Los órdenes sociales evolutivos, Hayek habla de “cosmos” y “taxis”, órdenes espontáneos o creados

Con los alumnos de Historia del Pensamiento Económico II (Escuela Austriaca) en Económicas UBA, vemos los distintos órdenes sociales, taxis y cosmos, como los plantea Hayek:

Hayek

“Denominaremos «orden» a un estado de cosas en el cual una multiplicidad de elementos de diversa especie se relacionan entre sí de tal modo que el conocimiento de una porción espacial o temporal del conjunto nos permite formular acerca del resto unas expectativas adecuadas o que por lo menos gocen de una elevada probabilidad de resultar ciertas 3.Es evidente que. en este sentido, toda sociedad debe gozar de un orden y que muchas veces ese orden existirá sin haber sido deliberadamente creado Como ha dicho un conocido experto en antropología social, ‘«el que en la vida comunitaria existe un cierto orden, coherencia y regularidad es algo obvio; de otra manera, ninguno lograríamos ejercer una actividad normal ni satisfacer nuestras más elementales necesidades» .

Al vivir en sociedad y tener que cubrir la mayor parte de nuestras necesidades mediante diversas formas de mutua cooperación, es evidente que, por lo que respecta al ajeno actuar, el logro de nuestros propósitos dependerá de la coincidencia de nuestras expectativas con la realidad. Es tal coincidencia lo que refleja la existencia del orden social; descubrir cómo surge será el tema que nos ocupará de modo inmediato. La primera y casi inevitable respuesta que nuestros hábitos de pensar antropomórfico sugieren al respecto es que todo orden ha de ser fruto del designio de alguna mente’. Debido a ello, el concepto de orden no resulta muy popular entre los partidarios de la libertad, gozando en cambio de especial predicamento entre las gentes de inclinación autoritaria. El orden” social, según este enfoque, ha de basarse en la relación de mando y obediencia, es decir, en la existencia de una estructura en la que la voluntad del superior, y en última instancia la de una sola autoridad suprema, ha de determinar lo que a cada uno corresponde hacer.”

“Diversos son los términos que cabe utilizar para describir cada una de dichas clases de orden. El orden creado que hemos denominado exógeno u ordenación puede también ser calificado de estructura, orden artificial u organización, término este último especialmente adecuado cuando se trata de un orden social dirigido. Por su parte, el orden autógeno o endógeno queda debidamente especificado mediante la expresión orden espontáneo. El griego clásico tuvo la fortuna de disponer de vocablos diferentes para designar estos dos tipos de orden taxis para el creado (por ejemplo, el orden de batalla, y kosmos para el espontáneo (término que originalmente aludía al adecuado orden de un Estado o de una comunidad).”

“No resulta exagerado afirmar que las ciencias sociales nacen y se nutren del descubrimiento de la existencia de estructuras ordenadas que, aunque sean consecuencia de una actividad plural, no son resultado del designio humana. Esto es algo universalmente admitido hoy en día en diversos campos de la investigación científica. Aunque durante mucho tiempo se haya creído que hasta el lenguaje y la moral tenían que haber sido «inventados» por alguna mente genial, en la actualidad todo el mundo reconoce se trata tan sólo del resultado final de procesos evolutivos cuyos efectos nadie previó ni proyectó. En otras esferas científicas, sin embargo, cunde todavía la suspicacia ante la idea de que en los modelos sociales pueda presentarse un orden que no sea consecuencia de deliberada intervención. En la esfera económica, en particular, la famosa frase de Adam Smith relativa a la «mana invisible» sigue siendo vilipendiada; y, sin embargo, se trata de una expresión mediante la cual, en el lenguaje de su tiempo, dicho autor intentó expresar el hecho de que cada ser humano se ve obligado a contribuís al logro de fines que no entraba en su ánima colmar , Sí numerosos reformadores políticos siguen perorando contra el caos en que se debate la actividad económica, en la que tan sólo desorden perciben, ello se debe en parte a su incapacidad de concebir la existencia de un orden que no es producto de la creación deliberada, y en parte también a que, a su modo de ver, todo orden ha de pretender siempre algún conjunto de concretos fines, característica ésta que necesariamente ha de ser ajena al orden espontáneo.”

5 pensamientos en “Los órdenes sociales evolutivos, Hayek habla de “cosmos” y “taxis”, órdenes espontáneos o creados

  1. Aste María Belén.

    Nº de Registro: 865569.

    1- Hayek en su trabajo titulado “Cosmos y Taxis” comenzará con un epígrafe de Adam Smith sobre la mano invisible. Demuestra como si cada individuo actúa bajo su propio interés se llegara a una situación armoniosa y fructífera, pero si el legislador tratara de marcar su sendero se alcanzará un resultado diferente al anterior, una situación no deseada. Se podrá establecer una conexión sobre lo que Adam Smith planteaba y lo que Hayek propondrá mas adelante. Hayek centrará su libro sobre el orden y como este se puede dividir entre el creado (Taxis) y el espontáneo (Kosmos). Definirá lo que es orden, como un estado de cosas que se relacionan entre si y su conocimiento nos permite formular expectativas o de elevada probabilidad de ocurrencia. El orden no es siempre creado por fuerzas exógenos, por ejemplo el mercado es consecuencia de fuerzas endógenas. Continuará detallando más los 2 tipos de orden, el espontáneo/endógeno como Kosmos y el creado/exógeno como Taxis. Dirá que el orden simple, concreto y que su existencia es percibida a través de los sentidos es aquel de creación deliberada y que sirve a algún propósito para su creador, mientras que el Kosmos esta basado en una relación abstracta que mentalmente hay que establecer, dado que su existencia no es intencionada no podemos aclarar que persiga un determinado fin. Sobre este orden es más difícil ejercer un control como el que es posible cobre el orden creado. Dirá que los órdenes espontáneos nacen de la sumisión de sus elementos a ciertas normas, a realidades del medio que los rodea. Las normas que regulan el orden espontáneo difieren a las que encontramos en el Taxis. En un orden social, las circunstancias ante las cuales reacciona un individuo serán las conocidas por él. Concluirá que un orden espontáneo puede descansar tanto en normas espontáneas como deliberadas. Por último introducirá el argumento que se plantea en contra de la interferencia, por mas que este orden espontáneo se pueda perfeccionar a través de revisar las normas que lo caracterizan, e incorporando organizaciones para obtener sus efectos al máximo. Este resultado no se podrá mejorar si impide a sus miembros hacer el mejor uso de los conocimientos disponibles. En su último párrafo delimitará el uso a la terminología que utiliza la sociología, Teoría de las Organizaciones.

    2- Puntos a Destacar:

    Encontramos interesante el planteo que hace Hayek sobre el orden. Este permite satisfacer las necesidades mediante la mutua cooperación, el logro de esto dependerá de las expectativas que hayamos realizado. Para esto debe existir un orden social, toda sociedad se encuentra bajo un orden y muchas veces este no habrá sido creado deliberadamente, a diferencia de lo que se cree que todo orden debe ser un resultado deliberado. El orden también puede provenir de fuerzas endógenas, como es el caso del mercado, el orden social no es solo una relación de mando y obediencia, sino que va más allá. El orden, como el lenguaje, la moral, son el resultado final de procesos evolutivos y cuyos efectos nadie pensó.
    Otro punto a destacar es como el hombre niega la existencia de un orden no creado por él, ya que los ordenes no creados como el mercado, deben ser descubiertos por el intelecto ya que no se demuestran a nuestros sentidos. Hará referencia sobre el carácter abstracto de estos órdenes.
    Por ultimo introduce las normas. Las mismas que rigen la conducta del orden espontáneo no necesariamente deben ser conocidas por los integrantes, no necesitan estar expresadas solo basta con que sean descubiertas las que realmente gobiernan el comportamiento individual. Los elementos se comportan de acuerdo a determinadas normas, se comportan de acuerdo a un esquema correspondiente. Las normas que orientan el comportamiento humano, son creadoras de un orden social espontáneo.

    3- ¿Qué rol juegan las Expectativas en el análisis de la Escuela Austriaca?
    En los Sistemas Comunistas, ¿Podría decirse que no existe o no hay un orden espontáneo?
    ¿Comparte Hayek el punto de Adam Smith sobre la mano invisible del mercado? ¿Funciona para él también?

  2. 1) Hayek desarrolla en el capítulo “Cosmos y taxis” la noción de orden. Pone en análisis dos conceptos de orden, a los cuales llama “órdenes construidos” y “órdenes espontáneos”. El concepto de orden, dice Hayek, es “indispensable para el análisis de todos los fenómenos complejos, en el cual debe desempeñar en gran medida el papel que el concepto de ley desempeña en el análisis de los fenómenos más simples”. Al vivir en sociedad y depender de los demás para conseguir lo que nos propongamos dependemos entonces de la correspondencia entre las expectativas relativas y lo que efectivamente sucederá. El orden se refiere a la relación de los elementos la posibilidad de formar expectativas que puedan resultar acertadas. El “orden construido”, el primero de los que distingue, es un orden artificial, una organización, que responde a una estructura jerárquica del conjunto de la sociedad en la que la voluntad de superiores determina lo que el individuo pueda o quiera hacer. El “orden espontáneo”, en cambio, es el orden que surge de forma endógena, se autogenera. Lo crean tanto individuos como organizaciones y son el resultado de conducir los elementos a ciertas reglas de conducta.

    2) En este artículo, como se mencionaba antes, Hayek discute sobre el orden. Considero importante que para analizar cualquier tipo de fenómeno (los que nos conciernen son los económicos) tomar a consideración el marco en el cual se desarrollan, este “orden” al que se refiere el autor en su texto. Hace un análisis entre sociológico y antropológico de cómo en las sociedades modernas es esencial que se disponga de algún tipo de orden y que con frecuencia ese orden existirá sin que haya sido deliberadamente creado. Esto con respecto al orden “construido” que detalla. El orden “espontáneo” se refiere a las reglas que gobiernan independientes de cualquier objetivo, aplicadas por los individuos a la luz de sus respectivos conocimientos y objetivos. No tienen que ver con ningún fin común, que los individuos no necesitan ni siquiera conocer, nadie lo prevé ni lo conoce. El orden construido, en cambio, Hayek lo ve como reglas que gobiernan una organización ofrecen resultados particulares.

    3) ¿Cuánto hay de orden “construido” y cuanto de “espontáneo” en las sociedades modernas?

    ¿De qué forma son aplicables a la teoría económica estos conceptos?

    ¿Estos órdenes estuvieron presentes desde el momento que el hombre vive en sociedad, o fueron construidos a lo largo de la historia?

  3. Agustín Cianfagna
    Registro: 874282

    Hayek en “Cosmos y Taxis” teoriza acerca del concepto de orden y distingue dos tipos: Los órdenes construidos (taxis) y los órdenes espontáneos (cosmos). Los órdenes espontáneos son sistemas autorregulados o autógenos: kósmos. En cambio, los órdenes artificiales son regulados por una inteligencia creadora y exógena: taxis. En este sentido, de acuerdo al autor, los órdenes espontáneos son abstractos y sólo estos pueden alcanzar cualquier grado de complejidad y entraría dentro de este ámbito el concepto de mercado (resulta de importancia la mano invisible), y el grado de control que podamos ejercer sobre este será mucho menor que el que podamos ejercer sobre un orden deliberadamente construido o taxis. Por otro lado, Hayek explica que en la sociedad se han desarrollado reglas que conducen a los individuos a comportarse de tal modo que haga posible la sociedad. De acuerdo a él, el orden espontáneo debe distinguirse del origen espontáneo de las reglas, las cuales pueden generarse de manera deliberada. Este tipo de orden lo crean tanto individuos como organizaciones en donde se unen para alcanzar determinados fines particulares, y las reglas que gobiernan las acciones de una organización deben ser reglas para conseguir unos objetivos asignados. En cambio las reglas que gobiernan un orden espontáneo deben ser independientes de cualquier objetivo.

    Como aspecto a destacar considero interesante el planteo de los diferentes tipos de orden. En principio, uno tiende a pensar que el concepto de mercado (o incluso muchos otros) son creaciones deliberadas de los hombres, es decir, taxis. Sin embargo pensando un poco más profundamente se puede concluir que el concepto de mercado en fin es un orden espontáneo resultante de interacciones individuales de muchos individuos. A su vez, concuerdo con el hecho de que cualquier intento de control sobre un orden espontáneo será mucho menor que uno construido. Esto se podría relacionar con el papel del Estado dentro de la economía y si este debería ser partícipe y regulador o no. Ciertamente desde este punto de vista no debería serlo. Por último, llama la atención el poco poder de control que se podría tener de un orden espontáneo y cabría preguntarse cuáles serían las consecuencias de intentar hacerlo.

    Al autor le preguntaría:
    1) Exactamente: ¿Cuál debería ser el papel del Estado dentro de un país? ¿Debería tener intervención alguna en la economía?
    2) ¿Considera que aspectos como la droga, el juego o la prostitución deberían ser regulados?
    3) ¿Considera que los órdenes espontáneos siempre tienen fines beneficiosos para la sociedad solo por ser espontáneos? ¿Podría haber órdenes espontáneos perjudiciales para una sociedad?

  4. Irene Wojcicki
    Registro: 867.091

    1) Es este texto, Cosmos y Taxis, se planteara el concepto de orden, en particular dos conceptos de orden, ordenes “construidos” y ordenes “espontáneos”. El primero hace referencia a un orden exógeno o un arreglo, puede ser definido como una construcción, es decir cuando se trata de un orden social dirigido, como una organización; mientras que le orden espontaneo se forma por la evolución, hace referencia a un orden endógeno. Los griegos designaron como termino taxis para el orden creado y cosmos para el orden formado por la evolución. El autor señala que orden se entiende como una situación en la que la multiplicidad de elementos de diverso género se halla en relación con otros. Por lo tanto toda la sociedad debe disponer de algún tipo de orden. El concepto se ha hecho impopular entre la mayoría de los amigos de la libertad, al tiempo que ha encontrado una mayor aceptación principalmente por parte de los autoritarios. Según esta interpretación, el orden social debe basarse en una relación de mando y obediencia. Hayek abordara el estudio del orden espontaneo, sostiene que el que existen orden no creados por el hombre, la principal razón marca, estos ordenes, como el mercado, no se imponen a nuestros sentidos. Por lo ello mismo dirá que se trata de un orden abstracto, no concreto. Por ultimo hará una distinción de los términos organismo y organización. Expone que los organismos son una clase de orden espontaneo, y de él se tomaron prestados términos como crecimiento, adaptación y función. La principal característica de los organismos que los distingue de los espontáneos, es que la mayoría de los elementos individuales ocupan puestos fijos.

    2) Me parece interesante marcar la importancia de orden simultáneo .Una de la tesis a la que arriba Hayek es que los órdenes muy complejos, solo pueden producirse mediante el juego de las fuerzas que inducen la formación de órdenes simultáneos. Resalta que éstos no tienen que ser abstractos. Por su parte también marca que la formación de órdenes espontáneos se ajusta a ciertas reglas, por ello la sociedad solo puede existir si, mediante un proceso de selección, se han desarrollado reglas tal que haga posible el orden social. Por esta razón se necesita que las respuestas de los individuos solo deben ser semejantes en ciertos aspectos abstractos para que resulte un orden general. El autor menciona una sociedad basada en el intercambio, una de las principales regularidades en el comportamiento individual resultara de la semejanza de situaciones en la que se encuentra la mayoría de los individuos para obtener una renta. Así también dirá que entre las organizaciones que existen dentro de la Gran sociedad, ocupa una posición especial, gobierno; mientras que orden espontaneo es llamado sociedad. Otras de la tesis que concluye es que orden espontaneo y organización no pueden mezclarse a discreción, por lo tanto, toda organización debe contar con reglas y no simplemente en mandatos específicos.

    3) ¿Qué agrega el concepto de orden espontaneo al de mano invisible de Smith?
    ¿Cuál es el vínculo entre la noción de información dispersa y orden espontaneo?
    ¿Representa un límite a la libertad el hecho de un orden de carácter exógeno?

  5. RESUMEN DEL TEXTO
    Hayek parte de definir el concepto de orden como un estado de cosas en el cual una multiplicad de elementos se relacionan entre sí, de forma tal que conociendo una porción del conjunto podemos formular expectativas sobre el resto.
    En este sentido, distingue dos tipos de órdenes: los creados en forma deliberada (taxis) y los espontáneos (cosmos). Con esta última variedad asocia la idea del mercado: los órdenes espontáneos alcanzan dimensiones. A su vez, se caracterizan por no servir a los fines de un creador, aunque su existencia sirva a los fines de sus múltiples elementos integrantes (en este caso, por ejemplo, a la maximización de utilidad de cada individuo).
    Hayek apunta, a su vez, contra la connotación autoritaria que muchos suelen asignarle a palabra orden por entenderla necesariamente como una imposición proveniente de una autoridad central.
    Reconoce, a su vez, la importancia de las normas que guían el comportamiento del sistema en su conjunto, aunque sólo una porción de ellas deban ser establecidas expresamente por escrito e impuestas.
    CONCEPTOS DESTACADOS
    La idea de despejar a la palabra “orden” de una connotación autoritaria me parece un interesante ejercicio semántico del autor, por cuanto permite entender mucho mejor la presencia permanente en los distintos ámbitos de la vida de órdenes espontáneos que no responden a los designios de ninguna autoridad.
    Destaco, a su vez, la aclaración de Hayek de que resultan necesarias algunas normas impuestas y la presencia de una estructura coercitiva de Gobierno para garantizar que “las cosas funcionen”, aunque su presencia pasa a ser negativa cuando intenta “mejorar” el sistema en alguna rama parcial, pues su accionar tiende a entorpecerlo por otras vías.
    Finalmente, veo, como suele pasar en los textos de Hayek, que retoma la idea de la información para reforzar su argumentación contra los órdenes económicos centralizados, pues estos resultan incapaces de llegar a conocer la totalidad de hechos que le atienen.
    PREGUNTAS QUE LE HARÍA AL AUTOR
    Para comunidades pequeñas, donde recabar información en forma centralizada resultara posible, ¿puede ser que un orden deliberado obtenga mejores resultados que uno espontáneo? Pienso por ejemplo en el conocido “dilema del prisionero”, donde si los individiduos pudieran organizarse, obtendrían mejores resultados que los que obtienen en forma estpontánea.
    Usted comenta en un pasaje del artículo que la yuxtaposición entre orden espontáneo y organización constituye algo “irracional”, ¿no resulta, sin embargo, lo que vemos en forma más frecuente en el mundo real? Es decir, en la mayoría de los países el orden espontáneo de mercado se desarrolla en medio de un entorno más o menos regulado por normas y organizaciones.
    ¿Un orden absolutamente espontáneo sería capaz de lograr por sí mismo la idea de propiedad privada y a garantizar su protección o eso precisa necesariamente de una estructura estatal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *