Malthus y Hardin sobre el crecimiento de la población

Una coincidencia hizo que los alumnos de Historia del Pensamiento vean a Malthus al mismo tiempo que los de Law & Economics leyeran a Garrett Hardin. Adelanto a concluir que Hardin, un zoólogo y doctor en microbiología hizo una mejor contribución, y positiva, que Malthus a la economía. Los dos se dedicaron al tema del crecimiento de la población y en ello, erraron ambos. Al menos Hardin propuso el tema de “la tragedia de la propiedad común” como un fenómeno de fundamental importancia a analizar, esto es el efecto de la ausencia de derechos de propiedad (o la posibilidad de excluir) que lleva a la depredación de un recurso ya que todos tenemos el incentivo a consumir pero ninguno a cuidar o reproducirlo.

De Malthus, en cambio, poco es lo positivo que se puede obtener que no lo dijera Smith antes. Ekelund & Hébert (Historia de la Teoría Económica y de su Método) presentan a Ricardo y Malthus como un “refinamiento” de Adam Smith. Dudoso, al menos.

En cuanto a la teoría de la población de Malthus, famosa, planteaba que “la población, cuando no se ve limitada, aumenta en progresión geométrica, de tal modo que se dobla cada veinticinco años”, pero en las circunstancias más favorables, los medios de subsistencia (es decir, la oferta de alimentos) posiblemente no pueden aumentar más que en progresión aritmética.

“La capacidad de crecimiento de la población es… tan superior, que el aumento de la especie humana sólo puede mantenerse al nivel de los medios de subsistencia mediante la acción constante de la terrible ley de la necesidad, que actúa como un freno sobre la mayor capacidad de reproducción”.

Está clarísimo que nada de esto ha ocurrido, Malthus no tuvo en cuenta la capacidad emprendedora, la innovación y la creatividad de los seres humanos bajo un entorno que premia esas acciones (el capitalismo) y el resultado ha sido un constante aumento de la oferta de alimentos por sobre el crecimiento de la población. Es más, las actuales proyecciones muestran que la población total del planeta se estabilizaría (se considera más probable la “Medium”:

Proyecciones población

E&H comentan: “Como teoría, ¿es inválido el principio de la población de Malthus? No necesariamente, porque su estructura teórica es perfectamente capaz de proporcionar conclusiones generales relativas a la población y a la subsistencia para economía en diferentes períodos históricos”. Claro, puede ser que esto ocurriera en economías que impedían o castigaban la acción emprendedora e innovadora, como en la Edad Media o en el socialismo, pero Malthus escribía en el medio de una de las mayores revoluciones innovadoras de la historia, el cambio estaba ocurriendo en todo su entorno. Dice Rothbard, “Historia del Pensamiento Económico”, que en ediciones siguientes modificó su posición pesimista. .

Malthus además argumentó a favor de las Leyes de Granos y contra la libre importación de cereales. Keynes lo rescató porque Malthus criticó la Ley de Say (que Keynes odiaba) adelantándose a su idea de que el crecimiento de la economía necesita de un nivel suficiente de “demanda efectiva”.

Hardin parece recitar a Malthus:

“La población, como lo dijo Malthus, tiende de manera natural a crecer “geométricamente”, o como decimos hoy, exponencialmente. En un mundo finito esto significa que la repartición per cápita de los bienes del mundo debe disminuir. ¿Es acaso el nuestro un mundo finito?”

“Se puede defender con justeza la idea de que el mundo es infinito; o de que no sabemos si lo sea. Pero en términos de los problemas prácticos que hemos de enfrentar en las próximas generaciones con la tecnología previsible, es claro que aumentaremos grandemente la miseria humana si en el futuro inmediato, no asumimos que el mundo disponible para la población humana terrestre es finito. El “espacio” no es una salida.”

“Un mundo finito puede sostener solamente a una población finita; por lo tanto, el crecimiento poblacional debe eventualmente igualar a cero.”

Presenta a este problema como una “tragedia de la propiedad común”, en el sentido que todos somos “dueños” del planeta pero eso hace que ninguno se preocupe por el carácter finito de los recursos cuando decide traer a un nuevo ser humano al mundo, contribuyendo con su finitud. El ejemplo de los pastores que llevan sus rebaños a un valle, aumentado su número sin pensar que el valle se depreda es lo mejor del texto, y aplicable a muchos contextos donde no hay derechos de propiedad definidos. También lo es su mención de que el problema se resuelve asignando derechos de propiedad privada a los pastores. Elinor Ostrom luego sugeriría que también funcionaría una propiedad grupal de todos los pastores sobre el valle.

En fin, aquí se abre la puerta al análisis de incontables recursos que enfrentan esta “tragedia”, desde las ballenas hasta la atmósfera, y la posibilidad de desarrollar derechos de propiedad en cada uno de ellos. Pero la finitud de los recursos no es un buen caso, y tendrá el mismo destino que el pesimismo de Malthus. Es más, esa misma iniciativa emprendedora e innovación que extiende la finitud de los recursos también es la que busca desarrollar derechos de propiedad en aquellos recursos que aún no los tienen, y así proteger los recursos que son escasos y multiplicarlos.

3 pensamientos en “Malthus y Hardin sobre el crecimiento de la población

  1. Una vez finalizada la lectura del artículo se me vino rápidamente la idea del agua, desde el agua corriente que utilizamos cotidianamente como los glaciares. El punto es que, este recurso, que es tan familiar y accesibles para unos, y tan añorado y escaso para otros en la argentina, y esto creo puede reflejar claramente como protegen cada uno al recurso, los primeros seguramente utilicen el agua sin medidas, desechándola en su primer uso y hasta derrochándola, ejemplos de esto puede ser al lavar los platos, los dientes, duchas innecesariamente largas o simplemente el descuido hacia grifos que gotean, hechos totalmente impensables para los segundos quienes seguramente aprovechen y protejan el agua de un modo notorio y ejemplificante.
    Esto mismo creo que sucede con los recursos que no están sujetos a una propiedad, siempre salvando las distancias. Si bien, es un enfoque pesimista, en tanto no haya un ente supranacional que pueda regular por ejemplo la protección de las ballenas, poco es el esfuerzo que pueden hacer las ong u otras organizaciones dispuestas a accionar frente a los despiadados comerciantes de sus aceites.

  2. El tema del crecimiento demográfico mundial es bastante complejo de tratar. Es claro que durantela historia de la humanidad, se sostuvo un crecimiento poblacional exponencial. Pero por otro lado, la cantidad de recursos se mantiene estable, o al menos no se multiplica a un nivel similar al de la población. Esta diferencia de tasas de multiplicación hacen que tarde o temprano los recursos escaseen cada vez más.
    Así, la población debe trabajar en métodos para lograr una multiplicación de recursos efectiva para que loger abastecer las necesidades de una población mundial creciente. Para lograr este objetivo, contamos con el gran avance tecnológico y con la globalización como principales herramientas.Hoy en día pueden por ejemplo trabajarse campos en zonas muy alejadas, y puede accederse a zonas y territorios donde en el pasado era muy dificil obtener algun beneficio productivo de alli.
    Se deben aprovechar al máximo los recursos disponibles para la satisfacción de las actuales necesidades y el cuidado y la reproducción de los recursos para el futuro.
    Este pensamiento en el cuidado del futuro, requiere un gran cambio en el paradigma actual de la sociedad. De lo contrario los recursos seran tan escasos que llegará un punto en el cual sea muy díficil lograr su reproducción manteniendo un nivel de consumo simil al que nos acostumbramos.
    Además, siendo el principal modelo económico mundial el capitalismo, tenemos un mundo en dónde se fomenta la comercialización de todo. Si bien hay políticas de regulación para el cuidado del medio ambiente y de los recursos, la realidad es que no son suficientes para mantener un consumo al mismo nivel si la sociedad crece continuamente.
    Corrupción en los controles, insuficiencia del trabajo realizado, ignorancia al consumir excesivamente, son factores que se deben reducir notablemente para lograr un resultado efectivo a futuro.
    La escases de recursos en un mundo de necesidades infinitas debe administrarse con muchisima cautela. Para ciertos recursos no tenemos margen de error. Su administración debe ser efectiva. El consumo debe regularse y la produccion y reproduccion de recursos debe estimularse al máximo.
    Claramente, para los productores de leche, por ejemplo, no es conveniente un aumento grande de la cantidad de leche en el mercado, ya que reduciría su precio. Lo ideal sería que esta multiplicación de recursos sea realizada en el mercado en su conjunto, y no solamente en el mercado de un producto.

  3. En mi opinión, si bien estoy de acuerdo en que los recursos naturales son de carácter limitado, me parece que el problema principal consiste en la finitud del espacio territorial del planeta.

    En su mayoría los recursos naturales pueden ser reemplazados por otros elementos a partir de los avances tecnológicos que se van produciendo. Ahora bien, el territorio no es de carácter ilimitado, ni tampoco puede ser reemplazado fácilmente. No obstante ello, cabe destacar que el crecimiento poblacional tiene que ver una serie de factores psicológicos, sociológicos y culturales de las sociedades en general, y entran en juego una serie de derechos individuales que no pueden ser indiscriminadamente limitados por el Estado, se me viene a la mente el ejemplo de China con la limitación de la cantidad de hijos por familia.

    Es un tema que requiere un análisis profundo y muy delicado, con varias soluciones posibles, pero que conllevan limitaciones de derechos por donde se las mire.

    Saludos.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *