Desnacionalización del dinero: Hayek y la competencia de monedas

Con los alumnos de la materia Escuela Austriaca, de UCEMA, vemos la propuesta de Hayek sobre la banca libre y la competencia de monedas en su libro “Desnacionalización del dinero” Hayek trata el tema de la política monetaria y realiza una propuesta de “competencia de monedas”, cuya discusión es apropiada en todo país, como Argentina, que tiene dos monedas al menos, el peso y el dólar. El libro fue publicado en inglés por el Institute of Economic Affairs de Londres.

Hayek5

“Si vamos a considerar seriamente la utilización de diversas valutas concurrentes para su aplicación inmediata en un área limitada, es evidentemente deseable investigar las consecuencias de la aplicación general del principio sobre el que se basa esta propuesta. En el caso de que se aboliera —dentro del territorio de un país— el uso exclusivo de una sola moneda nacional emitida por el gobierno, hallándose permitida la circulación de monedas emitidas por otros gobiernos, se plantearía la cuestión de si no sería más conveniente suprimir el monopolio gubernamental de emisión monetaria, permitiendo que la empresa privada ofreciera al público otros medios de cambio que éste pudiera preferir.

Actualmente, los problemas que plantea esta reforma tienen un carácter más teórico que los planteados por mi anterior propuesta [que las monedas de los distintos países europeos fueran aceptadas en los otros, en lugar de tener una moneda única como el euro], toda vez que esta sugerencia más extrema resulta todavía demasiado extraña al público para poder ponerse en práctica. Ni siquiera los expertos conocen suficientemente la problemática que surgiría La generalización del principio subyacente para poder hacer predicciones seguras sobre las consecuencias de dicho plan. Es evidente, sin embargo, que no es necesaria ni ventajosa la incuestionable y universalmente aceptada prerrogativa del gobierno de producir el dinero. De hecho, puede resultar perjudicial y su eliminación constituiría un gran avance, dando paso a repercusiones altamente beneficiosas. No es demasiado pronto, por tanto, para comenzar el debate. Aunque el plan no pueda ponerse en práctica mientras el público no esté mentalmente preparado y continúe aceptando sin críticas el dogma de la necesidad del privilegio gubernamental, tal circunstancia no debe ser un obstáculo para el estudio de los fascinantes problemas teóricos que plantea este proyecto.

Los economistas no han discutido la competencia entre monedas

Increíblemente, la competencia entre distintas valutas no ha sido examinada en serio hasta hace muy poco. En las publicaciones relativas al tema no se cuestiona la creencia universal de que el monopolio del gobierno en orden a la emisión monetaria es indispensable, ni tampoco se explica si esta creencia se deriva simplemente del postulado según el cual en un territorio dado sólo puede haber un tipo de moneda en circulación —lo que podía parecer una ventaja cuando se trataba de elegir entre el oro y la plata como posibles tipos de dinero—. Tampoco encontramos respuesta a la pregunta de qué sucedería si se suprimiera el monopolio y si el suministro de dinero se realizara mediante la competencia entre entidades privadas que proporcionaran distintas divisas. La mayoría de la gente piensa que la propuesta de que el dinero lo emitan empresas privadas significa que todas deben emitir el mismo (en dinero fiduciario, token money, esto equivaldría simplemente a una falsificación) en lugar de distintos tipos de dinero claramente diferenciabas por diversas denominaciones y entre los cuales el público pudiera elegir libremente.

3 pensamientos en “Desnacionalización del dinero: Hayek y la competencia de monedas

  1. Resumen:
    La propuesta de Hayek es, inicialmente (para un futuro próximo), libre comercio de las diversas monedas nacionales y libre ejercicio de la actividad bancaria, a fin de que dichas monedas deban competir entre sí por el favor del público, imponiéndoles de ese modo a las autoridades monetarias una disciplina tal que les impida deteriorar la calidad de su moneda. No obstante, su propuesta ulterior (de cuya posibilidad de aplicación duda en tanto no considera que tenga, por el momento, el apoyo popular suficiente) sería sumarle a lo anterior el privar a los gobiernos de la prerrogativa de poseer el monopolio de la emisión de moneda y, por tanto, que haya libertad de emisión de monedas diversas que deban competir entre sí. Considera este último paso esencial, puesto que tal prerrogativa no es ni necesaria ni ventajosa para los individuos, sino más bien perniciosa: de hecho, inicialmente la misma se interpretaba meramente como facultad de acuñación, pero luego, al ir descubriendo los gobiernos los beneficiosos (a costa de la gente) que le suponía el controlar su emisión, extendieron entonces tal prerrogativa y comenzaron a abusar de ella, lo cual trajo aparejado el deterioro de tales monedas y un crecimiento general de las políticas gubernamentales y del poder público (devaluaciones, déficits fiscales e inflación, esencialmente). Considera, en cambio, que el mejor sistema podría ser aquel en el que una entidad, a la cual su propio interés le obligara a satisfacer los deseos de los usuarios (y no de grupos de interés), controlara deliberadamente la oferta de dinero.

    Novedoso/interesante:
    Una de las dudas (que quizá es medio irrelevante, pero yo no podía respondérmela) que me surgían con el tema del Free Banking era cómo sería el cobro de impuestos, en qué moneda en particular. Hayek aborda esta cuestión en una parte del escrito. Opina simplemente que: “Evidentemente, un gobierno debe poder determinar libremente la moneda en la que se abonan los impuestos y concluir contratos en la moneda que elija, pero no hay razón para que no admita otras unidades de contabilidad como base de las declaraciones de impuestos”.
    Me resultó novedoso el hecho de que la prerrogativa del gobierno de acuñar la moneda no se concedió o reclamó alegando que fuera para el “bien común”, sino de hecho como un símbolo esencial del poder o soberanía gubernamental. Sabiendo esto, me sorprende que la gente, y ya ni hablar los economistas, no se cuestione en ningún momento la idea de que el monopolio del gobierno en la emisión monetaria es indispensable.

    3 preguntas al autor:
    1) ¿En qué diferiría su propuesta de la de “Free-Banking” de Selgin-White y qué opinaría de ella?
    2) ¿Por qué cree que ni siquiera aquellos economistas pro laissez-faire se cuestionan, en general, al estado como proveedor monopólico de dinero?
    3) ¿Cómo cree que su propuesta se vería modificada a la luz de los cambios que ha habido en estos últimos años en moneda y banca, en particular el surgimiento de las cryptomonedas?

  2. Capítulo VXI – EL SISTEMA AMERICANO DE FREEBANKING O LIBERTAD BANCARIA

    Hayek plantea que estos temas se han discutido en Alemania y Francia, de si los bancos comerciales podrían tener “Libertad Bancaria”. Las monedas de los bancos eran mucho más importantes que las cuentas a la vista, hasta que se prohibió la emisión a los bancos. La libertada bancaria implicaba emisión de billetes de una misma moneda nacional, es decir no se planteaba emisión de distintas monedas. Pero deja de cobrar fuerza la “libertad bancaria” cuando los billetes dejan de ser convertibles en oro. Uno de los argumentos del freebanking era otorgar créditos baratos, pero quienes se oponían justificaban la generación de inflación.
    Entre los beneficios se mencionan que la cantidad de dinero estaría regulada por bancos privados en la medida que consiguieran que fuera aceptado por sus clientes, de ahí el no intentar devaluar. Es más, menciona que la competencia entre bancos llevaría a una suerte de equilibrio del valor de la moneda. En este aspecto, creo, también limitaría el gasto público de las entidades autárquicas y otros educando financieramente.
    Luego compara a los viejos banqueros y a los jóvenes, unos reacios y otros desarrollando nuevas técnicas seguras y rentables, que lo veo plasmado en las criptomonedas, NFT (Non-Fungible Tokens), y lo más nuevo son los derivados para tradearlos en el mercado de futuros. Creo que es bueno diferenciar entre moneda digital que es el dinero FIAT regulado y Criptomonedas que es un medio digital de intercambio que utiliza criptografía para asegurar las transacciones financieras, controlar la creación y transacción de activos. Conceptos de Pamela Clegg VPFI de Cipher Trace en Silicon Valley.
    Otro de los beneficios que menciona, que los bancos llevarían la contabilidad de sus clientes. De hecho si mencionamos algunas Exchanges (es una suerte de clearing de criptomonedas) ofrecen servicios impositivos para presentar ante organismos de contralor de USA, es decir, ya ofrecen servicios contables sin pasar por un contador para determinadas cuestiones, creo que liquidan los impuestos vinculados a las criptomonedas.
    Como perjuicio se menciona que cuando un banco comercial quiera solicitar la circulación de la moneda, el ministro de finanzas reclamaría participación a cambio, entiendo “corrupción” o permitir a una entidad no bancaria a emitir moneda, aunque no estoy seguro de esto segundo.
    Menciona como peligro la apelación de un gobierno a que la moneda la emiten las “ricas instituciones financieras” como monopolios para desacreditarlos frente a la sociedad.

    LO QUE ME GUSTO

    – Tenía una visión muy futurista, utópica y empoderadora de la sociedad, apelaba a la estabilidad de la moneda.
    – Me llamó la atención que freebanking no implica varias monedas en una misma nación sino solo una, pero con posible emisión de bancos comerciales. Pensé que habrían más monedas, pero es lógico y tiene sentido una sola moneda para no caer en las cuasi-monedas como por ejemplo los famosos “tickets canasta” de diversos colores y otorgados por toda clase de empresas.
    – Los perjuicios y posibles peligros que menciona podrían ser muy factibles en la Argentina más aún con una dirigencia de izquierda (sería un cataclismo, ya que éstos apelan al disque «fracaso del neoliberalismo», sin haber entendido por completo la historia y los distintos matices). Creo en este sentido haría falta una educación total en estos temas a la sociedad en sus distintas edades. Lo veo muy delicado y algo en que se debería trabajar muy fuerte.
    – Esto me da pie para agregar que en cuanto a la banca central ya se ha comenzado a hablar de CBDC (Central Banking Digital Currency) una moneda digital propia del banco central en FMI y la Reserva Federal, hay rumores que el Banco Central Argentino esta comenzando a analizarlo y según colegas que mantienen contacto con algunos del BCRA no tienen idea como afrontarlo, ni de los nuevos NFT (Non-Fungible Tokens), menos de los derivados de éstos.
    – Respecto al mercado de capitales ByMA Bolsas y Mercados Argentino, sus operaciones se realizan sobre blockchain desde 2019 aprox. Matba-Rofex también emplea blockchain en sus operaciones.

    Preguntas a Hayek
    1- ¿Los tickets canasta en que grado pueden asemejarse al freebanking? Claro que en este caso hablamos de empresas y agentes negociadores de las mismas, pero no sé si intervenían los bancos, supongo que sí o era una especie de trueque entre empresas¿?. ¿Hubo inflación en términos de los tickets canasta con respecto a la monada en circulación? Creo sería un antecedente junto a la actualidad de las criptomonedas.
    2- ¿Cómo trabajaría los peligros que menciona (corrupción y un gobierno que intenta desacreditar el freebanking)?
    3- Ud menciona al freebanking, involucrando a los bancos comerciales, pero que opina de un sistema monetario dirigido por las redes sociales? Facebook, Google, Mercado Libre, etc. El Bitcoin, ¿es moneda para ud? Ya que ud pudo de alguna manera teorizar lo que hoy sucede con las criptomonedas ¿Qué ve en el futuro respecto a esto?

  3. El libro de Hayek, titulado “La desnacionalización del dinero”, se dedica a señalar las falencias que tiene el sistema monetario actual basado en el control de la política monetaria por parte de los bancos centrales, y los beneficios de no obstaculizar el libre ejercicio de la actividad bancaria y cambiaria. De acuerdo a lo que menciona el autor, muchas de las erróneas concepciones de cómo debería ser el sistema monetario vienen dadas por centenares de años pasados en los que reyes o emperadores se han hecho del control del dinero abogándose el derecho de certificar la validez del dinero y su cantidad en el mercado. Para ser considerado dinero auténtico debía llevar el sello de la autoridad correspondiente. Tales prácticas pasadas nos acompañan hasta el día de hoy mediante el surgimiento de los bancos centrales pero con un ingrediente fundamental: el surgimiento del papel moneda. Según Hayek: “El monopolio estatal de emisión de moneda ya era bastante pernicioso mientras predominaba el dinero metálico. Ahora bien, se convirtió en una terrible calamidad cuando el papel moneda que puede proporcionar el mejor o el peor dinero, estuvo bajo control estatal”. El derecho exclusivo que tienen los Estados para emitir y regular el mercado cambiario ha sido una gran fuente de poder para los gobiernos de turno, permitiéndoles financiar desequilibrios presupuestarios y cobrar “impuesto inflacionario”. La emisión monetaria es un juego de suma positiva para el gobierno ya que los costos de producción del papel moneda son inferiores al valor intrínseco que tiene el dinero (la mayoría de las veces). Por estos motivos y muchos otros más, Hayek propone la competencia de monedas con el fin de sustituir el monopolio estatal y los sistemas monetarios nacionales. Esto sería posible gracias a la competencia entre bancos emisores privados, entendidos como instituciones cuyo único y exclusivo interés fuera ofrecer al público la moneda que éste prefiriera de entre la variedad ofrecida y, que al mismo tiempo, tengan como fin hacer frente al cumplimiento de las expectativas que habían creado. Como principales efectos de la competencia de monedas Hayek destaca:
    A) Una demanda continua del dinero que se esperara que mantuviera su valor adquisitivo constante.
    B) Podría confiarse en que los bancos emisores harían todos los esfuerzos posibles para conseguir tal constancia mejor que cualquier monopolista que no corre ningún riesgo con la devaluación de su moneda.
    C) La institución emisora podría conseguir este resultado regulando el volumen de la emisión.
    D) La regulación del volumen de cada divisa constituiría el mejor método práctico para regular la cantidad de medios de cambio para todos los efectos posibles.
    Y me animo a agregar uno extra:
    E) Menores incentivos de los “policy makers” de violar la restricción presupuestaria ya que pierden por completo a la política monetaria como instrumento de financiamiento.

    En cuanto a lo que me pareció interesante, el hecho de que se planteen estos temas de por si lo es. Es la primera vez que me planteo el hecho de una competencia de monedas en el sentido estricto sin bancos centrales de por medio y monedas creadas por instituciones privadas. Si bien hoy en día con el surgimiento de las criptomonedas tenemos una vaga aproximación de esto, es difícil pensar que no existan más monedas emitidas por gobiernos y nos manejemos como, al menos yo entiendo, lo propone Hayek (difícil no significa que sería peor, sino que es un cambio de paradigma muy grande). En mi opinión, esta visión de Hayek es muy adelantada para los tiempos en los que vivimos y mucho más para el momento en el que la desarrolló. Se me ocurre que lo expuesto en este libro pueda ser más tangible en el futuro, tal vez no tal cual lo propone Hayek pero relativamente similar, luego de un largo proceso de aprendizaje y convicción de todas las personas del mundo sobre los efectos negativos que genera el monopolio de la política monetaria en manos del gobierno (algo difícil para Argentina especialmente).
    Además, Hayek mención un aspecto importante de la moneda de curso legal y es que genera incertidumbre en los negocios cuando a los agentes se los obliga a aceptarla como cumplimiento de contratos o deudas, ya que tal vez esa moneda no es considerada un activo seguro o de reserva de valor.
    Para terminar, me gustaría destacar el cuadro de la página 135 que muestra de mayor a menor a los países con más alto porcentaje de descenso de poder adquisitivo, porcentaje de aumento del coste de vida y porcentaje de cambio de valor en el mercado negro, entre 1950 y 1975. Notemos a los países de América Latina.

    Preguntas:
    1) Hayek menciona en un momento que muchos economistas están formados en instituciones keynesianas en el campo de la teoría monetaria y por eso propone leer “Teoría de los precios” de A. W. Marget ¿De qué se trata esta obra?
    2) ¿Qué diría Hayek de las criptomonedas de hoy en día?
    3) A pesar de que en el texto se menciona que no es la opción de primer mejor ¿Consideraría, al igual que Huerta de Soto, que el euro es un buen proxy del patrón oro y beneficioso para Europa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *