Friedrich Hayek recupera la tradición escocesa de los órdenes espontáneos y evolutivos. Taxis y cosmos

Con los alumnos de Historia del Pensamiento Económico II (Escuela Austriaca) en Económicas UBA, vemos los distintos órdenes sociales, taxis y cosmos, como los plantea Hayek:

Hayek

“Denominaremos «orden» a un estado de cosas en el cual una multiplicidad de elementos de diversa especie se relacionan entre sí de tal modo que el conocimiento de una porción espacial o temporal del conjunto nos permite formular acerca del resto unas expectativas adecuadas o que por lo menos gocen de una elevada probabilidad de resultar ciertas 3.Es evidente que. en este sentido, toda sociedad debe gozar de un orden y que muchas veces ese orden existirá sin haber sido deliberadamente creado Como ha dicho un conocido experto en antropología social, ‘«el que en la vida comunitaria existe un cierto orden, coherencia y regularidad es algo obvio; de otra manera, ninguno lograríamos ejercer una actividad normal ni satisfacer nuestras más elementales necesidades» .

Al vivir en sociedad y tener que cubrir la mayor parte de nuestras necesidades mediante diversas formas de mutua cooperación, es evidente que, por lo que respecta al ajeno actuar, el logro de nuestros propósitos dependerá de la coincidencia de nuestras expectativas con la realidad. Es tal coincidencia lo que refleja la existencia del orden social; descubrir cómo surge será el tema que nos ocupará de modo inmediato. La primera y casi inevitable respuesta que nuestros hábitos de pensar antropomórfico sugieren al respecto es que todo orden ha de ser fruto del designio de alguna mente’. Debido a ello, el concepto de orden no resulta muy popular entre los partidarios de la libertad, gozando en cambio de especial predicamento entre las gentes de inclinación autoritaria. El orden” social, según este enfoque, ha de basarse en la relación de mando y obediencia, es decir, en la existencia de una estructura en la que la voluntad del superior, y en última instancia la de una sola autoridad suprema, ha de determinar lo que a cada uno corresponde hacer.”

“Diversos son los términos que cabe utilizar para describir cada una de dichas clases de orden. El orden creado que hemos denominado exógeno u ordenación puede también ser calificado de estructura, orden artificial u organización, término este último especialmente adecuado cuando se trata de un orden social dirigido. Por su parte, el orden autógeno o endógeno queda debidamente especificado mediante la expresión orden espontáneo. El griego clásico tuvo la fortuna de disponer de vocablos diferentes para designar estos dos tipos de orden taxis para el creado (por ejemplo, el orden de batalla, y kosmos para el espontáneo (término que originalmente aludía al adecuado orden de un Estado o de una comunidad).”

“No resulta exagerado afirmar que las ciencias sociales nacen y se nutren del descubrimiento de la existencia de estructuras ordenadas que, aunque sean consecuencia de una actividad plural, no son resultado del designio humana. Esto es algo universalmente admitido hoy en día en diversos campos de la investigación científica. Aunque durante mucho tiempo se haya creído que hasta el lenguaje y la moral tenían que haber sido «inventados» por alguna mente genial, en la actualidad todo el mundo reconoce se trata tan sólo del resultado final de procesos evolutivos cuyos efectos nadie previó ni proyectó. En otras esferas científicas, sin embargo, cunde todavía la suspicacia ante la idea de que en los modelos sociales pueda presentarse un orden que no sea consecuencia de deliberada intervención. En la esfera económica, en particular, la famosa frase de Adam Smith relativa a la «mana invisible» sigue siendo vilipendiada; y, sin embargo, se trata de una expresión mediante la cual, en el lenguaje de su tiempo, dicho autor intentó expresar el hecho de que cada ser humano se ve obligado a contribuís al logro de fines que no entraba en su ánima colmar , Sí numerosos reformadores políticos siguen perorando contra el caos en que se debate la actividad económica, en la que tan sólo desorden perciben, ello se debe en parte a su incapacidad de concebir la existencia de un orden que no es producto de la creación deliberada, y en parte también a que, a su modo de ver, todo orden ha de pretender siempre algún conjunto de concretos fines, característica ésta que necesariamente ha de ser ajena al orden espontáneo.”

14 pensamientos en “Friedrich Hayek recupera la tradición escocesa de los órdenes espontáneos y evolutivos. Taxis y cosmos

  1. RESUMEN:

    En “Cosmos y Taxis”, Hayek explica que el orden es una situación en la que una multiplicidad de elementos de distinto tipo se relaciona entre sí, y donde a partir del conocimiento se pueden formar las expectativas.
    Este concepto central está dividido en dos tipos, que son el construido (taxis), que es determinado de forma exógena por una autoridad suprema deliberadamente, y el espontáneo (cosmos), que surge endógenamente, y tiene distintos grados de complejidad. Resalta el papel del orden espontáneo, resultado de las relaciones complejas, y como una adaptación. Pero sucede que en la sociedad, la confianza en este tipo de orden extiende y limita nuestros poderes de contribución y de observar los detalles, ya que no se puede dominar el orden complejo, aunque sí nos ayuda a inducirlo. El orden espontáneo además, surge de elementos que responden a reglas de conducta, por eso se relacionan con la “regularidad” y la similitud de dichas reglas. También se compone de individuos y organizaciones. Lo común entre los dos tipos es la cooperación o colaboración de la sociedad.
    De esta manera notamos que en la sociedad coexisten ambos tipos de orden, pero no se combinan fácilmente. Se distinguen en la “Gran Sociedad” de Hayek las organizaciones donde el papel lo ocupa el gobierno, y la sociedad misma, que es un orden espontáneo. Sus reglas son distintas, ya que las de organización sirven para el cumplimiento de tareas asignadas y son diferentes según la organización; en cambio, sólo cuando a un orden de toda la sociedad, encontramos más las reglas espontáneas, sin depender tanto de las otras reglas.

    NOVEDOSO O IMPORTANTE:
    En este texto, es novedoso que Hayek comience con una frase de Adam Smith sobre la creencia equivocada de los hombres del sistema de que pueden manejar con facilidad a los miembros de la sociedad, como si fuera jugar ajedrez.
    Luego utiliza la frase de un antropólogo sobre el orden, la consistencia y constancia en lo social. Es curioso además y a la vez interesante que explique el origen de las palabras “cosmos” y “taxis”, que provienen del vocablo griego; diferencia a los organismos con el concepto de organización, y usa ejemplos como el cristal y los compuestos orgánicos para demostrar la adaptación que existe en diferentes áreas.
    Sobre las reglas, es destacado que realce su papel, especialmente cuando dice que éstas operan sin ser necesariamente conocidas por los hombres, y que la mayoría de las reglas son de carácter espontáneo.

    PREGUNTAS:
    1) Hayek menciona que el concepto de orden es impopular entre algunos grupos que están a favor de la libertad. ¿Qué prefieren estas corrientes en lugar de este concepto central?
    2) Es sabido que para Hayek los dos tipos de órdenes coexisten en cada sociedad, pero no se combinan fácilmente, y que no es racional combinarlos. ¿Cómo podrían coexistir de forma adecuada?
    3) Hayek argumentó en contra de la “interferencia”, ya que no se pueden mejorar los resultados de un orden espontáneo a través de la interferencia de reglas de organización, que son distintas a este orden. ¿Cómo se podría evitar esta interferencia?

  2. Hayek, F “Cosmos y taxis”

    Resumen

    Al igual que en otros textos, Hayek explica la diferencia de un orden diseñado por los humanos y un orden espontáneo (taxis el primero y cosmos el segundo). Muestra que a través del tiempo los individuos generaron un orden espontáneo que es el mercado, el cual utiliza la información de manera eficiente (similar a lo que explica en el paper del uso del conocimiento de la sociedad).
    Hayek también resalta que a veces es difícil para muchos imaginarse un orden que no tiene ningún propósito y al mismo tiempo no fue diseñados por nadie pero que a la vez logra satisfacer necesidades y genera bienestar. A diferencia de lo que muchos creen diseñar un orden así es imposible o demasiado difícil, ya que se basa en la conducta y expectativas de miles de individuos actuando conforme a ciertas reglas. Más allá de que los individuos sepan bajo qué reglas actúan o qué tipo de sistema estén conformando.
    2 conceptos
    – Orden no diseñado, el concepto principal de este capítulo es la idea de un orden no diseñado por nadie, pero constituido por individuos que aprovechan la distribución de la información por este orden. Este orden también puede ser extremadamente complejo puesto a que no requiere que los individuos lo entiendan.
    – La peligrosa idea de que tenemos la capacidad de crear un orden igual al de mercado, pero a través de la planificación. Hayek como en otros textos resalta que este tipo de ideas lleva al autoritarismo o totalitarismo, porque supone que los hombres tienen capacidades de crear sistemas extremadamente complejos y conocer como también hacer uso de la información de manera eficiente al igual el mercado.

    3 preguntas

    – ¿Qué pensaría Hayek de intervenciones marginales como las que plantean economistas como Richard Thaler? Por ejemplo, poner como opción default la presunción de donante de órganos. Este tipo de cambios al parecer no afecta mucho al sistema, pero si trae muchos beneficios (una alta tasa de donaciones de órganos).
    – Relacionado con la pregunta anterior, ¿Hay algún tipo de cambio marginal o intervención que podría generar beneficios? o todas están condenadas a entorpecer el orden espontáneo y fracasar:
    – ¿Hay forma de corroborar empíricamente lo que afirma Hayek? ¿O sus argumentos descansan más que nada en algún tipo de racionalismo?

  3. Resumen de ‘’Cosmos y Taxis’’ de Friedrich Hayek:

    En su texto, Hayek plantea la existencia de un orden en la sociedad el cual se encuentra compuesto por dos conceptos, ‘’cosmos’’ y ‘’taxi’’. El primero puede hacer referencia a un grado superior incluso a lo que la mente humana puede manejar, como también a grados más bajos de complejidad. Son ordenes espontáneos y abstractos e incluso, al no ser creado por nadie, pueden no tener un propósito aparente ni ser controlables. En cambio, ‘’Taxi’’, hace referencia a un orden creado por una autoridad central. Este último busca imponer reglas para forzar una cooperación entre los distintos individuos de la sociedad y lograr determinado objetivo, es decir, ir de lo abstracto hacia lo ‘’manejable’’. La búsqueda de reemplazar el orden espontaneo por organizaciones se vuelve imposible en una sociedad compleja, nadie posee el conocimiento suficiente para lograrlo.

    Lo novedoso:

    Del texto de Hayek considero interesante la aplicación de los conceptos de orden ‘’cosmos’’ y ‘’taxi’’ a los mercados. Por un lado, el hecho de pensar a libre mercado y a su respectivo funcionamiento como un orden espontaneo, es decir, no generado por nadie en particular. Por el otro lado, pensar a las agencias gubernamentales como agencias interventoras de este orden espontaneo en pos de un ‘’bien superior’’ a través de diferentes reglas o leyes. Como vimos en el texto estos fines son imposibles, nadie individualmente posee la suficiente información para conseguir este objetivo, conseguir controlar lo abstracto del ‘’cosmos’’. En consecuencia, este último argumento se vuelve un buen fundamento para posicionarse en contra de la intervención dentro de la economía.

    Preguntas:
    1) ¿Cree que es posible a través de la ‘’Big data” conseguir la suficiente información para aspirar a controlar de algún modo al orden espontaneo del mercado?
    2) ¿Puede considerarse al ‘’taxi’’ como el grado más bajo del ‘’cosmos’’?
    3) A lo largo del texto habla de sociedades complejas pero si pasásemos a hablar de sociedad más simples, ¿es posible lograr cierta organización eficiente?

  4. Hayek distingue entre dos tipos de orden: aquel que surge de forma exógena, con un creador, al que llamamos taxis; y aquel que es espontáneo, endógeno al que denominamos cosmos. La formación de órdenes espontáneos es el resultado de que sus elementos se ajustan a ciertas reglas en sus respuestas al entorno en que se encuentran. Estos órdenes suelen alcanzar grados de complejidad tan altos, que jamás estaremos en condiciones de dominarlos intelectualmente, o de ordenarlos deliberadamente. Hayek plantea que toda sociedad debe disponer de algún tipo de orden. Todo orden está basado en reglas, que pueden implícitas o conocidas por todos, necesarias para hacer posible la vida en sociedad. La sociedad moderna, de intercambio, surgió como un orden espontáneo, que, dirigido mediante reglas generales, permite utilizar aquel conocimiento disperso que nadie posee en su totalidad (referencia a “El uso del conocimiento en la sociedad”). En oposición al orden dirigido u organización deliberada (socialismo), el orden espontáneo tiende a un resultado que no es conocido ni previsto por nadie, y que no responde a los intereses de sus creadores. Hayek plantea que la estructura de la sociedad moderna ha llegado a aquel grado de complejidad que hoy posee y que supera en mucho cualquier grado que hubiera podido alcanzar mediante una organización deliberada, y de este modo reafirma su argumento en contra de la intervención o interferencia.

    Novedoso

    Hayek vuelve a plantear la dicotomía entre los dos tipos de conocimiento: aquel que está disperso entre la sociedad, al cual ningún individuo accede en su totalidad y que se distribuye a través del sistema de precios; y aquel conocimiento distinto, al servicio de fines diferentes, que sería aquel que utilizan sus líderes o planificadores. Me parece novedosa la relación que plantea Hayek entre el orden espontáneo y el conocimiento disperso. El argumento de Hayek contra la intervención consiste en que no es posible perfeccionar los resultados del orden espontáneo mediante mandatos específicos que priven a sus miembros de la posibilidad de usar su conocimiento para sus propios fines. De este modo, la libertad y el respeto por voluntades de los individuos permiten el buen funcionamiento del orden espontáneo.

    Preguntas

    ¿Cuáles piensa usted que deberían ser las funciones del gobierno? Según su opinión, ¿existe algún caso en el cual se justifique la intervención?
    ¿Cómo deben definirse las reglas que rigen el orden espontáneo para alcanzar mejores resultados?
    Usted afirma que el orden espontáneo tiende a un resultado que no es provisto ni conocido por nadie. ¿Qué sucede con los objetivos y los intereses de los gobiernos? ¿Son compatibles con esta premisa?

  5. El capítulo de Hayek gira alrededor del orden. Básicamente comienza afirmando que existe una connotación negativa del concepto y está asociado al autoritarismo debido a la creencia según la cual este sólo puede ser “creado” exógenamente. Es por ello que el autor analiza dos “fuentes” de orden: el exógeno (taxis), que está asociado a un “orden artificial” y construido (ej: “el orden correcto en un estado o comunidad) y el endógeno (cosmos), que surge de la autogeneración y es un orden espontáneo (ej: funcionamiento de los mercados). Adicionalmente, distingue las características del orden espontáneo especificando que no tiene un propósito y, por ello, es más conveniente hablar de función. Su objetivo claramente es mostrar que el orden es del segundo tipo, debido a que no fue diseñado por ningún individuo y su conclusión es que es el resultado de una adaptación a una gran cantidad de hechos (que nadie conoce totalmente) y del seguimiento de ciertas reglas de conducta que hacen posible la convivencia en sociedad.

    Novedoso:
    – Un aspecto novedoso es la noción de orden que plantea el autor. Lo que deja plasmado en el texto claramente es que el orden no es una creación deliberada y construida, sino que surge de la relación entre los individuos y de forma espontánea. Es imposible que un “organismo central” pueda manejar todos los detalles y pueda poner “orden” en todas las actividades complejas que los individuos realizan.
    – Otro aspecto importante es la idea de que la preservación del orden en una sociedad no debe darse a través de la dirección o el control de sus miembros en forma directa, sino más bien, en forma indirecta, haciendo cumplir y mejorando las reglas de conducta que llevan a la formación un orden espontáneo.

    Preguntas:
    – ¿Las reglas de conducta existen desde el inicio de la civilización?

    – En una parte del texto afirma: “For the resulting order to be beneficial people must also observe some conventional rules, that is, rules which do not simply follow from their desires and their insight into relations of cause and effect, but which are normative and tell them what they ought to or ought not to do. ¿Esto quiere decir que considera al Estado necesario para establecer ciertas reglas?

    – En la actualidad, ¿qué ejemplos podría brindarnos de orden espontáneo y de orden artificial o construido?

  6. Cosmos y taxis, por Friedrich Hayek.
    Alumno: Lucas Albano Masucci (881.953)

    Resumen:
    El texto se encarga de explicar dos conceptos griegos para hablar del orden. El primero, kosmos, es un orden espontáneo y autodirigido que es un sistema autorregulado. El segundo, taxis, es un orden construido artificialmente que se regulan por una inteligencia exógena.
    Para comenzar, Hayek define al orden como un estado de cosas interrelacionadas y cuyo conocimiento nos permite crear expectativas que pueden llegar tener alta probabilidad de ocurrencia. Por este motivo es que los agentes, al vivir en sociedad, dependen unos de otros para conseguir lo que se proponen, evento que solo puede ocurrir si se mantiene un cierto orden. Dado esto, el autor explica que tanto el mercado como la sociedad siguen un orden de tipo kosmos ya que ambos se desenvuelven en interacciones espontaneas de cada agente que cambian a lo largo del tiempo en base a las expectativas.
    Finalmente, el autor destaca la importancia del kosmos ya que son procesos que evolucionan con el simple paso del tiempo al ser resultado de la interacción espontanea de las personas que van en busca de su propio interés.

    Aspectos novedosos del texto:
    Lo que me pareció novedoso del texto es la idea que plantea Hayek del orden espontaneo que se basa en interacciones espontaneas en busca del propio interés de cada individuo. Esta idea me hizo recordar a los textos que vimos sobre el empresario. El empresario surgía como resultado de esas interacciones espontaneas que generaban un conocimiento en ese preciso momento al entender las demandas del resto de la sociedad. Esto hacía que la sociedad evolucione dado que el individuo perseguía su propio interés y llevaba la sociedad a un mejor estado.
    También me pareció interesante la idea de que el kosmos es un sistema autorregulado. Vimos ya en otros textos que la intervención del estado, por ejemplo, para resolver cierto tipo de problema en la sociedad puede generar problemas aún mayores. Si se generan problemas en la sociedad, los mismos tienen que ser resueltos por el mismo sistema mediante el orden.

    Preguntas:
    1. ¿Cómo explica Hayek que mediante el kosmos se puede llegar a dar la aparición de un monopolio?
    2. ¿Pueden ocurrir fallas del kosmos que no se resuelven mediante el mercado y el orden?
    3. ¿Hace falta la existencia de un estado si el kosmos es un sistema autorregulado?

  7. Alumno: Juan Ignacio Berlingeri Paolicchi / Registro: 883.600

    Sinopsis de “Cosmos y Taxis” de Friedrich A. Hayek

    En esta sesión, Hayek busca tratar la cuestión del orden, distinguiendo a los órdenes “construidos” de aquellos órdenes “espontáneos”. Hayek define al orden como aquella situación en la que un gran número de elementos distintos entre sí se hallan en una relación tal que del conocimiento de alguna parte temporal o espacial del conjunto podemos aprender a formarnos expectativas sobre otras partes del mismo conjunto o, al menos, expectativas con altas probabilidades de resultar acertadas. El autor distingue entre el orden construido como aquel referido a una construcción, un orden artificial o un arreglo (por ejemplo, una organización). Por otro lado, el orden que se forma por evolución, que se crea de manera endógena, es aquel que se denomina orden espontáneo. En este sentido, el taxis es el orden creado y el cosmos es aquel orden formado por evolución, que para los griegos significaba un “orden justo dentro de un estado o de una comunidad”. Para los científicos sociales, la teoría social comienza con el descubrimiento de que existen estructuras ordenadas que surgen a partir de la acción de muchos hombres, pero no son el resultado de un proyecto humano. La diferencia entre estos órdenes que el orden construido es relativamente simple de manera tal de que quien los ha creado los puede dominar, suelen ser concretos y son concebidos deliberadamente, sirviendo a los fines de su creador, mientras que los órdenes espontáneos revisten un alto grado de complejidad que ninguna mente puede dominar, no necesita manifestarse a nuestros sentidos y no se puede legítimamente decir que tengan un objetivo particular porque ha sido construido de manera descentralizada. La formación de órdenes espontáneos es el resultado de que sus elementos se ajustan a ciertas reglas en sus respuestas al entorno en que se encuentran. Al igual que en “El uso del conocimiento en la sociedad”, Hayek se opone profundamente a las interferencias en las fuerzas que producen el orden espontáneo y ya que esto provocaría obstáculos en las mismas. En este sentido, dado que hay muchos aspectos del orden espontáneo sobre los cuales un individuo particular no tiene control, cualquier cambio que intentemos realizar en la relación entre individuos particulares o grupos no podrá ser satisfecho excepto que perturbemos el orden general de las cosas, como por ejemplo la intervención estatal en los precios determinados libremente a partir del intercambio voluntario. Por último, Hayek va a buscar aclarar las confusiones en torno a los términos “organismo” y “organización”.

    Dos aspectos novedosos de la lectura

    El primer aspecto novedoso, al igual que en “El uso del conocimiento en la sociedad”, es el planteo de Hayek sobre el orden espontáneo que regula y nos permite llevar a cabo nuestros objetivos a través de la cooperación entre los individuos. Citando a Adam Smith, el orden espontáneo es el equivalente al concepto de la “mano invisible” de este último. Toda sociedad se rige a partir de un orden que no fue concebido por nadie en particular, sino que surgió a través de la evolución propia de la sociedad, como por ejemplo el lenguaje. Si bien al principio se buscaba adjudicar (de manera equivocada) la creación de estos órdenes a ciertos individuos sumamente inteligentes, un gran avance de la sociedad fue comprender que no es el resultado deliberado de ningún hombre en particular y que, tal como afirma Hayek, ningún hombre puede concebirlo de forma acabada ni tampoco intervenir en el mismo sin generar interferencias que distorsionen el orden social actual. En este sentido, los órdenes espontáneos son canales comunicativos a través de los cuales los individuos pueden formarse expectativas con altas probabilidades de ser acertadas. Por ejemplo, un cambio en un precio relativo instantáneamente lleva a que los individuos productores del bien favorecido aumenten su nivel de producción, y no importa qué fue lo que sucedió detrás de ese aumento, dado que por el mero hecho de haber subido de precio quiere decir que se lo valora más y, en consecuencia, que estaría obteniendo mayores beneficios dedicándose a eso.
    Por otro lado, llegando al final Hayek critica al constructivismo por olvidarse que aquella mente capaz de dirigir una organización, y el orden más amplio dentro del cual funcionan las mismas, se basa en las adaptaciones a lo imprevisible, y que la única posibilidad de trascender las mentes individuales radica en confiarse a aquellas fuerzas súper-personales que se “auto-organizan” y que crean los órdenes espontáneos. Por lo tanto, no existe ninguna mente capaz de trascenderse a sí misma, llegando a la conclusión de que el orden espontáneo surgirá sin que ningún individuo deliberadamente lo decida.

    Tres preguntas

    1) ¿Hayek cree que la inflación es un proceso que altera y perturba el orden general de las cosas, entendido como un mecanismo distorsivo del orden espontáneo?
    2) ¿Cuál cree que debe ser el tamaño óptimo del gobierno dentro de la Gran Sociedad, dado que en un momento desliza que, además de la función de preservar el orden general, también se espera que rinda otros servicios que el orden espontáneo no puede rendir adecuadamente?
    3) ¿Usted cree que las Bitcoins surgieron como una manera de reivindicar el orden espontáneo, frente al cual el Estado nada puede hacer para modificarlo? En este sentido, ¿no cree que, dado los tamaños que poseen los estados actualmente, nada les impediría interferir también en eso?

  8. Friedrich Hayek, en su texto “Cosmos y Taxis”, se centra en el concepto de orden. Define al mismo como una situación donde varios elementos de diferentes tipos se relacionan entre si, formando expectativas a partir del conocimiento.
    Luego distingue dos dimensiones del orden: “taxi” y “cosmos”. El primero es un orden creado por una autoridad suprema de forma exógena, y el segundo hace referencia distintos grados de complejidad, creado endógenamente. El autor resalta el papel del “taxi” a la hora de imponer reglas para forzar la cooperación entre los distintos componentes de la sociedad para lograr objetivos. Respecto al orden espontaneo, lo resalta por haber surgido como una adaptación.
    Encuentro novedosa la apreciación del autor sobre la falsa creencia de Smith sobre la capacidad de poder manipular los deseos de los hombres como si fueran piezas de ajedrez. Tambien considero muy interesante la consideración del autor sobre la creación del orden, estableciendo que es un resultado de la interacción de la sociedad, y la relación entre el orden espontaneo y los mercados, donde las interacciones son infinitas.
    Tambien destaco su opinión sobre la errónea necesidad de imponer ordenes por parte de los organismos de control, cuando en realidad deberían hacerlo de forma indirecta.

    Preguntas al autor:
    1)Los fenómenos económicos son parte del cosmos o lo alteran?
    2)El cosmos es un sistema autorregulado? O necesita de la existencia del taxis para serlo?
    3)Que tipo de fundamentos posee para diferenciar estos tipos de ordenes? Son los únicos que existen?

  9. Resumen

    Hayek comienza dando una definición bastante compleja de la noción de orden. Según esta definición, un “orden” se define por la capacidad de los elementos individuales que forman parte de él para formar expectativas. Distingue entre órdenes “construidas” (o taxis) y órdenes espontáneas (o cosmos). La actitud sistemática y natural hacia la contemplación de un cierto orden es creer que es el resultado deliberado de la acción de una persona. La sociedad sería como un juego de lego y corresponde a los políticos organizarlo para que sea una bella construcción. Sin embargo, Hayek destruye esta concepción, recordándonos que hay órdenes espontáneas tanto en la naturaleza como en la sociedad. Su tesis es que el orden espontáneo es la única manera de organizar una sociedad compleja y la única manera de obtener un orden respetando las libertades individuales. Las órdenes espontáneas, al no haber sido creadas deliberadamente, sino que surgen espontáneamente de la libre acción de los individuos en un determinado entorno institucional, no tienden hacia un determinado objetivo. Lo que resulta de este orden es impredecible, incontrolable, todo lo que podemos controlar son las condiciones bajo las cuales se forma este orden. Estas condiciones son reglas, informales o legislativas, y la formación de órdenes espontáneas surge del ajuste de sus elementos a estas reglas. Es cierto que a pequeña escala, como la de la familia o la empresa, se puede obtener un pedido a través de una forma deliberada de organización. El gobierno es una organización cuyo propósito es asegurar que las reglas sean respetadas, ese es su objetivo y en este sentido es una organización. Pero la sociedad no es una organización, es un orden espontáneo que surge del entorno institucional que el gobierno está ahí para proteger.

    Novedoso / sorprendente

    Me parece interesante la idea de que la ley y la libertad son irreconciliables, es inherente a la noción de orden y al hecho de que la libertad no puede existir en el caos.

    La importante influencia del positivismo del siglo XIX en las doctrinas socialistas. No sabía que Ernest Renan había dicho estas palabras: “organización científica de la humanidad como la última conquista de la ciencia moderna y su ambiciosa y legítima aspiración”. Por lo tanto, fue esta idea la que inspiró a los intelectuales en el siglo XIX, no es de extrañar que condujera a los totalitarismos del siglo XX.

    Preguntas al autor

    ¿Pueden también surgir leyes espontáneamente o requieren necesariamente la existencia de un gobierno?

    ¿Es correcto un orden espontáneo?

    Con los grandes retos de este siglo (la inteligencia artificial y el cambio climático en particular) y el riesgo que representan ciertas innovaciones, ¿podemos temer que un orden incontrolable nos lleve a la pérdida?

  10. En este texto Hayek analiza el concepto de “orden”. Para él, orden: “una situación en la que una multiplicidad de elementos de diverso género se hallan en tal relación unos con otros, que del conocimiento de alguna parte temporal o espacial del conjunto podemos aprender a formarnos expectativas sobre otras partes del mismo conjunto, o, por lo menos, expectativas con una buena posibilidad de resultar acertadas”. Todas las sociedades tienen algún tipo de orden y, este orden, no hace falta que haya sido creado por alguien en particular. Según Hayek existen dos tipos de orden: Por un lado, está el orden exógeno que puede describirse como una construcción, un orden artificial o, especialmente cuando se trata de un orden dirigido, como una organización. Por el otro lado, esta el orden endógeno que se forma por evolución es un orden espontaneo. A este último orden, los griegos lo denominaron “cosmos”, mientras que al primero “taxis”. Según Hayek, la razón por la que existe ordenes que no son creados deliberadamente por los hombres es que estos no se imponen a nuestros sentidos, sino que deben ser descubiertos por nuestra inteligencia. No podemos ver o percibir intuitivamente este orden de acciones significantes, sino que sólo podemos reconstruirlo mentalmente rastreando las relaciones que existen entre los elementos. Por lo tanto, estamos hablando de un orden más de tipo abstracto.
    Me pareció sumamente interesante que Hayek utilice el término “sociedad” para hablar de un orden espontáneo general. Dentro de la sociedad, la organización “gobierno” ocupa una posición muy especial, aunque, es concebible que el orden espontáneo que llamamos sociedad pueda existir sin gobierno, cuando el mínimo de reglas necesarias para la formación de tal orden se observa sin que exista un aparato organizado para hacerlas cumplir. Sin embargo, en la mayoría de las circunstancias la organización que llamamos gobierno resulta indispensable para asegurar que esas reglas sean obedecidas. La función del gobierno es controlar, hacer cumplir las reglas en el que este orden se basa. Además, se espera también que el gobierno rinda otros servicios que el orden espontaneo no puede brindar adecuadamente. Hayek señala que estas dos funciones distintas del gobierno no suelen estar claramente separadas, la distinción entre las funciones coactivas del gobierno, que hace cumplir las reglas de conducta, y sus funciones de proporcionar servicios, en las que sólo precisa administrar unos recursos puestos a su disposición, es de fundamental importancia. En lo que respecta a la segunda función, es una organización entre tantas otras, y como las demás es parte de un orden espontáneo general, mientras que en la primera función ofrece una condición esencial para la preservación de este orden general.
    Preguntas:
    1- ¿Siempre las intervenciones del Estado en la economía provocan una distorsión en el orden espontaneo de los mercados o hay casos en lo que pueden estimular su desarrollo?
    2- Hoy en día el avance tecnológico esta produciendo, creo yo, que la información este cada vez menos dispersa: ¿Puede ser que esto le este dando mayores facilidades al desarrollo del orden dirigido?
    3- ¿Cree que hoy en día pueda existir una sociedad que funcione únicamente bajo un orden espontaneo?

  11. Alumno: Hernán López Herrero // Registro: 884613
    Sinopsis:
    En “Cosmos y Taxis” Hayek analiza los ordenes sociales y marca una distinción entre los “ordenes espontáneos” y “ordenes construidos”. En primer lugar, define el concepto de orden y afirma que toda sociedad debe disponer de algún tipo del mismo, por el cual todas las personas puedan estar en condiciones de atender sus asuntos o satisfacer sus necesidades. Luego, el autor adopto los términos griegos “cosmos” y “taxis” para describir la diferencia mencionada. Por un lado, “taxis” hace referencia a un orden construido, el cual es exógeno y creado por fuerzas externas al sistema o por medio de una organización. Por otro lado, existe un orden espontaneo que se forma por evolución, un orden endógeno que era denominado por los griegos como “cosmos”. Este tipo de orden muestra que las pautas de interacción de muchos individuos, pueden formar un orden que nadie creo deliberadamente. Un orden de creación deliberada siempre tendrá la característica de ser simple, concreto y su existencia podrá ser percibida a través de los sentidos, mientras que el orden espontaneo se basa en una relación abstracta y su nivel de complejidad no está limitada a lo que una mente humana puede dominar. Además, el cosmos no necesariamente tiene un objetivo particular. Si bien los hombres se unen en organizaciones para alcanzar determinados fines particulares, la coordinación de las actividades de estas organizaciones es obra de las fuerzas que conducen a la formación de un orden espontaneo.

    Aspectos novedosos:
    El grado de poder de control sobre el orden espontaneo es mucho menor que el que podemos ejercer sobre un orden construido deliberadamente, ya que a este ultimo podemos dominarlo intelectualmente.
    Por otro lado, introduce el concepto de las normas, las cuales pueden ser desconocidas por los hombres. Para que estas puedan gobernar un orden espontaneo deben ser independientes de cualquier objetivo y su aplicación deberá ser independiente de cualquier fin común.
    Por último, encontré interesante el hecho de que el hombre suele negar la existencia de un orden no creado por él, ya que estos no pueden ser percibidos a través de nuestros sentidos y deben ser descubiertos por nuestro intelecto.

    3 preguntas para el autor:
    1) ¿Cómo podría verse afectado este orden espontaneo en un sistema socialista?
    2) ¿Cuál de los dos tipos de orden cree que tiene mayor preponderancia en las sociedades modernas?
    3) ¿En qué caso un orden espontáneo puede ser perjudicial para una sociedad?

  12. El autor dedica casi la mitad del texto a la definición de la palabra orden y a la diferenciación entre el “cosmos” y “taxis”.
    Aplicado a la vida social, el orden puede ser entendido como lo que esperamos que hagan los demás (en eso basamos nuestros planes) y lo que realmente sucede. Luego encontramos al “cosmos” que es el orden democrático, o espontáneo, que no es creado deliberadamente, no tiene un fin particular y realiza previsiones chicas pero certeras. Por otro lado encontramos al “taxis” también denominado orden construido, porque es creado de manera deliberada, para poder servirle a los fines de su creador, orden que se puede notar con la simple observación(a diferencia del democrático, que tiene que ser captado por la inteligencia) y realiza previsiones más amplias pero con menor seguridad.
    El orden espontáneo está además fundado en reglas que guían las acciones de los individuos, necesito de un mandato central pero también dándole la posibilidad a los individuos de poder utilizar el conocimiento que se encuentra disperso en la sociedad. Distinto a este orden son las organizaciones, cuyas reglas contienen objetivos específicos, en donde además cada uno de los individuos cumple una determinada función. Por último, cierto es que el orden espontáneo está formado también por organizaciones, y requiere en especial de una, el gobierno, que controla el cumplimiento de las reglas para el buen funcionamiento de la sociedad.
    A destacar
    -No se puede mejorar un orden espontáneo de manera deliberada intentando moldear las acciones de los individuos ni imponiéndole objetivos que no le permitan explotar todos sus conocimientos. Más bien se podrá interferir intentando guiar sus movimientos, controlando el acatamiento de las diversas reglas, pero sin tener una mayor capacidad de influencia.
    -El orden general espontáneo puede derivarse de normas también creadas de manera espontánea (normas de costumbre o moral) pero también de normas creadas de manera deliberada (normas legales); es fundamental la diferenciación entre la espontaneidad del orden en sí y la espontaneidad de las normas que componen dicho orden. Entiendo acá el autor intenta subrayar que no hay un factor deliberado no lleva directamente a otro deliberado, no hay relación causa consecuencia, aunque aquí es donde más me pregunto que si existe la posibilidad de crear ordenes espontáneos por medio de normas deliberadas porque no después se pueda transformar este orden espontáneo en uno deliberado, si los cimientos del mismo lo permiten.
    Preguntas
    -¿Puede un orden espontáneo convertirse en construido (por lo menos de forma temporaria) debido a intereses políticos? ¿O las mismas propiedades inherentes al orden espontáneo lo impiden?
    -¿Hasta qué punto llega la acción de control del gobierno? ¿En gobiernos comunistas (Rusia, China) el papel del mismo excede sus tareas? ¿A través de que método se podría a su vez controlar el accionar del mismo?
    -¿Cómo entiende el autor al comportamiento de los individuos? ¿Las reglas que deben cumplir satisfacen tanto sus necesidades individuales como el bien común? ¿No existen factores que motiven el no cumplimiento de las normas? ¿Cómo se procede en dicho caso?

  13. Resumen
    La discusión planteada en el texto responde a lo que particularmente considero uno de los conflicto más antiguos y centrales de la ciencia económica: La adopción de una planificación centralizada donde las reglas del juego se establezcan mayormente desde un agente que diseña el mecanismo y la dinámica del mercado, o bien una mayor libertad de los agentes para interactuar entre sí, organizando ellos mismos a través de acuerdos una dinámica no planificada sino resultante de las distintas negociaciones multilaterales.
    ¿Qué te pareció novedoso del texto?
    Considero importante el mantener vigente la discusión acerca de la dificultad de planificar o diseñar mecanismos para que actúen agentes económicos debido a que se trata de conjuntos de personas con todas sus subjetividades propias y las derivadas de las relaciones entre ellas. Creo que hoy en día está mas aceptada y difundida la noción de que vivimos en una sociedad en la que muchos aspectos nos excede el poder entenderla desde el razonamiento.
    3 preguntas para el autor
    1) ¿Existe en algunos aspectos la posibilidad de que una planificación central sea más eficiente que la espontánea?
    2) ¿Podría ser la elección de la planificación centralizada beneficiosa para algunos mercados particulares o bien de niveles de decisión como por ejemplo establecer una serie de reglas básicas y dar lugar a la espontaneidad dentro de ese marco?
    3) ¿Una mayor utilidad de la planificación central puede estar relacionada con intereses opuestos como por ejemplo las externalidades?

  14. Cosmos y Taxis-Hayek
    RESUMEN
    El autor enfatiza el concepto de orden, separa entre el espontáneo y el construido. Se apoya en una definición de “orden” que considera una correlación entre varios elementos de la sociedad, en donde no es necesario que el mismo este explicitado siempre, sino que tenemos la capacidad como humanos de tener un orden implícito basado en nuestro sentido común.
    Rompe con la idea errónea de que el orden esta siempre ligado al autoritarismo, a una relación de dominante y dominado. Quita esta percepción del orden como una variable exógena, para dejar ver su componente endógeno, y que todos somos los creados del orden también.
    Remarca la importancia de que las reglas establecidas garanticen el orden, y que, a pesar de las diversas particularidades de los individuos, que todos puedan regirse por tales reglas. Tales reglas pueden ser respetadas porque el individuo comparte la metodología y el objetivo de la regla, porque su cultura lo lleva a creer en eso, o simplemente porque de no cumplirla alteraría el orden social.

    LO QUE LLAMO MI ATENCION
    Me quedo con la cita del comienza del texto, ya que la considero sumamente importante para comprender todo lo que le sigue. La comparación con piezas de ajedrez creo nos sirve para comprender la pluralidad de impulsos que poseemos los humanos, por ende, podemos así identificar más fácilmente la complejidad que se desprende de una regla. Ésta no podrá fácilmente satisfacer las expectativas de todos, porque cada uno se mueve por estímulos y pensamientos diferentes, pero mientras sea posible la convivencia en sociedad, considero que el resto de los avances se tratan de desarrollo de la mente humana. Es por esto, que las leyes varían tanto entre país y país, las sociedades están todas condicionadas por distintos factores de cultura, tiempo, niveles de vida, etc. Y es así como algunas sociedades están “listas” para enfrentar nuevos desafíos en términos de generación de nuevas reglas cuando otras, no.
    PREGUNTAS
    1. En el momento de dictaminar las reglas para el orden construido: ¿Por qué tipo de entidad legislativa optaría?
    2. ¿Qué opina de las reglas que están avaladas únicamente por la religión o la cultura, que no se dirigen directamente a garantizar el orden? ¿Qué rol debería cumplir el derecho internacional si se considera que ciertas “costumbres” estén alterando la integridad mental y/o física de los habitantes de aquel lugar? (Situaciones similares a las de África, o países árabes)
    3. ¿Qué relevancia encuentra entre el desarrollo económico y la generación de nuevas reglas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *