natural, como el nacimiento o la muerte.

Tratar de evitar que este proceso de “destrucción creativa” (descrito por Schumpeter) e interrumpir los cambios que tiene lugar en una economía de mercado; en el que los nuevos productos o nuevas forma de trabajo destruyen viejas empresas y modelos de negocio, es un error garrafal de los políticos.

En este proceso, el protagonista es un héroe, el emprendedor, cuya energía está detrás del crecimiento económico sostenido a largo plazo, pese a que puedan destruir en el camino el valor de compañías bien establecidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *