Mises explica el concepto de “marginal”, clave para entender cómo actuamos, elegimos y valoramos

Con los alumnos de OMMA Madrid vemos cómo Mises explica la utilidad marginal en su libro “Acción Humana”, Cap VII:

mises2

“Veamos cuál era el pensamiento económico prevaleciente en los albores de la elaboración de la moderna teoría del valor por Carl Menger, William Stanley Jevons y León Walras. Quienquiera construir una teoría elemental del valor y los precios debe comenzar considerando la utilidad. En verdad, nada es más plausible que asumir que las cosas son valoradas según su utilidad. Pero, entonces, surge una dificultad, que presentí a los viejos economistas un problema que no pudieron resolver. Ellos observaron que aquellas cosas cuya ‘utilidad’ es mayor son menos valoradas que otras cosas de menor utilidad. El hierro es menos apreciado que el oro. Este hecho parece incompatible con una teoría del valor y los precios basada en el concepto de utilidad y valor de uso. Los economistas creyeron que tenían que abandonar dicha teoría y trataron de explicar el fenómeno del valor y los intercambios de mercado por medio de otras teorías.

Solo después pudieron los economistas descubrir que la paradoja aparente era resultado de una errónea formulación del problema en cuestión. Las valoraciones y las elecciones que resultan en tasas de intercambio en el mercado no deciden entre oro y hierro. El hombre actuante no se encuentra en una posición en la que debe elegir entre todo el oro y todo el hierro. Elige en un momento y lugar definido y bajo condiciones definidas entre una cantidad estrictamente limitada de oro y una cantidad estrictamente limitada de hierro. Su decisión de elección entre 100 onzas de oro y 100 toneladas de hierro no depende en absoluto de la decisión que tomaría si se encontrara en la muy improbable situación de elegir entre todo el oro y todo el hierro. Lo que solo cuenta para su elección real es si bajo las condiciones existentes, la satisfacción directa e indirecta que le podrían brindar 100 onzas de oro es mayor o menor que la satisfacción directa e indirecta que podría derivar de las 100 toneladas de hierro. No expresa un juicio académico o filosófico en relación el valor ‘absoluto’ del oro y del hierro; no determinar si el oro es más importante que el hierro para la humanidad; no argumenta como un autor de libros sobre la filosofía de la historia o los principios de la ética. Simplemente elige entre dos satisfacciones, cuando no puede tenerlas a ambas.”

“El juicio de valor se refiere solamente a la oferta de la que se ocupa un acto concreto de elección. Una oferta es, por definición, siempre compuesta de partes homogéneas, cada una de las cuales es capaz de rendir los mismos servicios que cualquier otra parte, y puede ser sustituida por ella. Por lo tanto, resulta inmaterial para el acto de elección elegir qué parte en particular forma parte de su objetivo. Todas las partes –unidades- de un stock disponible se consideran igualmente útiles y valorables si surgiera el problema de entregar una de ellas. Si la oferta se redujera por la pérdida de una unidad, el hombre actuante debe decidir de nuevo cómo utilizar las distintas unidades que quedan. Es obvio que ese menor stock no puede brindar los mismos servicios que el stock mayor. Aquel empleo de las distintas unidades que bajo esta nueva circunstancia ya no puede obtenerse, fue, en la visión del hombre actuante, el empleo menos urgente entre todos aquellos que podría haber asignado a las distintas unidades con el stock mayor. La satisfacción que derivaba del uso de una unidad en su empleo era la menor de las satisfacciones que las unidades del stock mayor le habían dado. Es solamente sobre el valor de esta satisfacción marginal que tiene que decidir si surge la necesidad de renunciar a una unidad del stock total. Enfrentado con el problema del valor asignado a una unidad de una oferta homogénea, el hombre decide sobre la base del valor del uso o empleo menos importante de toda la oferta; decide en base a la utilidad marginal.”

“Si el hombre se enfrenta a la alternativa de renunciar a una unidad de su oferta de a, o una unidad de su oferta de b, no compara el valor total de su stock total de a con el valor total de su stock de b. Compara las valoraciones marginales de a y de b. Aunque pueda valorar la oferta total de a, más alto que la oferta total de b, el valor marginal de b puede ser mayor que el valor marginal de a.”

24 pensamientos en “Mises explica el concepto de “marginal”, clave para entender cómo actuamos, elegimos y valoramos

  1. La ley de la utilidad marginal

    RESUMEN
    El hombre al actuar, ordena los medios en una escala según la importancia que para él tengan los fines que alcanza con esos medios. Mentalmente se representa una escala de necesidades y de acuerdo a ellas ordena sus acciones. Como los medios son escasos primero cubriremos las necesidades mas urgentes, los fines que mas valoramos.
    La misma cantidad y calidad de un cierto medio produce siempre idéntico efecto considerado cualitativa y cuantitativamente, sin embargo no significa que el hombre atribuya el mismo valor a las distintas porciones del medio. Cada porción es objeto de valoración separada, lo consideraremos la unidad relevante del medio. A cada una de estas unidades se le asigna un rango en la escala de valores, pero las diversas unidades son intercambiables entre si.
    Cuando hay que optar entre dos o más medios distintos, ordena en escala las unidades de cada uno de ellos, sin tener porque ocupar puestos sucesivos las unidades de un mismo medio.
    La ley de la utilidad marginal establece que el valor de cada una de estas unidades relevantes será su utilidad marginal, es la utilidad de la unidad del bien que permite lograr el fin de menor valor.
    La gente valora las cosas con arreglo a su utilidad. En este punto surge un problema en cuya solución los economistas clásicos fracasaron. Observaron que hay cosas cuya utilidad es mayor y que, sin embargo, se valoran en menos que otras de menor utilidad. Esta paradoja aparece porque es imperfecto el planteamiento del problema, el hombre no elige entre todo o nada.
    La utilidad marginal es siempre decreciente, conforme aumenta el número de unidades la utilidad marginal disminuye.
    La acción no mide la utilidad o el valor, limítase a elegir entre alternativas, en el campo del valor y las valoraciones no hay operaciones aritmeticas.
    La ley de la utilidad marginal no se ocupa de un supuesto valor intrínseco de las cosas, sino del valor que el hombre atribuye a los servicios que de las mismas espera derivar.
    Por lo tanto el valor de las cosas depende de la utilidad del servicio que las mismas puedan proporcionar.
    Bernoulli formuló una teoría matemática según la cual el incremento de la satisfacción disminuye a medida que aumenta la riqueza del individuo, tal planteamiento era inexacto. No hay modo de efectuar comparaciones entre las valoraciones de personas distintas, incluso de un mismo individuo con diferentes ingresos. Al crecer los ingresos, cada incremento se dedicará a satisfacer una necesidad menos urgentemente sentida que la necesidad menos acuciante que fue satisfecha antes del incremento de riqueza. El valor resulta de comparar, de preferir y rechazar.
    Para la praxeología solo cuenta que el hombre al actuar escoge entre alternativas, siempre rodeado de disyuntivas, no tiene mas remedio que elegir, prefiriendo una entre varias posibilidades.

    LO MAS DESTACADO
    La ley de la utilidad marginal explica como se determina el valor de los bienes y servicios de consumo.
    Dado que los medios son escasos, primero cubriremos las necesidades más urgentes y por tanto los medios necesitados para ese fin prioritario serán los bienes más valorados.
    El hombre se representa mentalmente una escala de necesidades y de acuerdo a ellas ordena su proceder. Considerando un momento y un lugar determinados.
    La única utilidad del medio que se considera es la UNIDAD relevante del medio. Dependera del contexto de la acción concreta cual es la unidad relevante.
    La ley es válida cuando las unidades relevantes son perfectamente intercambiables entre si.
    Luego las condiciones para que la ley de la utilidad marginal funcione serán las siguientes:
    1) Medios escasos, satisfacer primero los fines más valorados.
    2) Unidad relevantes
    3) Unidades relevantes son intercambiables entre si
    Ley de la utilidad marginal: El valor subjetivo de cada unidad de un bien (relevante y perfectamente intercambiable para un actor en el contexto de su acción) es su utilidad marginal (utilidad de la unidad del bien que permite lograr el fin de menor valor).
    Esta ley tiene validez universal.
    La utilidad marginal es siempre decreciente. Conforme aumenta el número de unidades para la acción la utilidad marginal disminuye.
    Paradoja del valor: se planteaba la pregunta de manera errónea, como si la elección fuera entre todo o nada. ¿Cómo medios de mayor utilidad podían tener un valor menor? (ejemplo del hierro y el oro)
    Es la utilidad e la última unidad en la escala valorativa la que determina el valor de todas y cada una de las unidades.
    La ley de la utilidad marginal no es psicológica ni empírica, es praxeológica, está implícita en el concepto de acción humana). Está inserta en la lógica de la acción humana.

    PREGUNTAS AL AUTOR
    1) Cubiertas las necesidades biológicas como seres humanos ¿sería correcto denominar deseos o caprichos a los fines que siguieran en nuestra escala imaginaria de valores?
    2) En la educación de los hijos, el dicho popular “nada en la abundancia”, “no valora las cosas porque tiene todo lo que pide y no le supone ningún esfuerzo…” . Seria correcto enunciar que la abundancia de medios hace que estos pierdan valor al poder cubrir una mayor cantidad de necesidades dentro de la escala valorativa?
    ¿Es este el significado de la ley marginal decreciente?
    3) ¿Qué ocurriría si no existieran los medios escasos? ¿Desaparece el valor de las cosas? ¿Dejaríamos de actuar puesto que no hay escasez de nada?

  2. ¿En segundo parrafo del articulo, hay un error cuando dice: “Lo que solo cuenta para su elección real es si bajo las condiciones existentes, la satisfacción directa e indirecta que le podrían brindar 100 onzas de oro es mayor o menor que la satisfacción directa e indirecta que podría derivar de las 100 toneladas de oro”… no deberia decir en la ultima palabra hierro?
    Gracias y saludos.

  3. Sin desmerecer a Mises, ni mucho menos, dados los hechos del día de hoy, ¿podría compartir esto?

    http://www.bbc.com/news/world-us-canada-32865248

    Y, aprovechando la situación, pregunto: ¿Tienen los estudios matemáticos de Nash otras implicancias para la Economía además del estudiado equilibrio de Nash que resulta del dilema del prisionero cuando los juegos no son continuados?

    • Resumen Cap. VII, apartado 1 y Clases de Jesús Huerta de Soto: La Ley de la Utilidad Marginal

      El hombre cuando actúa ordena en escala gradual las disponibles porciones individuales de cada medio y las asigna un rango específico. De esta forma, para la Praxeología Utilidad equivale a la importancia atribuida a cierta cosa en razón a su supuesta capacidad para suprimir determinada incomodidad humana. Se refiere al “valor en uso subjetivo” de los primeros economistas de la escuela austriaca en contraste con el “valor en uso objetivo” (efectos de las cosas), independientemente de que las personas acierten o fracasen en sus actuaciones. El hombre normalmente no valora todas las unidades de un bien, sino una porción del mismo. Para valorar una porción de cierto conjunto homogéneo, el hombre decide de acuerdo al valor que corresponde al cometido de menor interés que atendería con una unidad si tuviera disponibles las unidades totales del conjunto, tiene en cuenta por tanto la utilidad marginal. Los principios para que se cumpla la ley de utilidad marginal, que es universalmente válida, son tres: 1) Asignamos medios escasos a nuestros fines más valorados 2) Actuamos sobre las unidades de medio relevantes en el contexto que se trate. 3) Las unidades relevantes deben ser perfectamente intercambiables para el actor.
      La utilidad marginal es siempre decreciente, dentro de los supuestos de la ley. Si ganamos una unidad la asignaremos a un fin de menor valor que los satisfechos por las unidades que ya disponíamos de ese bien. La utilidad marginal nada tiene que ver con la psicología, no se deriva de experiencia alguna sino que es un enunciado formal y apriorístico.

      Aspectos novedosos o relevantes:
      El primer aspecto es que con las acciones el hombre ordena preferencias (números ordinales) mientras que las categorías del mundo externo son cuantitativas. Lo más relevante es que la economía se refiere a las acciones humanas que valoran subjetivamente las cosas porque les sirven para satisfacer sus deseos frente a la valoración objetiva de los efectos que producen. Otro punto que es importante comprender es la Ley de Utilidad Marginal que implica que todas las unidades de un bien se valoran por la utilidad que proporciona la última unidad en la escala valorativa de ese bien. Y una nueva unidad se utilizará para atender una situación que será menos urgente que las satisfechas con todas las unidades anteriores. Por último es interesante ver la evolución histórica de las diferentes teorías de los economistas referidas al concepto de Utilidad.

      Preguntas al autor:
      1. La Utilidad marginal de una unidad de un bien puede depender del bienestar que produce combinado con otras unidades de otro bien. Por tanto, ¿En la valoración de los bienes habrá que tener en cuenta entonces su interacción con otros bienes diferentes?
      2. Psicológicamente la última unidad que te permite obtener un objetivo es más valorada que las anteriores. Por ejemplo, en las competiciones deportivas anuales ganar el último día de competición hace que puedas o no conseguir un resultado favorable. ¿No se cumple aquí la Ley de Utilidad Marginal, en un proceso que es acumulativo?
      3. ¿Qué Leyes de Utilidad funcionan para aquellas decisiones en las que tienes que elegir entre todo o nada?

  4. El valor de un bien no es algo inherente del mismo, sino que procede de las apreciaciones subjetivas de los individuos. Ejemplo de manantial de Menger ‘el valor de los bienes se fundamenta en la relación de los bienes con nuestras necesidades, no en los bienes mismos. Según varíen las circunstancias, puede modificarse también, aparecer o desaparecer, el valor. Para los habitantes de un oasis que disponen de un manantial que cubre completamente sus necesidades de agua, una cantidad de la misma no tiene ningún valor a puede de manantial.’. Pero si inesperadamente disminuye considerablemente (supongamos por ejemplo, por un fenómeno natural), hasta el punto de que ya no es posible satisfacer plenamente las necesidades de los habitantes de este oasis, entonces adquirirá el valor que antes no tenía (de igual modo, cuando el caudal vuelva a ser el mismo que antes el valor retornará a su estado de abundancia).
    Para resolver la paradoja es necesario distinguir entre la utilidad total y la utilidad marginal, puesto que la utilidad total que se obtiene al consumir agua es enorme, pero conforme aumenta su consumo la variación que experimenta la satisfacción ‘adicional’ es menor.
    __
    Es indiscutible que unidades adicionales de la oferta de bienes homogéneos tiende a un ‘punto’ a disminuir , y de aquí también se puede desprender la idea de que cada persona que actúa prefiere siempre lo que le satisface más a lo que le satisface menos.
    __
    Parece indiscutible la idea de la teoría de valor. Pero es curioso, que incluso hoy en día se cuestione. ¿Hubiera usted predicho que siendo tan intuitiva como parece, hoy en día se cuestione o incluso se discuta?
    ¿Cayó el socialismo y/o marxismo, en el mismo error que la economía clásica al considerar que el valor depende de algo objetivo y no subjetivo?
    ¿Existe algún limite a la valoración subjetiva, es decir, el valor puede tender ‘hacia el infinito’?

  5. Lectura: “Action within the world: The law of marginal utility”

    Resumen:

    Como cada cosa puede producir un efecto limitado, algunas cosas son consideradas escasas y tratadas como medios. Dado un medio de cierta calidad, cierta cantidad del mismo produce un determinado efecto de cierta calidad, en un contexto determinado. La mínima cantidad de medio objeto de decisión, es la unidad relevante del mismo. Cada unidad relevante de ese medio homogéneo (son intercambiables) ocupa un lugar en la escala de valor del ser humano. Las unidades relevantes de las distintas clases de medio a elección del hombre no necesariamente ocupan posiciones correlativas en esa escala.
    La valoración de una cierta cantidad de medio no se deriva del valor de la unidad relevante. Siempre se valora la utilidad de la cantidad total de medio disponible, en cada caso concreto, para la satisfacción de nuestras necesidades. La valoración del total de las existencias de dos medios puede ser diferente de la valoración de cantidades menores de cada uno. La utilidad es la relevancia causal de la desaparición del malestar percibido. La noción praxeológica de utilidad es la de valor en uso subjetivo.
    El valor de cada unidad de una cantidad homogénea de medios es el del uso menos importante que se hace con la última unidad de la cantidad total. La valoración de los medios se hace así en base a la utilidad marginal. La ley de la utilidad marginal es formal y apriorística, y no depende de la experiencia. Se basa en el fundamento de la categoría de la acción: “lo que satisface más es preferible a lo que da menos satisfacción”. De esto último se deriva también que la utilidad marginal decrezca con la cantidad.
    Ésta no es una cuestión psicológica derivada del valor asociado a toda una clase de necesidades (un concepto superfluo) frente a otra, ya que la escala de valores es única. Tampoco es apropiada la ley de la saturación de las necesidades, ya que cada una de las unidades de una cantidad concreta de bienes económicos tiene el mismo valor.
    La ley de la utilidad marginal no se relaciona con el valor de las cosas sino con el valor de los servicios que el hombre espera obtener de éstas.
    En el valorar, elegir y actuar no hay medidas ni establecimiento de equivalencias, sino preferir y rechazar.

    Novedoso Destacado:

    Destaco la comparación que hace Mises de la ley de la utilidad marginal con otros intentos de explicar la valoración de los medios. Me pareció sobre todo interesante la explicación de como la Ley de la Utilidad Marginal logró resolver la “Paradoja del Valor” cuando intentos anteriores fracasaron.
    Un segundo aspecto que me llamó la atención fue la demostración que todas las unidades de una cantidad determinada de medio tienen el mismo valor, ya que éstas son intercambiables.

    Preguntas:

    1) Dado un bien abundante como el aire que respiramos podemos decir, a efectos prácticos, que la cantidad disponible a cada uno de los seres vivos en la tierra es ilimitada. Según la ley de la utilidad marginal, el valor de cada unidad relevante de aire (una bocanada de aire en este caso) está determinado por el valor en uso subjetivo dedicado a la necesidad menos importante. Al disponer cada ser vivo de una cantidad ilimitada de aire parar respirar, esto quiere decir que muchas unidades disponibles de este medio ni siquiera son utilizadas, por lo cual el valor en uso de la última unidad relevante de aire disponible a cada ser humano carece de valor al no se usada ¿ Es esta la manera en que la ley de la utilidad marginal explicaría la diferencia entre bienes económicos y no económicos?
    2) Consideremos el concepto de la Tragedia de los Comunes, donde los individuos actuando en su interés individual se comportan de forma contraria al interés común. Un bien que desde el punto de vista del individuo no es escaso, desde el punto de vista de la sociedad en general si lo es. De esta manera al darle un valor nulo las personas, de forma individual, a este medio abundante, hacen uso indiscriminado de él y terminan agotándolo, para el detrimento de la sociedad en general
    ¿Cómo explica la ley de la utilidad marginal este fenómeno? ¿Se debería valorar la totalidad del recurso disponible en este caso, ya que la decisión es la explotación del recurso dado su carácter común y escaso cuando se considera la población en general?
    Aún si ese fuese el caso, muchas veces se comienzan a tomar medidas para el cuidado del recurso común una vez su desgaste es evidente ¿Se podría decir que el hombre no considera idénticamente (no son unidades idénticas de una cantidad homogénea) el consumo a corto plazo que a largo plazo? ¿Explicaría su comportamiento el hecho que el individuo valore más el consumo presente que el consumo futuro? ¿Así, a medida que pasa el tiempo, la escasez del recurso en el futuro aumenta de valor (porque se hace escaso y se dispone de menos tiempo para disfrutarlo) y el individuo cobra conciencia del problema?
    3) En el caso del la diferencia de precio entre el petróleo WTI y el Brent ¿se puede decir que el segundo es más valorado que el primero porque el primero sólo se comercializa en EEUU mientras que el segundo se comercializa a nivel mundial? Es decir, el WTI no tiene valor de uso (al no ser accesible) para las refinerías de fuera de EEUU, mientras que el Brent tiene valor de uso para todas las refinerías del mundo.

  6. GUÍA SESIÓN 2. CAP VII, apartado 1. LA LEY DE LA UTILIDAD MARGINAL.
    RESUMEN. (10 líneas)
    En este apartado se explica cómo se llega a la resolución de la llamada “ Paradoja del Valor”, la cual no fue resuelta hasta la llegada de economistas como Menger, Jevons o Walras. Estos explican que el valor que damos cada uno de nosotros a un bien económico frente a otro viene determinada por la utilidad que nosotros concedemos a la última unidad del bien( UTILIDAD MARGINAL) que estamos valorando . Estos bienes han de estar en unidades relevantes para el fin que queremos obtener.
    Cabe destacar que cuando nos disponemos a valorar la utilidad de los bienes no lo hacemos casi nunca en términos de “todo o nada”, sino de una unidad relevante de un bien con respecto a otra.
    ASPECTOS NUEVOS O RELEVANTES. (10 líneas)
    Un aspecto relevante es que la prioridad por un bien no viene determinada por saturación, ni disfrute del mismo sino por la utilidad marginal que le sujeto otorga a éste para la consecución de un determinado fin. La Ley de la Utilidad Marginal está íntimamente relacionada con la praxeología. No con la experiencia ni la psicología.
    Otra cosas que me parece relevante es que cada vez que nos desprendemos de un bien o añadimos otro, recalculamos mentalmente la nueva utilidad que para nosotros ha alcanzado ese bien.
    Que nosotros valoremos más unos fines que otros (alimentación vs ocio) poco tiene que ver con que valoremos más un bien que el otro (manzana vs bicicleta) en la consecución de dichos fines.
    PREGUNTAS.
    La ley de la Utilidad Marginal nos dice que ésta es decreciente. ¿ Se podría dar el caso de personas ,de gran codicia por ejemplo, disfrutaran más a medida que van amasando más riqueza ? O eso entraría ya en temas de patologías mentales.
    En la ordenación en la consecución de fines de cada persona ¿Qué importancia ha tenido la sociedad a lo largo de la historia en el individuo? ¿Cada vez es mayor o menor?
    ¿Pueden los bienes económicos usados para alcanzar los fines influir de manera decisiva en reconducir esos fines? Un hombre quiere llegar a saber de todo y desde niño empieza a estudiar con todas sus fuerzas a medida que pasan los años se da cuenta que por mucho que estudie, jamás llegará a ser lo que él ansiaba con lo cual va dejando de estudiar y gracias quizás a las horas de estudio comienza a reconducir su vida, siendo su mayor objetivo ahora el disfrutar de las cosas sencillas.

  7. LA LEY DE UTILIDAD MARGINAL

    Resumen
    El hombre al actuar, ordena en una escala todas las cosas en función de su idoneidad para incrementar su satisfacción propia. Al optar entre dos o más medios, ordena en escala gradual las disponibles porciones y les asigna un rango. Las distintas porciones de un mismo medio no tienen por qué ocupar puestos inmediatamente sucesivos.
    Al valorar un conjunto de varias unidades lo que importa es la utilidad del conjunto, el incremento del bienestar dependiente del mismo, o el descenso del bienestar que su pérdida implicaría. El valor de las cosas depende de la utilidad del servicio que las mismas puedan proporcionar.
    El término de utilidad equivale a la importancia atribuida a cierta cosa en razón a su supuesta capacidad para suprimir una determinada incomodidad humana. Debe diferenciarse claramente con el concepto técnico de utilidad que se trata de la relación existente entre una cosa y el efecto que la misma puede producir.
    La ley de utilidad marginal no se refiere al uso objetivo, sino al valor subjetivo, no se ocupa del valor intrínseco de las cosas sino del valor que el hombre atribuye a los servicios que de las mismas se puedan derivar.

    Lo más destacado / Novedoso
    Al valorar un conjunto de varias unidades lo que importa es la utilidad del conjunto, no se alude a procesos aritméticos. Para atribuir valor a una porción de un conjunto homogéneo el hombre decide teniendo en cuenta la utilidad marginal, es decir asignando el valor correspondiente al cometido de menor interés que atendería con una unidad si tuviera a su disposición todas las unidades del conjunto.
    El entender que hay cosas de utilidad mayor que sin embargo se valoran en menos que otras de menor utilidad. El hombre al actuar nunca se ve en el caso de escoger entre todo un bien u otro, hace su elección entre ciertas cantidades. En la práctica estima la satisfacción que puedan reportarle estas cantidades. Esto explica por ejemplo la menor apreciación del hierro frente al oro.
    También es novedoso lo innecesario de recurrir al concepto de clases de necesidades. La ley de utilidad marginal no tiene que ver con la ley de saturación de las necesidades.

    Preguntas
    1) De acuerdo con Misses es impensable una ley de utilidad marginal creciente, pero puede suceder que la utilidad marginal de un bien empiece siendo creciente en un principio hasta un determinado punto de inflexión en el que empiece a decrecer?.
    2) ¿Existen valores donde pueda no ser aplicable la utilidad marginal decreciente, como la fama o el poder?
    3) ¿Es posible que la utilidad marginal pueda llegar a ser negativa?

  8. Mises: La ley de la utilidad Marginal
    Resumen:
    Mises explica que el hombre ordena los medios en función de la satisfacción que le pueden procurar.
    A pesar de que existan conceptos como cantidad y calidad, el hombre elige unidades de medios que mayor satisfacción le aporten. Esto no supone que el valor de varias unidades de medios sea la suma de ellas, lo único importante para el hombre es la utilidad que pueden aportarle el total de las unidades.
    El autor distingue entre el valor subjetivo y el valor objetivo. El valor de un medio es aquel que le otorga el hombre en función de la mejora de bienestar que le pueda aportar. Dice Mises que en el campo de los valores no hay operaciones matemáticas, simplemente hay elección de alternativas. Por esta razón, el hombre no otorga valor a la totalidad de la cantidad, sino a cómo cada unidad de “medio” mejora su satisfacción. Unidades distintas pueden tener valoraciones distintas.
    Novedoso o importante:
    Como economista, siempre me enseñaron a cuantificar, a realizar análisis en función de criterios numéricos y a establecer patrones de decisión en función del valor objetivo de los bienes, pero leo que para Mises el valor es subjetivo. Me ha parecido novedosa la distinción entre valor objetivo y subjetivo.
    Una unidad de oro puede tener un valor distinto a otra unidad de oro y es la circunstancia o situación del individuo lo que puede marcar las distintas valoraciones.
    Después de leerlo observas que es totalmente lógico lo que explica Mises, no es lo mismo la satisfacción de la primera unidad de, por ejemplo, pan, cuando estás hambriento que la unidad número diez cuando ya estás saciado.
    Preguntas:
    ¿Es imposible conocer a priori las valoraciones que puede hacer un individuo?
    ¿Son inútiles los modelos de previsión de la demanda?
    ¿Qué hecho observó por primera vez que le hiciera pensar en la utilidad marginal de las cosas que pudieran ser medios?

  9. RESUMEN
    El actor ordena los medios en función de su idoneidad para incrementar la satisfacción. La cantidad y calidad de un mismo medio definen un idéntico efecto, pero las distintas porciones de este mismo producen un valor distinto. La actuación, es decir, las circunstancias de un individuo a la hora de llevar a cabo la acción, efectúan la ordenación de las distintas porciones individuales de un mismo medio. La acción no se interesa por unidades ni las valora, se enfrenta a alternativas diferentes entre las que escoge. Al valorar un conjunto de varias unidades, lo que importa es el conjunto, el incremento de bienestar que depende del mismo, o el descenso de bienestar que su pérdida implica. El hombre denomina utilidad de un bien en cuestión al potencial de la cosa para incrementar su bienestar.
    Cabe diferenciar entre el valor en uso subjetivo y el valor en uso objetivo, ya que el primero no tiene por qué coincidir con el segundo.
    La acción no mide la utilidad o el valor absoluto de los bienes, se limita a elegir entre alternativas. Ninguna acción racional sobre una cantidad de un bien permite deducir el valor asignado a una cantidad diferente de un mismo bien.
    El aprecio de las existencias totales de dos cosas puede diferir de la valoración correspondiente a algunas de sus porciones. Los conceptos de utilidad total y de valor total carecen de sentido salvo que se trate de situaciones en las que el interesado específicamente haya de escoger ante la totalidad de diversas existencias.
    El juicio de valor se centra exclusivamente en aquella cantidad objeto concreto de cada acto de optar. Cuando se presenta el problema de entregar una de todas las porciones idénticamente útiles valiosas de un stock es cuando surge el concepto de utilidad marginal: la menor de las satisfacciones que derive de las cualidades del stock completo.
    Si tomamos como premisas que el hombre actúa (valora y prefiere) y que el interesado posee n unidades de un conjunto homogéneo, en el primer caso, y n-1 unidades en el segundo.
    El autor considerara impensable una utilidad marginal creciente, ya que cada unidad incremental de un bien servirá para satisfacer una situación menos urgente o gravosas que la que se había satisfecho con una unidad menos.
    Resumiendo, el hombre al actuar siempre se encuentra en la situación de elegir entre distintas posibilidades, operando en un mundo cuantitativo, lo que no significa que decida en función del valor absoluto de las cosas, de donde se deduce el concepto de utilidad marginal.
    PREGUNTAS
    1. ¿Cómo explicaría Mises la teoría de la utilidad marginal respectos de los bienes libres?
    2. ¿Puede medirse el momento en el que la utilidad marginal deja de ser decreciente?
    3. ¿Se podría medir un nivel óptimo de satisfacción en función de la utilidad marginal?

  10. La praxeologia nos lleva a valorar de forma subjetiva las distintas unidades relevantes que satisfacen nuestras necesidades. El valor de esas unidades sera decreciente en función de su numero.
    No valoramos entre dos bienes en su conjunto sino entre dos unidades que sirven para satisfacer nuestras necesidades. Esas unidades dependerán del contexto de cada acción concreta.
    La ley de la utilidad marginal tiene una validez universal.

    Novedades.
    La ley de la utilidad del valor soluciona la paradoja del valor puesto que no comparamos los medios en su totalidad sino únidades relevantes de esos bienes.

    Preguntas

    Si a la hora de calmar la sed, la unidad relevante es el vaso de agua, entonces un segundo vaso de agua, no debiera de tener una valoracion de cero?

  11. El hombre cuando actúa ordena los medios en función de la satisfacción que le pueden procurar. Al optar entre dos o más medios, ordena estos medios en escala gradual en función de las unidades disponibles y les asigna un rango. El valor de los medios depende de la utilidad del servicio que los mismos puedan proporcionar. Esto se denomina utilidad marginal. La utilidad marginal es siempre decreciente, conforme aumenta el número de unidades. La ley de la utilidad marginal no se relaciona con el valor de las cosas sino con el valor de los servicios que el hombre espera obtener de éstas.
    Mises apunta que en el campo de los valores no hay operaciones matemáticas, simplemente hay elección de alternativas. Las valoraciones son subjetivas en función del rango que se le asigne para satisfacer sus necesidades. Como los medios son escasos primero se cubrirán las necesidades más urgentes, los fines que más se valoran.

    Como novedad, aporta la explicación a la que los economistas clásicos no supieron dar por no tener en cuenta que la gente valora las cosas en función de su utilidad, de forma marginal y no contando todo el hierro del mundo o todo el oro del mundo. La ley de utilidad marginal explica cómo se determina el valor de los bienes en función de la utilidad marginal que el individuo le otorga.
    Otro punto novedoso es que hay cosas de utilidad mayor que sin embargo se valoran en menos que otras de menor utilidad.

    Cómo explica el autor que hoy en día se compren cosas que no se necesitan ni cubren las necesidades más alejadas a costa de no comprar una necesidad más próxima, que no urgente.
    Una vez cubiertas las necesidades básicas, ¿es posible averiguar las valoraciones totales de los individuos sobre las cosas?

  12. La Ley de la Utilidad Marginal

    Resumen

    El texto aborda las preferencias o apreciaciones del hombre al actuar, con el fin de suprimir algún malestar y por tanto conseguir un mejor estado de bienestar. Dichas preferencias están directamente relacionadas con el valor que el hombre atribuye a las porciones de medios que el hombre usa para satisfacer su necesidad.
    En este sentido, cuando el hombre ha de elegir entre dos medios distintos, ordena de manera gradual cuál de estos medios tiene menor valor, en sentido subjetivo, y es precisamente en la actuación del hombre donde se manifiesta dicha ordenación. Además, la valoración de varias porciones de un mismo medio no tiene por qué ocupar puestos sucesivos en la escala valorativa del individuo.

    Destacado

    Cabe destacar como este nuevo concepto, de valoración de un bien según la utilidad menos preciada de los bienes que el individuo posee, termina con el error de suponer el valor de la suma de todas las unidades del mismo bien como la suma de cada una de ellas. De esta forma, el autor explica por qué los economistas previos a esta ley, no eran capaces de explicar la el valor de las cosas; asumían que el valor de los bienes estaba directamente relacionados con la utilidad de todo el conjunto de dichos bienes. De esta manera, no podían explicar por qué los diamantes eran valorados que el agua por ejemplo, y es que partían de un planteamiento erróneo, la cuestión no era un todo o un nada, sino una porción determinada de bienes por otro porción de otros bienes.

    Preguntas

    ¿Cómo explicaría esta ley las estimaciones futuras de dicho bien en cuanto a cantidad o calidad? Me explico, imagínese que soy Robinson Crusoe y que necesito 10 vasos de agua diarios para sobrevivir, he encontrado un manantial donde me da una capacidad de 1000 vasos de agua, luego el valor del vaso de agua es muy bajo o incluso nulo. Pero, por las razones que fuere, tengo una previsión en la que la disponibilidad de agua va caer, dentro de un mes, de 1000 vasos a 5 vasos. En este caso, incluso teniendo una disponibilidad de 1000 vasos, Robinson tendrá una valoración distinta al supuesto anterior por la previsión futura de escasez.

    Siendo la ley de la utilidad marginal puro sentido común, ¿Por qué no se ha considerado como una ley universal de todas las corrientes de economía?

    Como continuación de la pregunta anterior, ¿Qué críticas recibe esta ley de otras corrientes económicas?

  13. La acción humana
    La acción en el entorno mundo
    La ley de la utilidad marginal
    Resumen
    El hombre al actuar ordena las cosas según su mayor o menor idoneidad para, a título de medios, suprimir malestares. Ese orden se establece en función de la propia actuación humana. Por tanto en esa actuación, la idoneidad causal de ese medio para la supresión del malestar es lo que se denomina utilidad. Ahora bien, esa utilidad, puede tener un valor desde el punto de vista praxeológico, que es el valor en uso subjetivo, y puede tener un valor en uso objetivo. EL valor en uso subjetivo es el valor atribuido al medio por el ser humano independientemente de que después provoque o no las apetecidas consecuencias. Problema de planteamiento de la relación entre la teoría del valor y los precios y el concepto de utilidad. El hombre en su actuar difícilmente escoge o todo de un bien o todo de otro. La acción no mide la utilidad o el valor, solo se limita a elegir entre alternativas. Siendo los medios escasos destinamos los medios a los fines más relevantes y por tanto la unidad marginal será aquella que se destina a obtener el fin menos relevante. Esto ocurre siempre que una unidad relevante sea intercambiable entre si. La ley de utilidad marginal siempre es decreciente.

    Lo que me parece novedoso
    Me ha llamado la atención como la ley de la utilidad marginal siempre se cumple salvo que se quiebre alguno de sus principios. Por tanto puede explicar la mayoría de las elecciones que hace el ser humano siempre que se cumplan los principios de la escala de necesidades, esto es, que siendo los medios escasos primero destinamos esos medios escasos a los fines que más valoremos. Me parece novedoso que se trate desde el punto de vista subjetivo, es decir, que la unidad relevante es aquella que estima el sujeto que actúa, en el contexto en el que se produce la acción. Aunque parezca menos importante también me ha parecido curioso cómo se atribuye la autoría de la utilidad marginal a Menger cuando parece ser que fue Balmes.

    Preguntas
    1. En el caso de que la unidad relevante lo sea todo, ¿se puede decir que la ley de utilidad marginal también es decreciente?
    2. ¿se determina el valor de todos los bienes que componen un grupo o una especie por el valor de la utilidad marginal?
    3. Dado por sentado que las cosas son medios, en cuanto son idóneas para la acción humana en orden a conseguir fines y teniendo en cuenta que la utilidad marginal no se refiere al valor en uso objetivo, sino subjetivo, ¿Cómo se explica que la utilidad marginal nada tenga que ver con la psicología ni con la satisfacción?

  14. Texto I. La Ley de la Utilidad Marginal

    Resumen

    El hombre a través de la acción puede ordenar los diferentes medios en base a la capacidad de éstos para cubrir sus necesidades, aportando así mismo diferente cantidad y calidad.
    La ordenación de los medios que nos proporcionen mayor utilidad (capacidad de cubrir un malestar) se realiza de manera subjetiva por el hombre y puede inducir a error en el caso de sumar sus partes individuales. Es la utilidad marginal la que nos va a permitir detectar cuando un medio va a dejar de ser útil.

    Destacado

    Lo que más destacaría es la clave de la utilidad marginal para la valoración de la utilidad de los bienes y no considerándolos como un todo.

    Preguntas

    ¿La ley de la utilidad marginal sería aplicable a viene abundantes?
    Si la ley de utilidad marginal es subjetiva, significa que ¿hay tantas utilidades marginales como individuos para un mismo bien?
    Como nos podemos poner de acuerdo en que un bien es útil? ¿Y el dinero?

  15. Mises, Ludwig. La Acción Humana, capítulo VII, apartado 1.
    Ley de la utilidad marginal. Consideraciones.

    Resumen

    Es la ley que determina como se determina el valor de los medios.
    Siendo los bienes escasos, estos se utilizaran primero para alcanzar los fines que más valoramos. (Escala valorativa)

    Se manifiesta lo que uno valora a través de la acción.

    El valor es la apreciación psíquica que el actor da al fin. La utilidad es la apreciación psíquica que el actor da al medio.

    Solo se considera la utilidad de la unidad relevante de medio en el contexto de nuestra acción.

    Las unidades relevantes a considerar pueden intercambiarse entre sí.
    Entonces tenemos:

    La ley de utilidad marginal explica cual es el valor subjetivo de cualquier unidad de bien.

    EL valor subjetivo de cada unidad de un bien es su utilidad marginal, siguiendo su escala valorativa y por tanto sus prioridades para conseguir sus fines.

    La utilidad marginal es siempre decreciente conforme aumenta el número de unidades disponibles para la acción. (Deben ser intercambiables entre sí)

    La paradoja del valor descrita por Jaime Balmes:
    ¿Por qué es más caro el oro que el hierro siendo el hierro de mucha mayor utilidad?
    El individuo siempre actúa teniendo en cuenta la utilidad marginal.
    Esta ley no es ni psicología ni empírica, es praxeologia (implícita en el concepto acción humana)

    A destacar:

    La ley de utilidad marginal está siempre presente en las elecciones y acciones de los seres humanos. Planteada como tal, y con ese enfoque, novedoso para mi, dado que con un concepto muy simple se puede dar explicación a cualquier comportamiento individual y subjetivo del ser humano.

    Preguntas:

    ¿Es por tanto la ley de la utilidad marginal, junto con la ley de los grandes numeros, en la que tratariamos a la sociedad como un solo individuo, la que proporciona el precio de los medios y bienes?

  16. La Ley de la Utilidad Marginal, Von Mises.

    Resumen

    El texto nos describe los términos económicos de utilidad y valor. Para ellos emplea un ejemplo en el que compara el hierro con el oro, comparando sus utilidades y usos de valor. Lo que solo cuenta para su elección real es si bajo las condiciones existentes, la satisfacción directa e indirecta que le podrían brindar 100 onzas de oro es mayor o menor que la satisfacción directa e indirecta que podría derivar de las 100 toneladas de hierro. Simplemente elige entre dos opciones la que le va a reportar una mayor satisfacción en ese momento concreto sabiendo que no puede disfrutar de ambas a la vez. La ley de la utilidad marginal no se relaciona con el valor de las cosas sino con el valor de los servicios que el hombre espera obtener de éstas. Al valorar un conjunto de varias unidades, lo que importa es el conjunto, el incremento de bienestar que depende del mismo, o el descenso de bienestar que su pérdida implica.

    Novedoso

    La satisfacción que derivaba del uso de una unidad en su empleo era la menor de las satisfacciones que las unidades del stock mayor le habían dado. Ley de Utilidad Marginal que implica que todas las unidades de un bien se valoran por la utilidad que proporciona la última unidad en la escala valorativa de ese bien. El hombre denomina utilidad de un bien en cuestión al potencial de la cosa para incrementar su bienestar.
    La importancia que otorga a la Economía como ciencia de lo social y no de simplemente los números.
    La valoración de un bien según la utilidad menos preciada de los bienes que el individuo posee, termina con el error de suponer el valor de la suma de todas las unidades del mismo bien como la suma de cada una de ellas

    Preguntas al autor
    -¿Por qué la última unidad que elegimos es la más valorada?
    – ¿Existe algo en la naturaleza donde no se cumpla este precepto?

  17. Guía Capítulo VII.1 Acción Humana – La utilidad marginal

    Resumen
    La acción humana consiste en la elección entre alternativas de diversa utilidad entre las cuales escoge de acuerdo a sus preferencias y valoraciones. Cuando valoramos varias unidades importa el incremento de bienestar que nos proporcionan.
    La utilidad es la idoneidad de un medio para la supresión de un malestar, el valor es la apreciación que se da un fin.
    Existe un valor en sentido objetivo (el efecto que produce una cosa) y el valor de carácter subjetivo (valoración personal de la utilidad de una cosa).
    Cuando nos enfrentamos a medios escasos primero asignamos esos medios a los fines que más valoramos y después a los de menor valor en orden decreciente.
    La acción no trata de determinar el valor total o la utilidad total sino que se limita a elegir entre alternativas. La utilidad y el valor total no tienen sentido salvo en las limitadas ocasiones en las que tenemos que elegir entre la totalidad de un bien.
    La utilidad marginal es el valor subjetivo que el individuo otorga a cada unidad relevante de un bien y siempre se asignará de acuerdo a nuestra escala de preferencias. Si ganamos una unidad se la asignaremos a un fin de menor valor. Por tanto se deduce que necesariamente es siempre decreciente.

    Aspectos Novedosos / Destacados
    La valoración y actuación humanas no es una cuestión de medir sino de comparar y preferir.
    Cuando valoramos no nos interesamos por el valor objetivo (cuánto vale todo el oro del mundo o todo el hierro) sino por el valor subjetivo (que utilidad me proporcionan x unidades de oro o y de hierro).
    La ley de la utilidad marginal no es algo que dependa ni de la psicología del individuo ni de una observación empírica sino que es universalmente válida y praxeológica.
    Decidimos de acuerdo a la utilidad marginal.

    Preguntas al autor
    – ¿Es la persona siempre capaz de establecer su escala de valoraciones de forma correcta? ¿Qué sucede cuándo no lo hace?
    – ¿Puede suceder que la persona al elegir entre dos bienes asigne la misma utilidad a ambos? ¿Cuál elige en ese caso?
    – ¿Es posible que exista algún caso en que utilidad marginal sea creciente?

  18. L. Mises LA ACCION HUMANA

    RESUMEN
    Mises nos habla en este capítulo sobre la acción y como esta se guía por medios ordinales, pero debido a que estos son limitados de buscar soluciones cuantitativas, mesurables. El hombre clasifica los medios por su idoneidad para satisfacer necesidades y los distingue en diferentes clases debido a que producen distintos grados de satisfacción. Asigna un rango especifico a cada una de las porciones del medio, el valor de cada bien esta impuesto al actuar y dependerá del grado de bienestar que satisfaga.
    La utilidad es la idoneidad casual para la supresión de un cierto malestar. Para la praxeólogia la utilidad es un valor en uso subjetivo mientras que el concepto técnico dice que es un valor en uso objetivo. Los economistas clásicos no pudieron explicar la paradoja del valor porque partieron de un supuesto erróneo, el valor se asigna por su utilidad y estos pensaron que el hombre debía de elegir entre un TODO de algo por TODO de otro algo. El hombre elige que le proporcionara mayor bienestar entre cierta cantidad de algo o cierta cantidad de otro algo, al elegir no esta midiendo o valorando, simplemente esta optando entre dos alternativas. Al asignar valor a una porción de un conjunto homogéneo, el hombre asigna usando la ley de utilidad marginal, valorando el cometido de menor interés que atendiera con una unidad si tuviera a su disposición todas las unidades del conjunto.
    Mises nos explica que existen diversas teorías basadas en diversos campos que tratan de explicar la ley del valor, con ciertos errores a su juicio. La praxeología explica que el hombre al actuar opta y elige entre varias disyuntivas, elige prefiriendo una entre varias opciones, el hombre opera en un mundo cuantitativo.

    DESTACADO
    Me resulta muy novedoso tratar la economía desde un punto de vista tan subjetivo, creo que se resume todo en algo muy primitivo como puede ser la satisfacción de necesidades, finalmente el hombre se mueve por necesidades y su único fin y por el que realiza sus acciones es para satisfacerlas. La valoración de los bienes es muy subjetiva y relativa y basada totalmente en el contexto y escala de prioridades que tenga el hombre.

    PREGUNTAS

    Si para cada individuo existe una escala valorativa para cada objeto ¿porque existe una unificación de valores o precios?
    Dentro de la parte subjetiva de la valoración ¿existe una parte objetiva?
    ¿Porque el hombre valora mas el oro que el hierro, tenido usos menos practicos?

  19. MISES. La acción humana.
    Capítulo VII. La acción en el entorno mundo.
    1.- La ley de utilidad marginal
    RESUMEN
    El autor en este capítulo trata dos puntos:
    * la necesidad de valorar cuantitativamente las cosas po el individuo
    * y cómo se hace esta valoración, exponiendo su tesis frente a otras aproximaciones ‘clasicas’.
    El primer punto es claro: la acción establece una preferencia cualitativa, pero se exigen soluciones ‘cuantitativas’, donde entre causa y efecto existe relación mensurable, donde los bienes prestan servicios limitados (no ilimitados, por eso son medios).
    Sobre el segundo establece la ‘ley de utilidad marginal’:
    * se evalúan sólo las unidades (la cantidad mínima que puede ser objeto de decisión) de medios que considera entrarán en su acción concreta, y como conjunto. No se evalúa una unidad ni la categoría o generalidad de los medios.
    * la evaluación es subjetiva, dependiendo de las condiciones en las que actúa el interesado. Se determina y se decide sobre el valor en uso subjetivo, el valor que el individuo concede al efecto que produce el bien, no el valor en uso objetivo, el efecto que produce el bien. No tienen por qué coincidir.
    * Al decidir no se está formulando ningún juicio sobre ninguna de las opciones, sino se elige entre dos sastisfacciones que no se pueden difrutar al tiempo. La acción no mide la utilidad o el valor, solo elige entre alernativas.
    * No se puede calcular el valor de todo un género de cosas si sólo se conoce el valor de sus partes, ni viceversa, conocer el valor de una parte conociendo el valor total del género.
    * No tiene sentido el concepto de utilidad o valor total, salvo que se esté interesado en escoger entre la totalitad de diversas existencias.
    * La utilidad marginal es decreciente: mas unidades dejan de valorarse mejor.

    DESTACADO
    * La utilidad marginal es una valoración subjetiva, no el precio o valor de mercado, aunque este si es consecuencia de la primera.
    * La utilidad marginal no es incompatible con un valor objetivo. En la medida que coincida menos relativistas son las acciones.

  20. Resumen

    Mises comienza tratando de corregir la idea errónea de que la teoría austriaca del ciclo económica sea enteramente austriaca.
    Menciona a la “currency School” inglesa como una precursora, pero no deja de mencionar los defectos en su análisis, los cuales sentenciaron sus ideas a la intrascendencia, dado que llevaron a una falla en su predicción de fenómenos y las políticas que propusieron no alcanzaron los fines deseados.
    Luego describe una sucesión de consecuencias desencadenadas por la emisión de créditos sin respaldo por parte de los bancos:
    1) Aumentan los fondos prestables 2) Cae la tasa de interés 3) Crece la inversión 4) Aumentan los salarios 5) Suben los precios de los bienes de consumo
    Dado que los bancos tienden a inyectar cada vez más liquidez en el mercado, las consecuencias ya antes nombradas se repiten generando una espiral inflacionaria que si se mantiene un tiempo prolongado lleva al pánico y una conducta irracional de la gente. El tipo de cambio colapsa.
    Si por el contrario los bancos restringieran los créditos en pos de proteger el tipo de cambio, todos los negocios que se habían
    dado gracias a la falsa rentabilidad creada por condiciones artificiales, se destruirán produciendo desempleo y crisis.
    Adjudica a la rigidez de los salarios a la baja, dada por la fuerza de los sindicatos, la imposibilidad de salir rápidamente de las crisis.
    Hasta que los mismos no se adapten al igual que los precios al dinero en circulación la crisis continuará.
    La conclusión con la que cierra el texto es la siguiente “Cuanto más largo el período de expansión crediticia y más larga la demora de los bancos en cambiar su política, peores serán las consecuencias de las mal inversiones y de la desordenada especulación característica del auge y, como consecuencia, más largo será el período de depresión y más incierta la fecha de recuperación y el retorno a la actividad económica normal.”
    Conceptos innovadores
    -Ciclo Económico
    – Análisis estático comparativo
    Preguntas
    Las consecuencias desencadenadas por la expansión del crédito ¿son siempre perniciosas para la economía en el largo plazo? Por ejemplo en un periodo de profunda crisis donde los precios son bastante rígidos a la suba, lo cual evitaría la espiral inflacionaria ¿No es posible que la expansión del crédito lleve a una expansión real y no artificial?
    ¿No cree posible un cambio en la tendencia?

  21. Guía de discusión sobre La teoría austriaca del ciclo económico de Von Mises
    Sinopsis de lectura:
    Mises realiza un análisis de como la expansión crediticia bancaria genera unos beneficios artificiales en el corto plazo pero una depresión mucho mayor que estos al largo plazo. De esta forma, relaciona los ciclos económicos con el sistema de créditos bancarios.
    Señala que el análisis de la Escuela Inglesa es incompleta ya que no consideró la apertura excesiva de cuentas corrientes ni la influencia en el comercio exterior que puede tener la sobre emisión bancaria.
    Al expandirse el crédito, sube la oferta de préstamos reduciendo la tasa de interés, provocando una estimulación en la economía. Los precios de los factores productivos y de los bienes de consumo subirán. Los efectos varían según las expectativas de la población. Se crea un ambiente artificial el cual llega a un límite que será procedido por una depresión, con cierre de empresas y baja de salarios hasta establecer una situación normal nuevamente.
    Conceptos importantes:
    El principal concepto, derivado del nombre del paper, es la relación que hace del sistema bancario con el crecimiento de la economía general. Le da un papel muy determinante a un sector, al punto tal que es el causante de auges y depresiones de un sistema entero.
    Por otro lado, es interesante como señala que las corridas hacia monedas más fuertes y las políticas sindicales ayudan a prolongar la crisis en vez de mejorar la situación, siendo estas dos medidas que tienen como fin aumentar el bienestar de empresas y empleados.
    Preguntas:

    1. ¿Es el sistema bancario el único causante de depresiones?
    2. ¿No propondría una intervención estatal al sistema crediticio bancario para evitar estas situaciones?
    3. En el caso que se use el crédito para expandir los factores productivos, dando un aumento en su número, ¿Tendríamos el mismo efecto?

  22. SESIÓN 2 LA LEY DE LA UTILIDAD MARGINAL

    La ley de la utilidad marginal explica como valoramos los seres humanos los medios a nuestro alcance para satisfacer nuestras necesidades. Cada actor tiene un orden prioridades, y como es lógico, tratará de satisfacer primero las más urgentes. La ley de la utilidad marginal se da cuando el actor:
    1º evalúa las unidades relevantes del medio que tiene a su disposición
    2º estas unidades relevantes son más de una
    3º y son intercambiables entre sí.
    en este caso, el actor imputará el valor de la última unidad a todas las demás. En ocasiones, la unidad relevante es todo, pero ello no se contradice la ley de la unidad marginal. Si la unidad relevante es todo no cabe distinguir entre distintas unidades (ej. del soldado que comenta el Prof. Huerta de Soto).

    Ejemplo:
    Juan desea pedirle matrimonio a su pareja y para ello decide invitarla a una cena romántica. Consiste en llevarla al teatro (30 Euros), reservar un buen restaurante (150 Euros) y ofrecerla la sortija de compromiso (500 Euros). El monto total de la cita es de 680 Euros, pero a él no le importa gastarse tanto dinero porque quiere mucho a Laura y tiene ahorrado en el banco 1050 Euros. El día que se dirige a comprar la sortija saca del banco 500 Euros, y durante el viaje en metro un carterista le “levanta´´ la cartera. Cuando Juan se percata de lo sucedido tiene que reevaluar sus necesidades según el dinero que le queda (550 Euros):
    1º Opción: Comprar la sortija e ir al teatro. Con el resto del dinero (20 Euros) la puede invitar a Laura a cenar a un McDonald’s
    2ºOpción: Invitar a Laura tres veces a cenar y al teatro.
    3ºOpción: Gastarse todo el dinero o en cenas o en boletos para el teatro.
    Juan elige la 1º opción, para él es más importante la sortija que invitar a Laura a un buen restaurante. Al perder los 500 Euros perdió la oportunidad de llevar a cenar a un buen restaurante, no la oportunidad de regalarle la sortija.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *