La malinterpretada o perversamente criticada ley de Say: ¿acaso no es necesario producir antes de consumir?

Los alumnos de Económicas leen a Jean Baptiste Say (1767-1832), un ‘clásico’ francés quien nunca debe haber sospechado la importancia que adquiriría en la política económica del siglo XX. Seguramente han conocido la famosa “Ley de Say” presentada como “toda oferta crea su propia demanda”. Desde el punto de vista, digamos, del ‘marketing’, la frase parece absurda; nadie tiene garantizado que simplemente por ofrecer algo exista alguien que esté dispuesto a comprarlo. Pero, ¿es eso lo que dijo Say?, o ¿es eso lo que quiso decir?

La lectura es sobre el capítulo de su libro ‘Tratado de Economía Política’ donde precisamente presenta esta idea:

Jean Baptise Say, A treatise on political economy, capítulo XV “Of the demand of market for products”: http://www.econlib.org/library/Say/sayT15.html#Bk.I,Ch.XV

En castellano: http://www.eseade.edu.ar/files/Libertas/33_10_Say.pdf

“Una persona que dedique su esfuerzo a invertir en objetos de valor que tienen determinada utilidad no puede pretender que otros individuos aprecien y paguen por ese valor, a menos que dispongan de los medios para comprarlo. Ahora bien, ¿en qué consisten estos medios? Son los valores de otros productos que también son fruto de la industria, el capital y la tierra. Esto nos lleva a una conclusión que, a simple vista, puede parecer paradójica: es la producción la que genera la demanda de productos.”

“Si un comerciante dijera: “No quiero recibir otros productos a cambio de mi lana; quiero dinero”, sería sencillo convencerlo de que sus clientes no podrían pagarle en dinero si antes no lo hubieran conseguido con la venta de algún bien propio. Un agricultor podrá comprar su lana si tiene una buena cosecha. La cantidad de lana que demande dependerá de la abundancia o escasez de sus cultivos. Si la cosecha se pierde, no podrá comprar nada. Tampoco podrá el comerciante comprar lana ni maíz a menos que se las ingenie para adquirir además lana o algún otro artículo con el cual hacer la compra. El comerciante dice que sólo quiere dinero. Yo digo que en realidad no quiere dinero, sino otros bienes. De hecho, ¿para qué quiere el dinero? ¿No es acaso para comprar materias primas o mercaderías para su comercio, o provisiones para su consumo personal? Por lo tanto, lo que quiere son productos, y no dinero. La moneda de plata que se reciba a cambio de la venta de productos propios, y que se entregue en la compra de los de otras personas, cumplirá más tarde la misma función entre otras partes contratantes, y así sucesivamente. De la misma manera que un vehículo público transporta en forma consecutiva un objeto tras otro. Si no puede encontrar un comprador, ¿diría usted que es solamente por falta de un vehículo donde transportarlo? Porque, en última instancia, la moneda no es más que un agente que se emplea en la transferencia de valores. Su utilidad deriva de transferir a sus manos el valor de los bienes que un cliente suyo haya vendido previamente, con el propósito de comprarle a usted. De la misma manera, la próxima compra que usted realice transferirá a un tercero el valor de los productos que usted anteriormente haya vendido a otros. De esta manera, tanto usted como las demás personas compran los objetos que necesitan o desean con el valor de sus propios productos, transformados en dinero solamente en forma temporaria. De lo contrario, ¿cómo es posible que la cantidad de bienes que hoy se venden y se compran en Francia sea cinco o seis veces superior a la del reinado miserable de Carlos VI? ¿No es evidente que deben haberse producido cinco o seis veces más bienes, y que deben haber servido para comprarse unos a otros?”

Y aquí el párrafo que diera lugar a esa interpretación llamada “Ley de Say”. ¿Parece tan ilógico como alguien (¿quién?) lo quiso presentar?:

“Cuando un producto superabundante no tiene salida, el papel que desempeña la escasez de moneda en la obstrucción de sus ventas en tan ínfimo que los vendedores aceptarían de buen grado recibir el valor en especie para su propio consumo al precio del día: no exigirían dinero ni tendrían necesidad de hacerlo, ya que el único uso que le darían seria transformarlo inmediatamente en artículos para su propio consumo.

Esta observación puede extenderse a todos los casos donde exista una oferta de bienes o servicios en el mercado. La mayor demanda estará universalmente en los lugares donde se produzcan más valores, porque en ningún otro lugar se producen los únicos medios de compra, es decir, los valores. La moneda cumple sólo una función temporaria en este doble intercambio. Y cuando por fin se cierra la transacción, siempre se habrá intercambiado un bien por otro.

Vale la pena señalar que desde el instante mismo de su creación el producto abre un mercado para otros por el total de su propio valor. Cuando el productor le da el toque final a su producto, está ansioso por venderlo de inmediato, por miedo a que pierda valor en sus manos. De la misma manera, quiere deshacerse del dinero que recibe a cambio, ya que también el valor del dinero es perecedero. Pero la única manera de deshacerse del dinero es comprando algún otro producto. Por lo tanto, la sola creación de un producto inmediatamente abre una salida para otros.”

41 pensamientos en “La malinterpretada o perversamente criticada ley de Say: ¿acaso no es necesario producir antes de consumir?

  1. El texto comienza criticando a los empresarios que decían que la falta de producción, comercio y por ende beneficios eran producto de falta de demanda relacionada con la escasez de dinero. Según Say la producción es quien genera la demanda y no al revés como decían los empresarios, Cita un ejemplo donde si un comerciante primero no produce y no vende sus productos entonces no puede salir al mercado como demandante de bienes, es decir, para demandar primero hay que producir. Respecto a la escasez de dinero el sostenía que la moneda era solo una fuente transitoria de valor y justamente esto último era su utilidad. Pero para vos tener dinero, es decir, valor con el cual podes demandar (transferirlo a otro productor), primero tuviste que haberlo adquirido, es decir, haber producido y vendido a otros tus productos. El dinero es solo una forma temporaria de valor. La falta de ventas no es por escasez de dinero sino por escasez de productos.
    La mayor demanda esta donde se producen más valores. La creación de un producto inmediatamente abre una salida para otros.
    Según Say una superproducción de un bien es el resultado de se haya superado la demanda total, ya sea por abundancia excesiva o por restricción de producción de otros bienes (el primer caso hace referencia a que en algún momento nadie va a querer demandar las unidades adicionales de producción de un producto Umg < 0, el segundo caso hace referencia a que menos producción se traduce en menos demanda, un efecto ingreso)
    Termina el texto realizando cuatro afirmaciones:
    1- Mayor producción (y variada, corre la restricción de Umg < 0 de cada bien), mayor serán las demandas y por ende los mercados.
    2- El bien general e individual es producto de la prosperidad de toda la producción. Si a un individuo le va bien a los demás también. Si a una industria le va bien, esta va a promover a las demás.
    3-Las importaciones no atentan con la producción local ya que primeramente tuviste que haber exportado para poder importar
    4-La meta de un buen gobierno, en conclusión, es incentivar a la producción. La de un mal gobierno es incentivar el consumo. La producción lleva a la apertura de mercados, el consumo a la destrucción de los mismos
    PREGUNTAS:
    1- ¿Qué produciría un aumento de la oferta de dinero? ¿No podría afectar los precios relativos en el corto plazo que afecte a la producción?
    2- ¿Dada la segunda afirmación de Say, el autor estaría de acuerdo con la teoría de desarrollo desequilibrado de Hirschman?
    3- ¿Dada la tercera afirmación, las importaciones no atentan con la producción local; pero que pasa con la balanza comercial?

  2. Resumen:
    En su escrito, Jean Baptiste Say intenta dar a conocer la importancia que implica mantener un buen nivel de producción, ya que según sus palabras “es la producción la que genera demanda de productos”. Cataloga al dinero como un simple medio para obtener un canje entre un bien por otro, para transferir valores. Por lo tanto, son los productos en sí los que generan ventas. Plantea la idea de que un bien siempre es afectado por el valor de otro bien y que es conveniente entonces que al resto le vaya bien para que repercuta positivamente en nuestros beneficios. De esta idea surgen cuatro conclusiones: es preferible tener una comunidad con numerosos y variados productores para ampliar y mejorar el mercado; mantener una postura altruista para el bien general ya que, si al resto le va bien, a mí me va a ir bien, tanto en el mercado interno como con los países vecinos; las importaciones no dañan al mercado nacional; no promover el consumo, sino la producción ya que de una buena producción se deriva el consumo.

    Sorprendente:
    Estoy de acuerdo con lo propuesto por Say en que si abro un local en un país donde a la gente le va bien y es más propensa a consumir, me va a ir mejor que si abro el mismo local en uno donde la gente no posee bienes para intercambiar o dinero para consumir. Sin embargo, creo que a pesar de querer producir más u ofrecer mis bienes producidos, los consumidores si encuentran el mismo bien a un precio más económico en el país vecino, van a optar por esa opción antes que decidir ser altruistas conmigo para que en un futuro yo pueda estar mejor económicamente y poder consumir en sus negocios también y de esa manera, generar que la economía local crezca.

    Preguntas:
    ¿Qué sucedería si uno genera beneficio para el país vecino pero el mismo decide aplicar una política conservadora y no generar beneficios hacia nuestros mercados?
    ¿Es conveniente importar bienes antes que promover el consumo interno?
    ¿Qué sucede con las inversiones en las que uno presta dinero a cambio de una rentabilidad a futuro, en moneda también? ¿Dónde aparecen los bienes o productos en este tipo de intercambio?

  3. “De la demanda o mercado de productos” Jean Baptiste Say

    El autor plantea que los individuos no pueden comprar a menos que tengan medios para comprar. Y para eso son los valores de otros productos que son frutos de la industria, el capital y el trabajo. Sostiene que la producción genera la demanda de productos. Da el ejemplo de un agricultor que solo puede comprar lana si tuvo una buena cosecha. La moneda aparece como el fin y el objeto de todas las transacciones, cuando en realidad no es más que un medio. La falta de ventas no se da por que la moneda es escasa, sino porque la producción es escasa. La mayor demanda estará universalmente en los lugares donde se produzcan más valores, porque en ningún otro lugar se producen los únicos medios de compra, es decir, los valores. Desde el instante mismo en que se crea un producto, abre un mercado para otros por el total de su propio valor. Al mismo tiempo que un bien da perdidas, otro bien esta obteniendo ganancias excesivas. Es casi imposible que la compra de un producto pueda verse afectada, de no ser por el valor de otro bien. Say termina diciendo que para un productor es clave estar en una ciudad grande donde pueda rodearse de personas que producen en grandes cantidades y que efectúan compras con sus respectivos productos, o sea, con el dinero de las ventas que haya producido.
    Lo novedoso:
    Me parece valido destacar lo que piensa el autor acerca de la compra de bienes extranjeros. Cree que la compra e importación de bienes del exterior no va en detrimento de la industria ni de la producción interna o nacional porque para poder comprar esos bienes si o si tiene que haber productos domésticos que a su vez encuentran salida en el mercado externo. También mata el argumento de comprar productos extranjeros con especies porque dice que para llegar a esas especies que no son productos domésticos, necesariamente tiene que haber sido comprada con productos de la industria domestica de manera que si se compra por una o por otra, ambos casos constituyen una salida para la industria nacional.

    Preguntas al autor:
    ¿Qué opina acerca de la capacidad de ahorro de los individuos? Podría ser que por más de haber tenido un buen rendimiento de su producto, no aumente la demanda de otros porque prefiere ahorrar?
    Con lo fácil que es poder financiarse hoy en día, ¿Cree que si hay una mala cosecha para los agricultores también bajaría la demanda de los productos que consumen?
    ¿Opina que con el tiempo se saco de contexto lo que usted dijo, y se lo encerró en la frase “toda oferta crea su propia demanda”?

  4. Say arranca con la siguiente conclusión “…..es la producción la que genera la demanda de productos” por lo tanto rechaza que sea a la inversa, que la demanda genera la oferta. Agrega, que la falta de ventas no se debe a una escases de dinero, sino a una falta de producción. Relaciona de forma directa nivel de producción con nivel de demanda. También dice que puede darse la sobreproducción de un bien, y esto se debe a que ese bien superó su propia demanda total, ya sea porque se produjo excesivamente o por la caída de producción de otros bienes. O sea que por la falta de producción de estos otros bienes no se generó la demanda del bien en sobreproducción.
    Con respecto al dinero desarrolla, que debido a que es la mercancía de mayor recurrencia se la confunda con el fin, pero solo es un medio para llegar a lo q realmente queremos que son otros bienes.
    En definitiva Say establece que en una nación no se debe preocupar por el consumo sino por una producción abundante, y que allí encontrara la riqueza.

    Me es muy interesante tratar de pensar en la Ley de Say y lo que este realmente quiso decir; “… desde el instante mismo de su creación el producto abre un mercado para otros por el total de su propio valor” y “…..es la producción la que genera la demanda de productos” Creo que aquí está la clave para evitar malinterpretar a Say. La oferta crea demanda pero no está hablando que correspondan al mismo bien. A mi entender uno podría cambiar la ley de Say a “todo oferta crea demanda por su mismo valor”, demanda de otros bienes por un valor que le asigna el mercado a esa producción. Otro punto para entender que lo que dijo Say no es que todo lo ofertado va a ser vendido, es que puede existir sobreproducción de un bien. Y una razón por la que esto puede ocurrir es que caiga la demanda de este bien dado que cayó la producción de otros bienes que generarían esa demanda.

    ¿Cómo influye el ahorro en la creación de demanda a partir de una producción?
    Dada una crisis económica o desconfianza en el mercado, ¿No cree que en esos casos políticas a favor del consumo serian un estímulo para salir de la crisis?
    Si una nación tiene un abanico muy cerrado de bienes a producir, ¿Esto no impediría que se cumpla lo que desarrolla?

  5. Alumno: Santiago Fucci
    Registro Nro: 858850

    Resumen

    El autor describe las condiciones de funcionamiento del intercambio mercantil. Partiendo del supuesto de que las personas venden sus productos para obtener los medios con los cuales obtener otros bienes que satisfagan sus necesidades, llega a la conclusión de que para que exista en el mercado demanda, debe haber existido previamente oferta, dado que para obtener los medios con los cuales demandar primero se necesita haber vendido los productos propios. Esto implica que el dinero es neutral (al menos en cuanto a las determinaciones de los elementos que componen el mercado) y que el origen de toda demanda es la propia producción. Además, dado que en este sentido la oferta crea demanda, es imposible que exista sobreproducción general y perdurable (dado que el mecanismo de precios ajustaría la demanda y la oferta).

    Lo novedoso del texto

    La “Lay de Say” contiene intuiciones idénticas a las de distintos paradigmas de la económica moderna. La importancia de los precios relativos, la neutralidad del dinero en cuanto a las asignaciones eficientes y la interconexión en los mercados para determinar su equilibrio los hallamos en el “análisis del equilibrio general”. La concepción de que las crisis no son debido a insuficiencia de demanda sino a shocks de oferta los encontramos en la macroeconomía “Supply Side”. Un atisbo del concepto de “multiplicador keynesiano” se lee en el pasaje donde explica que la recesión en un mercado afecta a todos los demás. Además, tiene elementos de política económica que no son diferentes de las más populares hoy en día: la importancia de la prosperidad de los socios comerciales y la importancia de estimular la producción más que el consumo.

    Preguntas al autor

    Omite el hecho de que el dinero no es solo un medio de cambio sino también una reserva de valor, lo que habilita a los agentes a atesorarlo y no solo utilizarlo para el intercambio. ¿No condiciona esto sus conclusiones respecto al origen de las recesiones?

    ¿No cree que su teoría aplica solo a una economía muy básica, de productores orientados al consumo, y no a una economía capitalista moderna? Es decir: si consideramos el rol fundamental de la inversión como componente de la “demanda”; si además entendemos que ésta no depende de los ingresos obtenidos en el pasado sino fundamentalmente de expectativas sobre el futuro, y si a esto sumamos la existencia de mercados de crédito, ¿No cree que sus contribuciones se relativizan?

    Sostiene que los agentes que perciben sus ingresos a través de deducciones a la renta de los productores no crean ninguna demanda nueva. ¿No cree que, si esa reasignación implicó una redistribución del ingreso entre agentes con distinta propensión marginal a consumir, puede implicar que haya efectivamente una nueva demanda que antes no hubiese existido?

  6. DE LA DEMANDA O MERCADO DE PRODUCTOS (J. B. SAY)
    El artículo de Say nos propone la correlación que existe entre la producción y la demanda. En él, Say afirma que la producción es la que genera la Demanda de productos, y no a la inversa. Esta afirmación se sustenta en la siguiente explicación: un individuo al producir un bien, necesita de otro para que se lo compre; y para que esto suceda es necesario que el comprador también pueda venderle su producto al vendedor, para poder hacerse del dinero necesario para afrontar dicha compra. En esta relación el dinero se caracteriza por ser un medio de cambio, porque solamente sirve para la adquisición de bienes. Asimismo, el autor describe que es una buena señal que la actividad comercial sea mayor al volumen de moneda circulante, ya que la falta de moneda se satisface fácilmente.
    Retomando el argumento que la Oferta genera su propia Demanda, Say nos explica que “la creación de un producto abre un mercado para otros por el total de su propio valor” debido que una vez que se convierte en producto final, el productor se encuentra ansioso por venderlo para que no pierda su valor; y una vez concretada la venta, el productor quiere deshacerse del dinero (ya que su valor también es perecedero) destinándolo a otros productos.
    Novedoso/Sorprendente
    Say nos dice que “la compra de un producto puede verse afectada por el valor de otro bien”. A partir de esta afirmación deduce que: 1) A mayor cantidad de productores y mayor diversificación de productos, más ágil, numeroso y extenso será el mercado; 2) El éxito de una rama de la industria promueve el de todas la demás; así como también, tanto en una ciudad rica y poblada y el progreso de naciones vecinas, será beneficioso para la producción; 3) Las importaciones no generan perjuicio a la industria local debido a que dicha apertura genera un mercado para la exportación de nuestros bienes; y 4) Estimular el consumo no genera beneficio por sí mismo, “ya que la dificultad radica en obtener los medios, y no en estimular el deseo de consumir”.
    Consecuentemente, Say plantea que el sistema económico tiene que ser de libre mercado; por el cual la competencia llevará a una maximización del beneficio y de la producción que luego se verá reflejada en la riqueza de la comunidad, provincia o Nación. Además, expone de alguna manera la idea de Ventajas Comparativas, al sostener que las ramas de producción más beneficiosas atraerán naturalmente al Capital.
    Al afirmarnos que el consumo no abre mercado alguno ¿Cómo podría explicarnos que la política de Kirchnerismo, a través del incentivo al consumo, haya fortalecido y ampliado el mercado interno?
    ¿Qué incidencia tienen los precios en la producción y en la demanda, o cual sería la relación entre ellos?
    ¿Cómo explicaría que el modelo de libre-comercio muchas veces haya generado una mayor pobreza, y en consecuencia una contracción de la demanda de la Nación empobrecida?

  7. “De la demanda o mercado de productos” – Say
    RESUMEN
    Say comienza su análisis remarcando la utilidad o importancia del dinero o moneda en asociación con su valor de cambio (no lo nombra así exactamente, pero puede ser puesto de esta forma en términos de otros autores), y justificando que ese es su único uso e importancia, tarde o temprano: “la moneda no es más que un agente que se emplea en la transferencia de valores”. Él critica que el dinero sea visto como el fin u objeto de todas las transacciones, cuando en realidad es simplemente un medio para intercambiar bienes y servicios. A partir de allí es que entabla su desarrollo respecto a la demanda y la oferta, recayendo sobre ésta última, y argumentando que es ella misma quien crea su propia demanda, y que la falta de ventas de los comerciantes se da cuando hay escasez de productos, y no de moneda: “es un síntoma positivo que los bienes excedan la capacidad de los depósitos”. También involucra la importancia de la producción de un bien o servicio determinado para con otros, afectándose mutuamente mediante encadenamientos directos o indirectos: “desde el instante mismo de su creación el producto abre un mercado para otros por el total de su propio valor”
    LO NOVEDOSO O SORPRENDENTE
    Es interesante su modo de ver el mercado, y cómo plantea que es la oferta la que moviliza la demanda, y que debe ser la producción la que incentive el consumo (además se expresa en favor del ahorro o frugalidad), y no al revés: “la meta de un buen gobierno debe ser estimular la producción; la de un mal gobierno, el consumo”. También es digno de remarcar su paralelismo o admiración para con Adam Smith, evidenciado en varios pasajes de su texto, como cuando por ejemplo enuncia indirectamente y sin nombrarla a La Mano Invisible, al momento de establecer que “cada individuo está interesado en la prosperidad general del resto, y que el éxito de una rama de la industria promueve el de todas las demás”; así como también su favoritismo para con el laissez faire, cuando enuncia que “la compra e importación de bienes del exterior no va en detrimento de la industria ni de la producción interna o nacional, ya que nada puede comprarse de los extranjeros si no es con productos domésticos que, a su vez, encuentran una salida en este comercio externo”.
    PREGUNTAS
    ¿Qué papel considera que jugaría la política económica en su análisis?
    Si la oferta crea su propia demanda, ¿qué mercado abastecen los bienes perfectamente elásticos? Y los bienes perfectamente inelásticos, como la insulina para un diabético, ¿cree que serán mayormente demandados si aumenta su producción (oferta)?
    Cuando en su conclusión número 3 plantea que “la compra e importación de bienes del exterior no va en detrimento de la industria ni de la producción interna o nacional, ya que nada puede comprarse de los extranjeros si no es con productos domésticos que, a su vez, encuentran una salida en este comercio externo”, ¿considera que dicha situación es sostenible en el tiempo si dichas importaciones terminan reemplazando y sustituyendo dicha producción nacional?

  8. De la Demanda o Mercado de Productos

    J. B. Say afirma que cuando la demanda de productos es lenta y difícil, reporta pocos beneficios. Entonces los empresarios sostienen que el problema es la escases de moneda. El objeto de sus deseos es una demanda lo suficientemente ágil como para acelerar las ventas y mantener los precios. Cuáles serían las causas que facilitan la demanda de productos. Una persona que dedique su esfuerzo a invertir en objetos de valor que tienen determinada utilidad no puede pretender que otros individuos aprecien y paguen por ese valor, a menos que dispongan de los medios para comprarlos. Acá aparece la moneda que no es más que un agente que se emplea en la trasferencia de valores. Say concluye que la falta o aumentos de ventas de productos no se debe a la escasez o abundancia de moneda, sino a las de los productos.
    Lo novedoso y extraño en esta teoría es que a la moneda la considere meramente un agente que se emplee para realizar una transferencia de bienes, y no la considera como otros autores un bien.
    ¿El metálico en moneda es también un agente de transferencia?
    ¿La frontera de producción de una economía limita el crecimiento?
    ¿En un mercado en competencia perfecta, cada unidad productiva está interesada en la prosperidad del resto?

  9. Resumen
    El texto de Say indica la posición del autor respecto de la demanda de productos desde la perspectiva de los empresarios. Afirma que siempre habrá abundancia en los bienes siempre que se encuentre un mercado disponible, es decir, haya demanda de los mismos. En el caso de no existir dicha demanda, el autor sostiene que la percepción de los empresarios es culpar a la escasez de la moneda y solicitar protección por parte de las autoridades.
    En contraposición a los empresario, Say afirma que es la producción aquella que genera la demanda de productos siendo el dinero un mero agente de intercambio. La ausencia o escasez de las ventas se debe a la escasez de productos. Por este motivo es que la sobreproducción, según el autor, es un buen síntoma, indica que la producción de un bien determinado superó su demanda total.
    Say afirma que un producto se ve afectado por el valor de otro bien en forma positiva dado que al abrirse una rama del comercio y ser la misma exitosa, genera un beneficio para las demás. De aquí se desprende el hecho de que un individuo esté interesado por la prosperidad del otro. Esto último puede extenderse hacia una nación ya que la opulencia de una puede beneficiar a la otra.
    El autor deja claro su inclinación por el libre comercio ya que no perjudica la industria nacional siempre y cuando se estimule la producción local. La intensidad de la demanda general de bienes varía en función de la producción.
    Novedoso
    – Es interesante la postura del autor frente a la sobreproducción, siendo la misma un aspecto positivo para la economía.
    – Visión altruista del autor.
    Preguntas
    • Cómo explicaría la crisis de la década del 20 en los EEUU si la sobreproducción es un buen síntoma para la Economía?
    • Say indica lo siguiente: “(…) la meta de un buen gobierno debe ser estimular la producción; la de un mal gobierno, el consumo”. Cuál es su opinión frente a la teoría de las ventajas comparativas?
    • El mercado se autorregula sin necesidad de la intervención de las autoridades?

  10. J. B. Say comienza su análisis de los mercados afirmando que el problema principal de las industrias no radica en la producción sino en el stock de los bienes y productos. Si hubiera una demanda asegurada o un mercado existente, todos los productos siempre existirían en abundancia. Sin embargo, J. B. Say plantea como conclusión principal el simple hecho que la producción es la genera demanda de productos. A su vez, plantea que el fin principal de un intercambio comercial es obtener más productos, y no más dinero. Es por esto que expresa que el dinero es simplemente un medio que nunca es escaso para generar circulación de productos.
    Me parecio muy interesante la idea que plantea sobre los productos que se encuentran en superabundancia. Para el autor, en estos casos, la escasez de dinero no tiene un papel relevante en la salida para las ventas; ya que el comerciante no exigiría dinero sino productos para su consumo personal. Por otro lado, me parece importante destacar su idea sobre el consumo y su importancia en las políticas gubernamentales. Promover el consumo no genera ningún beneficio para el comercio ya que lo más importante es ella obtención de medios para producir y ni el deseo de consumir. Es por esto que afirma que un buen gobierno es aquel que incentiva y estimula la producción y no el consumo.
    Si la escasez de dinero no juega un papel relevante en los intercambios comerciales ¿por qué es tan importante en un gobiernos las decisiones tomadas sobre política monetaria?
    ¿Como se puede generar una variación en la cantidad de dinero circulante?
    ¿Es posible revertir una producción decreciente con una inyección de dinero al mercado?

  11. El problema no radica en la producción sino en la disposición de los bienes, según empresarios de las distintas ramas de la industria, esto es, cuando la demanda es lenta, difícil y les reporta pocos beneficios, sostienen que el problema es la escases de la moneda. Desean una demanda lo suficientemente ágil como para acelerar las ventas y mantener los precios, sin embargo, desconocen las circunstancias que facilitan la demanda de sus productos e imploran que la autoridad les brinde una protección cuya índole es perniciosa.
    Luego de un cuidadoso análisis, el autor llega a la conclusión de que la producción es la que genera la demanda de los productos. Además afirma que el comerciante lo que quiere no es dinero, sino otros bienes, en tanto, decir que la falta de ventas se debe a la escases del dinero implica confundir la causa con los medios. Si un producto no se vende, el papel que desempeña la escases de la moneda es tan ínfimo, que los vendedores aceptarían de buen grado, recibir el valor en especie para su propio consumo al precio del día. Esta observación puede extenderse a todos los casos donde exista una oferta de bienes y servicios de mercado y al final de una transacción siempre se habrá intercambiado un bien por otro.
    Novedoso: me parece novedosa la idea que que TODA oferta crea su propia demanda, pienso que hay casos en que la demanda, es quien crea su propia oferta. Por otro lado, me llama la atención y no termino de llevar a la realidad, la idea de que el dinero es un bien mas en el mercado.
    Preguntas;
    ¿Cómo es posible pensar que el solo hecho de producir ya genera una ganancia hoy en día? ya que si no vendes tu producto, no te lo cambian por lo que necesites.
    ¿No considero el atesoramiento de la moneda en el análisis?
    ¿Cómo explicaría las crisis por sobreproducción?

  12. Resumen
    En este texto, Say comienza argumentando el error en el que caen los empresarios de distintas ramas, que afirmaban que la dificultad no radicaba en la producción, sino que en la disposición de los bienes. A su vez los empresarios afirmaban que el principal problema era la escasez de dinero. El autor argumenta que es la producción quien genera la demanda y no como decían los empresarios y esto lo afirma con un ejemplo en el cual si un comerciante no produce entonces no puede salir al mercado de bienes como demandante ya que no tiene dinero o nada para intercambiar.
    Say decía que el dinero era una fuente transitoria de valor que servía para obtener productos. Por lo tanto, en una sociedad lo importante no era la cantidad de dinero, sino la producción de bienes (la falta de ventas no es por escasez de dinero, sino por escasez de productos).
    Por último, el autor deduce cuatro conclusiones:
    1. Cuanto mayor diversidad y cantidad de producción, mayor serán las demandas
    2. Que cada individuo esté interesado en la prosperidad del resto, y que el éxito de una rama industrial promueve el resto.
    3. La compra de bienes de importación no va en detrimento de la industria nacional, ya que, para comprar los productos importados, primero es necesario vender productos locales al extranjero
    4. La meta de un gobierno es estimular la producción, y la de un mal gobierno es estimular el consumo
    Novedoso
    Encuentro novedoso que se hable de la importación de bienes como algo bueno, ya que en Argentina siempre se lo vio como algo malo, ya que “destruye” la industria nacional, mientras que para Say la importación de bienes incentivaría la producción.
    A su vez, me llamo la atención que el dinero para Say solo sea un medio de cambio. Por último, me sorprendió su última conclusión de que la meta de un gobierno sea estimular nada más que la producción y el de un mal gobierno el consumo

    Preguntas
    ¿La moneda no puede servir como un método de ahorro? ¿o solo sirve como una fuente transitoria de valor?
    ¿Qué políticas deberían aplicar el gobierno para estimular la producción?
    ¿Cómo incorporaría el concepto de inflación a esta teoría?

  13. De la demanda o mercado de productos – Jean Baptiste Say

    El autor comienza criticando los análisis de ciertos productores o comerciantes, que le atribuyen a la falta de moneda, la caída de la demanda. A lo que Say contesta con su famosa ley, la oferta genera su propia demanda, o como dice él, es la producción la que genera la demanda de productos. Continua diciendo, el comerciante dice que sólo quiere dinero, pero yo digo que en realidad no quiere dinero sino otros bienes. Porque en última instancia la moneda no es más que un agente que se emplea en la transferencia de valores. De esto, Say concluye que no debe decirse que la falta de ventas se debe a la escasez de dinero, sino a la escasez de productos. Siguiendo en el texto, Say analiza los beneficios de la producción de bienes y dice, el hombre que vive de la producción de los demás no origina demanda alguna. Cada individuo está interesado en la prosperidad general del resto y que el éxito de una rama de la industria promueve el de todas las demás.

    Hay varios puntos en común entre lo que dice Say y lo que dijo Adam Smith cuando el primero dice, en toda comunidad, cuanto más numerosos sean los productores, y cuanto más variada sea su producción, más ágil, numeroso y extenso será el mercado para esa producción. Retoma los conceptos Smithianos de división del trabajo y especialización. Otro punto que me parece que vale la pena destacar es la clara diferenciación que hace con los mercantilistas cuando dice, la compra e importación de bienes del exterior no va en detrimento de la industria ni de la producción interna o nacional.
    Otro de los puntos a destacar es la importancia que se le da a la producción por sobre el consumo, cuando dice, la promoción del consumo por sí mismo no produce beneficio alguno para el comercio.

    ¿Al considerar que la demanda es totalmente independiente de la cantidad de dinero, sería entonces capaz de afirmar que cualquier tipo de política monetaria no afectaría ninguna de las variables reales de la economía?

    ¿En un contexto de recesión y de caída de la demanda agregada, no considera que un incentivo al consumo sería capaz de iniciar una leve reactivación, en lugar de no producir ningún beneficio como dice ud?

    Dado que el camino para el crecimiento y el desarrollo de una nación es a través del aumento de la producción ¿cómo explicaría las crisis de sobreproducción, que supieron aparecer durante el siglo XX?

    Lo que se ve y lo que no se ve – Frederic Bastiat

    El ensayo abre diciendo, toda diferencia entre un mal y un buen economista es ésta: uno se limita al efecto visible, el otro tiene en cuenta el efecto que se ve y los que hay que prever (que no se ven). Luego el autor hace un análisis de diversos casos en los que explica claramente como detrás de cada objetivo o fin realizado, se encuentran otras consecuencias que no fueron vistas, ni analizadas, ni tenidas en cuenta a la hora de tomar las decisiones. Consecuencias que quizás, vayan en contra del objetivo primordial de las políticas. Para no citar todos los ejemplos que analiza, nos detendremos en uno en particular, el de los impuestos. El autor critica la frase, los gastos públicos hacen vivir a la clase obrera. Y dice, esa frase contiene el error de disimular un hecho esencial, a saber que los gatos públicos sustituyen siempre a gastos privados, y que, en consecuencia, hacen en efecto vivir a un obrero en vez de a otro, pero no añaden nada al conjunto de la clase obrera.

    Lo que destaca el autor es que la obra pública como medida temporal, en un tiempo de crisis, durante un invierno riguroso, esta intervención puede tener buenos efectos. Pero critica la utilización de la misma en épocas que no lo ameritan.
    Bastiat se suma a Say en el pensamiento smithiano de la división y especialización del trabajo.
    Otro de los puntos a destacar, es la crítica que se le hace a las restricciones, lo que nosotros llamaríamos proteccionismo, y lo hace basándose en un análisis de eficiencia social. Dice, no se puede discutir que, cuando la restricción aumenta el precio de las cosas, el consumidor pierde la diferencia, pero se dice, el trabajo nacional ha ganado. Es un análisis novedoso, dado que debe ser uno de los primeros en reconocer la pérdida de eficiencia, y de centrarse en el consumidor y en el problema que a este le genera.

    En su análisis de las restricciones no se tiene en cuenta los problemas asociados a pérdida de divisas ni pérdida de empleo que la apertura indiscriminada puede generar. Si añadiese dichos aspectos a su análisis ¿sigue considerando que toda restricción es mala?

    ¿Restringiría el uso de la obra pública solo a escenarios del tipo “invierno riguroso” o consideraría usarlo también como medida política o de incentivo para la expansión de la actividad económica?

    Desde el punto de vista moderno de los llamados “monopolios naturales” ¿sigue considerando que el desarrollo de los servicios públicos, por la pérdida de fuerzas que entraña, tiende a constituir en el seno de la sociedad un funesto parasitismo?

  14. Existen ciertas nociones erróneas por parte del empresariado con respecto a la producción y la demanda. Es la producción la que genera la demanda de productos. Uno cambia bienes por bienes, aunque utilice el dinero como mediador del intercambio. De hecho la sobreabundancia de algunos bienes se debe a disminución en la producción de otros. Situación tal generaría ganancias excesivas en un determinado sector, lo cual llevaría a que se desarrollen más productos de esta índole, de forma tal que se termina autorregulando el mercado. A mayor competencia, más extenso va a ser el mercado, donde cada individuo está interesado en la prosperidad del resto. Nada puede comprarse del extranjero sino es a cambio de productos nacionales. Una comunidad en la que se produzca de manera abundante y constante se producirán redimientos contantes.

    Resulta llamativo del texto la sencillez en la que el autor plantea la solución al desarrollo y riqueza de las naciones. Cuanto más se produzca de manera libre y sin regulación, mejor. Esta afirmación hace sospechar de los supuestos a partir de los cuales parte el autor puesto que es frecuente escuchar hablar de las crisis de sobreproducción. El autor resalta la idea de libertad, de la nulidad de las regulaciones y de un gobierno que fomente la producción y no el consumo. De manera “natural” el mercado entonces se orientaría a la producción bajo la premisa del intercambio de bienes por bienes. Si bien resultarían innovadoras estas ideas en su momento (y además parecen bastante lógicas) creo que son sumamente falsables y carecen de importante valor científico, dada la idealidad de la situación que plantea el autor.

    ¿Cuándo se dan las crisis de sobreproducción? Y, ¿por qué?
    ¿Qué opina usted de las ventajas naturales de producción de los países? ¿Qué rol juegan en este esquema que usted plantea?
    ¿No le parece que el cambio o inicio de una determinada producción es más en el mediano-largo plazo y no se soluciona inmediatamente? ¿No cree usted que ésto limita la agilidad que usted plantea en el mercado?

  15. RESUMEN.
    Como bien se sabe, el famoso lema de Jean Baptiste Say, y la principal conclusión que sale de su trabajo, es que toda oferta genera su propia demanda. Debido a su uso recurrente, se tiende percibir erróneamente al dinero como la mercancía más importante, el fin y objeto, y, por lo tanto, que la escases del mismo es la culpable de la lentitud en la demanda. Cuando, en verdad, dicha mercancía cumple tan sólo una función temporaria en el intercambio, que no es otra que la transferencia del valor. Esencialmente, los bienes deseados/necesitados son comprados con el valor de los propios bienes del comprador, es decir, que se intercambian bienes por otros.
    En base a este argumento, se desprenden 4 conclusiones esenciales del articulo:
    1. Cuanta más productores y más variada sea la producción, más ágil y extenso será el mercado de dicho producto, y por lo tanto, también más rentable.
    2. El éxito de una rama de la industria promueve el de todas las demás, por lo que los (las) individuos (naciones) están interesados(das) en la prosperidad del resto.
    3. La importación de bienes extranjeros no perjudica a la producción interna, por el contrario, crea una salida para la industria nacional.
    4. Promover el consumo no genera un beneficio para el comercio, ya que quien provee los medios es la producción.
    Dicho todo esto, podemos ver como, según Say, la competencia y la libre producción son las que generan las mayores ganancias, siendo la libertad la solución para toda producción estancada.

    LO NOVEDOSO.
    Me resulta remarcable la presencia de ciertos rasgos similares entre el argumento del autor y los pensadores leidos en las semanas previas. Como bien he mencionado, una de las conclusiones detrás del principal argumento de Say es que todo individuo debería velar por la prosperidad del resto, ya que es de su conocimiento que dicho éxito promoverá el suyo también. En referencia a esto, de los trabajos de Adam Smith y del análisis hecho por Vernon Smith, surge algo muy similar: que si bien el individuo es egoísta por naturaleza, considera importante para su propio bien y necesidad social, el preocuparse por los demás.

    PREGUNTAS AL AUTOR.
    Del texto se desprende que para impulsar la demanda de los bienes hay que aumentar su producción ¿pero no tiene en consideración el autor la existencia de restricciones de capacidad?
    La escases de dinero no es lo que afecta a la agilidad de la demanda, ¿pero como explicaría Say los problemas que genera en un país la escases de divisas?
    ¿Cómo explicaría con sus ideas el auge de los mercados financieros a partir de los años 80 y la importancia del capital “ficticio” donde lo que se intercambia son títulos que carecen de valor intrínseco? ¿Sigue cumpliendo el dinero un papel secundario?

  16. En su escrito, Jean Baptiste Say intenta derribar el mito en el cual la escasez de dinero vendría a ser el gran impedimento para la demanda de los productos fabricados. El dinero, según lo indicado en su texto, es simplemente un medio por el cual se intercambia una mercancía por otra, y es, a su vez, la misma producción de un bien la que genera, por su mismo valor, demanda para otros bienes. En base a esto, el autor argumenta que la escasez de otros productos la causante de la falta de ventas. En base a esto, Say hace quizás la recomendación mas importante en el texto, que indica que un buen gobierno no gasta energías en aumentar el consumo, sino la producción.

    Lo Novedoso:
    Destaco que, de la conocida “Ley de Say”, no se desprenden ciertas conclusiones que el autor da en el texto. En primer lugar, es llamativo que considere que “dividir a las naciones en agrícolas, industrializadas y comerciantes es arbitraria”, mostrándose claramente en contra de la División Internacional del Trabajo. Por otro lado, al indicar que los gobiernos deben centrarse en el aumento de la producción, y no de la demanda, se encuentra en claro desacuerdo con lo planteado por Keynes en su Teoría General. Son los nuevos productos los que generan, inmediatamente, una salida por su mismo valor para otros productos.

    Preguntas:
    1) ¿No creería Say que una política que genere un crecimiento de la demanda agregada llevaría a un aumento de los precios tal que haga a los comerciantes aumentar su producción?
    2) ¿No es posible que, aún considerando que la producción genere su propia demanda, una política que abogue por un aumento de la producción puede no ser suficiente para que todos puedan consumir dicho aumento, llevando a mayores desigualdades?
    3) Cuando indica que “la compra de bienes del exterior no va en detrimento de la industria ni de la producción interna, ya que nada puede comprarse de los extranjeros si no es con productos domésticos, que, a su vez, encuentran una salida en este comercio externo”, no considera la posibilidad de comprar a través de la deuda? No cree que los productos que se comercializan (por ejemplo, bienes primarios), pueden no ser suficientes para cubrir las necesidades laborales nacionales?

  17. Resumen del Texto

    Say sostiene que la producción se compra con producción. Como condición necesaria para que la producción sea consumida, debe existir alguien con capacidad de compra de la misma, es decir, otro individuo que produzca bienes y servicios.
    Para Say, el dinero sólo cumple la función de medio de cambio, que es respaldado por la producción. Los empresarios creen que la escasez de dinero hace mermar las ventas, desconociendo que la verdadera causa de la falta de dinero es la caída en la producción de otros bienes.
    Say establece que rara vez un género de producción queda rezagado del resto si se deja en libertad la producción y el intercambio. Esto tiene cuatro consecuencias. La primera, al incrementarse los productores y la producción, mayores serán las ventas. La segunda, cada individuo está interesado en la prosperidad de todos ya que le es favorable. La tercera, la importación no perjudica la producción nacional, ya que la producción extranjera debe comprarse con la propia. Por último, no debe intentarse promover el consumo sino promover medios para incrementar la producción, lo que tiene como consecuencia mayor consumo.

    Lo novedoso

    Me pareció interesante la idea de que la producción respalde el dinero, y no defienda la utilización de patrón metálico. Por otro lado, cabe recalcar, según lo que interpreto del texto, que Say en realidad no quería decir “la oferta crea su propia demanda”, que supone que con la mera existencia de la producción se genera la demanda para la misma. Sino que lo que quería decir Say era que “la producción crea más producción” por esa idea de que toda producción es comprada con el dinero que se obtiene de la producción propia.
    También es un aporte interesante su sugerencia de estimular la producción y no el consumo, dado que de todos modos el consumo aumentará al aumentar la producción. Say también pone en discusión la intervención del gobierno y la libertad de mercado.

    Preguntas

    1) Siguiendo la línea argumentativa del Autor que establece que la producción genera más producción, ¿Cómo explicaría los fenómenos recesivos que son experimentados por diversos países?
    2) Dado el poco entendimiento que parecerían tener los empresarios de sus intereses, ¿Por qué sería entonces la mejor opción dejarlos actuar libremente en el mercado?
    3) ¿Qué puede decir el autor sobre las otras funciones que tiene el dinero en la economía? ¿Supone entonces que el dinero es neutral?

  18. OF THE DEMAND OR MARKET FOR PRODUCTS – J.B. SAY
    RESUMEN

    J.B.S comienza dejando en claro su principal conclusión sobre la demanda de productos; “Es la producción la que genera la demanda de los mismos”. Una persona no puede esperar vender sus productos si no hay otros individuos que tengan la capacidad, los medios, para comprarlos. Y esta capacidad se genera a partir de la producción y venta de sus propios bienes. Un cliente no podría pagarme en dinero si antes no hubiera obtenido el mismo de la venta de algún bien propio.
    El dinero es solo un medio empleado para simplificar la transferencia de valores, pero en realidad lo que se hace es intercambiar bienes entre sí. Es un error decir que la falta de ventas se debe a la escasez de dinero, ya que este es solo un medio. La falta de ventas se debe a que la producción es baja, lo que implica que la generación de valor es baja, y no se generan medios para la compra de otros bienes. Solo si se ha generado una gran cantidad de nuevos valores puede ser necesario un aumento de la cantidad de dinero para incrementar el comercio.
    La sobreproducción de un buen es el resultado de haber superado su propia demanda total, que puede darse por dos motivos: Por haber producido en abundancia excesiva, o por haber restringido la producción de otros bienes. La sobreproducción de algunos bienes se debe a una disminución en la producción de otros y, como se produce menos, tienen menos capacidad de comprar y disminuyen su demanda. Pero para que disminuya la producción, debe haber habido alguna causa extraordinaria, como la ignorancia por parte de la autoridad. En cuanto se elimina esta causa, la producción vuelve a la normalidad.
    Conclusiones según J.B.SAY
    Cuantos más numerosos sean los productores, más numeroso será el mercado para los bienes.
    Cada individuo está interesado en la prosperidad del resto, ya que su producción dependerá de la capacidad de compra de los otros, es decir, de su producción
    La importación de bienes del exterior no va en contra de la producción nacional. Para poder comprar a los extranjeros debo tener dinero que obtuve con la venta de mis bienes, que ahora tienen la capacidad de ser vendidos en el exterior lo cual aumenta el mercado para los mismos.
    Para estimular la economía, hay que estimular la producción, no el consumo. El aumento de la producción eleva el consumo como consecuencia.

    LO NOVEDOSO
    Es interesante ver como Say va en contra y destruye la creencia mercantilista de que el dinero es un fin en sí mismo, dejando claro que es solo un medio necesario para el intercambio de valores.
    Otra cosa que me sorprendió es lo reacio que se muestra Say a tomar al consumo como posible empuje para el aumento de la producción y la demanda, algo que hoy está fuera de discusión y es utilizado como medida económica de estimulo a la economía.
    Otra cosa notable es como Say se diferencia de su par liberal Adam Smith, cuando sostiene que cada individuo se interesa en la prosperidad general del resto ya que, si aumentan su producción tendrán más medios para comprar mi producción. Smith, en “La riqueza de las naciones”, plantea que el hombre solo se preocupa por su propio beneficio, y esto lleva a la eficiencia del mercado.

    Preguntas
    ¿Por qué Say no acepta el incentivo al consumo como una posible medida para el aumento del comercio y la producción, siendo que esto no invalida el hecho de que el incentivo a la producción directamente también sea beneficioso?
    ¿No considera que la apertura de las importaciones puede destruir una rama de la industria debido a la diferencia de costos, y por lo tanto de precios, y que esto es capaz de neutralizar el efecto positivo que se genera por el aumento de la demanda de bienes locales por el país extranjero, ya que sube la demanda extranjera pero como cae la producción local también cae la demanda local?¿Coincidiría entonces con Smith en su idea de especializarnos en la producción de aquellos bienes en los que tenemos ventajas comparativas?

    ELISEO PAGANINI DIAZ. R: 882531

  19. DE LA DEMANDA O MERCADO DE PRODUCTOS- Jean Baptiste Say
    El autor en su texto desarrolla la idea de que es la producción la que genera la demanda de sus productos. Esto se debe a que cada individuo desea dinero, sin embargo el objetivo de obtener dinero es para conseguir otros bienes. Según Say el dinero no es mas que un agente que se emplea en la transferencia de valores. Explica que el valor de un bien puede verse afectado por el valor de otro bien. Desde esta frase es que llega a las siguientes conclusiones: cuanto más numerosa y variada sea la producción de una comunidad más ágil y extenso será el mercado, lo que provoca que los mercados serán más rentables para los productores ya que los precios suben a medida que lo hace la demanda; que cada individuo busca la prosperidad general del resto, y que el éxito de una rama de la industria promueve el de todas las demás; que las importaciones no afectan al mercado interno ; el gobierno debe estimular la producción y no el consumo.
    Me parece novedoso en la forma en que el autor explica acerca de la demanda. Su manera de entender de qué es la producción la que genera su demanda es un concepto muy relevante en toda la teoría económica. La concepción de que se debe estimular la producción y no el consumo creo que sería una gran idea a implementar en los gobiernos actuales.
    ¿ cómo considera Say el ahorro?
    ¿ Cuál sería la manera más conveniente de aplicar política monetaria según el autor?
    Si el mercado interno es capaz de comprar las importaciones pero no así de competir con ellas, ¿ cómo es posible que no lo afecte?

  20. RESUMEN
    Es real que Say nos dice que la producción (la oferta) genera la demanda, pero no de una forma tan simple y trivial como se suele entender (y enseñar). Básicamente, entiendo que Say veía a la economía como un sistema integrado donde la producción de un individuo y lo que ese individuo demande dependerá de la producción que se genere en la economía en su conjunto.
    Los otros individuos deberán tener los medios para comprar lo que uno ha producido, y es a través de la producción de bienes que ellos dispondrán de los medios para comprar la producción de otros. Y esos medios son los frutos de la industria, la tierra y el capital. “Un agricultor podrá comprar su lana si tiene una buena cosecha. La cantidad de lana que demande dependerá de la abundancia o escasez de sus cultivos. Si la cosecha se pierde, no podrá comprar nada”.
    Con respecto al dinero el autor los ve como un transporte. Say dice que a manudo oye a los comerciantes decir que ellos quieren dinero, pero lo que en realidad quieren es otros bienes. El dinero lo ve como un bien perecedero que pierde valor con el tiempo. Por lo tanto si los comerciantes pudieran intercambiar sus bienes por otros bienes que en ese instante desean lo harían, no tendrían la necesidad de exigir dinero. No ve a la escasez de dinero como uno de los causantes de la falta de ventas.
    Como hemos dicho Say veía a la economía como un sistema integrado, donde “la sola creación de un producto inmediatamente abre una salida para otros”. Es así que dirá que una buena cosecha no favorecerá solo al agricultor sino a todos los comerciantes que puedan interactuar con ese agricultor de manera directa o indirecta, ya que cuanto mayor sea la cosecha mayor será la cantidad de bienes que puedan demandar.
    Por otra parte y siguiendo esta misma lógica la sobreabundancia de determinados bienes se deberá a una disminución en la producción de otros.

    NOVEDOS
    Este análisis se podrá extrapolar a lo que es beneficioso para una nación. A ésta le convendrá la prosperidad de sus vecinos, ya que si estos tienen productos que comercializar, aumentara la producción y la demanda al interior de la nación.
    Otro asunto a destacar, es la visión sobre política económica que tiene Say, no es de extrañar que nos diga que la meta de un buen gobierno debe ser la de estimular la producción de bienes y no el consumo. La dificultad esta en obtener los medios y no en el deseo de consumir.

    PREGUNTAS
    Si la cantidad de dinero en una economía no resulta de mayor relevancia. ¿Una política monetaria expansiva o contractiva, tendría algún efecto real sobre la producción de bienes?
    Si considera al dinero como perecedero, ¿Que efecto tiene sobre la economía los distintos niveles de tasa de interés?
    ¿No podría entrar en contradicción con su interés por la libertad y el libre funcionamiento de mercado, el hecho de que el gobierno estimule la economía mediante incentivos a la producción?

  21. La intención de esta lectura es poner en contexto lo propuesto por Jean-Baptiste Say, conocido como la Ley de Say; esto es: “La oferta crea su propia demanda”. Los siguientes párrafos representan los puntos que consideré más importantes.

    “Vale la pena señalar que desde el instante mismo de su creación, el producto abre un mercado para otros por el total de su propio valor”. Por esto la idea global de que la oferta genera su propia demanda. Cada unidad producida es una suma de valor nueva, que va tener como contrapartida la demanda de bienes por ese valor. El dinero en este caso, no es más que un medio que representa el valor que tenia mi producción; y con el cual voy a poder demandar por la misma cuantía de valor.
    Hay una referencia al orden natural que genera el mercado: “ Toda la producción gravita naturalmente en la dirección que mas se la demanda”.

    Pregunta 1: Ud considera al dinero ( su escasez o sobreoferta) como un aspecto que no puede en ningún modo afectar a la demanda. Sin embargo, si pensamos en David Hume y la teoría cuantitativa del dinero; entonces un exceso de moneda puede generar un aumento de precios internos y por lo tanto una caída en el nivel demandado ¿ Cual sería su justificación de este aspecto?

    “La mayor demanda estará universalmente en los lugares donde se produzcan más valores, porque en ningún otro lugar se producen los únicos medios de compra, es decir, los valores”. Sobre esto, cualquier nación por ejemplo, que tengan un nivel productivo alto, va a su vez a ser una nación demandante, capacidad que fundamenta con su propia producción.

    La sobreproducción de un bien, se debe a que este supera a su demanda total posible, y esto puede generarle dificultades para ser vendido. Este problema solo puede deberse a una causa externa al normal funcionamiento del mercado ( visión clásica ), como, en palabras del autor, una convulsión política o la avaricia o ignorancia de una autoridad.

    Pregunta 2:¿ Como definiría ud. lo sucedido 176 años después de su muerte, cuando el mercado de viviendas se desplomó luego de una jugada financiera en la que ninguna autoridad hizo una intervención significativa generando una crisis de orden mundial?

    La prosperidad de un individuo, depende entonces, de la prosperidad de la comunidad en la que se encuentre. Debido a que la oferta genera la demanda; donde más fácil vender, que en un lugar prospero y productivo. Con esto entonces, hace una crítica al mercantilismo, proponiendo que es la prosperidad del vecino, y no su hundimiento, lo que genera el beneficio individual ( otra vez apoya la visión clásica, opuesta al juego de suma cero).

    Pregunta 3:¿Qué papel jugaría a todo esto la propuesta de Keynes, de fomentar al consumo, tomando a este y no a la producción como punto de partida?

  22. En el texto Say comienza explicando el error en el que incurren los empresarios al considerar la escasez de dinero como el problema para la reducción en las ventas. Según Say, se confunden los medios con las causas ya que el dinero es sólo un medio de cambio que facilita el transporte de valores en el intercambio. Entonces plantea que la falta de ventas se produce porque la producción es escasa, considerando que es esta última la que impulsa la demanda de otros productos. Say desarrolla este aspecto diciendo que la única forma de demandar un producto es obtener los medios para ello y la única forma de hacerlo es produciendo otros productos. De esa forma “… es la producción la que genera la demanda de productos.”, y por lo tanto la compra de un bien depende del valor de otros bienes. De aquí Say concluye que: 1) a mayor número de productores, la producción será mayor y el mercado también; 2) los individuos desearán el éxito del resto ya que esto también los beneficia; 3) las importaciones no perjudicarán a la nación ya que la única forma de adquirirlas sería con productos domésticos ; 4) se debe impulsar la producción y no el consumo porque el problema no es el deseo sino obtener los medios para demandar.
    Lo interesante del texto es como Say decide justificar la sobreproducción considerando que esta se da al superar la demanda total ya sea porque se generó una abundancia excesiva o porque disminuyó la producción de otros bienes. Esto último se puede generar porque se dificulto el empleo de los medios o porque los medios eran deficientes.
    Por otro lado, me llamó la atención la relación que se da entre la producción y el dinero en donde dado que este es un medio de cambio, se adapta fácilmente ante las variaciones en la producción. De esa forma, si la producción supera a la moneda existente se considera como señal de prosperidad ya que refleja la mayor cantidad de valores generados que se desean intercambiar.
    Preguntas:
    Say considera que no era necesario estimular el consumo ya que el deseo no era el problema. ¿Por qué los individuos necesariamente compraran los mismos valores que producen? ¿no podría suceder que desearan comprar menos?
    Say considera al dinero como medio de cambio que se ajustaría a la producción y por ello entendió que la escasez de dinero se daba por la falta de producción pero ¿no podría suceder que hubiera un exceso de dinero? ¿Qué efectos tendría en ese caso?¿Podría afectar los precios? y ¿Por qué no consideró que el dinero podría ser depósito de valor?.
    ¿Qué sucedería si se tuviera en cuenta un mercado de créditos que permitiera a un comerciante o agricultor financiarse en momentos donde su producción disminuye?

  23. En este texto Say defiende su argumento de que la producción es la que genera la demanda de productos. La falta de ventas no se debe a que la moneda es escasa, sino a que los productos lo son. La moneda es sólo un agente de transferencia de valores. El autor sostiene que el éxito de una rama del comercio provee medios de compras más abundantes y abre un mercado para los productos de todas las demás ramas. Say considera que si existe la libertad de producción, es poco probable que un tipo de producción supere a las demás y que sus productos se abaratasen en forma desproporcionada. A su vez dice que: “el hombre que vive de la producción de los demás no origina demanda alguna. Se limita a tomar el lugar del productor, en detrimento de la producción.”
    También se muestra a favor del comercio internacional, argumentando que la importación no va en detrimento de la industria nacional ya que todo lo que se compra se debe a que previamente se vendieron productos locales al extranjero.

    Destaco la idea que Say propone cuando dice que el desarrollo proviene únicamente de la formación de nuevos mercados y de una mayor producción de bienes que, según él, debería ser el único objetivo de las naciones para progresar. Hace una clara distinción en que un buen gobierno estimula la producción y uno malo el consumo, como si esto último fuera perjudicial.

    ¿Cómo justificaría una crisis de sobreproducción?
    ¿Diría que la sobreproducción de un bien se debe a que el productor no supo analizar correctamente el mercado?

  24. RESUMEN
    En su escrito, el autor comienza hablando sobre los productores, y sostiene que estos, en muchas ocasiones no tienen conocimiento certero sobre que factores son los que impulsan la demanda de sus productos, y por lo tanto, confunden cuales son los problemas del mercado que les compete.
    El autor considera que es la produccion la que genera la demanda.
    Luego habla sobre el valor del dinero, que no es mas que el de permitir un intercambio de bienes. Afirma que el dinero cumple una función momentánea, ya que en ultima instancia siempre una mercancía será intercambiada por otra.
    Baptise sotiene que el hecho de que a los productores de materia prima, o a una rama del comercio le vaya bien, no es solo un beneficio para ellos mismos, sino tambien para el resto, ya que esto permite abrir un mercado para el resto de los productores, comerciantes, etc.
    Baptise dice que el hecho de que haya una superabundancia de algún producto puede deberse a dos razones. O bien hubo una excesiva producción del mismo, o la oferta de otros bienes básicos ha estado a la altura.
    LO MAS NOVEDOSO
    Me parece pertinente destacar del texto la mirada que tiene sobre el comercio internacional. El autor considera que el libre comercio entre naciones es beneficioso, ya que los productos importados son “pagados” con productos nacionales que encuentran un lugar en el mercado externo. Me parece interesante como se plantea una discusion que hoy en dia tiene total vigencia.

    PREGUNTAS

    ¿Que sucede si un pais aplica medidas proteccionistas? ¿ A donde va a parar el excedente de produccion que era destinado al comercio con ese pais?
    Si estamos en una relacion entre paises donde hay libre comercio, ¿Como se soluciona el problema de que haya algunas naciones que tengan ventajas comparativas por sobre otras?

  25. 1. RESUMEN:
    Say expone que los empresarios muchas veces se equivocan en decir que existe una insuficiente demanda y una escasez de dinero. Manifiesta que esto no ocurriría si existiese una producción abundante, puesto que la misma genera la demanda de productos. Con respecto a la escasez de dinero, argumenta que este actúa meramente como un medio para transferir valores de una mano a otra y, que en realidad, lo que buscan los comerciantes no es poseer dinero, sino otros bienes. Por consiguiente, el productor siempre va a querer deshacerse del dinero que recibe a cambio a través de la compra de un producto. Es decir, se abre una salida para la producción de otros bienes. Asimismo, señala que la moneda fluye al mercado de forma inmediata dado que toda producción se dirige hacia donde más se la demanda.
    Para Say, el exceso de moneda y bienes sobre los depósitos es un síntoma positivo. Desde su perspectiva advierte que la sobreproducción es el resultado de que se haya superado la demanda total, a causa de la distribución asimétrica de las ganancias y restricción de producción de algunos bienes.
    Añade que la meta de un buen gobierno debe ser la de promover la producción, no el consumo. Sostiene que, cuando se sigue esa meta, la producción nacional excede al consumo bruto y, como resultado, una nación encuentra la prosperidad. Por último, dice que los productos fabricados crean distintos niveles de demanda según las necesidades y hábitos. Y que es la competencia entre compradores la que determina que un artículo más demandado importe mayor interés monetario al capitalista, mayores ganancias y mejores salarios.

    2. LO IMPORTANTE.
    Es que el autor ve la economía desde el lado se la oferta y ello supone una visión contraria a la de la economía basada en el consumo o la demanda. De esta forma, coloca en un lugar principal a los productores con el fin generar incentivos en la demanda. También lo importante de su argumento es que, con el hecho de considerar el dinero como un medio de transacción, la dinámica del intercambio se mantiene sin interrupciones, lo cual de alguna forma implicaría tener la seguridad de que los planes de oferta van a coincidir con los planes de demanda.
    3. PREGUNTAS AL AUTOR.
    a. ¿Qué sucede con los precios a partir de los cambios en la producción y en la demanda? ¿se mantienen constantes?
    b. Si se elevan los precios, ¿varia la tasa de ganancia?
    c. El atesoramiento del dinero ¿permitiría incrementar la producción de bienes en un futuro?

  26. Say comienza poniendo en jaque a los empresarios que afirman que la dificultad no radica en la producción sino en la demanda y los mercados disponibles; o que la escases de moneda también lentifica la demanda. Él propone que la demanda se genera a partir de la producción. Para demandar bienes es necesario haber producido y vendido previamente. Por otro lado plantea que la moneda es solamente es una fuente de valor transitoria; Say propone que el pago de un bien en forma monetaria o en especie termina teniendo el mismo valor, ya que la finalidad de la moneda es volver a intercambiarla por otro producto (el valor de la moneda es tan perecedero como el valor de los bienes producidos).
    Por otro lado afirma que no es necesariamente una aldea rica en donde se encuentra la mayor demanda, sino en una aldea donde es más alta la producción.
    Se plantea las causas de la sobreabundancia, llegando a la conclusión de que se debe a la disminución de la producción de otros.
    Tanto Say como Bastiat afirman que la producción individual afecta a la demanda global de bienes. Bastiat profundiza un poco más viendo a través de la anécdota de Buenhombre cómo los mercados ganan valor. Demuestra que no es lo mismo reinvertir dinero en algo que no me genera satisfacción a invertirlo en algo que sí; por más que sea la misma cantidad de dinero que afecte al mercado global.
    Como interesante puedo decir que la pequeña representación de los mercados a través de la vida de Buenhombre deja claros muchos conceptos planteados en por ambos autores.
    ¿Si tuviese que elegir promovería el mercado interno o las importaciones?
    Si las importaciones se pagan con deuda impagable, ¿sigue considerando que son buenas?
    Sabiendo que existe el ahorro de los individuos, y manteniendo al margen la pérdida de valor en el tiempo del mismo ¿Considera que es malo para la demanda?

  27. N registro: 882012
    El autor comienza explicando la errónea visión que tienen los empresarios acerca de la demanda de bienes que producen, diciendo que por lo general explican la falta de esta por la ausencia de emisión monetaria.
    Luego explica que en realidad la principal razón de la ausencia de la demanda es la falta de producción, dado que un individuo tendrá el dinero suficiente para comprar determinado bien sólo si este anteriormente tuvo alguna ganancia gracias a un bien que produjo.
    Remarca que el dinero es únicamente usado como bien de cambio, con el fin de adquirir más bienes.
    Me resultó novedoso como el autor piensa y demuestra que el éxito de una rama industrial va a generar que se promuevan todas las demás, y que un individuo talentoso va a poder prosperar únicamente en una sociedad exitosa: en mi opinión, no observa a la competencia industrial como un problema esencial. Además, me parece interesante la conclusión de que la meta de un buen gobierno va a ser estimular la producción, y la de uno malo va a ser estimular el consumo.

    PREGUNTAS
    1) El autor plantea que la meta de un buen gobierno va a ser estimular la producción. ¿Mediante que medidas va a ser posible generar este objetivo? ¿La restricción en las importaciones no es una opción?
    2) El autor plantea que si una sociedad aumenta su producción necesariamente va a haber una demanda que responda a esto. ¿No es posible pensar en ciertos bienes en los cuales la demanda no responda lo suficiente?
    3) El autor explica que un individuo talentoso no va a poder prosperar en una ciudad pequeña. A pesar de que la demanda no sea grande, ¿No es posible pensar que va a tener posibilidad de éxito dado que no va a tener competencia?

  28. El autor tiene una postura contraria a la de los empresarios, estos establecían que la falta de demanda era consecuencia de la escasez de dinero, mientras que para Say la producción es la generadora de demanda de productos, dado que un individuo para comprar primero debe obtener los medios necesarios, y estos los obtiene del valor de otros productos, que también son fruto de la industria, el capital y la tierra. De esta forma el autor plantea que el dinero tiene como única función ser una fuente temporaria de valor, que facilita el intercambio de mercancías, y de ahí deriva su utilidad. Concluye que la falta de ventas está vinculada a la escasez de productos y por ende, donde se produzcan más valores habrá mayor demanda.

    Me llamo la atención como el autor en esa época ya tenía noción de la importancia de los precios relativos cuando plantea la idea de que un bien siempre es afectado por el valor de otro bien y también la intuición de que el dinero no afecta a las variables reales de la economía, por ende su neutralidad.

    -Si un país solamente es exportador de una cantidad reducida de producto y le resulta más rentable importar el resto dada su productividad, ¿Este país se encontraría siempre con un balance comercial negativo lo que terminaría impactando en su desarrollo?
    -Pensar que el flujo de importaciones solamente depende de las divisas obtenidas por exportaciones previas, ¿Quedaría obsoleto por la posibilidad de financiarse internacionalmente?
    -¿En la época del autor el dinero no tenía como función ser reserva de valor?

  29. Resumen. Say afirma que los empresarios no tienen una visión correcta y clara de los mercados porque ellos piensan que las dificultades que tienen se deben a falta de mercados disponibles y a la escasez de la moneda. Para Say “es la producción la que genera la demanda de productos”. Explica que lo que en realidad quiere el comerciante es otros bienes para su comercialización o consumo personal y que la función de la moneda es ser “un agente que se emplea en la transferencia de valores”, es decir, es solo un medio. Plantea que el éxito de una rama del comercio o industria favorece a todas las demás, lo mismo ocurrirá si hay recesión. Establece que la importación de productos no perjudica a la producción nacional ya que ésta encuentra su propia salida, además que la meta del gobierno debe ser alentar la producción y si hay una escasez o sobreproducción de productos se debe a causas extraordinarias o a la ignorancia de la autoridad gubernamental y que son los medios de producción los que naturalmente encausan la producción hacia el equilibrio.
    Lo interesante del texto es la importancia que Say le otorga a la producción en el mercado de bienes realizando una crítica a los empresarios que consideran que lo importante es la demanda, explica que en realidad lo que queremos son bienes y no dinero. Para él, la función que cumple el dinero en el intercambio es transferir el valor de los bienes y de ahí surge su utilidad, establece que las mercancías toman la forma del dinero de manera temporaria y que éste es sólo un medio ya que al finalizar la transacción lo que se obtienen son bienes. Afirma que la creación de un nuevo producto favorece a otros y que en recesión se ve afectado el mercado, da como ejemplo el caso de la agricultura y la industria. Establece que en el mercado debe haber una diversidad en la producción y muchos productores, que la importación de bienes no afecta a la producción nacional, ya que ésta tiene una salida en ese comercio exterior y que la meta del gobierno debe ser la de incentivar la inversión y no el consumo.

    1. Qué opinión tiene del modelo I.S.I (Industrialización por Sustitución de Importaciones)?
    2. En una economía en recesión. ¿Qué sector de la economía debe incentivar el gobierno para que haya un efecto derrame?
    3. Considera que su análisis acorta el papel que tienen los consumidores en la creación de nuevos productos?

  30. El texto comienza mencionando que el supuesto problema empresarial es la disposición de bienes, siendo una demanda ágil su mayor deseo. Analizándolo, Say dice que es la producción la que genera la demanda de productos y que no es la escasez de dinero lo que provoca la falta de ventas, sino la falta de productos, ya que el dinero es solo el medio y no el objeto de la transacción. A su vez, Say remarca cómo desde el instante mismo de la creación de un producto se abre un mercado para otros, por lo que asegura que el éxito de una rama del comercio provee medios de compra más abundantes. También reconoce que a una sobreproducción de bienes en el mercado es difícil de dar salida porque es justamente resultado de haber superado su propia demanda total. Finalmente, afirma que es casi imposible que la compra de un producto pueda verse afectada, de no ser por el valor de otro bien y concluye que 1)cuanto más numerosos los productores y más variada su producción, mas ágil y extenso será el mercado 2) cada individuo está interesado en la prosperidad general del resto, por lo que asegura que a una nación también le conviene la prosperidad de sus vecinos 3)la importación de bienes no va en detrimento de la industria nacional, ya que nada puede comprarse de los extranjeros si no es con productos domésticos y 4) la promoción del consumo no produce beneficio alguno para el comercio, ya que la dificultad radica en obtener los medios, ratificando que la meta de un buen gobierno debería ser estimular la producción y no el consumo. Así, llega a la clara conclusión final que la intensidad de la demanda general de productos varía en función de la producción y que una nación que produzca en forma abundante, producirá rendimientos abundantes porque hay mucha demanda y porque hay una gran cantidad de productos en el mercado listos para competir por nuevos servicios productivos.

    Me resulta novedoso el pensamiento diferente que tenía Say, pudiendo exponer sus ideas en unos pocos renglones, y numerando los distintos argumentos para afirmar que la producción genera la demanda de productos. A su vez, fue capaz de sacar unas conclusiones que sobrepasan aquello que pretendía exponer, como que una comunidad debiera de importarse por las comunidades vecinas o que la importación no perjudica a la industria nacional. Por ultimo me parece sobresaliente la aclaración en cuanto a la diferenciación de lo que hace un buen y un mal gobierno en cuanto a los incentivos que dan. En cuanto a mi opinión, pienso si la interpretación que se hace vulgarmente en cuanto a los escritos de Say es la correcta…

    1. Según sostiene Ud. solo se puede comprar si aquello que antes hemos producido se vende, pero que sucedería si aquello que ofertamos, incluso con un precio cercano a cero, no logra venderse?
    2. La lógica que Ud. plantea funciona como un proceso de mercado y no como una economía en equilibrio? Que pasa con los precios relativos?
    3. Según su teoría, cuál sería el rol intervencionista de las autoridades en el mercado? Acaso las mismas se encuentran limitadas a promover la producción o encuentra alguna circunstancia en la que se deba intervenir? si un país vecino aplica restricciones sobre nuestros productos, importar no iría en detrimento de nuestra industria nacional? Como lo explicaría desde el punto de vista de la balanza comercial?

  31. En este tratado el autor desarrolla su teoría sobre la relación existente entre la oferta y la demanda, poniendo énfasis en que los agentes de la economía producen bienes o servicios con el fin de obtener todo lo demás que necesitan para subsistir, y que el dinero es el medio del que ellos disponen para que esta transacción se pueda realizar en forma indirecta. De esta forma, dice que es desde la producción y la oferta que debe incentivarse a la economía, y no de la demanda, como muchos creían en la época. Asimismo, desliga al exceso o escasez de dinero del nivel de actividad, diciendo que “sales cannot be said to be dull because money is scarce, but because other products are so”.
    Me parecio muy interesante poder leer a este autor, al que muchos le atribuyen una ley que enuncia que “la oferta genera su propia demanda”, mientras que en la lectura se entiende que el mismo no dijo eso, sino que es una descontextualización. Say quiso decir que es a través de la producción de productos que los individuos obtienen dinero para poder demandar otros bienes, y paradójicamente, es la producción la que “abre” la demanda de otros productos. Por otra parte, en sus conclusiones, es importante destacar que tiene unas ideas similares a las de Adam Smith, ya que en el punto 2 dice “That each individual is interested in the general prosperity of all, and that the success of one branch of industry promotes that of all others”
    1. ¿Cómo explicaría Say la crisis de los años 20 en Estados Unidos, donde la sobreproducción fue uno de los principales problemas que azotó a la economía?
    2. ¿No sería posible que en el afán de estimular la producción, los gobiernos estimulen productos que pueden no encontrar suficiente demanda como para ser rentables (por ejemplo, productos culturales)?
    3. ¿Se podría decir que en cierto modo, Say contradice a Smith, ya que el primero pide que el buen gobierno estimule la producción, mientras que el segundo dice que cuando el gobierno hace esto redistribuye capital hacia un sector que no lo recibía naturalmente, generando producto en un sector quizá menos competitivo que el resto?

  32. De la Demanda de Mercados y Productos , Jean Baptiste Say

    El texto de Jean Baptiste Say , plantea y discute la paradójica frase de que la producción genera la demanda de productos.
    Es común escuchar en los empresarios que la dificultad no radica en la producción sino en la disposición de bienes, pero cuando se les pregunta cuales son las causas que facilitan la demanda de bienes , su explicación carece de consistencia.
    En suma , para que quisiera dinero un comerciante?
    Si acaso el dinero que recibe , termina cumpliendo en ultima instancia la de comprar otros productos.
    La moneda no es mas que un agente que se emplea en la transferencia de valores donde el dinero funciona de manera temporaria.
    Afirmar que la falta de ventas se debe a la escasez de dinero implica confundir los medios con la causa. No debe decirse que la falta de ventas se debe a que la moneda es escasa sino a que los productos lo son.
    Cuanto mas numerosos sean los productos y cuanto mas variada sea su producción , mas ágil numeroso y extenso será el mercado. La meta de un buen gobierno es estimular la producción , no el consumo.

    Lo novedoso del texto , es la conceptualización del dinero en una economía, entendiéndola como un simple medio de cambio entre dos bienes.
    Su análisis sobre la sobreproducción , es interesante por como la explica desde el lado de la demanda.

    Preguntas al Autor:
    Como se podría explicar en el largo plazo una crisis de sobreproducción?
    En las economías actuales , podríamos tener estas conclusiones teniendo presente todos los roles del dinero?
    Que rol juegan las instituciones financieras en una sobreproducción de algún bien?

  33. Resumen:
    Say se pregunta por las causas de la demanda de los productos y da una respuesta que inicialmente puede parecer paradójica: la misma producción.
    En el economista francés explica esto con un claro ejemplo: el comerciante que vende lana no quiere otros productos a cambio, sino dinero. Si un agricultor quiere comprar lana, deberá producir primero y luego venderla. Cuanto mayor sea la cosecha (producción) más demandará. A su vez, ¿para qué quiere el comerciante el dinero? Para comprar otros bienes. Con esto deja ver como un aumento en la producción implica un aumento de la demanda y resalta que el dinero es el medio de la demanda, mientras que la producción es la causa de la misma.
    Concluye en la importancia de que los estados velen por la producción y que la restrinjan. También extrapola el concepto a nivel internacional y muestra que el bienestar de las naciones vecinas favorece al bienestar nacional.

    Novedoso/sorprendente:
    Me resultó sorprendente la actualidad de alguna de sus conclusiones y el hecho de que el autor francés parece adelantarse a la conocida Ley de Walras. Aquella que sostiene que si “n-1” mercados están en equilibrio el enésimo también lo estará y de la cual se deriva que si en un mercado hay exceso de oferta de demanda entonces habrá otro con exceso de oferta.
    Say ya en su tiempo era consciente de esta característica estudiada contemporáneamente en Equilibrio General. Lo explica de manera similar, sostiene que si un mercado da perdidas (hay sobreproducción de ese bien) debe haber necesariamente otro mercado con ganancias extraordinarias (hay escasez de ese bien). Lo que opera como estímulo para que desarrollen esa clase de productos. Es decir, que estás situaciones son temporales, a menos que una fuerza política lo impida.

    Preguntas:
    1)¿Qué piensa usted acerca de que en momentos de crisis económica el Estado tome un rol activo aumentando su consumo? ¿Es esta una buena forma de incentivar la producción?
    2)Usted sostiene que la meta de un buen gobierno debe ser velar por la producción ¿Cómo propone llevarlo a cabo?
    3)Explica que la sobreproducción de un bien puede tener su causa en la poca producción de otros bienes. Entiendo la lógica con la que llega a este razonamiento, pero aún así me cuesta comprender este concepto ¿Podrá darnos un ejemplo?

  34. “DE LA DEMANDA O MERCADO DE PRODUCOS” J.B. Say
    RESUMEN
    En el texto el autor afirma que es la producción la que abre una demanda de productos oponiéndose a los empresarios, quienes creen que se necesita de un consumo lo suficientemente enérgico para acelerar ventas y mantener los precios.
    Sostiene que el dinero es sólo un medio de cambio, y que la escasez del mismo no afecta a las ventas. Que es la creación de un nuevo producto lo que ofrece un mercado para otros productos con toda la extensión de su propio valor. El éxito de una de las ramas de comercio suministra más amplios medios de compra y por lo tanto abre un mercado para los productos de todas las ramas, por otro lado, el estancamiento de un canal de fabricación, o de comercio, se siente en todo el resto.
    Manteniendo su afirmación, de que es la producción quien genera su propia demanda, explica que la superproducción se debe a que se ha producido en abundancia excesiva, o porque ha disminuido la producción de otros productos.
    Como final, deduce las siguientes conclusiones:
    1) El mercado será más amplio con una mayor cantidad de productores y mayor diversificación de productos
    2) Cada individuo está interesado en la prosperidad general de todos, y que el éxito de una rama de la industria promueve la de los demás.
    Una nación entre tantas, debe comportarse uniformemente sobre principios liberales.
    3) La importación y exportación son importantes para el crecimiento del comercio.
    De aquí su tendencia hacia el libre comercio.
    4) Es deber del Gobierno fomentar la producción, la creación de un nuevo producto es la apertura de un nuevo mercado para otros productos.

    NOVEDOSO
    Al leer el texto, resalte una frase que creo que resume, a mi entender, lo que el autor quiere expresar: “los productos, en última instancia se intercambian por otros productos”,
    Antes de poder demandar bienes hay que haber producido otros bienes para intercambiarlos por los bienes deseados. El dinero juega un papel secundario, son los productos lo que en última instancia se desea, es decir, lo que aportará utilidad al individuo, pudiendo intercambiar un producto por otro sin hacer uso del dinero.
    En una de sus conclusiones queda evidenciado su concordancia con Adam Smith, haciendo referencia a la famosa “mano invisible”:
    “cada individuo está interesado en la prosperidad general de todos, y que el éxito de una rama de la industria promueve la de los demás”
    PREGUNTAS
    1) Según lo expresado en el texto ¿Cómo podría explicar la superproducción originaria de la crisis del ´30?
    2) ¿Cómo podría fomentar la industria en países periféricos como los de América Latina?
    3) Según una de sus conclusiones, al haber mayor cantidad de productores el mercado será más amplio, ¿Qué pasaría con aquellas empresas que por un tema de costos no puedan competir con el resto? ¿Quedarían fuera de la competencia? En caso de ser afirmativo esta última, ¿está de acuerdo con el monopolio, con tal de que este genere su propia demanda?

  35. Resumen:
    En este texto de Baptiste intenta explicar el principio de que es la producción la que genera la demanda de productos, es decir que la mayor demanda estará en los lugares donde se produzcan más valores, ya que es con este valor de los productos que se adquieren cosas. Baptiste resalta que no hay que confundir medios con la causa cuando se dice que la falta de ventas se debe a la escasez de dinero, ya que el dinero o moneda no es más que un agente que se emplea en la transferencia de valores, las personas compran los objetos que necesitan o desean con el valor de sus propios productos, transformados en dinero solamente en forma temporaria. Luego menciona 4 conclusiones sobre los efectos de la producción y su comportamiento.

    Importante:
    Lo más importante es la idea de que la cantidad de dinero no tiene repercusiones en la economía y en los niveles de producción, ya que la moneda es solo un medio de intercambio, es una buena señal que los bienes excedan la capacidad de los depósitos. Da a entender que no se consideran ningún tipo de efecto precios que se pueden generar por variaciones en la cantidad de dinero, muy contrario a la concepción monetarista.

    Preguntas:
    El autor menciona que las personas quieren desprenderse de sus productos una vez que los finalizas por temor a que pierdan valor, ¿Cómo entraría en su teoría la retención de productos por especulaciones de subas en los precios de los mismos?
    Cuando Baptiste hablo del caso norteamericano que intento civilizar a sus vecinos salvajes, para poder realizar comercio con ellos, ¿se está refiriendo al proceso de expansión que tuvo los estados unidos para poder incrementar sus territorios y la consolidación de los mismos para poder tener un comercio interno, donde los indios fueron sacados de sus tierras y su población se vio reducida?
    Según los puntos explicados en el texto, ¿Baptiste estaría de acuerdo con Smith donde el estado no debería intervenir en el comercio y que los individuos buscan la prosperidad general?, ya que según lo dicho en el texto, mercado se autoregula, como por ejemplo cuando en un sector hay ganancias excesivas, estas ganancias operan como estimulo para que se desarrolle mas productores donde esta esa ganancia excesiva de forma que se regule; y los individuos están interesados en la prosperidad general del resto ya que de esta forma el volumen de ventas va a ser mayor.

  36. Resumen:
    Como bien sabemos la Ley de Say sostiene que es la oferta la que genera la demanda, y no la demanda la que genera oferta. Para ver esto con mayor claridad es importante abrir demanda en dos de sus componentes. Necesidad o preferencias, y poder de compra.
    Esto no quiere decir que cualquier oferta genera demanda, sino que es el valor que el mercado asigna a lo que se ofrece lo que luego permite demandar bienes y servicios en el mercado.
    Esto lleva a una conclusión importante. No puede haber en el mercado excesos generales de oferta en el mercado, dado que toda oferta posee una similar magnitud de demanda como contrapartida. Al ofrecer se está demandando algo a cambio.
    Novedoso:
    La posición del autor respecto de la demanda de productos desde la perspectiva de los empresarios. Argumenta el error en el que caen estos, al afirmar que la dificultad no radica en la producción, sino en la disposición de bienes. Además, estos sostenían que el principal problema era la escasez de dinero, es decir, en otras palabras, dichos empresarios planteaban que la caída de la demanda era debido a la falta de dinero.

    Preguntas:
    1) Ya sabemos la idea principal que plantea Say, con respecto a eso, ¿y si ni bajando los precios a un nivel próximo a cero logra el productor deshacerse de los bienes producidos?.
    2) ¿Cómo tomaría el autor una medida intervencionista por parte del Estado?
    3) ¿De dónde proviene el impulso inicial de la demanda?

    Pouchulú Sofía – 878710

  37. RESUMEN
    El capitulo de Jean Baptiste Say amplia el estudio del aporte mas famoso por el que se lo conoce, “la oferta crea su propia demanda”. Negando en un primer momento que los problemas de venta de productos sea una cuestión monetaria, ya que el dinero solo sirve al proceso de intercambio como un agente de transferencia de valor que actúa en un momento intermedio en el cambio de una mercancía por otra y la ausencia de este no hará que los comerciantes no encuentren sustitutos de este, Say advierte que la sobreproducción puede explicarse o porque dicho producto fue forzosamente obligado a ser producido por una entidad estatal (sin tener en cuenta los efectos que no se ven, como diría Frederic Bastiat), o porque la produccion de otra mercancia distintaha decaído. Esto se explica ya que la venta de una mercancia se da con el ingreso que un consumidor haya obtenido previamente de la venta de alguna otra mercancia o servicio producido por él mismo. Dicha linea explicativa es extendida a la esfera internacional para defender el librecambio y las ideas de Adam Smith en La Riqueza de las Naciones.
    LO NOVEDOSO
    Sin dudas leer tanto los argumentos de Say como de Bastiat, dejando de lado el que uno pueda estar a favor o en contra de sus enfoques, logran brindar a un lector un enfoque explicacativo distinto al usual, del que puede extraerse el valor de la retorica utilizada para apoyar una teoría muy criticada por muchos contemporáneos. En cuanto a la obra de Bastiat en particular es muy rescatable su distinción acerca de las cualidades de un mal economista y uno bueno que se preocupe no solo por los efectos inmediatos sino por aquellos sucesivos a los primeros, los que no se ven (aunque bien los mejores economistas políticos podrían entender perfectamente dicha distinción y aun así actuar de forma contraria a al beneficio futuro).

  38. Jean Baptiste Say plantea en su “Tratado de Economía política” que la demanda de bienes nace de la producción de los mismos, es decir que para comprar un producto, ya sea nacional o importado, primero hay que haber producido algo con lo cual poder enfrentar el valor de cambio del mismo.
    Por eso plantea que cuanto mayor y más variada es la producción de bienes, mejor es para el ciclo económico ya que mayor será el mercado para esa producción.
    En un contexto de libertad el autor plantea que es poco probable que surjan crisis de sobreproducción o escases de algún producto, excepto por hechos extraordinarios y violentos, ya que los productores buscaran apropiarse del beneficio de producir un bien escaso pero no producirán un bien abundante a perdida.
    Otro punto que plantea el autor, es el rol del dinero en el ciclo productivo. Según Say el dinero no es más que el medio de cambio, y este nunca es escaso, sino que lo que es escaso es la producción para intercambiar. En sus palabras “Decir que la falta de ventas se debe a la escasez de dinero implica confundir los medios con la causa”.
    Por ultimo Say entiende que las políticas para fomentar la demanda son políticas económicas contraproducentes, ya que lo que genera la demanda es fomentar la producción.
    Lo novedoso de este texto es ver como el autor empieza a plantear lineamentos de economía política para los gobernantes, y juzga a los gobiernos por su forma de implementación.
    Una vez más la vigencia de la discusión es plena.
    Algo que no me parece del todo acabado es la visión que tiene el autor sobre el dinero, ya que por un lado supone que todo el dinero se vuelca inmediatamente al consumo y no tiene en cuenta el ahorro y la concentración del mismo y por otro lado cuando afirma que la escases del mismo no es restricción para la producción no está teniendo en cuenta la velocidad del dinero y los costos y tiempos que reduce funcionando como medio de cambio.
    Otra cosa para destacar, es su idea de que el individuo necesita de la prosperidad del resto de los individuos.
    -Para el autor, la escases de dinero no es un problema ¿Tampoco lo sería el exceso de dinero?
    -¿Que políticas aplicaría el autor para detener un ciclo de contracción de la producción si las políticas de fomento de la demanda son contraproducentes, y las políticas de fomento de la oferta son de difícil aplicación en el corto plazo?
    -En una comunidad primitiva en la que no existe producción alguna, el primer bien producido ¿Es producto de la demanda de uno de los individuos de esa sociedad, o la producción del mismo genera la demanda de alguno de sus individuos?

    Gasparotti Federico
    879780

  39. Sinopsis:
    El capítulo encierra los principios más elementales para la explicación del funcionamiento del mercado. La demanda del mercado no es otra cosa que la cara opuesta de una misma moneda en la que la otra cara constituye la producción. Es con lo producido que es posible demandar. El dinero constituye un mero intermediario entre los agentes que facilita la metamorfosis de su producto en dinero para luego volver a ser producto, que satisfaga sus necesidades humanas y/o de producción. Los beneficios que reportan las actividades económicas en todos sus sectores constituyen una consecuencia de la capacidad productiva, y esta el tamaño, agilidad y dinamismo del mercado. Alude a que los problemas de sobre producción son causados por restricción de producción de algún otro bien y esto tiene implicancia cuando la libertad de producción no es garantizada y bien gestionada por parte de las autoridades. El consumo lo define como un mecanismo de circulación forzada de productos, pero que no se sustentan en ingresos genuinos por tratarse de compras que no se corresponden con una producción previa. El consumo es una consecuencia de la producción y no al revés.

    Conceptos:
    1. “Cuando una nación es prospera la reproducción nacional bruta excede al consumo bruto”. Este constituye un término que si bien nuevamente intenta dar mayor solides a su argumento sobre los orígenes de la demanda sintetiza a mi entender gran parte de toda su idea, en vinculación con que la interrelación de todos los mercados y de todas las ramas de la economía juegan en función de una demanda abundante y que tiene que ver con la cantidad de productos y tipos de productos que se producen.
    2. “Cada individuo está interesado en la prosperidad general del resto”. Se encuentra en vinculación con el concepto anterior pero incorpora la idea de beneficio reciproco indirecto: El progreso individual del otro me beneficia, y mi propio progreso también es beneficioso para los demás.
    3. No pierde de vista al mencionar que las características de la producción y por lo tanto de su nivel de demanda reciproco correspondiente son dependientes del ámbito sociocultural de la región, regiones de mayores riquezas en niveles productivos implican mayores probabilidades de demanda de nuevos productos y por lo tanto incentivos a la producción de nuevos productos.

    Preguntas:
    ¿Con que posibilidades materiales cuenta un empresario para contar con la información precisa sobre los niveles de producción de las distintas actividades y si se encuentran por debajo o por encima de su nivel necesario? ¿Qué rol juegan los bancos en este caso? ¿La idea de beneficio mutuo entre distintos agentes productores competidores o no, se traduce en el corto y o en el largo plazo? ¿En qué plazos piensan los empresarios?

  40. RESUMEN
    El texto de Jean Baptiste Say, viene a mostrar el problema de la escasez de dinero desde otro punto de vista. Tal vez intenta demostrar la inutilidad de buscar la forma de resolver una crisis mediante el consumo, o tal vez haciendo que las personas tengan más dinero para realizar este último. Para esto, el autor va a explicar otra manera de percibir el dinero, es decir, remonta a los orígenes de este, y nos recuerda en que se basa su uso. Es así, como concluye que el dinero no es más que un medio, que representa la producción propia y facilita el intercambio. Con esto, sintetiza que toda falta de dinero, o yendo más profundo, la salida a una crisis, es cuestión de falta de producción, y por tanto lo que hay que hacer, es ponerse a producir. Si huirle a nada, el autor dedica unas líneas a explicar, cual es el problema de las crisis de sobreproducción, donde sostiene que estas se deben a que la producción ha ido en un solo sentido y se ha concentrado en unos pocos rubros, y la solución a esto, es producir aquellos bienes que no están en consideración.
    NOVEDOSO
    Lo novedoso del texto en mi opinión, es un concepto o, mejor dicho, una verdad que he escuchado alguna vez y nunca entendí realmente el sentido. El texto explica como la oferta es la que produce su propia demanda. Así, da un ejemplo en el que un producto de lana, vendo lo obtenido, para luego poder comprar trigo a otro productor y saciarse. Si no se produce la lana no hay forma de demandar nada, pues no podrá comprar trigo sin ningún valor (ya sea la lana misma o el dinero obtenido por su venta). Es así como el productor de lana genera la demanda a partir de la oferta de su producción.
    PREGUNTAS
    ¿Qué sucede con las crisis del sistema financiero de hoy en día, por más que produzca, lo que se negocian son derechos e intereses?
    ¿Si se propone paliar las crisis con más producción, como es posible encarar esto en la división del trabajo internacional que propone Smith?
    ¿Qué rol cumple el sistema financiero en la producción? ¿Gana dinero si producir?

  41. Resumen:
    Say nos acerca el concepto popularmente conocido de que la producción de bienes y mercancías es lo que genera la demanda de los mismos. Es decir, la capacidad de producción de un individuo es lo que va determinar su capacidad de compra de otros bienes y servicios. Acercando el concepto al día de hoy si nosotros no producimos y obtenemos nuestro salario no vamos a poder acceder a demandar bienes y servicios. Y esto funciona de manera encadenada o agregada ya que nuestra no producción implica que no demandemos y nuestra no demanda implica que la producción de las otras personas va a ser recibida en menor medida por el mercado. Es por eso que una recesión en un sector de la economía termina afectando a el resto.
    También Say entiende al dinero como un aceitador del intercambio donde se facilita el comercio. Pero lo que en definitiva se demanda y se intercambia son bienes por bienes.
    Novedoso:
    Creo que lo novedoso es que nos presenta otra visión sobre el comportamiento del hombre. Aca el bienestar del otro es vital para que demande las mercancías que yo produzco. Y de la misma forma para una nación es vital que las otras naciones o países pueden consumir los bienes que producimos.
    Preguntas:
    ¿Por qué estimular el consumo no sería estimular la producción? ¿Una mayor demanda de bienes y servicios no podría aumentar la producción ya que generaría incentivos a encontrar los medios para aumentar esta última? ¿No sería en todo caso parte del mismo ciclo?
    ¿Puede haber casos en los que la producción no genere demanda debido a que la economía se encuentra deprimida?
    ¿Qué rol obtiene la política monetaria en la economía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *