Microeconomía: ¿Qué estudiamos? Cómo actúan y deciden personas reales, no el homo economicus

Con los alumnos de Omma Madrid en la materia de Microeconomía leemos a Mises en “La Acción Humana”, capítulo IV donde define precisamente eso que da título a su obra pero, en definitiva, define lo que estudia la economía. Mucha gente cree que los economistas se ocupan de “cosas materiales”, como el dinero o la producción de bienes. Otros, ya economistas, creen que se refiere a decisiones que toma la “sociedad”, como si ésta existiera como un ser con vida propia:

Mises4

“La economía es el estudio de la forma en que las sociedades deciden qué van a producir, cómo y para quién con los recursos escasos y limitados” (Stanley Fischer, Rudiger Dornbusch & Richard Schmalensee, Economía, 2a. edición (Madrid : McGraw-Hill, 1989), pág. 3).

 

Mises, por el contrario, sostiene que la praxeología (nombre que él daba a la ciencia de la acción humana de la que forma parte la economía)… “no se ocupa propiamente del mundo exterior, sino de la conducta del hombre ante las realidades objetivas. La teoría económica no trata sobre cosas y objetos materiales; trata sobre los hombres, sus apreciaciones y, consecuentemente, las acciones humanas que de ellas se derivan. Los bienes, mercancías, la riqueza y todas las demás nociones de la conducta, no son elementos de la naturaleza, sino elementos de la mente y de la conducta humana. Quien desee entrar en este segundo universo debe olvidarse del mundo exterior, centrando su atención en lo que significan las acciones que persiguen los hombres.”

 

“La praxeología y la economía no se ocupan de cómo deberían ser las apreciaciones y actuaciones humanas, ni menos aún de cómo serían si todos los hombre tuvieran una misma filosofía absolutamente válida y todos poseyeran un conocimiento pleno de la tecnología. En el marco de una ciencia cuyo objeto es el hombre, víctima con frecuencia de la equivocación y el error, no hay lugar para hablar de nada con ‘vigencia absoluta’ y menos aún de omnisciencia. Fin es cuanto el hombre apetece; medio, cuanto el actor considera tal.

 

Compete a las diferentes técnicas y a la terapéutica refutar los errores en sus respectivas esferas. A la economía incumbe idéntica misión, pero en el campo de la actuación social. La gente rechaza muchas veces las enseñanzas de la ciencia, prefiriendo aferrarse a falaces prejuicios; tal disposición de ánimo, aunque errada, no deja de ser un hecho evidente y como tal debe tenerse en cuenta. Los economistas, por ejemplo, estiman que el control de los cambios extranjeros no sirve para alcanzar los fines apetecidos por quienes apelan a ese recurso. Pero bien puede ocurrir que la opinión pública se resista a abandonar el error e induzca a las autoridades a imponer el control de cambios. Tal postura, pese a su equivocado origen, es un hecho de indudable influjo en el curso de los acontecimientos. La medicina moderna no reconoce, por ejemplo, virtudes terapéuticas a la célebre mandrágora; pero mientras la gente creía en ellas, la mandrágora era un viene económico, valioso, por el cual se pagaban elevados precios. La economía, al tratar de la teoría de los precios, no se interesa por lo que una cosa deba valer para quien la adquiere; nuestra disciplina analiza precios objetivos, los que efectivamente la gente estipula en sus transacciones; se desentiende totalmente de los pecios que sólo aparecerían si los hombre no fueran como realmente son.”

17 pensamientos en “Microeconomía: ¿Qué estudiamos? Cómo actúan y deciden personas reales, no el homo economicus

  1. GUIA DE DISCUSION Nº 1
    YO, EL LAPIZ, MEDIOS Y FINES.

    AMBAS LECTURAS ESTAN UNIDAS POR UNNEXO COMUN, LA ACCION DEL HOMBRE CON AQUELLO QE LE RODEA, PERO SOLAMENTE EN EL SENTIDODE ANALIZAR LA REACCION CONSCIENTE DE HOMBRE ANTE LAS REALIDADES DEL UNIVERSO FISICO EN QUE SE ENCUENTRA. DE TAL MANERA QUE UTILIZA TALES OBJETOS, ESCASOS, PARA CONSEGIR SUS OBJETIVOS O METAS Y OBTENER UN ESTADO DE SATISFACION SUPERIOR.
    DEPENDIENDO DE COMOINTERVENGAN LOS DIFERENTES BIENES EN LA CONSECUCION DE LOS FINES PODEMOS HABLAR DE BIENES DE CONSUMO INMEDITO O DE FATORES DE PRODUCCION.
    EL VALOR DE LAS COSAS SE CALCULA A PARTIR DEL VALOR DE LOS BIENES DE CONSUMO INMEDIATO. LA ACCION DE LOS HOMBRES EN LOQUE A SU SATISFACCION SE REFIERE, PUEDE RESULTAR TANTO CON BENEFICIO O CON PERDIDA, DEPENDIENDO DE LOS PRECIOS PAGADOS (COSTES INCURRIDOS) Y LAS METAS CONSEGUIDAS.
    LOQUE PARA UNOS PUEDE RESULTAR UN FIN, PARA OTROS PUEDE SER UN MEDIO PARA CONSEGUIR OTRO FIN. DE AHÍ LA INTERMINABLE CADENA DE FINES Y MEDIOS QUE SE NOS PRESENTAN EN LA LECTURA DE YO, EL LAPIZ. EN LA QUE NADIE SABE REALMENTE COMO SE HACE UN LAPIZ.
    VALORACION LECTURAS 1
    EN MI OPINION, LA CONSECUENCIA QUE DEBO SACAR DE LAS LECTURAS ES QUE LOS BIENES Y SERVICIOS QUE TENEMOS HOY EN DIA A NUESTRA DISPOSICION SE DEBEN A LAS DIFERNTES APRECIACIONES QUE HACEMOS LOS HOBRES RESPECTO DE LOS BIENES QUE NOS RODEAN PARA CONSEGUIR “NUESTROS FINES” UTILIZANDO “LOS MEDIOS” QUE ESTAN A NUESTRO ALCANCE Y QUE ENTRE TODOS CONSTITUIMOS “LA MANO INVISIBLE” O REALIZAMOS EL MILAGRO DE PRODUCIR UN LAPIZ.
    Y LO QUE ES MAS IMPORTANTE QUE PARA CONSEGUIR LA MAYOR COTA DE BINESTAR O SATISFACCION PARA TODOSDE DEBERÁ DE RESPETAR LA LIBERTAD DE LOS INDIVIDUOS PARA ELEGIR SUS FINES Y SUS MEDIOS, LO QUE INCLUYE TANTO LA LIBERTAD DE EMPRESA, EN TODOS SUS SENTIDOS, ASÍ COMO EL RESPETO A LA PROPIEDAD PRIVADA, PUES AMBAS SON NECESARIAS PARA EL PROGRESO.
    GUIA DE DISCUSION Nº 2
    LA LEY DE UTILIDAD MARGINAL.
    EN LA RELACION DEL HOBRE CON EL MUNDO QUE LE RODEASE ENCUENTRA CON UN CONJUNTO DE BIENES QUE SON ESCASOS Y POR ESA CONDICION SE CONVIERTEN EN MEDIOS, PARA CONSEGUIRLOS FINES DE DE ESTOS, ATENDER LAS NECESIDES HUMANAS. EL HOMBRE DISTINGUE ENTRE DISTINTAS CLASES DE BIENES QUE EN CANTIDADES DIVERSAS, BIEN PR SI MISMOS O EN CONCURRENCIA CON OTROS SATISFACEN NECESIDADES.
    AL ACTUAR EL HOMBRE VALORA EN ORDEN A SU SATISFACCION, LA UTILIDAD QUE LE PRODUCEN ESOS BIENES SEGÚN EL AUMENTO DE BIENESTARQUE LE PRODUZCAN. LA ESCALA DE VALORACION ES DE CARÁCTER ORDINAL Y ENTRE CANTIDADES CIERTAS Y BAJO UNAS CONDICIONES DETERMINADAS QUE RODEAN A CADA INDIVIDUO, ESTE, ESTIMA QUE UTILIDAD LE REPORTAN ESAS CANTIDADES DE BIENES. LA VALORACION ES SUBJETIVA Y DISTINTA PARA CADA INDIVIDUO, Y NO SIRVE PARA CLASIFICAR LOS BIENES, NI DISTINGUIR ENTRE NECESIDADES, NI GUARDA RELACION CON EL DISFRUTE CONSEGUIDO NI CON LA SCIEDAD TOTAL. EL VALOR DE LAS COSAS DEPENDE DE LA UTILIDAD DE SERVICIO QUE PROPORCIONAN.
    VALORACION DE LA LECTURA Nº 2
    EN SU MOMENTO LA EXPLICACION QUE ME DIERON DE LA LEY DE UTILIDAD MARGINAL ESTABA EN RELACION CON LASATISFACCION QUE EXPERIMENTABA EL HOMBRE AL CONSEGUIR LOS DIFERNTES BIENES PARA LA SATISFACION DE SUS NECESIDADES. NADA MÁS LEJOS DE LA REALIDAD.
    LO QUE ES IMPORTANTE ES LA SUBJETIVIDAD, LA SATSFACCION, LA UTILIDAD Y EL BINESTAR CONSEGUIDO QUE SERA´ EL QUE DE VALOR AL BIEN CONSIDERADO.
    LO QUE ME SORPRENDE ES LO DIFICIL QUE ES DARSE CUENTA, EN ESTE CASO, DE LOS MATICES TAN SUTILES QUE HA QUE TENER EN CUENTA PARA LLEGAR AL CONCEPTO CORRECTO DEUTILIDAD MARGINAL, Y DEMOSTRAR QUE ES DECRECIENTE Y COINCIDENTE CON EL VALOR DE LA UTILIDAD DE LA ULTIMA SATISFACCION CONSEGUIDA.

  2. RESUMEN:
    Mises, Ludwig. La Acción Humana, capítulo IV, apartados 1 y 4

    Fin, meta u objetivo es el resultado que la acción persigue, para aliviar cierto malestar. Medio es cuanto sirve para lograr dicho fin. En otras palabras, fin es cuanto el hombre apetece; medio, cuanto el actor considera tal. Los medios son siempre escasos, insuficientes. De hecho, si el hombre no se viera limitado por dicha escasez, ¿para qué iba a actuar?, carecería de sentido.

    Es vital constatar que las cosas integrantes del mundo externo sólo llegan a convertirse en medios gracias a la operación de la mente humana y a la acción por ella engendrada. Por ello, la Praxeología no se ocupa propiamente del mundo exterior, sino de la conducta del hombre al enfrentarse a él. La teoría económica trata sobre los hombres, sus apreciaciones, y las acciones humanas que de aquéllas se derivan.

    Bienes de consumo o de primer orden son los medios (siempre escasos por definición), que directamente, por sí solos, sirven para satisfacer necesidades humanas. Bienes de producción, factores de producción o bienes de orden más remoto o elevado son aquellos medios que sólo indirectamente permiten satisfacer las necesidades, complementando su acción con el concurso de otros.

    La acción consiste en pretender sustituir un estado de cosas poco satisfactorio por otro más satisfactorio. Aquello a lo que es preciso renunciar para alcanzar el objeto deseado constituye el precio pagado por éste. El valor de ese precio pagado se llama coste. La diferencia de valor entre el precio pagado y el de la meta alcanzada se llama lucro, ganancia o rendimiento neto en caso de que la acción haya producido una situación mejor que la que se pretendía remediar. En caso contrario, se denomina pérdida. Dicha diferencia de valor, es puramente subjetivo, no se mide, se limita a ordenar en escala gradual, antepone unas cosas a otras; sólo son aplicables los números ordinales, nunca los cardinales, y sólo ordenado por el propio interesado que es el único que realmente puede apreciarla como él la siente.

    Read, Leonard. “Yo, lápiz”
    Usando el ejemplo de la fabricación de un simple lápiz, expone el efecto de la mano invisible de Adam Smith y cómo la cooperación sin coerción dentro de un marco de libertad e intereses y conocimientos individuales extremadamente diversos conducen a la maximalización del valor del objeto y de las necesidades satisfechas por él.

    LO MÁS NOVEDOSO:
    Para mí el texto del Prof. Von Mises es un texto absolutamente novedoso, profundamente sensato en mi opinión, que ineludiblemente me hace plantearme lo siguiente:
    Si la Economía y/o la Praxeología se ocupan de fenómenos cuyo valor no se puede medir por un individuo ajeno a quien los relata, y aún en ese caso, no se pueden cuantificar con exactitud (y sólo indirectamente por comparación indicando un orden), me cuesta trabajo pensar que podamos pensar que se trata de una ciencia. En mi opinión, la Ciencia, el conocimiento científico, se basa en la experimentación de los mismos fenómenos en las mismas condiciones y bajo distintos experimentadores, que ineludiblemente conllevan a los mismos resultados. Cualquier otra cosa creo honestamente que no puede llamarse ciencia. Lo cual no significa que no pueda acercarnos al conocimiento (la Filosofía no es objeto de experimentación y sin embargo sí puede acercarnos al conocimiento). Para mí no todo conocimiento debe ser científico para ser tenido por probable, incluso por “cierto”. Por ejemplo, las ondas gravitacionales postuladas por Einstein no fueron “científicas” hasta que hace escasos meses fueron observadas. Sí que es evidente al menos para mí, que las conclusiones de cualquier conocimiento no científico deben ser contempladas con un importante escepticismo, rasgo inequívoco y permanente del científico, por cuanto carecen de comprobación empírica.

    TRES PREGUNTAS QUE LE HARÍA AL AUTOR
    Al Prof. Von Mises:
    – Dado que como escribe respecto a la economía “no hay lugar para hablar de nada con “vigencia absoluta” y menos aún de omnisciencia”, al haber escrito este libro hace 67 años y siendo la Economía una ciencia muy joven comparada con otras, ¿qué avances en este periodo de tiempo en la Economía podrían matizar o evolucionar su pensamiento de alguna manera?
    – No entiendo bien la diferencia (si es que la hay) entre Economía y Praxeología, a veces me parece que los usa como términos sinónimos, no estoy seguro.

    Al Sr. Read:
    – Pienso que no hay ninguna opinión que pueda ser tenida por cierta al 100%, depende de las circunstancias. Aun cuando me parece que la Mano Invisible de Adam Smith conlleva indudablemente muy importantes beneficios, a veces, puede que provoque efectos indeseables, especialmente en el corto plazo. La libertad absoluta sería deseable si todos los hombres se comportaran honestamente y éticamente, circunstancia que es obviamente una quimera. Por ejemplo, ¿debemos dejar completa libertad para que los productores de la madera con la que se fabrican los lápices, pudieran actuar sin limitación alguna explotando cualquier recurso forestal, y permitiéndoles si fuera su deseo y ejerciendo su libertad la posibilidad de deforestar Parques Nacionales de interés público medioambiental si a ellos “egoístamente” les interesara económicamente? (supongamos que dichos Parques están más próximos a sus fábricas, tienen consecuentemente menores costes de transporte y por tanto mayores beneficios para ellos como productores de madera de lápices.)

  3. Resumen del texto
    Medio es cuanto sirve para lograr cualquier fin. Cualquier cosa del mundo puede se un medio, si la mente del hombre así lo considera. Fin es lo que la acción persigue; medio es cuanto el actor considera tal. Los medios siempre son escasos. Son bienes de consumo aquellos que por sí solos satisfacen directamente necesidades humanas; y de producción los que satisfacen necesidades en combinación con otros. Los bienes económicos inmateriales son servicios. Acción es la pretensión de sustituir un estado poco satisfactorio por otro más satisfactorio. La diferencia de valor entre el precio pagado y el de la meta alcanzada es la ganancia. Si la acción no conduce al mejoramiento, el resultado de dicho intercambio es pérdida. El hombre actúa con vistas fines; éstos están subordinados a una escala de valores que le es propia. Se conoce la escala valorativa en la mente de alguien por sus actos y elecciones. La escala valorativa está sujeta a la subjetividad del individuo. El valor no está en las cosas, sino en lo que el individuo en un momento dado le dé.

    Lo más novedoso
    Mises concentra en éste capítulo definiciones fundamentales y distinciones entre praxeología y otras ciencias. Define medio, fin, valor, acción, cambio, ganancia pérdida, bienes y objetivos. Por costumbre, los bienes han sido llamados “objetivos”, y los medios, “bienes”. Aunque Mises no está de acuerdo del todo, aplica parcialmente ésta definición para determinar su clasificación de los bienes en “de primer orden” o “de consumo” y “de producción” o de “segundo orden”. Mises reenfoca el concepto “servicios” al señalar que son bienes económicos inmateriales. La subjetividad personal de alguien no es el campo de estudio de la praxeología. Esta ciencia no valora la calidad de los fines ni medios, ni los califica de “adecuados” o “inadecuados”. La economía no valora nada como “apropiado” o “normal”, porque los valores son totalmente subjetivos.

    Preguntas al autor
    1. Para perseguir un mismo fin, ¿pueden dos personas utilizar medios distintos y de igual forma alcanzarlo?
    2. Si la escala valorativa de una persona únicamente puede ser conocida por sus actos y elecciones, ¿cómo se explica que un empresario pueda adelantarse a esa expresión de preferencias y produzca un bien para satisfacer esa necesidad?
    3. ¿Qué relación tiene el valor de un bien y las preferencias temporales de las personas?

  4. Resumen Primera clase:
    La acción Humana – Capitulo IV – Medios y Fines
    Profesor: Martin krauze
    Alumno: Manuel Ramos

    Mises define en el primer análisis de la acción – fines y medios desde diferentes perspectivas, partiendo de la subjetividad humana, y su capacidad creativa empresarial. Por ejemplo: El fin es el resultado que pretendemos conseguir con las acciones. El fin es cuanto el hombre desea, y los medios es todo aquello que nos servirá para alcanzar los objetivos. Los fines y los medios son subjetivos que nacen en el interior en base a la voluntad humana, entendiendo la voluntad como la energía o poder que nos mueve a la acción. Todos los sujetos implicados en la acción buscamos los fines y medios que de acuerdo a nuestros motivos e intereses merecen la pena pagar su precio. Las acciones o movimientos pueden ser que se conviertan en medios. Por tanto, existen muchos medios que nos conducen hacia el fin-al de un objetivo, los objetivos culminados a través de diferentes medios, conducen hacia otros fines de mayor amplitud – llevando a la voluntad humana hacia su máxima realización en el tiempo. Solo los bienes considerados como escasos por el individuo se consideran como medios – cuando la escasez surge, el individuo busca suplir la escasez por medio de su función creativa (empresarial), generando nuevos medios y nuevos fines – nuevos fines y nuevos medios.

    Mises divide los bienes (medios) en dos categorías:

    Bienes de consumo de primer orden – estos alimentan directamente las necesidades humanas sin la ayuda de otros factores. Aquellos bienes que necesitan la colaboración de otros factores lo considera como factores de producción de orden más remoto o más elevado, que solo con la intervención de otros bienes de consumo y tras un proceso temporal permiten satisfacer los fines de los individuos.

    Al final deduzco que los fines, medios, necesidades, recursos y factores productivos van de la mano y en su conjunto significan lo mismo.

    La acción o movimiento nos conduce a un estado de cambio constante – por el cual de forma continua buscamos sustituir estados voluntarios menos satisfactorios hacia otros de mayor satisfacción. Abandonamos lo que satisface menos por algo que nos satisfaga más. Aquello a lo que renunciamos por alcanzar un fin constituye el precio.

    La historia del lápiz es una reseña profunda sobre orden espontáneo donde muchos individuos localizados en diferentes partes del mundo y sin conocerse logran coordinar sus habilidades, dones y talentos para lograr un fin – este orden espontáneo que se da de forma libre por la intervención de la mano invisible, sin la participación coercitiva del Estado, sobre pasa creencias religiosas, políticas, culturales y económicas. Claramente podemos identificar, la distribución del trabajo, el libre comercio, esta historia es una crítica a la planificación centralizada y define dos instituciones fundamentales para el desarrollo armonioso de una sociedad – derecho a la propiedad privada así como el contrato – donde productores y consumidores actúan mutuamente de forma beneficiosa.

    Lo más novedoso:
    Me llama la atención como los factores de producción prestan un servicio – otorgando un bien de consumo o factor de producción – que al combinarse proporcionan bienes de consumo. Luego clasifica u ordena los bienes de producción según la proximidad al bien de consumo final – por ejemplo; los bienes de producción más próximos al artículo de consumo los considera en segundo orden, los empleados para la producción de los anteriores en tercer orden, etc. Otro elemento interesante es sobre cómo la clasificación de los bienes en orden ayuda a abordar la teoría del valor y la de precios de los factores de producción. Dentro de la acción como cambio – Mises definió el precio/valor/costo – que, aunque pareciera lo mismo, cada factor tiene su propio carácter o identidad – por ejemplo: a la renuncia de algo por lograr un objetivo lo definió como precio pagado – el valor de ese precio pagado se llama costo – el costo es igual al valor que se atribuye a la satisfacción de la que es preciso privarse para conseguir el fin propuesto.

    Tres preguntas que le haría al autor:

    Desde la perspectiva de la creación humana – se establece que el hombre fue creado a imagen y semejanza del Creador con el objetivo de gobernar (administrador) las riquezas.
    Entonces… ¿Por qué el hombre es corto en avanzar de forma natural para conseguir este fin? ¿Necesariamente el hombre requiere de estímulos para conseguir objetivos o fines? Con la información anterior… Si venimos a este mundo con el poder creativo de la función empresarial ¿Cuál es la escasez que provoca que el hombre viva en constante mediocridad?

    Manuel Ramos

  5. Resumen la acción humana cap. IV y Yo, el lápiz

    1.La teoría económica no trata sobre cosas y objetos materiales; trata sobre los hombres, sus apreciaciones y consecuentemente, las acciones humanas que de aquellas derivan.
    2.Fin es cuanto el hombre apetece. Medio cuanto el actor considera tal.
    3.Es costumbre llamar objetivo al fin último perseguido y simplemente bienes a los medios para alcanzarlos.
    4.Los bienes pueden ser libres y económicos. Libres son los disponibles en tal abundancia que no es preciso administrarlos. Los bienes económicos son bienes escasos y constituyen los fundamentos de la acción.
    5.La acción consiste en pretender sustituir un estado de cosas poco satisfactorio por otro más satisfactorio.
    6.Fe en la libertad individual
    7.Existen dos clases de pensamiento simplista y el sutil
    8.Orden espontaneo: coordinación no planeada, pero espontanea
    9.La moderna economía es aquella que explora el surgimiento de ordenes espontanea
    10.Los mercados libres coordinan exitosamente las acciones de literalmente millones de personas alrededor del mundo, dentro de un todo productivo

    Lo más importante:
    La forma tan simple y sencilla que el autor de yo el lápiz puede transmitir sus ideas.
    La cantidad de actores y medios de producción tan diversos que intervienen en el proceso productivo de un bien aparentemente simple como un lápiz.
    La coordinación no planeada, pero espontanea que se produce en la fabricación de un lápiz y de otros bienes de consumo.
    El individuo advierte mentalmente la utilidad de los bienes, es decir su idoneidad para conseguir apetecidos resultados; y al actuar los conviertes en medios.
    Las cosas integrantes del mundo externo solo gracias a la operación de la mente humana y a la acción por ella engendrada llegan a ser medios.

    Tres preguntas al autor de Yo, el lápiz:
    ¿Existen áreas económicas que el estado podrías intervenir sin afectar su buen curso y desarrollo?
    ¿Existe alguna relación entre neoliberalismo y las ideas principales que usted plantea en el texto?
    ¿Por qué las ideas simplistas se desarrollan con tanta facilidad en países pobres y pocos desarrollados y que deberían hacer para desarrollar ideas sutiles?

    Tres preguntas a el autor de la acción Humana:
    ¿El fin justifica los medios?
    ¿Cuáles son las causas en que la acción no es suficiente para alcanzar el fin propuesto?
    ¿El dinero es un bien de primer orden o de segundo o tercero o cuarto orden?

  6. Resumen del texto
    Un lápiz relata detalladamente el proceso de su creación. A partir de la enumeración de los materiales de que está compuesto y las numerosas personas involucradas para obtener dichos materiales, crear el producto, usarlo y distribuirlo. En esta extensa red de acciones y relaciones se incluyen muchas personas que aun de forma indirecta participan en la fabricación del lápiz, como a la persona que le sirve café a las otras que cortaron la madera que se utilizará para fabricar el lápiz, o la persona que barre la fabrica donde se produce, o la persona que cuida el faro del puerto al que ha de transportarse el producto. Todas estas personas tienen un conocimiento que utilizan para realizar sus actividades personales. Ninguno se puso de acuerdo para coordinar sus acciones con el resto de miles de personas para llegar a producir un lápiz. De hecho, nadie sabe que de alguna forma colabora para dicho fin. Y, aun así, sin un sistema planificado, las acciones de cada persona conducen al resultado final que es el lápiz que todos utilizarán.

    Lo más novedoso
    Los ordenes mas complejos no necesariamente son producto de una planificación u organización que alguna mente haya ideado; ordenes complicados como los que llevan a la producción de un lápiz no provienen de la deliberada estructuración del sistema, sino que son consecuencia de la coordinación no planeada de las acciones individuales de muchas personas. El orden en el que ocurren estas acciones no atiende a parámetros preestablecidos por alguien, sino que armoniosamente se coordinan, de forma independiente a cualquier régimen establecido previamente. Esto se debe a que no hay una persona en el mundo que sepa cómo hacer un lápiz, puesto que los involucrados sólo tienen una pequeña parte de la información, el resto es un conocimiento disperso que nadie puede controlar.

    Preguntas al autor
    1. ¿Cómo se transmite la información en el mercado para permitir la coordinación de acciones en procesos complicados?
    2. ¿Qué mecanismos existen para evitar que en el mercado se produzca más de lo que se necesita?
    3. ¿Existe aluna forma en que se pueda canalizar la información dispersa y concentrarla para hacer mas eficiente el mercado?

  7. SESION 1:
    – Mises, Ludwig. La Acción Humana, capítulo IV, apartados 1 y 4.
    – Read, Leonard. “Yo, lápiz”.

    RESUMEN:
    Ambas lecturas tratan sobre la acción del hombre y como la misma afecta a la economía. Centrándonos en la lectura “Yo, el Lápiz”, la misma muestra como la acción aislada de los individuos permite que una cosa tan simple como un lápiz pueda ser creada. Es muy posible que ninguna de las acciones de los individuos tuviese como finalidad la creación de “el Lápiz” (el objetivo), sino que cada individuo tuviese su propio “objetivo individual” y, mediante la producción de ese “objetivo particular” poder tener acceso a unos bienes que de otra manera no tendrían. El individuo utiliza los medios de consumo a su alcance (por ejemplo, el camaño) para la obtención de los medios de producción (siguiendo el ejemplo, la soga) para obtener aquel objetivo individual, mediante el cual pueda pasar a otro estado más satisfactorio.

    Cabe destacar que no es necesario un individuo común que dirija a los individuos particulares para la realización del objetivo final (“el Lápiz”). Esto se debe a que la propia naturaleza humana hará que el individuo consiga su objetivo particular para mejorar. Y, en la mayoría de los casos, para que el individuo pueda mejorar, tiene que buscar un objetivo que sea demandado. Es por ello, que si el “Objetivo final” es demandado y este depende de varios “Objetivos intermedios/particulares” (al formar parte de un objetivo final, estos objetivos intermedios pueden considerarse bienes de producción), la propia naturaleza humana hará que individuos particulares realicen la acción de convertir bienes de consumo en objetivos particulares sin necesidad de que un ente común indique que es necesario para la creación del Objetivo final.

    LO MAS IMPORTANTE
    Bajo mi punto de vista, lo más importante y lo que más me ha llamado la atención, es la idea de que no es necesario una mente maestra, sino que es la naturaleza humana la que por si sóla hace que la economía funcione. Es decir, es la propia naturaleza humana y su afán por mejorar su situación actual, la que hace que la economía funcione, sin necesidad de entender porque está pudiendo obtener valor en lo que está produciendo, simplemente sabiendo que en lo que produce hay valor. Y en el caso de que no lo haya, será el propio individuo el que se dará cuenta antes o después de ello, sin necesidad de que una mente maestra le indique si hay valor o no.

    PREGUNTAS AL AUTOR:

    1. ¿Serían posibles políticas sociales sin tener una “mente maestra” al frente?
    2. En el mundo actual el papel de los bancos centrales (“mentes maestras”) parece que es bastante relevante y el mercado se paraliza cada vez que alguno de ellos se dispone a hablar. Según Read ¿el papel de los bancos centrales no tiene sentido?
    3. De carecer los bancos centrales de sentido, ¿serían los propios individuos los que interviniesen en el mercado (para bien o para mal) en momentos de crisis?

  8. RESUMEN
    Con la acción perseguimos un fin u objetivo.
    El medio nos es necesario para alcanzar el fin. El individuo al darse cuenta de la utilidad de los bienes para conseguir objetivos deseados y con su actuación humana los convierte en medios. Gracias a la mente y acción humana las cosas del mundo externo llegan a ser medios. La praxeologia no se ocupa del mundo exterior sino de cómo nos enfrentamos los hombres a él. La economía al tratar la teoría de los precios, no se interesa por lo que algo debe valer sino por el valor que le da el que lo adquiere.
    Distinguían entre bienes libres, abundantes y no necesidad de administrar y económicos, constituyen fundamento de la acción. Bienes de consumo o de primer orden, directamente por si solos satisfacen necesidades humanas, y bienes de producción, estos son bienes económicos que sólo indirectamente mediante la intervención de otros bienes permiten satisfacer necesidades humanas. El orden más elevado conforme más alejado se encuentra el bien de la etapa final del consumo. El precio de los factores productivos se determina a partir del precio del bien final de consumo que estos factores producen.
    Con la acción pretendemos sustituir un estado menos satisfactorio por otro mejor, a esto le denominamos cambio, provocado voluntariamente. Rendimiento es la diferencia entre precio pagado y el de la meta alcanzada, el bº es subjetivo es un incremento de satisfacción. Valor expresado a través de preferencias. Cuando la acción produce una situación peor a la que se pretendía remediar, hablamos de pérdida.
    Yo, el lápiz. Posibilidad de cooperación sin coerción. El sistema de precios transmite información que hace que cada uno produzca los bienes deseados sin tener a alguien que les indique que hacer. La libertad humana precisa de la propiedad privada, de la libre competencia y de un gobierno severamente limitado

    TEMAS NOVEDOSOS
    Economía más centrada en la acción humana que en las cosas.
    Privatizar los recursos escasos para dar entrada a la creatividad empresarial.
    Como los procesos de producción dirigidos por una mano invisible tienen el efecto deseado en la consecución del producto final, gracias a los intereses libres de cada uno de los integrantes del proceso.

    PREGUNTAS.
    Si con creatividad empresarial no hay problema de escasez, en ciertas situaciones de bienes escasos, el problema es que falta la creatividad? ¿Entonces no valoramos lo que no es escaso?
    El coste y el valor lo tomamos como algo subjetivo, ¿por qué en las empresas siempre lo resumimos en unidades monetarias? Deberíamos de interpretar también cierta subjetividad?
    Si todo marcha bien sin una mente maestra, ¿por qué pensamos siempre en la necesidad de que haya dirigentes a todos los niveles, sea a nivel de Gobierno, de empresa…?
    ¿Qué papel tienen hoy los gobiernos en la libertad humana?

  9. Resumen:

    Cuando se adquiere un bien intercambiamos un poco de nuestro trabajo por una mínima parte de trabajo de todos los empleados que participaron en la fabricación del mismo.
    No hay una sola persona en el mundo que sea capaz de fabricar por sí solo un lápiz, debido al gran número de herramientas y servicios involucrados en la fabricación del mismo que a su vez habría que saber fabricar, sin embargo sí que hay una mano de obra que trabaja sin órdenes globales, a esto se le llama orden espontaneo y se genera por los millones de ajustes llevados a cabo por los individuos en el proceso.
    Los medios o bienes sirven para conseguir un fin que a su vez puede ser un medio para conseguir un fin superior.
    Los bienes por definición tienen que ser escasos, ya que los bienes libres no necesitan de gestión. Los bienes se clasifican por orden en función de lo cerca que estén de ser un bien de consumo.
    El valor y el precio de los factores de producción dependen del valor de los bienes de consumo que son los únicos que se valoran.
    Aquello a lo que se está dispuesto a renunciar por un bien es el precio pagado y el incremento de satisfacción por el bien consumido es el beneficio.

    Lo novedoso:
    Cuando realizamos un proceso de compra, estamos intercambiando un poco de nuestro trabajo por una infinitésima parte del trabajado de todos los empleados que participaron en la fabricación del bien de forma directa o indirecta.
    La fabricación de objetos sencillos conlleva un alto conocimiento en su fabricación que no es posible que resida de forma centralizada, surgiendo un orden espontaneo que consigue organizar el know-how.
    Los medios tienen que ser escasos, ya que los bienes libres no necesitan de gestión.
    El valor y el precio de los factores de producción dependen del valor de los bienes de consumo que son los únicos que se valoran. Aquello a lo que se está dispuesto a renunciar por un bien es el precio pagado.

    Preguntas:
    El orden espontaneo funciona a nivel macro, debido a la gran cantidad de personas que participan en él, ¿sería posible extrapolarlo a nivel empresarial y cuál sería el tamaño mínimo eficiente?
    El orden espontaneo genera algunas ineficiencias por la posibilidad de disponer un número de recursos redundantes realizando las mismas actividades, ¿generaría una mayor eficiencia limitar el volumen de competencia para que se pudieran destinar recursos a otras actividades carentes de recursos?
    ¿Ayudaría al progreso si la creatividad humana consiguiera convertir bienes escasos, como por ejemplo el agua, en bienes libres?

  10. Guía de Discusión. Mises (Capítulo IV) y Read (Yo, el Lápiz).

    Resumen:
    Mises explica que la praxeología no se ocupa propiamente del mundo exterior, sino de la conducta del hombre al enfrentarse con aquél, analizando la consciente reacción del hombre ante las realidades objetivas. Establece la subjetividad de fines y medios (ya sean bienes libres o económicos o, dentro de estos segundos, de consumo o de primer orden) dependiendo de la necesidad humana que satisfagan.
    Denomina acción a la sustitución de un estado de las cosas poco satisfactorio por otro más satisfactorio, y costo al precio pagado para obtener el objeto deseado. De que el resultado obtenido tenga más o menos valor que el esperado o incluso que la situación inicial dependerá que haya un beneficio mayor o menor o incluso una pérdida.
    En Yo, el Lápiz, Read narrar cómo las actividades individuales de un montón de personas se ordenan según una lógica de conveniencia para dar lugar a la construcción de un lápiz, como símil a la visión sutil del orden espontáneo de las cosas frente a la visión simplista y planificada.

    Lo más novedoso:
    Lo que me ha llamado más la atención es la aplicación del concepto de subjetividad, aplicado al concepto de valor. Es perfectamente comprensible que las cosas tienen un valor según quién las mira, pero no esperaba yo ver este concepto incluido en una clase de economía ni en un master de inversión. Esperaba más bien empezar a trabajar en buscar la valoración objetiva de las cosas.
    Por parte de Read me llama la atención de que forma tan simple logra explicar esa visión sutil del orden espontáneo de las cosas, explicando esa idea de que lejos de provenir de la casualidad los ajustes en las formas de actuar de los individuos provienen de la lógica de la mutua convivencia de todos y cada uno de los agentes que intervienen y lo imposible que resultaría para un único planificar tener en consideración todas y cada una de las motivaciones individuales de los agentes.

    3 preguntas para el autor:
    – Mises: ¿Todo fin puede ser a su vez un medio para otro fin aún mayor? ¿O existe un fin último por el que se rige todo? A parte del valor subjetivo, ¿tienen las cosas un valor objetivo que se puede cuantificar?
    – Read: ¿realmente cree que toda mente simplista hábilmente guiada se tornará sutil? ¿y qué pasa con aquellas personas que no atienden a la razón sino a conceptos dados (llámese religión o con cualquier otra acepción que considere)? ¿son aquellas personas igualmente “convertibles”?

  11. Sesión 1:
    (a) La Acción Humana (Capitulo IV – Medios y Fines) y (a) Yo, el lápiz.
    Profesor: Martin Krause
    Alumno: Sebastián Salazar

    (a)
    (a.i) Resumen
    Ludwig von Mises plantea un punto introductorio para el análisis económico (y praxeológico): la acción humana. Es a partir de esta categoría que se puede interpretar las acciones de las demás personas. La acción tpersigue un fin u objetivo y se realiza por medio de un medio. Estos son dos componentes básicos de la acción humana y es la accion humana la que se investiga en la economía. De lo anterior se desprende, que en tanto que es el sujeto el que desarrolla la acción, es él quien determina qué es un medio y cuál es su fin. En ese sentido es absolutamente subjetivo el valor de las cosas. Los fines intermedios que se persiguen para llegar a un fin último decantan, en el caso de los bienes, en bienes intermedios o de orden superior que derivan su valor del bien ultimo que se persigue. Finalmente, en cuanto a la motivación de la acción, se tiende a pasar de un estado menos satisfactorio a uno más satisfactorio desde el punto de vista del sujeto. Si la diferencia de valor entre el precio pagado y el de la meta alcanzada es positivo, entonces ex post se obtuvo ganancias, si es el caso inverso, hubo pérdidas.

    (a.ii) Lo Resaltante
    Lo más resaltante del texto de Mises es la ultranza en el subjetivismo del análisis económico y praxeología y del cual se derivan los conceptos económicos. Desde el subjetivismo y la postulación de la división formal de acción en medios-fines, Mises introduce la teoría de la imputación y explica someramente la teoría de los precios desde el sujeto. Desde esta perspectiva se explica también la escala valorativa de las personas y la implicancia que tienen las preferencias subjetivas en la apreciación de ganancias y pérdidas. De esta manera, Mises ancla la economía al sujeto y las percepciones del mismo y no a las cosas, que carecen de valor intrínseco.

    (a.iii) Preguntas
    1. Si alguien tiene ganancias psíquicas y no monetarias, ¿podría ser considerado desde un punto de vista externo como una ganancia?
    2. ¿Cómo entonces se puede calcular el crecimiento de una economía nacional si todo se debe ver desde la perspectiva subjetiva?
    3. ¿Qué sucede cuando un bien de orden superior es valorado a mayor nivel que el bien de primer orden?

    (b)
    (b.i) Resumen
    La autobiografía del lápiz muestra la complejidad que existe en la producción de un lápiz. De esta manear se busca ejemplificar la interconexión y complejidad que existe en el mundo a nivel de intercambios. Por otro lado, se explica el peso que existe en la interconexión global en la producción económica. Asimismo, se ejemplifica cómo una persona logra producir algo y encadenarse a la estructura productiva sin conocer todo el proceso productivo de un bien particular. De esta forma es inconcebible que una persona o un grupo de ellos puedan saber cómo producir o cuánta cantidad producir de un bien y de qué manera y qué bienes intermedios usar. Así, se destaca la absoluta ignorancia del hombre respecto del proceso productivo.

    (b.ii) Lo Resaltante
    Lo más resaltante es la ejemplificacion de la ignorancia humana en el proceso productivo de un bien. Si derivamos este ejemplo y lo aplicamos a todos los bienes producidos, se puede notar la magnitud de los intercambios y problemas de coordinación entre las personas al intercambiar. De esta manera se coloca relieve la probable incapacidad de un organismo central de controlar la producción o dirigirla siquiera.

    (b.iii) Preguntas
    1 Si hay incapacidad para prever por parte de un organismo central, ¿debería el Estado entonces no meterse en los intercambios económicos para no interrumpir el proceso?
    2 ¿Cómo se corregirían los problemas que puedan derivar de la ultraespecialización?
    3 ¿Cómo se podría combatir que un grupo interrumpa esta coordinación a través de bloqueos económicos nacionales o proteccionismo?

  12. RESUMEN DE “LA ACCION HUMANA” (L. Von MISES), CAP. IV., apartados 1 + 4
    Y DE “YO, LÁPIZ” (L. READ)
    Por: Lic. Kurt Noeding Koltermann

    1. En nuestra lectura se presenta a la ciencia económica moderna, como aquella ciencia que nos procura la comprehension de los factores relevantes que explican la configuración de las sociedades modernas, es decir, aquellas que surgen de las ventajas de la división del trabajo y del conocimiento, tan dispersos entre múltiples personas, gentes, culturas, naciones y hasta países, como los ilustrados en la confección de un lápiz, como muestra Leonard Read, como resultado de ordenes complejos espontáneos que no surgen de ningún ordenamiento particular intencionado por mente o comité de mentes planificadoras centralmente, sino de la libre y voluntaria interacción de personas que actúan deliberadamente, persiguiendo cada uno sus propios y particulares fines, descubiertos o creados subjetivamente, que se buscan alcanzar, porque se valoran exante como preferibles (de forma ordinal, pero no cardinal), utilizando para su persecución medios descubiertos o creados subjetivamente, que pretendemos entender subjetivamente como más útiles exante para la persecución de nuestros fines o cadena sucesiva de fines, sacrificando durante la ejecución temporal de la búsqueda de determinado fin durante particular acción, la persecución de otro fin valioso, que determina el costo subjetivo de oportunidad, de modo que, sólo enmarcadas estas acciones voluntarias en cierta y particular institucionalidad ético-jurídica, surgida evolutivamente, estos consecuentes ordenes sociales complejos surgidos espontáneamente, resultan en un bienestar general dinámicamente eficiente para las sociedades.

    2. Para mi, lo más importante es descubrir en éstos escritos, que podemos comprehender los factores relevantes que configuran un orden social complejo, como la sociedad humana basada en la división de conocimientos, a partir de un individualismo metodológico, que no necesariamente implica un individualismo ontológico, como lo afirma Gabriel Zanotti, a partir de la inteligibilidad de la derivación genético-causal desde el axioma central básico, por introspección, de la “acción humana”, que no es refutable empíricamente, sin entrar en contradicción.

    También me resulta de vital importancia, que ese orden social complejo espontáneo, requiere cierta y particular configuración institucional ético-jurídica, para devenir dinámicamente en bienestar general.

    3. Preguntas:
    a. ¿Entiendo bien, que el individualismo metodológico de Menger, no requiere necesariamente del individualismo ontológico, como lo afirma otro autor, Gabriel Zanotti? ¿En qué medida y de qué forma se puede ejemplificar la diferencia entre un individualismo ontológico, y un individualismo metodológico no ontológico?
    b. Si bien los textos austríacos son claros en afirmar que la institucionalidad que requiere una economía de mercado surge evolutivamente y espontáneamente, ¿ en qué medida Hayek cae o no cae, en su propio temido constructivismo, al proponer mejores formas institucionales para que Occidente desarrolle una mayor y más libre cooperación social?
    c. ¿Hasta qué punto el antagonismo entre el apriorismo de las leyes económicas, y lo aposteriori de la ilustración empírica e histórica es anacrónica a la luz de las reflexiones epistemológicas de otro discípulo de Mises, como Fritz Machlup? ¿Por qué predomina históricamente hasta hoy este antagonismo, siendo la epistemología de Machlup más coherente con el devenir de la reflexión epistemológica moderna? ¿Qué diferencia una racionalidad científica como la entendida por Lakatos y su equivalente austriaco Machlup, y el enfoque hermenéutico de “la comprehension” objetiva de Weber en la cual se basa Mises?
    d. ¿Puede poner un(os) ejemplo(s) práctico(s) de la medida en que el individualismo metodológico para explicar los fenómenos sociales complejos a partir del axioma básico de la “acción humana” nos posibilita ser mejores inversores?

  13. Mises, Ludwig
    La acción humana, capítulo IV, apartado 4
    Resumen
    La acción consiste en pretender sustituir un estado de cosas poco satisfactorio por otro más satisfactorio. Denominamos cambio precisamente a esa mutación voluntariamente provocada. Aquello a lo que es preciso renunciar para alcanzar el objeto deseado constituye el precio pagado por éste. El valor de ese precio pagado se llama costo.
    El costo es el valor que se atribuye a la satisfacción de la que es preciso privarse para conseguir el fin propuesto. La diferencia de valor entre el precio pagado (los costos incurridos) y el de la meta alcanzada se llama lucro, ganancia o rendimiento neto. El beneficio, en este primer sentido, el incremento de satisfacción que el hombre experimenta. En el mund o del valor sólo son aplicables los números ordinales; nunca los cardinales. La diferencia valorativa entre dos situaciones determinadas es purament e psíquica y personal. Sólo el propio interesado puede apreciarla y ni siquiera él sabe concretamente describirla a un tercero. Estamos ante magnitudes intensivas, nunca cuantitativas. la economía, por su parte, no tiene por qué entrar en el análisis de unos arbitrarios mecanismos que, al efecto, pocas garantías ofrecen, siendo así que sus mismos Utiliza dores advierten que no resultan aplicables a juicios valorativos. Pero es más; aun cuando lo fueran, para nada afectarían a los problemas económicos. Porque la economía estudia la acción como tal, no siendo de su incumbencia los hecbos psíquicos que provocan esta o aquella actuación. Sucede con frecuencia que la acción no logra alcanzar el fin propuesto. A veces, el resultado obtenido, si bien resulta inferior al apetecido, constituye mejoría en comparación a la realidad anterior a la acción; en este caso sigue habiendo ganancia, aun cuando menor de la esperada. Pero también puede suceder que la acción produzca una situación peor que la que se pretendía remediar; en tal supuesto, esa diferencia, entre el valor del costo y el del resultado obtenido, la denla denominamos pérdida.

    Lo más novedoso
    El concepto de acción.
    El concepto de cambio.
    El concepto de precio y el concepto de coste.
    El concepto de beneficio.

  14. Mises, Ludwig
    La acción humana, capítulo IV, apartado 1
    Resumen
    Concepto de medios y fines. La consecución de un objetivo o meta permite al actor aliviar un cierto malestar. El medio es lo que sirve para lograr un fin, objetivo o meta. No aparecen los medios como tales en el universo; solo existen cosas. El individuo advierte la utilidad de las cosas para conseguir resultados y las convierte en medios.
    La teoría económica no alude a las cosas; se interesa por las acciones humanas.
    Cuando la economía trata de la teoría de los precios solo le importa cuánto realmente vale una cosa para quien la adquiere; es decir, sólo analiza precios objetivos; los que las gentes respectivamente pagan y reciben en transacciones ciertas.
    Los medios son siempre escasos; insuficientes para alcanzar todos los objetivos a los que el hombre aspira. De no ser así, la acción humana se desentendería de ellos, y llamamos objetivo al fin último perseguido y simplemente bienes a los medios para alcanzarlo.
    Los economistas distinguían entre bienes libres y bienes económicos. Los bienes libres son abundantes y no hace falta administrarlos. El hombre no actúa sobre ellos. Forman parte del medio ambiente natural en que el sujeto vive y actúa. Sólo los bienes económicos constituyen fundamento de la acción y únicamente de ellos se la economía.
    Los bienes que sirven para satisfacer necesidades humanas son los bienes de consumo o bienes de primer orden.
    Los que sólo indirectamente permiten satisfacer las necesidades, complementando su acción con el concurso de otros, son bienes de producción.
    Un bien de producción permite la obtención de un producto mediante la concurrencia de otros bienes de producción, y ese producto podrá, a su vez, ser o un bien de consumo o un factor de producción que, combinado a su vez con otros, proporcionará un bien de consumo.
    Los bienes de producción se ordenan según su proximidad al artículo de consumo para cuya obtención se utilicen. Los bienes de producción más próximos al artículo de consumo en cuestión se consideran de segundo orden; los empleados para la producción de estos últimos se estimarán de tercer orden, y así sucesivamente.
    El valor y el precio de los bienes de órdenes más elevados dependen del valor y el precio de los bienes del orden primero producidos gracias a la inversión de aquéllos.
    La valoración fundamental tiene que ver exclusivamente con los bienes de consumo; todos los demás bienes son valorados en función de su contribución a la producción de éstos.
    Finalmente, un bien económico no tiene necesariamente que ser una cosa tangible. Los bienes económicos inmateriales, en este sentido, se denominan servicios.

    Lo más novedoso
    La consecución de un objetivo o meta permite al actor aliviar un cierto malestar. El medio es lo que sirve para lograr un fin, objetico o meta.
    Cuando la economía trata de la teoría de los precios solo le importa cuánto realmente vale una cosa para quien la adquiere
    La acción humana se ocupa de los medios porque son escasos.
    La clasificación de los bienes en bienes de consumo o bienes de primer orden y bienes de producción, que son los que permiten la obtención de un producto mediante la concurrencia de otros bienes de producción.
    El valor y el precio de los bienes de órdenes más elevados dependen del valor y el precio de los bienes del orden primero producidos gracias a la inversión de aquéllos y la valoración fundamental atañe exclusivamente a los bienes de consumo; todas las demás cosas son valoradas según contribuyan a la producción de éstos.

    Yo lápiz
    Read Leonard
    Resumen
    “YO, EL LÁPIZ” de Leonard E. Read cuenta la historia del proceso complejo de elaboración de un típico lápiz de grafito que utiliza como símbolo que pueda ayudar “a salvar la libertad que desgraciadamente la humanidad de a poco va perdiendo”.
    Ninguna persona individualmente sabe cómo hacer el lápiz, y desde ahí, Read, narra las innumerables operaciones necesarias para producirlo; las miles de personas y actividades involucradas en su producción.
    La motivación de estas personas está en que cada uno de ellos puede intercambiar su pequeña parte de conocimiento respecto de cómo se produce un lápiz, por aquellos bienes y servicios que necesita o desea.
    Y es importante aquí la ausencia de una mente maestra, de alguien dictando o dirigiendo por la fuerza todas estas incontables acciones que permiten nacer al lápiz. La Mano Invisible trabajando. La configuración de creativas energías humanas, de millones de pequeños know-hows dando forma a una natural y espontánea respuesta a una necesidad y a un deseo humano, en ausencia de cualquier clase de mente maestra.
    El pensamiento sutil: las acciones individuales ocurren a menudo, dentro de parámetros que alientan a las personas a coordinar sus acciones unas con las otras, de manera independiente a cualquier plan general, y que cualquier intento consciente por mejorar estas órdenes, está condenado al fracaso, porque las ordenes espontáneas no provienen de la casualidad, sino de que los continuos ajustes realizados por cada individuo dentro de ordenes espontáneas, siguen una lógica muy estricta -la lógica de la mutua conveniencia.
    Porque ningún planificador central puede conocer todos los detalles que hacen a la situación particular de cada persona, ningún planificador central sabe cuál es la mejor manera de acomodar cada una de las acciones de cada uno de los individuos con aquellas correspondientes a multitudes de otros individuos.
    En el siglo dieciocho, un puñado de académicos – entre los que se destacaban David Hume y Adam Smith – desarrollaron una sutil comprensión de como los derechos de propiedad privada incentivan a los productores y consumidores a actuar de manera mutuamente beneficiosa. Las fuerzas del orden espontáneo fueron de este modo descubiertas, y con este hallazgo comenzó a desarrollarse la economía moderna.

    Lo más novedoso
    La historia escrita por Leonard E. Read para ejemplificar la mano invisible de la que hablaba Adam Smith. Cómo es posible que las cosas funcionen sin necesidad de una autoridad planificadora. Y también del rol del sistema de precios tal y como lo explica Hayeck como transmisor de información que “hará que los individuos produzcan los bienes deseados sin tener alguien que les indique qué hacer”.
    Básicamente, los miles de personas involucradas en la producción del lápiz ven su trabajo como una forma de intercambiar bienes y servicios para conseguir lo que quieren. Cada vez que nos dirigimos a una tienda y adquirimos un lápiz, estamos intercambiando un poquito de nuestros servicios por la cantidad infinitesimal de servicios de cada uno de los miles que contribuyeron a producir el lápiz.
    En el texto de Leonard, ningún policía hace cumplir la tarea, las personas viven dispersas en el espacio, hablan lenguas diferentes tiene probablemente ideologías diferentes, pero cooperan para producir el lápiz.
    Como dice Milton Friedman acerca del texto de Leonard, “él no estaba tratando de decirle a la gente qué hacer o cómo comportarse. Estaba simplemente tratando de realzar la comprensión de sí mismos por parte de los individuos y del sistema en el que les toca vivir”.

    Mises, Ludwig
    La acción humana, capítulo IV, apartado 4
    Resumen
    La acción consiste en pretender sustituir un estado de cosas poco satisfactorio por otro más satisfactorio. Denominamos cambio precisamente a esa mutación voluntariamente provocada. Aquello a lo que es preciso renunciar para alcanzar el objeto deseado constituye el precio pagado por éste. El valor de ese precio pagado se llama costo.
    El costo es el valor que se atribuye a la satisfacción de la que es preciso privarse para conseguir el fin propuesto. La diferencia de valor entre el precio pagado (los costos incurridos) y el de la meta alcanzada se llama lucro, ganancia o rendimiento neto. El beneficio, en este primer sentido, el incremento de satisfacción que el hombre experimenta. En el mund o del valor sólo son aplicables los números ordinales; nunca los cardinales. La diferencia valorativa entre dos situaciones determinadas es purament e psíquica y personal. Sólo el propio interesado puede apreciarla y ni siquiera él sabe concretamente describirla a un tercero. Estamos ante magnitudes intensivas, nunca cuantitativas. la economía, por su parte, no tiene por qué entrar en el análisis de unos arbitrarios mecanismos que, al efecto, pocas garantías ofrecen, siendo así que sus mismos Utiliza dores advierten que no resultan aplicables a juicios valorativos. Pero es más; aun cuando lo fueran, para nada afectarían a los problemas económicos. Porque la economía estudia la acción como tal, no siendo de su incumbencia los hecbos psíquicos que provocan esta o aquella actuación. Sucede con frecuencia que la acción no logra alcanzar el fin propuesto. A veces, el resultado obtenido, si bien resulta inferior al apetecido, constituye mejoría en comparación a la realidad anterior a la acción; en este caso sigue habiendo ganancia, aun cuando menor de la esperada. Pero también puede suceder que la acción produzca una situación peor que la que se pretendía remediar; en tal supuesto, esa diferencia, entre el valor del costo y el del resultado obtenido, la denla denominamos pérdida.

    Lo más novedoso
    El concepto de acción.
    El concepto de cambio.
    El concepto de precio y el concepto de coste.
    El concepto de beneficio.

  15. Resumen del texto:
    La primera lectura nos cuenta como es la fabricación de un lápiz. Desde el origen hasta el final, cuando el producto está terminado. La vida del lápiz comienza en un árbol, los troncos de este se transportan a California que al final del proceso recibirá varias manos de esmalte. Otra parte importante del lápiz es la punta, que es de grafito, este grafito es extraído en Sri Lanka y mezclado con arcilla de Mississippi, tras un proceso industrial muy complejo en el que hay innumerables intervinientes, las puntas son tratadas con cera proveniente de Mexico. Por último y no menos importante tenemos la parte de metal que está hecha de cobre que finalmente es “coronada” con lo que conocemos como goma que utilizamos para borrar los errores que se cometen durante el uso del lápiz. Para la fabricación de algo tan “común” que estamos acostumbrados a ver y utilizar en nuestro día a día destacan los procesos tan complejos y la cantidad de personas cualificadas que intervienen. Destacando que la única diferencia que existe entre estos intervinientes es el tipo de conocimiento que poseen y que nunca pueden ser dejados a parte porque el proceso no llegaría a completarse como es debido. El texto destaca también como hay una ausencia de una ente maestra que pueda manejar todos estos factores, con tantos conocimientos para poder desarrollar y controlar un proceso tan complejo. Como conclusión el texto nos indica que la forma correcta de manejar cualquier energía para que tenga una actividad productiva y creativa debemos dejar que fluya libremente.
    En el texto de Mises se expone como son las acciones erróneas que podemos hacer las personas al valorar una acción que lleva implícita una economía. Muchas opiniones sobre el comportamiento de los mercados son controlados por el gobierno. Tratar con los diferentes precios de los mercados nos puede dar a entender el valor que le puede dar cada persona diferente a las cosas. Mises nos muestra como los economistas piensan más como tecnólogos no como praxeólogos. Y que hay dos tipos de bienes, los que son abundantes y no merece la pena “economizar” y por otro lado los que dan la opción de intercambiar entre diferentes interesados. El intercambio de estos bienes se lleva a cabo para conseguir algo con un mayor valor, que siempre será subjetivo, si este valor posterior del bien es superior tendremos un beneficio neto si el valor que le da la contraparte final al bien es menor se habrá incurrido en un coste y se asumirá una pérdida.

    Lo más novedoso:

    Lo que más me ha llamado la atención es el proceso tan complejo que tiene un lápiz. Algo que nunca me había llamado la atención y que nunca me habría parado a pensar que tiene un proceso tan largo y complejo. Lo que más me llama la atención es con la seguridad que el autor asegura que nadie es capaz de conocer todo el proceso. Entiendo que tener un conocimiento profundo de cada paso que se da en toda la cadena de valor es prácticamente imposible, pero sí creo que es posible entender (no controlar) todos los pasos. También creo que todos los factores tienen su importancia, y como dice el texto “ni el minero ni el leñador pueden ser dejados de lado” pienso que siempre hay etapas que seguramente se puedan optimizar o elementos que no sean necesarios en cualquier momento de la cadena de valor o puedan ser sustituidos por otros más baratos o con mejor rendimiento.
    También me ha llamado la atención como el texto hace una crítica a los gobiernos dejando claro que los mercados o cualquier proceso no debe ser intervenido y se debe dejar que cada cosa siga su curso en términos de oferta y demanda o en términos de conocimientos que fluyan y dejen que las necesidades tengan una respuesta espontánea.
    Lo que más me ha llamado la atención del texto de Mises ha sido la sencillez con la que plasma que el valor final después de un intercambio de bienes es muy subjetivo y depende del valor que cada contraparte le de a los bienes.

    Preguntas:

    ¿Por qué nadie es capaz de manejar un proceso por completo y ejercer de “mente maestra”?
    ¿Por qué considera que cualquier intervención en un mercado va a tener siempre consecuencias malas en un periodo largo de tiempo, como sería un mundo hoy en día sin ninguna intervención en la economía?¿Podría llegar a funcionar?

    ¿Por qué cuando un bien es abundante dice que las personas no deben “economizarlo”?

  16. Resumen:
    En texto perteneciente a la obra La acción humana se efectúa una reflexión sobre los fundamentos de la economía desde el punto de vista del interés que sobre ellos tiene el individuo. Para ello se diferencian los bienes según su finalidad o utilidad para la persona que los requiere. Los bienes destinados a satisfacer objetivos finales del individuo se denominan bienes de consumo, mientras que aquellos que requiere el individuo para conseguir los bienes de consumo son denominados bienes de producción. Esta aproximación se basa en la idea de que el individuo efectúa acciones que le producen algún tipo de satisfacción, y que para ello, necesita de elementos no sólo naturales para lograrlo sino de artefactos ideados con el fin de permitirle llevar a cabo las acciones que son de su interés. Se incluyen los servicios como bienes pero que no son tangibles .

    En la segunda parte del texto, introduce el concepto de valor y hace una diferencia respecto al precio, remarcando que la diferencia entre ambos da lugar al beneficio o a la pérdida. Además de que el precio es una medida precisa mientras que el valor es subjetiva y depende casi totalmente del individuo. Afirma que el valor de un bien es la suma de los valores parciales que se van aportando desde su fabricación, tanto tangibles (materias primas o herramientas) como intangibles (Know-How) y que la clasificación del valor parcial resulta trivial.

    En el texto de Yo, el lápiz se representa la vida de un lapicero común desde el momento de su fabricación, explicando detalladamente todos aquellos pasos que durante su fabricación le confieren sus características. El fin perseguido con tal historia es la de poner en duda la motivación finalista de las personas que en todo el proceso trabajan, aislando el interés que les motiva a trabajar del interés de fabricar un lápiz.

    COMENTARIO AL TEXTO
    Resulta muy interesante considerar que el hecho económico no responde a decisiones racionales, preestablecidas o calculables de un colectivo de personas, sino a la suma de pequeñas decisiones individuales movidas por los intereses, ideas, personalidades y filosofías que cada una de ellas tienen. Creo que este racionamiento es válido para explicar la “mano invisible” que en día promulgo A. Smith , permitiendo además realizar una clasificación entre diferentes bienes creando una visión de la economía más cercana a las personas corrientes. El concepto de acción siendo muy propio de la ciencia se aplica de una forma similar al hecho económico y de algún modo indica cambio, y ese cambio requiere de energía y esfuerzo, y a su vez tiene consecuencias que afectan a las personas que realizan la acción.

    Respecto al texto de Yo, el lápiz creo que es una forma muy interesante de explicar la forma en la que la sociedad actual funciona, desligando las motivaciones individuales de los fines que posteriormente se van creando, además da muestra de la complejidad que tiene hasta el objeto más simple y de la imposibilidad de realizar una planificación completa del 100% del proceso.

    Preguntas al autor

    Si bien la presencia de una “máquina central decisora” parece innecesaria a la hora de producir un bien u ofrecer un servicio y por tanto ha de ser reducida al máximo. ¿Es posible efectuar planes de tipo estratégico en una sociedad sólo con la mera unión de intereses individuales?

    ¿Hasta que punto la propiedad privada ha de ser defendida? Por ejemplo, el productor de un equipo indispensable para solventar una crisis temporal se niega a facilitar su bien de ninguna forma o lo hace de forma desleal a los intereses generales.

    Comenta que gracias a la ausencia de la decisión centralizada es posible obtener productos más baratos y eficientes. Pero se plantea la situación en la el productor no asuma costes que el resto de la sociedad ha de pagar, por ejemplo medioambientales. ¿Cómo se puede compensar a aquellos perjudicados por las acciones de otros sin una autoridad central?

  17. Cap. iv Acción Humana y Yo Lápiz.

    Mises se centra en la acción individual, como el hombre persigue un fin y para ello actúa sobre las cosas, que debido a su escasez le obligan a valorarlas, a preferir unas sobre otras. Así pone precio a una meta y simultáneamente hace lo mismo con los medios necesarios para alcanzarla, la diferencia entre ambos le lleva a la acción, al intercambio, a un actuar continuamente a lo largo del tiempo, y esto es la economía.
    Es ahora (Yo Lápiz) cuando saltamos a los miles de sujetos definidos en el párrafo anterior actuando entre ellos, ejerciendo su libertad individual, intercambiando anárquicamente , casi caprichosamente, bienes y servicios y conocimiento para producir un bien ordenado, el lápiz.
    Novedad. Escasez definiendo el bien económico, sin desmerecer de esa proyección del sujeto sobre las cosas para darles valor, proyección en el tiempo hacia la consecución de un fin o meta arbitrario, pero que ordenará , casi mágicamente, la vida económica.
    Preguntas. ¿cómo puede un desorden subjetivo producir un orden objetivo?
    ¿siempre que hay orden económico hay libertad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *