Más sobre la historia de la Sociedad de Beneficencia: cuando el país se enriquecía, las donaciones se multiplicaban

Más sobre la historia de la Sociedad de Beneficencia:

Merecen un párrafo aparte el caso de donaciones provenientes de instituciones sociales privadas de distinto tipo, entre las cuales sobresalen el Jockey Club y el Museo Social Argentino, el Consejo Nacional de Mujeres, la Liga Social Argentina y la Cruz Roja Argentina.

Con el crecimiento del país y el aumento de la riqueza, la sociedad comienza a incrementar sus actividades basándose en las donaciones voluntarias de los ciudadanos. Se hace tangible el correlato entre libertad, progreso y caridad. El marco desregulado que se vivía permitía el florecimiento de actividades productivas, lo cual a su turno originaba donaciones privadas de enorme importancia. Algunos ejemplos que Correa Luna cita en su libro conviene rememorarlos:

  • “Contemporáneamente, para aliviar los males de las inundaciones del Uruguay y de San Juan, lo mismo que para socorrer a los inmigrantes sin recursos, o a las familias arruinadas en la catástrofe ferroviaria de Bancalari, o a los infelices indios de la Tierra del Fuego, la Sociedad desarrolló, con ayuda de la prensa, ingeniosas campañas filantrópicas que produjeron inmejorables resultados” (p. 220).
  • Comenta Correa Luna (1923, p. 222) : “Fue el primero, para la cura de pequeños convalecientes, el famoso sanatorio Marítimo de Mar del Plata, que planeado en enero de 1893 por los doctores Antonio Arraga, del Hospital de Niños, y su colega Juan M. Bosch, de la Casa de Expósitos, llegó a inaugurarse el 14 de septiembre con 49 asilados, siendo lo más original de su primitiva historia, que ni los 18.000 pesos de la adquisición del edificio, ni los muchos más empleados en agrandarlo y mantenerlo, salieron del peculio oficial, sino, íntegramente, de cuantiosos donativos particulares hechos a la institución con tal objeto. En 1896, en 1901 y en 1904, gracias a la generosidad de los señores Roverano, Ernesto Tornquist y señora Ana K. de Fahy, no sólo aumentó considerablemente la extensión territorial del sanatorio, sino su superficie cubierta, hasta superar el cuádruplo, cuando menos, de la antigua capacidad. Por último, el transporte de enfermos, gratuitamente efectuado entre Buenos Aires y el balneario, por la empresa Ferro-Carril del Sud, contribuye no poco, desde hace treinta años, al feliz funcionamiento de este Asilo, verdadero lugar de salvación para la infancia desamparada y enfermiza”.
  • “En 1891 la Sociedad inicia los consultorios externos en el Hospital Rivadavia con servicios de maternidad, ginecología, cirugía general, clínica médica, piel y sífilis, oftalmología, otorrinolaringología, odontología y vacunas. El sistema es extendido a los demás hospitales. En 1904, un grupo de admiradores del malogrado doctor Francisco Ayerza enriquecía el Hospital con el pabellón de su nombre. Teníase ya, también recientemente edificado, un pabellón para diftéricos; y en breve, con el legado de la señora Isabel Millán y las donaciones de la señora Hortensia Aguirre de Leloir y del señor y señora de Balcarce, levantáronse dos más, uno para enfermos de tiña y otro para escarlatinosos” (p. 247).
  • “En 1907, gracias al noble desprendimiento de la señorita Victoria Aguirre y a la ayuda del Jockey Club, consiguióse levantar en la Casa de Expósitos el grandioso pabellón “Carlos Pellegrini” con capacidad de 96 cunas y 48 camas. Poco antes, los herederos de las señoras Juana Areco de Viera y Eloísa Frías de Martínez de Hoz dotaron de modernas incubadoras a la casa” (p. 254).
  • “Dos meses después, por donación de los hermanos Manuel J., Héctor, César, Luis y Clara Cobo de Anchorena, la Sociedad inauguraba en el Hospital Rivadavia el magnífico pabellón que lleva él nombre de aquella familia” (p. 255).

Alvin Roth en UCEMA (III): transplantes de órganos cuando el Estado prohíbe los intercambios entre personas

De la Revista UCEMA: https://www.ucema.edu.ar/revista-ucema/nro32/marketing-design

El trasplante de riñones

Cuando vemos una larga lista de personas esperando para comprar un bien escaso, sospechamos que la demanda supera la oferta y podemos concluir que esta escasez está ocurriendo porque el precio es demasiado bajo para generar más oferta. En los Estados Unidos y en Argentina hay una escasez real de trasplantes de riñón. Esta mañana en los Estados Unidos alrededor de cien mil personas están esperando transplantes de riñón de donantes fallecidos, pero sólo recibimos alrededor de doce mil al año. Muchos de los que esperan riñones están en diálisis, y la esperanza de vida durante la diálisis no es larga. Miles de personas mueren cada año mientras esperan. Mientras tanto, el precio de los riñones es cero, ya que es ilegal en casi todos los países comprar o vender riñones para trasplantes. El propio riñón debe ser un regalo.

Pero los riñones son inusuales. Las personas sanas tienen dos riñones y pueden permanecer saludables con sólo uno. Así que si usted ama a alguien que está muriendo de insuficiencia renal, es posible que pueda salvar su vida donando un riñón. Hay cerca de seis mil donaciones vivas cada año en los Estados Unidos. Eso significa que en los EE.UU. hay casi tantos donantes vivos como donantes fallecidos (los donantes fallecidos donan dos riñones). Pero a veces, a pesar de que usted está lo suficientemente sano como para dar un riñón, no se puede dar a la persona que amas porque los riñones tienen que ser emparejado, tienen que ser compatible. Y esto es lo que abre la posibilidad de intercambio de riñones y trae economistas en el proceso de diseño del mercado.

El tipo más simple de intercambio renal es entre dos pares de pacientes y donantes. En casos más complejos, se pueden incluir pares adicionales generando ciclos con más de 2 trasplantes de riñón. Tenga en cuenta que sólo los riñones se intercambian aquí, no dinero, no se vende riñón y eso es porque es ilegal comprar un riñón para el trasplante. La Sección 301 de la Ley Nacional de Trasplantes de Órganos de los Estados Unidos dice: “será ilegal que cualquier persona adquiera conscientemente, reciba o transfiera cualquier órgano humano para su consideración valiosa para su uso en trasplantes humanos”. Comenzamos a hacer intercambio de riñón a principios de los años 2000. Hasta 2007, antes de que el Congreso modificara finalmente la Ley de Trasplante de Órganos Nacionales para decir que, de hecho, el intercambio de riñón es legal en los Estados Unidos (pero utilizando la frase educada “donación de órganos humanos”, que evita el uso de la palabra “intercambio”).

Para asegurarse de que ambas partes de la transacción a través de, en un intercambio de riñón médicos realizar las cirugías al mismo tiempo. Usted no puede hacer cumplir un contrato sobre un riñón (ya que la ley prohíbe “consideración valiosa”). Si por alguna razón un par donó un riñón pero luego no recibió uno, entonces este donante y su paciente realmente habrían sufrido. Habrían tenido una cirugía que no les ayudó y, lo que es más importante, ya no tendrían un riñón para participar en un intercambio de riñones. Por lo tanto, para asegurarse de que nunca sucede, siempre hacemos estos sencillos intercambios de dos vías simultáneamente. Pero eso significa que usted necesita cuatro quirófanos simultáneos y cuatro equipos quirúrgicos simultáneos para poder realizar las dos nefrectomías (extracciones de riñón) y dos trasplantes al mismo tiempo. Así que es difícil de hacer, es un mercado congestionado.

Un intercambio que comienza con un donante no dirigido es una cadena en lugar de un ciclo, ya que no tiene que volver a su inicio: el donante no dirigido es una persona altruista que llega sin un paciente y está dispuesto a dar un Riñón sin recibir uno a cambio. En el pasado, los donantes no dirigidos fueron dirigidos a personas de la lista de espera de los donantes fallecidos, generando sólo un trasplante. Pero el intercambio renal hizo posible que un donante no dirigido generara más de un trasplante, ya que una cadena podría comenzar con un donante no dirigido, incluir algunos pares de donantes y terminar con una donación a alguien en la lista de espera.

En una cadena de donantes no dirigida no es tan costoso si un enlace se rompe como lo es en un intercambio enteramente entre parejas. Supongamos que un enlace está roto, p. En el primer día el donante no dirigido da su riñón al receptor uno y en el segundo día, por cualquier razón, el donante que es el compañero del receptor no da al receptor dos. Eso sería muy decepcionante, pero no sería una tragedia para el segundo par porque estaban programados para recibir un riñón antes de que le dieran uno. Todavía tienen un riñón aunque el trasplante no ocurrió. Así que la semana siguiente, pueden tomar parte en el intercambio de riñón de nuevo. Por lo tanto, el costo de un enlace roto en una cadena es mucho menor que en un ciclo y eso nos dio espacio para explorar sus beneficios.

Con el tiempo hemos formado muchas cadenas no simultáneas y esas cadenas a veces pueden ser muy largas. A medida que la experiencia se acumula, aumenta la evidencia de que las cadenas no-simultáneas potencialmente largas son buenas para los pacientes renales, especialmente para los pacientes más difíciles de igualar. Hoy casi la mitad de los intercambios de riñón en los EE.UU. vienen a través de cadenas no simultáneas. Y el intercambio de riñones ha crecido hasta llegar al 14 por ciento del trasplante de donantes vivos en los Estados Unidos. Comenzó a extenderse por todo el mundo. Ha habido un intercambio de riñones en Argentina en la Fundación Favaloro en Buenos Aires. Pero sigue siendo complicado en Argentina: requiere el permiso de un juez. La ley argentina de trasplante es un poco compleja. Muchos de los trasplantes se realizan en Argentina pero son casi todos los trasplantes de donantes fallecidos. No hay tantos trasplantes de donantes vivos. Por lo tanto, en Argentina hay espacio importante para el crecimiento de los trasplantes de donantes vivos.

Hay partes del mundo donde se hacen muy pocos trasplantes. Por ejemplo, en Filipinas, donde es posible obtener un trasplante de riñón, pero muy pocas personas pueden hacerlo porque el seguro de salud filipino no lo cubre. No es asequible para muchas personas que de otro modo podrían tener un trasplante de riñón.

Ahora estamos empezando a desarrollar Global Kidney Exchange, una manera de traer a los pares de donantes del extranjero del extranjero en el intercambio de riñón de EE.UU. Cada vez que trasplante a un estadounidense, que de otra forma está en diálisis, que ahorra el sistema de salud estadounidense alrededor de un cuarto de millón de dólares en los primeros cinco años. Si puede traer a un paciente donante de Filipinas que podría haber recibido el trasplante, pero no está disponible para ellos por razones financieras, entonces usted puede financiar su trasplante en los EE.UU.

En enero de 2015, la organización de intercambio de riñones denominada Alliance for Paired Donation hizo la primera edición de Global Kidney Exchange, con un par de Filipinas. José Mamaril recibió un riñón de un donante estadounidense no dirigido en Georgia. Su esposa, Kristine, donó uno de sus riñones a un receptor estadounidense en Minnesota, cuyo donador continuó la cadena donando a un paciente en Seattle.

En la Argentina, donde muchos pacientes de países vecinos llegan a recibir un trasplante a través del sistema INCUCAI, el intercambio renal global podría ser una buena posibilidad para aumentar el trasplante vivo, permitiendo a los pacientes extranjeros traer donantes vivos al intercambio renal.