Los precios de los factores de producción (incluso salarios), también los fijamos como consumidores

Con los alumnos de OMMA Madrid estamos leyendo a Mises, La Acción Humana, Cap XVI, (apartados 3 y 4) sobre los precios de los factores de producción. Dice Mises:

“Los precios de los bienes de orden superior (esto es, los más alejados del consumo), son finalmente determinados por los precios de los bienes de primer orden, u orden inferior, esto es, los bienes de consumo. Como consecuencia de esta dependencia, ellos están en última instancia determinados por las valoraciones subjetivas de todos los miembros de la sociedad de mercado.”

Mises3

Ahora bien, luego plantea una diferencia entre “valoraciones” y “precios”: “Sin embargo, es importante comprender que nos encontramos con conexiones de precios, no con conexiones de valoraciones”. ¿Qué quiere decir con esto?

Entiendo lo siguiente: son las valoraciones de los consumidores respecto de los bienes de consumo los que determinan luego los precios de todos los bienes intermedios y de los factores de producción que intervienen en el proceso de producción hasta llegar a la etapa final de consumo. Es decir, son las valoraciones de los consumidores de cigarros y cigarrillos las que determinan el precio del tabaco, pero en todo ese proceso que va desde la semilla del tabaco, su siembra, recolección, secado, molido y elaboración del cigarro, los precios transmiten las valoraciones de los consumidores finales, no las de los participantes de cada etapa. Estos reflejan las valoraciones finales.

De nuevo, es porque los consumidores están dispuestos a pagar cierto precio por el cigarro que luego se justifican todos los precios anteriores en la cadena de producción, hasta los primeros pasos o, como diría Mises, las etapas más alejadas.

Sigue Mises: “Los precios de los factores complementarios de producción están condicionados por los precios de los bienes de consumo. Los factores de producción son valorados en relación a los precios de los productos, y de esta valoración emergen sus precios.”…”Los precios de los bienes de consumo engendran las acciones que resultan en la determinación de los precios de los factores de producción”.

Este breve párrafo podría plantear cuestiones de importancia central en nuestras economías actuales. Por ejemplo, se deduce de ello que el nivel de la remuneración del trabajo en una cierta área de la economía depende, en última instancia, de las valoraciones de los consumidores respecto al producto final.

Esto sería difícil de entender para los sindicalistas. Deberían aceptar que las remuneraciones no están estrictamente determinadas por los empresarios que los contratan sino por los consumidores que están dispuestos a pagar el precio de los bienes que esos empresarios producen. El empresario simplemente combina factores de producción.

Esto es fácil de ver, por ejemplo, en algunos deportes o en el entretenimiento. ¿Por qué ganan tanto algunos futbolistas si no es porque los consumidores están dispuestos a pagar por ello, ya sea entradas, productos, etc? Lo mismo con actores o actrices famosos. ¿Qué explica si no sus altos niveles de remuneración?

Claro. Imagino que un sindicalista sentado a negociar los salarios con un empresario, no vería con agrado que le digan que, si quiere salarios mayores a los que pueden pagarse, vaya a hablar con los consumidores para que estos, a su vez, estén dispuesto a pagar más por los productos que ese trabajo produce. Pero eso es, en definitiva, lo que sucede. Los consumidores somos los que determinamos, en definitiva, la remuneración de los distintos factores de producción, entre ellos el trabajo, y también.

Comenta Mises más adelante:

“Compitiendo en cooperación y cooperando en competencia toda la gente es instrumental en obtener el resultado, esto es, la estructura de precios en el mercado, la asignación de factores de producción a las distintas ramas de satisfacción de necesidades, y la determinación sobre la porción de cada uno”.

Comprando o absteniéndonos de comprar, no solamente decidimos sobre las cosas que tendremos o no, sino mucho más, toda la configuración del mercado.

24 pensamientos en “Los precios de los factores de producción (incluso salarios), también los fijamos como consumidores

  1. Guía de Discusión de la Unidad 7 de MICROECONOMÍA
    Juan A. Burillo
    14/11/2015

    RESUMEN DE TEXTO

    El mercado es un proceso con múltiples actores que no puede ser explicado desde la visión parcial de cada una de las relaciones existentes. Aún así se puede realizar una aproximación al proceso estableciendo una relación circular empezando por la valoración subjetiva de un bien por parte de los consumidores, lo cual es el primer eslabón de la cadena causal. A continuación están los comerciantes como gestores de la demanda que se relacionan con los productores o empresarios como gestores de la oferta; ambos negocian los precios a través del bien convertible por excelencia, el dinero. Ambos comerciantes y empresarios son los catalizadores del mercado como reacción bidireccional, pues son los empresarios quienes pujan por lo bienes de producción que incluyen a los trabajadores que también son consumidores y aquí se cierra el círculo.
    Enfrentado con el futuro incierto y desconocido, el hombre solo puede auxiliarse de dos guías: su conocimiento del pasado y su capacidad de comprensión e intuición para prever el futuro.

    TEMAS NOVEDOSOS O IMPORTANTES

    • La existencia del límite en la producción que establece el punto en que se igualan costes e ingresos marginales
    • El hecho que el concepto de marginalidad puede aplicarse tanto a valoraciones subjetivas como a su cuantificación vía precios

    TRES PREGUNTAS QUE LE HARÍA AL AUTOR

    • ¿No existe una contradicción entre el principio general de costes que establece un volumen de producción cuando costes e ingresos marginales se igualan, con el principio de las economías de escala que disminuyen los costes unitarios?
    • El texto de Mises explica la competencia de los empresarios por los factores de producción como la clave del éxito en la asignación adecuada de recursos y en definitiva la obtención del beneficio empresarial. Siendo esto cierto, ¿no cree usted que, hoy en día, es tan importante la competencia en la obtención de patentes, know-how y la mejora de los procesos productivos y de distribución?
    • Mises describe el mercado, de una forma brillante pero algo filosófica, de la siguiente manera:

    El mercado es un proceso coherente e indivisible. Es un entretejer de acciones y reacciones, de cambios y contracambios. Nuestra imperfección metal, sin embargo, oblíganos a dividir en partes esta unicidad de la mecánica mercantil, al objeto de poder analizar por separado cada uno de los correspondientes fragmentos. De ahí que, al emplear tan artificiosa segmentación, nunca deba olvidarse que estas porciones, dotadas de aparente existencia autónoma, no constituyen más que intelectuales arbitrios. Se trata de partes de un todo que, separadas del conjunto, ni siquiera podemos dilucidar cumplidamente.

    Mi interpretación, es la siguiente:

    El mercado se asemeja a un sistema de ecuaciones diferenciales que solo a través de interacciones sucesivas pueden ser resueltas en tiempo real, si bien, debido al hecho de que las condiciones son cambiantes y las transacciones alteran las condiciones continuamente, no puede haber certeza alguna en la validez de los resultados de dicho sistema de ecuaciones mas allá de un delta de tiempo.
    ¿Es esto correcto?

  2. La ley de los costes (MISES)
    La premisa inicial de Mises es que los precios de los bienes de orden superior, vienen determinados por las valoraciones que los consumidores hacen de los bienes de primer orden, que se traducen en precios determinados por los pares marginales de las valoraciones de compradores y vendedores. Los precios de los bienes de consumo dan la información necesaria a los empresarios, para que valoren y combinen los bienes de órdenes superiores, para poder ofertar bienes de primer orden, a precios aceptables para los consumidores. Mises también nos dice que no hay que confundir los precios con las valoraciones. La valoración es algo subjetivo y lo único que puede hacer con las valoraciones es ordenarlas, pero no es posible al valorar utilizar unidad de valoración alguna. Por tanto no se puede operar con las valoraciones como si fueran precios. Solo cuando el mercado determina precios es posible el cálculo económico, sin mercado todo precio es arbitrario. La formación de los precios que los empresarios suponen para el futuro se basa en los precios actuales y en la comprensión que el empresario tenga del futuro. El empresario intenta adivinar los precios que el mercado determinara en el futuro, pero no tiene la seguridad de que su apuesta sea correcta. La formación de los precios es una tarea social, todos contribuimos a hacerlos compitiendo en la cooperación y cooperando al competir.
    En los costes el empresario debe de tener en cuenta que cada unidad de producto que añade a su producción incrementa sus costes. A esto se le denomina coste marginal del producto. A la su vez cada nuevo producto ofertado al mercado reduce su valor marginal pues los consumidores que demandan ese bien lo hacen con menor valoración que los que ya lo han adquirido. A este hecho lo denominamos valoración marginal decreciente. La combinación de estas dos tendencias no lleva a la conclusión que como la valoración del consumidor es decreciente y el costo de producción marginal es creciente, llegara un momento en que al empresario no le interesara incrementar la producción pues el precio no le compensara los costes.
    Mises también no explica que los factores de producción pueden ser clasificados en dos tipos:
    Perfectamente divisibles que son aquellos que cada nuevo incremento de producción suponen un incremento proporcional de los mismos.
    Los no perfectamente divisibles que son aquellos que solo se pueden incrementar en una cantidad discreta y cada unidad añadida supone un incremento de la capacidad de producción determinada. Por ejemplo para producir una unidad mas de producto una fabrica puede necesitar comprar una maquina que puede fabricar esa unidad y N mas sin tener que incrementar el costo por el factor maquina.
    Temas novedosos e importantes.
    En primer lugar que los diversos temas en que se divide el estudio del mercado son construcciones para comprender mejor su funcionamiento, pero el mercado es un todo indivisible y interrelacionado.
    Las valoraciones son subjetivas y no medibles y por tanto no objetivables. El mercado convierte estas valoraciones subjetivas en precios que permiten el calculo economico.
    Preguntas
    La regla que dice que el precio de un bien de capital, suponiendo que el bien no sufre depreciación por el paso del tiempo, se puede calcular dividiendo su rendimiento anual por el tipo de interés ¿es cierta? Ejemplo. el precio de un piso que se pueda alquilar por 12.000 Euros al año, suponiendo que el tipo de interés vigente es del 5%, se debería vender por 240.000 Euros
    Dado que los precios de los bienes de capital están relacionados con los tipos de interés ¿Los bancos centrales al manipular los tipos de interés cambian el precio de los bienes de capital? ¿En que medida pueden hacerlo?
    Para que se pueda realizar cálculo económico es necesario que exista mercado, pero en la realidad todos los mercados están intervenidos por el estado en alguna medida ¿Cuáles son las condiciones mínimas de libertad que tiene que tener un mercado para que el cálculo económico que se obtenga de mismo sea valido? Por ejemplo: en España se genero una burbuja inmobiliaria debido a que la intervención del estado en el mercado del suelo es tal, que el cálculo económico que los empresarios de la construcción y los banqueros sacan del mismo es pura basura.

  3. 1-Resumen de los textos:

    El precio de los bienes de orden superior viene determinado por el precio de los bienes de consumo.
    Los Empresarios en su deseo de satisfacer sus propias necesidades y mejorar su situación actual intentan estimar cual será el precio futuro de los bienes de consumo. Para realizar esta estimación parten de los precios pasados más inmediatos; los precios del pasado no aseguran nada, pero sirven de punto de partida. Si estiman que pueden obtener una ganancia económica, entonces, están dispuestos a incurrir en costes hoy y adquirir bienes de orden superior. Los empresarios compiten por los bienes de orden superior y esta competencia es la que determina su precio.

    Al aumentar la producción de un bien aumenta también el uso de factores de producción relacionados con la producción de dicho bien. Este aumento en el uso de los factores de producción normalmente hace aumentar su precio y esto aumenta los costes de producción. Al mismo tiempo que aumentan los costes, al haber más oferta disponible del bien en el mercado; se reduce el precio de venta del bien. Esto indica a los empresarios las unidades del bien que se deben producir.
    Los costos son subjetivos. La computación de costos no es una fórmula matemática.

    2-Temas novedosos o importantes:

    Es novedoso el mecanismo de determinación de la cantidad de bien que se debe producir.
    Considero que este mecanismo es importante. Es difícil, sin tener los conocimientos adecuados, llegar a la conclusión de cómo se determina que se debe producir y en qué cantidad. Parece que sea algo que está dado y que es fácil. El pensar de ese modo hace que la sociedad no valore la labor del mercado y de los empresarios; y crea que el estado puede organizar y centralizar estas labores.

    3- Tres preguntas que haría al autor:

    -¿Qué otros indicadores, a parte del precio más inmediato, ayudan al empresario a determinar los precios futuros? ¿Qué indicadores podrían tener en cuenta para prever una caída de precios generalizada de los bienes que producen y evitar casos como el de la quiebra de constructores, promotores… en el estallido de la burbuja inmobiliaria?
    -¿Cómo determina el estado actualmente el precio del factor trabajo que utiliza sin la guía del mercado? ¿Utiliza el precio de mercado de sectores similares? ¿Cómo determina la cantidad de servicios o bienes a ofrecer?

  4. Estoy totalmente de acuerdo con el esquema general de Mises y con el análisis efectuado, sin embargo, si se produce un análisis más en profundidad, nos damos cuenta de que muchas de las simplificaciones que hacemos los docentes con la loable intención de facilitar el aprendizaje a nuestros alumnos y a las personas que nos leen, pueden ser peligrosas (casi tanto como las que criticamos a los modelos matemáticos…y he dicho casi.). La relación existente entre necesidades, valoraciones, utilidades, bienes-servicios, y precios pagados por éstos, es extremadamente compleja, por lo que las relaciones directas y unidireccionales causa-efecto deben utilizarse con suma cautela.

    Por ejemplo, en la negociación con sindicatos o representantes de los trabajadores, el argumento que dice: “como los compradores están pagando X por lo que producimos eso implica que yo, empresario, me quedo al margen y tú –trabajador- tendrías que hablar con los consumidores para convencerles de que pagaran más –lo cual es absurdo-”, viene a ser una simplificación incorrecta y fácilmente atacable por los trabajadores, ya que el precio pagado por los bienes que produzco debe cubrir todos los factores de producción empleados, por lo que la relación de precios de dichos factores de producción está internamente vinculada. Si yo, como empresario, estoy haciendo una mala o deficiente gestión, y estoy pagando precios excesivamente altos por otros factores, puede influir en que no pueda pagar más por el resto –incluidos salarios-. Si considero que existe esa mala gestión, que existe despilfarro, mala política de costes, pago excesivo de dividendos, etc., eso me daría derecho a discutir el precio pagado por mi servicio –trabajo- directamente con el empresario, y este no tendrá ya la excusa de decir que determinados salarios son más bajos porque el consumidor no está dispuesto a pagar más por los precios finales de los bienes producidos.

    Por desgracia, cuando analizamos la realidad siempre se complican las cosas. Sólo si el empresario convence a los trabajadores de su error y rebate todos sus argumentos en una discusión –que puede acabar en conflictos y/o en los tribunales- estaría justificado el argumento dado. En ocasiones argumentos claros y lógicos que en teoría son correctos, al bajar a la realidad se complican por la infinidad de variables que se interrelacionan.

  5. 1. Resumen

    Los precios de orden superior dependen de los precios de bienes de consumo, lo que hace que los primeros dependan en definitiva de las valoraciones subjetivas de los individuos. Ahora bien, hay interconexión de precios, no de valoraciones. El método de Gossen y cia. advierte que la determinación de dichos precios está liagada intrínsicamente a la mecánica del mercado (sin mercado no es posible el cálculo económico de los precios). La competición entre empresarios (usando la infroamción de los precios pasados inmediatos) impide además la supervivencia de precios falsos para los factores de producción y de toda actividad productiva no encaminada a satisfacer las necesidades más urgentes de la forma más barata posible de los consumidores.

    En cuanto al cálculo de costes, debe tenerse en cuenta que si aumenta la cantidad de factores invertidos en la producción de un bien de consumo, también aumenta el poder del mismo para suprimir el malestar (satisfec mejor la necesidad) y que ampliar las existencia de bienes de consumo exige proporcional incremento en la cuantía de los factores de producción invertidos o incluso un aumento más que proporcional a la producción obtenida. Así, cuanto cuanto más se incrementa la producción de determinados bienes, dicha producción requiere más recursos que deben de utilizarse en detrimento de otros bienes.

    Comentarios

    A mi me sigue pareciendo muy interesante la forma en que las valoraciones subjetivas son el pilar de los precios, y la forma en que la intervención del mercado permite el cálculo económico de los mismos a través de la participación de todas esas valoraciones en dicho mercado.

    Preguntas:

    ¿Son burbujas (inmobiliarias, de internet, etc.) una consecuencia de las valoraciones subjetivas de los individuos, y por tanto un hecho normal en una economía de mercado libre? ¿O influyen acaso otros factores?

    ¿Como pudo determinar Apple el precio del iPhone o iPad, si los consumidores no sabían ni que querían esos productos hasta que fueron creados?

  6. Resumen:

    La demanda de los consumidores fija los precios, cuando compran o rechazan lo que el mercado les ofrece. Indirectamente fijan también los precios de los bienes de orden superior, los que sirven para producir los bienes finales que consumen, pues es el precio final de los productos el que permite o prohíbe precios altos en los bienes previos con los que se fabrican. Al igual que fijan los precios de toda la cadena de producción de bienes finales, acaban fijando la remuneración de los factores de producción: capital y trabajo. En último extremo los salarios son fijados por la demanda de los bienes fabricados.

    Esto es en condiciones ideales. Los salarios tienen una baja flexibilidad (al menos en Europa) y lo que ocurre es que el volumen de la demanda no repercute tanto en el importe de los salarios como en el volumen de empleo de los sectores. Por ejemplo, con la reducción de la demanda inmobiliaria los salarios en la construcción se han visto reducidos, pero el volumen de empleo en el sector ha disminuido en un grado mucho mayor.

    Novedad:

    La claridad con la que Mises explica algo que los comerciales conocen desde hace mucho tiempo: que el consumidor es el rey. Sus decisiones de compra o rechazo marcan el paso a toda la economía y deciden en última instancia que productos se van a fabricar y que productos se abandonan. No sólo eso, también cuánto puede ganar cada uno de los factores de producción.

    Preguntas:

    La exposición de Mises es muy clara pero ¿por qué no incide más en la influencia de las rigideces del mercado? Esto es singularmente importante en la influencia de las decisiones de compra sobre los salarios.

    La valoración de los bienes basada en la utilidad de uso lleva a conclusiones extrañas: que el valor marginal de los bienes puestos a la venta por los intermediarios puede ser inferior al precio pagado por ellos, por lo que pueden ser vendidos a saldo con pérdidas. ¿No es esto sólo es válido para ventas de una sola vez? (lotes únicos)

    Los intermediarios actúan con una valoración retardada: el valor subjetivo de los productos del próximo pedido estará condicionado por la intensidad de la demanda que he percibido hoy. ¿No debería Mises tener en cuenta que los vendedores tienen memoria y utilizarán la información del precio para repetir o anular pedidos del mismo producto? Su valoración de utilidad de los productos a la venta no derivaría de la utilidad de uso sino que se trasladaría al precio posterior que están dispuestos a pagar al mayorista.

  7. Resumen: El precio de los bienes de orden superior.
    El mercado es un proceso indivisible que nos vemos obligados a subdividir para poder analizarlo.
    Los precios de los bienes de orden superior vienen determinados por los precios de los bienes de consumo que los integran y por lo tanto determinados por las valoraciones subjetivas de los consumidores. Los empresarios compiten por los factores de producción con los que piensan que conseguirán beneficios vía venta de los bienes que producirán, y es esta competencia la que da precio a los factores productivos, con un límite máximo marcado por el precio previsto del futuro bien de consumo y como límite mínimo el ofrecido por los demás demandantes de factores de producción.
    Los precios de los factores de producción se determinan en función de los precios futuros de los bienes de consumo que producirán y no de los precios pasados que son un mero punto de partida para intentar comprender el futuro.
    Los costos en términos de cálculo económico son las sumas dinerarias que es necesario desembolsar para adquirir factores de producción en el mercado, con el objetivo de producir bienes que vender a un precio que cubra esos costes y le reporte un beneficio al empresario. Si el precio que obtiene es inferior al de los costes querrá decir que esos factores de producción escasos eran más urgentemente valorados por los consumidores en ortos procesos productivos.
    El principio general de los costes, que se explica en términos de marginalidad, determina hasta que nivel de producción llegarán los empresarios. Debido a que el coste marginal es creciente y a que el ingreso marginal es decreciente, el empresario producirá hasta que estos se igualen.
    La computación de costes es siempre subjetiva, no es un proceso aritmético, y esta influida por el criterio del empresario acerca de cual serán mañana las circunstancias mudables del mercado. Es por tanto un proceso de prueba y error.
    Temas importantes:
    Uno de los temas que me ha parecido más destacable es el de que el coste marginal sea creciente y el ingreso marginal decreciente, lo cual cuestiona por tanto conceptos como por ejemplo el de las economías de escala.
    Otra idea a destacar es como el empresario a través del cálculo económico estima cuales serán las valoraciones que los consumidores darán a su producto, y como la correcta estimación será la que generará beneficios empresariales.
    Preguntas:
    1. Cuando se realiza la negociación de un convenio colectivo, los sindicatos presionan para incrementar los salarios. Estos incrementos, en la medida que el empresario puede, los traslada al bien producido. ¿Contradice esto lo expuesto en el texto?.
    2. Los incrementos en los impuestos, por ejemplo el IVA, que normalmente cuando se modifica lo hace en todos sus tramos y afecta a todos los bienes de consumo, entiendo influye en las valoraciones de los consumidores. ¿Cómo afecta esto a los salarios?.
    3. Si los costes son crecientes ¿cómo se explican las economías de escala?.

  8. Resumen

    Los precios de los factores de producción están determinados por los de los bienes de consumo. El proceso económico lo forman continuas y entrelazadas actuaciones productoras y consumidoras. Las decisiones de los consumidores de comprar cierta mercancía y rechazar otra determina los precios de los factores. En el cálculo empresarial los costos, son las sumas dinerarias para adquirir factores. La producción ha de detenerse cuando la utilidad marginal del incremento producido deje de superar la utilidad marginal de los costes. Quien ya posee instalación productiva que no aprovecha plenamente, se desentiende del coste medio, y se interesa por el marginal. Los costes no son magnitudes dadas. La acción pretende atender necesidades futuras empleando los factores existentes. No hay constantes en el cálculo empresarial. El cálculo de costes es subjetivo y cambiante.

    Temas novedosos o importantes

    Me ha parecido interesante que no se tienen que incluir como costes las sumas dinerarias ayer gastadas, es decir, por ejemplo el dinero mal gastado como una inversión el año anterior por el que te has tenido que endeudar para cubrir las pérdidas. El principal y los intereses de esa deuda no hay que contabilizarlo como costes, solo hay que incluir la parte del capital que aún existe y el que efectivamente está manejando la empresa. Los costes fijos son necesarios para explotar existentes factores de producción de índole duradera, que se van consumiendo con su uso. Y que lo que desde el punto de vista técnico es óptimo, puede que no coincida con lo óptimo desde el punto de vista empresarial. También me parece importante que en una economía sin cambio, la ganancia es nula.

    Preguntas

    ¿Existen los factores absolutamente específicos?

    ¿Cómo se relacionan el coste marginal, el coste medio, los costes fijos y el tamaño óptimo de la instalación productiva?

    ¿Son los costes fijos el equivalente a la depreciación del equipo capital?

  9. RESUMEN
    El precio de los bienes de orden superior son función de los precios de los bienes de orden primario. No transmiten valoraciones, sino los precios. El mercado determina igualmente los precios de los factores de producción igual que el de los bienes de consumo. Son los anticipados futuros precios de los productos los que determinan los precios de los complementarios factores de producción. Existe una excepción a este mecanismo de formación de precios, que es cuando se emplean factores absolutamente específicos.
    Costo es la suma dineraria precisa para adquirir los correspondientes factores de producción. No siempre se dan las siguientes 2 circunstancias: (i) Con incremento de cantidad de factores invertidos en la producción, aumenta el poder del mismo para suprimir el malestar; (ii) al aumentar existencias de bienes de consumo, exige un incremento en la cuantía de los factores de producción invertido. La producción se detiene tan pronto como la utilidad marginal del producido incremento deje de superar la utilidad marginal de los supletorios costos.
    TEMAS NOVEDOSOS O IMPORTANTES
    La determinación de los costes de los factores en función de las valoraciones de los bienes de consumo. El sistema de formación de los precios de los factores de producción depende del precio futuro de los bienes de consumo. El punto de equilibro es cuando se igualan las utilidades marginales de lo producido, con la utilidad marginal de los costos supletorios.
    PREGUNTAS
    – ¿Qué entiende Von Mises por un factor de producción específico? Entiendo que cualquier factor finalmente está influido por trabajo, por mi específico que sea. ¿No es así? ¿Puede poner un ejemplo?
    – ¿Puede definir el concepto de factores de producción perfectamente divisible?
    – En la computación de los costes, se indican dos circunstancias. La primera indica que el incremento de cantidad de factores de producción de un objeto, genera incremento del poder para suprimir el malestar. ¿indica esto que el incremento de costes hace que la valoración del bien por el consumidor sea mayor? No le veo mucho sentido expresado así.

  10. A. Resumen en renglones
    1. Los precios de los bienes de orden superior son función, en última instancia, de los precios de los bienes del orden primero o inferior (bienes de consumo)
    2. Existe una interconexión de precios, no de valoraciones.
    3. Los precios de los factores complementarios de producción vienen condicionados por los precios de los bienes de consumo.
    4. La actuación de los empresarios impulsa al desarrollo de los mercados por sus deseos de aprovechar al máximo las diferencias entre precios de mercado de los factores de producción y los previstos precios futuros de los bienes de consumo.
    5. La determinación de los precios está ligada la mecánica del mercado. Permite distinguir entre:
    -Valoración directa de los factores de producción
    -El precio de los diversos factores de producción determinado por los competidores.
    6. No tiene sentido afirmar que el valor de las mercancías es igual a la suma de los valores correspondientes de los diversos factores de producción utilizados.
    7. Los precios de los factores de producción permiten el cálculo económico.
    8. Los costes, en términos de cálculo económico, son sumas de dinero para adquirir factores de producción.
    9. Los costes, en términos de coste de oportunidad, son el valor subjetivo que el actor da al fin al que renuncia al emprender una acción
    10. No es posible estudiar el mercado de los bienes de orden superior haciendo caso omiso a la actuación de los empresarios o la colocación del capital.
    11. El que un proyecto no resulte rentable quiere decir que existe otra aplicación de mayor utilidad para los correspondientes factores de producción.
    12. La tarea del empresario es emplear los bienes de capital existentes de la mejor manera posible para atender futuras necesidades.
    13. El valor de mercado de una instalación puede con coincidir con las cifras de su balance.

    B. Temas novedosos o importantes en renglones.
    1. Si los precios de los factores de producción se llegaran a igualar descontando el interés, a los precios de los bienes de consumo, el mercado se paralizaría.
    2. El cálculo económico maneja precios, no valoraciones.
    3. El mercado determina los precios de los factores de producción exactamente igual a como establece los precios de los bienes de consumo.
    4. En una economía cambiante, el beneficio no es ni justo ni injusto. La ganancia nunca es normal. Donde impera la normalidad, es decir, la ausencia de cambio, no puede haber beneficios.
    5. El futuro no es un porvenir, es un por hacer.
    6. Los costes de hoy siguen a los precios que estimamos mañana.
    7. Las decisiones en economía son siempre marginales.
    8. El coste de cada unidad adicional tiende a crecer y el precio de cada unidad adicional tiende a decrecer.
    9. Los empresarios actúan como mandatarios nuestros.
    10. El empresario ha de revalidar día a día su perspicacia. El éxito de ayer no determina el éxito de mañana.
    11. Para poder saber si actuamos bien o no, es necesario comparar precios y costes. Para que éstos se formen debe existir un mercado libre para bienes de consumo y factores productivos.

    C. Preguntas que haría al autor.
    1. ¿Qué lo motivó a elaborar con tal precisión de análisis los procesos de mercado?
    2. ¿Cuál es el mayor reto de los conocedores de la ciencia económica en la actualidad?
    3. ¿Qué aplicaciones prácticas, específicamente con la inversión en valor, nos podría dar el texto sobre decisión y cese de producción si, por lógica, se sabe que si los egresos de una empresa son constantemente mayores a sus ingresos no sería atractiva?

  11. Resumen
    El Precio de los Bienes de Orden Superior
    Los precios de los bienes de orden superior son función de los precios de los bienes del orden primero o inferior (Bienes de Consumo).
    En el acto de valorar sólo cabe ordenar los bienes en una escala de preferencia.
    Sólo el mercado, donde cada factor de producción tiene su precio, permite el cálculo económico. Este maneja precios, nunca valoraciones.
    Las decisiones de los consumidores de comprar cierta mercancía y rechazar otra determinan los precios de los factores de producción necesarios para la obtención de las mismas.
    La Computación de Costos
    La tarea que al empresario incumbe es siempre la de emplear los existentes bienes de capital, del modo mejor posible, para atender futuras necesidades. No deben de desorientarle anteriores fallos o errores.
    No hay constantes dentro del terreno de cálculo económico. Los elementos en su cálculo son especulativas anticipaciones de futuras condiciones.
    Conceptos Novedosos
    Cuando la fabricación de determinado producto exige emplear dos o más factores absolutamente específicos, estos sólo pueden tener un precio acumulativo.
    Preguntas
    ¿Si un bien de orden superior también es un bien de consumo, cómo se define finalmente su precio? ¿Habrían dos escalas de precio fluctuando de forma simultánea y paralela dependiendo de su uso final? ¿Es aquí donde vemos el concepto de precios “mayoristas” y “minoristas”?

  12. RESUMEN
    El mercado es un proceso unificado aunque tendamos a segmentarlo con el objeto de comprenderlo.
    El precio de los bienes de orden superior vendrán dados por el justiprecio de los bienes de consumo.
    Así, conviene diferenciar la valoración de los bienes de orden superior que lo relaciona con sus complementarios, de los precios, los cuales se determinan por la acción de los agentes del mercado.
    Estos agentes actúan para satisfacer sus necesidades, y en virtud de aquellas varían los precios de los factores de producción, todo ello de forma dinámica y cambiante, es por ello que el precio pasado constituye solo una referencia, pero el precio futuro lo ocupa el emprendedor, pues ellos serán producto del comportamiento del mercado.
    Referente al costo de producción, cuanto mejor satisface necesidades un bien final, más aumenta su demanda, por lo que se producirán más unidades con la correspondiente disminución del precio, y serán necesarios más bienes de orden superior, que se verán aumentados en sus precios por una cuestión de escasez.
    Esto provoca que los costes no sean lineales ni matemáticamente calculables, lo cual impulsa al empresario a la constante obtención de información.

    COMENTARIO
    Todo el texto está impregnado de una idea que se deriva del carácter dinámico y cambiante del mercado, el cual obliga a los agentes económicos a la permanente obtención de información.
    Esta idea es la imposibilidad de giro uniforme, el proceso formativo de los precios, el factor inespecífico que es el factor trabajo y los cambios en el proceso productivo y distributivo no permiten planificar ni fijar precios, y refrenda que el proceso causativo va desde el bien final hacia el de orden superior.

    PREGUNTAS
    – ¿Cómo explicaría a un marxista el carácter inespecífico del factor trabajo para que deje de creer que la plusvalía es trabajo no pagado?
    – Si se perdiera la referencia de los precios en el pasado ¿qué productos cree usted que serían los primeros en ajustarse?
    – ¿Podríamos afirmar que las economías de escala son el paradigma de la Ley de Utilidad Marginal?

  13. Resumen:
    El intercambio de dos pares de un bien concreto a un precio viene condicionado por las valoraciones subjetivas que tanto comprador como vendedor hacen del bien en cuestión.
    Estas valoraciones subjetivas son las que determinan la remuneración de los factores de producción en tanto en cuanto, los factores de producción serán remunerados en mayor medida cuanto mas valorado sea el producto en cuestión que se negocia.
    Los precios no son una magnitud estática sino cambiante, por lo tanto el empresario realiza una labor de prevision de precios futuros para poder tomar la decision de como debe remunerar sus factores de producción.

    Temas novedosos: la idea de que los costes no determinan el precio sino al revés el precio determina los costes es contraintuitiva, pero muy certera a la hora de explicar los mecanismo de fijación de precios y remuneración de medios de preoduccion

    preguntas:
    1. Digamos en una cadena de montaje, ¿los trabajadores serán mejor pagados en función del precio final que se esta dispuesto a pagar por un coche? ¿no es mucho mas relevante la abundancia del recurso que el precio final del producto en si?

  14. RESUMEN DEL TEXTO
    Los precios de los bienes de orden superior son función de los precios de los bienes del orden primero o inferior, derivados de las valoraciones subjetivas. Existe por tanto una interconexión entre todos los bienes y todos los factores de producción, fruto de las infinitas relaciones de complementariedad. El papel dominante de los consumidores en el proceso de fijación de precios, junto con la competencia entre empresarios en busca de beneficios empresariales impiden la continuidad de precios falsos. Existe por tanto un actuar conjunto de todos los miembros de la sociedad contribuyendo a estructurar los precios de mercados, a distribuir los factores de producción entre las diversas necesidades y a determinar la cuota en que cada uno satisfará las suyas.
    A continuación, Mises explica el Principio general de los costes, que explica hasta qué volumen tienen que llegar los productores, es decir hasta qué niveles aumenta la producción de un determinado bien. En este sentido define el coste marginal, como el coste creciente de cada unidad adicional de factor productivo conforme aumenta la demanda sobre él; y el ingreso marginal como el precio decreciente de cada unidad adicional de bien producido conforme aumenta su oferta. De este modo el equilibrio se alcanza cuando los costes marginales se igualan a los ingresos marginales.

    TEMAS NOVEDOSOS O IMPORTANTES
    Me resulta muy llamativo que los empresarios decidan las cantidades producidas de acuerdo a los ingresos y costes marginales y que “sin embargo, no existen funciones de costes ni de ingresos, los empresarios buscan el volumen óptimo por prueba y error”. Considero entonces que no podemos afirmar de forma 100% segura que una industria opere de acuerdo a sus óptimos por dos razones: por un lado por la dificultad de determinar tales óptimos y, en segundo lugar, por el proceso de continuo cambio en las valoraciones, en la aparición de nuevos productos, nuevas industrias…

    PREGUNTAS AL AUTOR
    “El beneficio le indica al empresario que ha actuado bien, que ha utilizado los recursos que adquirió ayer en la fabricación de unos bienes que, una vez terminados y puestos a la venta hoy, resultan ser los que la gente más valora. Por el contrario, las pérdidas le indican que ha actuado mal, que ha apartado recursos de los fines más valorados por los consumidores”. ¿No cree que el hecho de tener beneficios empresariales no implica necesariamente que los recursos adquiridos se hayan destinado para la fabricación de los bienes que la gente ‘más valora’?
    En línea con la pregunta anterior, existen negocios que aun con beneficios no destinan sus recursos de la forma más óptima posible. En este caso, ¿es cuestión de tiempo que la economía reasigne los factores producción?

  15. 1. RESUMEN DEL TEXTO
    En el apartado 3 (El precio de los bienes de órdenes superiores), Mises explica cómo la formación de los precios de todos los bienes se produce a partir de las valoraciones subjetivas de los consumidores. En un primer lugar, los consumidores valoran los bienes de consumo, y es la cantidad que están dispuestos a pagar por ellos lo que determina su precio; a su vez, ese precio transmite la valoración de los consumidores al resto de bienes intermedios y a los factores de producción. Esto ocurre así porque los empresarios compiten entre sí por los factores de producción que les interesan para la fabricación de los bienes de consumo. Esta ‘subasta’ tiene como límite superior el precio que cada empresario estima que tendrá en el futuro el bien que vaya a producir para consumo final, y como límite inferior el que ofrezca el resto de empresarios que también opten a dichos factores de producción.
    El apartado 4 (La contabilidad de costes) puede resumirse como la exposición del cálculo económico que realizan los empresarios para estimar los costes en los que pueden incurrir al producir determinado bien de consumo, y cómo si el precio futuro es superior al coste esto resulta en un beneficio para ellos. A contrario sensu, cuando incurren ‘hoy’ en costes superiores al precio que tendrá el bien ‘mañana’ el resultado serán pérdidas. Dado que el coste marginal es creciente (aumenta con cada unidad adicional de factor productivo demandada) y el ingreso marginal es decreciente (disminuye con cada unidad adicional ofrecida del bien de consumo), también se enuncia el principio general de costes como la tendencia de los empresarios a aumentar la producción hasta que los costes marginales se igualen a los ingresos marginales. Este proceso de búsqueda del volumen óptimo se produce por ensayo y error.
    2. TEMAS NOVEDOSOS/IMPORTANTES
    Coincido con el profesor Martín Krause en destacar la importancia que tiene entender que somos TODOS los consumidores los que con nuestras elecciones (tanto positivas como negativas) DECIDIMOS el precio de los bienes y, con ello, las recompensas en forma de remuneraciones que obtienen los trabajadores implicados en su producción. También, en lo difícil que resulta que este hecho sea entendido –y asumido– por la mayoría.
    Desde mi punto de vista, resulta inspirador el elogio que Mises hace del empresario en el apartado 3 (especialmente desde España, en donde la opinión generalizada los demoniza). Primero aclarando que “La mentalidad [yo diría motivación] de promotores, especuladores y empresarios no difiere de la de sus semejantes.”, y, después, resaltando que la diferencia está en su mayor energía y capacidad mental. En contra de la habitual visión estrecha de ellos como individuos egoístas, Mises explica cómo su esfuerzo se dirige a “Adivinan qué cosas agradarían más a los consumidores y procuran proporcionárselas.”.
    3. PREGUNTAS AL AUTOR
    3.1. Al final del apartado 3, en ‘Una limitación en la formación de los precios de los factores de producción’, Mises habla de ‘factores de producción absolutamente específicos (inutilizables en cualquier otro cometido)’ y, por ello, de los precios acumulativos. ¿A qué se está refiriendo?; ¿qué ejemplos reales hay de factores que sólo sirvan para un único bien de consumo?
    3.2. ¿No resulta un factor fundamental a la hora de explicar el ‘éxito económico’ de diferentes sociedades las percepciones mayoritarias que de los empresarios tengan? ¿No parece claro que allí donde el empresario es visto como alguien con el mérito de poner su esfuerzo al servicio de la creación de riqueza es más probable que dicha riqueza florezca?
    3.3. ¿A «quién» debemos la perniciosa y espuria diferenciación entre ‘Mercado’ y ‘Nosotros’ que, desgraciadamente, tanto a calado en la mente de la mayoría de las personas? ¿Por qué resulta tan difícil ver que nuestra decisión de comprar, o no, supone un ejercicio de libertad beneficioso para todos y nos empeñamos en utilizar categorías de ‘justo’ o ‘injusto’ cuando se trata de valorar los salarios o la riqueza (legítima) de algunas personas? Y, como continuación de lo anterior, ¿cómo podríamos colaborar para convencer a las personas de que el uso que (libremente) hacemos de nuestro dinero es, en mi opinión, la mayor expresión de ‘democracia’ y debe preservarse de injerencias por parte del Estado y los grupos que de él se aprovechan?

  16. ( Mises, La Acción Humana, Cap XVI, apartados 3 y 4 )

    ➢ RESUMEN:
    Los precios de los bienes de orden superior dependen del precio de los bienes de consumo. Esta relación entre los diferentes bienes es una conexión de precios, no de valoraciones ya que los precios de los bienes de producción vienen condicionado por el precio del bien de consumo generando y no por su valoración individual.
    Para la formación de los precios, los empresarios parten de los precios actuales y los adaptan a la visión de futuro que tenga el empresario sobre el mercado. Es decir, el empresario conoce el precio al que se vende un bien, pero no sabe cómo responderá la demanda futura o si se agregarán nuevos competidores.
    Esta variación en la demanda futura por parte de los competidores determinará el precio del bien final y por lo tanto los precios de los diferentes bienes de producción involucrados en el bien final, modificando así el mercado en su conjunto.
    La suma del precio de estos factores de producción nos revela el coste. El empresario destinará siempre sus recursos a aquellos negocios en el que la diferencia entre coste e ingresos le otorgue un mayor superávit.

    ➢ TEMAS NOVEDOSOS O IMPORTANTES:
    La relación que existen entre los factores de producción y el bien final es una relación de precios y no de valoración.
    La forma de entender la fijación de precios, entendiendo que a partir del precio del bien final se determina el resto de precios de los diferentes factores de producción involucrados en el proceso productivo del bien.
    La fijación de precios dependiendo de las expectativas futuras del mercado que tenga el empresario.

    ➢ PREGUNTAS AL AUTOR:
    • Un mismo factor de producción puede estar involucrado en múltiples procesos productivos en los que los bienes finales tienen diferentes precios, desde artículos de lujo con precios muy elevados, a artículos cotidianos con precios muy bajos (ej. Plástico) ¿Cómo se ponderaría la repercusión del precio del bien final en el factor de producción si hay una gran variación entre los precios de los diferentes bienes? ¿no dependería más la oferta/demanda global de dicho bien?

    • Ante un producto innovador, sin la existencia de otro producto comparable en el mercado ¿Carecería de importancia la visión futura del mercado por parte del empresario? ¿Bastaría con añadir el % de ganancia deseado al coste de producción?

  17. Los precios de los factores de producción están determinados por los de los bienes de consumo. Las valoraciones subjetivas de los consumidores determinas los precios de los factores. El empresario decide cuánto puede pagar por los factores de producción de pendiendo de las valoraciones de los consumidores finales, estas valoraciones no son estáticas y es el empresario el que adapta sus decisiones y por lo tanto sus costes al precio que puede cobrar por el bien final. Por lo tanto podríamos decir que son las previsiones de los precios futuros las que determinan el precio de los factores de producción.

    Temas novedosos.

    El papel del empresario como asignados de recursos. Estimando cual será la valoración de los consumidores finales para poder saber cuanto asignar a cada uno de los factores de producción.

  18. Resumen:
    Mises plantea dos cuestiones en estos dos apartados del capítulo XVI de La acción humana. Por un lado, la determinación de los precios de orden superior y por otro lado, la computación de los costos. En el primer apartado Mises argumenta por qué los precios de orden superior están determinados por los de orden inferior. Los bienes de consumo, es decir, estos últimos, los de orden inferior, determinan los precios de los primeros, en contra de la teoría que se sostuvo siempre de que los costes determinaban los precios de los bienes finales o del consumo. En ello entra en el juego lo que el mercado está dispuesto a pagar por los bienes finales, además a esto habría que añadir la posibilidad de competencia de otros empresarios para generar unos bienes de orden inferior a precios inferiores. De hecho, los empresarios están deseosos de aprovechar los márgenes entre los bienes de producción y los bienes de consumo, para poder satisfacer las necesidades de los consumidores y sacar un beneficio del riesgo de la inversión. Si los precios llegasen a niveles tales que la producción y el consumo sean iguales o inferiores, ya la producción de dichos bienes no entrañaría beneficio con lo cual no tendría sentido que se llevaran a cabo las inversiones. Dentro del mercado sí tendríamos cálculo económico, puesto que las valoraciones se ven reflejadas en un precio que sí resulta comparable. En este proceso no se puede olvidar de que, para los bienes de producción, también existe un mercado, y por tanto, variedad de precios en función de la demanda de los bienes. Todo este proceso es dinámico y natural, hasta el punto de que si los seres humanos olvidasen temporalmente todos los precios, al cabo de un periodo más o menos extenso, todos los precios se irían recolocando.
    En cuanto a la computación de los costos, Mises hace en realidad una aproximación a la base de la contabilidad de costes. Normalmente los empresarios querrían encontrar aquella producción que entre los diferentes costes de producción y los ingresos generados por las ventas haya un beneficio, huyendo por tanto de los procesos que pudieran incurrir en pérdidas o no generar beneficio. Esto último se traduce en que se evitaran los procesos en los que ya existan bienes de consumo que tengan, por parte de los compradores, una mayor utilidad.
    Dentro de la contabilidad de costes tenemos también que dar cuenta de dos condiciones que no siempre se dan. La primera, al incrementarse la cantidad de factores invertidos en el proceso productivo de un bien de consumo, aumenta la supresión del malestar. El segundo, el ampliar las existencias de bienes de consumo, requiere automáticamente un aumento de los factores de producción. Esto no es así, puesto que entonces podríamos producir ilimitadamente y consumirse los bienes. En el proceso complejo del mercado veremos como el aumento de los factores de producción en determinados campos y no en otros, determinará gracias al mercado la valoración de los mismos, puestos que esos mismos factores no podrían ser empleados al mismo tiempo en otra producción de bienes. Dentro de los factores que intervienen en los costes también cabe señalar los factores institucionales, geográficos e históricos.

    Temas importantes:
    En el primer apartado cabe destacar que Mises le da la vuelta aquí al clásico y erróneo argumento de que los precios vienen determinados por los costes y la suma de los mismos. Más bien todo lo contrario, los precios vienen determinados por los pactos realizados en el mercado aun cuando los bienes de consumo se lancen a un precio prefijado, ya que el consumidor con su voto (compra) determinará a largo plazo si la producción es sostenible o no.
    En cuanto a la computación de los costes o como diríamos hoy día en términos de contabilidad, Mises refuerza el apartado anterior con un análisis detallado de la contabilidad de costes. Es importante apreciar sobre todo la idea de que, no por un aumento de las compras de bienes de producción se podrá indefinidamente obtener beneficios. Es decir, funcionaría aquí la ley de la utilidad marginal, produciéndose un punto en la curva de producción donde los consumidores no demanden tanto el bien de consumo producido que decaiga la producción.

    Preguntas:
    1. ¿Existen excepciones al modelo de determinación de precios indicado por Mises?
    2. Con las limitaciones estatales existentes, si han de ser contabilizadas además muchas veces como costes, ¿no se limitan las posibilidades de beneficio de productores, empresarios y consumidores?
    3. La contabilidad de costes, en cuanto a factores productivos, se podría resumir en que ¿ha de tenerse en cuenta la ley de la utilidad marginal?

  19. Mises explica como el precio de los factores de producción viene determinado por el precio de sus bienes de consumo. Y a su vez el precio de los bienes de consumo variara cuando varíen las valoraciones de los consumidores acerca de ese bien. Ademas en los precios de los factores intervendrá el descuento temporal y de riesgo. Los empresarios, arbitrajistas, y especuladores se encargaran, por prueba y error, de poner los precios adecuados a los factores de producción en función de lo antes mencionado.
    A medida que los factores de producción estén más alejados del consumo aumentara la probabilidad de que tengan usos alternativos. Mises destaca dos condiciones que no siempre se dan:
    * Aumento de bienes de consumo, igual aumento de satisfacción.
    * Aumento de factores de producción, igual aumento de bienes de consumo.
    Este proceso de arbitraje unido al siempre común factor trabajo guiara la producción hacia los usos más valorados.

    Cada ser humano ordena sus fines y valora los medios en función de estos y de su idoneidad para satisfacerlos.
    En si mismo ningún medio genera satisfacción. La satisfacción esta en la mente.
    A medida que, gradualmente, los medios se alegan de la satisfacción inmediata, su rama de posibilidades se va abriendo.
    La valoración de cualquier medio siempre dependerá de la valoración del mejor uso, del fin con mayor valoración.
    El propio actuar valorara cualquier medio, independientemente de su distancia a la satisfacción, como el valor del uso que más valor reporta.
    Por tanto, este actuar asignara los medios a su uso más (socialmente) demandado.

    Me resulta curioso observar el mercado de tiempo que es al final el único que disponemos, nuestra única propiedad. Tenemos dinero, inmuebles, pero nos moriremos y seguirán estando. El tiempo es lo único propio del ser humano y si nos morimos mañana lo perdemos. Y es por tiempo por lo que intercambiamos todo. ¿Qué prefiero trabajar una hora más o comprarme un caramelo? Es al final el único factor común en cualquier producción. Si todos empezásemos a valorar más el tiempo libre que el conjunto de bienes que nos ofrece el mercado se produciría menos pero dado que trabajaríamos menos, cobraríamos menos y consumiríamos menos, ¿los precios se mantendrían?

  20. Los costes de un bien siguen al precio de venta del mismo, el cual se establece a través de una valoración subjetiva de los consumidores. El arte de un empresario que realiza beneficios es el de acertar el precio que tendrá ese producto en un futuro, y en base a eso realizar las compras necesarias para producir ese bien, y que la suma de esas compras sea siempre inferior al precio al que se va a vender, en el caso de que un empresario no acierte el precio de venta de ese bien, y se venda por debajo del precio de coste, tendrá pérdidas. La fórmula de los costes es la suma de todos los recursos necesarios para la producción de ese bien.

    Los precios de un bien no son fijos, sino que son cambiantes. Y por lo tanto, el empresario debe estar constantemente actualizando su previsión del precio final del bien para poder realizar las compras de los recursos para su fabricación y con ello obtener un beneficio.

    Como aspecto importante destacaría el hecho de que los costes siguen a los precios, es decir que los costes son establecidos en base a la previsión del precio de venta del producto. Además también destacaría el dinamismo constante en el que tienen que estar los empresarios para obtener previsiones actualizadas y con ello poder realizar buenas compras para obtener beneficios.

  21. 1-Resumen de los textos:
    Los bienes de consumo determinan el precio de los bienes de orden superior. Los empresarios intentan discernir el precio de la demanda futura de bienes de consumo para encontrar las divergencias que les den, con la máxima probabilidad, beneficios. Los precios históricos no garantizan los del futuro, únicamente sirven de apoyo. Los precios de los bienes de orden superior vienen determinados por la competencia articulado por los empresarios. El aumento del uso de los factores de producción de un bien es fruto del aumento de la producción del bien lo cual hace aumentar el precio de los factores, aumento que se repercuta en los costes de producción. El aumento de la demanda del bien genera que se produzca mas y el exceso de oferta del bien, a la vez que hace subir los costes de producirlo, baja su precio de venta. Los empresarios usan las oscilaciones de precio como indicador de la cantidad optima de unidades que se deben producir. Como los precios, los costos son frutos de las valoraciones subjetivas de los agentes. La computación de costos no es ninguna formula de tipo matemático.

    2-Temas novedosos o importantes:
    Lo mas interesante es el hecho de como determinar la cantidad optima de producción que me parece es el asunto clave que todo empresario tiene que dilucidar.

    3- Tres preguntas que haría al autor:
    -¿Se puede realmente determinar los precios futuros, con cierto margen de error, o solo es tantear a oscuras, un sencillo tema de prueba-error?
    ¿Existe una aproximación de la escuela austriaca que minimice el riesgo de error en la valoración de un precio de venta futuro?
    ¿Como debería enfocar el uso de los factores de producción un empresario según Mises?

  22. RESUMEN DE TEXTO

    La determinación del valor y del precio se origina en las valoraciones subjetivas de productos acabados de los consumidores. Determinan la demanda de estos productos, y esta demanda se enfrenta desde el principio con las existencias que tiene el productor de estos productos acabados.
    La intersección de las las valoraciones de ambos grupos, o, en otras palabras, la magnitud de las valoraciones de los “pares marginales”, determina el precio. Y este precio se determina individualmente para cada tipo concreto de producto.

    Mises nos dice que los precios de los bienes de orden superior, vienen determinados por las valoraciones que los consumidores hacen de los bienes de primer orden o consumo.
    Los precios de los bienes de consumo dan la información necesaria a los empresarios, para que valoren y combinen los bienes de órdenes superiores, para poder ofertar bienes de primer orden, a precios aceptables para los consumidores.
    La valoración es algo subjetivo y lo único que puede hacer con las valoraciones es ordenarlas, pero no es posible al valorar utilizar unidad de valoración alguna. Por tanto no se puede operar con las valoraciones como si fueran precios. Solo cuando el mercado determina precios es posible el cálculo económico, sin mercado todo precio es arbitrario.
    La formación de los precios que los empresarios suponen para el futuro se basa en los precios actuales y en la comprensión que el empresario tenga del futuro.

    TEMAS NOVEDOSO O IMPORTANTES

    La interrelación entre la “ley de costes” con la teoría del valor subjetivo y la teoría del precio que nos dicen que el precio de mercado de los bienes que son reproducibles en cualquier cantidad tiende a la larga a igualar el coste de producción, es decir, el precio de mercado de estos bienes libremente reproducibles no se puede mantener mucho tiempo por encima o por debajo de su coste.
    Ya no tanto por novedoso como por su importancia y aplicación práctica, la cual si pensamos detenidamente, nos da el valor real de muchos activos que a veces se nos escapa como por ejemplo el caso de ciertos precios de commodities fuera de toda explicación hasta que te das cuenta que a la larga tenderán al valor de su coste de producción y cualquier distanciamiento exagerado sobre el es una aberración de los mercados y por tanto aprovechable.

    TRES PREGUNTAS QUE HARIA AL AUTOR
    Si los precios a la larga tienden a igualar su coste de producción, ¿que puede incitar a un productor o empresario a arriesgarse e invertir para producir unos bienes o servicios en los que se supone deberia de obtener un beneficio?
    ¿Como afectan al mercado o a los productores los precios intervenidos?
    ¿Como intervienen los impuestos añadidos y sus cambios definidos por politicos a la determinacion de precios o costes?.

  23. 1)RESUMEN:

    El Mercado es un proceso coherente e indivisible, salpicado de acciones-reacciones y cambios-contracambios. Toda segmentación que vaya más allá de ser una forma para mejorar nuestra comprensión es peligrosa (socialismo).
    Los precios de los bienes de orden superior son función de los precios de los bienes de orden inferior (consumo), es decir, engendrados por las valoraciones subjetivas de cuantos componen el mercado, debiendo señalar que se produce una conexión de precios y no de valoraciones.
    Los empresarios son por lo tanto la fuerza motora del mercado, justipreciándose los precios de los factores de producción con arreglo a los bienes de consumo que cabrán producir; son los anticipados precios futuros de los bienes de consumo los que determinan los precios de los factores de producción. Los precios actuales no sirven nada más que para conocer el pasado e intentar comprenderlo, minimizando así el margen de error ante un futuro incierto.
    Debido a la división del trabajo todos colaboramos entrelazadamente a la determinación de los precios, a gestionar los factores de producción y a la distribución entre las diversas necesidades. Son tres visiones del mismo fenómeno, y negar su unicidad supone terminar con la competencia de valoraciones que todo lo genera.
    Respecto a los costes, decir que los empresarios que buscan lógicamente el beneficio, incrementarán la producción hasta que los costes marginales (crecientes) se igualen a los ingresos marginales (decrecientes).

    2)PUNTOS NOVEDOSOS:
    a) Que sean los precios de los bienes de consumo los que determinen los precios de los bienes de producción, y no al revés.
    b) El carácter imperfecto del proceso productivo.

    3)DUDAS:

    a)Pág 505: “Dicha fuerza motora se paralizaría en cuanto los precios de los factores complementarios de producción —descontado el interés—…”
    ¿A qué interés se refiere?

    b)Pág 507: “Para plasmar tales planes elevan los precios de ciertos factores de producción, rebajando los de otros, mediante la restricción de la demanda
    de los mismos…”
    Pero si el productor de palas de hierro, de rejas de hierro,… quiere vender y obtener beneficios provocará una bajada del factor de producción hierro al demandarlo en gran cantidad. Entonces, ¿para qué van a provocar una elevación del factor hierro? No es una contrariedad…

    c)Un ejemplo de factor de producción específico (carácter acumulativo), por el que no sea posible la competencia que provocaría su determinación del precio por los bienes de consumo.

  24. RESUMEN
    Los precios de los bienes económicos de orden superior están determinados en última estancia por los precios de los bienes económicos de primer orden. La función del empresario es la de estimar, a través del cálculo económico, cuáles serán las valoraciones de los consumidores en el futuro y por lo tanto estará dispuesto a incurrir en unos costes para entregar esos bienes económicos a los consumidores en el futuro, pero estos costes nunca podrán ser superiores a lo que el empresario estima que serán las valoraciones futuras de los consumidores para dichos bienes. El empresario podrá con esto obtener beneficios si acierta o pérdidas si se equivoca.
    Por otro lado, el principio general de costes nos indica el volumen en el que los empresarios dejarán de producir un determinado bien económico. Mises habla de este principio en términos marginales, exponiendo que al ser el coste marginal crecimiento y el ingreso marginal decreciente el empresario dejará de producir ese determinado bien cuando ambos (ingresos y costes marginales) se igualen. Este volumen óptimo de producción no es estable, sino que es dinámico por la incertidumbre existente en el mercado, por lo que los procesos de mercado se están ajustando continuamente a través de prueba y error.
    TEMAS NOVEDOSOS
    Son los precios los que determinan los costes y no los costes los que determinan los precios.
    Los procesos de mercado son dinámicos y se encuentran en un ajuste continuo a través de la prueba y el error.
    Los empresarios tratan de estimar a través del cálculo económico cuáles serán las valoraciones subjetivas de sus consumidores.
    Los costes marginales son crecientes y los ingresos marginales decrecientes.
    PREGUNTAS AL AUTOR
    ¿Diría usted que el margen de beneficio del empresario depende totalmente de su habilidad para el cálculo económico?
    ¿Cuál es la razón de que no siempre que se da que un aumento proporcional en los insumos produce un incremento proporcional en el resultado?
    ¿Cómo podría relacionar la ley de costes con la situación actual del petróleo? ¿Cree que los empresarios han errado en sus cálculos o realmente es más una cuestión geopolítica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *