Una noticia monetaria diferente: los suizos van a votar para tener más oro en su banco central

Al fin una noticia diferente en el ámbito de las políticas monetarias en el mundo. Cuando todos los bancos centrales están preocupados en cómo devaluar sus monedas a efectos de (supuestamente) evitar una “deflación”, los suizos estarán votando el próximo 30 de noviembre en referéndum si reforzar o no su sistema monetario con más oro.

Oro

La idea es rechazada, por supuesto, por el banco central suizo, el Swiss National Bank (SNB), y también por el Parlamento, pero los suizos tienen la posibilidad de opinar incluso contra la decisión de sus representantes, a través de mecanismos de democracia directa. No sería la primera oportunidad en que los votantes le han negado algún resultado deseado por los políticos: ya rechazaron la creación de un ejército o la de integrarse al euro.

La consulta contiene en tres puntos básicos:

  1. Prohibir la venta de las reservas de oro al Banco Central de Suiza (SNB).
  2. Repatriar todo el oro suizo que se guarda en el extranjero.
  3. Y reforzar el franco suizo con más oro, elevando las reservas de dicho metal hasta un mínimo del 20% de los activos del SNB.

Si triunfara esta propuesta el SNB perdería cierto poder para manipular su moneda ya que se vería obligado a comprar grandes cantidades de oro hasta alcanzar el 20% de sus activos.

Suiza, al igual que otros muchos países desarrollados (incluida España), ha estado vendiendo sus reservas de oro en la última década pasando del 30% al 10% del total de sus reservas.

El 90% de las reservas sobre el total de activos están conformadas por euros y dólares. Por el lado de los activos, el Banco Nacional de Suiza ha acumulado una gran cantidad de bonos alemanes y Americanos.

Comenta el candidato presidencial norteamericano Ron Paul:

“El pueblo suizo aprecia el esfuerzo de sus antepasados por acumular grandes reservas de oro, una moneda respetada, y construir un sistema bancario sólido e independiente. No quieren ver estos siglos de lucha dilapidados por un banco central. Los resultados de la consulta de noviembre pueden ser un referente, lo que indica cuán fuertes pueden ser los movimientos populares para que la banca central rinda cuentas y regresar a un sistema monetario respaldado en oro”, concluye.

9 pensamientos en “Una noticia monetaria diferente: los suizos van a votar para tener más oro en su banco central

  1. La idea que propone Suiza deberia implementarlo cualquier estado nacional ya que evitaria el notable abuso de emision monetaria sobre la moneda nacional que hace que cada vez los productos y servicios sean mas caros devido a que hay mas dinero en circulacion y este debe gastarse. Ademas el oro como moneda evitaria la devaluacion y poder recuperar la tradicion de que los estados acumulen reservas de oro en sus bancos. Es una moneda muy util, porque no pierde su valor, no se destruye con el paso del tiempo, conserva su forma, etc. No es una moneda que actualmente este en funcionamiento como forma de pago pero mantiene una tradicion en casi todos los estados y seria muy inteligente que vuelva a cobrar importancia para evitar los excesos de los estados en emitir moneda sin controles.
    Por otro lado, y esto lo considero muy importante, la diferencia que ocurre entre la poblacion suiza y el resto de los paises es que no son racionalmente apaticos para estar informados en temas economicos y politicos. Tienen altos incentivos en participar en la politica economica. Los ciudadanos se unen como sociedad para no dejarse sublevar por las medidas que tome el aparato politico. Establecen medidas para poder tomar desiciones y expresar sus opiniones a traves de la democracia directa y que el Banco Central les de explicaciones de sus actividades. Son un Estado que busca mediante la mayoria (los votantes) busquen soluciones para lograr ser Independientes y solidos como institucion bancaria. No deber dinero de bancos extranjeros y mantener el mejor equilibrio economico que se pueda mediante decisiones pensadas por los politicos y el pueblo en conjunto.

    • Concuerdo totalmente con tu comentario y con la politica que quiere implementar Suiza. Tener reservas en moneda extranjera, ya sean dolares o euros, puede repercutir negativamente en el Estado que acumule este tipo de reservas, ya que estara dependiendo de la economia de otro/os Estados, por más que estos tenga buena estabilidad economica. En cambio, con implementando el patrón oro (al menos en parte como planea hacer Suiza) se podría evitar esta dependendecia. De cualquier manera, el oro, que como bien se mencionó cumple con los requisitos básicos de cualquier moneda (Reserva de valor; Unidad de cuenta; Medio de cambio) estaría sujeto a la oferta y demanda de oro en el mercado, aunque dudo que pueda aumentar la oferta (que se encuentre una mina que contenga grandes cantidades de oro) o que la demanda aumente (ya que los Estados abandonaron hace mucho el patron oro). En resumen, creo que esta medida sería positiva para cualquier Estado que la implemente, ya que lo haría menos dependiente de las economías extranjeras.
      Respecto a los mecanismos de democracia directa, tambien considero que es algo positivo para una sociedad. El hecho de que se le de lugar a la poblacion en temas de un relevancia tan importante ya de por si es positivo, pero a su vez, el hecho de que la sociedad este comprometida y participe de estos procesos, informandose y tomando consciencia de estos temas referidos a la política y la economía, hacen ver que es posible lograr un equilibrio entre las instituciones civiles y politicas. En algunos Estados puede ser más facil lograr este equilibrio (como en Suiza), y en otros mucho más complicado (como en Argentina), pero de cualquier manera, con organización, madurez, respeto y confianza, se puede lograr una mayor intervención de la sociedad en las decisiones que tome el gobierno de turno, que en definitiva, repercuten justamente en la sociedad.

  2. Es fundamental para toda economía nacional mantener una moneda fuerte y estable , porque principalmente se evita que los gobiernos emitan moneda sin respaldo. Lo cierto que la tendencia de los países cuyos gobiernos tienen su economía atada a la política han abusado de las medidas monetarias que se imponen a la población. Una devaluación implica un impuesto al uso de la moneda y como consecuencia de ello toda devaluación es beneficiosa para la recaudación estatal que en definitiva es lo que hemos padecido en nuestro país. Nuestro anhelo , si es que queremos mantener una economía independiente debería tomar las medidas que toman los principales potencias mundiales, en este caso suiza. Lo principal es mantener la estabilidad y ese es un deber del estado, de esta forma garantizamos que la oferta y demanda tenga al menos un marco de previsibilidad y en definitiva no haya especulación, que es lo que hoy en día todo productor y consumidor padece de esa incertidumbre y los precios que transmiten la información necesaria no se vean distorcionados por la torpe intromisión estatal, que como sabemos sólo debe intervenir cuando existe fallas en el mercado y todo intromisión fuera de lo que no le compete resulta perjudicial. Lamentablemente el estado justifica la suba de precios porque los productores suben y la realidad es que cada vez se emite mayor cantidad de dinero y la moneda se desvaloriza, por lo tanto en la inflación no hay suba de precios sino que la moneda se desvaloriza.

  3. Buenos días.

    Tras leer el artículo se puede observar al menos dos cuestiones relacionadas a las limitaciones al oportunismo político, en la que subyace una cuestión socio-cultural que minimiza el problema de los bajos incentivos que generalmente tienen los ciudadanos en participar en los asuntos políticos, siendo en consecuencia racionalmente apáticos, como así también esta cuestión socio-cultural produce una generación de incentivos desde el lado político-estatal tendientes a dirigir sus políticas-económicas al bien común.

    La primera cuestión dada desde una marco normativo-legal, es la adopción de un sistema político como la democracia directa, en este caso mediante un referéndum. Este mecanismo actúa como un límite ante el eventual arbitrio en las decisiones que pueda ejercer el cuerpo político de turno en un momento determinado en detrimento de la mayoría de la sociedad. Se genera mediante este mecanismo de democracia directa sea a través de iniciativas o consultas populares, o en este caso a través de un referendo, una relación entre los ciudadanos-demandantes, y los políticos-oferentes, en la que la demanda viene a determinar cuál es la oferta conveniente a elegir, y en caso que sólo se trate de una oferta, será este grupo demandante quien decida si la elige o la descarta, provocando en este último supuesto que los oferentes busquen otras alternativas. Tales instituciones democráticas, que permiten la participación directa de los ciudadanos en la toma de decisiones sobre asuntos políticos y económicos, siguiendo la línea de pensamiento de Douglass North vienen actuar como una restricción política-económica a los gobernantes, estableciendo un orden legal y clarificando las reglas de juego entre los votantes y los políticos, reduciendo la incertidumbre en el intercambio. Desde la visión de Frey, la democracia directa practicada en Suiza permite lograr que las preferencias de los votantes se corresponda en gran medida con los resultados políticos. Por consiguiente, estimo que se puede afirmar que a través de unidades políticas pequeñas tales como los cantones en Suiza, el votante encuentra incentivos para ser racionalmente activo, debido a que su voto si bien es entre miles, ya no es entre millones, por lo que su poder de decisión podría verse incrementado y repercutir en mayor medida, por lo que tiende a buscar información, interiorizándose en los asuntos que le puedan afectar a él y/o a sus generaciones. En consecuencia, podría sostenerse que a través del referéndum en cuestión también se viene a resolver el problema de la revelación de las preferencias de los votantes, ajustándose o actualizándose a las necesidades vigentes, permitiéndole al político continuar con su plan de gestión, o reevaluar su política-económica siendo el cambio de la misma, la intención elegida por electores. Considero menester destacar que se encuentra latente en este mecanismo democrático de participación directa una convivencia de un sistema político, un sistema económico, y un sistema moral, basado en la confianza. Confianza no sólo desde los ciudadanos hacia el gobierno, sino también desde los políticos a los ciudadanos. Para finalizar con esta primera cuestión, considero que esta confianza es positiva, debido a que, parafraseando a Frey: engendra en forma de honestidad y confianza mutua, la cual fortalece las instituciones sean políticas, económicas, y/o sociales, lo que termina favoreciendo el crecimiento económico.

    Asimismo, hay otra cuestión principal dentro del referéndum, que actúa en este caso como una doble limitación al oportunismo político. Es decir, el límite explicado el parágrafo anterior sobre el mecanismo de democracia directa mediante la utilización del referéndum, y a este se le suma otra restricción o impedimento al abuso de poder y a la discrecionalidad que pudieran tener los gobernantes sobre la elección de una política monetaria, guiada por sus intereses políticos de corto plazo, que es la propuesta de una regla monetaria como el patrón oro, lo que podría garantizar, además de evitar los problemas mencionados, lo que Paul Ron considera un sistema bancario sólido e independiente, y yo le agregaría un sistema transparente en el cual el Banco Central deba rendir cuentas, ampliando el principio de publicidad de los actos de gobierno, a publicidad de los actos del Banco Central, lo que a su vez generará no sólo un control estatal hacia esta entidad, sino también un control social, lo cual será una forma de limitar aquellas decisiones que tomen los directivos del Banco en cuestión en conjunto con los políticos, que pudieran perjudicar a la sociedad sea el daño presente o futuro, como también será, visto desde “Public Choice”, otra variable más para ser tenida en cuenta y evaluada por los ciudadanos-votantes-consumidores a la hora de la elección de sus preferencias sobre las ofertas- políticas económicas-monetarias para su país.

    Alan D. Ricco

  4. Modifico la última oración del segundo parágrafo:
    …considero que esta confianza es positiva, debido a que, parafraseando a Frey: engendra en la forma de honestidad y confianza mutua, la cual fortalece las instituciones sean políticas, económicas, y/o sociales, lo que termina favoreciendo el crecimiento económico, el cual debe traducirse en aras del bien común.

    Alan D. Ricco

  5. Modifico la última oración del segundo parágrafo:
    …considero que esta confianza es positiva, debido a que, parafraseando a Frey: engendra “capital social” en la forma de honestidad y confianza mutua, la cual fortalece las instituciones sean políticas, económicas, y/o sociales, lo que termina favoreciendo el crecimiento económico, el cual debe traducirse en aras del bien común.

    Alan D. Ricco

  6. Considero que esta bueno como limitación a los abusos por parte de los políticos que se utilicen los denominados mecanismos de democracia directa, referéndum o consulta popular. Es una manera, en mi opinión de colaborar en el interés por parte de los individuos racionalmente ignorantes, que tienen apatía por involucrarse en la política de participar, no solo a través del voto que tiene como efecto ocupar una banca en el senado o en el presidencial, sino para que en el lapso de tiempo estos gobernantes no abusen del poder que les es conferidos como representantes.
    De esta manera los incentivos de cada una de las partes se van a ir modificando. Quienes antes eran apáticos a la idea de involucrarse se verán obligados por este tipo de participación y los políticos que tienen intereses a corto plazo, pensaran mejor los costos y beneficios de crear políticas a largo plazo y pensaran mas en el bien común y quizá no tanto en sus propios beneficios.
    respecto a la valorización de la moneda, considero que las políticas que se adopten en un lugar ni implican que en otros lugares del mundo vayan a causar el mismo impacto, negativo o positivo, y que se estén apartando de lo que hoy se esta imponiendo en la mayoría de los países como “política monetaria” puede generar grandes beneficios o desventajas.
    Arriesgarse fuera de lo que la mayoría esta haciendo puede suponer que se destaquen del resto y obtengan mejores resultados e incluso que a la larga muchos países tomen como ejemplo este tipo de políticas tanto la referida al sistema de gobierno fomentando la participación como la monetarias.

  7. El “Sí” podría tener una influencia dramática en el mercado del oro en general, el referéndum sobre el oro suizo podría marcar el comienzo de niveles significativos de compra de oro y que, a su vez, tendría un efecto directo en el precio del oro. El panorama geopolítico incierto, y el crecimiento europeo pueden actuar como una motivación para los ciudadanos suizos de votar a favor en este referéndum.
    Los impulsores de esta iniciativa son varios miembros del Partido Pueblo Suizo (SVP), que lograron recolectar 100.000 firmas en abril de 2013 para exigir esta consulta ciudadana. Es importante tener en cuenta el “No”, ya que, tanto el Gobierno como el Parlamento apoyan esta opción y, por tanto, su campaña promueve que los votantes rechacen la iniciativa sobre el aumento de las reservas de oro. Sus argumentos se basan en afirmar que sería difícil para ellos poder cumplir con la estabilidad de precios y que dañaría el desarrollo económico del país. Además, el presidente del SNB, Thomas Jordan, aseguro que “la iniciativa tiene el potencial de limitar la capacidad del banco central para actuar.”
    Lo curioso es que un país con apenas recursos de casi ningún tipo como Suiza tenga uno de los niveles de vida más avanzados y mayores del planeta. Un ejemplo a seguir. El
    recurso más importante es sin duda alguna su inteligencia.
    Un ejemplo de que cuando en un país hay ciudadanos pensantes y un sistema democrático que les permite expresarse, no hay poder o manipulación de los mercados que no se pueda vencer. El problema no será la incapacidad de imprimir billetes del banco central, que se volverá menos necesario, el problema será que la moneda Suiza se convertirá en la más sólida del planeta y los suizos se transformarán en exportadores de papel moneda, lo que afectará su competitividad. Los francos suizos estarán guardados en cualquier parte -como ahorro de miles de
    inversionistas- en lugar de estar moviéndose dentro de su economía. Pero por otro lado ganan en solidez y estabilidad en caso de una crisis financiera global grave.
    1.500 toneladas de oro en cinco años supone una media de 300 tm por año, cantidad elevada en la compra de oro, hasta tal punto que con las + 1.000 tm. Con las que todavía cuenta Suiza alcanzaría un 20% ideal de sus reservas. No es mala idea, un pueblo muy organizado y eficiente donde los haya…y, desde luego, que se centra en temas muy serios. Que aprendan otros…

  8. Agrego a todo lo dicho algunas repercusiones negativas que podría tener la aprobación de este referéndum:
    -restricción a la hora de implementar políticas monetarias: esto reduciría el abanico de respuestas frente a una crisis.
    -el Banco Central Suizo no percibiría dividendos ni intereses por la acumulación de oro.
    -el aumento de las reservas de oro y la prohibición de su uso atentaría la posibilidad de disponer de ellas en casos de emergencia.
    En cuanto al uso de mecanismos de democracia directa, en comparación con otros países, hay que considerar la cantidad de habitantes: 8 millones de suizos. Pero claramente considero positiva la participación directa de los votantes por sobre las decisiones de sus representantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *