Las empresas privadas se lanzan a aprovechar el espacio, ¿nosotros queremos una nave espacial estatal?

Hace pocas semanas se conoció una noticia según la cual un cohete de prueba estalló a dos metros del suelo, un prototipo de la Cómisión Nacional de Actividades Espaciales. ¿Vale la pena gastar dinero publico en eso? El mundo parece que va para otro lado:

http://www.infobae.com/2014/03/05/1547862-un-cohete-fabricacion-nacional-estallo-dos-metros-del-suelo-un-lanzamiento-prueba

En el Diario Siglo XXI de Guatemala, aparece una columna por Édgar Castro Bathen, profesor de Astronomía quien comenta sobre el avance de empresas privadas hacia el aprovechamiento del espacio y otros planetas, en particular de la empresa SpaceX que se presenta como una empresa que “diseña, produce y lanza cohetes y naves espaciales”. La empresa fue fundada en 2002 “para revolucionar la tecnología espacial “con el fin último de permitir a la gente vivir en otros planetas”.

http://m.s21.com.gt/astrofaro/2014/05/24/spacex

SpaceX

Aquí la columna:

Hoy quiero contarles un poco sobre lo que está pasando en la industria aeroespacial en los Estados Unidos. Desde que la NASA retiró los transbordadores los viajes al espacio parecen haber caído en un letargo, pero esto terminará muy pronto. Lo que sucede es que la industria está en un período de transición hacia la iniciativa privada.

Un ejemplo de esto es la empresa SpaceX. Esta fue fundada en junio de 2002 por el millonario Elon Musk y otros accionistas, pero especialmente el primero, quien quería hacer algo diferente con su riqueza, no solamente retirarse o hacer filantropía. Su visión se enfocó en que debe existir un acceso relativamente barato al espacio para proyectos tanto del Gobierno como de la iniciativa privada.

Musk quería construir un cohete simple y relativamente barato de reutilizar, que tuviera la misma facilidad para ir y venir que hoy tienen las líneas aéreas. En marzo de 2006, invirtió más de 100 millones de dólares de su bolsa para empezar y tuvo tanto éxito que pronto se le unieron más accionistas al punto de que en 2012 la compañía ha alcanzado un valor de 2.4 mil millones de dólares y pasó de 160 empleados a 3,800.

Musk cree que los altos costos de viajar al espacio se debían a la excesiva burocracia que tenía la NASA y rediseñó toda la línea de fabricación para tener naves espaciales más baratas y más rápidas. SpaceX se convirtió en la primera empresa privada en poner un vehículo en órbita terrestre y regresarlo el 8 de diciembre de 2010, luego de que su cápsula Dragon regresó después de dar dos órbitas alrededor de la Tierra. La privatización de los viajes al espacio había nacido.

Hoy, SpaceX ha construido nuevas y mejores naves, ha revelado conceptos y diseños futuristas que incluyen el establecimiento de la primera base en Marte. Musk espera poder enviar humanos a Marte en 10 o 20 años. Tiene un proyecto llamado Mars Colonial Transport que trata de la primera nave privada para llevar humanos a Marte y regresarlos a la Tierra. Esto último lo subrayo porque hay una gran diferencia con el proyecto Mars One, que solo ofrece viaje de ida a Marte ¡sin regreso!

En 2009 abrieron su departamento de formación de astronautas. La companía anunció que sacarán las naves Falcon Heavy y Dragon v2 que tienen capacidad de llevar más carga al espacio. A la fecha han desarrollado las naves Falcon 1 y Falcon 9, los cohetes Merlin, Kestrel y Draco. Ya tiene contratos para 40 misiones de lanzamiento. La nueva generación de transbordadores espaciales saldrá en 2017.

Sus campos de prueba se encuentran en Texas y Nuevo México, pero el campus más grande está en California, donde se crean los componentes de alta tecnología y están todos los gurús espaciales.

Y para confirmar que no son solo palabras, hace unos días, el 18 de mayo vimos en las noticias que la nave espacial Dragon, totalmente automatizada, subió a la estación espacial y trajo de regreso un cargamento de más de mil libras de experimentos que los científicos necesitan aquí en la Tierra.

Damas y caballeros, ¡bienvenidos a la privatización del espacio!

18 pensamientos en “Las empresas privadas se lanzan a aprovechar el espacio, ¿nosotros queremos una nave espacial estatal?

  1. Esto es un claro ejemplo de lo que son los emprendedores, que ven un potencial en un recurso subvalorado, en este caso es el Espacio en el sentido más amplio, rutas espaciales, planetas, etc. Destinando fondos para poder dirigir la producción a la explotación de dicho recurso. Esta inversión y su consiguiente privatización del Espacio se dieron por una lectura de las circunstancias en relación a los potenciales consumidores que determinaran el éxito o fracaso de dicho emprendimiento. Así queda expuesto que según estos emprendedores acorde a la información que recolectaron determinaron que el mercado aceptaría con buenos ojos esta apertura por una vía privada al Espacio.
    Dichas inversiones le serán útiles no solo al sector “espacial” sino a otro tipo de industrias o mecanismos de producción por una eventual innovación tecnológica para potenciar los recursos abaratando los costos para efectivizarlo y lograr el objetivo que es volver relativamente accesible los viajes espaciales. Considerando que si se puede realizar teniendo una rentabilidad abriría nuevas puertas en un mercado que está en constante evolución.

    • Totalmente de acuerso con el comentario de fernando que estas nuevas inversiones no solo benefician al sector espacial u a otro tipos de industrias sino que ademas permite un aumento en el sector laboral como se detalla en el articulo ,la compañia pasa de tener 160 empleados en el año 2012 a tener casi cuatro mil, aumentando claramente el mercado laboral. En nuestro pais existiria la posibilidad de una inversion como esta?

  2. creo que el articulo es muy interesante ya que no tenia conocimiento del tema, pienso que como se ha tratado en clase las preferencias de los consumidores cambian constantemente y por ende siempre se esta innovando para satisfacer esa necesidades por ello es logico que surgan nuevos mercados como el que se explica en el articulo.

  3. Creo que tanto para cultura o ciencias, el estado debería tener mediante su órgano específico para progresar en estas áreas, son ambas de gran importancia para el desarrollo de la sociedad y para el país, por el hecho de ser ramas potencialmente favorecedoras del trabajo e inversión, por ello, el estado debería otorgarle un espacio razonable en su presupuesto a ellas. Pero, ¿cuanto es el dinero que razonablemente podría gastar el estado? ¿cómo repercutiría esto sobre la sociedad?. Es inevitable que se deduzcan múltiples interpretaciones y opiniones, pero sobre todo serán consecuencia de los cambios y momentos culturales que atraviese la sociedad, fiel reflejo es la “la carrera al espacio” desarrollada durante la guerra fría. De todos modos, a mi entender es adecuado que se invierta en el desarrollo científico.

  4. Buenas noches.
    En primer lugar, me pregunto qué ventaja obtiene el común de la gente de la privatización del espacio; creo que ninguna, ya que la única beneficiada es la empresa SpaceX y aquellos que puedan solventar el viaje espacial.

    Por otro lado, es dable destacar que Argentina es uno de los apenas ocho países que producen sus propios satélites geoestacionarios y, junto a Estados Unidos, el único en las Américas; lo cual es muy beneficioso para el país y, además, beneficia al pueblo argentino en su conjunto.

    http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-243020-2014-03-30.html
    http://www.infonews.com/2014/03/29/sociedad-131916-lanzaran-el-primer-satelite-de-telecomunicaciones-argentino.php

    Se trata del El Arsat-1, que es el primer satélite geoestacionario diseñado en el país para canalizar Internet, televisión y telefonía y que, meses antes de ser lanzado, va a ser asegurado con respaldo de una firma internacional especializada (de un broker internacional de la industria espacial: International Space Brokers, de Aon Risk Solutions); y que tendrá por función incrementar la capacidad argentina en telecomunicaciones, además de defender las posiciones orbitales asignadas al país e impulsar el desarrollo de la industria espacial.
    En suma, la presencia eficaz y eficiente del Estado, es beneficiosa para el desarrollo económico del país y para el conjunto de la población argentina.

    Conclusión: La realidad nos demuestra, principalmente en nuestro país, que todas las experiencias privatizadoras, no resultaron afortunadas.

  5. Adjunto un fragmento del libro “Psicología de la dictadura” de Yago Di Nella, que nos ayuda a reflexionar:

    “Es este ensayo sobre Psicología de la Dictadura un intento de ahondar en los mecanismos psico-políticos puestos en marcha para implantar un nuevo ser social, con sus consecuentes constructos subjetivos, provocados intencionalmente por parte del Poder represivo. De ahí que usemos la frase “Dictadura de la Psicología”, en atención al papel central que ostentaría la estrategia militar de “guerra psicológica”. Pero cuál sería su objeto o razón? La constitución de un nuevo Sujeto (el homo económicus), un nuevo ser social (el ser aterrado –pasivo, pasivizado por parálisis participativa-), un nuevo ordenador socio-económico (el Consumo, vía importación descontrolada, reemplazando el Estado semi-industrial de producción de manufactura para el mercado interno y hasta externo), un nuevo sentido ético en la sociedad civil (el individualismo exitista –y elitista- del otro lado de los arrasados movimientos sociales y gremiales como núcleos grupales de construcción democrática), etc.; en síntesis, la modelización de una dependiente Sociedad del Miedo, cuyo principal fruto psicopolítico es la “Amnesia Actual”.
    La implantación del neoliberalismo en nuestro país –en lo económico y social- y de la Amnesia Actual –en lo intra e intersubjetivo- es impensable sin la constitución subjetiva que dejó el proceso psicosocial emergente de la Dictadura. No habría habido forma de implantar el neoliberalismo sin la previa destrucción del tejido social, pero además (y esto atañe específicamente a la guerra psicológica y a sus “mecanismos de acción”), sin el efecto de sentido nuevo respecto de la consideración de lo social, de los proyectos sociales, del descrédito de los partidos políticos, de la supuesta “disfunción” del Estado, el desmembramiento dirigencial de las organizaciones sociales y, sobre todo, el desmantelamiento del ser ético; el terrible golpe a la constitución ética del carácter social. No hubiera sido posible, sin la naturalización de la desigualdad y la utopización extrema de la equidad social, las que produjeron el nuevo sujeto, el miedoso, aterrado, sujeto de consumo, el Homo Económicus”.

  6. No tenia conocimiento del tema. Frente a lo leido me limito a citar lo visto en clase: “el mercado crea oportunidades que los que están atentos y pendientes de esto pueden aprovechar”.
    Es una clara evidencia de como se puede beneficiar una sociedad (acceder al espacio), mediante una empresa privada y que busca su propio beneficio y ganancias.

  7. En mi opinión, un lanzador espacial como el que se está desarrollando en el país, va a generar divisas para el Estado ya que varios países que cuentan con desarrollos satelitales pero carecen de la posibilidad de ponerlos en órbita, verán a la Argentina como un cliente potencial a la hora de trasladar dichos instrumentos al espacio. Argentina se convertiría así en el septimo país del mundo capaz de realizar dichos lanzamientos, lo que implica además la posibilidad de ahorrar el monto destinado a alquilar un cohete de similares características a otros países. Por otro lado, la tecnología espacial ha probado ser un generador de nuevas tecnologías que con el tiempo fueron utilizadas por el sector privado en la producción de bienes para el consumo y en la elaboración de productos en forma de insumos. Vale aclarar que nuestro país cuenta con ventajas comparativas respecto a otras naciones ya que posee la tecnología y el conocimiento de diversos científicos en esta clase de emprendimientos. De todos modos, esto no descarta la opción de que emprendedores privados puedan participar conjuntamente con el sector público o en forma individual en proyectos aeroespaciales.

  8. Mi opinión es que no veo con tan buenos ojos las expediciones a otros planetas porque hay que ver si hay recursos en el exterior que nos son útiles y podamos aprovecharlos, si no, hacerlo solamente para gastar los recursos de esta tierra en ir a “ver” el espacio exterior, casi como una actividad de esparcimiento, al menos hace ruido, porque hay otras necesidades insatisfechas en la tierra. Sin embargo, con esta opinión no quiero decir que este mal, o sea negativo explorar. Sino que hay que ver cuanto tiempo, dinero, recursos usamos en esa exploración y ver si hay una asignación eficiente, y si no es mejor usarlos en inversiones acá en vez de invertir en el espacio. De todas formas pasó con el descubrimiento de las riquezas que tenían los fondos marítimos, que eran recursos que nadie tenia en cuenta y a través de la exploración encontraron prácticamente “minas de oro” en el fondo del mar. Por eso digo que hay que ver si la exploración al espacio exterior es útil y eficiente, si es así, adelante a las personas que puedan explorarlo.

    • Es difícil hablar de este tema porque es poco lo que se conoce, y es relativamente incipiente. Y uno piensa que habiendo otros problemas en el mundo (como el hambre en países de áfrica), vayamos al exterior, pero a traer soluciones.

  9. Este artículo nos confirma una vez más que sin dudas estamos en el futuro y que el hombre no tiene límites en cuanto a sus emprendimientos. Está perfecto que este multimillonario invierta en todo aquello que considere necesario.. Al comienzo de la nota confieso que manifesté cierto repudio al considerar que hay otras necesidades que merecen ser satisfechas de manera anterior, tales como ser la contaminación ambiental como bien público global. Sin embargo al llegar al término del apartado entendí que también se le podría dar una utilidad mas colectiva a los beneficios de estos viajes privados al espacio, ya que los astronautas podrían traer elementos del espacio o de otros planetas para ser sometidos luego al estudio minucioso realizados por científicos; sin duda esto permitiría el avance y progreso del hombre en sociedad.

  10. Me pareció un artículo muy interesante ya que no tenia conocimiento de ello. Creo que como se vio anteriormente en clases las preferencias de los consumidores vario y me parece algo positivo que haya inversión privada que pueda apalear esa nueva necesidad. Por otro lado esta bueno que se abra la competencia y seguramente esto va a atraer mas inversión y mas consumo pero creo que habría que tener cuidado con “la tragedia de los comunes” es decir que no se vuelva tan masivo y que se termine generando una sobre contaminación y explotación y que haya una regulación que evite las externalidades negativas.

  11. Cuando terminé de leer el artículo me encontré con varias preguntas: 1) es a caso la privatización del espacio algo sumamente beneficioso como para invertir en eso? 2) si es beneficioso, quienes realmente se beneficiarían de esto? 3) hay riesgo de que haya un sector que sea perjudicado? Y 4) como ya preguntaron mis compañeros, cuanto sería el monto que el Estado podría gastar para que sea razonable? quien le pondría un tope a ese gasto? habria un control del mismo?

    • Contesto tus preguntas:
      1. Lo interesante de la inversión privada es que si no esperan que sea beneficiosa no la harían. No es así con la inversión pública, que no responde a un cálculo de rentabilidad.
      2. Se benefician los consumidores (los que viajen), los que invierten (ganancias), los que trabajan en el proyecto, y los que reciben externalidades positivas del desarrollo tecnológico
      3. ¿Cuál Seríä? Todo es Nuevo aquí. No compiten directamente con nadie, pero el dinero que, por ejemplo, un millonario va a gasta yendo al espacio, no lo va a gastar en otra cosa. Pero esto es así en cualquier caso, todo gasto compite con el resto de los gastos posibles.
      4. La respuesta es cero. Si esto es inicitiva privada el riesgo es de quien invierte, no hay que poner nada. Invierte el empresario y se lleva las ganancias si le va bien, y las pérdidas si le va mal, pero no lo hace con nuestro dinero

  12. No veo nada de malo en que un millonario invierta su dinero en esta actividad espacial que tendría como fin llevar de “paseo” humanos a Marte e incluso que se permita a la gente vivir en otros planetas, ya que si el vio en esto una posibilidad de obtener ganancias prestando este servicio, sera el mismo quien soportara las perdidas y obtendrá los beneficios en caso de que estos existan.
    Sumado a esto en caso de que la actividad prospere serán también otras personas las que se beneficiaran, desde las personas que disfruten de viajar en estas naves espaciales, las personas que sean contratadas por la empresa para continuar con este proyecto ( ya al año 2012 en la nota se habla de 3600 empleados), accionistas que se sumen al mismo e incluso otras personas que vean también la posibilidad de obtener ganancias a través de la actividad en cuestión y creen sus propias empresas compitiendo entre si, produciéndose así una expansión del mercado.
    En fin, se trata de una nueva propuesta, que el tiempo dirá si resulta rentable o no, por lo que no tiene ningún sentido observar a la misma con malos ojos, sino dejar que la misma sea llevada a cabo como cualquier otra.

  13. Me parecería increíble que este avance se pueda llevar a cabo ya que hace unos años eran cosas impensadas hoy se estaría hablando de viajes en empresas privadas a otros planetas. Siempre y cuando se asegure la integridad de sus consumidores bienvenido sea. Creo que seria interesante ver como funcionaria el ingreso de nuevos competidores a este mercado y si eso seria positivo o negativo ya que es una tarea bastante compleja y que seguramente halla miles de precauciones a tomar (claro esta que no cualquiera podría ingresar a este mercado tanto para ofrecerlo como para consumirlo). Pero ojala esto prospere sin causar ninguna tragedia, saludos.

  14. Las inversiones de los privados claramente tienen ánimo de lucro, pero ello no le da de por si una connotación negativa a este proyecto, por el contrario tal como lo menciona el articulo podrían generarse nuevos puestos de trabajo e incluso permitir el desarrollo de nueva maquinaria e ideas que implicarían un avance para toda la humanidad, soportando el riesgo que genere solo el inversor. Más allá de la rentabilidad o no, creo que en el debate no debemos olvidar que se debe regular mediante instituciones y especialistas en el tema a los fines de evitar cualquier daño que se pudiera producir.
    La exploración espacial es sólo una variación sobre el tema humano de todo tiempo y lugar, las necesidades se modifican, con ello el modo de satisfacerlas: inventar aventuras, desafiar nuestros límites, tratar de comprender el mundo que nos rodea. La humanidad sin desafíos casi imposibles pierde su carácter evolutivo de millones de años, la curiosidad y la facultad de hacernos preguntas, nos permite vivir el futuro, que no existe, pero que avanzamos hacia él. Está claro que las externalidades de la investigación en el espacio han producido muchísimos beneficios inesperados. Considero que invertir en ciencia no es tirar el dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *