Mises explica cómo valoramos, la utilidad marginal, y un dilema que los clásicos no pudieron resolver

Con los alumnos de OMMA Madrid vemos cómo Mises explica la utilidad marginal en su libro “Acción Humana”, Cap VII:

mises2

“Veamos cuál era el pensamiento económico prevaleciente en los albores de la elaboración de la moderna teoría del valor por Carl Menger, William Stanley Jevons y León Walras. Quienquiera construir una teoría elemental del valor y los precios debe comenzar considerando la utilidad. En verdad, nada es más plausible que asumir que las cosas son valoradas según su utilidad. Pero, entonces, surge una dificultad, que presentí a los viejos economistas un problema que no pudieron resolver. Ellos observaron que aquellas cosas cuya ‘utilidad’ es mayor son menos valoradas que otras cosas de menor utilidad. El hierro es menos apreciado que el oro. Este hecho parece incompatible con una teoría del valor y los precios basada en el concepto de utilidad y valor de uso. Los economistas creyeron que tenían que abandonar dicha teoría y trataron de explicar el fenómeno del valor y los intercambios de mercado por medio de otras teorías.

Solo después pudieron los economistas descubrir que la paradoja aparente era resultado de una errónea formulación del problema en cuestión. Las valoraciones y las elecciones que resultan en tasas de intercambio en el mercado no deciden entre oro y hierro. El hombre actuante no se encuentra en una posición en la que debe elegir entre todo el oro y todo el hierro. Elige en un momento y lugar definido y bajo condiciones definidas entre una cantidad estrictamente limitada de oro y una cantidad estrictamente limitada de hierro. Su decisión de elección entre 100 onzas de oro y 100 toneladas de hierro no depende en absoluto de la decisión que tomaría si se encontrara en la muy improbable situación de elegir entre todo el oro y todo el hierro. Lo que solo cuenta para su elección real es si bajo las condiciones existentes, la satisfacción directa e indirecta que le podrían brindar 100 onzas de oro es mayor o menor que la satisfacción directa e indirecta que podría derivar de las 100 toneladas de hierro. No expresa un juicio académico o filosófico en relación el valor ‘absoluto’ del oro y del hierro; no determinar si el oro es más importante que el hierro para la humanidad; no argumenta como un autor de libros sobre la filosofía de la historia o los principios de la ética. Simplemente elige entre dos satisfacciones, cuando no puede tenerlas a ambas.”

“El juicio de valor se refiere solamente a la oferta de la que se ocupa un acto concreto de elección. Una oferta es, por definición, siempre compuesta de partes homogéneas, cada una de las cuales es capaz de rendir los mismos servicios que cualquier otra parte, y puede ser sustituida por ella. Por lo tanto, resulta inmaterial para el acto de elección elegir qué parte en particular forma parte de su objetivo. Todas las partes –unidades- de un stock disponible se consideran igualmente útiles y valorables si surgiera el problema de entregar una de ellas. Si la oferta se redujera por la pérdida de una unidad, el hombre actuante debe decidir de nuevo cómo utilizar las distintas unidades que quedan. Es obvio que ese menor stock no puede brindar los mismos servicios que el stock mayor. Aquel empleo de las distintas unidades que bajo esta nueva circunstancia ya no puede obtenerse, fue, en la visión del hombre actuante, el empleo menos urgente entre todos aquellos que podría haber asignado a las distintas unidades con el stock mayor. La satisfacción que derivaba del uso de una unidad en su empleo era la menor de las satisfacciones que las unidades del stock mayor le habían dado. Es solamente sobre el valor de esta satisfacción marginal que tiene que decidir si surge la necesidad de renunciar a una unidad del stock total. Enfrentado con el problema del valor asignado a una unidad de una oferta homogénea, el hombre decide sobre la base del valor del uso o empleo menos importante de toda la oferta; decide en base a la utilidad marginal.”

“Si el hombre se enfrenta a la alternativa de renunciar a una unidad de su oferta de a, o una unidad de su oferta de b, no compara el valor total de su stock total de a con el valor total de su stock de b. Compara las valoraciones marginales de a y de b. Aunque pueda valorar la oferta total de a, más alto que la oferta total de b, el valor marginal de b puede ser mayor que el valor marginal de a.”

24 pensamientos en “Mises explica cómo valoramos, la utilidad marginal, y un dilema que los clásicos no pudieron resolver

  1. Apartado 1 del capítulo séptimo de La Acción Humana de Von Mises. La ley de la utilidad marginal
    Los economistas clásicos consideraban que la utilidad de los medios determinaban su valor . Aunque no sabían explicar porque medios objetivamente situados mas abajo en las escala de valoración del sujeto tenían un valoración superior. Menger resolvió el problema considerando que cuando alguien valora un medio, no está valorando la total cantidad del medio que tiene a su disposición, por el contrario, valora del fin que perdería el actor si desapareciera la una unidad relevante cualesquiera del medio a su disposición. Este planteamiento explica porque se valora mas el oro que la comida que indudablemente en la escala de valoración de cualquiera el comer está por encima del oro. La ley de la utilidad marginal se puede definir como: El valor de cada una de las unidades relevantes de un medio es equivalente al valor del fin al que tendría que renunciar el actor en caso de perder cualquiera de ellas, siempre que todas las unidades sean intercambiables.
    La ley de la utilidad marginal es una consecuencia de la acción humana. Los hombres siempre valoraran todas y cada una de las unidades relevantes disponibles de un medio según el valor del fin al que hay que renunciar si se pierde cualquiera de ellas. No es una ley que dependa apreciaciones psicológicas o de la cantidad de medios que posea el actor. La valoración objetiva que tenga la unidad relevante de medio no implica que el actor la valore de manera equivalente la unidad relevante del medio.

    Temas novedosos e importantes.
    El valor de cada unidad relevante de medio es determinado por el valor del fin más bajo que se puede conseguir con esa unidad.
    La valoración de las unidades relevantes de medios es consecuencia de la acción humana y de la praxeología.
    Que la ley de la utilidad marginal no es una ley psicológica ni de la saciedad.
    Que la ley de utilidad marginal permite poder empezar a valorar las unidades de medios y poder fijar precios.
    Preguntas
    ¿Hay que hacer alguna consideración especial cuando se aplica la ley de la utilidad marginal al dinero?
    La utilidad marginal es decreciente. Si un actor recibe más unidades relevantes de un medio y debido a eso puede obtener un fin más valioso, podría resultar que el actor apreciara un aumento de la utilidad marginal de cada unidad relevante de ese medio ¿Contradice esto la afirmación de que la utilidad marginal es decreciente?
    Si un actor perdiera no una unidad relevante de medio sino varias unidades ¿el valor marginal de las unidades perdidas cual sería?

  2. 1) Adam Smith y otros economistas clásicos intuían que el valor se mide en referencia a la utilidad de los medios. Pero el planteamiento les creo una paradoja:¿Si el hierro es mas útil que el oro porque este ultimo tiene mas valor? Menger demostró que la pregunta estaba mal enfocada ya que muy pocas veces se toma una decisión tipo todo o nada. La acción humana siempre decide de forma incremental, un poco mas de esto y un poco menos de lo otro. De ahí surge que la Ley de la utilidad marginal se basa en la comparación de unidades relevantes y perfectamente intercambiables organizadas en una escala de prioridades en función de lo que mas valora el actor a lo que menos. La ley es decreciente y cuanto mas fines puedo obtener menor valor tendrá el ultimo fin que determinara el valor del resto de los fines intercambiables perseguidos. Es una ley universal e incrustada en la lógica de cada acción humana que no depende de factores psicológicos o sensitivos. Una ley «aprioristica».

    2) Me pareció contra-intuitivo el hecho que el fin de menor valor determine el valor de los fines de misma naturaleza aunque, a la reflexión, tiene sentido. Como también que sea una ley puramente psicológica que no tenga nada que ver con la saciedad o la satisfacción.

    3) ¿La ley de la utilidad marginal es otra forma o bien el origen de la ley de la oferta y la demanda?

    ¿Es correcto usarla para explicar burbujas, por ejemplo, al haberse construido tantos pisos en España, el valor de la ultima unidad rebajó el valor de todas las unidades?

    ¿Los fines perfectamente intercambiables son validos incluso entre distintos países?

  3. Resumen:
    La ley de la utilidad marginal se refiere siempre a la utilidad subjetiva de los bienes. La utilidad objetiva es cuantificable. La utilidad subjetiva no lo es. Únicamente permite conocer en todo momento qué bien es más apetecible, sin especificar cuánto más apetecible es que otro bien alternativo.
    El valor subjetivo no coincide con el valor objetivo, el cual podría asimilarse al precio. El refra-nero español lo explica así con claridad: “Solamente el necio confunde valor y precio”. Si en-tendemos valor como valor subjetivo y precio como valor objetivo, queda claro que no son iguales. Tampoco lo eran para Von Mises.
    La única valoración que permite el concepto de valor subjetivo es “mayor que” o “menor que”. Cuando se nos plantea una alternativa de consumo, elegimos aquello que reduce más nuestro malestar (desasosiego, inquietud, incomodidad), según Mises. No hay valor objetivo en la elección, sino mejor opción contra el resto de opciones.
    Novedad:
    “La ley de utilidad marginal se encuentra implícita en la categoría de acción”. La utilidad mar-ginal viene a ser lo mismo que la utilidad subjetiva.
    Preguntas:
    1.- ¿No hay ninguna forma de evaluar numéricamente la utilidad marginal, o es sólo que es muy difícil hacerlo de un modo inequívoco?
    2.- ¿Hay alguna diferencia de matiz entre utilidad subjetiva y utilidad marginal, o son concep-tos intercambiables?
    3.- Ridiculiza la afirmación de Bernouilli de que “es altamente probable que, como regla gene-ral, un ducado, para quien tiene 5000 de renta vale como medio ducado para quien tiene 2500 de renta” Bernouilli habla con bastante precaución: “altamente probable” y “como regla general”. No parece una fantasía, pues relaciona el valor del dinero con nuestro nivel de ingresos. ¿No encuentra que esa afirmación tiene mucho sentido común?

  4. Resumen
    A la hora de formular teorias de valoración y precios, lo mas elemental es basarse en la utilidad. Sin embargo, los economistas clásicos fracasaron en elaborar una solución acertada al no poder resolver la aparente contradicción que se da en la mayor valoración de bienes que tienen menor utilidad (ej. oro vs hierro).
    La ley de utilidad marginal (solucióna este problema) no se ocupa de un supuesto valor intrínseco de las cosas, sino del valor que el hombre atribuye a los servicios que de las mismas espera derivar, tal y como dice Mises. Rara vez se toman decisiones del tipo todo o nada, sino que se dan decisiones en las que se toma una parte determinada de cada opción (x de oro e y de hierro). El hecho de que se elija en mayor o en menor medida un bien, un incremento o decremento del mismo, se corresponde al valor que dicho incremento le proporcione al individuo, según su situación personal. De ahí que la ley de la utilidad marginal sea una solución aceptable.

    Comentarios
    Me ha parecido interesante la explicación que da Mises en relación a la Ley de utilidad marginal y la doctrina de Bernoulli. Por otro lado, también merece la pena destscar las los argumentos de Mises de cara a encajar la mencionada ley dentro de la acción humana y la praxeología, separada claramente de la psicología.

    Preguntas:

    ¿Cómo se relaciona la ley de la utilidad marginal respecto a la oferta y la demanda?
    ¿Qué relación puede hacerse de la ley de la utilidad marginal respecto a un aumento de la demanda artificial (financiada con deuda y tipos de interés bajos)?
    Respecto a la crisis “subprime” de EEUU, ¿como se puede relacionar con la ley de la utilidad marginal?¿Un uso o malinterpretación incorrecta de la misma puede explicar en parte esa crisis?

  5. Resumen: El hombre, siendo los medios escasos, utilizará estos primero para alcanzar los fines que más valora y a continuación los menos urgentes en función de su escala valorativa tácita. Cada unidad que entra en la acción se clasifica y evalúa de forma separada, y así se manifiesta a través del actuar. El hombre sólo considera la unidad relevante de medio que dependerá del contexto de la acción, determinando así el valor subjetivo del bien. Este no puede ser medido y por lo tanto ni sumado, restado o multiplicado. Se ha de diferenciar entre utilidad como valor en uso objetivo y valor en uso subjetivo. Resuelve la paradoja del valor poniendo de relieve que el hombre al actuar no evalúa los bienes en clases abstractas sino en unidades específicas disponibles, En raras ocasiones debe decidir entre “todo” o “nada”, en la mayoría de situaciones lo hace en términos de un “poco más” o un “poco menos”. Las unidades relevantes tienen que ser consideradas por el actor como perfectamente intercambiables entre sí, sino lo fueran, no formarían parte de la oferta del mismo bien. Cuando el hombre ha de renunciar a una unidad de bien lo hará de aquella que satisface la necesidad menos urgente, es decir, lo hará de la unidad marginal. Es el valor de la última unidad, la menos importante, la que permite determinar el valor de todas y cada una de las unidades a disposición del actor. La ley de la Utilidad Marginal es siempre decreciente, conforme aumenta el número de unidades esta tiende a disminuir,
    Temas novedoso o importantes: Resolución de la paradoja del valor. No es una ley psicológica ni empírica, es praxeológica. Los medios se destinan a satisfacer primero las necesidades más urgentes y luego las que menos valoramos. Actuación en base a una escala valorativa subjetiva. Importancia de la determinación de la unidad relevante. Cada unidad del bien se valora de forma separada. El actor no elige entre clases de bienes sino entre unidades específicas de bienes. Consideración de unidades relevantes como perfectamente intercambiables entre sí. Valor determinado por la última unidad menos importante a disposición del actor. Ley decreciente.
    Preguntas: Teniendo en cuenta que la utilidad marginal de un bien es decreciente, si se alcanzara un punto en que esta disponible en una gran cantidad ¿Dejaría de ser un medio para pasar a ser condición general del bienestar humano?. La determinación de la unidad relevante ¿no es algo demasiado ambiguo?

  6. Guía de Discusión de la Unidad 2 de MICROECONOMÍA
    Juan A. Burillo
    21/10/2015

    Dirigido al Profesor Martín Krause

    RESUMEN DE TEXTO

    La Ley de la Utilidad Marginal establecida por Carl Menger constituye un hito en la Teoría Económica y que fue por mucho tiempo denostada por la escuela alemana de su tiempo.
    Es importante definir las condiciones de contorno en que se enuncia la Ley de la Utilidad Marginal.
    • Se encuadra dentro de un acto voluntario
    • Las unidades de bien son idénticas e intercambiables

    Características de la misma son las siguientes:

    • La Ley de la Utilidad Marginal no depende de la psicología del sujeto que establece su orden de prioridades
    • La Ley de la Utilidad Marginal describe el comportamiento humano, de todos los seres humanos

    TEMAS NOVEDOSOS O IMPORTANTES

    • La Universalidad de la Ley de la Utilidad Marginal en una disciplina que trata sobre el comportamiento humano no deja de sorprenderme, porque a priori cada ser humano es diferente
    • El hecho de que no dependa de la Psicología de individuo implica que como especie tenemos un substrato común mayor del que se podría pensar

    TRES PREGUNTAS QUE LE HARÍA AL AUTOR

    ¿Cuál es el substrato común de los seres humanos donde se cimenta la Ley de la Utilidad Marginal?¿Porqué todos actuamos según dicha ley?

    Las unidades del bien son siempre idénticas e intercambiables o bien ¿tenemos que asumir dicha simplificación para poder valorar y decidir en base a la utilidad marginal?

  7. 1. RESUMEN
    Las acciones son medios que el hombre usa para satisfacer sus necesidades, y en virtud de estas necesidades, las acciones gozarán de más o menos prioridad en la escala del propio individuo.

    Dichas necesidades pueden variar de un momento a otro, produciéndose así cambios preferenciales sobre los medios, ya que simultáneamente se altera la escala valorativa.

    En este sentido, dichos cambios preferenciales se producen tomando en cuenta el conjunto compuesto por varios medios y no la relación aritmética del valor de las unidades individuales.

    Por lo tanto, en lugar de cálculos aritméticos, el factor que establece el valor de los medios es el concepto subjetivo de utilidad. Así, esta utilidad estará asignada a unidades concretas en contextos concretos, desdeñando de esta forma el valor del conjunto todo homogéneo o la “clase de necesidad” , y ejecutándose hacia la porción, esto es, de manera marginal, ya que sólo atiende al bien en cuestión, el cual asistirá una necesidad menor que la menor previamente cubierta.

    2. COMENTARIO Y CONCEPTOS NOVEDOSOS

    El primer concepto novedoso, a la par que acertado en su descripción, es el concepto de “idoneidad causal”, tal y como lo expresa Von Mises, señalando una equivalencia con la utilidad tanto en cuanto el objeto en cuestión tiene la capacidad de resolver una necesidad concreta en un contexto concreto.

    Igualmente me parece magistral la forma, diferente a otros autores, en la cual el pensador define la utilidad marginal, a partir de la descripción previa de la “satisfacción marginal”, derivada de la cobertura de la menor satisfacción a la hora de prescindir de la unidad de un bien.

    Para terminar, a modo aclaratorio, Von Mises nos previene de potenciales confusiones, como puede ser la de encuadrar la utilidad marginal en el campo de la psicología o la diferenciación de otras leyes descritas por Gossen, Bernouilli o Weber-Fechner.

    3. TRES PREGUNTAS PARA LUDWIG VON MISES

    – Hasta donde llega su conocimiento, ¿Cuándo cree usted que esta Ley empezó a regir la acción humana? ¿Lo haría el hombre prehistórico? ¿Se sabe si la ejecutan los simios?

    – Descartando la psicología, ¿En qué porcentaje situaría usted a la praxeología, la economía y la epistemología en la configuración de la Ley de Utilidad Marginal?

    – Teniendo en cuenta que el valor es una apreciación subjetiva individual, ¿Cómo podemos instrumentalizar esta Ley para detectar discrepancias entre valor y precio?

  8. 1-Resumen de los textos:

    Mises nos explica la forma en la que los seres humanos valoramos los medios. (Utilidad Marginal).
    Los seres humanos perseguimos distintos fines. Tenemos valoraciones distintas para cada fin. Cuando la unidad relevante de un medio perfectamente intercambiable nos permite satisfacer varios fines, entonces valoramos todas las unidades de ese medio en función del fin menos elevado que podemos satisfacer.
    El problema de la paradoja del valor de por qué valen más cosas con menos utilidad que otras con más utilidad (Ejemplo: hierro y oro) queda resuelto al entender que los seres humanos no elegimos entre todo el hierro y todo el oro; sino que lo hacemos entre cierta cantidad de hierro y cierta cantidad de oro. La decisión entre una y otra elección no guarda ninguna relación.
    La ley de la utilidad marginal es una ley praxeológica no psicológica.

    2-Temas novedosos o importantes:

    -Es novedoso para mí la resolución de la paradoja del valor y el hecho que la ley de la utilidad marginal sea una ley praxeológica y no psicológica.
    -Me parece importante que los seres humanos valoremos más medios escasos que medios abundantes sin importar su utilidad.

    3- Tres preguntas que haría al autor:

    ¿Explica la ley de la utilidad marginal el por qué en los restaurantes caros te ponen poca comida? (Con pocos medios solamente satisfaces los fines más elevados y valoras más los medios).
    ¿Proporciona la ley de la utilidad marginal incentivos a los diferentes agentes públicos y privados para satisfacer las necesidades humanas sólo de forma parcial?
    ¿Podría decir alguna acción humana común del día a día de las personas en la que se aplique la ley de la utilidad marginal?

  9. Resumen

    El hombre al actuar ordena y prefiere en una escala todos los medios escasos, medidos en unidades, para incrementar su satisfacción (fines). La teoría del valor y de los precios se basa en la utilidad de los medios. Esto creo la paradoja del valor, que se solucionó con la ley de utilidad marginal, por cuanto el valor de una porción de un cierto bien homogéneo corresponde al fin de menor interés, en el margen. La cual es decreciente. Se refiere al valor en uso subjetivo que el hombre atribuye, y que no puede compararse con el de otras personas. Esta ley no tiene que ver con la psicología, ni con la saturación de las necesidades, ni con la experiencia. Para la praxeología sólo cuenta que el hombre al actuar escoge entre alternativas, no mide la utilidad o el valor.

    Temas novedosos o importantes

    La Ley de la utilidad marginal en la cual el valor que asignamos a los medios depende del fin menos valorado que queremos resolver. Es decreciente ya que siempre le damos valor al medio en el margen correspondiente al fin de menor interés, y que por tanto si tuviéramos un nuevo medio se lo valoraríamos en función del siguiente fin menos valorado para el que es útil dicho medio. Interesante la paradoja del valor que depende de confundir los conceptos de utilidad total con la marginal que es la que sirve para valorar. Que se valora entre medios homogéneos cuyo valor no tiene que ser igual al de otra porción y cuyo valor de la suma no coincide con el de las partes. Muy importante que no tiene que ver con la saciedad ni la psicología.

    Preguntas

    ¿Por qué otras escuelas económicas explican la ley de la utilidad marginal decreciente desde el punto de vista de la saciedad y de las sensaciones, y por qué es mas valida la de Mises, en la que nada tiene que ver con la saciedad y las experiencias?

    ¿Cuándo dice “para la praxeología sólo cuenta que el hombre al actuar escoge entre alternativas, no mide la utilidad o el valor”, se refiere sólo a la praxeología o a la economía praxeológica?

    ¿Aunque en el texto dice “en el terreno de los valores no existe el cálculo”, subjetivamente se puede medir?

  10. Resumen:
    Mises desarrolla en este apartado de La acción humana la ley de la utilidad marginal. Previamente establece las principales diferencias con las escuelas económicas precedentes. Así comienza a explicar la preferencia de las acciones y sus implicaciones. Las preferencias de unas acciones sobre otras construyen enumeraciones de carácter ordinal. El fin de tomar una u otra acción es el juicio subjetivo que permite obtener una mayor satisfacción o una supresión de malestares más efectiva. La utilidad debe ser dividida en su valor en uso objetivo y en uso subjetivo. El valor en uso objetivo refleja la consecuencia o posible consecuencia de la acción, en cambio, el valor en uso subjetivo puede reflejar algo distinto no necesariamente tan valioso. Este fue el principal problema de los economistas clásicos, pensar que había una relación proporcional entre la utilidad y el valor. La cantidad de bien también tiene influencia en tanto que a mayor cantidad de unidades de un bien, más probable es que disminuya su utilidad, incluso es posible que resulte contraproducente.

    Temas importantes:
    La ley de la utilidad marginal tal y como la propone Mises tiene varias características importantes. La primera de ellas es tratar la utilidad como algo subjetivo, dependiente del actor, que es precisamente lo que le distingue de los economistas clásicos. De ahí deriva la propia marginalidad de los bienes, puesto que a cantidades más elevadas, la utilidad tiende a bajar, no como apuntaba Goosen, por saturación, sino por la pérdida de la urgencia en el uso del bien. Visto desde otro ángulo, frente al mismo bien puede haber un dinamismo de la utilidad del bien debido a las preferencias del actor. El carácter subjetivo lleva implícito también que, para cada actor, la utilidad marginal con respecto a un bien es distinto a otro actor, puesto que estamos limitados por la clasificación ordinal y no cardinal de la utilidad. Cuando tenemos varios bienes a comparar debemos tener en cuenta que ambos pueden no tener el mismo valor subjetivo.

    Preguntas:
    1. Si la ley de la utilidad marginal tiene carácter subjetivo en lo referente a la elección de los bienes, ¿no deberían los estados reducir su intervención sobre los ciudadanos?
    2. Concretando la pregunta anterior al sector educativo, ¿no debería de haber más libertad en las etapas tempranas dando al actor, al niño, la posibilidad de elegir el conocimiento en función del valor subjetivo?
    3. ¿Se podría decir que la Ley de la Utilidad Marginal es consecuencia de la formulación de la paradoja del valor?

  11. Mises, al articular su teoría del valor, parte del estudio de la utilidad del medio asumiendo que la valoración viene determinada por su utilidad. Formula la ley de la utilidad marginal: El valor subjetivo de cada unidad de medio = utilidad marginal = utilidad de la unidad que permite lograr el fin de menor valor.
    Esta ley presupone 3 requisitos: 1. El agente al actuar prioriza sus fines. 2. La utilidad se refiere a la utilidad de la cantidad relevante de medio. 3. El medio es homogéneo.
    La conclusión directa es que la utilidad marginal es decreciente dado que el fin es de menor valor (resolución de la paradoja del valor). Esta es una ley praxeologica dado que es la propia acción la que crea la jerarquización de fines.

    Considero que Mises lleva a cabo una excesiva simplificación que nace de la asimilación de 2 conceptos distintos en 1, el de utilidad: “idoneidad causal para la supresión de un malestar”
    Por tanto el valor viene determinado: “idoneidad causal” y “malestar”. El “malestar” es el fin y es de carácter subjetivo. Deberíamos llamar a la “idoneidad causal” utilidad y remarcar su carácter objetivo (la luz del sol – útil – para que las plantas crezcan), pues si bien es una apreciación subjetiva, lo es de una realidad objetiva. Creo especialmente importante este punto, pues considero que el ir desvelando la utilidad objetiva es el punto de partida de la función empresarial.
    Así, el valor de un medio lo determina: el valor del fin y la utilidad (medio-fin). Si bien la función utilidad (si es que podamos tratarla así) podría crecer, decrecer o dar vueltas en círculos, no cambia el hecho de que el agente al actuar ordena los fines decrecientemente (ley praxeologica). Y por grande que sea la utilidad jamas podrá sobrepasar la satisfacción del propio fin valorado. Por tanto la valoración del medio tendera a decrecer (únicamente por la parte de la valoración de los fines) (valoración marginal decreciente). Y digo tendera (no en un tramo si no en conjunto) obviando el requisito de “unidad relevante” dado que lleva el corsé en su propia definición (unidad relevante:aquella cuyo valor es inferior a la anterior unidad).

    1. ¿No cree que su teoría del valor infravalora cualquier tipo de reflejo de una realidad objetiva? En este aspecto, ¿no cree que resulta útil una separación entre la intensidad con que se desea el fin (subjetivo) y la idoneidad medio-fin (reflejo objetivo)?
    2. Dependiendo el valor de esa utilidad subjetiva, ¿en qué punto entra la función empresarial? ¿como la define?
    3. Como han comentado en otras preguntas, se da el caso de que una unidad extra genere una “utilidad de conjunto” y por tanto mayor utilidad que las anteriores (valorare más la 4º rueda de un coche que la primera), imagino que blindamos esta situación con el requisito de “unidad relevante” (cuatro ruedas). Sin embargo, al añadir unidades extra la unidad relevante puede cambiar (mi siguiente fin en escala valorativa es un camión de 6 ruedas) (o entre distintas personas). ¿No cree que dicho requisito no explica nada? ¿ No seria más correcto decir simplemente que la utilidad marginal tiende a decrecer?

  12. Resumen
    Siendo los medios escasos, el hombre ordena en una escala todas las cosas dependiendo de sus necesidades del momento.
    Cada porción es objeto de valoración separada
    Valor Subjetivo no necesariamente coincide con Valor Objetivo
    La Ley de La Utilidad Marginal
    Refiere al uso subjetivo
    El valor de las cosas depende de la utilidad que las mismas puedan proporcionar.
    Siendo los medios escasos se usarán primero aquellos que satisfacen las necesidades más urgentes (los fines que más valoramos) y luego aquellos que satisfacen las de menor urgencia (de menor valor)
    A través de la acción se manifiesta cuánto valoramos cada uno de los medios.
    Conceptos Novedosos
    La única utilidad que el actor considera es la utilidad de la Unidad Relevante en una acción específica.
    Las Unidades Relevantes tienen que ser perfectamente intercambiables entre sí.
    Al perder una de estas Unidades Relevantes la única que se pierde es la última en la Escala Valorativa
    El valor subjetivo de cada unidad de un bien perfectamente intercambiable para un actor es su Utilidad Marginal (utilidad de la unidad del bien que permite lograr el fin de menor valor)
    Conforme más unidades perfectamente intercambiables la Utilidad Marginal tiende a disminuir
    Paradoja del Valor
    Las decisiones casi no son de todo o nada, si no de un poco más a cambio de un poco menos (incrementales)
    La Ley de Utilidad Marginal no tiene nada que ver con psicología, es una ley praxeológica (implícita en el concepto de acción humana).
    Preguntas
    ¿Para aclarar mejor la definición de Utilidad Marginal, por qué no se especifica que el actor tiene ya en su poder cada uno de estos bienes perfectamente intercambiables?

  13. Resumen:

    Los economistas anteriores a Mises habían planteado la utilidad como algo objetivo, desarrollando una teoría del valor en torno a este concepto. Esta idea plantea que existen categorías de bienes o medios que tienen más utilidad que otras de forma objetiva. En contraposición con esta idea, Mises sostiene que la utilidad es subjetiva y depende del cada situación y de cada individuo.

    Mises trata también el concepto de utilidad marginal, es decir, de la utilidad que obtiene el sujeto al adquirir una unidad más del bien. Según Mises en una situación en la que elegimos entre dos bienes no comparamos entre la utilidad de esos bienes como categoría (utilidad del oro vs utilidad del hierro), sino que comparamos en función de la cantidad de eso bienes que poseamos (una unidad más de oro vs una unidad más de hierro).

    Temas novedosos o importantes:
    El concepto utilidad subjetiva frente a otras ideas que plantean la utilidad como algo objetivo. Este concepto de utilidad subjetiva lleva a Mises a hablar de la utilidad como una escala ordinal en la que el sujeto solo decide entre que es lo que le da más o menos utilidad en cada situación.

    Preguntas

    1-Si la utilidad es subjetiva y por lo tanto depende de la apreciación de cada sujeto, ¿no es posible que en alguna circunstancia y para un sujeto la utilidad sea creciente?

    2- Si solo podemos comparar entre que proporciona más utilidad y que proporciona menos utilidad y no podemos cuantificar esa utilidad como se intenta hacer el la economía neoclásica ¿tiene sentido hablar de utilidad creciente y decreciente?

    3- ¿Podríamos considerar la utilidad como algo cuantificable aunque en muchos casos no seamos capaces de medirlo en lugar de como algo subjetivo y no cuantificable?

  14. GUIA DE DISCUSIÓN SESIÓN 2

    RESUMEN
    La acción ordena y prefiere. Los bienes tienen que ser escasos. La cantidad y calidad son externos del mundo, pero cobran trascendencia en la acción. La unidad es la cantidad mínima que puede ser objeto de la acción. Error en el planteamiento clásico de la pregunta de utilidad. Todo el oro o todo el hierro. Hay que poner en relación la situación concreta del sujeto: 100 onzas de oro o 100 toneladas de hierro. El juicio de valor se contrae exclusivamente a aquella cantidad objeto concreto de cada acto de optar. La ley de la utilidad marginal es decreciente, y no es aritmética ni matemática.
    TEMAS NOVEDOSOS O IMPORTANTES
    El hecho de la definición contrasta con la estudiada en la universidad de los clásicos. No es la saciedad del incremento de unidad, ni el agotamiento. Es el valor que se le da a medios escasos, en unidades que consideramos relevantes, y que deben ser perfectamente intercambiables. Siempre se pierde o se gana la última unidad. No fue descubierta por Carl Menger. Ya la enunció Jaime Balmes. El asunto de la paradoja del valor es la que hace plantear mejor la pregunta y resolver universalmente la ley de utilidad marginal.

    PREGUNTAS
    – La formulación de la ley de utilidad marginal de Carl Menger y explicada por Von Mises indica que es universal. ¿Pudiera haber diferencias en la ley de utilidad que sean no subjetiva, sino objetiva en función del tipo de bien? Es decir, ¿que tengan reglas homogéneas a una categoría de bienes? Por ejemplo, si tengo 10 barras de pan, y pierdo 1, mi insatisfacción es mínima, porque es un bien de primera necesidad y no me hace falta, en situación normal. Pero si tengo 100 Ferraris, o 100 Rolexs, y pierdo 1, en situación siempre normal, yo creo (no he experimentado ese caso), que siempre hay un grado de insatisfacción grande, aunque tenga 100. Es decir, ¿podría catalogarse entre bienes de primera necesidad, de lujo, etc que reúnan habitualmente patrones distintos?

    – El dinero, como medio o como fin, entiendo que actúa como un bien con utilidad marginal. No es lo mismo perder 1€, teniendo 1000€ que 10€. ¿Pero pueden influir las expectativas en la valoración de utilidad marginal, más que la satisfacción o insatisfacción?
    Por ejemplo, un hecho subjetivo de la acción, invertir en bolsa, cuyo objetivo es ganar, y sacar una buena rentabilidad, y que asumo que es una parte de mi dinero que voy a invertir con utilidad marginal pequeña. Es decir que lo que he invertido no me va a afectar en mi día a día, mi satisfacción puede ser muy grande al obtener resultados positivos, cuando quizá me da igual lo que pase ya que tiene esa parte de mi dinero una utilidad marginal pequeña, o puedo tener una insatisfacción muy grande, de la misma forma porque mis expectativas eran otras.

    – Los servicios, como fines, al igual de un producto. ¿podría considerarse igualmente tener utilidad marginal? Lo digo porque el ejemplo de lo vasos de agua del profesor Huerta de Soto es claro en cuanto al valor marginal del último vaso de agua. Pero no suele darse el caso de tener que necesitar 13 consultas al abogado, o al doctor, y saber cuál de ellas es la que representa la utilidad marginal. O, ¿quizá, los servicios rompen la regla de poder ser intercambiables?

  15. Mises, en este apartado de su libro, explica el concepto de utilidad marginal y el valor de los bienes en función a este concepto. La utilidad marginal se podría definir como la utilidad que un consumidor le otorga a un bien consumible. El consumidor tiene una prioridad de fines que se pueden alcanzar con los bienes consumibles (que tiene que ser perfectamente intercambiables entre si) y cada uno de ese bien es el medio para conseguir su fin, por lo tanto cuanto mas bajo en la escalera de prioridades se encuentra un fin, menos se valorará el bien con el que se consigue.

    Mises, también hace referencia a la paradoja del valor, lo que tiene como centro la utilidad marginal. Es decir, en un momento dado un bien de consumo necesario para vivir, te produce una satisfacción del 100%, pero a medida que vas aumentando la cantidad de este mismo bien la satisfacción disminuye, en cambio con un bien de valor, como el oro, a medida que aumenta la cantidad, la satisfacción aumenta. Esto es debido a que el bien consumible necesario para vivir, a pesar de ser una necesidad para sobrevivir no puede comprar otros bienes, sin embargo el oro si puede comprar otros bienes.

    Lo que es importante destacar aquí es la teoría de la utilidad marginal y el valor que se le aplica a los bienes en función de la cantidad y la prioridad de los fines alcanzables con ellos. Lo novedoso para mí en este texto ha sido el término de praxeología.

    ¿Qué relación hay entre la ley de oferta y demanda y la utilidad marginal?

    La utilidad marginal es un concepto que queda claro en situaciones extremas, como la de un señor en el desierto y los vasos de agua. Pero, ¿cómo se aplicaría en la actualidad, en una persona acomodada que no se encuentra en ninguna situación extrema?

  16. RESUMEN DEL TEXTO
    El término utilidad, en sentido praxeológico, equivale a la importancia que el hombre atribuye en cada momento y ocasión a cierta cosa de acuerdo a su idoneidad para alcanzar sus fines. El hombre cuando actúa se limita a elegir entre alternativas que no se pueden disfrutar al mismo tiempo y por ello las ordena de forma implícita en una escala gradual desde el punto de vista de su capacidad para satisfacer los fines que más valora.
    Los economistas clásicos, se basaron en el concepto de utilidad para enunciar la teoría del valor y los precios. Pero se percataron de que había cosas cuya utilidad era mayor y que, sin embargo, en el mercado eran menos apreciadas que otras, como era el caso del oro y el hierro. Más tarde se advirtió que el problema estaba en el planteamiento de la pregunta. El hombre al actuar casi nunca se ve obligado a elegir entre el todo de una cosa o el todo de otra. Las personas hacen su elección entre cierta cantidad de un bien y cierta cantidad de otro.

    TEMAS NOVEDOSOS O IMPORTANTES
    Entre las cuestiones que abarca el capítulo VII, me ha sorprendido el hecho de que la ley de la utilidad marginal se halle implícita en la acción humana.
    También me ha resultado interesante que el valor que se atribuye a cada unidad de un bien es la utilidad de la unidad que permite alcanzar el fin de menor valor. Ya conocía el concepto de utilidad marginal pero no lo había estudiado tan bien ejemplificado y precisamente confundía la utilidad marginal con la saturación o saciedad del sujeto.

    PREGUNTAS AL AUTOR
    ¿La utilidad marginal ha estado siempre intrínseca a las acciones humanas o es un hábito adquirido como consecuencia de la manera en que percibimos el mundo?
    Al valorar las cosas en función de la utilidad marginal, ¿el aumento de bienestar derivado de tener una unidad más será siempre igual al descenso de bienestar que supone la pérdida de una unidad del mismo bien por el hecho de ser perfectamente intercambiables?
    ¿Cómo explicaría la insaciabilidad de las personas si cada unidad adicional supone una menor utilidad marginal para el actor?

  17. A. Hacer resumen de 10 renglones
    1. El ser humano actúa en base a preferencias.
    2. Al actuar, el hombre utiliza distintas clases de bienes que funcionan como medios para lograr sus fines.
    3. Una acción puede ser enfrentada con alternativas diversas.
    4. Un fin se podría alcanzar con distintos medios.
    5. Cada acción del ser humano supone que va a incrementar su utilidad dado por un valor subjetivo.
    6. Sin embargo, la acción no mide la utilidad o el valor que cada sujeto asigna.
    7. La utilidad marginal y el decreciente valor marginal son basadas en las preferencias y valoraciones humanas que determinan sus acciones.
    8. Es impensable una ley de utilidad marginal creciente.
    9. El ser humano elige actuar eligiendo entre distintas alternativas generalmente cercado de disyuntivas.
    10. Los problemas en torno al valor en su subjetivo no pueden ser resueltos mediante los métodos típicos de ciencias naturales.

    B. Temas novedosos o import antes. 10 renglones
    1. Según los clásicos, para formular una teoría de valor y precios, es necesario basarse en el concepto de utilidad.
    2. Los clásicos entraron en la paradoja de que habían cosas de utilidad mayor cuyo precio era inferior que las de utilidad menor.
    3. La teoría clásica de valoración y precios fue incorrecltamente planteada porque las decisiones no se valoran absolutamente entre escoger todo de algo.
    4. Cuando se trata de valor y valoraciones no existen operaciones de cálculo para poder medirlas.
    5. Los conceptos de utilidad total y valor total no tienen sentido práctico y solo sirven en situaciones de elegir totalmente un bien sobre otro.
    6. El ser humano toma decisiones en base a qué valor le podría asignar a una porción de bienes homogéneos basándose en la utilidad marginal.
    7. La ley de utilidad marginal se refiere al valor en uso subjetivo y no al valor intrínseco de las cosas.
    8. Si la ley de utilidad marginal fuese aludida a las cosas y a un valor en uso objetivo, se concluiría que aquella aumentaría o disminuiría dependiendo de la cantidad.
    9. La ley de utilidad marginal no debe confundirse con la ley de Benoulli de satisfacción de necesidades más urgentes.
    10. Sólo los problemas de valor en uso objetivo pueden ser resueltos mediante todos medibles.

    C. 3 preguntas que haría al autor.
    1. ¿Qué opina de la frase: los fines no justifican los medios?
    2. ¿Cuáles son los efectos económicos cuando el ser humano no actúa en base a preferencias sino por obligación (esclavitud)?
    3. ¿Por qué gran número de escuelas económicas se centran en calcular la utilidad basada en si un individuo prefiere pizzas sobre helado?

  18. 1. Resumen del texto
    Para explicar cómo se determina el valor de los bienes de consumo, se exponen en el texto tres principios sobre los que se asienta la ley de utilidad marginal. Éstos son que las personas asignamos los medios escasos a los fines que más valoramos, que actuamos sobre unidades que consideramos relevantes en el contexto de nuestra acción, y que dichas unidades deben ser perfectamente intercambiables para nosotros. A partir de ahí, la ley dice que el valor subjetivo de cada unidad de un bien es su utilidad marginal, entendida ésta como la utilidad de la unidad que logra satisfacer el fin de menor valor. Esta ley tiene validez universal, puesto que está implícita en el concepto de acción (es praxeológica)
    2. Temas novedosos/importantes
    Aun sin dominarlos, los conceptos no me resultan desconocidos. En mi opinión, resulta muy importante la forma en la que Mises expone las ideas, la manera en que inicia el asunto enlazando con el capítulo anterior y, poco a poco, va desgranando los conceptos y su relación. En concreto, me gusta la precisión que hay en cada una de las definiciones: por ejemplo, “utilidad equivale a idoneidad causal para la supresión de un cierto malestar”; o, anteriormente, cuando se describe ‘unidad’ como “cantidad mínima que puede ser objeto de opción”. Creo que un texto complejo (como es lo que hasta ahora he leído de la Acción Humana) gana mucho si utiliza el lenguaje sin ambigüedades.
    3. Preguntas al autor
    Se me ocurren dos:
    Muy probablemente por desconocer las leyes de Gossen y de Weber-Fechner (última parte del apartado), no termino de entender la afirmación de que la Ley de Utilidad Marginal no es una ley psicológica. Comprendo que no trata de sensaciones, pero si algo caracteriza lo ‘subjetivo’ es su relación indisoluble con la psique humana, y la ‘acción humana’ es el resultado observable de la ‘psique humana’ (por oposición a lo que sería capaz de decidir y hacer una computadora con instrumentos de medida físicos). Es decir, todo el énfasis en la perspectiva subjetiva de la utilidad marginal no puede dejar a un lado la mente.
    Si el problema de la paradoja del valor estaba en el error de considerar la utilidad de ‘todo’ el agua frente a ‘todos’ los diamantes, ¿por qué ninguno de los economistas clásicos fue capaz de descubrirlo? Lógico que yo no fuera capaz de verlo, pero me pregunto qué otro prejuicio o idea preconcebida les impidió, aunque fuera como simple hipótesis al hablar del tema, tener en cuenta cantidades menores.

  19. 1)RESUMEN:

    Es importante recordar que la Acción del hombre se enfrenta entre alternativas diversas, entre las cuales escoge. Sin embargo no estamos ante un problema de Matemáticas, sino ante la ESTIMACIÓN de la utilidad resultante de poseer cierta porción o la totalidad de un medio o de un bien.
    Podemos definir la Utilidad como la idoneidad causal para la supresión de cierto malestar.
    Los Clásicos quisieron explicar la Teoría del Valor y de los precios en función de la Utilidad, pero su enfoque absolutista respecto a la elección de un bien u otro, les impidió explicar correctamente porque un bien más útil podía valer menos (como el mencionado ejemplo del hierro y el oro).
    No se resolvió la Paradoja del Valor hasta que se estableció el planteamiento correcto al problema de la elección:
    -No se escoge entre todo el oro y todo el hierro del mundo.
    -Las personas eligen en un espacio, tiempo y condiciones concretas.
    Por ello elegimos entre la satisfacción marginal del oro respecto de la del hierro. Entre un poco de oro, en un contexto dado, y otra cantidad de hierro, en el mismo contexto, elegiremos la que permite lograr el fin de mayor valor (rechazaremos el bien con una utilidad marginal menor).

    2)NOVEDADES:
    -La Ley de la Utilidad Marginal es decreciente, porque se basa en el valor subjetivo de las cosas, no en su valor objetivo.
    -La paradoja del Valor.

    3)PREGUNTAS/DUDAS:

    a) ¿Por qué es decreciente la Utilidad Marginal? No es más realista el escenario de tomar las cosas en su valor objetivo, por el cual una persona con 2000 euros podría barrer escaleras por 100 euros si con 2100 va a conseguir algo grande. Por ej: me produce malestar no tener un ordenador Mac, y nada me es más útil que esos 100 euros para lograr mi satisfacción.

    b)Un ejemplo pragmático de la Ley de la Utilidad Marginal para un hogar consumidor de luz.

  20. -RESUMEN:
    El hombre aprecia las cosas según la utilidad que pueda encontrar en ellas. La ley de la utilidad marginal viene a dar respuesta al dilema que no fueron capaces de resolver los economistas clásicos hasta que Carl Menger formuló esta ley. El dilema planteado no era capaz de resolver el por qué el hombre aprecia más determinados vienes frente a otro más útiles. Un ejemplo de esto sería el oro frente al hierro.
    Carl Menger a través de la Ley de utilidad marginal expuso que el hombre dispone de recursos limitados para satisfacer sus necesidades por lo tanto debe priorizar el orden de utilización asignándole un valor a cada bien. Aún disponiendo de varios bienes iguales y sustituibles entre sí, su utilidad ,y por lo tanto su valor, irá decreciendo en cuanto su orden de utilización va aumentando. Es decir, en una escala valorativa en el que disponemos de X vienes iguales ordenados de mayor a menor según satisfagan nuestras necesidades; el último bien por sí solo es igual que el primero, además son sustituibles entre sí , pero en la escala valorativa el grado de utilidad/satisfacción que nos aportaría sería inferior al que nos aportaría el primero.
    Por este motivo el oro llega a ser más valioso que el hierro, ya que al haber menos cantidad de oro, la última unidad de oro estará más arriba en la escala valorativa que la última unidad de hierro disponible.

    -TEMAS NOVEDOSOS O IMPORTANTES:
    “La Ley de la utilidad Marginal” entendida como algo no psicológico, sino simplemente de su condición de ser humano y la necesidad de utilización de medios para la consecución de un fin.

    -PREGUNTAS AL AUTOR:
    Aplicando su ley al dinero y partiendo de la base de la avaricia humana ¿Cree que una persona avariciosa valorará de forma decreciente las diferentes unidades monetarias de las que dispone?
    ¿No funcionaría cómo un único bien indivisible según esta percepción?
    En este caso ¿Se podría afirmar que cuando se están acumulando bienes todos tienes en el mismo valor pero cuando se van consumiendo y escasean su valor se va incrementando?

  21. Resumen:

    “El hierro es menos apreciado que el oro”

    Esta afirmación parecía tumbar la teoría del valor y de los precios atendiendo a la utilidad y al valor de uso. Partiendo de que la acción humana no mide la utilidad o el valor sino que se limita a elegir entre distintas alternativas, la afirmación del encabezamiento no tiene sentido dado que el actor no se encuentra en la tesitura de elegir entre todo el oro o todo el hierro, si no que la comparación se realiza en “unidades relevantes” El valor de las cosas depende de la utilidad subjetiva del servicio que las mismas puedan proporcionar por lo que se desprende que la ley de utilidad marginal es decreciente.

    La Ley de utilidad marginal decreciente muestra que la utilidad de un conjunto de productos homogéneos (perfectamente intercambiables entre sí) viene determinada por el fin al que satisface la ultima unidad.

    Lo que me ha resultado importante es darnos cuenta de que generalmente carece de sentido la comparación entre el todo o el nada sin tener en cuenta que las tasas de intercambio corresponden a porciones de los productos intercambiados

  22. Resumen
    La ley de UM explica cómo se determina el valor de los medios.
    La única utilidad que el actor considera en una acción concreta es la utilidad de la unidad relevante, la unidad de medio que sea relevante en esa acción. Sólo consideramos la utilidad de la unidad relevante de medio en el contexto de nuestra acción.
    Depende del contexto de cada acción en concreto la UR. Tres principios Unidad Marginal:
    1. Asignamos los medios escasos a nuestros fines más valorados y luego para los q se valoran menos
    2. Damos entrada a la unidad relevante en el contexto de la acción de que se trate (vaso de agua)
    3. Las unidades relevantes deben de ser intercambiables para el actor. Se derrama un vaso y la única utilidad que se pierde es la séptima (la última en la escala valorativa)

    El valor de todas y cada una de las unidades de bien a disposición del actor (unidades relevantes y consideradas perfectamente intercambiables entre sí) es valorada con el valor menos importante que permite obtener la última unidad a su disposición.
    La utilidad marginal es siempre decreciente. Conforme aumenta el número de unidades relevantes para la acción, y con unidades perfectamente intercambiables, la utilidad marginal tiende a disminuir.
    Paradoja del valor: ¿por qué es más caro el oro que el hierro, siendo el hierro de mucha mayor utilidad?
    Al enfrentarse con el problema de qué valor debe atribuirse a una porción de cierto conjunto homogéneo, el hombre resuelve de acuerdo con el valor correspondiente al cometido de menor interés que atendería con una unidad si tuviera a su disposición las unidades todas del conjunto, es decir, decide tomando en cuenta la utilidad marginal. Como tenemos poco oro y mucho hierro o pan, el valor del oro es elevado y el del pan bajo.
    Siempre actuamos tomando en cuenta la utilidad marginal, pero cuando decidimos sobre la totalidad de un bien, la utilidad relevante es todo el bien.
    Relevante o novedosa
    Un objeto puede estar valorado por varias personas con valoraciones dispares, ya que el hombre valora los objetos de un modo subjetivo, condicionados por el entorno, el momento, su necesidad… Cuando un actor produce un bien, la utilidad marginal del bien tiende a disminuir. La ley de utilidad marginal es novedosa en sí, en cuanto a la clásica percepción del valor. Es capaz de explicar la paradoja del valor de un bien como el pan frente a otro como el oro.

    Preguntas al autor
    Los medios que buscan el mismo fin, ¿logran la misma utilidad marginal?
    Cómo encaja en este ensayo que un actor realiza una acción de modo desinteresado, ¿es su fin la satisfacción emocional de cumplir la acción? ¿cuál es en ese caso la utilidad marginal?
    ¿Cómo explica la ley de la utilidad marginal la crisis financiera en España debida a la burbuja inmobiliaria?

  23. RESUMEN DEL TEXTO:

    La ley de la utilidad marginal tal como la propone Mises tiene varias características importantes.

    La primera de ellas es tratar la utilidad como algo subjetivo que no coincide con su valor objetivo, mientras la primera no es cuantificable, lo que denomina “valor”, la segunda si lo es, viene a ser “el precio”.

    Esta utilidad marginal que depende del individuo es precisamente lo que le distingue de los economistas clásicos. De ahí deriva la propia marginalidad de los bienes, puesto que a cantidades más elevadas, la utilidad tiende a bajar por la pérdida de la urgencia en el uso del bien.

    Según Mises la única valoración que permite el concepto de valor subjetivo es “mayor que” o “menor que”. Cuando se nos plantea una alternativa de consumo, elegimos aquello que reduce más nuestro malestar.

    Frente al mismo bien puede haber un dinamismo de la utilidad del bien debido a las preferencias del actor. El carácter subjetivo lleva implícito también que, para cada actor, la utilidad marginal con respecto a un bien es distinto a otro actor, puesto que estamos limitados por la clasificación ordinal y no cardinal de la utilidad. Cuando tenemos varios bienes a comparar debemos tener en cuenta que ambos pueden no tener el mismo valor subjetivo.

    TEMA NOVEDOSO O IMPORTANTE:

    Mises trata, frente a los clásicos, el concepto de utilidad marginal como algo subjetivo, es decir, la utilidad que obtiene el sujeto al adquirir una unidad más del bien.
    Según Mises en una situación en la que elegimos entre dos bienes no comparamos entre la utilidad de esos bienes como categoría (utilidad del oro vs utilidad del hierro), sino que comparamos en función de la cantidad de eso bienes que poseamos (una unidad más de oro vs una unidad más de hierro).
    El concepto relativo a que la Ley de Utilidad Marginal no tiene nada que ver con psicología, es una ley praxeológica (implícita en el concepto de acción humana).
    El valor subjetivo de cada unidad de un bien perfectamente intercambiable para un actor es su Utilidad Marginal (utilidad de la unidad del bien que permite lograr el fin de menor valor) Conforme más unidades perfectamente intercambiables la Utilidad Marginal tiende a disminuir

    TRES PREGUNTAS QUE HARIA AL AUTOR:

    1.- ¿Existe fórmula para calcular la utilidad marginal, o al ser subjetiva o de cada actor es us tema imposible?
    2.- ¿No se basa la teoria de la utilidad marginal no se basa en axiomas, por si, difíciles de encontrar como son lo bienes perfectamente intercambiables?
    3.-¿Considera entonces el autor la teoria de la utilidad marginal el origen de la formación de los precios de intercambio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *