Los pesos emitidos llegarían hasta la Luna o equivaldrían a 45 Aconcaguas

Buenísimo el artículo de Hernán de Goñi en el diario Cronista respecto a la magnitud de la emisión monetaria en Argentina: http://www.cronista.com/finanzasmercados/Emision-astronomica-se-puede-llegar-a-la-Luna-con-los-billetes-de–100-impresos-desde-2003-20140926-0016.html

Emisión pesos

Reproduzco algunos de sus párrafos donde comenta un estudio que midió el volumen de la emisión:

“Sin pretender buscar evidencias para discutir la Teoría Cuantitativa del Dinero, un grupo de economistas empezó a hacer cuentas con la base de datos del Banco Central para obtener algunas evidencias físicas que le dieran una dimensión real a esta discusión.”

“El primer número que delimitaron es la cantidad de billetes de 100 pesos que circulaba en la economía en el 2003 (en el arranque de la gestión de Néstor Kirchner) y su variación en los años siguientes, hasta obtener el acumulado al 2014. Luego midieron su magnitud en centímetros (6,5 de alto por 15,5 de ancho) y se preguntaron: si pusiéramos uno al lado de otro ¿qué obtendríamos? El resultado -puesto en conocimiento de este diario- es, de alguna manera, escalofriante.”

“Si formáramos un camino con los 2430 millones de billetes de $ 100 impresos en este período (casi doce años) tendríamos una traza de 380.000 kilómetros, equivalente a la distancia entre la Tierra y la Luna. Esa distancia equivale también a dar casi 10 vueltas (9,5 para ser más precisos) al globo terráqueo.”

“Si los pusiéramos uno arriba del otro (una pila de 1000 billetes tiene 13 centímetros de altura) se podría construir una torre de 316 kilómetros de altura, equivalente a 45 Aconcaguas, la montaña más alta de Argentina.”

Luego hace una comparación entre el desempeño del peso y del dólar:

“Para no generar un cálculo abstracto, buscaron un punto de comparación. Acudieron a las estadísticas de la Reserva Federal de los Estados Unidos, y buscaron la cantidad de billetes de 100 dólares que circulaban en 2003 y en el presente. La comparación (incluida en la infografía que ilustra esta nota) muestra que en el primero de esos años la proporción entre billetes argentinos y estadounidenses era de apenas 4%, y que en el 2014 había trepado a 25%!”

“La correlación entre ambas monedas no favorece a la Argentina. Según un cálculo que difundió el economista Federico Muñoz, entre 1985 y 2010 (período que incluye dos hiperinflaciones) el billete de mayor denominación que tuvo el país equivalía, en promedio, a u$s 85. Hoy con un billete de $ 100 se obtienen menos de u$s 7 en el mercado informal y casi u$s 12 en el oficial.”

“Más allá del debate sobre el efecto inflacionario de semejante nivel de emisión de pesos, en el ámbito doméstico también se discute sobre las distorsiones prácticas que esta situación genera en la vida cotidiana. Para empezar, las operaciones inmobiliarias en pesos se vuelven casi impracticables por la cantidad de billetes que obligan a mover (un efecto colateral que refuerza la presencia del dólar como moneda de referencia). Hasta retirar el sueldo de un cajero automático se vuelve una odisea, porque los cajeros en general no entregan más de 20 unidades por extracción. Todo esto sin contar con el hecho de que si todos intentan hacer lo mismo, en los primeros días del mes no hay red Banelco ni Link que resistan.”

19 pensamientos en “Los pesos emitidos llegarían hasta la Luna o equivaldrían a 45 Aconcaguas

  1. Al leer este articulo equilale la ironia,si colocamos un billete llegamos a la Luna,en base al desproposito de la emision monetaria, eso se debe al deficil fiscal desordenado y no controlado,que produce el gran gasto publico,que debe ser respaldado con la emision de pesos billetes de 100. A su vez esta descomunal emision,sin fondos de dolares del Banco Central. Todo esto produce una inaceptable inflacion tantos en los precios de mercado como en los servicios publicos y privados,que disminuye el poder arquisitivo del salario,y la desconfiansa economica que provoca en la empresas que quieran invertir en el pais.

  2. Con este artículo nos damos cuenta que la cantidad de billetes de $ 100 emitidos en tan pocos años parece ser realmente excesiva. ¿Cuál es la solución a esto? (que no sea, para cambiar lo reflejado por este estudio, emitir billetes de menores dimensiones y espesor…). Dejen de emitir. ¿Es tan difícil?. ¿No llegan a cubrir las erogaciones?: Achiquen los gastos. El gran principio de la economía, que “los recursos son escasos” y “las necesidades son infinitas” parece no ser entendida por quienes manejan el país, ya que al tener déficit lo solucionan “dándole a la maquinita”, con los perjuicios que ello ocasiona. Al ser tanta la inflación en un transcurso corto de tiempo, resulta claramente ostensible cómo perdió el poder adquisitivo nuestra moneda, y se puede notar hasta con el billete de mayor denominación de nuestro sistema, que es el de $ 100 (y ni hablar de las monedas propiamente dichas).
    Si seguimos así, o empiezan a emitir billetes de $ 200, $ 500, y de $ 1000, o para manejarnos en la vida diaria vamos a necesitar bolsillos mucho más grandes.

  3. La creación de moneda es una fuente de ingresos públicos para el Estado. Es un recurso conocido y empleado desde la antigüedad, ligado al derecho de acuñación de moneda y también vinculado al fenómeno inflacionario. La inflación, en cuanto pérdida del valor adquisitivo de la moneda, es un fenómeno puramente económico, pero que posee innegables repercusiones jurídicas.
    Algunos sostienen que la inflación puede ser vista y considerada como un impuesto en sí misma. Puede apreciársela como un gravamen sobre activos monetarios, de carácter encubierto, que recorta el poder adquisitivo de la moneda en circulación y que, por ende, quita parte de la riqueza, poseída en moneda, por cada uno de sus tenedores. Por este motivo, la gran mayoría decide desprenderse cuanto antes de sus activos monetarios, para adquirir riqueza que no se devalúe, por ejemplo, alguna moneda extranjera fuerte o algún bien.
    Es verdad que, sin dudas, una de las distorsiones prácticas que esta situación genera en la vida cotidiana, es la gran dificultad en la compra de inmuebles, razón por la cual, hoy en día, hay una gran cantidad de gente alquilando.
    Dejo una artículo del diario La Nación de hace unos días sobre la caída del mercado inmobiliario en Capital Federal.
    http://www.lanacion.com.ar/1725792-se-mantiene-la-caida-del-mercado-inmobiliario-de-capital-federal

  4. El aumento de inflación hace descender el valor de la demanda de dinero. El dinero en efecto pierde valor y esto acelera el aumento de precios.
    En el transcurso de la semana escuche a un economista que explicaba, que el problema no es cuánto cuesta conseguir dólares en el mercado cambiario, si no cuánto vale el peso argentino. Cuantos centavos de dólar hay que poseer para conseguir un peso argentino.
    Según los economistas seria la emisión excesiva de moneda lo que hace que esta se deprecie y pierda valor. Argentina en el 2012 emitió 5 veces más moneda que Estados Unidos.
    “Frente a esa situación, la agencia de calificación de riesgo Moody’s proyectó que, en el largo plazo, “los bonos en pesos no son atractivos porque la inflación está erosionando el capital”. La elevada emisión monetaria, según los analistas, no hace más que alimentar la inflación que, según reportes privados, este año rondará el 25%.” (1)

    (1) http://www.lagaceta.com.ar/nota/527113/economia/argentina-emite-cinco-veces-mas-estados-unidos.html

  5. Qué gran problema está formando el kirchnerismo para las generaciones futuras. En 11 años de su paupérrima gestión, todavía no entienden que la emisión es contraproducente; a eso sumado los controles cambiarios, el cierre de las importaciones y el enorme gasto público que existe del estado para fomentar la confusión entre gobierno y partido político. Yo ya creo que no lo hacen de ignorancia, puesto que un pibe de 14 años puede fácilmente entender que todo lo que hacen está mal, sino que las medidas que toman las realizan de una forma tan sistemática para darles espacio a poder acrecentar sus arcas patrimoniales personales. Dijeron que iban por todo, pero nunca aclararon que iban por el capital del pueblo para satisfacer gustos personales.

    Es absolutamente deplorable que unos cuantos inescrupulosos tengan el poder de limitar y reducir el poder adquisitivo de nuestra moneda, cercenar los derechos otorgados por nuestra Constitución con respecto a la adquisición de moneda extranjera -en casi ninguna parte del planeta sucede-, e implosionar tanto el mercado Inmobiliario como el automovilístico.

    Da absoluto miedo el solo hecho de pensar que podemos llegar a la Luna con todos los billetes emitidos. Si seguimos por este mismo camino volveremos a la década del 80 con la hiperinflación escalofriante, con el problema que ahora no hay nadie igual que nos pueda salvar, como en los 90, aunque a muchos les duela.

  6. El dinero, pese a que carezca de valor intrínseco, sigue las mismas reglas que cualquier otra mercancía. Está sujeto a las implacables leyes de la oferta y la demanda. Pero tiene una particularidad: a diferencia de otras mercancías, puede ser creada a partir de la nada, con la famosa “maquinita”.
    Esta facilidad ha llevado a los gobiernos del mundo que quieran financiarse sin costo político a corto plazo a fabricar dinero sin generar riqueza real, llevando así a que el incremento en la oferta de dinero disminuya su valor relativo. A medida que el valor del dinero disminuye, se produce una “huída” del dinero.
    Hoy en día la gente escapa de los pesos lo más rápidamente que puede, y en nuestro país, por razones históricas y culturales, huir del peso es sinónimo de adquirir dólares. Ello, a la vez, genera que el “precio” del dólar “aumente”, produciendo aún mayor inestabilidad en un país en donde la moneda cae todos los días y todos están antentos a los movimientos del dólar. La incertidumbre provoca que toda inversión de capital sea riesgosa, y la compra de dólares pasa a ser la apuesta más segura para ahorrar sin perder valor, mientras el consumo se reduce acomodándose a este clima de incertidumbre y caída del valor real de los salarios. El problema de esto es que constituye la receta ideal para una recesión en el medio de la inflación. Y allí tenemos los dos males que los economistas clásicos pensaban que eran excluyentes, pero que en la modernidad se combinan para generar la estanflación.
    Una vez que se ingresó en este ciclo la salida no es sencilla. Reducir la emisión monetaria va a agravar la recesión en el corto plazo, pero a la postre va a reducir la inflación, dando lugar a una lenta recuperación. Pero el daño está hecho, y la cura llevará tiempo.

  7. Las evidencias físicas que expresa el presente post son útiles a los efectos de apreciar la magnitud de la emisión monetaria en nuestro país.
    La creación de moneda es una fuente de ingresos públicos para el Estado. Es un recurso conocido y empleado desde la antigüedad, ligado al derecho de acuñación de moneda y también vinculado al fenómeno inflacionario, considerado como un impuesto sobre el uso del dinero que se halla en manos de privados.
    Los Estados han recurrido a ella asiduamente debido a las grandes ventajas que le proporciona su correlato- la inflación- en comparación con otras figuras impositivas: es dificil de evadir, posee una gran generalidad porque la soporta toda a población y es de fácil gestión admnistrativa. Además, ocasiona cierto efecto anestécico sobre la percepción de la población que la siente de manera distinta a como percibe un nuevo impuesto o el aumento de los ya existentes. Por otra parte, causa un aumento indirecto en el tipo impositivo de los impuestos progresivos. Al emitir moneda con efectos inflacionarios, el Estado reduce la capacidad de pago de los particulares y aumenta la propia en la misma medida al elevarse el nivel relativo de los precios.
    Asimismo, suele ser empleada para licuar y reducir su deuda pública, sobre todo la que es a largo plazo, ya que va devolviendo el capital y pagando unos intereses con la moneda que, nominalmente es la misma, pero que posee cada ve menos valor adquisitivo.
    En definitiva, por medio de ella los gobiernos subsanan su ineptitud e ineficacia en la asignación de los recursos escasos y ello explica la proporción considerable de moneda emitida por nuestro país.

  8. ¿es la economía del 2003 la misma de hoy? ¿ sufrió variaciones?
    El nivel económico no es el mismo,

    El recorte de información no siempre es bueno y muchas veces es mejor ver los números en la hoja y no fuera. La argentina, el mundo no es el mismo que hace once años, hay movimientos poblacionales, incremento de la población, cambio en las necesidades, y en ese lapso algunas economías crecieron y otras no tanto. Si no me equivoco el crecimiento o no se conoce por el PBI. En estos años ese índice fue positivo en la argentina, lo que muestra si no me equivoco que la producción creció, aumentando en volumen y puestos de trabajo. Ahora, el punto que nos preocupa es la emisión, en realidad la inflación.

    Para bajar la emisión, necesitamos recorte, no?. Pero como reemplazamos ese dinero, esa es la pregunta.
    En una de las primeras cosas que pensamos es en los subsidios, pero en los subsidios que no nos toca, por que en cuanto se tocan las tarifas, ponemos el grito en el cielo, otra opción para bajar la emisión, seria que nos dediquemos menos a evadir y nos preocupemos mas por que se emitan las facturas al hacer las operaciones, que nos alejemos de la economía en negro.

    Entonces, por que si la economía creció estos diez años estamos con esta inflación, donde esta la plata, donde está ese crecimiento.
    Y me pregunto, como se bajan los precios, es la pregunta, con mas OFERTA, entonces, como incrementamos la oferta, con mas producción con mas inversión, entonces como hacemos que haya mas inversión, por que no hay inversión.

    Quisiera además hacer un breve comentario en cuanto a la correlación del peso y dólar, en el lapso 1985 / 2010. Entran los diez años de convertibilidad, del uno a uno, del hermoso imaginario momentáneo que logramos gracias a la venta del país.

    Tendríamos que dejar de que nuestro aporte sea la critica y tratar de aportar algo, me pregunto si los que pregonan recortes, renunciaron a los subsidios, si miran futbol para todos, si pagan los impuestos, si evaden, si consumen el mercado en negro, si piden factura,

    El cambio empieza por casa.

  9. Con el post pone en evidencia la excesiva emisión a la que ocurren los gobiernos para poner financiar el gasto publico, con los efectos nocivos que ello produce.

    Se sostiene que una de las medidas para apaliar la inflacción consiste en la emisión de dinero, lo cual resulta sumamente grave, en primer termino, por que la historia demuestra que los gobiernos emiten más alla de la “cantidad necesaria” ( termino que varia de acuerdo al gobierno de turno), en segundo termino, la emisión provoca la perdida del poder adquisitivo del dinero circulante, lo que trae una cadena de efectos, quizas el más relvante es el aumento en los precios lo que trae a su vez el menor disfrute de los bienes y servicios por parte del consumidor

    Lo dicho con anterioridad es facil de comprobar por nosotros mismos sin necesidad de ser economicas, mediante una comparacion de cuantos bienes o servicios adquiriamos con $100 hace diez años y en la actualidad.

  10. Comparto la mayoria de las opiniones. Me da la impresion de que como pais, estamos haciendo las cosas al reves. Este articulo pone en evidencia la emision desmesurada de dinero que se produjo los últimos años, y me parece que los resultados están a la vista: inflación (ya que esta excesiva emisión no tiene su correspondiente respaldo), perdida del poder adquisitivo, devaluación de nuestra moneda, etc. Creo que esta clarísimo que la solución a los problemas no esta en emitir moneda sin parar, por el contrario, probablemente habría que empezar por achicar el gasto publico.
    A mi me parece que para llegar en algún momento a ser el país que a todos nos gustaría, lo que hay que hacer es actuar pensando no solo en el hoy y en el ahora, sino también en el futuro. Suele pasar que los gobiernos actúan o toman medidas en busca del beneficio propio y a corto plazo, desligándose así del problema para que se hagan cargo los que vienen mas adelante. Así dudo que alguna vez lleguemos a algo y como dijo alguien mas arriba, el cambio empieza por casa. Con esto no me estoy refiriendo únicamente a los gobernantes, hablo también de todos nosotros como ciudadanos y parte de este país.

  11. Leyendo este articulo se ve viene una pregunta que influye tanto en mi con en cualquier joven que se gana la vida trabajando día a día para llegar a satisfacer sus necesidades con sus escasos recursos. ¿ Como hago para poder comprar mi propia casa? El mercado inmobiliario esta estancado porque los vendedores no quieren otra cosa que dolar y los pocos que aceptan pesos en el pago tendrían que “alquilar un volquete para que el comprador le entregue el dinero”. El Estado no regula como debería la emisión de moneda porque lo único que hace es desvalorizar nuestro dinero, que cada vez sea peor satisfacer nuestras mínimas necesidades como la de tener una casa propia y las comparaciones que hace el autor con la cantidad de billetes tendría que minimamente hacer replantearse que y como se esta pensando en política económica.

  12. El artículo es muy interesante y al mismo tiempo muy triste.
    Las políticas públicas que se toman, en este caso, la inyección de dinero para tratar de llevar al mercado al óptimo de Pareto por los fracasos que se presentan en el mismo, nos muestra que la política también tiene fallas, la cual se ve en que el político que busca beneficios en el corto plazo y posterga los costos para futuro, repercutiendo esto en los futuros votantes y en la futura economía del país. Con la gran necesidad de que el funcionario tenga bien presente el impacto de sus decisiones en la sociedad, en la economía del Estado.
    También está la cuestión del votante, racionalmente ignorante, cuya apatía a la política se centra en no poder expresar su preferencia por un tipo de política al valer todos los votos lo mismo, por no tener la posibilidad de opción a la hora de votar (porque selecciona un “paquete”, es decir, a una plataforma política ya armada y sin variantes) y por no tener incentivos ,al haber escasos beneficios que le puedan generar directamente a él y en las cargas que se reparten en la sociedad. Esto lleva a que el votante no pueda interferir constantemente en lo que ha elegido, y aunque pudiera sería una tarea a la cual el mismo ciudadano se mostraría apático o poco interesado en realizar el costo de su tiempo en involucrarse en ella.
    Con una figura del Dictador benevolente brillando por su ausencia y en vez de ella encontrarse con la presencia de quienes ejercen la titularidad de todo en el Estado sin pensar en quienes los han votado. Hay dirigentes que solo piensan en sobrellevar su mandato de turno, tapando las filtraciones en el bote de la nación y pasando este problema a quien le siga en el mandato hasta que la economía del país no soporte más.

  13. Muy interesante la comparación, tener una noción física de la magnitud de la emisión ayuda a comprender mejor el fenómeno de la inflación.

    Sin duda que el exceso de emisión monetaria, como todo exceso, trae aparejado consecuencias negativas, muchas de las cuales requieren de políticas económicas complejas como es frenar la emisión o al menos controlarla y reducirla en gran medida. Pero hay otras consecuencias negativas de este fenómeno que si podrían ser solucionadas en forma rápida y eficaz sin que haga falta mayores decisiones, tal es el caso planteado en el artículo de las transacciones líquidas de gran magnitud que pasan a ser sumamente “incómodas” por la gran cantidad de billetes que implican intercambiar. Para solucionar esto bastaría con emitir billetes de $500 o hasta de $1.000 pesos argentinos, pero para un Estado tomar la decisión de aumentar el valor de su billete más caro implica reconocer tácitamente la devaluación de la moneda y la rápida inflación, y eso es algo que en Argentina no sucede hace años a nivel político, reconocer la realidad económica del país. Toda decisión económica es también política, y viceversa.

  14. El articulo habla por si solo. Esta enorme emision de dinero que realiza el Estado carece de respaldo, lo que genera el problema inflacionario, devaluacion de nuestra moneda a nivel mundial, deficit y demas problemas economicos. Pero el problema no se detiene aqui, hay que pensar que el proximo gobierno que venga va a estar ante una gran dificultad cuando quiera implementar una politica que no se base en la constante emision ya que va a haber una cantidad de dinero mucho mas grande de la habitual circulando en el pais y por lo tanto va a tener que buscar primero una solucion a este problema.
    La aparicion del dolar como moneda para los negocios inmobiliarios es una consecuencia logica debido a la gran cantidad de dinero que tiene que ser utilizado en estas operaciones. Personalmente creo que hace mucho tiempo tendria que existir en nuestro pais el billete de $500. Claro que implementar esto seria admitir que estamos ante un problema economico serio y reconocer una debilidad que parece que el Estado no tiene intencion de hacer.
    Como se dijo en comentarios anteriores, la perdida del poder adquisitivo de nuestra moneda tambien es un problema serio generado por todo lo expuesto el cual debemos resolver dejando de lado el beneficio a corto plazo del gobierno de turno y pensar en el bien general de nuestro pais.

  15. La comparación del artículo realmente asusta, pensar en la cantidad de dinero emitido y no ver resultados firmes sino negativos, tales como la inflación es realmente preocupante. Es lógico que la gente se respalde en una moneda mas firme como el dólar si vemos la constante devaluación de nuestra moneda y dado también por la historia que nuestro país tiene con repecto a la economía. La emisión monetaria, facultad estatal, deberia ser tomada y aplicada seriamente para al llegar al punto de semejante depreciación e inflación. Es sorprendente y preocupante vernque el artículo haga una comparación enrre la cqntidad de djnero emitida y los kilómetros para llegar a la luna, pero sobretodo es vergonzoso saber y leer que en este país con esta moneda nompodemos realizar compraventa de inmuebles., repito todos se respaldan en una moneda que no es la nuestra por su falta de confianza y validez tanto para el mercado nacional como internacional.

  16. LAMENTABLEMENTE ES ASI, PODRIAN LLEGAR A DECIR ALGUNOS QUE LOS ARGENTINOS ESTAMOS ACOSTUMBRADOS, PERO NO CREO QUE SEA ASI. EL HECHO ES QUE HASTA QUE NO CAMBIE SU FORMA DE PENSAR LA ELITE GOBERNTE Y NO SE GENERE CIERTA CONCIENCIA EN NOSOTROS ( LOS CIUDADANOS QUE, ADEMAS DE PODER EXPRESAR NUESTRA VOLUNTAD A TRAVES DE LAS URNAS, TAMBIEN PODEMOS HACERLO MEDIANTE MUCHAS OTRAS FORMAS MAS), LA DIRECCION DEL PAIS VA A SEGUIR SIENDO LA MISMA.
    ENTIENDO QUE EXISTE UN DESINCENTIVO EN LA INFORMACION ( Y ESTO ES FUNDAMENTAL) E INTERESES EN LOS FUNCIONARIOS QUE EN MAS DE LAS VECES PARECEN DESVIARCE DEL BIEN COMUN AL BENEFICIO PERSONAL.
    LA NECESIDAD DE MUCHOS DE OBTENER BENEFICIOS A CORTO PLAZO POR SOBRE LAS CONSECUENCIAS ” QUE NO SE VEN “, O LAS QUE SI SE PUEDAN LLEGAR A VER O NO A LARGO PLAZO, ENMASCARAN UNA RED DE CONSECUENCIAS QUE EN ALGUN MOMENTO ( COMO SIEMPRE SUCEDE ) DETONAN Y NUEVAMENTE VEREMOS AFECTADA NUESTRA CALIDAD DE VIDA. ESTAS CONSECUENCIAS LAS CARGAREMOS UNA Y OTRA VEZ MIENTRAS QUE, EN CIERTA MEDIDA CONTINU

  17. LAMENTABLEMENTE ES ASI, ALGUNOS PODRIAN LLEGAR A DECIR QUE LOS ARGENTINOS ESTAMOS ACOSTUMBRADOS, PERO NO LO CREO.
    EL HECHO ES QUE, HASTA QUE LA ELITE GOBERNANTE NO CAMBIE SU FORMA DE PENSAR Y NO SE GENERE CIERTA CONCIENCIA EN NOSOTROS ( LOS CIUDADANOS QUE, ADEMAS DE PODER EXPRESAR NUESTRA VOLUNTAD A TRAVES DE LAS URNAS, TAMBIEN PODEMOS HACERLO MEDIANTE MUCHAS OTRAS FORMAS MAS), LA DIRECCION DEL PAIS VA A SEGUIR SIENDO LA MISMA.
    ENTIENDO QUE EXISTE UN DESINCENTIVO EN LA INFORMACION ( Y ESTO ES FUNDAMENTAL) E INTERESES EN LOS FUNCIONARIOS QUIENES, EN MAS DE LAS VECES, PARECEN DESVIARCE DEL BIEN COMUN A SU SATISFACCION PERSONAL.
    LA NECESIDAD DE MUCHOS DE OBTENER BENEFICIOS A CORTO PLAZO POR SOBRE LAS CONSECUENCIAS ” QUE NO SE VEN “, O LAS QUE SI SE PUEDAN LLEGAR A VER O NO A LARGO PLAZO, ENMASCARAN UNA RED DE CONSECUENCIAS QUE EN ALGUN MOMENTO ( Y COMO SIEMPRE SUCEDE ) DETONAN , Y NUEVAMENTE, VEMOS AFECTADA NUESTRA CALIDAD DE VIDA.
    ESTAS CONSECUENCIAS LAS CARGAREMOS UNA Y OTRA VEZ MIENTRAS QUE, CONTINUEMOS VIENDONOS SEDUCIDOS POR LEGISLACIONES, QUE EN PRIMERA INSTANCIA PARECEN OTORGAR CIERTOS BENEFICIOS, PERO LUEGO TERMINAN TOCANDONOS EL BOLSILLO.

  18. Con estos ejemplos burdos se puede ver la manera del estado de autofinanciarse espuriamente a traves de la emision monetaria y de cubrir la demanda de moneda.
    Ademas se ve como afecta la inflacion el valor de la moneda comparandola con otra como el dolar, dejandola estancada y llevando a las politicas a elegir entre dos opciones como emitir moneda o buscar reformas en las estructuras productivas que lleven a aumentos de productividad y de mejoras en las cadenas de valor que reviertan el efecto inflacionario.
    generalmente los gobiernos optan por la primera, la facil y rapida, sin ver a futuro.

  19. Este artículo nos muestra una vez más la tendencia de los políticos a pensar medidas solo a corto plazo, y que en definitiva no benefician en nada al conjunto de la sociedad. Lo único que se logra con esta emisión desproporcionada es seguir desvalorizando la moneda y generando así una situación en que permanentemente nos vemos enfrentados a la continua pérdida de valor adquisitivo de la moneda, todo lo cual termina repercutiendo en el conjunto de la sociedad, que sufre las consecuencias de las políticas monetarias de turno, cada vez que éstas se planifican sin pensar en el largo plazo. Creo que cuando falta dinero, la primera medida que hay que tomar es reducir los gastos, y no emitir moneda sin respaldo, pues en definitiva se genera una situación ficticia, que luego es difícil revertir. Claro que achicar el gasto público es una medida que puede generar cierta resistencia de algunos sectores de la sociedad, y que el gobierno actual no está dispuesto a tomar. De hecho el gasto público ha aumentado en forma alarmante los últimos años, al igual que la emisión monetaria para poder solventarlo. http://www.lanacion.com.ar/1723258-el-gasto-publico-se-incremento-once-veces-en-la-ultima-decada Si bien el gobierno pretende achicarlo un poco mediante la quita de algunos subsidios a los servicios públicos domiciliarios, aún existen partidas de gastos que siguen incrementándose en áreas que realmente no parecen ser demasiado importantes si corresponde pensar hoy en reducir el gasto ante la evidente crisis que el país está atravesando. http://www.cronista.com/economiapolitica/Luego-del-default-el-Gobierno-aumento-el-gasto-publico-en–200.000-millones-20140802-0002.html . Financiar el aumento del gasto con emisión monetaria, puede en principio parecer una medida que reactiva el consumo, pero la realidad demuestra que muy por el contrario, pronto se ven las consecuencias , pues a medida que aumenta la inflación , cae el valor de la moneda, caen los salarios reales por la pérdida del poder adquisitivo, y el consumo cae. Es decir a largo plazo esta política trae recesión e inflación, pues no se generan los incentivos y las reglas propicias para atraer inversiones. En estas condiciones, en que el ahorro y el crédito no están al alcance de la mayoría de la población, es muy difícil reactivar el mercado inmobiliario….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *