Juan de Mariana (1536-1624): tenia claro que la inflación es un impuesto, que nadie ha aprobado

Con los alumnos de Historia del Pensamiento Económico I, Económicas, UBA, terminamos de considerar los aportes de los escolásticos, con el análisis que, sobre Juan de Mariana, hace Lucas Beltrán en “El Padre Juan de Mariana”, publicado originalmente en la revista Ilustración Liberal. Van unos párrafos:

“Para nosotros, el Tratado y discurso sobre la moneda de vellón es una defensa de la propiedad privada, de la democracia política, de los presupuestos equilibrados y de la moneda sana de valor estable, que resulta ventajosa para todas las clases sociales. Si no conociéramos ninguna otra obra del autor, no dudaríamos en calificarle de economista liberal. ¿Cómo compaginar estas cuatro imágenes del jesuita de Toledo, a primera vista tan dispares?

En primer lugar, no todas las ideas contenidas en ellas son, en rigor, contradictorias. Por otra parte, es posible que la mente del Padre Mariana, que, en definitiva, se interesaba fundamentalmente por los problemas teológicos y religiosos en general, no estuviera, en cuanto a los económicos y sociales, perfectamente clara. Además, es posible que pensara en términos de lo que los modernos economistas llaman segundos óptimos y terceros óptimos, es decir, que prefiriera una cierta solución de los problemas económicos y sociales, pero que en caso de imposibilidad de ésta aceptara una segunda solución como la mejor entre las posibles y que no hubiera creído necesario explicar con precisión este orden de preferencias o que no lo hubiera logrado. Finalmente, sería posible que en la larga existencia del Padre Mariana sus ideas hubieran ido cambiando. Tal vez el Tratado y discurso sobre la moneda de vellón ha de ser considerado como el pensamiento maduro y definitivo del autor, pues es uno de los últimos libros que publicó.

En él Mariana empieza preguntándose si el rey es dueño de los bienes particulares de sus vasallos y contesta rotundamente que no. El autor acude a su distinción entre rey y tirano, a la que tanta afición manifiesta: “El tirano es el que todo lo atropella y todo lo tiene por suyo; el rey estrecha sus codicias dentro de los términos de la razón y de la justicia.”

De aquí deduce que el rey no puede exigir impuestos sin el consentimiento del pueblo, pues el impuesto significa la apropiación de una parte del patrimonio de los súbditos; para que tal apropiación sea legítima es preciso que los súbditos estén de acuerdo con ella. Tampoco puede el rey crear monopolios estatales, que serían un medio disimulado de exigir impuestos; en el lenguaje del autor, “si no es lícito poner pecho, tampoco lo será hacer esta manera de estanques sin voluntad de aquellos en cuyo perjuicio redundan”.

Y tampoco puede el rey obtener ingresos rebajando el contenido metálico de las monedas. Los monarcas de la Casa de Austria acudieron reiteradamente a este antiguo recurso tantas veces utilizado en todos los tiempos y todos los Estados. En España, en tiempo del Padre Mariana, la rebaja se hizo sobre todo en las llamadas monedas de vellón; éstas eran de una aleación de plata y cobre y hasta fines del siglo XV fueron perfectamente respetables; en los siglos XVI, XVII y XVIII su contenido de plata fue reducido reiteradamente hasta que finalmente las monedas de vellón se hicieron sólo de cobre y funcionaron como moneda fraccionaria de las piezas de oro y plata. También el contenido de metal noble de éstas fue reducido en algunas ocasiones, pero menos que en el caso de las monedas de vellón, que constituyen el tema del tratadito de Mariana.

Éste ve la cuestión con tanta claridad como un economista moderno: se da cuenta de que la reducción del contenido de metal noble de las monedas y el aumento de la cantidad de éstas es una forma de inflación (aunque no usa esta palabra, entonces desconocida) y que la inflación produce fatalmente elevación de precios: “que si baja el dinero del valor legal, suben todas las mercadurías sin remedio, a la misma proporción que abajaron la moneda, y todo se sale a una cuenta”.

Mariana ve que la inflación es un impuesto que recae sobre los que antes de ella tenían dinero, que ahora han de comprar las cosas más caras. Al argumento de que esto se puede evitar poniendo precios de tasa a las mercancías, contesta que la experiencia nos muestra que las tasas han sido siempre ineficaces. Siendo la inflación un impuesto, requerirá en todo caso el consentimiento del pueblo, pero aun con este consentimiento será siempre un impuesto dañoso y desorganizador de la vida económica: “este arbitrio nuevo de la moneda de vellón, que si se hace sin acuerdo del reino es ilícito y malo, si con él, lo tengo por errado y en muchas maneras perjudicial”.

10 pensamientos en “Juan de Mariana (1536-1624): tenia claro que la inflación es un impuesto, que nadie ha aprobado

  1. En un principio el autor pone en contexto la vida del padre Juan de Mariana, parte de su biografía, formación académica, etc. En sus primeros escritos tenía una visión de la economía más socialista donde la iglesia debía ser quien regule toda la economía, notaba como la iglesia había perdido el poder político y económico en manos de las monarquías, en todos sus escritos ataca a las monarquías. Con el paso del tiempo la pasa de una visión socialista de la economía (decía que los incentivos individuales no bastaban para la decisión óptima y que la iglesia debía regular ciertas cosas como la producción de alimentos) a una visión liberal, en su último tratado defiende la propiedad privada contra la inestabilidad de la moneda que proponían las cortes, nota que las cortes devaluaban la moneda, los metales preciosos, con el fin de quedarse con más dinero. Utilizaban este mecanismo según el padre como una forma de impuesto extra que desde su punto de vista esta injustificado debido a que no es de común acuerdo con sus vasallos. Este tipo de acciones diferencian a un buen rey de un tirano por lo que según el esto estaba infundado sino el rey estaría actuando como un tirano (visión legalista de la economía). Lo central de su último tratado es que observa a la inflación (no con ese nombre) como un impuesto que se apropiaba el estado a costa de los agentes económicos y sobre todo que era ilegal. El Paper termina introduciendo a la economía austriaca que continua la visión de la economía de mercado como un orden natural en las actividades humanas, Hayek incorpora la visión del orden económico, como el resultado de las acciones humanas en conjunto pero que no son deliberadas / acordadas / pensadas por los individuos, sino que son el resultado de una aparente coordinación espontanea.
    Lo más interesante del texto es que pone en contexto al padre mariana. Si bien no aporta mucho más que el primer Paper, si uno termina de entender porque tenía un claro ataque hacia las monarquías en sus escritos. El padre mariana se da cuenta que el poder político y económico estaba cada vez más volcado en las monarquías que en la iglesia. También es muy interesante la distinción de dinero real y dinero legal (nominal) que se puede apreciar en el otro Paper.
    1-¿Qué fue lo que le hizo cambiar sus ideas al pasar de una economía socialista a una economía de mercado en sus escritos como la ideal?
    2-¿Cuál sería el papel de la iglesia en este nuevo orden donde el mercado seria el principal regulador?
    3-¿Quién tendría que ser el encargado de administrar la moneda para que los reyes no puedan apropiarse de parte de ella?

  2. Resumen:
    Juan D. Mariana escribió muchos libros, tal vez los más importantes son la historia de España y El Tratado y Discurso sobre la Moneda de Vellon (a partir de aquí lo llamare “Tratado”). Alguna de sus ideas más controversiales lo enfrentaría a la inquisición. Si bien sus escritos recibieron distintas interpretaciones que llevaron a catalogarlo de colectivista agrario o defensor de una teocracia, Lucas Beltra lo define como un “Economista liberal” a la luz de uno de sus últimos escritos: el Tratado. Allí se expone una defensa de la propiedad privada, de la democracia, de la estabilidad de la moneda como algo justo para todas las clases sociales, el Tratado no deja lugar a dudas que las ideas de J D. Mariana maduraron a lo largo de toda su vida hacia una concepción más liberal.
    Finalmente Lucas Beltra, al igual que Hayek, cree que existe aparte del orden Físico y Jurídico, un orden-espontaneo- económico que los doctores de Salamanca supieron identificar.

    Novedoso:
    No sorprende que una figura como J D Mariana haya estado compartiendo banquillo frente al tinglado inquisitorial, como otras grandes personalidades de la historia (Galileo, G. Bruno entre otros). ¿Sería acaso ese el precio de la verdad? Es increíble como en tiempos de silencio alzó la voz para decir lo que todos pensaban, legitimar el regicidio en ese contexto histórico precisaba de mucha valentía o convicción. Concuerdo con Beltra en que debe ser catalogado como un economista liberal. Hay que tener presente que las ideas están sujetas a lo largo de nuestra vida a constantes modificaciones, la probidad intelectual requiere que nos enfrentemos a otras ideas, con lo cual, a la luz de su última obra no quedan dudas de que era un liberal.

    Pregunta:
    Lucas Beltra declara que en el Tratado y Discurso sobre la moneda de Vellon, Mariana realiza una defensa de la propiedad privada. En el tratado se aboga por una reducción del gasto de la corona y por una moderación en la recaudación de los tributos dependiendo de las circunstancias, Mariana nos dice: “ es justo que el pueblo acuda a ayudar a su rey cuando se le pidan las necesidades” ¿No cree Beltra que debería hablarse de una defensa de la propiedad privada condicionada por las circunstancias? Considero pertinente aclarar que a la hora de imponer nuevos tributos J. de Mariana habla del plebiscito de la mayoría, pero a la luz de los distintos sucesos históricos, las mayorías han demostrado ser falibles. Si el 51% del pueblo considerara correcto la imposición del nuevo tributo, eso dejaría al otro 49% indefenso frente al avasallamiento ¿Acaso Lucas Beltra, al igual que J. De Mariana, reduce el sentido de la propiedad privada al juego democrático?

  3. Resumen
    Sobre el pensamiento económico de Juan de Mariana se puede decir que está en contra de la acumulación de tierras en pocas manos, siempre y cuando no sea la iglesia quien lo haga. Según algunos autores esto ocurre debido a que mariana veía en los reyes a los rivales de la iglesia en el poder político. Para el autor del artículo, el tratado sobre la moneda de vellón, es una defensa a la propiedad privada y a la moneda sana y de valor estable.
    También se expone la creencia de que los monopolios son un modo encubierto de cobrar impuestos.
    Toma la adulteración de la moneda y el aumento de la cantidad de estas como una vía inevitable que lleva al aumento de precios.
    Propone la creación de impuestos sobre artículos de lujo y la reducción del gasto por parte del rey.
    Opinión
    Sorprende la claridad de pensamiento de Juan de Mariana debido a que, ya en su época, ve que la emisión de moneda lleva a la inflación, así como también al deterioro de valor de la misma.
    Se refiere también a mantener equilibrado el gasto público (refiriéndose al rey su corte) y evitar el mal uso de los recursos, todas ideas que aun hoy están vigentes.
    Los autores de la Escuela de Salamanca incluyen un nuevo orden: el económico, considerando al mercado como un orden natural.
    Preguntas
    ¿Qué implicaba el concepto de propiedad privada en este contexto de la historia?
    ¿Abogaba el padre Juan de Mariana por una institución separada del poder real que acuñe la moneda?
    ¿Cómo toma la iglesia el cambio de pensamiento de Mariana tomando en cuenta la rigidez de pensamiento de esta institución?

  4. RESUMEN
    El padre Juan de Mariana fue un cura Jesuita nacido en el año 1536 en Talavera de la Reina. Sus principales obras fueron “Historia general de España”, “De rege et regis institutione” donde expresa sus ideas políticas, y “Tratado sobre la moneda de vellón”, donde expone su pensamiento económico y sus ideas sociales. En base a este libro se podría decir que su ideología es liberal, económicamente hablando, pero muchos estudiosos lo han catalogado de socialista y teocrático, ya que decía que el Estado debía evitar la acumulación de propiedades salvo en manos de la iglesia y que en el estado primitivo las riquezas naturales fueron propiedad primitiva, aunque no exige una distribución forzosa propone un sistema de agricultura basado en los méritos individuales.

    NOVEDOSO O IMPORTANTE
    Sin dudas, el principal aporte del Padre Juan de Mariana a la economía se encuentra en “Tratado sobre la moneda de vellón”. En él discute la alteración de la moneda de vellón (aleación de plata y cobre), que consistía en reducir sistemáticamente el contenido de metal noble de las monedas a fin de aumentar la cantidad de estas y financiar al fisco. Concluye que esto no es otra cosa que un impuesto (denominado actualmente como “impuesto inflacionario”) y que el rey no puede exigir impuestos sin el consentimiento del pueblo ya que se estaría apropiando de una parte del patrimonio de los súbditos. Este aumento de la base monetaria lleva a un aumento en el nivel de precios: “que si baja el dinero del valor legal, suben todas las mercadurías sin remedio”. Propone como solución equilibrar el presupuesto por otros procedimientos, reducir gastos públicos o aumentar los ingresos.
    PREGUNTAS
    Si bien Juan de Mariana pertenece a los escolásticos y sus ideas parecen avanzadas a la época. ¿Por qué Roover sostiene que estos cayeron en el olvido debido a lo anticuado de sus ideas?
    ¿A qué se debe que nadie haya desarrollado en profundidad las ideas de Juan de Mariana en los años posteriores a él?
    ¿Es Juan de Mariana uno de los primeros economistas liberales?

  5. GUIA DE DISCUSION – Beltrán, Lucas, “El padre Juan de Mariana”

    RESUMEN
    Beltrán dedica el texto a describir el pensamiento económico del padre Juan Mariana, intentando justificar y combinar todas las visiones que surgieron en el tiempo sobre dicho pensamiento. Entre ellas las de Pi y Margall quienes lo presentan como partidario de la teocracia; Joaquín Costa como colectivista agrario; Diego Mateo del Peral lo caracteriza como agitador en favor de los pobres, para terminar por calificarlo como un economista de tendencia liberal. Justifican esta definición en el análisis del “Tratado y discurso sobre la moneda de vellón”, que según el autor presenta una defensa de la propiedad privada, de la democracia, de los presupuestos equilibrados y de la moneda de valor estable. El autor logra identificar en el libro de Mariana aquellas problemáticas principales por él planteadas: si el rey es dueño de los bienes particulares de sus vasallos (contestando con un “NO” rotundo), cuales son las obligaciones para con el pueblo de ese rey (más específicamente, considerar la voluntad del mismo a la hora de tomar decisiones), etc. Termina describiendo el pensamiento de la Escuela de Salamanca, de la cual se cree que Mariana fue parte, y quienes fueron los primeros en descubrir la existencia del “orden económico” en el mundo, clasificándolo como intuitivo o inconsciente, que surge por simple necesidad y termina por volverse “natural”.

    CONCEPTOS IMPORTANTES Y NOVEDOSOS:
    Como conceptos importantes, Beltrán parece ser quien termina por darle un título a las cuestiones planteadas por Mariana en su libro. Dentro de estas cuestiones, se pueden mencionar: la inflación, como resultado del mal manejo de la política monetaria y detrimento del poder adquisitivo de la moneda (“”que si baja el dinero del valor legal, suben todas las mercadurías sin remedio, a la misma proporción que abajaron la moneda, y todo se sale a una cuenta”); la propiedad privada, que se ve violada cuando el rey exige impuestos sin el consentimiento del pueblo, ya que “el impuesto significa la apropiación de una parte del patrimonio de los súbditos; para que tal apropiación sea legítima es preciso que los súbditos estén de acuerdo con ella”; el equilibrio fiscal, como solución a la inflación a través de una serie de propuestas que tienden todas a la reducción del gasto público (como que el rey acorte sus mercedes y la reducción del gasto en la casa real).

    PREGUNTAS:
    1) ¿Cree que la postura “liberal” de Mariana está relacionada con sus intereses en la Iglesia?
    2) ¿Está de acuerdo con que el libro “Tratado y discurso sobre la moneda de vellón” representa el pensamiento maduro de Mariana?
    3) ¿Cuáles fueron los obstáculos que impedían la aplicación de su primera concepción más teocrática que lo llevaron a pasar a esta percepción liberal?

  6. El Padre Juan de Mariana nació el año 1536 en Talavera de la Reina, podríamos calificarlo como un economista liberal en nuestros tiempos. El Padre Mariana ataca con frecuencia a los reyes y a la nobleza. La razón no es otra que la de que ve en ellos a los rivales de la Iglesia para el ejercicio del poder político
    Puede verse que objetivo final de este Padre jesuita era el establecimiento de una sociedad dominada y gobernada por la Iglesia católica. El pensamiento capital de Mariana consistía en organizar una teocracia omnipotente.
    El Padre Mariana cree que la propiedad privada es hija de la fuerza y que el Estado debe evitar la acumulación de muchas propiedades en pocas manos, pero la acumulación de propiedad no le parece perjudicial cuando la hace la Iglesia. El buen orden político exige la armonía entre la Iglesia y el poder civil, y por ello es bueno que las altas dignidades eclesiásticas colaboren en las funciones de gobierno, pero los laicos sólo pueden tener una pequeña intervención en los negocios de la Iglesia

    El autor se da cuenta de que la reducción del contenido de metal noble de las monedas y el aumento de la cantidad de éstas es una forma de inflación (aunque no usa esta palabra, entonces desconocida) y que la inflación produce fatalmente elevación de precios: “que si baja el dinero del valor legal, suben todas las mercadurías sin remedio, a la misma proporción que abajaron la moneda, y todo se sale a una cuenta”
    Mariana ve que la inflación es un impuesto que recae sobre los que antes de ella tenían dinero, que ahora han de comprar las cosas más caras. Al argumento de que esto se puede evitar poniendo precios de tasa a las mercancías, contesta que la experiencia nos muestra que las tasas han sido siempre ineficaces. Siendo la inflación un impuesto, requerirá en todo caso el consentimiento del pueblo, pero aun con este consentimiento será siempre un impuesto dañoso y desorganizador de la vida económica: “este arbitrio nuevo de la moneda de vellón, que si se hace sin acuerdo del reino es ilícito y malo, si con él, lo tengo por errado y en muchas maneras perjudicial”.

    Preguntas para el autor:

    1) Pese a los profundos estudios sobre cómo mantener la estabilidad monetaria y a las defensas del derecho de propiedad, porque los mercantilistas no continuaron avanzando en el estudio de estos temas?

    2) Se podría pensar a las ideas de los escolásticos sobre las limitaciones al poder del Estado como la semilla de los principios que limitan su poder de imperio para recaudar tributos en forma coactiva y que hoy constituyen garantías constitucionales expresadas explicita e implícitamente en nuestra carta magna?

    3) En que medida las ideas de los escolásticos sobre las medidas de valor en el intercambio que debían ser ajustados a los costos de producción fue el puntapié inicial a la corriente de pensamiento de Carl Marx a partir del siglo XIX?

  7. Sobre Juan de Mariana. Discurso sobre la moneda de vellón

    En Padre Juan de Mariana expone las razones por las que existen los monarcas y su papel en la sociedad. Los reyes sólo son administradores del Estado, no dueños, por lo que no pueden apropiarse de los bienes de los súbditos excepto en casos excepcionales previstos por el Derecho. Juan de Mariana advierte al rey de que cualquier actuación para apropiarse de los bienes de los súbditos sin que le correspondan por Derecho, le deslegitimaría como rey, convirtiéndolo en tirano. En este punto se puede recordar la legitimación que daban los jesuitas al tiranicidio, al considerar al tirano como una amenaza para el pueblo.
    El Padre recuerda al rey que, para poner nuevos impuestos se debe consultar al pueblo a través de las Cortes, ya que los impuestos equivalen a tomar parte de las propiedades de los súbditos y por ello sólo debe aumentarse en casos de necesidad y con el consentimiento de éstos.

    También explica el modo y condiciones en que debe llevarse a cabo la acuñación de moneda de vellón: siempre que no empeore su valor evitando que los vasallos sean perjudicados o bien en caso de guerra, en cuyo caso debería hacerlo sólo durante el tiempo que durase la contienda, restituyendo su valor a la moneda en cuanto acabase la necesidad. Para el Jesuita la moneda de vellón equivale a robar a los vasallos.

    Preguntas para el autor:

    1) Si para el Padre Mariana la acuñación de esta moneda sirve de solución a corto plazo, pero a la larga, supone un daño para el pueblo y, en consecuencia, para el rey. De que manera el Rey podría financiar sus actividades publicas?

    2) Actualmente se podrían aplicar sus medidas dirigidas a disminuir los gastos de la Hacienda Real y aumentar su patrimonio sin tener que robar a los súbditos mediante la acuñación de monedas a través de la recaudación tributaria?

    3) Su propuesta de carga impositiva a los artículos de lujo no constituye una medida que podría evitar la reactivación económica dado que disminuye el ingreso disponible de los mas ricos?

  8. Resumen: En este trabajo, Beltrán persigue un doble objetivo. En la primera parte procede a contarle al lector un poco de la vida del padre de Mariana y a ponerlo en contexto, deteallando algunos datos biográficos como lugar de nacimiento, formación académica y su trayectoria dentro de la Compañía de Jesús. A continuación, el autor realiza una suerte de resumen de las obras del padre de Mariana y un breve análisis de las mismas, en especial de “Historia General de España” y de “De rege et regis institutione”, que junto al “Tratado y discurso de la moneda de Vellón” son sus obras más reconocidas. Luego de esta introducción, Beltrán pasa a analizar el pensamiento económico de Mariana, resaltando no una contradicción sino quizás una evolución desde una postura más bien intervencionista, en donde la Iglesia debía regular todas las actividades económicas, a una posición más liberal, en donde defiende la propiedad privada y la moneda sana y de valor estable. Beltrán tratará de compaginar todas las diferentes visiones del Padre que fueron surgiendo a lo largo de la historia, mostrándo que en realidad no son tan contradictorias como podría parecer a primera vista.
    Aspectos Novedosos: Debido a que este artículo está basado sobre el Tratado del Padre Mariana ya analizado, los aspectos más novedosos que en mi opiñón se encuentran en este artículo ya los mencionéal analizar dicha obra y tienen que ver con el pensamiento económico de Juan de Mariana y lo avanzado que fue para su época, adelantando conceptos tan profundos como el impuesto inflacionario. Más allá de esto, me resultó muy interesante el análisis que realiza Beltrán sobre las diferentes visiones que se tienen del Padre Mariana y cómo intenta justificarlas, resaltando que es lógico que las ideas de una persona estén sujetas a modificaciones, e insistiendo que, de cualquier manera, no se observan grandes contradicciones en la obra de Mariana. Siendo el Tratado la única obra que leí de Mariana hasta ahora, no dudaría en catalogarlo, como hace Beltrán, de economista liberal, por lo cual me resulta interesante que una persona así también pueda ser catalogada incluso como “colectivista agrario”.
    Preguntas al autor:
    1) Más alla de las diferentes visiones que recopila en su artículo ¿Cómo ve usted al Padre Mariana? ¿Lo considera uno de los primeros economistas liberales?
    2) ¿A qué se debe que, siendo las ideas de Juan de Mariana tan acertadas y revolucionarias, no sea tan reconocido y casi no se escuche hablar de él?
    3) Si bien está correctamente fundamentado ¿No cree que el ataque de Mariana al rey se debe en parte a su posición dentro de la Iglesia, institución que le disputa el poder polñitico a la realeza?

  9. Resumen
    El padre Juan de Mariana –castellano, universitario y sacerdote jesuita- fue un autor del siglo XVI y principios del XVII, cuyas obras se extendieron sobre historia, política y teología, temas abordados desde su cosmovisión religiosa. Si bien no ha sido influyente en la historia española, ha sufrido censura y encarcelamiento por algunas de sus publicaciones; no obstante lo cual, gracias al liberalismo impulsado por las ideas de la Escuela de Salamanca y al hecho de haber residido la mayor parte de su vida en Toledo –ciudad de menor actividad que centros como Roma o Paris-, ha podido escribir con relativa libertad. En materia económica este autor presenta un perfil de pensamiento que, según del concepto que se trate, puede ser catalogado como teócrata, colectivista, favorable a los pobres o –según el texto- liberal.

    Lo novedoso
    Deben destacarse dos aspectos de la agudeza del pensamiento de Juan de Mariana: uno, su análisis económico y, otro, la audacia de sus opiniones políticas. En cuanto a lo económico, este autor adelanta el concepto de impuesto inflacionario, estudiado actualmente por la macroeconomía; denuncia la pérdida de poder adquisitivo de los tenedores de dinero cada vez que se emite más circulante o que se acuña moneda con un contenido metálico cada vez menor, debido a la inflación causada. Por otro lado, su atrevimiento en materia política consiste en señalar el límite del poder del rey sobre sus súbditos (sobre todo en términos patrimoniales) y en proponer como alternativa a la alteración del valor de la moneda, una administración más prudente del gasto del reino para no tener dificultades de financiación.

    Preguntas al autor
    Habiendo existido en la época esa mencionada atmósfera liberal impulsada por la Escuela de Salamanca, ¿cómo se explica que el pensamiento del padre Juan de Mariana no haya sido influyente en ese tiempo?
    Si la obra de este autor –con la amplitud de ideas que trae consigo- hubiera dejado una huella más extensa en el pensamiento español, ¿piensa que este país se habría desarrollado a la par del resto de Europa occidental?
    ¿Cuál es para Ud. el costado más importante del pensamiento del padre? ¿El económico o el político?

  10. El pensamiento capital de Juan De Mariana consistía en organizar una teocracia omnipotente.
    Cree en la propiedad privada y que el Estado debe evitar la acumulación de muchas propiedades en pocas manos. El buen orden político exige la armonía entre la Iglesia y el poder civil.
    El Tratado y discurso sobre la moneda de vellón es una defensa de la propiedad privada, de la democracia política, de los presupuestos equilibrados y de la moneda sana de valor estable, que resulta ventajosa para todas las clases sociales. “El tirano es el que todo lo atropella y todo lo tiene por suyo; el rey estrecha sus codicias dentro de los términos de la razón y de la justicia.”
    El autor quiere delimitar los campos por los que se extiende la autoridad de los reyes, como consecuencia de de la primitiva delegación del poder por parte de los que pasaron entonces a ser sus vasallos. Son rechazables todas las extralimitaciones, que tenderán a convertirlo en tirano: en ningún caso el rey es el propietario del reino y de los bienes que contiene. Sin embargo para cumplir su función requiere de de recursos, que obtendrá por medio de los tributos que sus vasallos consientan en concederle. Mariana observa que en ocasiones los reyes acuden a un subterfugio para aumentar sus recursos, y es manipular el valor de la moneda disminuyendo la cantidad de metales preciosos que contiene. A partir de aquí que el autor realizó un exhaustivo análisis económico y moral de sus consecuencias en la sociedad.
    Para Lucas Beltrán esta obra es ante todo «una defensa de la propiedad privada, de la democracia política, de los presupuestos equilibrados y de la moneda sana de valor estable, que resulta ventajosa para todas las clases sociales.
    1) ¿Según Juan de Mariana, se puede sostener una armonía entre el Estado y la Iglesia para un buen gobierno?
    2) ¿En la medida en que sea justa la autoridad real podrás acudir a las necesidades del reino?
    3) ¿Mariana se sustenta en un argumento moral para delimitar el poder del rey?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *