Mises sobre el cálculo económico. Los precios no reflejan la totalidad de las valoraciones subjetivas, pero permiten calcular

Con los alumnos de la UBA Económicas vemos a Ludwig von Mises sobre el cálculo económico. Aunque se refiere a la posibilidad de dicho cálculo en el socialismo, explica también las diferencias entre valoraciones subjetivas y precios, y siendo que los precios no reflejan la totalidad de las valoraciones, son sin embargo el mejor instrumento para calcular y tomar decisiones:

“En una economía de intercambio, el valor objetivo de intercambio de los bienes de consumo pasa a ser la unidad de cálculo. Esto encierra tres ventajas. En primer lugar, podemos tomar como base del cálculo la evaluación de todos los individuos que participan en el comercio. La evaluación subjetiva de un individuo no es directamente comparable con la evaluación subjetiva de otros. Sólo llega a serlo como valor de intercambio surgido del juego de las evaluaciones subjetivas de todos aquellos que participan en la compra y venta. En segundo lugar, los cálculos de esta índole proporcionan control sobre el uso apropiado de los medios de producción. Permiten a aquellos que desean calcular el costo de complicados procesos de producción, distinguir inmediatamente si están trabajando tan económicamente como otros. Si a los precios del mercado no logran sacar ganancias del proceso, queda demostrado que los otros son más capaces de sacar provecho de los bienes instrumentales a que nos referimos. Finalmente, los cálculos basados sobre valores de intercambio nos permiten reducir los valores a una unidad común. Desde el momento que las variaciones del mercado establecen relaciones sustitutivas entre los bienes de consumo, se puede elegir para ello cualquier bien de consumo que se desee. En una economía de dinero, el dinero es el bien elegido. Mas, los cálculos de dinero tienen su límite. El dinero no es una medida de valor o de precios. El dinero no “mide” el valor. Tampoco se miden los precios en dinero: son cantidades de dinero. Y aunque aquellos que describen el dinero como “standard de pago diferido” lo crean ingenuamente, un bien de consumo no es un valor estable. La relación entre el dinero y los bienes de consumo no sólo fluctúa en cuanto a los bienes de consumo, sino también en cuanto al dinero. En general, tales fluctuaciones no son muy violentas. No perjudican en forma importante a los cálculos económicos, porque en un estado de continuo cambio de las condiciones económicas, este cálculo sólo abarca períodos relativamente cortos, en los que la “moneda dura”, por lo menos, no cambia su valor adquisitivo en forma importante.

Las deficiencias de los cálculos en dinero surgen, generalmente, no porque se hayan hecho en términos de un medio de intercambio general, sino porque se basaron en valores de intercambio más que en valores subjetivos de uso. Por ejemplo, si estamos estudiando las conveniencias de una planta hidroeléctrica, no podremos incluir en los cómputos el perjuicio que ella podría significar en la belleza misma de la caída de agua, salvo que tomáramos en cuenta la baja del valor que produciría la disminución del movimiento turístico en esa región. Sin embargo, tendremos forzosamente que tomarlo en cuenta cuando decidamos si se llevará a cabo la empresa. Tales consideraciones son frecuentemente juzgadas como “no-económicas”. Aceptaremos la terminología, porque la discusión respecto a términos no nos llevaría a ninguna parte. Pero no se puede decir que todas las consideraciones de esa índole sean irracionales. La belleza de un lugar o de un edificio, la salud de toda una raza, el honor de los individuos o de todo un país, aun cuando no tienen relaciones de intercambio (porque no se comercian en el mercado), son otros tantos motivos de acción racional, siempre que la gente las considere significativas como aquellas llamadas normalmente económicas.

El que ellas no entren en los cálculos de dinero se debe a la naturaleza misma de tales cálculos. Pero eso no disminuye en absoluto el valor de los cálculos de dinero en los asuntos generales de la economía. Porque todos esos bienes morales son bienes de primer orden. Podemos valorizarlos directamente y luego no encontrar dificultad para tomarlos en cuenta, aunque no caigan dentro de la esfera de los cómputos de dinero. El hecho de que escapen de dichos cómputos no presenta mayores dificultades para tomarlos en cuenta. Si sabemos exactamente cuánto hay que pagar por la belleza, por el honor, por la salud, por el orgullo, etc., nada nos impide tomarlos en cuenta. La gente muy sensible sufrirá al tener que elegir entre lo ideal y lo material, pero no se puede culpar de ello a la economía del dinero. Está dentro de la naturaleza misma de las cosas. Cuando logramos llegar a juicios de valor, sin recurrir a cómputos de dinero, no podemos evitar esa elección. Tanto el individuo como las comunidades socialistas tendrían que hacer lo mismo, y las personas verdaderamente sensibles no lo encontrarían doloroso. Llamados a elegir entre el pan y el honor, sabrán siempre cómo actuar. Si no se puede comer el honor, se puede, por lo menos, dejar de comer por el honor. Sólo aquellos que temen la angustia de la decisión, porque saben en su fuero interno que no pueden prescindir de lo material, considerarán la necesidad de elección como una profanación.”

18 pensamientos en “Mises sobre el cálculo económico. Los precios no reflejan la totalidad de las valoraciones subjetivas, pero permiten calcular

  1. El texto de Ludwig Von Mises busca explicar los determinantes y las ventajas del cálculo económico en el sistema capitalista y hace una fuerte crítica al socialismo por estar imposibilitado del mismo. En una económica de intercambio, el valor objetivo de intercambio de los bienes de consumo es una unidad del calculo y el dinero es la unidad común a la que se reducen estos valores. Esto le permite al capitalismo tener una producción racional. Cada paso que se aleja de la posesión privada de los medios de producción y el uso del dinero es un paso mas que nos aleja de la actividad económica racional según Von Mises. Suponer que una sociedad socialista podría reemplazar los cálculos económicos por cálculos en especie, es tan solo una ilusión. Dentro de una comunidad que no practica el intercambio, los cálculos en especies sólo pueden abarcar los bienes de consumo. La actividad económica es absolutamente imposible sin cálculos y como en el socialismo no pueden haber cálculos económicos no se puede hablar de producción racional. Esto quiere decir que en el socialismo no puede haber actividad económica tal como nosotros la entendemos.
    Me pareció muy interesante y coincido rotundamente en el análisis que se hace del socialismo como un “oasis socialista”, es decir solo puede existir bajo un sistema mundial basado en la libertad del intercambio y el uso del dinero. Si esto no sucediese, seria imposible determinar una administración económica eficiente, no habría forma, por ejemplo, de analizar si un proceso de producción es mejor que otro. Si bien la administración económica puede determinar que bienes son más necesarios, no va a poder evaluar los medios de producción. La única forma de concebir un socialismo racional y económico es que nos encontremos en una sociedad estacionara. Sin embargo, un sistema económico estacionario no puede existir, es solo una suposición teórica. Por esto carece de sentido pensar un sistema socialista a nivel mundial según mi opinión. Creo que el socialismo puede aparecer en pequeñas unidades aisladas, pero bajo la existencia de un sistema capitalista que les sirva como punto de análisis para poder realizar un cálculo económico y determinar condiciones de eficiencia.
    Preguntas:
    1- ¿Qué plantea el autor sobre el problema de la información asimétrica que dificulta el cálculo económico?
    2- Si bien es cierto que la mayoría de los descubrimientos científicos y desarrollo de nuevas técnicas productivas se dan al interior de empresas privadas: ¿Cuál es la opinión de Mises sobre el fomento de instituciones de ciencia y tecnología por parte del Estado?
    3- ¿Cree que en el futuro encontraremos un sistema superador al sistema de precios para realizar el cálculo económico?

  2. RESUMEN:
    Von Mises realiza críticas al cálculo económico del sistema socialista. En primer lugar, explica el cambio de la ciencia económica a través de la racionalización de los cálculos basados en el dinero. Además, detalla la necesidad de que exista unidad entre voluntad y acción racional, que surge de la necesidad. Afirma que toda actividad económica es una acción racional e individual. Luego, menciona que el cálculo se basa en el intercambio de una condición por otra, cuyo bien intermediario es el dinero, con importancia de la computación para registrar las unidades de intercambio. Así, llega a la crítica al socialismo, donde no se hacen cálculos con dinero, no poseen libertad de precios, es imposible asegurar si el trabajo es necesario, la mayoría de la producción son de bienes intermedios, todos los medios para producir pertenecen a la comunidad, convertida en una sociedad abstracta, determinada por la voluntad común. Por último, contrasta al socialismo con el capitalismo, caracterizado por el individualismo.

    NOVEDOSO O IMPORTANTE:
    Me resultó importante que Von Mises detalle que las investigaciones se inician con el principio económico, a pesar de que este es ineficaz para separar las esferas de lo económico y no económico. Es novedoso que para el autor, esta división se torna insatisfactoria. Para Von Mises, también son de importancia las consideraciones no económicas, y los bienes morales. Menciona la posibilidad de errores de cálculo, y las ventajas del valor objetivo como unidad de cálculo.
    Por otro lado, es destacada la afirmación de que toda actividad económica depende de la existencia de fines. También me sorprendió que constituye un obstáculo definir a la actividad económica, para el autor. Además, nombra las ideas de Engels, del capitalismo y de los bolcheviques rusos. Con respecto a las críticas al socialismo, es notable que detalle que cuando no hay mercado, no hay sistema de precios, y por lo tanto se torna imposible realizar cálculos económicos, al tomar además sólo la cantidad de trabajo socialmente necesaria. Incluso, nombra a los marxistas, quienes evitan la palabra Estado, desean destruir esta maquinaria de poder, no le otorgan un papel al empresario, es imposible realizar cálculos separados en sus cuentas, el mercado es artificial y el producto pertenece a la comunidad. Por lo tanto esta sociedad es impracticable para el austriaco.

    PREGUNTAS:
    1) Sabiendo que Von Mises explica que en una sociedad socialista no se realizan cálculos económicos que incluyan dinero, ¿por qué razón los pensadores de esta corriente abandonan la libertad de precios de bienes de producción y no es posible la producción e intercambio racionales?
    2) ¿Puede aclarar por qué es absurdo para el autor, delimitar el objetivo del logro del mayor producto posible, obtenido al dividir la esfera de lo económica de otras clases, dentro de una esfera de acción? Y además, ¿a qué se refiere con que la división de lo económico con lo no económico resulta insatisfactoria?
    3) Con respecto a Marx, ¿en qué se basó para considerar un mercado artificial, y para reducir a la sociedad en una comunidad abstracta?

  3. Alumno: Juan Ignacio Berlingeri Paolicchi / Registro: 883.600

    Sinopsis de “El Cálculo Económico en el Sistema Socialista” de Ludwig von Mises

    En este paper Mises explica los motivos por los cuales el sistema socialista es impracticable bajo cualquier circunstancia. Comienza con cuestiones metodológicas intentando derrumbar cualquier distinción entre acción racional y acción económica, toda vez que éstas son coincidentes y toda actividad económica es una actividad racional donde el individuo busca, ante todo, maximizar su placer de manera individual. Luego sigue con la explicación del cálculo económico, explicando la necesidad de que, cuando se ejecuten actos de intercambio y estos se den en condiciones complejas, es necesario el cálculo económico. El valor objetivo de intercambio de los bienes de consumo pasa a ser la unidad de cálculo, enumerando tres ventajas; entre ellas, proporcionar control sobre el uso apropiado de los medios de producción y reducir los valores a una unidad común. El dinero es el bien elegido para este último objetivo y, a pesar de tener deficiencias, no contamos con nada mejor para reemplazarlo. Luego da lugar a la crítica fulminante al Socialismo, expresando que es una ilusión creer que una sociedad podría reemplazar los cálculos en dinero por cálculos en especie, argumentando que cuando una sociedad abandona la libertad de precios de los bienes de producción, se hace imposible la producción racional, alejándonos de la actividad económica racional. Por lo tanto, la actividad económica es absolutamente imposible sin cálculos económicos y esto significa que en el Socialismo no puede haber actividad económica tal como la conocemos. En conclusión, el Socialismo es la negación de la economía racional, destruyendo totalmente la viabilidad de un sistema como éste. Luego Mises va a criticar a Marx y también a los socialistas “tradicionales” como a los “novedosos”, que sugieren instalar un mercado artificial.

    Dos conceptos importantes utilizados en la lectura

    El primer concepto importante utilizado en la lectura es el del cálculo económico y la necesidad del mismo para que exista la actividad económica tal como la conocemos. Desde el momento en que estos dejan de ser posibles bajo el Socialismo, entonces no puede existir nunca una actividad económica racional. Para que ésta exista es necesario un sistema que se base en la propiedad privada de los medios de producción y que respete los contratos establecidos previamente, sin la posibilidad de que se sucedan “nacionalizaciones” de los medios de producción en algún momento.
    Por otro lado, me resultó novedoso (dado que nunca le había prestado atención) la crítica del autor a Marx al emplear la palabra “sociedad” de manera ambigua al estilo de los sofistas para evitar hablar del término Estado, ya que ese término no conseguiría el apoyo de aquellos que aman la libertad y cuyo apoyo es necesario para la viabilidad del sistema socialista. Por este mismo motivo es que el marxismo oculta y disfraza la esencia del programa, buscando esconder el abismo que separa a la democracia del Socialismo.

    
Tres preguntas

    1) ¿Qué opina Mises del rol del Estado para intervenir en el ciclo económico y moderar las agresivas fluctuaciones que puede haber en los niveles de actividad y, en consecuencia, de empleo?
    2) Un Estado que provea educación o salud pública (a la vez que estos servicios compiten con servicios brindados por agentes privados), ¿estaría alterando el cálculo económico de manera de volverlo impracticable? ¿O es viable que el Estado intervenga en algunos sectores de la economía para lograr un mayor bienestar de aquellos que no pueden acceder a ciertos servicios?
    3) ¿Por qué siguen vigente las ideas socialistas pese a los repetidos fracasos en países como Cuba, Rusia o Venezuela?

  4. Mises – El problema del cálculo económico en el socialismo

    En el ensayo se exponen varias críticas a la “economía socialista” si es que puede llamarse de esa manera. El punto principal de Mises es que, en ausencia de un mercado libre, no puede operar un sistema de precios, e intentar planear la producción a través del trabajo aportado por cada individuo tiene diversos problemas como por ejemplo el de la dificultad de homogeneizar el trabajo. Como no se puede saber qué es racional producir, las decisiones van a terminar siendo arbitrarias. Además de estos problemas, se suma el problema de incentivos, puesto a que no hay razón para que los productores utilicen los métodos más eficientes.
    Ni Engels ni Lenin muestran claramente cómo planificar y hacer el cálculo económico, simplemente parecen asumir que es sencillo, sin tomar en cuenta la complejidad del asunto ni las críticas a la teoría valor trabajo.

    2 conceptos

    – Sistema de precios como sistema de incentivos, a través del texto Mises muestra que el sistema de precios es clave para fijar incentivos, de esta forma se produce lo necesario en término de valoraciones individuales, de manera descentralizada y con bajos costos debido a que la información fluye por los precios.

    – Problema de homogeneizar trabajo, Mises acude a uno de los mismos argumentos antes utilizados por otros austríacos como Bohm-Bawerk, y es que no es posible homogeneizar las horas de trabajo, algunas horas son de trabajo complejo y otras de trabajo simple.

    3 preguntas

    – ¿Hubo propuestas sobre planificación, pero sin apelar a la teoría valor trabajo? ¿Sufren los mismos problemas?
    – Sin tener en cuenta el problema de incentivos ¿qué pasaría si se produjese lo más necesario en términos de necesidades básicas? Y una vez que se satisfacen esas necesidades básicas se pasa a secundarias y así sucesivamente.
    – ¿Contestó algún planificador de la Unión soviética a los argumentos de Mises?

  5. Resumen:
    El problema del cálculo económico es una situación que surge en una economía que está cambiando perpetuamente.
    Cuando una sociedad abandona la libertad de precios de los bienes de producción, se hace imposible la producción racional.
    Ningún hombre, aunque fuese un genio, tiene la capacidad intelectual para decidir la importancia relativa de cada uno de un número infinito de bienes de naturaleza más elevada. Ningún individuo podría discriminar tan bien entre el número infinito de métodos alternativos de producción como para aplicar juicios directos acerca de su valor relativo sin cálculos auxiliares.
    Bajo un sistema basado en la propiedad privada de los medios de producción, la escala de valores es el resultado de las acciones de cada miembro independiente de la sociedad. Como consumidor, el individuo establece el valor de bienes listos para el consumo. Como productor, orienta los bienes de producción hacia aquellos usos que rendirán más.
    Bajo el socialismo, la administración económica puede establecer exactamente qué bienes son más urgentemente necesarios, pero la evaluación de los medios de producción, no se soluciona. Puede averiguar exactamente el valor de la totalidad de tales instrumento, pero no puede asimilarlos a un denominador común de precios, como podría ser bajo un sistema de libertad económica y de precios en dinero.
    Allí donde no hay mercado no existe el sistema de precios, y allí donde no hay sistema de precios no puede haber cálculo económico. Tenemos entonces una comunidad socialista que debe navegar en un océano de todas las permutas económicas posibles e imaginables sin la brújula del cálculo económico.
    Importante: Me parecio muy interesante la dureza con la que ataca al socialismo, presentando fundamentos económicos en su contra. También contra aquellos que dicen que se solucionaría el problema del cálculo económico mediante la creación de un mercado artificial para los medios de producción
    “No ven (o no quieren ver) que no es posible el divorcio entre el mercado y sus funciones como regulador de precios, del rodaje de una sociedad basada en la propiedad privada en cuanto a medios de producción, en la cual y de acuerdo a las reglas de tal sociedad, los propietarios, capitalistas y empresarios pueden disponer de su propiedad en la forma que les parezca mejor. Porque la fuerza impulsora de todo el proceso que crea los precios de mercado para los factores de producción es la incesante búsqueda de los capitalistas y empresarios por aumentar sus ganancias acatando los deseos de los consumidores. Sin el esfuerzo de los empresarios (incluyendo a los accionistas) por aumentar sus ganancias, los propietarios sus rentas, los capitalistas los intereses y los trabajadores sus salarios, sería imposible que funcionara con éxito el mecanismo”.
    “Las masas podrán desearlo ardientemente, se podrán producir revoluciones y guerras, pero nunca triunfará. Cada tentativa por implantarlo llevará al sindicalismo, o por otro camino, al caos, que muy pronto disolverá la sociedad, basada en la división del trabajo, en pequeños grupos autosuficientes. El intento de reformar al mundo en tal sentido podría destruir la civilización, pero nunca lograría establecer una comunidad socialista que resultara exitosa.”
    Preguntas:
    1) En referencia al socialismo, por que crees que ideas cuyo resultado fue siempre tan perjudicial siguen estando en la mente de muchos individuos?
    2) La Big data o posibles avances en ese sentido, que podrían anticipar y disponer de una información que aún no ha sido creada, prediciendo comportamientos, servirían de algo a aquellos que intentan la economía planificada?
    3) La visión utilitarista de Mises podría quedar anulada en tal caso? Y una visión iusnaturalista como la de Rothbard o Ayn Rand?

  6. Resumen de “El Cálculo Económico en el Sistema Socialista” de Ludwig Von Mises.
    En el comienzo del texto Von Mises plantea uno de los primeros problemas de la economía, separar lo “económico” de lo “no económico” y en consecuencia las acciones económicas de las no económicas, la acción deriva de la insatisfacción y de la búsqueda de mayor bienestar individual entonces, cuando tengo dos necesidades y solo puedo satisfacer una de ellas, una acción racional y una acción económica se encuentran en la misma esfera. Luego, Mises explica porque el cálculo económico en el socialismo es impracticable, al no existir mercado no existen los precios y al no existir los precios no existe el cálculo. La imposibilidad de realizar cálculos económicos en el socialismo demuestra una de sus principales fallas y, además, en la práctica quedo demostrado en cada experimento socialista llevado a a cabo que lo único que consiguió fue generar hambre y miseria, incluso hubo socialistas que plantearon la posibilidad de solucionar este problema, pero es imposible pensar un sistema de precios sin mercado ni propiedad privada, porque son estos los que generan los precios.
    Lo novedoso:
    Lo que me resulta novedoso del texto de Ludwig Von Mises es la demostración de la fuerte incoherencia existente en el socialismo, la imposibilidad del cálculo económico es algo que no había considerado previamente yo y su relación con los constantes fracasos de los experimentos socialistas a lo largo del mundo lo demuestran. Otro de los conceptos que desarrolla a lo largo del texto que me resulta interesante es el fundamento de la acción mediante el uso de la razón la cual significa buscar y esforzarse por lo que uno considera deseable y evitar lo que le provoca sufrimiento de una forma individual.
    Preguntas:
    1) Al ser el cálculo económico socialista imposible, ¿cree que es posible evitarlo y de esa formar simplemente ignorar dicha imposibilidad?
    2) A lo largo del texto habla acerca de la acción racional, ¿implica eso la existencia de otro tipo de acción, es decir, una acción irracional?
    3) Al principio del texto busca diferenciar el objeto de estudio de la economía ¿Cuál cree entonces que es el objeto de estudio de la economía?

  7. ¿Cuál es la esencia de la actividad económica? La ejecución de actos de intercambio, en donde el valor objetivo de intercambio de bienes es tomado como unidad de cálculo, que es llevado a cabo en términos de dinero. ¿Puede la sociedad socialista reemplazar estos cálculos en dinero por cálculos en especie? La respuesta es negativa, ya que este cálculo en especie es aplicable sólo para bienes de consumo, pero se complica en el caso de bienes más elevados. Mientras menos clara sea la propiedad de los medios de producción, será también la factibilidad de la actividad económica. ¿Es por esto inexistente la sociedad socialista? No, pero las decisiones serán tomadas en base a vagas evaluaciones, sin cálculos de por medio.
    ¿Qué nos queda entonces? La economía capitalista, ¿Por qué capitalista? El autor sostiene que, en realidad, es un término acuñado por el socialismo para denostar y condenar. Más allá de esto, el término capitalista está relacionado con los cálculos de capital.
    Por último, en el socialismo se intenta evitar el uso de la palabra “Estado, en donde, en palabras del autor, al no ser posibles los cálculos económicos es también imposible de practicar el socialismo. Algunos defensores de este último propusieron suplir el mercado natural por uno artificial, pero esto no sería posible ya que este mercado es sólo afectado pr cambios de bienes, sin tener en cuenta al capital.
    Me surgen las siguientes preguntas:
    -Para el autor, ¿cuáles son las diferencias reales (y no ideológicas)entre el capitalismo y el intento de socialismo (ruso por ejemplo?
    -¿Qué soluciones propone el autor para los obstáculos que se presentan en los cálculos económicos (falta de información por ejemplo)?

    Como aspectos a destacar:

    -Coincido con el autor en el hecho que no existe diferenciación entre bienes económicos y no económicos, ya que todos entran en el circuito que permite el intercambio que satisface las necesidades de los hombres, que en última instancia es el objetivo principal del mismo. Creo que muchos individuos confunden muchas veces el hecho de que el bien no tenga un valor con el hecho de que no sea económico.
    -La falacia de que el socialismo tiene en cuenta el bien común, mientras que el capitalismo el individual. Creo que bajo el lema de bien común, los dirigentes cometen las peores atrocidades en busca de un único fin, que muy lejos de ser el bien común es su propio bienestar. Y esto no sólo ocurre bajo el régimen socialista, sino también en otros países que practican el capitalismo.
    -Por último, creo que se le debe prestar atención, tal como lo adelanta el autor, a lo impracticable del socialismo, pero porque considero que un objetivo fundamental de la sociedad debería ser el caer en cuenta que se necesita de la propiedad privada, que la colectivización de los medios de producción es sólo posible (si es que es posible) en la teoría; que se necesita de un mercado que funcione de arbitro para las necesidades de los diferentes individuos, y muchas cosas más. La sociedad en su conjunto debe concientizarse de esto, para ahí recién utilizarlo de punto de partida en construir algo mejor

  8. El cálculo económico en el sistema socialista, por Ludwig von Mises.
    Alumno: Lucas Albano Masucci (881.953)

    Resumen:
    El texto se encarga de derrumbar el sistema socialista planteado por Marx, sosteniendo que es el problema del cálculo económico y su imposibilidad de completarlo la causa principal.
    En un sistema capitalista, el valor de los bienes es determinado por múltiples factores que interactúan en el mercado (oferta, demanda, cantidad de dinero, etc.), y, como su nombre lo indica, consolidan un precio de mercado.
    Como contracara, este panorama es inexistente en el sistema socialista, ya que el valor de los bienes es determinado por las horas trabajo que contienen, ignorando así cualquier factor del mercado. La teoría del valor trabajo, ya sabemos, ha sido derrumbada por muchos autores, como dice von Mises. Ante esta situación, es imposible hacer en un cálculo económico en un escenario socialista ya que no se puede hacer referencia a un sistema de precios de mercado que estén bien conformados.
    Finalmente, von Mises se encarga de marcar las falencias teóricas del socialismo y la socialización de los medios de producción. También se refutan las teorías de mercados/sociedades estacionarias y mercados artificiales que puedan ser usados para crear un sistema de precios alternativo.

    Aspectos novedosos del texto:
    Lo que me pareció novedoso del texto es como el autor desplaza la idea de la conformación del valor basado en las horas trabajo que contienen los bienes, más allá que ya lo habíamos analizado a Boehm Bawerk desestimar esta teoría también. Me pareció más interesante la idea de la imposibilidad de realizar un cálculo económico en el sistema socialista ya que se basan en un sistema de precios que tiene una teoría de valor muy deficiente. El principal punto de deficiencia es el supuesto de homogeneidad del trabajo, y como eso complica la puesta de un precio común en dinero.

    Preguntas:
    1. ¿Si el socialismo triunfara a nivel global, sería posible su desenvolvimiento dado que no hay otro sistema de precios al cual referenciar?
    2. ¿Cómo explica el autor la modificación de precios por factores que no son puramente económicos/de mercado?
    3. ¿Si un país como la Argentina fuera separado del intercambio con el mundo, los precios de los productos exportables referenciarían a un sistema de precios local o internacional?

  9. Resumen
    Mises comienza el ensayo pensando en cómo surge la disciplina. Los primeros economistas lo fueron antes de definirse como tales, en un intento de explicar la toma de decisiones de las personas con el fin de satisfacer sus necesidades, incluyendo en el análisis toda decisión racional como una unidad.
    Toda actividad económica implica cómputos subjetivos que ordenen las prioridades. Los mismos se realizan a través de acciones racionales que, al acumularse para el conjunto de una sociedad, se traducen en un sistema de precios. ¿Cómo podría montarse tal esquema dentro de una economía socialista? Si los medios de producción no pertenecen a los individuos, difícilmente se vean alineados los incentivos de productores y consumidores para direccionar la producción con el fin de satisfacer las necesidades completas de cada uno. Solo aquellas sociedades que hayan llegado a un nivel máximo utópico de productividad podrían transformarse al socialismo, debido a que no tendrían la necesidad de captar las señales del mercado, ya que nadie podría pretender estar mejor, las necesidades de cada uno de sus individuos estarían completamente satisfechas.

    ¿Qué te pareció Novedoso del texto?
    Me parece importante la inclusión que hace el autor de todas las señales “no-económicas” que afectan análisis para comprender las decisiones económicas. Al observar a los individuos que conforman una sociedad es imprescindible entender sus subjetividades, cultura, influencias, etc. Ellas van a estar afectándolo de forma directa por lo que es imprescindible contemplarlas para entender su accionar racional.

    3 Preguntas para el autor:
    1. ¿Estás de acuerdo en que existen fallas de mercado que dan lugar a los bienes públicos como la justicia, seguridad, salud y educación? ¿Qué solución alternativa propondrías en caso de que no sea así?
    2. Más allá del caso de alcanzar el máximo potencial de productividad, ¿no se podría producir un sistema de planificación centralizada a través de las posibilidades que nos dan en la actualidad el acceso a la información de las nuevas tecnologías y redes sociales?
    3. ¿Es posible alcanzar el máximo nivel de bienestar o desarrollo a través de la voluntad del mercado? ¿Cómo se corrigen las asimetrías que generan las posiciones de poder de los diferentes actores según su tamaño, posición, acceso a la información, etc.

  10. Texto de Mises
    En este texto, Mises explica qué es el cálculo económico, así como se relaciona con la actividad económica y explica por qué no puede ser implementado bajo un sistema socialista.
    Se define al principio económico cómo aquel que dirige toda acción racional, es decir, toda acción que llega a ser el tema base de una ciencia. En cuanto a los problemas tradicionales se refiere, es ineficaz separar “lo económico” de lo “no económico”.
    Para el autor, la acción racional de los individuos solo tiene un objetivo: proporcionar más placer, que es definido como todo aquello que los hombres encuentran deseable. El objetivo de los individuos es salir de una situación en donde ellos consideran que no están satisfechos.
    Los individuos que en el curso de una actividad económica eligen entre dos necesidades de las cuales sólo pueden satisfacer una, está ejerciendo un juicio de valor, aunque hay veces que es más complejo elegir entre esas necesidades.
    En una economía de intercambio, el valor objetivo de intercambio de los bienes de consumo pasa a ser la unidad de cálculo. Esto trae tres ventajas: en primer lugar, se puede tomar como base de cálculo la evaluación de todos los individuos que participan en el comercio. En segundo lugar, los cálculos de esta índole proporcionan control sobre el uso adecuado de los medios de producción. Finalmente, los cálculos basados sobre valores de intercambio permiten reducir los valores a una unidad común.
    Para Mises, en una economía de dinero, el cálculo de este tiene su límite. El dinero no es una medida de valor o de precios, el dinero no “mide” el valor, tampoco se miden los precios en dinero, sino en cantidades del mismo. La relación entre el dinero y los bienes de consumo no solo fluctúa en cuanto a los bienes de consumo, sino también en cuanto al dinero.
    El autor señala que hay elementos de la vida real que por su naturaleza no pueden entrar en los cuartos económicos, aunque eso no quiere decir que no deban ser tenidos en cuenta.
    Finalmente, Mises deja en claro que bajo un sistema socialista no pueden existir cálculos económicos, ya que los socialistas utilizan supuestos que no permiten realizarlos. Por ese motivo, no puede haber actividad económica bajo ese sistema.

    Temas que me llamaron la atención:
    1. El hecho que el dinero no sea una medida de valor o de precios.
    2. Que Mises no haga una diferenciación entre problemas “económicos” y “no económicos”

    Preguntas
    1. ¿Está a favor el autor del uso de matemáticas en la economía como los están los neoclásicos?
    2. ¿Puede considerarse al dinero como una mercancía?
    3. Si hay elementos que quedan afuera de los cálculos económicos, ¿Qué tan válidos son esos cálculos para explicar la realidad?

  11. SINTESIS de “El Cálculo Ecónomico en el Sistema Socialista”

    El artículo de Mises reflexiona sobre que, pese a no ser perfecto ya que no puede mensurar del todo las valoraciones subjetivas (como por ejemplo la belleza de una cascada), el sistema de precios que da lugar a su vez al cálculo económico es la base fundamental de la economía, y la carencia de este es lo que ha hecho fracasar al socialismo, como se vio después . Para Mises, el sistema de precios y el cálciulo econòmico dan las señales necesarias para hacer un uso adecuado de los medios de producción, distinguiendo para aquellos que desean calcular el costo de complicados procesos de producción, si están trabajando tan económicamente como otros. Otra virtud es que los los cálculos basados sobre valores de intercambio nos permiten reducir los valores a una unidad común. Por supuesto, remarca Mises, los cálculos de dinero tienen su límite, ya que el dinero no “mide” el valor. La relación entre el dinero y los bienes de consumo no sólo fluctúa en cuanto a los bienes de consumo, sino también en cuanto al dinero.
    Finalmente, el autor destaca que los precios proporcionan un guía dentro de la desconcertante inmensidad de posibilidades económicas. Nos permiten aplicar juicios de valor que se refieren directamente sólo a los bienes de consumo o, cuando mucho, a los bienes de producción más comunes, hasta los bienes más elevados. Sin ellos, toda producción por medio de largos y complicados procesos sería como avanzar en la oscuridad”

    DOS TEMAS QUE ME LLAMARON LA ATENCION

    TEMA 1) Cuando habla de que los sistemas socialistas que existieron, y sus empresas nacionalizadas, fueron posibles solo por ser oasis socialistas en medio de un mundo capitalista, donde se tomaban los valores y costos del mundo libre como referencia para tomar ciertas decisiones en la planificaciòn socialista y de las empresas estatales. “Todo esto fue posible porque el socialismo, como sabemos, sólo existe en oasis socialistas, por decirlo así, dentro de lo que para el resto del mundo es un sistema basado en la libertad de intercambio y del uso del dinero. basado en la libertad de intercambio y del uso del dinero…. En las empresas estatales y municipales es posible llevar a cabo mejoras técnicas, porque es posible observar los efectos de mejoras similares en empresas privadas nacionales y extranjeras. En tales asuntos es posible asegurarse acerca de las ventajas de la reorganización, porque están rodeadas de una sociedad que permanece aún basada en la propiedad privada en cuanto a medios de producción y empleo del dinero. Para ellas sigue siendo posible llevar libros y sacar cálculos que estarían absolutamente fuera de lugar en un medio puramente socialista”
    Es decir que la utopía del mundo socialista es impracticable

    TEMA 2) Cuando Mises critica a Marx por hablar del valor trabajo como medida de valor sin tomar en cuenta las diferencias en la calidad del trabajo, como si el trabajo fue homogèneo y no especializado. “La experiencia demuestra que esta solución de trabajo especializado a trabajo simple sucede constantemente. Un bien podrá ser el producto de trabajo altamente especializado, pero su valor lo iguala con el producto del trabajo simple y representa sólo una cierta cantidad de trabajo simple… es un hecho que entre los mismos hombres existen diferencias de capacidad y de conocimientos que dan como resultado distintas calidades en los bienes y servicios producidos. Lo que finalmente resulta decisivo para la solución del problema de la factibilidad de emplear el trabajo como base para el cálculo económico es la interrogante acerca de si es posible asimilar diferentes clases de trabajo a un denominador común sin una evaluación de los productos por los consumidores….”

    TRES PREGUNTAS PARA EL AUTOR
    1- Si el trabajo no puede ser medida de valor porque todo trabajo es heterogéneo, ¿Qué opina de los convenios colectivos de trabajo en Argentina que establecen un salario igual para los trabajadores del gremio sin distinguir capacidades o talentos especiales de cada uno? ¿No es un mètodo muy arcaico de medir el valor del trabajo de cada persona? ¿Habría que eliminar este sistema de fijación de valor del salario por gremio?
    2- ¿Aconseja un sistema de fijación de precios manejado para el Estado, o precios de referencia, para productos sensibles, como puede ser la leche (un sistema que por sus caracteristicas genera practicas cuestionables en la compra del producto por parte de la industria y generalmente perjudica al productor, pero el no puede cortar el suministro de las vacas que producen 24 x 7), o siempre es mejor que la fijacion de precios sea libre?
    3- ¿Qué opina de las leyes pro defensa de la competencia y de las comisiones de defensa de la competencia, tan de moda en Argentina ahora?

  12. Resumen

    El artículo de Ludwig Von Mises pretende desmantelar la imposibilidad del socialismo como sistema económico. Por esta razón, muestra que el “cálculo económico” es imposible en un régimen socialista. En el enfoque de Mises, los hombres son individuos “racionales” en el sentido de que cada acción que realizan está dirigida hacia un fin, siendo el fin último la felicidad. Por lo tanto, cualquier acción va encaminada a mejorar el estado en el que nos encontramos, que es como Mise define la actividad económica. Pero actuar es también elegir, elegir entre diferentes medios para lograr un fin determinado y eso es lo que define el “cálculo económico”. Sin embargo, la actividad “puramente económica” se diferencia de la actividad “económica” en que puede medirse con dinero. En una economía de mercado, los precios son las revelaciones objetivas de las preferencias subjetivas de los individuos que guiarán las elecciones de empresarios y consumidores: son estos precios los que permiten el cálculo económico. Sin embargo, en un economia socialista donde el dinero no existe, tal cálculo no puede basarse en los precios, como escribe el autor: “Allí donde no hay mercado no existe el sistema de precios, y allí donde no hay sistema de precios no puede haber cálculo económico”. La única manera de que el socialismo realice cálculos económicos sería utilizar el “trabajo” como una unidad de valor objetiva. El problema del socialismo es, por tanto, la existencia de una unidad de medida de valor objetivo que permita realizar cálculos. Aunque la teoría del valor del trabajo es errónea, Mises señala que algunos estados socialistas han optado por un “mercado artificial”. La idea es aceptar la existencia del dinero y, por lo tanto, de los precios, y luego manipularlos mejor. Sin embargo, Mises señala que un sistema tan “híbrido” es paradójico porque los precios sólo tienen sentido si son el resultado de la libre acción de los individuos en el mercado.

    Novedoso y/o sorprendente

    Un nuevo concepto es la distinción entre lo económico y lo “puramente” económico. En efecto, según Mises, toda actividad racional es económica en la medida en que consiste en utilizar medios para satisfacer un fin. Si elegir entre la paz y la guerra puede ser un problema económico moral, se convierte en un problema “puramente económico” cuando se trata de determinar si es más caro hacer la guerra o la paz.

    Un punto de la historia que no conocía es que aparentemente la Rusia soviética recibió ayuda financiera de los países capitalistas que le habrían permitido sobrevivir. Por desgracia, no hay ninguna fuente, me hubiera gustado ir más lejos en esta cuestión, sobre todo porque estamos hablando de ayuda entre países rivales en un contexto de Guerra Fría….

    Un último punto interesante es que Mises reconoce que en teoría la planificación sería posible en un sistema económico estacionario. Pero tal cosa no existe, la sociedad está en constante movimiento, así que como dijo Hayek, planear la economía es siempre planear el pasado, nunca inventar el futuro.

    3 preguntas al autor

    Me parece que en este artículo, Mises pone poco énfasis en la función de los precios en el cálculo económico – a menos que yo no lo haya entendido -. El precio no es sólo una unidad de valor, ¿qué es lo que revela?

    Del mismo modo, me parece que el objetivo del cálculo económico no se ha establecido explícitamente, ¿podemos decir que su objetivo final es producir lo máximo posible al menor coste posible?

    Mises reconoce que es la perspectiva del beneficio lo que impulsa el mecanismo del mercado y garantiza su funcionamiento. ¿Qué ocurre con las inversiones que redundan en beneficio de la sociedad pero que no son muy rentables para el individuo (por ejemplo, inversiones a muy largo plazo, como en ecología, educación, etc.)? ¿Estamos ante una deficiencia del mercado?

  13. Von Mises realiza una crítica al sistema económico socialista, basándose en la incapacidad de este para hacer cálculos económicos en dinero. El autor considera a esto como un eje fundamental del funcionamiento de la economía. Éste se basa en valores de intercambio y, estableciendo relaciones de sustitución, permite reducir los valores a una unidad común: el dinero
    El artículo comienza con una teoría sobre las acciones racionales: esta tiene un solo objetivo, que es el mayor placer del sujeto actuante. También explica que el dinero es la única forma de establecer relaciones sustitutivas entre los bienes de consumo. Ante la imposibilidad de realizar cálculos económicos en el sistema socialista, el autor concluye que la actividad económica no es practicable bajo el mismo.
    Finalmente, trata las distintas proposiciones del sistema socialista, como la socialización de los medios de producción, la teoría del valor trabajo y las corrientes modernas del socialismo, que proponen ideas como la creación de mercados artificiales.
    Encuentro novedosa la importancia que le otorga el autor al concepto del calculo económico, al que considera necesario para que exista la actividad económica como tal. También me resultó interesante la dura crítica que le hace al socialismo, en particular la siguiente afirmación: “Allí donde no hay mercado no existe el sistema de precios, y allí donde no hay sistema de precios no puede haber cálculo económico. Tenemos entonces una comunidad socialista que debe navegar en un océano de todas las permutas económicas posibles e imaginables sin la brújula del cálculo económico.” Lo considera un sistema inviable.
    Preguntas al autor:
    1)Que sistema recomendaría a una sociedad que quiere organizarse bajo los conceptos socialistas, para hacerla viable?
    2)Podría ser viable un sistema intermedio entre planificación centralizada y descentralizada?
    3)Como explicaría la modificación de precios por cuestiones que no se originan en el mercado?

  14. Alumno: Hernan Lopez Herrero
    Nro de Registro: 884613

    Resumen de “El Cálculo Económico en el Sistema Socialista”:

    En este texto, Ludwig Von Mises explica por qué en un sistema económico basado en la planificación central, donde no existen los mecanismos de mercado, no sería posible la realización de cálculo económico.
    Comienza explicando la importancia que tiene el hecho de poder hacer cálculos para la actividad económica misma. La base del cálculo económico es el valor objetivo de intercambio de los bienes, que surge de la interacción entre los productores y consumidores en el mercado, la cual va a lograr reducir los valores a una unidad común. Encuentra que el dinero es el mejor bien para representar esto, ya que a pesar de contar con ciertos límites aún no se ha encontrado nada mejor para reemplazarlo.
    Luego argumenta por qué es inviable la propuesta de Engels de reemplazar al dinero por cantidad de trabajo acumulado como base para realizar cálculos. Según Mises, probar la imposibilidad del cálculo económico dentro del sistema socialista sería probar que el socialismo en si es impracticable. La Unión Soviética pudo resolver en parte este problema únicamente gracias a su entorno no socialista que le proporciono un sistema de precios de mercado, lo cual le permitió a las empresas estatales y municipales hacer cálculos en base a los precios de bienes de consumo y medios de producción que les proporciono el sistema.

    Lo novedoso de la lectura:

    Un aspecto que encontré muy interesante fue el hecho de que los escritores socialistas omitían el término “Estado” y lo reemplazaban por conceptos como el de “Sociedad”, con el objetivo de no alejarse demasiado de las ideas de “Libertad” y “Democracia” que supuestamente pregonaban.
    Otro aspecto para destacar es la propuesta de los socialistas modernos, quienes a diferencia de los viejos socialistas que querían eliminar el mercado y el sistema de precios, sostenían que la comunidad socialista y la comunidad capitalista en conjunto debían crear un mercado en el cual los bienes y servicios tengan su precio. A partir de esto, creían que el socialismo resolvería su problema y podrían realizar cálculos de la misma forma que en el sistema capitalista. No obstante, lo que estos autores no tuvieron en cuenta es que es imposible separar la existencia del mercado con el rodaje de una sociedad basada en la propiedad privado. Entonces, bajo un sistema de medios de producción socializados, esto solo funcionaria dentro de un sistema económico estacionario, lo cual no tiene sustento en la vida real, ya que la economía se enfrenta constantemente a nuevos problemas y las necesidades que deben satisfacerse no son estacionarias.

    3 preguntas para el autor:

    ¿Cree que el problema del cálculo influyó en el fracaso económico de la Unión Soviética?
    Si utilizamos al dinero como base del cálculo económico, ¿Qué problemas puede traer un contexto de inestabilidad monetaria?
    Si afirma que el socialismo es impracticable sin excepciones, ¿Cómo explica que se mantengan hasta la actualidad casos como Corea del Norte o Cuba?

  15. Mises hace girar toda su obra alrededor de la imposibilidad del cálculo económico en el socialismo. En la primera parte del texto hace referencia al origen de la acción racional, afirmando que toda acción surge debido a una necesidad que se busca satisfacer. Teniendo en cuenta esto, expone que el objetivo de toda actividad económica es realizar intercambios para satisfacer dichas necesidades y como consecuencia, es necesaria una unidad de cálculo económico para poder orientar los recursos y tomar decisiones. Esta unidad es el valor objetivo de intercambio de los bienes de consumo, es decir, el dinero. Para Mises no puede haber cálculo sin él y, en consecuencia, tampoco podría haber actividad económica. A medida que avanza su desarrollo el autor defiende la propiedad privada de los medios de producción y demuestra con más detalle la imposibilidad de cálculo económico en el socialismo, debido a que justamente cuando se elimina el mercado, no existe un sistema de precios. Al finalizar la obra, rechaza firmemente la creación de un mercado artificial que proponen algunos socialistas, que en palabras de Mises, eran conscientes del problema.

    Novedoso:
    – La incorporación del concepto de cálculo económico. Hasta ese momento ningún autor había hecho alusión a ello y esta concepción básicamente es su punto de partida para criticar las bases del sistema socialista. Al día de hoy todavía tiene una importancia enorme en el debate acerca de la viabilidad del socialismo y varios autores tuvieron que recalcular sus análisis tomando en cuenta este problema, que todavía no encontró solución.

    – El argumento sencillo pero sólido que utiliza para rebatir a algunos autores, que proponen un “mercado artificial”. Mises indica que los precios de mercado se forman porque los capitalistas buscan obtener ganancias satisfaciendo las necesidades de los consumidores al menor costo. Así, muestra que, como en un sistema socialista no existen tales incentivos ni deseos de ganancia, y, por lo tanto, tampoco existen precios, es imposible que funcione un mecanismo que imite al mercado.

    Preguntas
    – ¿No cree que, con el avance de la tecnología e inteligencia artificial, un órgano de planificación central puede llegar a reunir y articular la información dispersa en la sociedad y tener mejor eficacia que los mercados?
    – Cuando afirma: “En una economía de intercambio, el valor objetivo de intercambio de los bienes de consumo pasa a ser la unidad de cálculo”. ¿A qué se refiere con “valor objetivo”? ¿Justamente el valor objetivo no es una idea que los Austríacos rechazan?
    – ¿No hay manera de que en el socialismo se establezcan precios de mercado, determinados por la demanda y oferta?

  16. Mises comienza planteando que la acción racional de los hombres sólo tiene un objetivo: el de maximizar el placer del sujeto actuante. Define a la actividad económica como la ejecución de actos de intercambio, donde toda acción humana aparece como el intercambio de una condición por otra. Todos los hombres realizan juicios de valor en cada intercambio apoyándose en el cálculo económico, para el cual es necesaria la existencia del dinero como unidad de cuenta. Mises afirma que en una sociedad socialista, al ser imposible el cálculo económico, no hay actividad económica como la entendemos. El espíritu capitalista de maximizar ganancias es el motor que hace funcionar el sistema de precios. Este sistema solo es posible en una sociedad donde rige la propiedad privada. En una sociedad socialista, la ausencia de la oferta y la demanda, así como de un sistema de precios libres impiden una asignación eficiente de los recursos. De este modo, el socialismo es “la negación de la economía racional”.

    Novedoso

    La concepción de Mises de que no existe la distinción entre acciones “económicas”, “puramente económicas” y “no económicas”. Toda acción humana tiene como sentido satisfacer un deseo, para la cual entra en juego un juicio de valor. Así, los principios económicos se aplican a todas las acciones humanas. Según Mises el individuo puede reconocer un solo fin: el logro de la mayor satisfacción. De este modo, la división entre motivos económicos y no económicos queda invalidada por el simple hecho de que toda acción racional es económica, las esferas de acción racional y de acción económica son coincidentes.

    Preguntas

    ¿Es posible el cálculo económico sin dinero? ¿Cómo lo hacían en las sociedades donde no existía el dinero?
    ¿De qué modo organizaron la producción las sociedades socialistas ante la imposibilidad de realizar calculo económico?
    ¿De qué modo puede mejorarse el cálculo económico en la actualidad para obtener resultados más eficientes?

  17. El autor introduce el texto hablando sobre la histórica discusión sobre el origen de los precios y la accion racional de los individuos. Continua analizando la palabra “capitalismo” la cual, usada por socialistas, nos genera una sensacion no muy agradable al escucharla. Esto da paso a analizar el regimen economico socialista en donde todos los medios de produccion son propiedad de la “comunidad”, término utilizado para referirise sutilmente al megapoderoso Estado socialista.
    Mises concluye que el cálculo económico es imposible en este tipo de regímenes, por tanto este tipo de sociedades se han apoyado en las bases del sistema capitalista para poder subsistir. Esto de debe a que, sin un mercado en donde la oferta y la demanda interactúen libremente, no es posible conseguir un sistema de precios real, ya que es el mismo mercado el que tiene este poder de establecerlos.

    Lo que llamo mi atención
    Es la propuesta de algunos socialistas los cuales creen que una solucion viable al problema es crear un mercado artificial para los medios de producción: acá todos los bienes y servicios tendrian sus precios, el autor aqui refuta diciendo que no es posible separar al mercado de su capacidad de formacion de precios. Considero esto muy acertado, ya que el problema del sistema de precios no es ese que algunos socialistas “trataron” de identificar, sino que el hecho de que no puedan aceptar que ya sus bases son erradas, ignorando la funcion clave del mercado para determinar los precios.

    Preguntas
    1. ¿Las sociedades socialistas del pasado han basado su sistema de precios únicamente en los sistemas de precios del régimen capitalista? ¿O hubo alguna otra forma de determinarlos?
    2. Ha dejado claro que ninguna variación del socialismo es válida, ¿cree existe alguna variación del capitalismo que puede ser efectiva?
    3. ¿Considera que las personas que apoyan movimientos socialistas reflejan una falencia que posee el sistema capitalista para cubrir las necesidades de la sociedad uniformemente? ¿O simplemente es un sector que se apoya en esta idea y solo se interesa en un Estado mega concentrado?

  18. RESUMEN DEL TEXTO

    En el artículo, Mises demuestra la inviabilidad del sistema socialista. En sistemas complejos de intercambio de bienes y servicios, es necesario el cálculo económico, y éste a su vez requiere de precios, que se utilizan como base. Los precios son determinados en los mercados, donde a partir de la propiedad privada, se intercambian libremente bienes y servicios, los que medidos en unidades monetarias, proporcionan una herramienta para la mejor utilización de de los medios de producción, a pesar de sus limitaciones. Al carecer de propiedad privada y de mercados, un sistema socialista no tendría la posibilidad de realizar el cálculo económico y, mismo aunque pudiese definir que bienes de consumo producir, le sería imposible definir siquiera los medios de producción. El autor remarca también que los sistemas socialistas que han existido gracias a que estar inmersos en un mundo donde el resto de los países comercializa libremente (mundo capitalista), que entre otras cosas, proveía de los precios necesarios para realizar el cálculo económico.

    ALGO NOVEDOSO O SORPRENDENTE

    Me pareció novedoso que Mises hace hincapié en el cálculo económico, siendo que los artículos anteriores que leímos de otros autores, no lo mencionan.

    TRES PREGUNTAS AL AUTOR

    1) ¿Cómo define una sociedad (un país) el tamaño de su estado?
    2) ¿Qué funciones realiza mejor el estado que el sector privado?
    3) ¿Cómo afecta el comercio exterior a los países con sistemas socialistas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *