Subsidios

Otros dos interesantes informes Policy Analysis del Cato Institute, se refieren a los problemas que generan los subsidios.

En el primero, Michael Tanner (SNAP Failure: The Food Stamp Program Needs Reform: http://www.cato.org/publications/policy-analysis/snap-failure-food-stamp-program-needs-reform) comenta sobre este programa, mejor conocido como “Food Stamps”. Tiene tantas características de programas que todos conocemos:

1. Fue iniciado como un programa temporario (no hay nada más permanente que un programa temporario de un gobierno), desde 1939 a 1943. Luego volvió para quedarse en 1964.

2. El objetivo inicial era más bien ayudar a los agricultores, permitía a los ciudadanos de bajos ingresos comprar lo que el Departamento de Estado de Agricultura consideraba “excedentes”. Cuando los excedentes se acabaron, el programa terminó.

3. Fue cerrado porque nunca tuvo autorización del Congreso y hubo casos muy publicitados de fraude y corrupción.

4. Volvió en 1964 por medio de una ley que recibió apoyo bipartidario, lo que lo hace imbatible. Por un lado, les gusta a los demócratas como programa social, y a los republicanos porque subsidia a los agricultores.

5. Los dos últimos gobiernos, además, han salido a “venderlo” y a conseguir nuevos clients. Los beneficarios pasaron de 17 millones al comienzo de la administración Bush en 2000 a 48 millones en la actualidad. ¿Hay ese número de malnutridos en los Estados Unidos? Y no se refiere a los que se toman baldes de gaseosas o solo comen fast food.

6. Como otros subsidios, parece generar dependencia: casi 56% de los receptores lo hacen por más de cinco años, lo que sugiere que ya no es una ayuda temporal.

7. Esa dependencia parece extenderse a otros programas sociales. Menos de un 20% de los receptores tiene a  este programa como su ingreso, más del 30% tiene algún tipo de ingreso y el 60% tiene como ingreso otros programas sociales.

8. El gobierno federal tiene actualmente 126 programas contra la pobreza, 72 de los cuales proveen ayuda en dinero o en bienes por más de $668.000 millones anuales.

9. Desde que comenzó la “Guerra contra la pobreza” en 1965 se han gastado más de $15 billones en programas pero la tasa de pobreza ha permanecido relativamente constante desde entonces. Desde 2006 la tasa ha incluso aumentado pese a un masivo incremento en estos gastos.

 

El otro Policy Analysis a comentar es de Dalibor Rohac, “Solving Egypt’s Subsidy Problem”, (http://www.cato.org/publications/policy-analysis/snap-failure-food-stamp-program-needs-reform). Los subsidios a los alimentos y combustibles en este país son 1/3 del gasto public, o 13% del PIB, pero su reforma es prácticamente imposible. Hubo varios intentos de reducirlos pero todos han fracasado. El autor propone su reemplazo por subsidios en dinero dirigido a los pobres, no estos que reciben todos.

El estado egipcio, además, controla los precios de los productos subsidiados y los mantiene por debajo de los precios de Mercado. Y para evitar el desabastecimiento que sería su resultado lógico, interviene también del lado de la oferta proveyendo insumos subsidiados y baratos a los productores o proveyendo los productos directamente. Por ejemplo, compra harina en el Mercado internacional, que provee luego más barata a los panaderos.

Dice el autor: “Como resultado, los subsidios a los precios llevan a sobreconsumo, distorsionan la oferta, reducen el ingreso de competidores y llevan a Baja calidad y malos servicios. Como el sistema de subsidios distorsiona los precios, también invita al arbitraje, mercados negros y contrabando”.

7 pensamientos en “Subsidios

  1. Considero que el tema de los subsidios a pesar de estar hoy en día muy arraigado en la sociedad sigue siendo objeto de controversias y opiniones cruzadas; habiendo un porcentaje para nada despreciable de gente desocupada y que no tiene medios suficientes para subsistir es lógico inferir que el Estado debe tomar medidas tendientes a palear los efectos de la desocupación, el problema se da porque dichas medidas son subsidios establecidos como medidas temporales que se extienden en el tiempo generando una especie de ” acostumbramiento”. Estos subsidios son reemplazados una y otra vez por otros tipos, es decir, se busca cubrir las nuevas demandas de ese grupo de personas con otras soluciones temporales que se van reemplazando unas con otras sin llegar a concretarse medidas más a largo plazo.
    El planteo más importante de esta cuestión radica en ¿qué es lo que pasará cuando no puedan cubrirse dichos subsidios?; ¿Cómo se cubrirán las necesidades de quienes no tienen recurso en caso de que los gobiernos decidan restringirlos o en un caso más extremo eliminarlos?

  2. Creo que los subsidios deben ocupar un lugar en toda sociedad donde el estado sea impredecible, como el nuestro, porque las crisis economicas, la falta de ocupacion y otras cuestiones en constante decadencia como la educacion, la salud, o los servicios, son moneda corriente. Son la forma mas eficiente, considero tal vez la unica que el estado encuentra para que cada uno de los particulares soporte los problemas.. lamentablemente trae siempre demagogia detras.. El tema en cuestion, es que los gobiernos que logran apalear ciertas crisis con subsidios, los mantienen, como una forma de mantener en sus manos a la gente… como si los subsidios fueran su obra.

  3. Los subsidios en un mercado en particular o un sector de la sociedad trae aparejado debates y enfrentamientos por parte del resto de la sociedad. Pero el centro de la cuestión es tratar de equilibrar la balanza en todos aspectos.
    Por ejemplo el subsidio en un sector muy pobre de la sociedad juega muy a favor para poder hacer crecer a esas familias. Por mi parte es importante que el Estado intervenga en estas cuestiones, por un lado aportando a lo social y en lo economico.

  4. Tema complicado si los hay.. subsidios. Si lo analizamos en su faz positiva podemos contemplar que los mismos al otorgar un mayor ingreso disponible a la población tienden a aumentar el consumo, esto hace crecer el PBI, y quizás en alguna medida reducir la pobreza; pero lamentablemente el problema surge cuando el carácter típico de “temporalidad” de dicha figura se ve corrompido, generando así dependencia, lo cuál es aprovechado por el gobierno de turno como una suerte de “clientelismo político” para subsistir en el poder.
    A pesar del “Efecto Derrame” (explicado en otro artículo) en donde necesariamente el éxito o crecimiento económico experimentado por un nivel social se “derrama” hacia todos los niveles restantes, no hay que olvidarse que políticamente hablando cada uno busca la satisfacción de sus propios intereses.. ningún gobierno generaría, bajo mi punto de vista, un aumento del gasto público (endeudamiento) sin razón alguna.

  5. Creo que el tema de los subsidios trae aparejada una gran discusión especialmente entre las distintas clases sociales. Mientras que los de clase baja le reclaman constantemente ayuda al estado para solventar sus necesidades, por otro lado la denominada clase media ve en este sistema un elemeneto de fomentar lo que algunos llaman “vagancia”. Estoy en total acuerdo que los subsidios son una herramienta fundamental para superar las crisis y reactivar la economía, como bien explica Keynes con la teoria del multiplicador, ya que al final de la “cadena de consumo” el dinero se ve multiplicado. Ahora, támbien hay que resaltar que el principal enemigo de esto es el ahorro, por ello al darle los subsidios a la gente con menos recursos, esta problematica se ve reducida al mínimo. Sín embargo, el subsidio debería ser un paleativo para lograr salir de una crisis económica, porque en caso contrario cuando el estado no cuente con los recursos suficientes para pagarlos y la gente siga sin poder solventarse con el fruto de su trabajo, volveríamos a la etapa inicial.

  6. Creo que los subsidios son un mecanismo por el cual, el estado enfrenta la constante crisis económica y desocupación que existe. Debiendo tomarse como asistencia de carácter económico y de duración determinada; que en muchos casos el tiempo se extiende haciendo que las personas dependan absolutamente de ellos para subsistir. Sin capacidad de ahorro como para poder insertarse nuevamente en el mercado laboral. Haciendo que esto sea un circulo vicioso.

  7. Muy interesante este tema, son muchas las personas que se benefician de alguna calse de subsidio, de otra manera muchas veces seria imposible para muchas personas sobrevivir, tenemos el caso de la vivienda gracias a que se subsidian las cuotas iniciales o los intereses bancarios se hace mas comodo que las personas de bajos ingresos puedan no solamente adquirir sino poder mantener los pagos de las cuotas en el tiempo por ejemplo aqui hay una buena explicación de un subsidio http://micasaya.com/subsidio-de-vivienda/ que esta dando el gobierno colombiano, pero tambien tenemos los subsidios al transporte, para algunos alimentos pienso que de alguna manera se sopesa la falta de equidad que a veces existen en nuestras sociedades. excelente blog muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *