¿Sirve la competencia electoral para disciplinar a los políticos y de esa forma controlar, o reducir, la corrupción?

Interesante paper de Afridi, Farzana (Economics and Planning Unit, Indian Statistical Institute, Delhi and IZA, Bonn) ; Dhillon, Amrita (Department of Political Economy, Kings College, London, and CAGE, University of Warwick.) ; Solan, Eilon (School of Mathematical Sciences, Tel Aviv University), titulado “Exposing corruption: Can electoral competition discipline politicians?”: http://d.repec.org/n?u=RePEc:cge:wacage:311&r=cdm

Resumen:

En los países en desarrollo con instituciones débiles, hay implícitamente una gran dependencia de las elecciones para instaurar normas de rendición de cuentas y reducir la corrupción. En este artículo mostramos que la disciplina electoral puede ser ineficaz para reducir la corrupción cuando la competencia política es demasiado alta o demasiado baja. Primero construimos un modelo teórico de juego simple para captar el efecto de la competencia electoral sobre la corrupción. Mostramos que en equilibrio, la corrupción tiene una relación en forma de “U” con la competencia electoral. Si la elección es segura para el titular (baja competencia) o si es extremadamente frágil (alta competencia) entonces la corrupción es más alta, y para niveles intermedios de competencia, la corrupción es menor. También predicen que cuando hay diferentes tipos de corrupción, entonces los titulares aumentan la corrupción en los componentes que los votantes se preocupan menos independientemente de la competencia. Probamos las predicciones del modelo usando los datos recopilados sobre los hallazgos de la auditoría de las fugas de un programa público grande en aldeas indias que pertenecen al estado de Andhra Pradesh durante 2006-10 y en las elecciones a la cabeza del consejo de pueblo en 2006. Nuestros resultados confirman los resultados teóricos Que la competencia tiene un efecto no lineal sobre la corrupción y que el impacto de la competencia electoral varía en función de si el robo proviene del componente público o privado de la prestación del servicio. En general, nuestros resultados sugieren que la excesiva confianza en las elecciones para disciplinar a los políticos está fuera de lugar.