Jean Baptiste Say nunca se imaginó que su «ley» sería el centro del debate económico en el siglo XX

Los alumnos de Historia del Pensamiento Económico I, en Económicas, UBA, leen a Jean Baptiste Say (1767-1832), un ‘clásico’ francés quien nunca debe haber sospechado la importancia que adquiriría en la política económica del siglo XX. Seguramente han conocido la famosa “Ley de Say” presentada como “toda oferta crea su propia demanda”. Desde el punto de vista, digamos, del ‘marketing’, la frase parece absurda; nadie tiene garantizado que simplemente por ofrecer algo exista alguien que esté dispuesto a comprarlo. Pero, ¿es eso lo que dijo Say?, o ¿es eso lo que quiso decir?

La lectura es sobre el capítulo de su libro ‘Tratado de Economía Política’ donde precisamente presenta esta idea:

Jean Baptise Say, A treatise on political economy, capítulo XV «Of the demand of market for products»: http://www.econlib.org/library/Say/sayT15.html#Bk.I,Ch.XV

En castellano: http://www.eseade.edu.ar/files/Libertas/33_10_Say.pdf

“Una persona que dedique su esfuerzo a invertir en objetos de valor que tienen determinada utilidad no puede pretender que otros individuos aprecien y paguen por ese valor, a menos que dispongan de los medios para comprarlo. Ahora bien, ¿en qué consisten estos medios? Son los valores de otros productos que también son fruto de la industria, el capital y la tierra. Esto nos lleva a una conclusión que, a simple vista, puede parecer paradójica: es la producción la que genera la demanda de productos.”

“Si un comerciante dijera: «No quiero recibir otros productos a cambio de mi lana; quiero dinero», sería sencillo convencerlo de que sus clientes no podrían pagarle en dinero si antes no lo hubieran conseguido con la venta de algún bien propio. Un agricultor podrá comprar su lana si tiene una buena cosecha. La cantidad de lana que demande dependerá de la abundancia o escasez de sus cultivos. Si la cosecha se pierde, no podrá comprar nada. Tampoco podrá el comerciante comprar lana ni maíz a menos que se las ingenie para adquirir además lana o algún otro artículo con el cual hacer la compra. El comerciante dice que sólo quiere dinero. Yo digo que en realidad no quiere dinero, sino otros bienes. De hecho, ¿para qué quiere el dinero? ¿No es acaso para comprar materias primas o mercaderías para su comercio, o provisiones para su consumo personal? Por lo tanto, lo que quiere son productos, y no dinero. La moneda de plata que se reciba a cambio de la venta de productos propios, y que se entregue en la compra de los de otras personas, cumplirá más tarde la misma función entre otras partes contratantes, y así sucesivamente. De la misma manera que un vehículo público transporta en forma consecutiva un objeto tras otro. Si no puede encontrar un comprador, ¿diría usted que es solamente por falta de un vehículo donde transportarlo? Porque, en última instancia, la moneda no es más que un agente que se emplea en la transferencia de valores. Su utilidad deriva de transferir a sus manos el valor de los bienes que un cliente suyo haya vendido previamente, con el propósito de comprarle a usted. De la misma manera, la próxima compra que usted realice transferirá a un tercero el valor de los productos que usted anteriormente haya vendido a otros. De esta manera, tanto usted como las demás personas compran los objetos que necesitan o desean con el valor de sus propios productos, transformados en dinero solamente en forma temporaria. De lo contrario, ¿cómo es posible que la cantidad de bienes que hoy se venden y se compran en Francia sea cinco o seis veces superior a la del reinado miserable de Carlos VI? ¿No es evidente que deben haberse producido cinco o seis veces más bienes, y que deben haber servido para comprarse unos a otros?”

Y aquí el párrafo que diera lugar a esa interpretación llamada “Ley de Say”. ¿Parece tan ilógico como alguien (¿quién?) lo quiso presentar?:

“Cuando un producto superabundante no tiene salida, el papel que desempeña la escasez de moneda en la obstrucción de sus ventas en tan ínfimo que los vendedores aceptarían de buen grado recibir el valor en especie para su propio consumo al precio del día: no exigirían dinero ni tendrían necesidad de hacerlo, ya que el único uso que le darían seria transformarlo inmediatamente en artículos para su propio consumo.

Esta observación puede extenderse a todos los casos donde exista una oferta de bienes o servicios en el mercado. La mayor demanda estará universalmente en los lugares donde se produzcan más valores, porque en ningún otro lugar se producen los únicos medios de compra, es decir, los valores. La moneda cumple sólo una función temporaria en este doble intercambio. Y cuando por fin se cierra la transacción, siempre se habrá intercambiado un bien por otro.

Vale la pena señalar que desde el instante mismo de su creación el producto abre un mercado para otros por el total de su propio valor. Cuando el productor le da el toque final a su producto, está ansioso por venderlo de inmediato, por miedo a que pierda valor en sus manos. De la misma manera, quiere deshacerse del dinero que recibe a cambio, ya que también el valor del dinero es perecedero. Pero la única manera de deshacerse del dinero es comprando algún otro producto. Por lo tanto, la sola creación de un producto inmediatamente abre una salida para otros.”

68 pensamientos en “Jean Baptiste Say nunca se imaginó que su «ley» sería el centro del debate económico en el siglo XX

  1. SINOPSIS
    ¿En que consisten los medios para comprar objetos de valor? Jean Baptiste say plantea que dichos medios consisten en valores de otros productos que también son fruto de la industria, el capital y la tierra; es decir, cuando un individuo compra un objeto que necesita lo hace con el valor de sus propios productos transformados en dinero solamente temporariamente. A raíz de esto explica que es la producción la que genera la demanda de productos. El autor afirma que la falta de ventas no es por escasez de dinero, sino por la escasez de los productos; el dinero es solamente un medio.
    Para Jean Baptiste Say el éxito de una rama de la industria promueve el de las demás; y, que cuanto mas numerosos sean los productores y mas variada sea su producción, mas extenso será el mercado para dicha producción. Say llega a la conclusión que, un buen gobierno debe estimular la producción y no el consumo.

    NOVEDOSO O SORPRENDENTE:
    Me resulto interesante que Jean Baptiste Say planteara que cada individuo esta interesado en la prosperidad general del resto, esta afirmación se diferencia con lo que plantea Smith. Para Smith el individuo sigue su interés individual pero esta conducido por una mano invisible a promover un fin social.
    Otra conclusión de Jean Baptiste Say que me pareció llamativa es que para el “la compra e importación de bienes del exterior no va en detrimento de la industria ni de la producción interna o nacional, ya que nada puede comprarse de los extranjeros si no es con productos domésticos que, a su vez, encuentran una salida en este comercio externo”; pero ¿qué pasa con los productos nacionales que no pueden competir con los externos, descuidando de esta forma la producción nacional?

    PREGUNTAS:
    1. ¿Qué opina de los monopolios naturales donde una empresa puede generar toda la producción con un coste menor?
    2. Si el dinero es solamente un medio, ¿Qué piensa de una sociedad basada en el trueque?
    3. Si un estado estimulara el consumo, ¿Cuáles considera que son las consecuencias de estimular el consumo y no la producción?

  2. SINOPSIS:
    El autor, basa su texto en una explicación paradójica: es la producción la que genera la demanda de productos.
    El comerciante dice que sólo quiere dinero. Sin embargo Say afirma que en realidad no quiere dinero, sino otros bienes. De hecho, ¿para qué quiere el dinero? ¿No es para comprar materias primas o mercaderías para su comercio, o provisiones para su consumo personal? Por lo tanto, lo que quiere son productos, y no dinero.
    De esta manera, las personas compran los objetos que necesitan o desean con el valor de sus propios productos, transformados en dinero solamente en forma temporaria.
    La moneda aparece como la más importante de todas las mercancías, como el fin y objeto de todas las transacciones, pero el autor confirma que esto es un error y que no es más que un medio.
    Cuanto más numerosos sean los productores, y cuanto más variada sea su producción, más ágil, numeroso y extenso será el mercado para esa producción.

    LO SOREPENDENTE:
    Según los escritos de Say, el comerciante no es un hombre egoísta sino que está interesado en la prosperidad general del resto, y que el éxito de una rama de la industria promueve el de todas las demás. De hecho, cualquiera que sea la profesión u ocupación a la que se dedique una persona, será mejor remunerado y le será más sencillo encontrar empleo, en función directa de la prosperidad de quienes lo rodean.
    Además, muchas veces se piensa que hay que promover la circulación de dinero pero Say afirma otra cosa: la meta de un buen gobierno debe ser estimular la producción; la de un mal gobierno, el consumo. Por la misma razón que la creación de un nuevo bien implica la apertura de un mercado para otros productos, el consumo o la destrucción de un producto equivale a la eliminación de una salida para otros bienes.
    Por último, también ve a la competencia como algo positivo: La competencia entre los compradores es la que hace que el artículo más demandado importe el mayor interés monetario al capitalista, las mayores ganancias al empresario y los mejores salarios a los trabajadores.
    PREGUNTAS:
    1. Si la moneda siempre se devalúa, cree usted que es lo correcto invertir el dinero en el sistema financiero?
    2. Como se soluciona el problema de la sobreproducción?
    3. Según su teoría, como podría funcionar un mercado de monopolios?

  3. Jean Baptiste Say ¨De la demanda o mercado de productos¨

    Resumen:

    A través de la observación de una serie de hechos, en los que tratará de explicar la relación de la demanda, el consumo y la producción de los agentes, podemos ver como un comerciante siempre busca vender sus propios productos, transformándolos en dinero de forma temporal, para así poder comprar los que necesite. Say nos deja muy en claro, que el dinero no es más que un medio por el cual pasa toda la producción, antes de convertirse nuevamente en producto. Por ende no debe adjudicarse que la falta de ventas se deba directamente a la escasez de la moneda, sino a la de los productos. En los lugares donde más se produzca, habrá una mayor demanda, pero nunca superándola ya que se estaría produciendo por encima de su demanda total, y pudiendo provocar una menor producción de otros bienes y simplemente una dificultad en la salida de esos bienes sobreproducidos.
    De esta manera podemos decir, que mientras más numerosa sea una comunidad y sus productores, más ágil, numeroso y variado será su mercado, y a pesar de que haya una gran competencia, podría operar en una mayor escala. Pero este simple hecho no significa que el consumo aumente, ya que la problemática proviene de obtener los medios necesarios, para aumentar los beneficios de los comercios, donde la producción es la única que provee estos medios. Entonces llegamos a la conclusión de que la demanda varía en función de la producción.

    Lo novedoso:

    Es muy interesante como Say expone sus conclusiones, y para ser más preciso a través de sus ejemplos, realmente deja en claro las ideas que busca exponer hasta para aquellos que no posean conocimientos al respecto. Si creo que nunca hubiese imaginado el impacto que tendría su teoría en el mundo económico, y los debates que generaría esta durante décadas. También su alusión de que un buen gobierno aspira a fomentar la producción y no el consumo, este tema es uno de los que más suena en la actualidad, ¿Cuántas veces escuchamos que las personas dicen que hay que fomentar el consumo?, particularmente lo vivo escuchando.

    Preguntas al autor:

    ¿Realmente cree que cada individuo puede estar interesado en la prosperidad del resto, cuando por lo general siempre tiene una mirada hacia sus propios beneficios? Difiere con la mirada de Adam Smith, la búsqueda de sus propios beneficios, produce una competencia que favorece a el resto?

    Si volvemos a uno de los ejemplos que dió en el texto, “¿Qué podrían hacer un productor activo o un comerciante inteligente en una ciudad pequeña y desierta o semibárbara en algún rincón remoto de Polonia o Westfalia? Si bien no deberían preocuparse por la competencia, apenas tendrían ventas, porque la producción sería mínima“ ¿Este tipo de ciudades no necesita de igual manera un productor que pueda abastecerlas?¿ El comerciante que se sitúe en estos tipos de lugares sale perjudicado?

    Sabiendo que la demanda varía en función a la producción, ¿Qué pasaría si la producción disminuyera, debido a un caso fortuito, pero la demanda a nivel general aumentase? ¿Hasta qué punto daría abasto el mercado? ¿Qué medidas podrían tomarse a nivel nacional, para poder retomar un punto de equilibrio?

  4. Jean Baptise Say sostiene que es la producción lo que genera la demanda de productos. Las personas compran los objetos que necesitan con el valor de sus propios productos, transformados en dinero. Decir que la falta de ventas se debe a la escasez de dinero implica confundir los medios con las causas. Lo que sucede es que la producción es cambiada por monedas antes de convertirse en producto. Cuando se produce un bien, el productor se apresura a venderlo por miedo a que éste pierda valor, y cuando lo vende, se deshace del dinero comprando otros bienes para consumir por miedo a que este pierda valor. Por lo tanto, la creación de un producto impulsa la demanda de otros. El éxito de una rama de comercio provee medios de compra más abundante, abriendo un mercado para los productos de otras ramas. La sobre abundancia de algunos bienes se explica por la disminución en la producción de otros, y esto se debe a un error en la política. Si existiera la libertad de producción, es poco probable que esto sucediera. Concluye que la promoción del consumo por sí mismo no es beneficioso para el comercio, ya que la cuestión radica en obtener los medios para consumir y, la producción, es lo único que puede proveer esos medios. Por eso, un gobierno debe estimular la producción.
    Retoma la idea de Adam Smith de que, en la búsqueda del beneficio individual, se promueve el bienestar general. Esto sucede porque el éxito de una rama de la industria promueve el de todas las demás, y esto hace que a una persona le sea más fácil conseguir un empleo y una mejor remuneración si a los que lo rodean les va bien. También, el éxito de un pueblo en la agricultura constituye un estímulo a su prosperidad industrial y comercial, y viceversa. Además esto aplica a las naciones: uno quiere que sus naciones vecinas tengan bien desarrollada su producción. Say afirma que las importaciones no son dañinas para la industria y producción nacional, ya que lo que se importe será pagado con artículos de la industria doméstica, constituyendo una salida para la industria nacional.
    ¿Cómo explica la competencia y la búsqueda del mayor beneficio individual al mismo tiempo que cada uno quiere que el resto también tenga prosperidad?
    ¿De qué manera debería un gobierno estimular la producción?
    ¿Puede suceder que la producción se estanque o decrezca y la demanda no disminuya?

  5. Registro: 892224
    Resumen en 10 renglones
    La idea central del texto de Say, a mi entender, expone que es la producción la que genera la demanda de productos, y que el dinero es tan solo el medio para comprar cualquier bien. Los individuos adquirimos bienes en función del valor de lo que hayamos producido. Es por esto mismo que cuando no hay producción hay escasez de ventas, y no por la falta de dinero. De todo esto lógicamente, Say concluye diversas cosas, nombraré algunas: En primer lugar, que dónde haya una producción más variada y abundante, habrá un mercado mas ágil y extenso, y por ende, mayor prosperidad. En segundo lugar, que los intereses de los individuos se corresponden a los intereses generales y que el éxito o auge de un sector, beneficia a los demás. Por último, me gustaría nombrar la conclusión que hace del consumo. ¡La promoción del consumo no tiene ningún fin a su entender, debido a que la es la producción la que abre los mercados!
    Novedoso
    Me gustaría destacar el argumento que hace Say en sus conclusiones que refiere a las importaciones (me gustó mucho). En el se explaya la idea de que no hay daño alguno en las importaciones debido a que son financiadas con la producción interna. Ya que se necesita dinero para comprarlas y lo hacemos a través de la venta de nuestra producción; estos bienes internos encuentran una salida.
    Preguntas al autor:
    1) ¿Qué piensa de las sociedades como Argentina, en donde el nivel de dinero en la economía ya no es más función solo de la cantidad de producción, sino también de una cantidad de emisión irresponsable?
    2) Usted afirma que “la escasez de venta se da por falta de producción no de dinero” y también deja claro que las intervenciones no son beneficiosas. Pero ¿Qué piensa de aumentar la cantidad de dinero para aumentar así la producción en épocas de crisis? Por ej. Dándole créditos a los productores.
    3) ¿Qué piensa usted de los monopolios naturales por la subaditividad de costos? ¿ahí estarían justificados los monopolios?

  6. De la Demanda o Mercado de Productos – Jean Baptiste Say

    Resumen del texto:

    En este fragmento de su obra Traité d’économie politique, Jean Baptiste Say aborda una temática que dice ser, a simple vista, paradójica. Esto es que “la producción es la que genera la demanda de productos”. Lo que posteriormente se llamó “Ley de Say” y se interpretó (o mal interpretó) como: toda oferta genera su propia demanda.
    La explicación que da el autor a este fenómeno es que la forma que los individuos tienen para acceder a distintos bienes y servicios es primero producir para luego, intercambio indirecto mediante, beneficiarse con la demanda de otros productos.
    Dado que el fin último de los individuos es la satisfacción de sus necesidades y para ello, demandan bienes y servicios, Say pone el foco en que el dinero no es el fin, sino el medio para alcanzar esas necesidades. Es por esto que asimila que, si un mercado, con motivos de facilitar el incremento del comercio, demanda una mayor cantidad de dinero, estamos en presencia de una señal indicativa de prosperidad. Si aceptamos esto, lógicamente podemos afirmar que si hay un exceso de producción de bienes (es decir, que la cantidad de bienes en términos relativos a la cantidad de dinero es alta) también es un síntoma positivo.
    Por último, Say afirma que la promoción del consumo por si mismo no produce beneficio alguno para el comercio, ya que la dificultad radica en obtener los medios, y no en estimular el deseo de consumir. La producción es la única que provee esos medios.

    Lo novedoso o sorprendente:

    Creo que algunos aspectos novedosos de este fragmento es la importancia que le da a la producción por encima del consumo al decir “Por lo tanto, la meta de un buen gobierno debe ser estimular la producción; la de un mal gobierno, el consumo”. La cual considero hasta de alguna manera una visión más completa, donde se prioriza la acumulación de capital y el ahorro; y no un visión cortoplacista (ésto es lo que hace a un buen economista, diría Bastiat).
    Por otro lado me parece muy sorprendente que haya asociado el concepto de que un aumento (disminución) en la demanda de dinero (velocidad de circulación del dinero) es un síntoma de prosperidad, ya que ésto es un indicio que que el precio del dinero (es decir, su poder adquisitivo o, dicho de otra forma, lo que el dinero puede comprar) aumenta en términos de bienes

    Tres preguntas que le haría al autor:

    1- ¿Qué opina de que sea recordado por “la ley de Say”? Por otro lado, ¿Qué opina de la manera en la cuál está formulada?
    2- ¿Qué medidas cree que debería tomar el gobierno para fomentar la producción?
    3- Cuando afirma que “la sola creación de un producto inmediatamente abre una salida para otros” ¿Cree que este enunciado es universal? Es decir, ¿qué sucede si se producen bienes que no son demandados porque no son preferidos por los individuos? Hablo aquí de bienes que serían inútiles y no demandados aunque su precio tendiese a 0. Por ejemplo abanicos en el polo norte, alcohol en una sociedad de abstemios, etc.

  7. De la demanda o mercado de productos, Jean Baptiste Say (1803).

    El autor inicia su escrito poniendo en tela de juicio la creencia harto común de que la demanda es un requisito previo a la producción, Say cuestiona este concepto y lo reformula estableciendo que la demanda es una consecuencia de la producción. Su razonamiento es el siguiente: la demanda de productos parte de que los individuos dispongan de los medios para comprarlos, y estos últimos, son valores producto del fruto de la tierra, el trabajo y el capital (producción), con lo cual, sin producción no puede haber demanda y es la primera la que da pie a la segunda.
    Luego Say hace mención al dinero entendiéndolo como un mero vehículo, él afirma que la gente se deshace del dinero tan pronto como sea posible ya que este no posee una finalidad en sí misma que no sea la de hacerse de bienes. Por lo tanto, establece que los individuos quieren bienes y no dinero -contrariamente a lo expuesto posteriormente por Keynes (1936) en relación a la preferencia por la liquidez-. También estipula como errónea la creencia de que la falta de ventas sea consecuencia de una escasez de dinero, el autor clásico identifica como factor de confusión el hecho de que toda la producción sea cambiada por dinero antes de convertirse nuevamente en producto y dar lugar a ventas. Entonces, en consonancia con el primer párrafo, la falta de ventas es consecuencia de escasez de producto y no de moneda. Además, el economista francés pone en relieve como los comerciantes se las pergeñan para afrontar la escasez de dinero utilizando instrumentos sustitutos, esto abre ciertos interrogantes en cuento a la utilidad de los bancos centrales y sus políticas monetarias expansivas.
    A lo largo del texto el autor deja entrever su espíritu liberal entre otras cosas al arremeter contra los empresarios que claman por la intervención estatal sosteniendo que sus secuelas son perniciosas incluso para sus propios intereses; y bregando por un comercio internacional despojado de trabas.

    A destacar:
    El economista francés rompe con la extendida falacia de lo que no se ve al afirmar que una vez que se produce un valor, este no aumenta con el traspaso de una mano a otra, con lo cual, el dinero que es sustraído a los individuos para luego ser gastado por los gobiernos es en el mejor de los casos neutral. Say asevera “El hombre que vive de la producción ajena no origina demanda alguna. Se limita a tomar el lugar del productor en detrimento de la producción”.
    Asentando que la mayor demanda se ubica en los lugares de mayor producción y que la creación de un producto abre un mercado para otro por el total de su valor, el autor arguye que cada individuo está interesado en la prosperidad económica del prójimo, ya que un contexto de prosperidad le redundará en mayores beneficios económicos. Del mismo modo, el éxito de una rama industrial promueve el de las restantes, Say ejemplifica mencionando que una buena cosecha favorece no solo al agricultor sino también al comerciante ya que a medida que mejor sea la cosecha, mayores serán las compras que los agricultores puedan efectuar. También extrapola este concepto hacia las naciones aseverando que “nada se consigue comerciando con un pueblo que no tiene con qué pagar”.

    Preguntas que le haría al autor:
    • ¿Considera correcto afirmar que los bancos centrales son superfluos?
    • Usted realizó un pronóstico que establecía que los Estados Unidos, guiados por los principios liberales, pondrían al descubierto las falaces doctrinas pregonadas por los gobiernos intervencionistas europeos del SXVIII y comienzos del SXIX. A la luz de los hechos ¿cree que el escrutinio de la evidencia le concedió la razón?
    • Usted menciona que existe la posibilidad de que haya sobreproducción de un bien, ¿esta sobreproducción puede darse a nivel agregado?

    Mariano Colavecchio

  8. Resumen

    Durante el texto, Say remarca la importancia que tiene la producción en una economía, siendo ésta el único proceso el cual brinda los medios para que las personas puedan consumir, y así de manera sistemática, permitir el crecimiento de otros mercados mediante la producción de diversos bienes que se requieren para abastecer la demanda. Es decir, las personas consumen en base al beneficio que obtuvieron por haber producido un bien. La reactivación del consumo por sí misma, por ejemplo mediante una emisión monetaria, lo único que logra es agravar la situación de una sociedad, ya que ante la falta de producción se elevan los precios continuamente. El consumo no es negativo siempre y cuando además de satisfacer una necesidad, el medio con el cual se compró ese bien haya provenido de otro producto.

    Importante

    Lo que me parece importante resaltar es el roll fundamental que tiene la producción en la economía, y que sin esta actividad no hay bienes con los cuales la gente pueda subsistir. A su vez, en momentos de crisis como los que está atravesando el país en la actualidad, en convivencia con una pandemia, no hay que dejar de mencionar el papel que tiene el proceso productivo como motor de la sociedad. Si la producción es cero, por más billetes que se inyecten en la economía, lo que se genera es una inflación, por lo tanto el poder adquisitivo del dinero disminuye bruscamente, las empresas no obtienen beneficios, y en consecuencia no pueden pagar a sus empleados ni impuestos, cayendo así la recaudación fiscal. Considero relevante mencionar esto, porque es una situación que tranquilamente se puede relacionar con lo que esta atravesando la Argentina en estos momentos

    Preguntas

    – Cuándo una economía se encuentra parada como la Argentina actualmente, ¿qué piensa respecto de la emisión de dinero con el fin de ayudar a los más vulnerables, pero sabiendo que no se está produciendo?
    – Cuando se trata de un país que no tiene acceso al mercado de capitales y conocidas ya las consecuencias negativas que conlleva una brusca emisión monetaria ¿Cree que la única manera de solventarse en tiempos de crisis es a través de una reducción del gasto público? ¿Cómo sería posible contener a aquellas personas cuyos únicos ingresos provienen del estado?
    – ¿Cómo resolvería aquella situación en la cual una empresa tiene el poder de monopolio para producir menos y fijar un precio más alto de lo que sería en una situación de competencia perfecta?

  9. Resumen
    Una persona que dedique su esfuerzo a invertir en objetos de valor que tienen determinada utilidad no puede pretender que otros individuos aprecien y paguen por ese valor, a menos que dispongan de los medios para comprarlo. Dichos medios son los valores de otros productos que también son fruto de la industria, el capital y la tierra. Esto nos lleva a la conclusión de que es la producción la que genera la demanda de productos. En esta transacción la moneda es un agente que se emplea en la transferencia de valores y casi toda la producción es cambiada por moneda antes de convertirse nuevamente en producto, convirtiendo a este agente de transferencias de valores según la percepción vulgar como la más importante de todas las mercancías. Como ejemplo ilustrativo de la demanda que genera el solo hecho de producir, el autor comenta que una buena cosecha favorece no solo al agricultor sino también a los comerciantes en general. Cuanto mayor sea la cosecha, mayores serán las compras que los agricultores puedan hacer con el agente de transferencias (dinero).

    Conceptos importantes
    La sobreabundancia de algunos bienes se debe a una disminución en la producción de otros. Para usar una expresión más trillada, las personas compran menos porque han tenido menos ganancias. La disminución en sus ganancias puede deberse a dos motivos: han tenido dificultades en el empleo de sus medios productivos, o los medios mismos han sido deficientes. Otro concepto importante para destacar y poco ensayado en nuestro país se centra en que la promoción del consumo por sí mismo no produce beneficio alguno para el comercio ya que la dificultad radica en obtener los medios y no en estimular el deseo de consumir. Por lo tanto, la meta de un buen gobierno debe ser estimular la producción; la de un mal gobierno, el consumo.

    Preguntas al autor
    ¿Cree que la productividad de un bien o servicio también puede ser un factor determinante de ganancias excesivas en una industria?
    Teniendo en cuenta las ganancias excesivas por diversos factores en un bien, ¿supone que los escolásticos hubieran intervenido esta industria acusando a los productores de usureros o delincuentes como actualmente sucede con el Gobierno cuando distintos sectores de producción se ven favorecidos por condiciones climáticas y/o inversiones en capital?
    Al introducir el concepto de ahorro en la economía, ¿cambiaría su visión respecto del papel que ocupa el dinero?

  10. Resumen
    En este trabajo Jean Baptiste Say busca demostrar como el problema del consumo de los bienes producidos por los industriales de aquella época, no dependía de la cantidad de dinero que había en circulación (a lo cual consideraba un error de juicio por parte de los mismos) sino de que se diese producción en otras ramas de la economía. La idea sencilla pero mal interpretada por Keynes más de un siglo después es que la oferta genera su propia demanda. La mala interpretación viene dada por creer que toda la producción debe ser vendida por los empresarios por el simple hecho de haber sido creada. Es decir, que por el mero hecho de ser ofrecida, es por eso que debe ser demandada (vendida). Esto es un error de interpretación ya que a lo que se refería Say era a que para que un producto pueda ser demandado, primero debe haber algún tipo de producción del otro lado.
    Lo novedoso del texto
    Como diría el conferencista colombiano-japones Yokoi Kenji: “Lo sencillo no carece de profundidad y lo complejo no significa ser profundo”. Aunque escrito en un lenguaje simple y de gran alcance, esto no quiere decir que el pensamiento de Say carezca de profundidad. Lo interesante de este escrito viene dado por la idea de que para consumir, previamente debemos haber producido algo. Que la riqueza de las naciones viene dada no por sus incentivos a consumir, sino por sus incentivos a producir. Sin producción, no hay demanda posible. Para ver esto de otra manera es necesario pensar en la isla de Robinson Crusoe. Si Robinson llega a la isla y no tiene reservas alimentarias de ningún tipo, de alguna manera debe subsistir. Al mismo nunca se le ocurriría incentivar el consumo de algo que no posee. Por lo tanto, este debe irse junto al mar en la búsqueda de peces para su alimentación. Es el ahorro (posponer consumo presente) lo único que le permitirá liberar tiempo para dedicarse a construir una red que le posibilite producir más en el futuro. Esto hará que esa producción adicional le permita disfrutar de mayores niveles de consumo, pero nunca al revés. Si todos los días incentiva su consumo llevando el mismo al máximo, nunca podrá consumir más que lo que pesca con sus manos. Y los días que sus habilidades para la pesca se vean disminuidas, pasara por malos momentos.
    3 Preguntas que le haría al autor
    1. ¿Por qué cree que se ha interpretado de manera errónea su pensamiento?
    2. ¿Qué opinión tendría al respecto si viese que 200 años luego de sus escritos los economistas siguen repitiendo que para que haya prosperidad se debe incentivar el consumo? Esto se ve con claridad en el escenario argentino, donde economistas y políticos promueven el consumo no solo en retórica, sino también en acciones como los planes de “Ahora 3/6/12/18”, “Precios Cuidados”, congelamiento de tarifas, etc.
    3. La última, tendría que ver con un pedido de aclaración de la siguiente frase para sumar precisión a su razonamiento: “Por lo tanto, la sola creación de un producto inmediatamente abre una salida para otros.” Si se plantea de esta manera, da la sensación de que la creación de cualquier producto abre salida a otros. La producción per se no genera la salida de otros. El intercambio se da porque yo puedo ofrecer algo que otras personas desean (y el intercambio en las sociedades modernas se da en dinero). Sería mejor, desde mi punto de vista, replantear la frase de Say de la siguiente manera: “Por lo tanto, la necesaria creación de productos que son valorados por otras personas, abren una salida para otros bienes, que a su vez, también deben ser valorados por otros individuos”.

  11. Resumen

    Muchas veces se piensa que los individuos solo quieren dinero sin embargo lo que ellos realmente quieren son bienes. Las personas compran los objetos que necesitan o desean con el valor de sus propios productos, transformados en dinero de manera temporal. El valor del dinero es perecedero. El éxito de una rama del comercio favorece a todos los que participaron para lograrlo, y abren un mercado para los productos de las demás ramas. Sin embargo, muchas veces puede darse la sobreproducción de un bien, y esto se debe a que ha superado su propia demanda total, ya sea porque se lo ha producido en exceso por que se ha disminuido o restringido la producción de otros bienes. Nada favorece más la demanda de un producto que la oferta de otro. Cuando se tiene un gran número de productores y una producción variada, se tendrá un extenso mercado para los mismo, y los mercados serán más rentables para los productores, ya que los precios suben en la medida que crece la demanda. También cuando se importan bienes extranjeros, se los paga con dinero que se lo obtuvo del comercio de bienes nacionales, al igual que estos últimos puede encontrar un nuevo mercado en el exterior. Los productos fabricados crean distintos niveles de demanda, según las necesidades, los hábitos, el capital comparativo, la industria y los recursos naturales de cada país. La competencia entre los compradores es la que hace que el articulo más demando importe el mayor beneficio a todos los que participaron de su producción.

    Novedoso

    Me pareció interesante que el autor considere al dinero como solo un agente que se emplea en la transferencia de dinero, sin embargo, también se lo puede usar como depósito de valor o como estándar de pago diferido. A si mismo me pareció novedoso que el autor no realice una distinción clara de los tipos de bienes que se pueden producir en una sociedad y como el ingreso de una persona, así como el precio del bien puede afectar su consumo ( bienes giffen, bienes normales, bienes sustitutos, etc). También me pareció novedoso que no se tengan en cuenta las fallas de mercado y las externalidades como factores que pueden aumentar o disminuir la demanda u oferta de un bien. Además, considero interesante que el autor afirmé que la meta de un buen gobierno debe ser estimular la producción; la de un mal gobierno, el consumo, teniendo en cuenta que muchas veces en la actualidad las políticas tienen como fin aumentar el consumo.

    3 preguntas

    En el texto se dice que el valor del dinero es perecedero, ¿qué medidas implementaría para mantener estable la moneda?

    ¿El autor no considera que el estado puede intervenir en la economía para solucionar de manera más eficaz el problema de la sobreproducción?

    Al importar bienes de otras naciones, que tuvieran un precio final más bajo que los producidos localmente, ¿no disminuiría la demanda de un bien y por ende la de las demás ramas? ¿O que bienes son los que se importan para no afectar el mercado local?

  12. Jean Baptiste Say
    1. “¿Acaso las personas buscan dinero o bienes?” Es una pregunta que se presenta en el texto A treatise on political economy de Jean Baptiste Say. Si nos ponemos a analizar, todos trabajamos en busca de obtener dinero a cambio y, lo que buscamos hacer con ese capital es comprar bienes, las personas solo quieren el dinero temporalmente. Por ello, podemos deducir que es erróneo pensar que la falta de ventas se genera por la falta de efectivo, en realidad, se produce por la falta de productos en el mercado, la producción aumenta la demanda de ellos. Por otro lado, se plantea que, cada individuo tiene que buscar la prosperidad general de todos, así habrá más trabajo, aumentaran los salarios ya que, el éxito de una rama individual de la industria provee una mejora a todos los demás sectores. Por ello, según el autor, la meta de un buen gobierno seria estimular la producción, no la estimulación del consumo.
    2.Me parece muy interesante destacar la importancia que se le da en el texto a la idea de que, cuando un sector de la economía prospera esto, conllevaría a una mejora en todos los demás sectores, no sólo en él, así como también ocurriría en el caso contrario. Dado este argumento, el autor se plantea una pregunta: ¿Por qué hay sobre producción? A lo que el responde, porque se supera la demanda total, donde o hay abundancia o hay restricción de ella. A su vez, se les echa la culpa a causas extraordinarias, medios violentos, convulsiones políticas, entre otros motivos. Cabe destacar que, hay que buscar lo más posible la eliminación de estas causas, para poder volver a impulsar los medios de producción. Así como se le hace hincapié a la idea de que, con libertad de producción no habría inconvenientes.
    3.A) ¿Por qué cree que el autor plantea la idea de que un “mal gobierno” impulsa el consumo y un “buen gobierno” impulsa la producción?
    B) ¿Cree que, seria llamado “mal gobierno” al que importe? ¿O, piensa que puede haber un “buen gobierno” que importe?
    C) ¿Por qué cree que es común pensar que la falta de ventas se da por la escasez de dinero y no por la falta de productos?
    Victoria Mendoza Attademo 894507

  13. Resumen:

    La idea central de Say en su tratado de política económica es la idea de que lo que se intercambia en el mercado es un producto por otro, aunque se haga a través del dinero, pues para obtener dinero tuvo que haber generado algún producto. El dinero en sí mismo en posee ningún valor si no es para obtener algún producto, por lo que teniendo en cuenta esto Say llega a cuatro conclusiones: En primer lugar que es esencial la extensión del mercado, y la producción real del mismo, pues el traspaso de mano en mano no aumenta su valor. La segunda conclusión es que a las personas les interesa la prosperidad de los demás pues ello incrementará la propia y en el mismo sentido, que el desarrollo de una industria promueve a las demás; El tercer punto es que la importación no va en detrimento de la industria nacional, pues por la conclusión uno, para importar primero debemos producir. La última conclusión es que el estado no debe promover el consumo sino la producción y esto es lo que estimulará la demanda.

    Sorprendente/novedoso:

    Me interesó leer el texto de Say pues se lo suele nombrar en la facultad y se suele dar poco, y me interesó sobre todo ver que Say no dijo que toda oferta crea su propia demanda (como afirma Keynes), sino que el concepto es que para que una nación crezca el foco debe estar en estimular la oferta y no la demanda. Me sorprende que ideas que en ese momento seguro eran novedosas sigan siendo tan contemporáneas pues aún en el mundo se sigue discutiendo si el estado debería promover el consumo o la producción, Say quizás ya dio esa respuesta «El hombre que vive de los demás no origina demanda alguna». Además es bastante notoria la influencia de Adam Smith, sobre todo en las conclusiones uno y dos, pareciera que ambos moldearon el pensamiento económico a principios de siglo diecinueve.

    Preguntas al autor:

    -En base a las críticas que se le hacen a su teoría, ¿Cree que las interpretaciones posteriores han distorsionado sus ideas?
    -¿Qué mecanismos son los que usted recomienda para estimular la oferta?
    – ¿Cómo afecta a su teoría el hecho de que a gente ahorre y atesore el dinero? Dado que para mucha gente el dinero tiene valor en sí mismo y no está a dispuesto a gastarlo

  14. Resumen

    Say comienza describiendo como algunos empresarios expresan la necesidad de que haya un aumento de la circulación de dinero para poder aumentar sus ventas y continuar el proceso productivo. A lo largo del texto, Say muestra que el circuito económico funciona de la manera opuesta a la que estos empresarios piensan, es decir, primero se realiza la producción de bienes, estos se llevan al mercado y se “intercambian” vía dinero con otros productos y de esta manera se evidencia que para que un producto encuentre su demanda necesariamente tiene que haber ocurrido la producción de otro bien. Además, Say comenta que el dinero sólo tiene valor en base a los bienes que se pueden adquirir con el mismo (poder adquisitivo) y esto refuerza el postulado anterior sobre el resultado inocuo de una expansión monetaria para fomentar la producción.

    Sorprendente

    “Para novedades, los clásicos”, si contextualizamos los conceptos de Say hoy en día con los hechos de la cuarentena vemos reflejado que una caída en la producción (Por el cese de actividades) no puede ser remediada vía un aumento monetario. Es sorprendente que algo postulado hace siglos siga vigente y reine nuestras interacciones socio-económicas (Doblemente sorprendente es que hagamos exactamente lo que enuncia no hacer). Por otra parte, es interesante ver que muestra al dinero como meramente un bien transaccional sin valor propio que para alguien que estudia economía puede parecer una obviedad pero hablando con personas que son desconocidas en la materia se sorprenderán al ver que si no hay producción su dinero es equivalente a “papel pintado”.

    Preguntas

    En un contexto de una pandemia mundial donde se debe minimizar los contagios, ¿Que medidas sanitarias y económicas se deberían tomar para reducir la caída económica? ¿Un aumento monetario es correcto? ¿Por qué?

    Si el dinero es un bien que tiene su valor por los bienes que puede adquirir, ¿Se podría explicar el valor y la volatilidad del mismo en las criptomonedas como el bitcoin?

    ¿Esta de acuerdo con como Keynes expresó su teoría “La oferta crea su propia demanda” o cree que con otra enunciación sería más clara?

  15. Resumen del texto:
    Jean Baptiste Say nos detalla la forma en que las economías -en libertad- al largo plazo, convergen al equilibrio y, nos demuestra como la demanda realmente esta limitada por su oferta en todos los mercados. Su estudio se concentrará en la producción ya que esta, es la que nos permitirá consumir bienes de terceros; las ciudades que posean mayor cantidad de competidores, por ende, una oferta más grande y variada de bienes y servicios, existirá en la medida de que los habitantes de dichas ciudades produzcan de igual forma y magnitud bienes y servicios. Estas propuestas irían en contra de las lógicas populares, donde los empresarios desean monopolios legales (prohibición de importaciones gracias a políticas públicas) o la cero competencia de mercado (invertir en pueblos alejados) ya que, lo único que logramos es reducir las posibilidades de consumo de toda la población -por las prohibiciones aduaneras- gracias a restricciones en la oferta o una venta a menor escala -de lo que podríamos conseguir en las ciudades con mayor competencia- por menor producción existente -en su mayoría- en los pueblos alejados, aunque, poseamos el monopolio en dicho lugar.
    Lo sorprendente o novedoso del texto:
    Este texto me cambio las concepciones erróneas que tenía en mi cabeza, yo era de los que repetía que la ley de Say era que “toda oferta crea su demanda” y que, si yo ponía a la venta un birome con liquid paper incluido, debía tener siempre alguna persona dispuesta a comprarme mi producto. También era de los que pensaba que bajo esta “ley” ninguna empresa debería quebrar -ya que si se sobre producía o se creaba algo estulto, existiría una demanda dispuesta a acabar con ese problema- y termine con otra perspectiva. Ahora se que los problemas de “oferta” deben tratarse con cuidado o -en la mayoría de los casos- buscar desperfectos en la demanda. Actualmente, estamos tan preocupados por estimular el consumo de la población y no por darle mas incentivos a las personas a que produzcan más, que en ultima instancia, es la única forma real de acceder a más bienes y servicios.
    Preguntas al autor:
    1. ¿Qué opina el autor con respecto al consumo gracias a la “producción futura” de los individuos mediante el uso de créditos bancarios?
    2. ¿De que forma se altera el sistema cuando aumenta la cantidad de personas que viven gracias a la producción ajena?
    3. Refiriéndonos al pasaje del texto que habla acerca de las buenas señales que son el hecho de que escasee la “moneda” ante el aumento de la oferta global de bienes, ahí: ¿Será permitido una convalidación monetaria? ¿Será prudente inyectar liquidez en estos casos?

  16. Resumen Say
    En su texto Say habla acerca de la producción y demanda de los productos. Aclara que la cuestión de la falta de venta en un mercado no se debe a la falta de moneada, sino a la falta de producción. Es así como la moneda solo es un medio entre valores (no el fin) para luego adquirir otros productos, por lo tanto, la producción o la falta de ella es la que determina las mayores o menores ganancias de los productores. Say explica que un productor ganara más donde haya mayor cantidad y variedad de productos, lo que creara un mercado más dinámico y enriquecedor; caso contrario la baja demanda se debe a la falta de producción y agilidad en un mercado lo que dificulta el comercio eficiente. En cuanto a la sobreproducción habla de que es resultado de menores ganancias lo que dificulta absorber bienes, de la restricción de producción de otros o de que el bien se haya producido de manera excesiva. Es importante remarcar como Say enfatiza que un buen gobierno debe ocuparse de fomentar, entonces, la producción y no el consumo de bienes, pero sin olvidarse de que la ineptitud de la nación es lo que lleva al estancamiento de la producción, y a incurrir a niveles mas bajos de la misma, por lo que termina siendo la libertad quien garantice el correcto y adecuado nivel de esta.

    Interesante o llamativo
    Lo que me resulto interesante es como Say habla del comercio internacional y como para una nación es beneficioso que los países vecinos prosperen en su actividad económica porque esta también se verá recompensada de la mayor producción de estos a la hora de comerciar. Pero lo que más me interesó es la explicación que hace al decir que el comercio con los países vecinos implica una salida para los productos domésticos (ya sea como tales o en especie) como pago para adquirir los extranjeros, y no un deterioro de estos como se tiende a creer.

    Preguntas
    1. Si el dinero es solo un medio entre valores, ¿Qué rol juega el ahorro en todo esto?
    2. No todas las naciones tienen las mismas capacidades productivas, entonces ¿Cuál es la solución para que estas no queden en desventaja con aquellas que obtienen altas ganancias de la producción?
    3. ¿Cuál seria la herramienta mas optima para demostrar que la libertad es el verdadero método eficiente para lograr el nivel adecuado de producción e impedir la intervención estatal inepta?

  17. En el texto “Of the demand of market for products” de Jean Baptiste Say el autor comienza explicando cual es el uso de la moneda y que en realidad las personas no quieren dinero como un bien, sino que lo utilizan para la compra de otros bienes. Por otro lado, la demanda de una nación es la consecuencia de la producción. Además, el autor remarca que cuanto mejor les vaya a todas las ramas de la producción esto generara mayor consumo y bien estar en esa sociedad. En conclusión, Say realiza interesantes conclusiones acerca de este tema que son que cuanto mayor sea la producción mejor para todos, que los individuos están interesados en que les vaya bien a todos, que las importaciones no resultan perjudiciales para la producción, entre otras.

    Lo que encuentro novedosa del texto es con la sencillez y claridad con la que explica esta temática. Además, como aborda temas que el ya explico (que la importación no daña a la producción local) y que hoy en día siguen siendo discutidos tales como realizar sustitución de importación. Por último, lo que encuentro mas fascinante del texto es la siguiente cita “Por lo tanto, la meta de un buen gobierno debe ser estimular la producción; la de un mal gobierno, el consumo.” ya que hoy en día se sigue observando como los distintos gobiernos buscando incentivar al consumo y al mismo tiempo castigan a los productores con mas impuestos creando así una sociedad cada vez más ineficiente.

    1) ¿Cree el autor que la aplicación de impuestos en la producción genera menor demanda de bienes y por lo tanto menor producción?
    2) ¿Cuáles serian las medidas adecuadas para incentivar a la producción? ¿Por qué?
    3) En una sociedad no prospera un individuo posee el monopolio de cierta rama de la producción ¿Cree el autor que sus beneficios serán menores que si hubiese competencia en una sociedad más prospera? ¿Por qué?

  18. Resumen: El texto de Jean Baptiste Say trata acerca de cómo se relacionan la demanda de un producto con la cantidad de productos producidos, dándole, en mi opinión, poca importancia al comportamiento de la moneda.
    Para él, cuando hay baja cantidad de transacciones, no se debe a que haya poca moneda en circulación, sino a que los productos sean escasos. El comportamiento de esto lo hace notar dando ejemplos de zonas con poca producción, en la cual hay poca cantidad de transacciones, aquí se ve como un vendedor, aunque tenga poca competencia, no va a tener grandes ganancias ya que no hay una gran cantidad de bienes por los cuales pueda llegar a dar un intercambio, mientras que si el mismo vendedor se ubica en algún centro urbano, con gran cantidad de bienes y circulación de dinero, aunque haya más competencia, tiene más oportunidades de ganar más dinero.

    Lo novedoso: me sorprende la poca relevancia que le da al uso del dinero. aunque sepamos que este es un bien el cuál se construyó su valor en base a un acuerdo social, este en la actualidad ya tienen una independencia y un estudio propio.
    en un momento menciona: “Es una buena señal que la actividad sea demasiada para la moneda existente.”
    si traemos esta frase a la actualidad vemos que no puede sostenerse mucho, ya que el dinero tiene una circulación muy particular, ya que en estos momentos hay más dinero “circulando” del que podríamos contar, aunque sí se puede decir que hay un nivel muy alto de producción, ya se alcanzó una etapa de monetización casi irreal, el cual, podemos decir que tiene una base bastante frágil.

    3 preguntas:
    1_ ¿considera que su análisis sobre el dinero sigue siendo útil en el contexto actual?
    2_ si se pudiera volver a una forma económica de intercambio de bienes y no con una moneda en el medio ¿cree usted que sería útil a nivel macroeconómico?
    3_ ¿opina que su análisis sobre la relación entre demanda y producto sigue vigente en la actualidad

  19. 1- Jean Baptise Say sostiene que es la propia producción la que genera la demanda de bienes. A pesar de que muchos consideran al dinero como el objetivo más importante en cada transacción que realizan, la moneda no es más que un medio que se utiliza en la transferencia de valores. Así mismo, la falta de ventas no encuentra su causa en la escasez de dinero, sino en la escasez de productos. En consecuencia, la promoción del consumo no genera ningún beneficio en la búsqueda del incremento del comercio.
    La creación de un producto implica una mayor salida para los demás. De ello se deduce que el individuo se interesa por la prosperidad del resto. De la misma forma, el crecimiento de una rama de la actividad económica promueve al conjunto de la economía; y la prosperidad de un país beneficia a sus Estados vecinos.

    2-Considero relevante la frase de Say que establece que “la meta de un buen gobierno debe ser estimular la producción; la de un mal gobierno, el consumo”. En la actualidad, se puede observar cómo en Argentina se emite dinero para poder fomentar el consumo, sin focalizarse en estimular a la producción para que esta logre desarrollarse. Así mismo, Say establece que un buen gobierno se preocupa por la prosperidad de sus países vecinos porque la riqueza del país extranjero puede beneficiar al propio. Lo relaciono con la repercusión económica que puede provocar en Argentina la crisis de un socio comercial como Brasil.
    Llamó mi atención como un libro escrito hace más de 200 años sigue siendo relevante para entender y discutir las problemáticas actuales.

    3-¿Qué políticas económicas considera adecuadas para una economía que se encuentra con una producción estancada, y en consecuencia, con una demanda decreciente? ¿y para una con una producción sobreabundante?

    Si en una economía la producción crece a un ritmo menor al consumo, ¿la demanda de bienes de primera necesidad también disminuirá?

    “Dividir a las naciones en agrícolas, industrializadas y comerciales es
    arbitrario, ya que el éxito de un pueblo en la agricultura constituye un estímulo a
    su prosperidad industrial y comercial; y la condición floreciente de su industria y
    comercio también beneficia a su agricultura.” ¿Considera que un país que solamente se dedica a la explotación agrícola puede tener una balanza comercial superavitaria de manera estable en el largo plazo? En otras palabras, este tipo de economía, ¿no se verá más afectada por los cambios climáticos y variaciones de precios que una nación industralizada?

  20. Sinopsis:

    Lo que Say argumenta en el capítulo de su libro “Tratado de Economía Política” es cómo la demanda general de productos varía en función de la producción.
    Al principio, hace énfasis en la concepción del dinero simplemente como medio de cambio y explica que su escasez no significa un problema para la economía. Incluso dice que es una buena señal que la actividad sea demasiada para la moneda existente.
    El autor explica que la promoción del consumo no produce beneficio alguno ya que la dificultad radica en obtener los medios provistos por la producción. Afirmando su postura liberal, escribe a favor de la apertura de mercado. Interpreta al beneficio de nuestros vecinos y los distintos sectores de nuestra economía y a la competencia, como aspectos positivos y no como un peligro para la industria nacional.

    Novedoso o sorprendente:

    En primer lugar, me sorprendió que el autor haga hincapié en el modelo económico que él cree conveniente, describiendo su postura sobre el papel del Estado, ya que creía, por ignorancia, que su trabajo era puramente técnico de microeconomía. Luego me pareció muy interesante su respuesta a estas dos preguntas: “¿cómo es posible que en algunos casos exista tal sobreproducción de bienes en el mercado y sea tan difícil encontrarles una salida? ¿Por qué no puede intercambiarse uno de estos bienes superabundantes por otro?”, velando, nuevamente, a favor de la libertad de producción.
    Su conclusión, al final del capítulo, me pareció notable. Englobando adecuadamente sus ideas ya explicadas, realiza una muy buena comparación, teniendo en cuenta aspectos políticos y sociales, entre una producción continua y abundante y una estancada.

    Preguntas al autor:

    ¿Cuál es su visión acerca de un exceso de emisión monetaria sobre la actividad de una economía?

    ¿Qué lo incentivo a escribir sobre este tema?

    ¿Por qué cree que tuvo tanto impacto?

  21. Guía de lectura – Say
    Resumen:
    En este texto podemos encontrar el desarrollo de lo que luego se conocería como la “Ley de Say”, toda oferta crea su propia demanda. El autor explica que los individuos para comprar un bien primero deben vender su propio producto, para así luego poder intercambiar el valor de su producto por otro que ellos desean o dinero. Detallándolo un poco más, un productor cuando finaliza su bien desea venderlo para que éste no pierda su valor, al venderlo recibe dinero a cambio, el cual también con el tiempo pierde valor, de modo que, lo termina intercambiando por otro producto que necesite. Por lo tanto, Say comenta que a los productores les conviene que los demás productores tengan éxito, ya que esto significa mayor beneficio para todos, y lo mismo sucede a nivel país. Como recomendación para los gobiernos, el autor escribe que su objetivo debe ser estimular la producción, no el consumo, como tampoco restringirla ya que eso generaría una escasez en cierta rama de la producción y una sobreproducción en otra.
    Aquello novedoso o importante:
    Me pareció importante el contraste que se ve entre lo que dice Say y lo que dice Smith, ya que el último explica que el individuo debe seguir su propio interés y que por obra de una “mano invisible” esto llevará al beneficio de toda la sociedad. Mientras que, Say dice que los individuos se verán más beneficiados si a los demás productores de su sociedad les va bien.
    Además, me pareció importante el rol que tiene el Estado en la economía, ya que una sola política errónea, puede llevar a un desequilibro económico grave, dependiendo si apunta dicha política al estímulo del consumo o al de la producción. Puesto que, si la producción crece de forma menor que el consumo, se agotan las fuentes de ingresos y la demanda decrece gradualmente, lo cual con el tiempo terminaría en pobreza.
    Preguntas:
    1) ¿Qué políticas económicas le recomendaría al Gobierno, ante la situación de estancamiento de la producción que se ve hoy en día?
    2) ¿Cuál es su opinión de lo que desarrolla Adam Smith en La riqueza de las Naciones?
    3) ¿Qué política sería correcta para resolver una situación de sobreproducción en una rama de la industria?

  22. SAY
    Resumen
    Al producir o comerciar, uno busca obtener otros bienes que permitan continuar la actividad o consumir en el presente o en el futuro; entonces el medio para comprar (demandar bienes) en realidad es el valor de los bienes que se intercambian, siendo el dinero solo un representante temporario de ese valor. Es decir, la producción genera la demanda; con lo que la falta de ventas se debería a la escasez de productos; y mayor actividad, a mayor cantidad de bienes que se quieren intercambiar, necesitándose de más dinero que facilite este mayor nivel de intercambio. El incentivo a la producción se ramifica a los otros mercados, al empleo, prosperidad local e internacional, queriéndose el desarrollo de todos. En el otro extremo, la superabundancia se explicaría por dos caminos: menores ganancias que debiliten el consumo de productores cuyo producción ha disminuido; e incentivos a migrar de los mercados con pérdidas a los que tienen ganancias, generando más sobreproducción: ambos no suelen darse con libertad de producción, sino forzadamente, mediante causas extraordinarias provocadas por la autoridad.
    Novedoso/Importante
    Definitivamente, como es bien sabido, el mayor rasgo de Say es la actualmente conocida como “Ley de Say”: la oferta genera su propia demanda. Creo que es importante mencionar que tal cual la conocemos, a primer a intuición, parecería que la oferte de un producto específico genera la demanda de ese mismo producto, pero se entiende por el texto del autos que en realidad esto se da con mayor amplitud, ramificado a distintos productos, mercados, naciones. Es también importante del texto ver la influencia liberal de Say, al identificar la sobreproducción no con un problema intrínseco de la producción si no con la intromisión estatal mediante restricciones o incentivos forzados, que identifica como perjudiciales para algo que, sin esta intromisión, funcionaría bien. Esto, junto al postulado de que todos buscan el bien de los demás, el bien común -no aclara si es consciente- son claros rasgos de la existencia de una mano invisible que regula naturalmente.
    3 Preguntas:
    ¿Cómo se explica el mercado financiero, sobre todo la especulación con acciones y las burbujas especulativas con su modelo, si es que dinero es solo un intermediario del medio de cambio de comercio/producción, siendo el medio de cambio real el valor de los productos?
    Dice que la necesidad de mayor cantidad de dinero se satisface fácilmente. Si se refiere a emitiendo, ¿con qué se respalda la nueva emisión y en qué parámetros se calcula la nueva emisión basada en el valor de los productos?
    ¿Cómo es posible determinar a gran escala el valor de un lote cualquiera de producción cuando muchos agentes están involucrados y le dan distinto valor medido en sus propios productos a ese lote particular?

  23. 1) RESUMEN
    Say publica su libro “Tratado de Economía Política” en 1803 y, por lo tanto, retoma muchas ideas de Adam Smith. Además, en este texto plasma lo que se conoce como la “Ley de Say”, para el autor los bienes se pagan con otros bienes y la moneda viene a ser simplemente un medio, ya que si vendemos algo y obtenemos a cambio dinero el fin último de este va a ser comprar más bienes. Si hay escasez de un producto quiere decir que no se está vendiendo mucho y, a su vez, que existe la sobreproducción de otros bienes que se están demandando en mayor medida, pero para Say, la producción es la que genera la demanda de productos entonces si existe libertad para producir es poco probable que haya sobreproducción porque cada actividad productiva obtendrá las ganancias necesarias para obtener los productos que esta misma realiza.

    2) CONCEPTOS NUEVOS
    *Los comerciantes al vender un producto lo que en realidad quieren es obtener a cambio otros bienes, para Say, el dinero representa únicamente un agente que se emplea en la transferencia de valores, es decir, la moneda no es más que un medio de intercambio entre bienes porque al vender y recibir a cambio dinero lo único que quiere hacer el comerciante es deshacerse de este ya que es perecedero y la manera de deshacerse de él es comprando otros bienes.
    *El objetivo de un “buen gobierno” debería ser estimular la producción porque al crear un nuevo bien se abren mercados para otros productos, es así como una nación es próspera y si una rama de la industria lo es va a causar que las demás lo sean.

    3) PREGUNTAS AL AUTOR
    *¿Cómo es posible afirmar que la falta de ventas es a causa de la escasez de productos? ¿El dinero no jugaría un rol importante en el momento de completar la transacción?
    *¿Qué piensa de la acumulación de dinero, es decir, qué ocurre con el ahorro?
    *Si los comerciantes quieren bienes por bienes, ¿de qué manera se le daría valor a cada bien? ¿no habrían conflictos para definir esto?

  24. Resumen
    Jean Baptiste Say escribe sobre la demanda de los productos, explicando qué es lo que hace que los bienes encuentren su mercado o, por el contrario, sean difíciles de vender. Afirma que una persona podrá adquirir bienes por igual valor al que perciba por las ventas de su propia producción. Y las ventas de su propia producción dependerán del poder de compra que tenga el resto del mercado, es decir, del valor que los demás agentes percibieron por sus bienes. Entonces entiende que a mayor producción, más valor puedo obtener para luego conseguir más bienes. Y estos bienes responden a una mayor producción por parte de los demás agentes. Simplificando, el crecimiento o deterioro de la demanda dependen de los niveles de producción. Para explicarlo, toma al dinero como un medio para llevar a cabo las distintas transacciones, entendiendo que el fin último es conseguir más bienes.

    Me pareció interesante/llamó la atención
    Siento que, si bien explica claramente algunos conceptos como el tamaño del mercado como determinante del nivel del producto, lo beneficioso de tener ciudades/países vecinos prósperos, algunas nociones básicas de comercio internacional, cómo el mercado ordena la producción de los agentes hacia aquellos más demandados (más valor) abandonando los menos demandados, etc… la discusión sobre que la oferta crea su propia demanda no es algo que haya dicho per se. Creo que, por el contrario, lo que debería hacer ruido y llamar a discusión es el supuesto que toma Say sobre la posibilidad de llevar a cabo transacciones sin necesidad de dinero. Se apoya mucho en el dinero como medio de pago (incluso afirmando que los agentes se los sacarían rápidamente de la mano para no perder valor) sin tener en cuenta que el dinero puede ser activo de resguardo de valor cotidianamente. Además, comenta varias veces que la escasez de dinero no sería un problema dado que los agentes no tendrían problemas en aceptar otros bienes a cambio de los suyos dado que en definitiva el dinero solamente imprime valor y sería usado para consumir bienes, no teniendo en cuenta el grave problema de la ausencia de la doble coincidencia. Lleva el modelo casi a una economía de trueque (muy lejana a una economía con crédito como factor determinante de crecimiento).
    Se nota claramente la influencia de Adam Smith en sus ideas de reordenamiento del mercado y la negligencia estatal.

    Tres preguntas:
    • Si solo se crece aumentando la producción (dadas las dimensiones del mercado), ¿quién jugaría primero? Es decir, un productor sabe que si aumenta su oferta, necesitará que otros hayan aumentado también la suya para poder vender todo. De lo contrario sus bienes perderán valor por haber sobreoferta. ¿Qué incentivos tiene un empresario en ser el primero en aumentar sus niveles de producto? ¿O debe ser una medida coordinada? Si fuera así, ¿por quién?
    • ¿No cree que el dinero tenga otra función más que la de medio de pago?
    • ¿No cree que el problema de la doble coincidencia pueda ser un factor determinante como barrera al comercio?

  25. SAY – DE LA DEMANDA O MERCADO DE PRODUCTOS

    El texto explica la famosa ley de Say. La misma considera que la producción genera su propia demanda, ya que lo que se quiere obtener a cambio de un valor producido no es mas que otro valor producido. El dinero es superfluo y actúa como un mero intermediario sustituible. La demanda se incentiva produciendo mas y mas, la falta de ventas solo se produce por falta de productos producidos, y el éxito de una industria provee medios de compra (valores) mas abundantes que abren mercado para los productos de otras industrias. La sobreproducción solo se da cuando se restringe alguna rama de la industria, ya que de lo contrario se darían las señales para que las industrias menos abundantes produzcan mas ya que tienen mayor margen de ganancia, estando siempre en equilibrio.

    Llama la atención el concepto de que cada rama de la industria esta interesada en el éxito de las otras ramas, ya que a mayor producción total de quienes lo rodean, habrá mas demanda y mas prosperidad para todos. Y lo llamativo es como se aplica análogamente esto para interesarse por el éxito de los países vecinos, en una política económica internacional muy diferente a la de las guerras comerciales que solemos ver.
    También es llamativo que pide incentivar siempre la producción primero antes que el consumo. Mayor producción traerá mas consumo gracias a la mayor cantidad de medios. Pero si solo se incentiva el consumo y este crece a mayor medida que la producción, se incentiva la destrucción de los valores indiscriminadamente con una producción decreciente que llevara a un circulo vicioso de miseria por falta de valores.

    1) Si los valores se producen y se venden en periodos diferentes, ¿no podrían darse crisis temporales ante un aumento en la producción unilateral por una rama de la industria hasta que las otras industrias produzcan mas?
    2) ¿Cuándo se refiere a los hombres que viven de la producción de los demás en detrimento de la producción a quienes incluye en esa categoría?
    3) Así como la escasez de dinero no distorsiona la demanda, ¿el exceso de dinero tampoco lo hace? ¿Es decir la inflación no tiene consecuencias distorsivas?

  26. Resumen:
    Say declara que la producción es la que genera la demanda de bienes. Las personas compran los objetos que necesitan o desean con el valor de sus propios productos, transformados en dinero solamente en forma temporaria. Según el autor, no debe decirse que la falta de ventas se debe a que la moneda es escasa, sino a que los productos lo son. Asimismo, para que por un lado se perpetúe una escasez de ciertos bienes, y por otro se genere la sobreproducción resultante de otros productos, necesariamente deben existir medios violentos, alguna causa extraordinaria, o la avaricia o ignorancia por parte de la autoridad. Say señala que en toda comunidad, cuanto más numerosos sean los productores, y cuanto más variada sea su producción, más ágil y extenso será el mercado para esa producción. Cada individuo está interesado en la prosperidad general del resto, y el éxito de una rama de la industria promueve el de todas las demás. Más aún, la compra e importación de bienes del exterior no va en detrimento de la industria ni de la producción nacional, ya que nada puede comprarse de los extranjeros si no es con productos domésticos que, a su vez, encuentran una salida en este comercio externo. La promoción del consumo por sí mismo no produce beneficio alguno para el comercio, dado que la dificultad radica en obtener los medios, y no en estimular el deseo de consumir. Así pues, la meta de un buen gobierno debe ser estimular la producción. Finalmente, Say manifiesta que no es necesario preocuparnos demasiado por averiguar qué canal de la industria o de la producción puede orientarse de manera más beneficiosa, puesto que los productos fabricados crean distintos niveles de demanda, según las necesidades, los hábitos, el capital comparativo, la industria y los recursos naturales de cada país.

    Aquello que me resultó novedoso/sorprendente:
    Jean Baptiste Say expone, de manera novedosa, que cuando el productor le da el toque final a su producto, está ansioso por venderlo de inmediato, por miedo a que pierda valor en sus manos. De la misma manera, quiere deshacerse del dinero que recibe a cambio, ya que también el valor del dinero es perecedero. Pero la única manera de deshacerse del dinero es comprando algún otro producto. Por lo tanto, la sola creación de un producto inmediatamente abre una salida para otros. No obstante, por la misma razón que la creación de un nuevo bien implica la apertura de un mercado para otros productos, el consumo o la destrucción de un producto equivale a la eliminación de una salida para otros bienes. También, resulta crucial señalar que cuando en virtud de los errores de la nación o de su gobierno, la producción se estanca, o crece a un ritmo inferior al consumo, la demanda va decreciendo gradualmente. El empleo de capital se vuelve más beneficioso y más peligroso, las clases trabajadoras sufren una necesidad laboral y las familias se hallan más restringidas y limitadas. De esta forma, la despoblación, la miseria y el regreso a la barbarie reemplazan a la abundancia y la felicidad. Say asegura que este es el resultado de la producción decreciente, que sólo puede ser revertido con frugalidad, inteligencia, actividad y libertad.

    3 preguntas que le haría al autor:
    1) El contenido empírico de su visión en la cual toda oferta genera su propia demanda reside en el hecho de que no puede existir exceso de oferta en todos los mercados simultáneamente. Por lo tanto, de acuerdo a su teoría, en una economía pueden ocurrir recesiones pero no depresiones. Ahora bien, a su entender, ¿cuáles serían las causas que condujeron a la Gran Depresión de 1929?
    2) ¿Cree usted que la mala gestión política en la Argentina es la causa, o una de las causas, del estanque de la economía?
    3) ¿Qué opina del comportamiento de las economías asiáticas, siendo que son naciones que producen en forma abundante y que constantemente agregan a la suma de sus productos casi todas las ramas de la producción e industria?

  27. 1) Say sostiene que el problema de una caída en el consumo se debe pura y exclusivamente a un problema en la producción. Como sabemos, la conocida Ley de Say sostiene esto. Toda oferta crea su propia demanda. Entonces, su preocupación radica en la producción. Es la producción la que genera la demanda de los productos. “La sola creación de un producto abre la puerta para la venta de otros”. Habiendo así, más demanda en donde se produzcan más bienes. De modo que un agricultor podrá comprar la cantidad de bienes que su producción le permita. Entonces una disminución de la producción va a generar menores recursos, deteriorando el consumo de quienes se encuentran detrás de esas caídas en los niveles de producción. Para cerrar, afirma que un buen gobierno estimula la producción, mientras un mal gobierno, el consumo.
    2) Es interesante notar, además de las ideas de libertad, inversión y apertura que se asemejan con Adam Smith, la explicación de que los desequilibrios temporales que puedan existir, van a subsanarse con el propio funcionamiento de mercado. Es decir, sin intervención alguna, la producción gravitará hacia donde mayor sea la demanda. Por lo que una sobreproducción, sea producto de mala información, convulsiones políticas, ignorancia de las autoridades, entre otras causas, no se perpetuará en un sector puntual. Con el tiempo, la economía se reorientará hacia los canales adecuados. Por lo que podemos observar la similitud entre estas ideas y las del autor escocés en lo que respecta a un ordenamiento espontáneo sobre el cual una autoridad, llamémosle Estado, no tiene ventajas y de hecho su soberbia al pensar que sí las tiene, puede profundizar los desequilibrios.
    3) A- Luego de la Gran Depresión, donde los niveles de producción se mantuvieron igual, pero la demanda se derrumbó por meses, ¿podríamos argumentar que su hipótesis fue refutada? ¿O las causas extraordinarias promovieron la sobreproducción generalizada y sostenida?
    B- Si bien sostiene que nada favorece más la demanda de un producto que la oferta de otro, ¿qué tan cierto sería esto si se tratara de productos perfectamente sustitutos?
    C- ¿Podría considerarse que sin presencia de causas extraordinarias, una expansión económica adecuada podría perpetuarse?

  28. RESUMEN

    Say empieza por corregir la creencia de los comerciantes de que el problema es la escasez de dinero. Creer que la falta de ventas se debe a escasez el dinero es “confundir los medios con la causa”.
    Lo que los empresarios quieren son los productos que pueden obtenerse de la transferencia de valor que el dinero hace en el intercambio. Así el dinero nunca es escaso, si no los productos.
    Luego explica que la producción de un producto abre el mercado a otros nuevos productos. Como los productores no quieren conservar el dinero ya que el valor de este es perecedero, cuando lo obtienen buscan deshacerse de este lo más rápido posible, consumiendo así nuevos productos. Esto explica que si se produce sobreproducción de un producto es por que alguna causa extraordinaria genero pérdida de ganancias en otro sector, es decir la sobreabundancia de un producto coincide con la escasez de otro.
    Say concluye que un buen gobierno debe estimular la producción no el consumo ya que cuando más variada y amplia sea la producción más extenso será el mercado generando una prosperidad general.

    SORPRENDENTE

    Me sorprendió que Say difiera de Adam Smith respecto a actitud de los individuos en el mercado. Mientras Smith considera que el hombre es egoísta y persigue el interés propio Say indica que los individuos están interesados en la prosperidad general del resto.
    Este último o considera una mano invisible que inintencionalmente logra el progreso si no que la sociedad busca el desarrollo de nuevas ramas productivas que puedan beneficiar a todos.

    3 PREGUNTAS

    ¿Qué políticas económicas o productivas debe tomar un gobierno para equilibrar la sobreproducción con la escasez?

    ¿Creen que Adam Smith se equivocó al describir al hombre como egoísta?

    ¿Que función cumplen para el autor las políticas monetarias en el desarrollo de la economía?

  29. Resumen del texto
    Los empresarios piden protección sin saber que eso los perjudica.
    La producción genera demanda. Cuando un individuo compra un bien, lo hace con el valor de lo que él produjo. Cuando el que compra no es un productor, lo hace con el valor recaudado de alguien que sí produjo.
    El dinero tiene un valor temporario. Cuando uno vende algo su valor se transfiere al dinero, que luego se transfiere cuando uno compra otros bienes con ese dinero. La falta de ventas se debe a la poca producción, no a la escasez de moneda. La falta de moneda es un problema ínfimo.
    Hay una mayor demanda donde hay más producción. Desde que un producto es creado se abre un mercado del mismo valor. Una recesión en un canal comercial o industrial afecta a los demás.
    Si hay sobreproducción de un bien es porque, o se sobrepasó su límite de consumo, o se está restringiendo la producción de otro bien. Cuando un bien da pérdidas, es porque otro está dando excesivas ganancias. Si hay libertad de producir es poco probable que haya sobreproducción.
    Entonces:
    – Cuanto más productores y variada sea la producción, más ágil, numeroso y extenso será el mercado para esa producción
    – El éxito de una industria promueve el éxito de las demás
    – La importación de bienes no perjudica a la producción local
    – La promoción del consumo no trae beneficios

    Lo novedoso o sorprendente
    Me sorprendió la facilidad que tenía Say para exponer de una manera simple y clara la relación entre la producción y el consumo.
    También me sorprendió que haya calificado como malos a los gobiernos que promueven el consumo, que es algo que hacen nuestros gobiernos de los últimos años, además de dejar a la producción bajo un manto de sospecha y así transmitir la idea de que el que consume es bueno y el que produce es malo

    Tres preguntas que le haría al autor
    ¿Cómo explicaría una crisis de superproducción como la de los años 30 del siglo XX?
    ¿Qué efecto produciría en el mercado la introducción de tecnología que aumenta la producción y a la vez reduce la utilización de mano de obra?
    ¿Existe algún caso donde no se cumpla la ley de Say?

  30. Resumen

    El autor comienza señalando una falacia desde su punto de vista, la cual consiste que los productos siempre existirían en abundancia si tan solo tuvieran una demanda. Por lo tanto, el problema es la escasez de dinero. Sin embargo, Say dice que es la producción la que genera la demanda de producto, que en realidad lo que quieren las personas no es el dinero sino productos. Decir que la falta de ventas se debe a la escasez de dinero implica confundir los medios con la causa, la moneda no es escaza sino que los productos lo son.
    Luego Say realiza cuatro conclusiones. La primera consiste en que cuanto más numerosa sea los productores y cuanto más variada sea su producción, más ágil, numeroso y extenso será el mercado para esa producción. La segunda dice que cada individuo está interesado en la prosperidad general del resto, y que el éxito de una rama de la industria promueve el de todas las demás. Esto se debe a que un si hay un aumento de producción en otra rama significa un aumento de la demanda. La tercera menciona que la compra e importación de bienes del exterior no va en detrimento de la industria ni de la producción interna o nacional, ya que nada puede comprarse de los extranjeros si no es con productos domésticos que, a su vez, encuentran una salida en este comercio externo. Por último, la meta de un buen gobierno debe ser estimular la producción; la de un mal gobierno, el consumo ya que intensidad de la demanda general de productos varía en función de la producción.

    Novedoso

    Como novedoso es interesante como Say desarrolla la idea cuando el estado realiza una transferencia de recursos. En esta se ve como una persona consume un producto con plata que le brindo el Estado, que este lo consiguió vía impuesto de un contribuyente que lo consiguió a su vez del valor que el mismo produjo. Lo que es realmente interesante de acá es ver como el Estado interfiere en el sistema de precios dentro de une economía. Esto es debido a que el contribuyente posiblemente hubiera comprado algo diferente a lo que la persona que recibió la plata del Estado hizo. Aumentando así la demanda de cierto bien y cayendo la demanda de otro bien.

    Preguntas

    En un contexto de alta capacidad ociosa en una economía, ¿no cree usted que un aumento de la demanda producida “artificialmente” por parte del Estado puede producir un aumento de la producción?

    Usted señala que la importación no va en detrimento la producción nacional, si se persiste en un déficit comercial por varios años y es financiado con deuda que luego se termina haciendo impagable para la nación ¿no cree que en ese caso si se perjudicaría enormemente a la producción nacional?

    ¿ Por qué cree q la importación de bienes del exterior no perjudicaría a la industria nacional?

  31. Say, lo que propone en este texto es un análisis de la oferta y la demanda, y a su vez explica a los productores por que aumentan las cantidades requeridas de un producto y baja las de otro producto. El medio por el cual la gente hace los intercambios es el dinero el cual se obtiene gracias a que los individuos venden sus producciones y asi ellos obtienen dinero y compran a otros, esto es ya que la producción es la que genera la demanda de productos. Say deja bien claro su postura liberal. Afirma que a una nación le conviene la prosperidad de sus vecinos y que la importación de bienes no va en detrimento de la industria nacional, sino que la beneficia. Respecto a la sobreproducción, plantea que es el resultado en el que la oferta supera a su propia demanda total, sea por una producción en abundancia o restricciones a la producción de otros bienes (baja el producto total de otros sectores). Cuando esto se soluciona, se reactiva la actividad en todas las demás industrias.

    Lo que mas me llamo la atención la postura del autor con respecto al libre comercio y no la de la intervención del Estado en el Mercado ya que cree el que el Estado es ineficiente y restringe la producción. A su vez también deja en claro que es fundamental que haya una buena relación con los países vecinos ya que esto genera un mejor comercio de importaciones y exportaciones. Por ultimo me llamo la atención una cita que el hace y es “la meta de un buen gobierno debe ser estimular la producción; la de un mal gobierno, el consumo” podemos ver como la clave para un mejor mercado esta en la producción (que sea amplia, y no monopólica) y no en el consumo.

    ¿El valor del dinero es necesariamente perecedero?
    ¿Qué opina el autor respecto al ahorro? ¿Cree que afectaría en algún punto al desarrollo económico?
    ¿Como Say justificaría una crisis de sobreproducción ?

  32. ENTREGA N° 4. Say
    1) El texto “De la demanda o mercado de productos” de Jean Baptiste Say comienza describiendo el problema que se les presenta a los empresarios de las diferentes ramas de la industria: baja demanda como consecuencia de la escasez de moneda. El autor sostiene que afirmar lo anterior es, en realidad, confundir los medios con la causa. La que genera la demanda de productos es la producción y el dinero no es más que un agente temporario utilizado en la transferencia de valores. Se explica también como sólo con la creación de un producto se abre un mercado para todos los demás, las causas que generan sobreproducción y lo beneficiosa que sería la libertad de producción. Luego, enumera algunas conclusiones y termina el texto contrastando dos comunidades, ciudades, provincias o naciones, con producciones diferentes y, por lo tanto, resultados diferentes.
    2) Aunque el texto explique algunos conceptos conocidos para la mayoría de nosotros, me ayudo a refrescar lo postulado en la “Ley de Say”, leyendo al mismísimo autor. Me resulta bastante interesante como pone énfasis en la importancia de la producción para que la economía funcione. No solo se busca el éxito personal, sino también la prosperidad de las demás ramas industriales, ya que, si no se da de esta manera, la ganancia de todos los agentes será nula. También me sorprendió como rompe con esa división, muy característica del pasado, en países agrícolas, industrializados y comerciales, explicando que si una nación triunfa en el ámbito rural, esto estimulará los demás sectores de la economía.
    3) – Considerando que la producción genera la demanda, ¿se podría decir, en otras palabras, que la oferta “restringe” la demanda?
    – ¿Se puede nombrar alguna otra causa, además de los errores del gobierno, para que la producción se estanque?
    – En una economía que funciona correctamente, con producción abundante y por lo tanto con demanda creciente, ¿los precios se mantendrían constantes o aumentarían a medida que pasa el tiempo?

  33. Resumen
    Jean Baptiste Say plantea la vaga noción de los empresarios con respecto a sus problemas. Imaginan que sus inconvenientes están causados por deficiencias en la demanda o por escasez de circulante. El autor, inmediatamente esboza su argumento: “Es la producción la que genera la demanda de productos”. De esta manera, derriba el argumento de que una reducción en ventas puede estar causada por escasez de dinero, para él, este solo permite intercambiar unos productos por otros. La que en verdad resulta escasa es la producción total. De esta manera, si hay deficiencia de demanda podría pensarse que es porque no hay otros bienes por los que pueda intercambiarse. Así, la recesión de un sector sería perjudicial al mercado en su conjunto. De aquí surge un nuevo interrogante, ¿Cómo puede haber sobreproducción? Se encuentra con que al disminuir la producción de otros bienes se producen menores ganancias para unos y ganancias excesivas para algún otro. La evidente recaudación de ese sector debería inclinar a que nuevos productores se vuelquen a ese bien en cuestión. Por ende, para que la escasez por un lado y la sobreproducción por otro se perpetúen, debe existir alguna causa extraordinaria.

    Sorprendente
    Desde hace algunos años, escucho por ley de Say a “Toda oferta crea su propia demanda”. Luego de leer sus palabras exactas creo que sus escritos van algo mas allá de eso y en ningún momento menciona puntualmente esa frase. Una frase que elijo para englobar el texto es “La producción es la que genera la demanda de productos”. A partir de esa afirmación se pueden derribar ciertos conceptos y ligar con implicancias directas. Una de las que me sorprendió son los efectos sobre los individuos, los cuales desean la prosperidad del resto para su propio beneficio. Creo que podría trazarse un paralelismo con los dichos de Adam Smith sobre la benevolencia del carnicero, panadero, etc. Otra implicancia novedosa me resultó la advertencia para hacer política económica: No tiene sentido incentivar al consumo, por si solo no produce beneficio alguno. Solo un mal gobierno lo haría.

    Preguntas
    Milton Friedman concluye en uno de sus trabajos que si las fuerzas monetarias se desatan en una dirección desestabilizadora pueden ser extremadamente poderosas. Ben Bernanke, tomando este concepto advierte que proporcionar un fondo monetario estable es el punto de quiebre entre una recesión y una crisis financiera. ¿No cree usted que en un contexto de imposibilidad de producción, como el que hoy vivimos por el COVID-19 proveer de liquidez al sistema financiero es de suma importancia y cumple un rol algo más protagónico que un medio?

    ¿Cuáles cree que serán los efectos de una nación a la que constantemente se le pongan trabas a la producción y se incentive el consumo?

    ¿Considera que el famoso mensaje de la ley de Say refleja exactamente sus pensamientos en aquel entonces? ¿Qué opina sobre lo argumentado por Jhon Maynard Keynes en la Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero de esta famosa ley?

  34. Resumen: el texto de Say explica como la producción deriva en crecimiento. “es la producción lo que genera la demanda de productos”. Un aumento de la producción o de las cosechas deriva en un aumento del consumo del empresario o agricultor que lo sufrió. Para vender un producto se demanda dinero, que un individuo obtiene ya que previamente vendió su propio producto. Por eso si una cosecha es buena, un agricultor tendrá mas ventas y mas dinero disponible para gastar, por eso una buena cosecha no beneficia solamente al agricultor sino a todas las áreas que verán aumentadas sus ventas gracias a la mayor cantidad de dinero que tiene el agricultor. Es casi imposible que la compra de un productor no se vea afectada por la variación del precio de otro bien. Y de aquí derivan 4 puntos fundamentales, cuanto mas grande y variada la producción mas demanda, lo cual deriva en mas dinero. cada individuo busca la prosperidad del otro, ya que derivara en su propia prosperidad ( ej EEUU con indios) la tercera es que la importación no ocurre en detrimento de la industria nacional, ya que las importaciones se deben pagar con algún bien que termina proviniendo de la industria nacional y por ultimo que se debe estimular la producción y no el consumo.
    Novedoso: lo novedoso para mi del texto radica en que dos puntos. El primero es que aquí se puede ver de nuevo el comportamiento tanto altruista como egoísta del individuo. La persona Desea el bien de la población que lo rodea ya que su finalidad es lograr un aumento en SU nivel de vida y el mismo lo va a conseguir con ayuda de todos los individuos restantes. Y el segundo punto radica en como la llegada de importaciones no afectaría la demanda local, debido a que la ultima es quien con sus ventas de objetos permite el intercambio de los mismos con los bienes importados. Es decir, que siempre que haya importaciones las mismas de un modo u otro se están pagando con bienes producidos en la industria nacional.
    Preguntas:
    1) ¿la industria nacional no se vería perjudicada con la llegada de bienes importados siempre y cuando pueda competir con ellos en términos de precios y costos (sistema impositivo)?
    2) ¿“cuanto más numerosos sean los productores, y cuanto más variada sea su producción, más ágil, numeroso y extenso será el mercado para esa producción” esta afirmación esta basada en la idea de Adam Smith?
    3) cómo bien mencione en la sección de “novedoso”. el hecho de que las personas quieran el bien de la sociedad para lograr una mejora en su estilo de vida, ¿es un claro ejemplo del comportamiento altruista de los seres humanos en el mercado?

  35. Sofía Marinkovic Dal Poggetto
    Nro de Registro: 888766
    Texto: “De la demanda o mercado de productos” (Jean Baptiste Say)
    1- Resumen
    El autor viene a derribar la idea de que las empresas tienen problemas de ventas por problemas de demanda y falta de dinero en la economía. En primer lugar remarca cuál es el rol que cumple el dinero (sirve como medio de cambio entre valores, mantiene el valor del bien en el ínterin pero no tiene un valor intrínseco). Por este motivo, el problema de demanda no puede ser por falta de dinero (que solo tiene el valor de otro bien que se produjo anteriormente) si no que es un problema de producción.
    Solucionar el problema de oferta de un bien estimula al resto de la economía. Es la oferta (la producción) la que estimula la demanda. Si alguien tiene una mala producción y vende menos, tendrá menos dinero (que no es más que la representación de valor de su producción) para comprar otros bienes, por lo que la demanda disminuirá. El ciclo continúa sucesivamente.
    Al toda la economía le sirve que a todos los sectores les vaya bien porque incentivan a sus propias ramas de producción. Lo mismo se puede extrapolar al comercio internacional: a una nación le sirve que las naciones cercanas sean productivas porque la estimulan a ella.
    Dado esto, el autor afirma que un buen gobierno es aquel que incentiva la producción y no la demanda.
    2- Conceptos/novedades
    El texto trae tres conceptos interesantes que vale la pena remarcar:
    a- El rol de la producción. Muestra que la producción es el motor de la actividad económica, solo con sectores productivos pujantes la economía va a estar en equilibrio. Es interesante la explicación de cómo si a un sector le va bien (mal) afecta al resto de los sectores positivamente (negativamente).
    b- El rol del dinero. La moneda solo cumple una función temporaria en el doble intercambio de valores, donde al cierre de las dos transacciones se intercambió un bien por otro. Necesariamente el dinero tiene como respaldo el valor de un bien. Los agentes para comprar bienes con dinero, necesariamente tuvieron que haber conseguido el dinero vendiendo su producción.
    c- La sobreproducción se genera por efectos distorsivos en el mercado (convulsión política, avaricia o ignorancia de las autoridades, o causa extraordinaria). En una situación de libertad de producción es muy difícil que suceda.
    3- Preguntas
    a. ¿Se sigue cumpliendo el mecanismo de que el dinero no cumple ninguna función cuando existen dineros no respaldados por producción (préstamos, créditos)?
    b. ¿No pueden existir recesiones en el lado real de la economía producidas por burbujas especulativas/ desequilibrios en el mercado financiero?
    c. Si bien si una rama produce más afecta positivamente al resto de las ramas ¿la incidencia es igual para todas ellas?

  36. Jean Baptiste Say plantea inicialmente que el dinero no es más que un medio de intercambio por el cual la gente transfiere valores, por ende la falta del mismo nunca puede ser la explicación de la escasez de demanda. El autor va más allá y reconoce que esta se da por la falta de producción y a su vez explica como el buen rendimiento de un mercado le abre el lugar a la venta en otros mercados distintos, por ende es la producción misma la que impulsa la demanda.
    Bajo esta idea Say logra explicar el fenómeno de sobreproducción. La abundancia de un bien tiene como contrapartida la disminución en la producción de otro, es decir, los agentes del mercado que produce menos tienen menores de ganancias y por ende consumen menos.
    Finalmente el autor plantea 4 importantes puntos para concluir con el texto. El primero es que mientras más variada la producción de un país mejor funcionan los mercados. En segundo lugar los individuos están interesados en la prosperidad general, ya que si a una industria le va bien genera demanda de otros mercados. En tercer lugar plantea que la compra de bienes del exterior no es contraproducente con la producción interna. El último punto es que la estimulación del consumo por sí mismo no es favorable para la economía.

    Lo novedoso o importante:

    Es de común conocimiento que en la Teoría General de J.m Keynes se destroza por completo lo que plantea el autor de este texto. Sin embargo me llamó la atención como con el fin de tirar abajo su argumentación se deforma la idea que el plantea.
    Por otro lado me pareció interesante la concepción del dinero únicamente como medio de cambio, el autor deja muy en claro que a su parecer bajo ningún punto de vista el dinero puede generar riqueza y que estimular el consumo como política económica es totalmente fallido.

    3 preguntas que le haría al autor:

    ¿Cual seria su respuesta a la crítica de JM Keynes?
    ¿A su parecer, cual es la medida más efectiva que pueda tomar un gobierno con el fin de impulsar la producción?
    ¿No cree usted en el dinero como un medio de atesoramiento?

  37. Resumen:
    En este texto se explica y fundamenta la famosa Ley de Say: “la oferta crea su propia demanda”. Say nos marca que es la capacidad productiva y el intercambio lo que hacen posible el aumento de la riqueza (no en sentido mercantilista). Todos los medios dentro del intercambio son los que realmente importan en el ciclo económico. El dinero no tiene relevancia, es tan solo un medio de cambio. Los bienes que puede comprar el dinero son a los que se debe otorgarles importancia. Cada valor es fruto de alguna producción, ya sea proveniente de la industria, el capital o la tierra. Así, el autor llega a afirmar que nunca la escasez del dinero será producente de la falta de ventas, sino una escasa producción. Además nos marca que siempre un consumo suplanta a otro, la compra de un producto solo se ve afectada por el valor de otro bien. Por último, Say nos da sus conclusiones: Una producción variada mejora la producción total y los mercados; cada individuo se interesa en la prosperidad del resto (el éxito de uno promueve el de otros); el comercio internacional es bueno porque motiva las producciones; la promoción del consumo no produce beneficio para el comercio, lo difícil es conseguir los medios que brinda la producción.
    A destacar:
    Se destaca la ruptura clara de las ideas Mercantilistas pasadas, como por ejemplo la ruptura de la idea errónea de riqueza como también el fin hacia las promociones de limitar el comercio internacional, notándose un seguimiento de la escuela clásica, de ideas liberales de menor intervención gubernamental por parte del autor.
    El punto que más llama mi atención es la respuesta a la pregunta, ¿Por qué hay casos de sobreproducción? Say dice: “la sobreproducción de un bien determinado es el resultado de que haya superado su propia demanda total, sea porque se lo ha producido en abundancia excesiva o porque se ha restringido la producción de otros bienes”. Así, deja en claro que si hay una baja en la producción de algún bien, ese productor estará teniendo menos ganancias y por eso habrá una baja en la demanda. Además afirma que el causante de esta baja de la producción en ese bien se debe a una situación extraordinaria o a la ignorancia política. Cuando esta ultima tiene fin, la producción y su demanda serán nuevamente equilibradas. Say afirma por ultimo que: “Si existiera libertad de producción, es poco probable que un tipo de producción superara a todas las demás y que sus productos se abarataran en forma desproporcionada”.

    Preguntas al autor:
    • ¿Por qué cree que se difundió tanto su supuesta Ley? ¿Es correcto lo que ella afirma?
    • ¿Qué le respondería a autores como Keynes que creen que el consumo es quien debe incentivarse para reactivar una economía?
    • Ha quedado claro que en la producción NO, pero ¿debería intervenir el gobierno en algún aspecto económico?

  38. Resumen del texto:

    En el capítulo “de la demanda o mercados de productos” de Say analiza porqué la moneda se confunde como lo más importante de las mercancías. Define a la misma como un agente que se emplea en la transferencia de valores. Explica Say, que cuando las personas necesitan del dinero es para comprar otros bienes y buscan deshacerse lo más rápido de él por miedo a que pierda valor, entonces la mercancía más importante son los bienes y productos. Desde el momento en que un producto es creado, abre un mercado paralelo para otros por el total de su propio valor, por lo mismo es que el éxito de una rama promueve al éxito del resto. El deseo a consumir, según Say, está siempre latente por lo que no es necesaria la promoción del mismo sino que lo que se debe incentivar es la industria para que de esta manera, la economía avance.

    Lo novedoso/interesante:

    Me pareció interesante la manera clara en la que explica la paradoja “Es la producción la que genera la demanda de productos” que dio inicio a La ley de Say. Él en su texto explica que el dinero que reciben los comerciantes es usado para comprar otros productos por lo que activa otros mercados. Entonces, a más producción de un bien más compraran en el mercado esos productores, lo que aumenta la demanda de otros productos. No se tuvo en cuenta quizás que ese dinero puede en realidad, ser ahorrado.
    En otra parte en donde se refiere a la importación de bienes, me pareció interesante por el enfoque que propone. Say dice que el importar productos no debería disminuir la producción ni la industria local ya que dichas importaciones son compradas con dinero generado por productos del mercado interno que se exportaron, por lo que entonces el tener abiertos los mercados no debería interferir en la economía de un país.

    Preguntas que le haría al autor:

    – ¿Cree que efectivamente los individuos están interesados en la prosperidad general del resto o actúan con egoísmo buscando su propio beneficio y como efecto secundario beneficia al resto?
    – Usted dice que un buen gobierno debe estimular la producción, ¿Cree que debería ser para todos los productos por igual? ¿Cuál consideraría primordial?
    – En su texto dice que las causas por las que hay abundancia de un bien en el mercado es por medios violentos como la avaricia o ignorancia, ¿Cree que el desarrollo de los productos de mayor tecnología podría ser una de esas causas? ¿Es algo que puede evitarse?

  39. Resumen Say (Rtro: 888661)
    Advierte lo secundario que es el dinero, útil solamente como medio de pago para acceder bienes y servicios pero pensándolo bien ese mismo dinero es resultado de la comercialización de mis bienes. Entonces la producción de un bien requiere de una demanda, y para que haya demanda debe haber tambien producción de los demás (no mas dinero). Si existe una sobreproducción sin salida de mercado se debe a la demanda insuficiente, ello es posible cuando sabemos que dicha sobreproducción implica la restricción en producción de otros bienes, y en consecuencia, los demás no disponen de ganancias para demandar. La solución que se ofrece es libertad de producción, cuando mas seamos libres de producir, mayor será la posibilidad de intercambio y mayores las ganancias mutuas. Pero no bastará con eso, tambien deberá haber interés de todos por la prosperidad del prójimo y contribuir la prosperidad general.
    Lo novedoso
    Me llamó la atención la explicación de «para la producción de un bien, se necesita la producción de otros», más allá de conocer las consecuencias inflacionarias de la emisión monetaria, los productores de querer dinero deberían esperar que el comprador vendiera sus mercancías, y no esperar la inyección de dinero en la economía cuando en realidad lo que quieren son bienes y no dinero. Y tampoco confundir la solución con estimulación del consumo, ya que para más demanda previamente debe haber más producción.
    Tambien es llamativo que la prosperidad será aun mayor cuando en las grandes ciudades por haber mas posibilidad de productores especializados y por lo tanto más demanda. La especialización no solo debe darse dentro de la nación/comunidad, sino tambien con los vecinos ya que su prosperidad nos favorece. Y además tener en cuenta que las distintas ramas deben complementarse, no ocuparse de solo una como puede ser la agrícola, crecerá más con el comercio e industria en vías de prosperidad.
    Preguntas hacia el autor
    1- ¿Puede desatarse una crisis económica con la falla de una sola empresa específica? ¿Podría ser posible la creación de otra para salvaguardar al conjunto de la rama económica?
    2- ¿No cree que la sobreproducción puede solucionarse con la emisión monetaria? ¿O esto generaría mayores problemas?
    3- Ya sabemos que para estimular el consumir primero hay que producir ¿Si alentamos las importaciones temporalmente hasta poseer la capacidad productiva que abastezca toda la demanda doméstica?

  40. Sinopsis
    En el artículo De la demanda o mercado de productos, el economista francés Jean Baptiste Say abarca diferentes temas tales como la importancia del dinero en la economía real, el consumo, la producción, etc. En primer lugar, el autor afirma que es la producción la que genera la demanda de productos. ¿Acaso esto tiene sentido? Pareciese que si ya que es sencillo visualizar de que ningún demandante podría comprar productos si antes no lo hubieran conseguido con la venta de algún bien propio. Es decir, los demandantes antes de hacer esa compra debieron haber estado en el lugar de productores. A partir de este razonamiento podemos deducir que en el fondo la moneda no es más que un agente que se emplea en la transferencia de valores. Por eso, Say advierte de no caer en la falacia de pensar que la falta de ventas se debe a que la moneda es escasa, sino a que los productos lo son. Nuevamente, la moneda no es más que un medio. Mas adelante afirma la importancia de que la comunidad, en su totalidad, tenga un buen periodo económico: ‘cuanto mayor sea la cosecha, mayores serán las compras que puedan hacer los agricultores. Por otra parte, una mala cosecha afecta la venta de todos los bienes’ En otras palabras, el éxito de una rama de la economía promueve el bienestar de las restantes.

    Lo novedoso
    Aunque antes de Say, diversos autores habían escrito sobre el rol de la moneda en la economía real, me pareció brillante su análisis sobre esta ya que no solo analizo su naturaleza ultima -ente que se emplea para la transferencia de valor-, sino que también menciono su escasa eficacia en estimular el desarrollo de una economía. Como afirma al final del texto, el consumo no abre mercado alguno. Por último, no quiero dejar de lado su excelente análisis sobre el comercio internacional. El autor francés deja en claro que la compra e importación de bienes del exterior no va en detrimento de la industria ni de la producción interna o nacional, ya que nada puede comprarse de los extranjeros sino es con productos domésticos que, a su vez, encuentran una salida en este comercio externo.

    Preguntas
    ¿Cuál es su opinión sobre lo que se conoce actualmente como el efecto Cantillon?
    ¿Por qué cree que un gran número de economistas todavía hacen hincapié en el consumo como medio para lograr el desarrollo de la economía? ¿Acaso cree que esto se le puede atribuir a la importancia que todavía tienen las ideas de Keynes en ciertos países -en especial, los países latinoamericanos-?
    ¿Cuál es su opinión sobre la concepción Keynesiana donde el concepto de demanda agregada está totalmente desvinculado de la oferta agregada?

    Tomas Menzaghi – Nro. de registro 894.025

  41. Los empresarios de las distintas industrias afirman que su dificultad no radica en la producción: los productos podrían existir siempre en abundancia, si tan solo tuvieran una demanda o mercado disponible. No obstante, no se puede pretender que otros individuos demanden y paguen por esos bienes, a menos que dispongan los medios para comprarlos. Estos medios surgen de los valores de otros productos que también son fruto de la producción. La moneda es solo un agente que se emplea en la transferencia de valores. Su utilidad se deriva de transferir el valor de los bienes de una persona, para poder comprarle bienes a otra. La falta de ventas no se debe a que la moneda es escaza sino a que los productos lo son. Se sostiene que, desde el instante mismo de la creación de un producto, este abre un mercado para otros por el total de su valor. En toda comunidad, cuanto más sean los productores y variada su producción, más ágil y extenso será el mercado para esa producción. Por su parte, la promoción del consumo por sí mismo no produce beneficio alguno para el comercio. El autor llega a la clara conclusión de que la intensidad de la demanda varía en función de la producción.

    Me pareció novedosa la conclusión final que dice que la intensidad de la demanda general de productos varía en función de la producción. Había escuchado la celebre frase de la ley de Say que dice que “la oferta genera su propia demanda”, pero nunca había leído al autor original (fue muy útil hacerlo para comprender mejor que quiso decir). Por otro lado, me llamo la atención la afirmación que hace al final del texto que dice que “la meta de un buen gobierno debe estimular la producción, la de un mal gobierno el consumo”, porque hoy en día se siguen escuchando funcionarios y gobiernos que buscan “incentivar el consumo”. Finalmente me gustó la coincidencia con Adam Smith respecto al comercio internacional (ambos lo ven como algo positivo que no va en detrimento de la industria), y la justificación que da Say diciendo que lo que se compra del exterior se paga con bienes domésticos.

    ¿Qué conexión tienen sus ideas con las de Adam Smith? ¿Hay coincidencias con la noción de la “mano invisible” cuando Say habla de que “cada individuo está interesado en la prosperidad del resto, y el éxito de cada industria promueve el de todas las demás”?
    ¿A qué se refiere con que “es una buena señal que la actividad sea demasiada para la moneda existente”?
    ¿Un incentivo del consumo no aumenta la producción? ¿Por qué no es recomendable hacerlo?

  42. Resumen
    En el capítulo leído, el autor, expone algo que hoy en día conocemos como “Ley de Say”: es la producción la que genera la demanda de productos.
    En primer lugar, hace algunas aclaraciones con lo que respecta a la moneda existente en un país. Detalla que “no es más que un agente que se emplea en la transferencia de valores”, diciendo que sirve, justamente, para transferir el valor que previamente se obtuvo con la propia producción, a otro productor. Esto es importante para poder llegar a la conclusión de que no es correcto afirmar que la falta de ventas se debe a que la moneda sea escaza, sino a que los productos lo son.
    Luego, desarrolla la idea de que la producción de un producto se guía según la demanda que este tenga, y, que a su vez, el éxito de una rama de la industria promueve el éxito de las demás ramas, ya que implica un aumento de las ventas o intercambios entre los distintos sectores. De ahí, la idea que la oferta genera su propia demanda.

    Qué me sorprendió
    Si bien la Ley de Say es muy conocida, al leer el capítulo me resultaron interesantes ciertos planteos por parte del autor.
    En primera instancia, resalto la idea de que el éxito de una producción promueva el éxito de otras. Creo que el autor hace un recorrido muy claro para mostrar cómo, al menos teóricamente, el hecho de que un sector sufra pérdidas o una reducción de ingresos afecta al resto de la economía al limitar el poder de compra de éste primer sector, y por ende las ventas de los otros.
    Esto a su vez, lleva a otra de las cuestiones que destaco, que es la afirmación de que cada individuo está interesado en la prosperidad general del resto. Contrario a la idea individualista que muchas veces se cree que rige al mercado, Say nos dice que para poder tener éxito a nivel individual es necesario el éxito de quienes tenemos al lado, motivándonos a esperar que su producción sea exitosa.
    Por último, me parece interesante resaltar, sobre todo en un contexto con sociedades tan consumistas como las actuales, la afirmación de que lo importante es lograr que se produzca y no que se consuma.

    Preguntas al autor
    1- ¿Cree que es posible que el éxito de un productor no beneficie necesariamente a su competencia, por ejemplo, si termina obteniendo este el monopolio de esa producción? Cuando ocurre una falla de mercado de este tipo y considerando que cree que el mercado funciona mejor sin intervención, ¿cuál es la mejor manera para un gobierno de afrontarla?
    2- ¿Considera correcto que una nación no impulse una industria nueva, si los productos de ésta puede obtenerlos mediante la importación; o bien cree que debe insertarse como un nuevo competidor en el mercado de tal producto?
    3- Teniendo en cuenta que cree que un gobierno debe estimular la producción y no el consumo, ¿de qué manera debe hacerlo para obtener los resultados deseados? ¿Debe intervenir para estimular o bien debe dejar que el mercado fluctúe libremente?

  43. 1) Say nos dice que un hombre invierte y produce objetos para otros que tengan el poder de compra. ¿Cómo consiguen el poder de compra estos potenciales consumidores? Bueno, con los valores de otros productos sean de la industria, tierra o capital. De aquí la aparente paradoja de que la producción genera una demanda por sus productos. Un vendedor solo puede vender si a sus compradores les ha ido bien, si hubo una mala cosecha los granjeros compran menos porque vendieron menos. El dinero aquí juega solo un rol de intercambio de sus productos a mis productos. Una falta de ventas se debe entonces no a una falta de dinero sino de producción de otro bien. Siempre que haya una sobreproducción de un bien es porque hay una falta de producción de otros bienes. Say hace mención que los impuestos hacen que la producción disminuya al ser dinero quitado a los productores, que a su vez son consumidores. Un buen gobierno estimula la producción, uno malo el consumo. La mejor manera, nos dice, de estimular la producción es a través de la frugalidad, inteligencia, actividad y libertad.
    2) Sobreproducción: La razón por la que ocurre esto puede ser un cambio en la demanda en el que de repente se demandan menos unidades de lo previsto o que simplemente se produce más de lo querido. Ante esto el productor va a tener que o bajar el precio o a estockearse, de ser posible.
    Commodities: es un bien que se comercia en el mercado sin una diferencia de calidad (una vez que supera un cierto estándar) a un mismo precio sin importar de donde venga. Ejemplos son granos como el trigo o la soja, o el barril de petróleo. El precio de las commodities es algo determinante para muchos productores ya que los usan en sus producciones.
    3) ¿Qué hay del dinero que no se gasta y queda como reserva de valor? ¿Ralentiza la economía?
    ¿Qué pasa si la gente, aunque obtenga más beneficios, no consume en mayor medida?
    ¿Cuál sería la diferencia en la teoría entre fomentar el consumo y la producción?

  44. Resumen del texto:
    Jean Baptiste Say, a partir de la premisa de que los empresarios confunden las causas que generan la demanda de sus productos, sostiene que lo que provoca la demanda es la producción. Esta idea posteriormente sería muy criticada por Keynes bajo el nombre de ‘Ley de Say’. El economista y empresario francés profundiza explicando que la moneda, más allá de que sea lo primero que reciben los empresarios al intercambiar sus bienes, cumple el rol de ‘medio’. Pero, en realidad, para intercambiar los únicos medios de compra son los valores (que luego se transforman en dinero). Say ejemplifica con la agricultura explicando que una buena cosecha no favorece sólo al agricultor, a los comerciantes también: “desde el instante mismo de su creación el producto abre un mercado para otros por el total de su propio valor”. En conclusión, los policy makers fallan cuando promueven el consumo porque lo que se debe estimular es la producción.

    Lo novedoso o sorprendente:

    En primer lugar, me sorprendió que Say deja muy claro que no está afirmando que “todo bien genera su propia demanda”, dice: “la sobreproducción de un bien determinado es el resultado de que haya superado su propia demanda total, sea porque se lo ha producido en abundancia excesiva o porque se ha restringido la producción de otros bienes”. En segundo lugar, me parece interesante como argentinos prestar especial atención al siguiente fragmento: “un comerciante establecido en una ciudad rica y poblada tendrá un volumen de ventas superior a uno que se instale en un barrio pobre”. Por último, a modo de opinión personal, me pareció un texto excelente para leer en el contexto actual de esta pandemia debido a que la recesión que comenzaremos a vivir fue generada por un shock de oferta y, se podrían tomar algunas premisas de Say para intentar pensar la recuperación.
    Tres preguntas que le haría al autor:

    1) Afirma: “La moneda no es más que un agente que se emplea en la transferencia de valores ¿Y si el empresario quiere dinero para atesorar y no para gastar en bienes?
    2) Luego, explica que a una nación siempre le conviene la prosperidad de sus vecinos ¿Tener mayor competencia no la podría hacer perder mercados?
    3) Si se quiere lanzar una industria naciente nacional en particular ¿Coincide que es ese momento la importación de bienes del exterior puede ir en detrimento de la industria?

  45. El texto trata de explicar porque la cantidad de dinero no es la culpable en si de una menor cantidad de ventas, si no lo que determina un mayor volumen de esta ultima es la cantidad de bienes y servicios que se produzcan en una economía, ya que el dinero en si es solo un medio de cambio y una escasez del mismo produciría un intercambio de los mismos bienes o truque, o para consumo del mismo individuo. Por eso es que a un individuo le conviene que le vaya también muy bien a la sociedad que la rodea porque así habrá mayor cantidad de vienes y consecuentemente mayor dinero, como así también mayor oportunidad laboral y mayor probabilidad de prosperidad que para otro que vive en una sociedad sin competencia y retrograda. Y que el estimulo del consumo no tiene efecto en si sin una producción en la contraparte. Lo mismo que en una sociedad aplica para países no cerrándose ni prohibiendo importaciones.
    Lo que me llamo la atención fue como explica que la producción genera demanda en el sentido de claridad y ejemplificación, llevándolo a plantear el ínfimo roll en los casos de escasez de dinero y porque se da los casos de abundancia del mismo, y porque a uno le conviene que no solamente le vaya bien a uno mismo sino tiene que alentar y muchas veces le conviene tener competencia. Y de esto último como lo extiende a países donde conviene que les vaya igual de bien a los vecinos y apoyar la industrialización de sociedades arcaicas. También la explicación de la causa del sobrante de dinero dando dos motivos, cuando hay sequias en lugares naturales o intervención del gobierno que no deja fluir el comercio de manera natural donde este la demanda efectiva. Y por último que por muchos años se implementen medidas contrarias al texto en nuestro país teniendo resultados tan malos.
    1) En los casos de escasez del dinero usted plantea que el mismo no juega un papel importante y que los bienes que sobraron serán para consumo propio o trueque ¿Cómo hacer cuando las reservas son de gran tamaño?
    2) Usted dice que el gobierno no debe meterse en el comercio o mercado, pero ¿Como puede hacer para alentar la producción?
    3) Cuando un país lleva mucho tiempo sin alentar la producción y cerrándose al mercado ¿Cómo llevar a cabo dicho proceso? ¿gradual o de shock?

  46. Resumen del texto:

    Ya desde principios del siglo XIX existía el debate entre que se debe fomentar, el consumo o la producción. Desde ese entonces, los empresarios creían que la encases de moneda generaba una baja de demanda en sus productos, a lo que Say responde: el dinero es simplemente el medio de intercambio entre bienes y servicios, y eso no se debe confundir como la causa de la falta de ventas. Es mas bien la producción la que genera la demanda de productos ya que desde su misma creación el producto abre puertas a otros mercados, es decir, «la sola creación de un producto inmediatamente abre una salida para otros». Es por eso que la meta de un «buen gobierno» debe ser estimular la producción y no el consumo.

    Novedoso del texto:

    Me sorprendió la forma en la que Say expone de forma clara y concisa sus argumentos en defensa de la producción y como esta mueve la economía, una lastima que un economista como Keynes haya interpretado de forma errónea la ley de Say generando futuras confusiones en el ámbito académico. También me pareció muy interesante sus conclusiones en lo que respecta el interés general y las importaciones, es una deducción lógica siguiendo sus afirmaciones. El exito de una rama de la industria promueve el de todas las demas y, al mismo tiempo, para poder importar se necesita de la producción local por lo que las importaciones no generan detrimento de la industria.

    Preguntas:

    1) Con respecto a su afirmación «cada individuo está interesado en la prosperidad general del resto», ¿los individuos ejercen su interés de una forma racional o es producto de un «orden espontaneo»?

    2) ¿Que opina acerca de la tergiversación de Keynes sobre su «ley»?

    3) ¿Que políticas publicas considera las optimas para generar un aumento en la producción?

  47. Sinopsis:
    Comienza el texto reflexionando sobre las erróneas ideas que se tienen sobre el dinero. En primer lugar, cuando alguien cree que quiere “dinero” en verdad quiere otros bienes. En segundo lugar, concluye que creer que la falta de ventas se debe a la escasez de dinero implica confundir los medios con la causa.
    Por otro lado, se llega a cuatro importantes conclusiones. La primera, en toda comunidad, cuanto más numerosos sean los productores, y cuanto más variada sea su producción, más ágil, numeroso y extenso será el mercado para esa producción. Además, se sigue naturalmente que los mercados serán más rentables para los productores, ya que los precios suben en la medida que crece la demanda. La segunda, cada individuo está interesado en la prosperidad general del resto, y que el éxito de una rama de la industria promueve el de todas las demás. La tercera, la compra e importación de bienes del exterior no va en detrimento de la industria ni de la producción interna o nacional, ya que nada puede comprarse de los extranjeros si no es con productos domésticos que, a su vez, encuentran una salida en este comercio externo. Finalmente, la cuarta conclusión, la promoción del consumo por sí mismo no produce beneficio alguno para el comercio, ya que la dificultad radica en obtener los medios, y no en estimular el deseo de consumir.

    Novedoso:
    Me pareció sumamente interesante como la meta de un buen gobierno debe ser estimular la producción y la de un mal gobierno el consumo, esta reflexión acerca de las políticas que debe tomar el gobierno me pareció novedosa e importante. Me lleva a cuestionarme que medidas se toman en la actualidad y considero que al contrario de lo que proponía Say, en Argentina se suele incentivar el consumo más que la producción.
    Lo siguiente que me pareció novedoso fue su mirada sobre el dinero y como éste es un “medio” y no un “fin”. Toda la producción es cambiada por moneda antes de convertirse nuevamente en producto. Así, el uso recurrente hace que la moneda se considere como la más importante de todas las mercancías, como el fin y objeto de todas las transacciones, a pesar de que no es más que un medio.

    Preguntas al autor:
    ¿Cómo impacta el comercio internacional y el déficit fiscal? Es correcto interpretar que acorde a lo planteado en el texto, ¿nos encontraríamos siempre en equilibrio?
    ¿Cómo impactan, teniendo en cuenta sus reflexiones, los ahorros guardados? En caso de que los individuos atesoren el dinero que ganan de producir bienes y servicios y no lo gastan ¿rompería el flujo económico planteado?
    Acorde con su idea sobre que, de estancarse la producción, la demanda decrecerá. ¿Qué factor haría que los individuos decidan consumir menos? Si hay una demanda insatisfecha, ¿no será una oportunidad que incentive a otros productores a entrar al mercado?

  48. Resumen
    Lo primero que afirma Say es que, a diferencia de lo que creen muchos empresarios, lo que provoca un bajo nivel de demanda y menores beneficios no es la escasez de moneda, debido a que esta es simplemente un medio de cambio. Para adquirir dinero, es necesario primero vender algo a cambio. Por lo tanto, es la producción la que genera la demanda de productos: si la gente produce y recibe dinero a cambio de esos bienes, puede luego adquirir otros productos, generando demanda. Por esta razón, si a una rama de la actividad le va bien y puede producir mucho, las demás ramas de la producción se verán beneficiadas, ya que los primeros podrán demandar una mayor cantidad de productos. Si los empresarios venden poco, entonces, no es porque la cantidad de moneda sea escasa, sino que los productos lo son.

    Novedoso
    Lo primero que me llamó la atención es que, leyendo directamente al autor, finalmente pude comprender a qué se refiere la famosa “Ley de Say”, mientras que antes me parecía bastante confuso. Además, me sorprendió la claridad con la que expone su argumento, creo que es uno de los autores clásicos más claros que haya leído.

    Preguntas
    1. ¿Cree que el libre comercio puede atentar contra el nivel de producción de una nación? Por ejemplo, si un país importa todos los bienes manufacturados, esto puede desalentar la producción interna de dichos bienes, que de producirse quizás ayudarían a que aumente la producción de valores.
    2. ¿Qué opina de la crisis de los años ’30?
    3. ¿Qué políticas recomendaría en un período de crisis como el que estamos viviendo, en el que debido a cuestiones sanitarias casi no se puede producir?

  49. Resumen
    Say se debate en su texto sobre las razones del problema de la oferta y demanda, sosteniendo que el problema de la producción no radica en la demanda (como aseguran los empresarios) sino en la misma producción. El autor señala que, para poder llevar a cabo su consumo, los agentes precisan dinero, y este lo obtienen mediante la venta de su propia producción en el mercado. Esta relación denota que, en pos de aumentar la demanda, los agentes precisan aumentar sus ingresos y, por tanto, aumentar la producción. De aquí también se desprende el problema del dinero, donde algunos sostienen que aumentando la cantidad de dinero aumentaría entonces la demanda, pero según el autor esto no es más que confundir los medios con los fines. Los agentes desean dinero a cambio de su producción solo para luego cambiarlo por otros bienes de su gusto o consumo personal, el dinero entonces es más bien un medio que un fin en sí mismo y lo que lleva a un aumento de la demanda es un aumento de los bienes. Finalmente, y luego de haber explicado estas relaciones, Say se explaya sobre los últimos conceptos que se desprenden de su postulado como, por ejemplo, que el éxito de una rama de la industria promueve el de las demás o que, a mayor tamaño de mercado, mayores son las probabilidades de prosperidad y, por último, que el éxito de un gobierno no se encuentra en promover el consumo, sino la producción ya que esta última garantiza los medios para el consumo.
    Novedoso
    Lo que más me llamó la atención del texto de Say es el concepto de que la importación de productos del exterior no va en detrimento de la industria nacional, haciendo alusión a que las barreras aduaneras y restricciones no pueden aumentar la capacidad productiva máxima de un país. Lo que creo que no está teniendo en cuenta este concepto es que, primeramente, esta capacidad productiva si puede verse afectada no por no dejarla aumentar, sino por restringirla, cuando se importan bienes que compiten directamente con los nacionales. Por otro lado, (como desde el punto de vista del autor no habría muchos motivos por comprar en el exterior bienes que se producen nacionalmente, por tanto, mi primer critica podría ser refutada) la otra parte que no está teniendo en cuenta esta postura es que, si bien no se puede aumentar la capacidad productiva de una nación, si puede esta ‘reacomodarse’ moviendo sus fuerzas productivas desde una rama hacia otra. Aquí yace la cuestión creo yo, ya que, absolutamente todos los autores coinciden en que existen productos con mayor valor agregado que otros y, por tanto, que contribuyen a una mayor riqueza. Por ende, si un país aplica restricciones comerciales para lograr mover sus fuerzas productivas desde la rama primaria a la industrial (estrategia utilizada a lo largo de la historia por potencias como Japón, EEUU, China y Alemania), sostener que deben derribarse estas barreras comerciales y permitir que los productos extranjeros ya establecidos compitan contra una industria en desarrollo sería atentar contra la riqueza de la nación.

    Preguntas al Autor
    1) Trayendo a alusión el concepto de que el éxito de una rama industrial promueve el éxito de las demás. ¿Cómo tendría en cuenta usted este concepto en un escenario de competencia de mercado en donde existen estrategias como la que llevó a cabo WallMart para instalarse en los nuevos mercados, yendo a pérdida en una franquicia mientras que lo cubría su casa matriz? En este caso no solo no se estarían beneficiando las demás ramas industriales, sino que la misma empresa en cuestión estaría yendo en detrimento propio en pos de un éxito largo placista. Agregado a que la única forma de solucionar este tipo de estrategias desleales es mediante la regulación estatal y no el juego del mercado.
    2) Dado que el dinero es meramente un medio para obtener los bienes que realmente quiere consumir el individuo, por tanto, este pasaría a ser una suerte de ‘tiempo en que tardan unos bienes en convertirse en otros’ ¿Cómo instalaría aquí la cuestión del interés y el manejo financiero? Teniendo en cuenta que, a medida que transcurre este tiempo, el dinero puede verse devaluado, perdiendo así poder adquisitivo y capacidad de transformarse en otros bienes.
    3) Según usted, el problema de la demanda se soluciona con mayor producción y, siguiendo esta línea, a mayor tamaño y competencia de los mercados mayores posibilidades hay de prosperar. Ahora bien ¿Qué opinión le merece que en un contexto de globalización absoluta de la sociedad como vivimos hoy día, donde el alcance de los mercados se ve potenciado y universalizado por los nuevos y rápidos canales de comunicación masivos, las crisis actuales del capitalismo correspondan a crisis de sobreproducción y acumulación por desposesión?

  50. N° registro: 880.754
    Resumen:
    A lo largo de todo el texto el autor propone la idea principal de que es la producción la que genera la demanda de productos. Con esta idea contradice e intenta explicar a los empresarios de la época que sería tan incorrecto realizar un análisis del mercado por el lado de la demanda como afirmar que la falta de ventas se debe a la escasez de dinero.
    Para sostener esto, Say explica que el intercambio se cierra recién cuando se intercambia un bien por otro y el dinero cumple solamente una función intermedia temporaria. Es decir, el dinero solamente funciona como medio para transferir el valor de producción de un individuo hacia otro, para que luego, éste lo utilice para adquirir otro bien. Dicho esto, se puede ver que la causa de una baja de la demanda de un bien no es la escasez de moneda sino la escasez de otro producto (es decir la falta de su producción).
    Por otro lado, piensa que la producción de un bien genera automáticamente la demanda de otro por el total de su propio valor. Asimismo, afirma que la mayor demanda se encuentra en lugares donde abunde la producción y por lo tanto la generación de valor que, dinero mediante, se convertirá rápidamente en demanda.
    También destaca que un productor se va a interesar por la prosperidad de su vecino porque de este modo garantiza que exista la demanda. Esta demanda será proporcionada respecto al total de bienes en tanto no haya rigideces particulares que afecten a la producción y por tanto distorsionen la demanda.

    Conceptos interesantes:
    Me llamo mucho la atención la parte en donde dice “cada individuo esta interesado en la prosperidad del resto” ya que parecería ser una opinión totalmente opuesta a la idea del egoísmo de mercado que tenía Smith. En este caso, la mirada puramente del lado de la oferta hace completamente dependiente a un productor del otro y por lo tanto le parece razonable que uno se preocupe por otro.
    También me pareció interesante el concepto de que un gobierno inteligente incentivará la producción en lugar del consumo (demanda). Si bien esta afirmación se podría leer como una crítica a la intervención estatal a través de políticas de demanda, luego dice que el gobierno debería estimular la producción. Parece también contradictorio con la idea de que el estado debería ser totalmente ajeno a las decisiones individuales de cada agente.
    Asimismo, es interesante el ínfimo protagonismo que le da al dinero dentro de la economía. Lo reduce casi a la nulidad absoluta, excepto cuando habla sobre que debería acompañar al crecimiento comercial como una especie de aceite que facilite el intercambio.

    Preguntas:
    1. Dado el nulo protagonismo que usted le da al dinero y teniendo en cuenta los escritos de Richard Cantillon ¿Cómo explicaría el alza de los precios de las mercancías? ¿Cree que esta variable nominal como el dinero afectaría a alguna variable real de la economía?
    2. ¿Cree que su visión de que cada individuo se interesa por la prosperidad de los demás resulta inconsistente con la visión de Adam Smith?
    3. ¿Qué rol dentro de la economía cree que sería el adecuado para el estado?
    4. Una política monetaria expansiva para estimular la demanda entiendo que sería infértil para usted, entonces ¿qué rol tendría una política como la mencionada monetaria? ¿La medida justa sería una expansión que acompañe al crecimiento de las transacciones para facilitar el comercio?

  51. 1- Al principio del texto, Say sostiene que los productos siempre existirán en abundancia mientras tuvieran una demanda o un mercado en abundancia. Luego, ratifica que a los comerciantes no tenían causas certeras de porque estaban vendiendo ese producto. Llega a la conclusión que es la producción la que genera la demanda de productos, ya que está, es la encargada de generarle los medios para la compra a los consumidores. Afirma que el dinero es solamente un medio, y que es erróneo el pensar que la falta de ventas es por escasez de dinero, cuando lo correcto sería que la falta de ventas es por escasez de productos. Para finalizar el autor nos entrega 4 conclusiones para la afirmación “Es casi imposible que la compra de un bien se pueda ver afectada de no se por el valor de otro bien”.

    2- Los motivos por los cuales sostiene que la producción es la generadora de demanda, fue una de las cosas que más me llamó la atención. El ejemplo de los precios de bienes de Francia hoy son 6 veces más caros que los de Francia en la época de Carlos VI, y casualmente se produce 6 veces más que en aquella época. Otra cuestión, es que debido a que todas las producciones se vuelven moneda previamente a volver a ser producto, esto vuelve a la moneda para la mirada vulgar la mercancía más importante. Por último, la conclusión que me llamó más la atención fue la 3, en donde afirma que las impo. y las expo. no dañan moral o materialmente a la industria laboral. Cuando hay políticas, como el “proteccionismo”, cien por ciento concentradas en medir las importaciones para que no afecte a la industria local.

    3- 1) Sobre la afirmación del principio del texto, en donde sostiene que los productos siempre existirán en abundancia mientras tuvieran una demanda o un mercado en abundancia ¿Cuál es su opinión de recurso que son limitados en la tierra, como el petróleo?
    2) En la conclusión 2, donde dice que cada individuo esta interesado en la prosperidad general. ¿Esto incluye también la prosperidad de su propia competencia?
    3) Teniendo en cuenta la 4 conclusión ¿Usted cree que las publicidades deberían estar enfocadas en que el espectador consiga los medios, en vez de, en el bien que se busca vender?

  52. De la demanda o mercado de productos
    (Texto de Jean Baptiste Say)

    Daniel Perman Numero de registro: 886639

    Resumen
    El autor establece, que los productores venden su mercadería solamente para después comprar otra mercadería. Establece que el dinero es solo un medio de cambio y en si es un medio y no un fin. Say dice que para que haya una demanda tiene que haber una oferta pujante. Destaca que un gobierno que quiera generar desarrollo a su país debe enfocarse en la oferta. Según el autor no importa importar por que esa capacidad de compra nace de producción local, y que la producción de un bien le abre la puerta a la demanda de otros bienes, es decir que mientras mas fuerza productiva haya más bien general habrá en la sociedad, esto en todos los niveles: local, regional, nacional y mundial. Say subraya que la oferta crea su propia demanda.

    Conceptos importantes

    -El primer concepto importante a mi entender es el concepto de valor que trata Say en su texto adjudicándolo a los bienes tangibles y no al dinero (Say no le adjudica la función del dinero como depósito de valor sea por omisión o por desconocimiento ya que en el texto dice:” Cuando el productor le da el toque final a su producto, está ansioso por venderlo de inmediato, por miedo a que pierda valor en sus manos. De la misma manera, quiere deshacerse del dinero que recibe a cambio, ya que también el valor del dinero es perecedero”. Say) en otras palabras el concepto de valor de Say en si es defectuoso, pero a la vez en parte revelador en el sentido que entiende y explica como la producción de bienes generan valor.
    -El segundo concepto de importancia para mi es la interrelación que Say le da a la oferta con la demanda. Como la primera genera la segunda, el concepto es de importancia ya que reconoce que a partir de la producción como medio de valor la gente obtendrá la capacidad de compra que genera en segunda instancia la demanda de los mercados.

    Preguntas al autor (Este caso Jean Baptiste Say)

    1) ¿Si el valor del dinero es perecedero porqué existen los préstamos con intereses?
    2) ¿Cree usted que políticas apuntadas a la oferta pueden darse en el corto plazo?
    3) ¿Siempre lo importado tendrá su equivalente en la producción nacional o hay otras formas de generar valor que pueden generar asimetrías entre los países?

  53. El texto hace incapie en el planteo de Say con respecto a la Demanda, como hacer que crezca y el beneficio de ello. Comienza afirmando que los empresarios cuando ven poca demanda en su producción indican que se debe a un fenómeno monetario, por lo cual piden intervención estatal para aumentarla. Say alejado de esta noción indica que la moneda no es un bien en si mismo sino un medio de cambio, y como tal el medio de cambio siempre va a estar a disposición de quien con el esfuerzo de su producción lo obtenga. Su argumento es que la falta de demanda se debe a la falta de producción, la producción de un bien genera una inmediata demanda para los demás y para si mismo en igual cuantía. La falla de mercado se produce cuando existe sobreproducción de un bien y escasez en otro, pero por el exceso de ganancia que obtendrá el productor del bien escaso los recursos del mercado se orientaran hacia su producción y el mercado la corregirá sin necesidad de intervención estatal.

    En relación a lo novedoso, es llamativo para la época como Say le quita valor al rol del dinero y lo limita a ser un simple medio de cambio, el cual lo interpreta como algo que nadie desea tener, sino que su deseo se debe a los bienes que se pueden consumir con él. También sorprende su afirmación de que no hay que restringir las importaciones ni cuidar el mercado interno, para que se puedan importar bienes previamente se tiene que haber producido internamente los bienes necesarios para obtener el dinero para comprarlos por lo cual, a priori, no debería existir el déficit de balanza comercial.

    ¿Cómo se explica el déficit de balanza comercial que muchos países poseen y cual seria la forma de resolverlos sin una intervención estatal, la cual indica el autor que puede ser perjudicial para la producción?

    Ante un momento de recesión como el actual, en el cual caen tanto el consumo como la producción y considerando que el autor indica que es una mala política la de incentivar el consumo ¿Cuál sería la política correcta para hacer crecer la producción sin incentivar el consumo?

    Considerando que el dinero solo es deseado con el fin de comprar otros bienes ¿Cómo se explica la propensión a ahorrar que poseen los individuos?

  54. Resumen:

    En su texto, Say proclama que lo que genera la demanda de un producto, es la producción de otro. Entonces, cuando alguien crea un producto directamente está abriendo un mercado para otro bien, implicando que la prosperidad de un mercado es beneficioso para el resto. Es por eso que Say señala que el objetivo de los productores no es incrementar su stock de dinero, sino obtener algún producto a partir de lo que ellos elaboran. A su vez, él identifica al dinero como un medio del cual los individuos se hacen temporalmente para conseguir otro producto. También aclara que la falta de ventas se debe únicamente a una escasez de otros productos, no a una escasez de dinero dado que es un medio reemplazable por sustitutos. Por último, plantea que incluso la importación de bienes es provechosa para una nación, debido a que implica una transacción de bienes con dicho país.

    Lo que llama la atención:

    Lo interesante del texto de Say es que según su concepción, toda política monetaria tiene un efecto nulo sobre el nivel de demanda ya que el volumen del dinero en circulación no la afecta, y lo único capaz de traccionarla es el aumento de la producción.
    Otro de los conceptos llamativos es su mirada sobre el mercado externo. Desde su perspectiva, toda transacción de importación tiene su contrapartida en una transacción de exportación, lo cual implicaría que el comercio con otras naciones al fomentar la producción también repercute de manera positiva en términos generales.
    También es llamativa su premisa de la demanda infinita de los consumidores, lo que lleva a la imposibilidad de alcanzar la sobre-producción, basada seguramente en el concepto de insaciabilidad, el cual es utilizado como una abstracción teórica con dudoso correlato en la empiria.

    Preguntas:

    1) Si el aumento del dinero en el mercado no va a generar cambios en la demanda, cómo afectaría la reducción de la tasa de interés al consumo? ¿Qué ocurriría si se da un aumento del promedio de los salarios reales producto de políticas de salarios mínimos?
    2) ¿Cómo es posible explicar la crisis de 1920 en los EEUU en la cual, debido a la gran capacidad productiva de la industria y el sector agropecuario se inundó el mercado de productos generando la caída generalizada de los precios, si siguiendo lo esgrimido por Say esto debiera ser imposible?
    3) ¿Qué ocurre con aquellos productos que no satisfacen debidamente las necesidades de los consumidores, y no tienen una buena recepción en el mercado? Si todos los productos encuentran su propia demanda, no podrían existir productos que fracasen.

  55. Registro: 894554

    Resumen:

    En el texto leído, Jean Baptiste Say desarrolla la idea de que “toda oferta genera su propia demanda”. La idea relaciona en que si una región (ciudad, provincia, nación) tiene un alto nivel de producción, esta en consecuencia tendría un alto nivel de demanda de productos, debido a la riqueza generada por la producción de esos bienes. Por el contrario, en los lugares en donde escasea la producción, la población tendrá una escasa demanda de bienes. Con esto, el autor indica que los esfuerzos de las naciones no deberían estar en el incentivo del consumo, sino que deberían estar depositados en el incentivo a aumentar la producción y en consecuencia, de la oferta. Además, el autor le da un valor meramente de trueque al dinero, diciendo que este solo es buscado en la necesidad de usarlo nuevamente para la comprar otros bienes, y que por consecuencia se puede deducir que la riqueza de los individuos reside en su capacidad de producción de valor.

    Novedoso:

    Lo novedoso de las ideas desarrolladas por el autor es, por un lado, la relevancia que le da a la oferta por sobre la demanda para un mejor desarrollo económico y, por otro lado, el mero valor de trueque de la moneda. En la primera idea, lo novedoso reside en la relación lógica que desarrolla Say para que el incentivo político hacia la producción de valor, en consecuencia un aumento de la oferta, esté acompañada por un desarrollo teórico y no por suposiciones escasas. Por el otro lado, el simple valor de trueque que tiene la moneda, rompe con el concepto de esta como factor de acumulación de riquezas, que particularmente residía en la corriente mercantilista, para darle este concepto a la producción de valor real.

    Preguntas:

    Si el dinero sirve como bien de trueque entre otros bienes ¿Los ahorros acumulados en este bien se podrían considerar como un trueque aún no concretado?

    Si una región se encuentra en una recesión y en consecuencia un nivel de consumo muy bajo dado la escasa riqueza de los individuos ¿Sería la respuesta más eficiente un incentivo a la oferta? ¿Por qué?

    Al haber una producción escasa y, según lo desarrollado, una demanda también escasa en distintas regiones a tal punto que los comerciantes tienen incentivos a moverse a regiones más ricas ¿Qué respuesta podrían tener estas regiones para mejorar su condición? De no tener respuesta estas regiones ¿No se estaría generando una aglomeración poblacional excesiva en las regiones más ricas?

  56. Resumen.

    En su ensayo, J.B Say afirma que si bien los empresarios de forma no informada aseguran que “los productos existirían en abundancia, si tan sólo tuvieran una demanda o un mercado disponible”, la causalidad es al revés: “es la producción la que genera la demanda de productos”. Esta afirmación es conocida como la Ley de Say, que explica que toda oferta genera su propia demanda. Asimismo, Say destaca el rol de los precios relativos para mantener el equilibrio en los mercados: afirma que por ejemplo si se produce un exceso de oferta en un mercado en particular, se debe a un exceso de demanda en otro mercado al mismo tiempo y los precios relativos aumentarán para corregir el desequilibrio. Respecto de los precios relativos, Say asegura que únicamente el valor de otro bien afecta la compra de un producto.
    Say desprende algunas conclusiones muy relevantes en su argumento, como que las transacciones con el resto del mundo no perjudican a la producción nacional, ya que nada puede importarse si no es que al mismo tiempo se están demandando productos domésticos en el sector externo. Además, el autor observa que la prosperidad va en aumento con mercados crecientes, de modo que el objetivo de un buen gobierno debe ser estimular la producción, y no el consumo.

    Lo novedoso/relevante.

    Me pareció interesante la postura del autor acerca del rol del dinero en la economía. Según Say, el dinero tiene como único fin servir como medio de compra: aún cuando el objetivo de obtener dinero es atesorarlo, la intención detrás de esta acción siempre es emplearlo en alguna compra, ya que no es más que un agente que se emplea en la transferencia de valores. Asimismo, el autor desliga a la escasez de dinero como la causa directa de la falta de ventas, ya que asegura que los comerciantes pueden con total facilidad encontrar sustitutos del dinero que sirven como medio de intercambio o moneda, ya sean billetes bancarios, write offs, y otros. De acuerdo a su postulado en este capítulo, la causa de la falta de ventas en verdad es la escasez de productos.
    También me llamó la atención que la Ley de Say puede considerarse como uno de los primeros intentos en la historia del pensamiento económico de aproximarse al problema de equilibrio general en la economía. Aún si estos postulados fueron realizados desde una perspectiva bastante agregada y de forma muy intuitiva, son una pieza clave de los modelos macroeconómicos mainstream en la actualidad.

    Preguntas al autor.

    1) ¿Qué soluciones propondría ante una situación de desempleo de los recursos productivos?
    2) Con respecto a que “cada individuo está interesado en la prosperidad general del resto”, ¿es correcto encontrar una complementariedad con la tesis de la mano invisible de Adam Smith, ya que podría pensarse que el interés egoísta de cada productor en verdad está impulsado por la necesidad de adquirir otros productos que no produce?
    3) ¿Cómo se adapta la Ley de Say a las preferencias de los consumidores y a las señales de mercado?

  57. RESUMEN
    Say ve que comúnmente los empresarios se equivocan al creer que una demanda baja se debe a escasez del dinero. Sostiene que al ver constantemente a la moneda en las transacciones se tiende a pensar que es el fin, pero en realidad no deja de ser el medio de cambio de los bienes. Los productores producen para vender sus bienes y con ese dinero poder comprar otros bienes, no por la satisfacción que les genera la tenencia de dinero.
    Por lo tanto define que “es la producción la que genera la demanda de productos”, mostrando que si por ejemplo un agricultor produce más, su aumento en el ingreso provocará un aumento en la demanda proporcional de bienes de otras ramas. Entonces cada individuo debe estar interesado en el aumento de la producción de las demás actividades.
    Adicionalmente, cree que la sobreproducción se da porque la producción de determinado bien creció más que la de otros. Si no se hubiera dado esa disminución en la producción de otros bienes, no hubiera existido la sobreproducción.
    INTERESANTE
    Me interesaron algunas de las conclusiones a las que llega Say. Dice que cada individuo está interesado en la prosperidad del resto, ya que una mayor producción llevará a un aumento en la demanda de las demás actividades. Esto lo veo asociable a lo que analizamos anteriormente de Adam Smith en la Riqueza de las Naciones, donde cree que a pesar de la faceta egoísta de las personas, sus decisiones de inversión serán las mejores para la economía en su conjunto.
    Adicionalmente, Say muestra que para un comerciante es más importante la producción que hay dentro de la sociedad en la que se encuentra que el nivel de competencia que pueda haber. Será mejor ubicarse en una gran ciudad que en un rincón remoto donde, si bien no hay competencia, tampoco tendrán ventas.

    PREGUNTAS
    En momentos de recesión en países desarrollados, no cree que una política expansiva pueda generar un aumento en la producción al menos en el corto plazo?
    Cuando sostiene que un aumento en la producción llevará a que aumenten las demandas de otras actividades en igual proporción, se debe suponer que los individuos consumirán todo su ingreso en ese momento?
    Propone alguna acción por parte del gobierno ante caídas del producto?

  58. Say breve resumen:
    Me parece que es importante destacar que establece muy bien la diferencia entre el dinero como medio y como causante de la demanda. Este sirve, tan solo, para facilitar el intercambio de bienes producto de la división del trabajo y por lo tanto no puede ser la causa, sino más bien, un vehículo cuyo recorrido finaliza cuando adquirimos otros bienes. Sucede así porque en definitiva el dinero se obtiene transaccionando, ofreciendo bienes que deseen otros y solo a partir del intercambio indirecto (bienes por dinero) estamos en condiciones de demandar productos. Llevándolo al extremo puede verse claro en una economía tipo Robinson Crusoe, en donde, el individuo para poder comer primero debe pescar y no al revés. En esta línea argumental la demanda no escasea, lo hace la oferta de bienes. Por lo tanto, para poder demandar, primero hay que crear valor, encontrar un mercado que lo desee y, en la medida que crezca la producción también lo hará el mercado, el cuál facilitará las ventas generando así un círculo virtuoso que desparrama el ingreso a diversas ramas de la industria y el comercio.
    Destacado:
    Conocía la “ley de Say” y entiendo que su relevancia también radica en que si se considera como válida, hiere de gravedad la obra de Keynes, quién en los primeros capítulos de su Teoría general levanta este argumento aludiendo que es diferente. Además, me pareció detectar una dosis de filantropía cuando dice “…cada individuo está interesado en la prosperidad general del resto, y que el éxito de una rama de la industria promueve el de todas las demás…”. Me queda la duda quizás si el interés en el resto es producto de que se ven aumentadas las posibilidades de que florezca la propia industria o simplemente, como decía Smith, por la belleza que desprende contemplarlo.
    Preguntas:
    Bajo estabilidad de precios y con gran capacidad ociosa en la producción: ¿cree que en este caso un shock de demanda aumente el ingreso nacional?
    ¿Qué opina de la actitud que adoptan los individuos respecto a la sociedad en la que interactúan? ¿Son altruistas o egoístas?
    ¿estoy en lo cierto si digo que sus ideas son compatibles con las de Bastiat?

  59. Resumen:
    La idea central propuesta por Say es que el eje dinámico de la economía de un país pasa por la oferta. En este sentido, sigue la línea de Adam Smith al afirmar que cada individuo se ve beneficiado por la prosperidad general del resto, del mismo modo que el éxito de una rama de la industria promueve el de las demás. Propone analizar las transacciones como intercambios de bienes, apuntando a que una mayor producción de bienes conllevará un mayor nivel de bienestar en el agregado de la economía. Hay una inercia desde la oferta hacia la demanda, dado que el modo del consumidor de acceder a una canasta de bienes no es sino a través de la producción de otros bienes. Remarca que cuando el gobierno modifica la distribución inicial de la riqueza, lo que está efectuando es una quita al productor para dársela a otro. Estableciendo que la meta de un buen gobierno ha de ser la de estimular la producción y no el consumo, ya que este último en sí mismo no constituye un avance para la economía.
    Lo sorprendente:
    Say hace énfasis en que la única manera de que una economía avance es incrementando su capacidad productiva. En los textos que venimos leyendo, es la primera vez que aparece esta noción que cuenta hoy en día con suma vigencia. Hoy en día, el campo económico tiene internalizado el hecho de que, si todo el ingreso de una sociedad se destina al consumo, en el siguiente periodo la producción se verá reducida por el deterioro en la infraestructura, sucediendo lo mismo en los periodos subsiguientes. De este modo, la única vía para que se mantenga o aumente la oferta en una economía es a través de la inversión en bienes de capital. En efecto, si una economía presenta un alto grado de inversión, tras cada periodo contará con una mayor capacidad productiva y los individuos podrán acceder a una mayor canasta de bienes y servicios. El máximo ejemplo de ello en las últimas décadas lo constituye China, que en base a altísimos niveles de inversión ha sido la economía que más creció.
    Preguntas
    1. ¿Considerás que el gobierno debe intervenir sobre el consumo en un contexto de baja de la demanda por el atesoramiento de dinero para retomar el nivel natural de actividad?
    2. ¿Pensás que el volumen de la base monetaria incide en el nivel de intercambios en una economía?
    3. ¿De qué manera debe el gobierno estimular la producción?

  60. 1) El autor comienza el texto resaltando la principal discusión del capítulo: las características de la demanda y su relación a la oferta. Además, establece una proposición principal: ante al falta de demanda, se suele apuntar a una escasez de dinero que debe ser contrarrestada para mantener la demanda creciente.
    Para intentan clarificar esta proposición que ignora ciertas características fundamentales de la demanda, Say estable, primero, que el dinero es neutral y tiene un objetivo meramente transaccional. Con este principio, Say muestra como los problemas de una demanda estancada se deben no a una escasez de dinero, si no a una escasez de producción.
    Siguiendo con este razonamiento, Say muestra como la escasez del dinero no obstaculiza realmente a una demanda de productos creciente. Así, el problema de un mercado con demanda decreciente se resuelve con la conclusión de que existe una caída en la producción de otro producto, perjudicando así las ganancias y disminuyendo la oferta. Say señala que son las restricciones a la oferta lo que causa una demanda deficiente. Así, el crecimiento económico está atado a una expansión real de la oferta.
    Finaliza el texto discutiendo las conclusiones que este razonamiento permite desarrollar, tal como que el estímulo a la demanda es fútil frente a una oferta estática, de los principios que una economía debe tener para que la oferta no se vea limitada, de cómo la cantidad de productores permite una mayor demanda, etc.

    2) Lo novedoso que encuentro en el texto es el tratamiento de las cuestiones de la demanda, y, sobre todo, cómo esta puede crecer. Es muy interesante el enfoque planteado por el autor acerca de la necesidad de un crecimiento de la oferta real, y no solo expandir la oferta monetaria. A su vez, señalar la naturaleza meramente transaccional del dinero permite poner el foco en cómo ésta naturaleza afecta la dinámica de la economía, y, correcta o no, pone a la discusión económica a un nuevo nivel más allá de las discusiones de autores anteriores. Con esto, creo que Say trae discusiones que hasta el día de hoy se siguen debatiendo en la disciplina económica.

    3) Las preguntas que le haría al autor son:
    ¿Cree que el patrón oro debería ser retomado por la economía mundial?
    ¿No ve en la restricción de la oferta monetaria una posible causa de deflación de los precios?
    ¿Qué sucede ante una población que crece a mayor velocidad que la producción lo hace? ¿Y a un nivel nacional, como, por ejemplo, en una nación de Tercer Mundo estrictamente agrícola?

  61. Jean-Baptiste Say : Tratado de Economía política capitulo XV

    Resumen :

    En este capitulo, Jean-Baptiste Say nos plantea el asunto de los medios para comprar objetos en los mercados. Según él, una ley que puede parecer paradójica aparece. Esa ley es comúnmente conocida como la ley de Say : «toda oferta crea su propria demanda». Es decir que todo individuo tiene que producir algo para obtener la valor de su producción en dinero y así comprar otros objetos de valor. Con su oferta, el individuo crea su proprio demanda personal en diferentes mercados. De hecho, el dinero/la moneda es solamente el modo de intercambio temporal de la valor creada.

    Por ejemplo, si hay un objeto muy abundante que no se venda bien, el individuo quien lo produce podría aceptar un pago directamente con objetos de valor que le interesan. Es decir, un producto vendido abre a un individuo otros mercados que valen la valor total del primer objeto. La producción cree una salida par otros productos, pues, más producción equivale a más variedad en terminos de productos y más consumo. El autor concluye con esto : los estedas deberían animar a producir más, y no consumir más.

    Lo novedoso/interesante :

    Me pareció interesante la idea de que una sociedad podría prescindirse de dinero para realizar intercambios comerciales a pequeña escala. Ya que cada individuo que produce crea su propia demanda, entonces me parece interesante imaginar, como lo hace el autor, una sociedad más basada en el trueque, una forma más múltiple de economía. Ademas, me pareció novedoso la diferencia de discurso entre Say y Adam Smith. Say está lejo de la idea de éxito personal/beneficios de Smith mientras que vivieron en la misma época.

    Preguntas al autor :

    Usted habla de la creación de demanda porque los individuos están produciendo objetos. Pero que pasa cuando hay un monopolio de individuo o empresa sobre un producto/mercado ?

    Comó gestionar el asunto de los productores extranjeros ? Están produciendo objetos y les venden en mercados espicificados pero comó estar seguro que van a consumir en el país y no en suyos.

    Podría ser imaginable una sociedad sin dinero, solamente basada en el trueque ?

  62. Lo que explica el autor en el texto es la importancia de la producción para generar demanda, que la falta de dinero no genera falta de la misma, sino que lo que la genera es la falta de oferta. Sostiene que nadie podría demandar un producto sino se vendió previamente.
    Al dinero lo toma como un medio de intercambio, ya que el productor no quiere el dinero en sí, sino que lo utilizara para obtener otros bienes.
    Say concluye que cuanto más productores y más variada la producción, más ágil, numeroso y extenso será el mercado para esa producción (mayores beneficios para los productores, los precios aumentan cuando aumenta la demanda); el individuo está interesado en la prosperidad general, el movimiento de una industria, genera movimiento en las otras; los buenos gobiernos fomentaran la producción y no el consumo ya que no produce beneficio para el comercio.

    En un país subdesarrollado, ¿cómo serían las políticas para fomentar la producción?¿no cree que la importación de bienes no perjudicaría al desarrollo de la misma?
    Ante la aparición de un Monopolio, ¿Qué medidas se tomarían?.
    ¿Qué opina sobre el ahorro?

  63. • A partir de la queja de los productores por los inconvenientes ,causas y circunstancias de la demanda de los productos, Say explica la idea de que la producción es la que genera la demanda de productos. Para los productores el inconveniente está en la escasez de dinero, pero Say muestra como el problema no es la moneda, ya que esta no es más que un medio e independiente de ella, siempre y cuando los productos existan, se pueden intercambiar, pues al fin de cuentas siempre se intercambia un bien por otro. Por lo tanto la falta de ventas se debe a que los productos son escasos y no la moneda. Dice también, que la sola creación de un producto abre la salida para otros, en consecuencia, entre mas numerosos sean los productores más extenso sera el mercado, y de igual forma, el éxito de una rama de la industria promueve el de todas las demas. Concluyendo así, que la intensidad de la demanda varia en función de la producción.

    • Leí una noticia que cuenta como en algunas ciudades del campo (Colombiano), se incentivó la practica del trueque nuevamente, pues debido a la situación actual, y al incremento de los precios, las personas no cuentan con suficiente dinero para comprar alimentos, entonces recurrieron por ejemplo a dar frutas a cambio de productos lácteos. Lo que me pareció interesante, es ver a través de esta noticia como resulta cierto algunas cosas que dice el texto, por ejemplo, que el dinero es efectivamente solo un medio, que la escasez de moneda en las ventas no representa un problema, ya que los vendedores aceptan pagos en especie para su propio consumo, y ademas que si existen los productos el intercambio igual puede darse, pues las personas compran los objetos que necesitan con el valor de sus propios productos.

    • ¿A la hora de abrir el comercio externo que es lo más importante a tener en cuenta para no afectar la producción interna?
    • ¿Como estimularía en el contexto de hoy la producción?
    • ¿Seria correcto regular el consumo hoy, teniendo en cuenta que según Ud, este no produce ningún beneficio para el comercio ni abre mercados?

  64. 878283
    1.- Para Say es la producción la que genera la demanda de productos, por ejemplo, la demanda de bienes que puede hacer un agricultor es en función de lo que el haya producido con el fin de intercambiarlo por los bienes que desea. Con la intervención del dinero se sigue el mismo criterio, en el cual cada persona obtiene en dinero el valor de lo que haya producido, transformados en dinero solamente en forma temporaria. El autor no cree que la falta de ventas se deba a la escasez de dinero. El hecho de que la producción sea cambiada por dinero para obtener otros productos hace que las personas se confundan y crean que el dinero es más importante que la producción cuando el dinero es apenas un medio de cambio. Con lo cual la escasez viene del lado de la producción, por otro lado, es una buena señal cuando la actividad es demasiada para la moneda existente. La moneda tiene el rol de intercambiar un bien por otro, el productor desea vender lo más rápido posible su producción por miedo a que pierda valor, lo mismo pasa con el dinero con lo cual estará interesado deshacerse de él obteniendo otros bienes. El éxito de una rama del comercio provee medios de compra más abundantes, abriendo un mercado para los productos de las demás ramas. Por otra parte, la recesión en un canal del comercio afecta a todos los mercados. Para el autor la sobreproducción es el resultado de que se ha superado la demanda total por dos motivos, se lo ha producido en abundancia o se ha restringido la producción de otros bienes. Cuanto mas numerosos sean los productores y cuanto mas variada sea su producción, más extenso será el mercado, además serán mas rentables ya que los precios suben en la medida que crece la demanda. El éxito de una rama de la industria debe promover las demás industrias. La importación de bienes no va en contra de la producción local ya que nada puede comprarse en el extranjero si no es con productos domésticos. La promoción del consumo no produce beneficio ya que la dificultad esta en obtener los medios. La creación de un nuevo bien implica la apertura de un mercado para otros productos mientras que la destrucción de un producto es la eliminación de una salida para otros bienes. En conclusión, la demanda general varía en función de la producción.
    2.- Me llamo la atención el texto de Say debido a que puedo encontrar algunos aspectos en los cuales se asemeja con Adam Smith, por ejemplo, cuando dice que el éxito de una rama del comercio o la industria beneficiara a las demás ramas. Y también cuando dice que la intervención del estado como consumidor esta eliminando una salida de la producción debido a su rol como consumidor que no genera valor o producción, con lo cual intuyo que esta en contra de la intervención del estado y aboga por la libertad del comercio. Me parece interesante la perspectiva de Say en cuanto a que es la producción la que genera demanda y cuando esta no se da así es por la satisfacción de la demanda o por las restricciones en la producción.
    3.- ¿Es la importación un factor negativo para la prosperidad de una nación?
    ¿Cómo se podría resolver el problema de la sobreproducción?
    ¿Qué opina de la emisión de dinero que no esta acompañada por el crecimiento de la producción?

  65. RESUMEN:
    A lo largo del texto, Say afirma que no es la demanda que determina la producción sino que por el contrario, es la producción la que determina la demanda. Considera que una nación que produzca todo tipo de bienes, generará una demanda suficiente de los mismos según sus costumbres y hábitos. El autor confía en que el dinero no tiene valor por sí, y que sólo sirve como unidad de cambio entre los productores y compradores. Esto es, el productor recibe dinero con el cual comprará bienes a otro productor de un producto que lógicamente él mismo no produzca. Así, el bienestar personal aumenta el bienestar del otro, dado que al haber más bienes en la economía, significa no sólo más oferta, si no una próxima mayor demanda de bienes, que deriva en un crecimiento de la economía.

    NOVEDOSO:
    Lo que me llama la atención del texto de Say es que es sencillo de leer y con conceptos super entendibles. Además, es bueno ver la concepción del dinero que usa, posiblemente dando una de las primeras explicaciones sobre el uso y la finalidad propia del dinero. El hecho de invertir la relación de causalidad en modelos de producción/consumo también es algo llamativo que si bien se conoce normalmente por las críticas a la conocida Ley de Say por Keynes años más tarde, es bueno leerlo a Say para comprender los fundamentos de la misma, el contexto en el que escribió y a su vez, su forma de justificar lo propuesto. Finalmente, su postura frente a las importaciones también es novedosa, ya que considera que toda importación tiene como contrapartida un consumo o producto local (porque digamos que de algún lado sale el dinero)

    PREGUNTAS:

    ¿Qué ocurre si una vez producido un bien, por razones externas no se consume?
    ¿Cómo funciona para mercados nuevos donde la gente no sabe qué es el bien producido?
    ¿Qué pasaría si las importaciones pudieran ser bienes finales que reemplacen los bienes producidos localmente y no sólo sirvieran como insumo para la producción? ¿También consideraría que tienen su contrapartida en un bien local?

  66. Resumen
    El autor desmiente la idea de que mientras exista demanda, la producción acompaña. Un vendedor no quiere dinero, en realidad, quiere otros bienes. El dinero solo sirve para transferir el valor del producto de los bienes de uno mismo. Cuando yo vendo o produzco, transformo el valor de esos bienes en dinero de forma temporaria, luego lo utilizo para adquirir otros bienes. Al transformarse rápidamente la producción en dinero, se confunde medio con causa, esta importancia dada al dinero lleva a creer que las pocas ventas se deben a los escases del mismo, cuando en realidad se debe a la falta de producción. La creación de un producto abre un mercado para otros, porque al querer venderlo y luego utilizar el dinero obtenido, estarías adquiriendo otro bien. Por eso una buena producción no solo favorece al productor, sino, a todos los agentes de la economía, la causa del consumo es la producción, por eso estimular solo al consumo, sin aumentar la producción no favorece en nada porque no abre el mercado para otros bienes, justo lo contrario. La prosperidad se logra cuando la producción excede al consumo. El exceso de oferta de algún bien se debe a que este supero a su demanda, ya sea por la excesiva abundancia o porque la disminución de producción de otros bienes ha afectado las ganancias y se consume menos, esto último debido a malos manejos por ejemplo de nuestros gobernantes. En un contexto de libertad de producción, este exceso de oferta por un lado y escases por el otro, no existiría. Tampoco es cierto que el comercio exterior perjudique a la industria nacional, puesto que importamos con el valor de la producción nacional y luego esta, también encuentra demanda afuera.

    Importante
    Lo que me resulta relevante es como nociones tan básicas y claras son aun discutidas en la actualidad, sin ir más lejos, frases recurrentes como “incentivar el consumo” o “ponerle plata en el bolsillo a la gente”, cuando claramente si los papelitos no tienen que comprar, de nada sirven, el ejemplo perfecto lo tenemos hoy, con la pandemia, donde a un contexto de contracción en el mercado de bienes (caída de la producción) se le suman estímulos monetarios (incentivo artificial en la demanda), pasan los años y la confusión entre causa y medio con respecto al dinero prevalece. También me llama la atención la idea acerca de que al individuo le interesa la prosperidad del resto, ya que eso le garantiza mejores condiciones a él también. Por último, y siguiendo la línea de que todos nos beneficiamos, me parece importante cuando el autor resalta que no tiene sentido dividir a las naciones en agrícolas, industriales, etc., debido a que la prosperidad de la agricultura beneficia a la industria y comercios, y el éxito de estas últimas también contribuye a la agricultura.

    Preguntas
    1- En un contexto de incertidumbre donde la gente quiere hacerse de dinero y esto posteriormente provocaría un derrumbe en el consumo, ¿Cree correcta la implementación de medidas de incentivos de la demanda vía inyección de liquidez para contrarrestar el efecto nocivo descrito anteriormente?
    2- Si las economías prosperas son las que mas producen y entendiendo a un bajo nivel impositivo como método para fomentar la oferta, ¿Cree que se deberían eliminar todo tipo de gravámenes a la producción?, en caso de que no, ¿Qué utilidad encontraría en el cobro de dichos impuestos?
    3- ¿Usted cree que, sin esta valoración de la gente por el dinero, es decir, muchas veces sin entenderlo como un mero medio de transferencia de valor, a esto le seguiría un nivel de gasto aun mayor, o lo que es lo mismo, un menor atesoramiento?

  67. RESUMEN
    El autor, en este capítulo, afirma que si bien existe la demanda de la población, ésta, para ser satisfecha debe intercambiar su producción por otra. Es por eso que es la producción la que genera demanda. Expone que el dinero solo funciona como medio, y al tener un valor perecedero, el propietario desea intercambiarlo por producción. Es por esto que el éxito de un determinado sector de la economía beneficia a el total.
    Por otro lado, argumenta que los casos en que los bines no pueden ser intercambiados se deben a que, o se ha superado la demanda total del bien, o que se han restringido otros bienes e imposibilita el intercambio. Por eso el estado debe dejar que el mercado actúe de forma libre.
    NOVEDOSO
    Cuando explica que se puede superar la demanda total asume que existe un techo natural de esta, que por mas que se incentive no subirá mas en un tiempo determinado.
    Asegura que la importación de bienes no actúa en contra de la industria nacional, ya que ésta es pagada con producción local.
    PREGUNTAS
    ¿Cómo justifica la existencia del dinero que actúa como bien y no como medio?
    ¿No puede una nación prosperar si los niveles de moneda crecen más que el nivel de producción de bienes?
    ¿Cómo caracterizaría al mercado actual de nuestra nación?¿Qué medidas tomaría para que pueda considerarla una economía afluente?

  68. DE LA DEMANDA O MERCADO DE PRODUCTOS

    Para muchos empresarios de la industria, no es complicado la producción de bienes sino encontrar la demanda que permita acelerar las ventas y mantener el precio. Para evitar que se reduzca la misma no debe haber escasez de moneda. Para el autor esto es confundir el medio con la causa, no disminuye la demanda porque haya escasez de la moneda, como la misma es utilizada como un medio para comprar otros bienes, lo que escasea es la producción de los otros bienes que se desean adquirir.
    Cuando se crea un producto se espera comercializar rápido así como, cuando se tiene dinero se espera deshacerse de el para que no se desvalorice.
    La sobreabundancia de un bien se debe a la imposibilidad de poder producir otros. En el global de la economía si se suman todas las perdidas y las ganancias de los bienes se netearian.
    El autor considera que
    1. Los precios suben por más demanda, no influye ningún tipo de comportamiento humano. El mercado prospera con más productores y más variación de productos
    2. Cada individuo piensa en la prosperidad general y todas las ramas se promueven entre si.
    3. La importación no afecta a la economía local, porque se intercambia por productos locales.
    4. No se debe incentivar el consumo, solo la producción de bienes.
    Lo novedoso:
    La inclusión de temas tan novedosos como la balanza comercial pero la omisión de la parte financiera para la explicación del auge o estancamiento de la economía. Asimismo, como a pesar del razonamiento inconcluso sobre las variables económicas y políticas que modifican la economía permite a los lectores comprender las consecuencias que se generan ante una mala política en el plano laboral.

    Resumen:
    El texto trata sobre lo problemático que es encontrar la demanda que permita acelerar las ventas y mantener el precio. Para evitar que se reduzca la misma no debe haber escasez de moneda. Para el autor esto es confundir el medio con la causa, no disminuye la demanda porque haya escasez de la moneda, como la misma es utilizada como un medio para comprar otros bienes, lo que escasea es la producción de los otros bienes que se desean adquirir.

    1. Ya que el autor no concibe la idea de que el dinero se guarde como ahorro, sin finalidad inmediata de consumo, para aquellas personas que deciden guardar o “enterrarlo” el dinero es un bien?
    2. Considera estos limitantes en la producción de bienes, las bases para implementar la división del trabajo?
    3. La demanda de bienes cuando no se encuentra en su punto óptimo, se debe a que no es “libre”?

Responder a Juan Ignacio Murúa Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *