La economía explicada a mis hijos – Pregunta

Un amigo de mi hijo Francisco, Agustín Hyland, me hace una pregunta luego de leer el libro. Respondo abajo.¡Gracias Agustín!, muy buena pregunta:

“Hola Martin! Como estas? No se si te contó Fran pero me vine a Australia a estudiar un cuatrimestre de derecho, y antes de venir, me dio tu libro “la eco explicada a mis hijos”. Primero que nada quería felicitarte por la obra, nunca me imagine que leer un libro de economía podía ser tan entretenido. Y también, tuve la sensación de que aprendí, que me hizo el “click” con respecto a ciertos conceptos que antes carecía. Sin embargo se me generaron nuevas lagunas y dudas, como por ejemplo: frente a “la mano invisible” y a que las acciones individuales terminan por desembarcar en “el bien colectivo” por que parece que cuando a uno le va bien, al vecino le va mal? que es lo que se pierde en el camino? Falta de información? Falta de “encausar las acciones” para el mismo lado? No me queda claro como cuando uno tira agua para su molino termina por beneficiar a los demás. En fin, esta entré muchas otras cosas me hicieron quedarme pensando! Lo que te quería pedir es que me aconsejes que libro/s podría leer para un primer approach al “comercio internacional” y a “como funciona el mercado entre países siglo XXI”. Muchas gracias Martín, saludos a la familia!

 

Agustín:

1. Está claro que hay falta de información o conocimiento incompleto. Esto hace que no todas las acciones de los individuos se coordinan perfectamente con las de los demás. Este tema lo desarrolla Hayek en un famoso artículo, “El uso del conocimiento en la sociedad”. Hace poco lo vimos con alumnus así que podrás encontrar comentarios de fechas anteriores en este mismo blog sobre ese tema.

2. Luego, es bastante difícil que tu mejora o progreso perjudique a tu vecino, a menos que generes lo que llamamos “externalidad”, algún tipo de daño. Pero en la situación más normal en la que, por ejemplo, te recibís de abogado y empezás a trabajar y a dar servicios a tus clients, ¿en qué sentido podrías perjudicarlo?

Ahora, si lo que hacés es dañino (puse una fábrica y le tiro humo), pues el vecino puede ejercer su derecho de propiedad y reclamar un freno al daño o una compensación.

También puede ser que el vecino sea abogado, y al recibirte ahora el pierde algunos clientes potenciales. Esto se llama “externalidad pecuniaria”, porque el daño no es físico sino económico. Pero no es un daño que vos le hagas, sino que fueron los clientes quienes te eligieron, y no a él. Por lo tanto, no puede reclamar como daño que le “robaras” los clientes, pues los clientes no le pertenecen, se pertenecen a sí mismos. Tienen un derecho de propiedad sobre sus personas.

Tampoco tiene derecho a reclamar por una externalidad, llamemos, sicológica: verte progresar le da celos y envidia. Para empezar, tendría que compensar a todos los demás que ha puesto celosos por su propio progreso, por tener una familia, etc. Obviamente ridículo.

Y ahora vamos a la respuesta principal, sobre cómo buscando tu interés personal los demás se benefician.

a. En primer lugar, en el Mercado, para progresar tienes que ofrecer a los demás algo que les interese, que piensen le es útil, y estén dispuestos a pagar. Tomemos tu propio futuro como abogado: si vas a progresar en la profesión, ¿qué tienes que hacer? Pues darle un buen servicio a tus clientes. Es decir, tenés que contribuir al bien de los demás, de otras forma no podés conseguir tus propios objetivos.

b. Es más, este incentivo lleva a los abogados a tratar bien a sus clientes, ya que su carrera depende de su reputación. Cuanto más reputación, más clientes y más ingresos, honores, etc. Y la reputación no es otra cosa que lo que los demás opinan de uno como professional, una opinion que se forman en tanto uno sea buen abogado con ellos.

c. Ahora, algo más técnicamente, el progreso de los otros aumenta el volumen de capital en la sociedad, y mi propio nivel de ingresos, aunque ni siquiera me conozcan  ¿Porqué un peluquero de Manhattan gana cien veces más que uno en Delhi, si los dos hacen un trabajo similar? Tiene que ver con el ingreso que pueden conseguir en otros empleos. En Manhattan, un peluquero ha de ganar cien al menos, ya que de otra forma se dedicaría a tantos otros empleos que generan ingresos por esa suma; en Delhi, las alternativas son otros empleos que generan uno. Es el volumen y la estructura de capital la que determina la productividad de las personas y su ingreso.

Es cierto, no es fácil ver la presencia de la “mano invisible”, bueno, porque es invisible. Siempre la “mano visible” del estado es más fácil de ver, por eso surge como una respuesta inmediata ante cualquier problema.

En cuanto a libros de comercio internacional, te recomiendo dos clásicos del siglo XX (el clásico del siglo XIX es David Ricardo):

1. Gottfried Haberler – The Theory of International Trade http://mises.org/document/4311/

2. Jacob Viner – Studies in the Theory of International Trade http://mises.org/document/4314/Studies-in-the-Theory-of-International-Trade

3 pensamientos en “La economía explicada a mis hijos – Pregunta

  1. Muchas gracias Martin. Me queda mas claro, el progreso propio es tambien ajeno (obligando a elevar la punteria del vecino y beneficiandolo indirectamente al aumentar el capital). En el pais que vivimos (y sin buscar ser critico) las reglas del juego parecen ser tan poco claras, que buscar poner en la practica conceptos simples, me resulta complejo! Y me tengo que ponerme a conseguir y a leer los libros que me anotaste!

    • Claro Agustín,
      Cuando no hay reglas claras, cuando las normas no son generales sino que generan privilegios, entonces ese principio básico que te comento se pervierte y se generan enormes injusticias. Propseran los que están cerca del poder, no los que miran a las necesidades de los demás. Es decir, miran a las necesidades de los que están arriba, no las de los consumidores.

  2. Creo que al punto al que Agustín concluye también puedo agregarle que, a largo plazo, la propiedad de mi vecino se ve desvalorizada por estar al lado de, por ejemplo, una fábrica que elimina tóxicos. Ésta fue una de las dudas que se me planteó a lo largo del curso y que, con el tiempo, comprendí que el Derecho es quien se ocupa de llenar esos espacios vacíos que el mercado deja incompleto, haciendo valer los derechos que el Estado le ha otorgado por el simple hecho de ser parte de la sociedad. Estas externalidades que afectan al vecino, son cubiertas por “manos visibles” , que acomodan el camino en busca de un equilibrio social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *